Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

El cónyuge como sujeto del negocio jurídico de donación

Resumen: La donación como negocio jurídico ofrece la posibilidad de trasmitir gratuitamente bienes del patrimonio propio en concepto de propiedad a favor de otra persona exigiendo para su perfección que este último acepte el acto de liberalidad.
3,400 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Lic.Yuneidy Denis Lorenzo y Lic. Mayren Pérez Bonachea

Generalidades sobre el tema:
El término "Donar" significa regalar y como solución jurídica que fundamenta el principio de autonomía de la voluntad que defiende nuestro Ordenamiento Jurídico en materia contractual, muestra características como:
· Es principal porque sus efectos no se vinculan a un acto precedente.
· Es traslativo de la propiedad. (Artículo 371 Código Civil Cubano, CCC)
· Irrevocabilidad: Una vez perfeccionado el acto jurídico se transfiere la propiedad a quien acepta el beneficio sin que posterior a ello se puedan alegar causales de revocabilidad que determinen el cese de sus efectos jurídicos.
· Al ser un acto bilateral para que se perfeccione ha de ser aceptado por el donatario. (Artículo 371 CCC).
· Se han de respetar las exigencias formales que la ley determina para los bienes inmuebles. (Artículo 374 CCC).
· No puede sujetarse a condición el acto de liberalidad. (Artículo 376 CCC).
· Es un acto intervino, o sea, los efectos de la institución no pueden ser para después de la muerte del causante.
· Es un negocio jurídico gratuito, el acto de liberalidad no se graba con prestación alguna.

En el estudio realizado se muestran las particularidades de la institución con su proyección en el marco del régimen económico del matrimonio porque tanto el supuesto de hecho que contiene las donaciones otorgadas por ambos cónyuges, como las consecuencias jurídicas que dispone incidir sobre el activo privado de uno de ellos, puede hacer valer sus efectos sobre lo que conjuntamente se posee o dispone por ambos cónyuges y que responsabiliza de modo efectivo las relaciones internas al patrimonio común. 

Desarrollo:
La donación como negocio jurídico ofrece la posibilidad de trasmitir gratuitamente bienes del patrimonio propio en concepto de propiedad a favor de otra persona exigiendo para su perfección que este último acepte el acto de liberalidad. El sentido de la institución no varía por ostentar los sujetos involucrados una condición de relevancia jurídica como es precisamente el estado conyugal, sin embargo, los matices que proyecta este acto jurídico en el ámbito matrimonial o derivado de ello unido en ocasiones al carácter especial del objeto del mismo o a las consecuencias que se producen al acrecentar el activo patrimonial que previo a ello se ha comprometido en virtud del régimen económico que determina el vínculo personal precedente puede ofrecer consideraciones de interés en las que no siempre el respaldo normativo ofrece la mejor cobertura a las situaciones de hecho que se suscitan.

Por tanto, reafirmamos que en nuestro Ordenamiento Jurídico las donaciones entre cónyuges o a uno de ellos por cualquier sujeto legitimado que ostente la capacidad jurídico-civil necesaria se ha de corresponder con la normativa del CCC o en su caso lo que determine la legislación especial para aquellos bienes como por ejemplo la vivienda. No hay particular que la diferencie por tratarse de estos sujetos como si ocurre en la legislación española que incluso varía el sentido ordinario de la institución cuando el acto se efectúa previo al matrimonio pero condicionado a este. 

De manera general, la capacidad civil necesaria para los sujetos , la legitimación para el acto , los requisitos formales , y las limitaciones o exigencias complementarias son las que admite la legislación para cualquier acto de esta naturaleza.

¿Cuáles pueden ser los supuestos en que el negocio jurídico de donación tiene incidencia en la comunidad matrimonial de bienes?, en respuesta a ello consideramos pertinente comentar las situaciones siguientes:
1. Donación dirigida a beneficiar a ambos cónyuges.
2. Donación efectuada a un cónyuge por persona diferente del otro cónyuge.
3. Donación que se verifica para un cónyuge con menos de 18 años.
4. Donación que realiza un cónyuge en beneficio del otro y luego se extingue el matrimonio.
5. Donación cuyo objeto es un bien integrante de la comunidad matrimonial de bienes.

