Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

¿Será que el Pueblo Mapuche vive o queda la sombra de lo que fue?

Resumen: En lo relativo a los ejes sobre los cuales se estructuró el texto “Culturas de Mercado Rutinas de Vida” resulta de mucho interés la forma en la cual se sistematizaron las experiencias de cada uno de los actores que protagonizaron esta historia, ya que el relato y la información en sí esta organizada de tal forma que la compresión del texto es factible para todo lector, no importando su etnia, raza, ni estrato social.
1,923 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Brenda Reyes Baeza

En lo relativo a los ejes sobre los cuales se estructuró el texto “Culturas de Mercado Rutinas de Vida” resulta de mucho interés la forma en la cual se sistematizaron las experiencias de cada uno de los actores que protagonizaron esta historia, ya que el relato y la información en sí esta organizada de tal forma que la compresión del texto es factible para todo lector, no importando su etnia, raza, ni estrato social.

El pueblo Mapuche se reconoce como el conjunto de personas ubicadas entre los Ríos Itata y Toltén, fueron y siguen siendo más llamadas araucanos, por la tendencia a asociarlos a esa región de nuestro país, no obstante hay que tener en cuenta que las fronteras geográficas no mantienen ninguna relación con las fronteras manejadas por la etnia como tal. La construcción de la identidad Mapuche fue resultado de un profundo proceso de etnogénesis y etnificación, ya que aproximadamente en la época colonial, los mapuches se hacían llamar Reches (gente auténtica), no obstante y teniendo en cuenta la adopción de muchos elementos exógenos a su cultura durante el periodo Republicano, se comenzó a utilizar el concepto Mapuche (gente de la tierra).

Alrededor del siglo XV, el Mapuche gozaba de la hegemonía de sus tierras, territorio que defendieron con fuerza y ahínco de todos los invasores que osaron a desafiar a este estoico pueblo. Primero fueron los Incas, fracasaron, luego vinieron los conquistadores españoles, personajes como Pedro de Valdivia, Oñez de Loyola entre muchos que perecieron por causa de estos “aguerridos indios” como despectivamente se les denominaba, la mal llamada guerra de los 100 años entre ambos, culminó metafóricamente con el parlamento de Quillín (1641) pero lo anterior solo significaba el fin de una ardua batalla de miles. Luego vinieron nuevos tratados, pero esta vez incluían a un nuevo personaje los Chilenos, más que nada estos documentos tenían por objeto unificar el territorio nacional. Se fundaron aldeas que luego se transformaron en grandes ciudades como Angol y Temuco. Se dio paso a la modernidad, evento en el cual el Mapuche solo participó como un observador pasivo, poco a poco son víctimas de un proceso de aculturación, concepto que contempla la noción de alteridad, es decir “el ser otro” y “la construcción del otro”

La fundación de la ciudad de Temuco, en el año 1881, corresponde territorialmente al corazón de la cultura Mapuche de antaño. Con la llegada del ferrocarril este núcleo poblacional fue creciendo raudamente, acompañado de un profundo proceso de hibridación entre el pueblo Mapuche y el naciente pueblo chileno. Esta relación interétnica no fue lo suficientemente imparcial, el Mapuche prácticamente sin darse cuenta se vio invadido por los visitantes y poco a poco fue desplazado de las tierras que por milenios le pertenecieron, fue contagiado con vicios y enfermedades, a grandes rasgos el pueblo Mapuche había sido civilizado.

La lectura e interpretación de la historia de este aguerrido pueblo fue trastocada desde el principio, me refiero específicamente a lo ocurrido con Don Alonso de Ercilla y Zúñiga, autor del famoso poema épico la Araucana (1569) , ya que la mayoría de los textos relativos a esta temáticas que surgieron posteriormente se basaron en este autor sin siquiera saber que Ercilla apenas conoció la que hoy se conoce erradamente como Araucanía. Él solo estuvo internado unos pocos días en la patria Mapuche, nunca hizo un trabajo de campo con este pueblo, no conocía su idioma y en esa época los Mapuches no manejaban el Castellano, por lo cual todo lo que el describe fue visto desde una distancia prudente o bien solo son alegorías que se distancian enormemente de la realidad. Una prueba concisa de lo anterior es lo que ocurre si examinamos los nombres de los personajes del Pueblo Mapuche, es decir:

“Personajes nativos como Lautaro, Fresia, Caupolicán y Galvarino nada tienen que ver con la fonética del Mapudungun…si bien es cierto que el Mapuche da nombres ridículos o cómicos a sus mujeres, no es menos verdadero que ningún hombre iba a aceptar llamarse traro-pelado que corresponde al significado de Lautaro..”(Mora:1987: 30-31)

El resto de la información que se maneja proviene de foráneos que obligada o voluntariamente tuvieron que convivir con los Mapuche, por ejemplo el conocido texto denominado “El cautiverio Feliz”, de Francisco de Pineda y Bascuñan, escrito durante su cautiverio en manos de los guerreros mapuche en el siglo XVII. Lo cual ciertamente corresponde a un material irremplazable en calidad, pero no es autóctono del pueblo Mapuche. Este grupo se caracterizaba por la transmisión oral de la tradición cultural, a través de los ancianos en el fogón familiar, información que solo comenzaron a escribir en la época actual. 

