Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

Direcciones tácticas en el Karate-Do, modalidad Kumite, para el alto rendimiento

Resumen: El aspecto táctico ocupa un papel fundamental para la consecución de los resultados deportivos en el Karate-Do como deporte de combate, sin embargo, se ha constatado que no abunda la bibliografía que aborde sobre el tema en particular. Palabras clave: Karate-Do. Preparación Táctica. Direcciones del entrenamiento.
5,244 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Lic. Yoel Morales Cuellar

RESUMEN
El aspecto táctico ocupa un papel fundamental para la consecución de los resultados deportivos en el Karate-Do como deporte de combate, sin embargo, se ha constatado que no abunda la bibliografía que aborde sobre el tema en particular. En el presente artículo se abordan algunas direcciones tácticas, las cuales no constituyen un dogma, todo lo contrario, sirven de guía para una mejor organización, planificación y control de este componente; y una vía para lograr un adecuado nivel de disposición de los karatecas para las competiciones. 

Palabras clave: Karate-Do. Preparación Táctica. Direcciones del entrenamiento.

I. INTRODUCCIÓN
Si se analizan críticamente toda la información sobre el tema de la preparación de los karatecas para las competiciones, se puede observar que la mayor cantidad de información al respecto, se dedica a la técnica, y dentro de ella a su aspecto marcial (Kata) y a la preparación física fundamentalmente.

Si volteamos la mirada hacia la preparación táctica, psicológica y teórica del karateca, podemos percatarnos que no ocurre lo mismo, ya que la cantidad de información concerniente a estos últimos aspectos es insuficiente con relación a la preparación física y técnica; y en su gran mayoría se carece de soluciones tanto teóricas como prácticas y con rigor metodológico para su desarrollo; y la existente al respecto, en su mayoría tiene un carácter descriptivo, general y reduccionista. 

Para enfrentar de alguna manera esta situación, se proyectó la siguiente investigación que tuvo como aspiración científica el establecimiento de direcciones que pueden guiar el proceso de preparación táctica, o técnico-táctica de los karatecas del alto rendimiento para las competiciones, las cuales mejoran la organización, planificación y el control de este aspecto de la preparación.

El término de “Direcciones del Entrenamiento Deportivo”, es abordado por Forteza (1999), al expresar que”...los contenidos del entrenamiento deportivo que se enmarcan en el concepto de la Preparación del Deportista no satisfacen las necesidades de organización de la carga de entrenamiento”. 

Valdés, D. (2003), en este mismo sentido, es del criterio que: “Las direcciones del entrenamiento deportivo constituyen un componente más de la carga que muy pocas veces es valorado, trayendo como consecuencia serios errores al cumplirse la relación trabajo descanso. Esta es la dirección fundamental en los deportes de equipos y de combate, en la cual:
- Se perfeccionan las acciones de competencias.
- Se acumula mucho ácido láctico.
- Cuidar nivel de fatiga y errores en las acciones.
- En lo posible se modelan las situaciones competitivas. Valdés, D. (2003).

Nuestra propuesta, en ningún momento constituye un dogma, todo lo contrario, sirve de guía para una mejor organización, planificación y control de este componente; y una vía para lograr un adecuado nivel de disposición para las competiciones. En este sentido, partimos de los criterios de Forteza (1999:3) cuando expone que: “... estas deben definirse por el entrenador de acuerdo a sus pretensiones de preparación en un ciclo”.

II. DESARROLLO
La práctica del Karate-Do, arte marcial devenido en deporte de combate, se divide en ejercicios pre-establecidos que representan un combate imaginario contra uno o varios oponentes llamados Kata, y ejercicios en parejas donde los competidores miden su nivel de preparación psicológica, física y técnico-táctico llamado Kumite o Combate. Chirino, (2006).

En su modalidad de Kumite o combate, el Karate-Do es un deporte de contacto, un deporte individual o deporte sin cooperación y con oposición del contrario; de enfrentamiento directo entre dos contendientes, según la clasificación de A. Z. Puni, (1969), Joan Riera, A. (1985), A. Thomas, L. Rusell, (1994), donde cada uno de ellos trata de conseguir la victoria. 