Donación dirigida a beneficiar ambos cónyuges: En este caso el bien o bienes que sean objetos del acto de liberalidad se integran a la comunidad matrimonial de bienes si ambos cónyuges aceptaran efectivamente el beneficio, o puede hacerlo uno en representación de la comunidad. Al tratarse de un bien que responde al régimen de copropiedad en común donde no existen cuotas de participación sino que los cónyuges son dueños de toda la masa indivisa patrimonial el uso, disfrute y administración puede ejercitarse por uno o ambos, cualquier acción que implique disposición exige para su estricta validez la voluntad manifiesta y coincidente de los involucrados, no obstante, en este caso puede ser posible porque el cónyuge que acepta hace coincidir el interés manifiesto de ambos y los perjuicios redundarían en menosprecio de sus intereses también si actuara de mala fe.

Si ante la intención del donante solo mostrara su voluntad de aceptar uno de los cónyuges el acto se perfeccionará únicamente con respecto a este no formando parte entonces del caudal común sino del patrimonio propio, en este caso es sugerente, aún cuando la ley no muestra una estricta formalidad con carácter de requisito esencial para todos los bienes, asumir la forma escrita, incluso en su mejor opción en lo que a seguridad jurídica se refiere por medio del documento público notarial; esta reflexión se fundamenta en las presunciones de que todos los bienes que existen durante el matrimonio en poder de los cónyuges se presume que integran la comunidad de bienes, además se supone que quien posee un bien mueble (si se tratare de este tipo de bienes el objeto de la donación) es su titular, asumiendo esta consideración evitaríamos ante un proceso posterior de liquidación tener que destruir la presunción de comunidad que sustenta el régimen económico del matrimonio que puede resultar difícil de probar y dilataría el proceso de liquidación. 

Ya al momento de la individualización de los bienes, derechos y obligaciones como consecuencia de la extinción del matrimonio, el caudal pro-indiviso ordinario, incluido el bien donado en su momento corresponde a ambos a partes iguales, salvo que alguno de los titulares ceda su participación en beneficio del otro o se lo quede dándole al otro la titularidad exclusiva de un bien o bienes también comunes en compensación a su derecho sobre este o la simple equivalencia económica atendiendo al valor monetario.

Donación efectuada a un cónyuge por persona diferente del otro cónyuge: Habrá de hacerse corresponder en este caso la consideración que al respecto establece el Código de Familia (CF) al enumerar los bienes propios en su Artículo 32 apartado segundo. En este caso el acto de liberalidad se verifica para un solo cónyuge y es de relevancia prestar atención al comentario realizado en el caso anterior para la aceptación que confirma solo un cónyuge. Lo interesante en este caso sería si el bien objeto del negocio jurídico efectuado está sujeto a pago, tengamos por ejemplo la donación de una vivienda u otro bien con respecto al cual hay adeudos pendientes con el BPA que al ser una deuda contraída en vigencia del matrimonio es carga efectiva, así reconoce el Artículo 33 apartado segundo de nuestro CF; sin embargo, como el beneficio de titularidad es exclusivo para uno de los cónyuges es de interés que el otro cónyuge consciente la obligación de pago pues podría ocurrir que el donatario no tuviera capacidad de pago por no tener ingresos fijos y entonces, aún cuando los salarios, pensiones, jubilaciones o cualquier otro ingreso de uno de los cónyuges se tenga por bien común a la luz del apartado uno del Artículo 30 del CF la deuda la asume objetivamente el cónyuge con ingresos económicos efectivos.