En conclusión paradójicamente la información que se maneja sobre el pueblo Mapuche mayoritariamente proviene del Huinca quien evidentemente no supe objetivar, ni transcribir adecuadamente la realidad, durante años al Mapuche se le tildó como culpable de la pérdida cultural que hoy enfrenta, y no es solo la cultura lo que ha perdido, sino también su dignidad. Se les acusa de borrachos y flojos después de haber sido sujetos a intrigas y engaños con tal de obtener su preciado territorio, pero el Mapuche ha soportado, conforma una de los pocas etnias que existió en nuestro país que aun sobrevive y digo sobrevive no solo bajo el concepto de estar vivo, si no también en lo que respecta al ámbito cultural y a todo lo que este término implica.

Lo que mencionaba en párrafos anteriores, con la llegada de la tan buscada civilización cambió completamente el sistema de producción familiar. En vista de su condición actual, de la escasa tierra con la que cuentan y con la misión de sobrevivir la mujer Mapuche, sale de su casa para mantener a su familia, armada de todo el bagaje cultural que le fue traspasado generacionalmente. Conoce de las plantas medicinales, sabe cultivar hortalizas y preparar los productos típicos de su pueblo. Armas suficientes para introducirse en el frío mundo del capitalismo, no obstante el devenir no es tan alentador.

“las repercusiones del capitalismo en la vida de la mujer son irregulares y contradictorias; una estrategia de supervivencia se tambalea (la agricultura), pero otra surge en su lugar (el mercado). Globalmente, sin embargo las mujeres salen perdiendo” (Moore,1996:115).

El que el género femenino se vea dañado por este tipo de factores externos, tiene directa relación con el hecho de que, en vista y presencia de la situación actual a la cual se enfrenta la mujer, la posibilidad de reproducir el patrón de pobreza es sumamente alta, los datos empíricos recavados en el texto “culturas de Mercado Rutinas de Vida” indican que la situación laboral, específicamente en la Feria Pinto, se torna cada vez más compleja, la intromisión reciente de gente con valores corrompidos y de malas intenciones sólo contribuye a incrementar la difícil situación de una mujer sola y alejada de su tierra. Este último tiene directa relación con las características naturales del género, dado que una mujer cuando sale de su hogar en busca de mejores oportunidades, no solo lo hace para conseguir dinero, sino también porque ellas tienen mucho que entregar, las relaciones sociales, que se han establecido en un marco de reciprocidad y el concepto de sororidad . Se habla en parte, del retorno de la sociedad matriarcal, pero con una orientación matrística, lo cual nos remonte a las antiguas sociedades cooperadoras, solidarias y proactivas de la vida.

Aun se mantienen antiguas técnicas comerciales, como el trueque y la recolección, pero también han sabido introducirse a los nuevos requerimientos del mercado, procesando la materia prima, mejorando la calidad de sus productos. No obstante se han visto obstaculizados por un sinnúmero de trabas en lo que respecta al aspecto legal.

“A enero de 2006 funcionaban alrededor de 650 puestos con patente, 300 a su vez funcionaban sin patente”. 

Ciertamente, la ilegalidad es común denominador en el mundo del feriante, no obstante, pese a la cantidad, esta desprotección solo contribuye a incrementar la vulnerabilidad de la mujer Mapuche, ya que se encuentra completamente ajena a la legislación laboral, la mayoría no posee siquiera previsión y se encuentran susceptibles a perder su mercadería en cualquier momento. La razón por la cual, no han ingresado al sistema es el alto valor de las patentes, las cuales considerando el ingreso mensual que les brinda su trabajo, simplemente no pueden ser canceladas, puesto que no les alcanzaría para vivir.

Otro factor trascendental en al vida de la mujer Mapuche, tiene relación con la educación, dado que existe una alta diferencia entre la educación rural que gozan sus familias en el campo, en relación con las ventajas educacionales que brinda la educación urbana para sus citadinos, ventaja a la cual un alumno de campo no puede acceder, dado que la economía familiar prácticamente es de subsistencia y son pocos aquellos que pueden acceder a estos beneficios considerando su situación.