Es también un deporte táctico, siguiendo los criterios de Ozolin, N. G. (1983), Matveev, L. (1983), Harre, D. (1988), Platonov, V. (1990), Yánez Ordaz, (1996) etc..., ya que el resultado deportivo depende en gran medida de la preparación táctica del karateca. 

De ahí que el deportista de estas especialidades, tenga que superar no solo la fuerza física que el contrario antepone a este, sino también la táctica que el mismo utiliza, la técnica que realice en cada uno de los movimientos ofensivos–defensivos y todo ello debe hacerlo bajo un clima de alta tensión, por cuanto el karateca individualmente tiene toda la responsabilidad de alcanzar la victoria, sobreponiéndose a cualesquiera de las barreras psicológicas que le impone la situación y el contrario específicamente.

Si hacemos un análisis crítico de cada una de estas clasificaciones en relación con la victoria de los katatecas, coincidimos con Álvarez Bedoya, (2002), en que resulta evidente que la gran mayoría de los casos, no gana el competidor que posee mayor resistencia, fuerza y rapidez; como tampoco el que realice las mejores ejecuciones técnicas desde el punto de vista biomecánico; sino el deportista que sea capaz de percibir las disímiles y variadas situaciones que se presentan durante el combate, las analice y dé una correcta respuesta motora en correspondencia con sus posibilidades físicas y técnicas. 

Por otro lado, todo grupo de deporte tiene una orientación metodológica hacia donde debe ir dirigido su proceso de entrenamiento. De acuerdo a las bibliografías consultadas, en los deportes de combate, esta se orienta hacia la preparación física y la preparación táctica respectivamente Sagarra, (1998). 

La propuesta de direcciones tácticas, se sustenta en que los contenidos de la preparación táctica de los karatecas que se explicitan en la macroestructura de entrenamiento, en muchas ocasiones, se conciben como preparación técnico-táctica; sin embargo, todo el accionar didáctico-metodológico (en cuanto a objetivos, contenidos, métodos, medios, evaluación) se dirigen fundamentalmente hacia lo técnico y en menor medida a lo táctico. Esta situación ha conducido en innumerables ocasiones a que no se relacione todo el arsenal de contenidos técnico-tácticos a desarrollar por el karateca, disminuyéndose de esta manera la objetividad en el control y la valoración correcta de su estado de preparación táctica en cada momento particular. 

Al respecto, coincidimos con Morales A., y Álvarez P., (2000:2), cuando exponen que: “...cuando se habla de preparación técnico-táctica por lo general existe “un príncipe y un mendigo”...”Evidentemente la preparación táctica es el mendigo en término de medios, métodos, evaluación e incluso de corrección, porque lo que se corrige está a un nivel técnico en la mayoría de los casos”. 

En nuestro escenario, hemos constatado que en la práctica existe un mayor dominio por parte de los profesores deportivos del diagnóstico, la planificación, dirección, control y evaluación de la técnica que del diagnóstico, planificación, dirección, control y evaluación de la táctica. 

Se ha evidenciado además, una tendencia incorrecta a pensar que siempre que está desarrollando una técnica determinada, se está desarrollando también la táctica.

Sin embargo, coincidimos con Vichí, R. (s/f), que plantea que lo correcto es conocer que cuando se desarrolle la táctica en la práctica, las técnicas que la integran fueron enseñadas y evaluadas satisfactoriamente con anterioridad, o que cuando se enseña un elemento técnico se presente de forma teórica las variantes tácticas en las que puede ser utilizado, Vichí, R. (s/f). Todo lo cual evidencia cierto desconocimiento en como diagnosticarla, dirigirla, organizarla, evaluarla; cómo transita por cada etapa de la preparación, así como cuales son sus tareas en cada una de ellas.

De la situación constatada, consideramos que el planteamiento de “Direcciones Tácticas”, constituye una alternativa que puede contribuir a erradicar algunas de las carencias y/o vacíos que se presentan tanto a nivel teórico como práctico. Pero una alternativa que es más funcional para el alto rendimiento y no para el deporte a nivel de base.