Otro particular en este caso está dando en la necesidad de hacer reparaciones al bien de que se trate para evitar su deterioro y prolongar su vida útil, al respecto el Artículo 33 apartado cuarto del precitado cuerpo legal examina como carga de la comunidad matrimonial de bienes las reparaciones menores o de mera conservación, sin embargo puede someterse el bien a inversiones que impliquen reparaciones de mayor alcance las que no exige la norma que sean gravamen de la comunidad pero que al ser asumidas con el caudal de esta implica tenerse en cuenta al momento de la liquidación lo que puede suscitar dificultades; habría que peguntarse además qué se entiende por reparaciones menores, cuál es el límite del costo que determina el índice de menor o mayor atendiendo a que en un caso es una obligación de la comunidad y en el otro si se asume por un acto de mera voluntad puede determinar al momento de la liquidación derecho a reembolso, es algo difícil de dilucidar en la práctica, tengamos en la vivienda el mejor ejemplo pues aún cuando se dice que un arreglo que no implique cambios en la tipología constructiva es sustentable en una mera autorización de construcción para garantizar que la acción constructiva esté respaldada por la ley, me preguntaría ¿hacer una cisterna o mejorar las condiciones del servicio hidráulico-sanitario exige una inversión de poca significación?

Donación que se verifica para un cónyuge con menos de 18 años: Para analizar este supuesto habría que partir de las consideraciones que para contraer matrimonio establece la legislación especial y que atenúan para este tipo de actos la exigencia en cuanto a capacidad física que determina la aptitud legal, se hace referencia al segundo párrafo del Artículo 3 del CF el que determina el derecho para la hembra con 14 años cumplidos y el varón de 16 previa autorización de quienes se consignan en el propio precepto. En este caso el Artículo 29.1 inciso b del CCC determina que se tiene como plenamente capaz para ejercitar derechos y realizar actos jurídicos, sin embargo si posterior a que se contrae matrimonio este se extingue (Artículo 43 CF) o fuera declarado nulo por cualquiera de las causales que dispone expresamente la sección tercera del tercer capítulo del cuerpo legal en la materia el acto de liberalidad también se afecta porque la acción de nulidad revierte la situación anterior al acto, o sea, la donación efectuada adquiere igual condición: ineficacia contractual.

Donación que realiza un cónyuge en beneficio del otro y luego se extingue el matrimonio: En este supuesto habría que prestar particular atención a la causal que determina la extinción de la relación conyugal según fundamenta el Artículo 43 del CF modificado en el año 1994 por el Decreto-Ley 154. Respecto a ello serían tres las situaciones a comentar:
- El fallecimiento o declaración judicial de presunción del cónyuge que protagonizó en acto de liberalidad: Posterior a que ocurre el acontecimiento natural de la muerte o la declaración judicial de presunción de muerte se abre paso a la sucesión a fin de adjudicar entre los herederos testamentarios o abintestatos los bienes, derechos y obligaciones del causante. Primeramente se ha de liquidar la comunidad matrimonial de bienes correspondiéndole al viudo la mitad de los valores y el resto conjuntamente con los bienes propios del fallecido serán susceptibles del proceso hereditario, aquí es donde tendría relevancia el acto intervivo del cuius que otorgó la propiedad al cónyuge viudo, ahora heredero concurrente a la herencia. Estamos haciendo alusión en este caso a la colación que acoge el libro cuarto de nuestro CCC (Artículo 530)