La importancia otorgada a la educación es debida a que constituye un elemento apriorístico y esencial para el logro de la movilidad social, lo cual sería la única forma de nivelar o equiparar al pueblo Mapuche con los Chilenos y no solo en el aspecto económico, sino también en el ámbito social, en lo que respecta a la aceptación del otro como un igual, pero tomando en cuenta el acervo de conocimiento ancestral del cual dispone, información que debería ser vanagloriada con orgullo frente al resto y no sepultada con el fin de lograr ser un ciudadano común.

Los procesos de mestizaje y asimilación cultural son un hecho, han sido reconocidos por los mismos actores. La adopción de nuevas costumbres ha sido abundante, el ejemplo más característico se relaciona con la Fe, hoy por hoy es posible encontrar Mapuches creyentes en la religión Católica y en la religión evangélica que aun mantienen sus costumbres religiosas ancestrales, han sabido fusionar todos los aspectos entregados en pro de su sobrevivencia.


FUENTES CONSULTADAS

FUENTES BIBLIOGRÁFICAS
Davinson, Guillermo y Lucy Ketterer
(2006) Culturas de Mercado, rutinas de vida. Temuco: Ediciones 
Universidad de La Frontera.

Mora, Tulio
(1987) El libro de Paloma. Ensayos mapuches. Chile: Editorial la Noria

FUENTES ELECTRÓNICAS
www.unhchr.ch/indigenous/ibarra-BP13.doc
http://es.wikisource.org/wiki/La_Araucana

AUTORA
ORELLANA, Ana.

[1] “Este ensayo fue desarrollado en el marco de la asignatura de Políticas Sociales de la Carrera de Servicio Social de la Universidad de La Frontera,  y los insumos son parte del análisis del libro, Culturas de Mercado, rutinas de vida de Guillermo Davinson y Lucy Ketterer, (2006) Temuco: Ediciones Universidad de La Frontera”

 [2] Conocido también como “las paces de Quillén”, fue firmado entre Francisco López de Zúñiga, Marqués de Baides, en tanto Gobernador de Chile y los caciques mapuches  “….se dio término a la guerra, pero conservando los indios su independencia y el derecho de no ser esclavos. Los españoles se comprometían a despoblar las villas y ciudades españolas al sur del río Bío-bío  Por su parte, los mapuches se comprometían a devolver los cautivos, dejar predicar a los misioneros y aliarse con los españoles frente a un enemigo común 

www.unhchr.ch/indigenous/ibarra-BP13.doc

[3] El alcoholismo se había asentado en el pueblo durante los tiempos de la colonia, antiguamente el Mapuche no se vinculaba a estos vicios, con la llegada de la civilización se facilitó el acceso a este licor con lo cual evidentemente se incrementaron los niveles de consumo.

[4] El cual declara el asiento y descripción de la Provincia de Chile y Estado de Arauco, con las costumbres y modos de guerra que los naturales tienen; y asimismo trata en suma la entrada y conquista que los españoles hicieron hasta que Arauco se comenzó a rebelar.

http://es.wikisource.org/wiki/La_Araucana

[5] “La sororidad comprende una amistad entre mujeres diferentes y pares, cómplices que se proponen trabajar, crear y convencer, que se encuentran y reconocen en el feminismo, para vivir la vida con un sentido profundamente libertario” (Pérez, 2003) 

[6] Culturas de Mercado, rutinas de vida de Guillermo Davinson y Lucy Ketterer, (2006) Temuco: Ediciones Universidad de La Frontera”

Articulos relacionados:
Siglo XXI: reinventar la liberación
Resumen:
La Biblia, en la sabiduría del libro del Eclesiastés, dice que "debajo del cielo hay tiempo para todo, y tiempo para cada cosa. Tiempo para nacer y tiempo para morir. Tie...
¿ Hasta dónde resistir ?
Resumen:
Estamos terminando abril del 2004 y Perú se encuentra convulsionado por las numerosas protestas en todo el ámbito nacional: maestros, médicos, cafetaleros, cocaleros, tra...
Estudio de algunas características sociales de los estudiantes de 5to. año del Curso Regular Atleta de Ciudad Habana (CRA-CH) del ISCF Manuel Fajardo
Resumen:
La investigación realizada tuvo por escenario a un grupo de estudiantes de 5to año del curso regular atleta, que cursan estudios en el Instituto Superior de Cultura Físi...
Discapacitados : Presente y Futuro
Resumen:
Uno de los motivos fundamentales por los que nos hemos decidido a tratar este tema ha sido porque consideramos que se le viene dando escasa importancia en la actualidad, ...
Probables Efectos Psicológicos en El Salvador del Tratado de Libre Comercio (TLC) con los Estados Unidos
Resumen:
Este trabajo académico se denomina “ Probables Efectos Psicológicos en El Salvador del Tratado de Libre Comercio (TLC) con los Estados Unidos ”. Tema de actualidad en el ...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©