Al respecto, coincidimos con Forteza, (1999:5) cuando plantea que: “La planificación del entrenamiento por direcciones constituye a nuestro modo de pensar una solución no sólo a la planificación más exacta del plan de una macroestructura, sino más bien posibilita un control más efectivo del proceso de preparación.

En la investigación se asume como preparación táctica, al proceso que proporciona el dominio de contenidos conceptuales (conocimientos, leyes, principios, reglamento, etc.), procedimentales (habilidades, hábitos, capacidades, estrategias) y actitudinales (valores, normas, actitudes, etc.) relacionados con el comportamiento del deportista en competiciones, que le permite no sólo la solución de las variadas situaciones competitivas que se presenten en este escenario, sino también la toma de decisiones que determina la efectividad de la solución de estos problemas.

Por otro lado, asumimos el término táctica como: 
 -La habilidad que tiene el karateca para distribuir, dirigir y utilizar sus fuerzas y recursos técnicos, físicos, psicológicos, teóricos, y espirituales con una determinada intención, ya sea para lograr un punto con una técnica seleccionada; para conducir el combate en una determinada dirección, o para lograr la victoria en una competición planificada, etc., es decir, para lograr un fin inmediato; un objetivo determinado. 

Pero una habilidad no sólo de tipo perceptiva, sino mental y práctica, que le permite al deportista no sólo saber, sino fundamentalmente saber hacer (gesto técnico), saber crear, saber tomar decisiones, y saber valorar las situaciones adecuadas para aplicarla. (Morales Cuellar, 2002-2005).

La concepción de táctica asumida, coincide con los criterios expuesto por Mahlo, (1985), cuando expone las fases psicológicas de la acción táctica: 
- Percepción y análisis de la situación, 
- Solución mental y 
- Solución motriz. 

También coincide con los criterios de Morales Á, (2000), que expone como fases pedagógicas de las acciones tácticas: 
- La preparación de la acción, 
- La realización de la acción 
- La continuación de la acción.

Como posición de partida, se asume la clasificación de táctica deportiva dada por González Catalá, S. (s/f), en el deporte de Lucha, la cual puede ser funcional también en el Karate-Do, en este sentido, se califica la táctica deportiva en:

Tipos de Táctica:
1. Táctica de ejecución de las acciones técnicas.
2. Táctica de conducción del combate.
3. Táctica de participación en competencias.
A partir de los supuestos anteriores, presentamos la propuesta de:
Direcciones tácticas en el Karate Do, modalidad Kumite, para el alto rendimiento. 

1. Táctica de ejecución de las acciones técnicas
· Dirección táctica de las acciones preparatorias.
- Fintas
- Maniobras
- Enmascaramiento
· Dirección táctica de las acciones continuadas.
- Acciones continuadas después de ataques fallidos
- Acciones continuadas después de contraataques fallidos
- Acciones continuadas después de defensas fallidas
· Dirección táctica de las distancias de combate.
- Distancia Larga
- Distancia media
- Distancia corta
- Cuerpo a cuerpo o clinche
· Dirección táctica del ataque 
- Directo.
- Ataque indirecto.
- Combinado.
- Con agarre (de brazo o de pierna)
· Dirección táctica del contraataque.
- De encuentro
- De riposta
· Dirección táctica de las defensas y bloqueos
- Defensa pasiva
- Defensa activa

2. Táctica de conducción del combate
· Dirección táctica ofensiva.
- Predominio del combate de acciones ofensivas (ataques y contraataques).
· Dirección táctica defensiva.
- Predominio del combate de acciones defensivas 
(defensas y bloqueos de forma activa y pasiva).
· Dirección táctica ofensivo-defensiva.
- Predominio del combate de la combinación de acciones ofensivas y defensivas (ataques-contraataques y defensas-bloqueos).

3. Táctica de participación en competencias
· Dirección táctica del Kumite individual.
- Táctica de los combates, según las características de los contrarios, las condiciones en que se desarrolla la competición, el sistema de eliminación, etc...
· Dirección táctica del Kumite por equipos.
- Táctica del equipo (selección y ubicación de sus miembros), según las características de los contrarios, las condiciones en que se desarrolla la competición, el sistema de eliminación, etc...
· Dirección táctica del Kumite Libre.
- Táctica de los combates, según las características de los contrarios, las condiciones en que se desarrolla la competición, el sistema de eliminación, etc...

