Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

La religión y creencias de las civilizaciones neolíticas I

Resumen: Escrito en el que resumo las principales civilizaciones neolíticas, que en el escrito siguiente veremos son las inventoras de la religión, por confundir los ríos con dioses, o las estrellas con diosas, así como rendir culto a las fuerzas de la naturaleza: los vientos, el trueno, el rayo, etc.
3,129 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Rafael Gonzalo Jiménez
Escrito en el que resumo las principales civilizaciones neolíticas, que en el escrito siguiente veremos son las inventoras de la religión, por confundir los ríos con dioses, o las estrellas con diosas, así como rendir culto a las fuerzas de la naturaleza: los vientos, el trueno, el rayo, etc. Un poco más tarde, como también veremos, se rinde ya culto a la fertilidad, encarnada en la mujer como madre. La religión, invento neolítico I.- Civilizaciones del Antiguo Oriente Próximo La religión es invento de lo que llamamos Creciente Fértil, desde la India a Egipto, pero no en su totalidad, como es lógico, sino primero en poblados aislados, que habitaban los oasis fértiles, y después producto de los habitantes de los valles regados por ríos, siendo las principales civilizaciones las que se originaron a las orillas del Nilo, Tigris, Eufrates, Indo y Hoang Ho. Estos valles solían estar amenazados por inundaciones más o menos periódicas y grandes, por lo que tanto las civilizaciones primitivas de los oasis, como las más perfeccionadas de los valles, terminaron por rendir cierto culto al agua, considerada siempre como bien (oasis y valles no inundados), o mal (valles en tiempos de inundaciones).Por lo que terminaron por considerar al agua lo que nosotros llamamos dios, que protegía o castigaba. Desde luego, estas civilizaciones se fueron poco a poco extendiendo por todo el planeta, y todo poblado neolítico terminó siendo poblados agrícolas, con arquitectura más o menos desarrollada, y con cerámica como utensilio. No quiero detenerme en la exposición de algunas de estas civilizaciones neolíticas, pero sí adelantar que una de ellas fue la de Jericó, por ser citada en la Biblia. Estas civilizaciones son ya más importantes cuando son sedentarias, a partir del 3.800 a.C. En cuyo momento histórico cuentan ya con religión, pues complementaban la agricultura, caza y pesca con la cría de ganado, coincidiendo todas en el culto a la Diosa Madre, culto que debió iniciarse en Mosul o Khabur, extendiéndose después por todas estas civilizaciones, a pesar de que estaban aisladas, e incluso muchas de ellas defendidas ya con murallas. El templo surgió, por lo que respecta a Occidente, en Mesopotamia: en forma de un patio central grande, rodeado de habitaciones pequeñas, al que se entraba por un pórtico. En el interior del santuario, que era de forma oblonga, existía un altar y una mesa para las ofrendas. El judaísmo procede de Ur, en Caldea, y el valle del Tigris sufrió un gran diluvio, que sumergió varias ciudades sumerias, y fue relatado como universal en la Biblia. Desde el punto de vista histórico este diluvio tuvo la importancia de que decreciera la creencia en la monarquía como institución divina. Las emigraciones que provocó este diluvio favorecieron las civilizaciones urbanas, con técnicas nuevas, arquitectura monumental en templos y algunos edificios, y sobre todo con la invención de la escritura. Que en Babilonia fue cuneiforme, inscrita en tablillas de barro, y que fue aceptada poco a poco por todo el occidente asiático para conservar documentos, redactar textos religiosos y para los fines prácticos del comercio y la administración. La religión en realidad fue invento de poetas, por lo que debió surgir primero en la India (Vedas), después en Sumeria (Gilgamesh), y cada ciudad terminó bajo la protección de alguna divinidad, con el templo como centro administrativo, aunque Egipto,y después Palestina, terminaron como teocracias, con un solo dios como cabeza del Estado. El cobre primero, y el hierro después, perfeccionó a todas estas civilizaciones, y fomentó guerras de conquista. Magia y religión ya se alternaban en estos tiempos, surgiendo el culto funerario, y la ya muy anterior creencia en la realeza divina, que me adelanto a decir que ha sido también creencia cristiana hasta la Revolución Francesa. En la India también hubo poblados neolíticos, especialmente a las orillas del Indo, con contactos con poblados iránicos, que suponemos anteriores; y también