- Nulidad del matrimonio que sostuvieron los cónyuges sujetos del negocio jurídico: La declaración de nulidad del matrimonio en cuya vigencia se efectuó el acto de liberalidad no determina consecuentemente igual declaración para este, no obstante, las causales pueden tener incidencia en la eficacia del negocio jurídico que nos ocupa con diversos matices. Por ejemplo, si se tratara de carencia de capacidad mental, la donación podría impugnarse por la normativa del Artículo 67 b del CCC para ese acto en concreto a instancia de parte interesada o del fiscal en cualquier momento, si el acto hubiere quedado perfeccionado en instrumento público la resolución judicial declarará la nulidad material del mismo; si el motivo es la existencia de un matrimonio anterior llegaría también a ser un acto nulo por el apartado ch del precepto anterior atendiendo a que podría tratarse de un bien común al otro patrimonio pro-indiviso, es más difícil que se concrete en el caso de bienes inmuebles atendiendo a la intervención de la administración y la perfección ante funcionario público facultado que comprueba el sentido de la titularidad por el documento acreditativo, pero si se tratare de bienes muebles el desinterés de la norma en cuanto a forma no permite resistir tal resultado indeseado; la unión de hembra y varón menores de 14 y 16 años respectivamente encuentra su fundamento en la explicación del primer apartado del Artículo 4 del CF realizada anteriormente ; ahora bien, si analizamos el apartado primero del Artículo 5 que refrenda las prohibiciones relativas encontramos que el motivo de nulidad matrimonial fortalece la confiabilidad del acto de donación, más aún en el caso de la vivienda cuya regulación especial flexibiliza las limitaciones cuando media vínculo de parentesco. 

Para el caso en que la filiación esté determinada por la adopción sería similar a lo referido anteriormente y si fuere tutela debió de tramitarse el correspondiente expediente de utilidad y necesidad teniendo que hacer intervenir al fiscal para representar al menor o incapaz en el acto con motivo de la necesidad de aceptación que requiere su perfección, de lo contrario, sería nulo de pleno derecho, este caso no ha de ser muy habitual pero podría suscitar conflictos de intereses y afectaciones patrimoniales. El segundo motivo de nulidad que cita el Artículo 45 del CF sería causal de anulabilidad como vicio del consentimiento si el error, la coacción intimidación o fraude influyeron decisivamente en el propio acto de donación independiente del matrimonio contraído incluso puede surgir el motivo en el acto de liberalidad y no afectar el matrimonio en sí. 

- Sentencia firme de divorcio o escritura de divorcio ante notario público que pone fin al matrimonio de los cónyuge que efectuaron la donación: La donación efectuada de un cónyuge a otro no incide en el acto de liquidación de la comunidad matrimonial de bienes que tendrá lugar a raíz del divorcio, pero si muestra interés para nuestro estudio la posibilidad que ofrece el matrimonio para obtener título domínico sobre una vivienda que se adquirió por un mero acto de compraventa y que al ser prohibida entre particulares no brinda cobertura de legalización por lo que se acude a otros actos permitidos como maniobra que admite el fin deseado burlando el sentido de la ley. 

Sería oportuno prestar atención a lo que establece el CCC en cuanto a límites para este acto de liberalidad (Artículo 378) pues el donante no puede dar en propiedad más de lo que puede darse o recibirse por testamento ni comprometer los medios de sustento o habitación que exijan sus necesidades para vivir en un estado adecuado. En complemento a ello, en el ámbito de la ineficacia de los actos jurídicos, se determina el efecto de la rescisión para aquellas donaciones inoficiosas realizadas por el causante (Artículo 78 d) del CCC) pero si hacemos corresponder el contenido de este Artículo con el supuesto de hecho antedicho encontramos que al momento de tramitar la herencia del fallecido aún cuando se lograra la rescisión del negocio jurídico no se ostentaría la condición de conviviente del inmueble, complemento que para la vivienda exige la ley por tratarse de un bien sujeto a regulación especial, entonces solo se reconoce a los herederos derecho a recibir el importe del precio legal en sus respectivas cuotas de participación al caudal hereditario.-

Una consideración importante que se ha de tener en cuenta el notario público al momento de autorizar instrumentos públicos constitutivos de título domínico por acto de donación sobre bienes inmuebles urbanos, es la advertencia legal que implica la posibilidad de impugnar el acto ante los tribunales si el donante abandonara el territorio nacional definitivamente en el período de cuatro años posteriores al otorgamiento de dicha escritura. Es un particular importante que puede incidir en el status posesorio del donatario porque cuando se asume para solapar la compraventa y tratarse de la vivienda que en virtud de su función social encuentra mecanismos administrativos de control puede la DMV hacer efectivo su derecho de reclamación ante los tribunales confiscando el inmueble y otorgándolo en arrendamiento permanente, reubicarlo u otra de las opciones que al respecto consigna la ley. 