civilizaciones urbanas, como la de Mohenyo-daro y Chanchu-daro, en el valle del Indo, y sobre todo la de Harappa, en el valle del Ravi. Civilizaciones que, como la egipcia, dependían de las inundaciones para el riego, inundaciones que eran grandes y graves cuando la nieve se derretía rápidamente en verano, o cuando las lluvias invernales eran demasiado fuertes y persistentes. La prosperidad material de todas estas civilizaciones se basaba en la agricultura, la industria y el comercio, con intercambio de productos a lo largo de todo el Antiguo Oriente Próximo. Pero no entro a describir la organización y arquitectura de estas ciudades, porque me llevaría mucho espacio. Pero las principales vías urbanas tenían más de 30 pies de ancho, con tiendas y tabernas a lo largo de la calle mayor, y edificios públicos en las principales encrucijadas. Algunas casas eran tienda y domicilio. Y aunque la mayoría de las casas particulares eran pequeñas, había residencias más amplias, con patio central, escaleras, cuartos de baño, vertederos, desagües, y algunas con cocina y lavabos. Con baños situados cerca de la calle, para facilitar la salida y entrada del agua. Por supuesto, existían baños colectivos, con letrinas. En Egipto las altas riberas fértiles del Nilo atrajeron pobladores ya el 5000 a.C., y aunque algunas poblaciones eran seminómadas, las comunidades sedentarias fueron tan prósperas, o más, que las de Mesopotamia. Los pobladores de Badari construyeron hasta silos de adobe para almacenar cereales, y la cultura amratiense demuestra que todas estas civilizaciones eran totémicas, estando Egipto dividido en nomos o distritos, cada uno con un animal sagrado como protector. Con los juncos y cañas que crecían en los pantanos tejían cestos, esteras y calzados; y con el barro del Nilo hacían toda clase de vasijas, usando todas estas civilizaciones la malaquita para pintarse los ojos; tatuándose el cuerpo, y adornando a los muertos con collares similares a los amuletos que usaban los vivos. En el milenio cuarto está atestiguada la influencia asiática, dando origen a nuevos tipos de vasijas, armas, adornos y cerámica pintada. Con cambios también en vestidos y ajuares funerarios. Canales de riego, etc. A finales del cuarto milenio se unificó Egipto por obra de Menes, fundador de la I Dinastía, e identificado con Horus, así como la unificación de Egipto se representaba mediante dos cabezas de Hathor, diosa en forma de vaca. A partir de la quinta dinastía, hacia el 2500 a.C.,el faraón fue considerado hijo de Re, dios solar. Las civilizaciones orientales convergieron, en el Mediterráneo Oriental, en las islas del Egeo y la península de Asia Menor. En Hatti, en el nordeste de Anatolia, floreció el imperio hitita, en el segundo milenio a.C. Con residencia regia en Kussara, y Labarnas como primer rey. En la segunda mitad del tercer milenio los hurritas (horitas en la Biblia) dominaron en el norte de Mesopotamia, adoptando los principales dioses y mitos sumero-acadios, y redactando miles de tabletas en lengua babilónica, con muchas palabras hurritas, y Mittani como una de sus ciudades más prósperas. Bajo Mursil I los hurritas se extendieron hasta el norte de Siria y Babilonia, y hacia el 1600 a.C conquistaron Alepo y sometieron al reino amorita. En el valle del Jordán, y en Transjordania, por influencia amorita,florecieron también civilizaciones urbanas, de las que las principales fueron las de Jericó, Biblos y Megiddo. Su escritura era también cuneiforme, y sus principales dialectos el cananeo y el hurrita. Siendo famosas las tabletas de Ugarit, y sus templos mayores los de Baal y Dagon. Los hebreos llegaron a Palestina entre el 1200 y 900 a.C., aunque no está atestiguada la emigración de Abraham desde Ur a Harran. Pero en el 1950 a.C. Ur fue destruida por los elamitas, con lo que sus ciudadanos pudieron emigrar a Harrán. Nahor, la ciudad de Rebeca, es citada en los documentos de Mari como Nakhur, y sus príncipes eran también amoritas. Fonéticamente los hebreos pudieron estar emparentados con los habiru, pueblo muy disperso por Mesopotamia. Pero más bien creo que hebreo significaba los llegados desde más allá del Eufrates. Los relatos de la Biblia son muy míticos, y debieron emigrar a Egipto por presión de los hicsos, hacia el 1720 a.C. Permaneciendo en Egipto hasta el reinado de Enerftah (1232-1221 a.C.). Serían sometidos a servidumbre durante las grandes construcciones en el delta del Nilo, en la segunda mitad del s. XIII a.C.,pero no hay fecha