Donación cuyo objeto es un bien integrante de la comunidad matrimonial de bienes: Si se pretende extraer del conjunto de bienes sometido al régimen económico del matrimonio alguno por cualquier acto traslativo del dominio, incluyamos el negocio jurídico de donación, es indispensable que en calidad de donante concurran ambos cónyuges, así lo reclama régimen económico de la copropiedad en común y asume la teoría del instrumento público en cuanto a formalidades si fuese este el documento que perfeccionara el acto , no obstante, cualquier forma que se asuma tiene que incluir la voluntad de ambos titulares so pena de encontrar después fundamento para la ineficacia del mismo.

Algunas consideraciones sobre la donación y la cesión de participación:
La cesión de participación muestra matices que pudieran en determinado momento hacerse corresponder con la naturaleza del negocio jurídico de donación, sin embargo, resulta importante delimitar ambas instituciones porque aspectos puntuales de cada una de ellas permite individualizarlas. Al respecto podemos decir:
· La donación implica siempre un acto de liberalidad que es propiedad exclusiva o copropiedad de quien ostenta la condición de donante, la cesión implica únicamente la porción de participación que le corresponde al otro cónyuge.
· El negocio jurídico tratado puede realizarse entre cualquier persona natural o jurídica que indistintamente pueden ostentar la condición de donante o donatario, la cesión de participación es exclusiva para los cónyuges.
· La donación es auténticamente gratuita la cesión puede o no serlo y con ello no se desvirtúa el carácter del traspaso de la participación.
· El acto de liberalidad que regula el Artículo 371 del CCC puede tener lugar en cualquier momento, o sea, sin que halla matrimonio previo, en vigencia de este o luego de extinguido. La cesión de participación es un a institución que aflora al extinguirse en vínculo matrimonial en el marco de la liquidación de la comunidad matrimonial de bienes como posibilidad ejercitable por cualquiera de los cónyuges.
· La donación no exige forma escrita cuando el elemento real del negocio jurídico es un bien mueble, la cesión por su parte, deberá constar siempre por escrito, así lo demanda el Artículo 38 tercer párrafo del CF.
· No existe prohibición expresa en la norma para desvirtuar la aplicación de elementos condicionales a la cesión de participación, si ocurre para la donación, así lo consigna el Artículo 377 del CCC.
· La donación exige expresamente un acto de voluntad tendiente a trasmitir la propiedad sobre un bien y su aceptación por parte del destinatario del beneficio, sin embargo, si no se liquida la comunidad matrimonial de bienes en el término de un año posterior al divorcio quedan do los bienes muebles bajo la titularidad domínica exclusiva de quien los posea, sería el mismo efecto que genera la cesión de participación a título gratuito.

A modo de conclusión: 
Teniendo en cuentas las particularidades del negocio jurídico de donación afiliado a su regulación en la legislación positiva pero adecuado al régimen económico que determina el vínculo personal del matrimonio: la copropiedad en común, hemos de señalar que aún cuando la condición de cónyuges que ostentan los sujetos, o uno de ellos al menos, no reclama una determinación propia para la institución como sí lo asumen otros ordenamientos jurídicos, debemos reconocer que atendiendo a las particularidades de este régimen en cuanto a mecanismos de uso, disfrute y disposición, unido en ocasiones a la naturaleza de los bienes objetos del acto podemos encontrarnos ante situaciones de hecho que provocan afectaciones económicas o conflictos de intereses y en algunos casos el sentido de la norma no ofrece un pleno respaldo jurídico. 

En correspondencia con este criterio general denotamos que:
· Al no exigirse para el caso de bienes muebles la forma escrita con carácter de requisito esencial, aún cuando el Artículo 50 inciso b del CCC indica un deber al respecto, el modo en que se ejercita esta práctica en el tráfico jurídico-real no ofrece en muchas ocasiones la mejor garantía a los sujetos involucrados; adecuado al ámbito del matrimonio las dificultades se acrecientan porque el patrimonio que se compromete tiene sus particularidades en cuanto a administración y disposición.