exacta confirmada del éxodo, ni sobre las tribus hebreas que conquistaron después Palestina. El propio libro de Josué (Biblia) documenta que la conquista de Canaán supuso destrucción y esclavitud de los indígenas cananeos, influidos por la idea deuteronónica del dominio absoluto del pueblo elegido, por decreto divino. Pero tras Josué el dominio fue ya más pacífico, y desde luego Jericó no fue destruida al son de trompetas, por influencia divina. Entre el 1200 y el 900 a.C. los israelitas se establecieron en los principales oasis fértiles del Jordán, y los filisteos debieron ser de origen cretense. Los relatos bíblicos reflejan, más o menos, las vicisitudes históricas del Próximo Oriente, en cuanto a disputas históricas entre Mesopotamia y Egipto, y fueron los persas, con Ciro, los que devolvieron al pueblo de Israel a Palestina. Hebreos y persas fueron descendientes de pastores nómadas, y de nómadas descendieron también los indoeuropeos, que hablaron el mismo idioma ario del que descienden el latín, sánscrito, celta y lenguas germánicas. Su origen debió estar en las estepas al este y nordeste del mar Caspio, desde el que la fracción occidental se dispersó por el sur de Rusia a lo largo del Danubio, y las tribus orientales presionaron sobre Mesopotamia y toda la franja norte del Creciente Fértil, ya a principios del segundo milenio. Los citados hititas muestran influencias indoeuropeas, que se extendieron también hacia el Mediterráneo, hasta Grecia e Italia. Grecia fue, pues, la que importó civilización y religión desde Egipto y Asia occidental, especialmente en el Egeo y sur de Italia, Malta y la península ibérica. Sobresaliendo la isla de Creta, en la que floreció la cultura minoica, con sus palacios de Minos y Festos, en los que han aparecido todos los vestigios propios de cualquier monarquía divina. Hubo comercio normal entre Creta y Egipto, Asia Menor, resto del Mediterráneo y África del norte. Y en el Peloponeso florecieron las culturas de Micenas y Tirinto, muy relacionadas también con Creta, aunque los micénicos fueron más guerreros, y fortificaron sus ciudades. La civilización minoica fue arrasada por un desastre en la segunda mitad del segundo milenio, probablemente por un terremoto. Mientras los micénicos dominaron el Peloponeso durante unos 200 años, con relaciones comerciales y culturales con Egipto, islas del Egeo, Chipre, costas de Palestina y Siria; también con Sicilia y el sur de Italia. Lo indoeuropeo es lo que terminó por unificar a Grecia, aunque como unión tardía de ciudades-Estados. Sintiéndose helenos por descender de Helen, hijo de Deucalión. Siendo los no helenizados bárbaros, o pelasgos. Los aqueos habitaron también el Peloponeso hacia el 1100 a.C., y en Macedonia se desarrolló una civilización neolítica, en la que inmigraron gentes de Asia Menor, con la segunda ciudad de Troya como centro comercial. Los mininos fueron indoeuropeos procedentes del norte de Irán, y los dorios invadieron la totalidad de la península, antes del 1100 a.C.,excepto el Atica y la Arcadia. En el 900 a.C. Grecia estaba dividida entre los eolios al norte, los jonios en el centro, y los dorios al sur. La influencia helénica se extendió, pues, en estos años por Asia Menor, Siria, Cilicia y Panfilia, llegando hasta el delta del Nilo, donde fundaron Cirene.

Articulos relacionados:
Magia y Religión: Regicidio, infanticidio y animismo
Resumen:
Escrito que resume la escasa importancia que conceden estos pueblos primitivos a las vidas de sus propios hijos, y que es lo que explica que concedieran aún menos importa...
Discusión sobre el Canon de la religión a la literatura
Resumen:
Esta discusión sobre el canon literario parte de las acepciones utilizadas por la Iglesia Católica. Estas definiciones se organizaron en tres niveles: Canon como catálogo...
La esperanza bíblica
Resumen:
Inspiración Bíblica. El Antiguo Testamento. La Evolución del Antiguo Testamento. Los Libros Proféticos. El Antiguo Testamento y la Historia. Temas doctrinales del Antiguo...
Magia y Religión: Reyes magos
Resumen:
En este escrito intento resumir el origen mágico de los reyes, por lo que se les identifica con la abundancia de las cosechas y la fertilidad de las tierras. No estamos y...
Magia y Religión: Festivales ígnicos en Europa
Resumen:
Escrito en el que resumo los siete principales festivales con fuego que han sido tradicionales en toda Europa, aunque en cada nación haya sido más tradicional alguno de e...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©