· Si se tratara de bienes inmuebles, aún cuando la norma si compromete la forma del acto de liberalidad atendiendo a la naturaleza del objeto del mismo, se pueden producir afectaciones cuando se tilda de inoficiosa la donación pues obtener la reparación del perjuicio como recurso legal determinante no permite tener acceso al bien en sí ya que la especialidad del mismo reclama posesión efectiva y de ella se carece al estar en poder de quien fue beneficiado en su momento con el negocio jurídico de donación.

· Es importante, en virtud del carácter de este acto jurídico que implica transmisión de propiedad, acudir a la forma escrita en su mejor acepción personalizada en el documento público notarial para preconstituir medio de prueba en su mayor cobertura de garantía jurídica no solo entre partes sino frente a terceros que reclamen un interés posterior sobre el objeto del acto.

· El negocio jurídico de donación y la cesión de participación son instituciones que muestran matices coincidentes en cuanto a sus efectos jurídicos pero se diferencian notablemente atendiendo al modo en que se origina y su propia naturaleza.

UNIVERSIDAD CENTRAL “MARTA AREU DE LAS VILLAS”
FACULTAD: DERECHO

Autora: 
Lic.Yuneidy Denis Lorenzo. e-mail: yuneidy@uclv.edu.cu
Lic. Mayren Pérez Bonachea. e-mail: mayren@clv.edu.cu

Concepto comentado del Artículo 371 de CCC-1987.

[2] Albaldejo García Manuel, Las donaciones por razón del matrimonio en el Código Civil español. Que a su vez referencia a: (Collantes de Terán, Donaciones matrimoniales en la codificación civil española, en R.D.P., 1999. Martín León, Las donaciones por razón de matrimonio en el C.c., 2002. Derecho de acrecer y donaciones por razón de matrimonio, en Homenaje a Moreno Quesada, II, 2000. Roca Juan, La mala fe del donante en las donaciones propter nupcias, en Estudios Vallet, IV, 1988. Sirvent, Las donaciones por razón de matrimonio en el C.c., 2002.)

[3] Véase Artículo 29 al 32 CCC.

[4] Quien ostente la condición de propietario por tratarse de un acto traslativo de la propiedad o su representante voluntario para el caso de la aceptación (Artículo 375 CCC)[5] Véase Artículo 373 y 374 de CCC.

[6] Véase Artículo 374, 376, 377, 378 CCC y Artículo 70 y Disposición Especial Séptima de la LGV modificado por el D/L 233 de 2003 

,[7] Se trata de presunciones iuris tantum, cuya regla admite prueba en contrario.

[8] Tengamos presente que tal consideración incide en mayor grado sobre los bienes muebles a los que la ley no exige la forma escrita ni que esta se ampare en la fe pública notarial pues para los bienes inmuebles (vivienda) es requisito esencial el otorgamiento ante notario público y previo a ello la autorización de la instancia administrativa (DMV) para su efectiva validez, sin excluir la necesidad de acompañar la publicidad registral al asentar el acto de transmisión y el correspondiente pago de transmisión de bienes y herencias como impuesto fiscal que se requiere en materia tributaria.

[9] Según criterios técnicos de construcción se ofrece autorización constructiva para reparaciones menores y las que implican un cambio mayor en cuanto a costo de inversión que se traduce a modificaciones en la tipología contractiva del inmueble o la nueva construcción, se respalda en una licencia de construcción y precedente a la obtención de la titularidad es exigido el certificado de habitabilidad.

[10] La aptitud legal para contraer matrimonio está determinada por la capacidad física: diferencia de sexo y tener 18 años de edad, capacidad mental: que no padezca la persona enfermedad mental que le impida emitir de modo inequívoco su consentimiento (en este caso aún cuando el sordo mudo se tiene por incapaz admite la Ley 50 de las Notarías Estatales y su reglamento que contraigan matrimonio por medio de intérprete), en el acto de manifestación de voluntad la intención ha de ir dirigida concretamente a efectuar el acto de matrimonio sin que medie algún vicio al consentimiento caso en que la legislación en la materia atribuye al acto la condición de nulo y la capacidad legal: ausencia de las prohibiciones legales refrendadas en los artículos 4 y 5 del CF.

[11] El fallecimiento o la declaración judicial de presunción de muerte son motivos de extinción que relaciona el Artículo 43 del CF como causales independientes, sin embargo, atendiendo al análisis que realizamos se hacen corresponder pues tanto el fallecimiento como la presunción de muerte determinan los mismos efectos legales de relevancia a nuestro estudio: la extinción del matrimonio con la consecuente liquidación de la comunidad matrimonial de bienes y la apertura a la sucesión 

[12] Concurriría el cónyuge a la herencia testamentaria si es instituido heredero o legatario por testamento notarial u ológrafo adverado, aquí se tendría en cuenta los efectos del acto de colación para ofrecer protección a los herederos especialmente protegidos, en el caso de la herencia intestada porque el cónyuge ostenta una posición privilegiada en los llamados de ley (Artículos 514-519 CCC). Véase Artículo 530 de CCC.

[13] Si se tratara de un bien mueble es de interés lo que en el supuesto anterior se comenta para este tipo de bienes.

[14] Véase Artículo 70 LGV, modificado por el D/L 233 de 2003.

[15] Aún cuando los artículos citados en la referencia anterior no hacen alusión a esta institución los efectos de la adopción determinan afiliarnos al sentido del vínculo de parentesco.

[16] Véase Artículo 69 al 75 del CCC.

[17] El Artículo 70 de la LGV modificado por el D/L 233 de 2003 admite la donación entre cónyuges autorizada por la Dirección Municipal de la Vivienda correspondiente siempre que el matrimonio tuviere al menos dos años de vigencia. (La Resolución 14 de 2006 en su Artículo 4 reafirma dicho particular)

[18] Se toma este caso en virtud de que no media vínculo que ofrezca certidumbre para el donatario respecto a la permanencia en el país del donante.

[19] Véase Disposición Especial Séptima de la LGV modificada por D/L 233 de 2003.

[20] Véase Artículo 66 de Resolución 14 de 2006.

[21] En el plano del instrumento público si se alega en juicio de identidad o de conocimiento la condición en cuanto a estado conyugal de cónyuge, es necesario en el CONCURRE hacer expresa alusión a ello, o sea, tiene que acudir al acto el otro cónyuge titular también del objeto del negocio jurídico o alegar que no concurre por tratarse de un bien propio lo que comprueba el notario público con el documento acreditativo de la propiedad, consecuentemente este puede al reunir las demás exigencias de ley y hacer uso de su función fedante con plena garantía en el tráfico jurídico.

Articulos relacionados:
Transformacion, fusión y escisión
Resumen:
Responsabilidad de los socios. Requisitos. Rescicion del acuerdo de transformacion. Compromiso previo de fusion. Publicidad. Oposicion de los acreedores sociales. Inscrip...
Derecho
Resumen:
Entre otras, es decir, estas no son todas las fuentes del derecho, sino que las citamos para tener una idea de las mismas y así poder comprender mejor el derecho. Las fue...
El Procedimiento Disciplinario: Sumarios e investigaciones administrativas
Resumen:
El Procedimiento Disciplinario es una garantía fundamental en el Estado de Derecho. Se materializa en una serie de actos y tareas que tienden a determinar la existen...
Pago con tarjeta de crédito por Internet
Resumen:
Análisis de los aspectos legales del pago online con tarjeta de crédito.
Especializacion en Derecho Penal - México
Resumen:
Historia y antecedentes de la teoria de la accion penal. Jurisdiccion y competencia del derecho procesal penal. Funcion del ministerio publico. La averiguacion previa. El...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©