Las direcciones tácticas que se proponen para el Karate-Do, parten de las exigencias competitivas de este deporte, de las características y particularidades de su actividad competitiva; del modo particular de su entrenamiento y preparación, así como de sus particularidades como deporte de combate (modalidad kumite).
En este sentido, son asumidas como las acciones direccionales inmediatas de preparación, determinando para su cumplimiento la relación entre contenido-tarea-carga –método, lo cual permite contribuir al logro del nivel necesario de preparación y disposición para alcanzar altos y estables resultados deportivos. Ver ejemplo (Anexo # 2).

Es en la tarea docente donde se concretan las direcciones propuestas, es decir, es en su concepción y formulación donde se logra materializar las intencionalidades educativas; donde se concretan las acciones y operaciones a realizar por el karateca. En este contexto, se asume como tarea aquellas actividades que se conciben para que las realice el deportista en la clase y fuera de ella, vinculadas a la búsqueda y adquisición de los conocimientos y el desarrollo de las habilidades intelectuales y prácticas con determinada orientación táctica. La tarea tiene que ser problémica para que oriente y movilice al deportista a la solución de las situaciones planteadas.

La tarea con enfoque problémico, parte de concebir el proceso de preparación táctica con un carácter dialéctico, con una concepción explícita de desarrollo; al expresar las contradicciones a resolver por el deportista, para alcanzar el nivel deseado y consecuentemente, cuales son las acciones a ejecutar por su parte para resolverlas; así como cuales con las ayudas didácticas a realizar por el profesor para garantizar la ejecución adecuada de esas tareas.

Cada una de estas dirección tácticas propuestas, cumplen con las exigencias de la organización de la carga enunciados por I. N. Verjoshanski (1990), citado por Forteza, A. (1999), los cuales son la distribución e interconexión. La distribución se refiere a la relación de la carga en sentido horizontal y la interconexión en sentido vertical. (Anexo # 1)

DISTRIBUCIÓN E INTERCONEXIÓN DE LAS DIRECCIONES TÁCTICAS. (Anexo # 1)




Leyenda:
V= Volumen
I= Intensidad
E¹ Ejercicios. En dependencia de la etapa los ejercicios pueden ser (¹ diferentes; = iguales)

EPG. Etapa de preparación genera
EPEV: Etapa de preparación especial variada
EPE. Etapa de preparación especial
EC. Etapa Competitiva



BIBLIOGRAFIA
1. Chirino Suárez, R. y col. (1996) Programa de preparación del deportista de Karate-Do. La habana, ISCF “Manuel Fajardo”.
2. Chirino Cabrera, R. (2006) La acción táctica en las competiciones de combate. Deporte Karate-Do. http://www.efdeportes.com/ Revista Digital - Buenos Aires - Año 11 - N° 100 - Septiembre de 2006.
3. Escoriza Archela, A. (2000) Técnica y Táctica: su aplicación a la alta competición. Disponible en http:/ www Federación cyl kárate do. Consultado el 15 de julio del 2004. 
4. Federación Mundial de Karate–Do (2000). Reglamento Competitivo Internacional. España.
5. Forteza de la Rosa, A. (1988) Bases metodológicas del entrenamiento deportivo. La Habana. Editorial Científico- técnica.
6. _________________. (1999) Las direcciones del entrenamiento deportivo. La habana editorial científico-técnica.
7. __________________. (1999) Las direcciones del entrenamiento deportivo. Disponible en http://www.sportquest.com/revista/·revista digital. Consultado el 10 de enero del 2004.
8. __________________. (2000) Direcciones del entrenamiento deportivo 
(IIª parte).Disponible en http://www.efdeportes.com/ Consultado el 10 de enero del 2004.
9. Harre, D. (1988). Teoría del entrenamiento deportivo. Ciudad de la Habana. Editorial Científico-Técnico.
10. Hernández, J. F. (2004) Análisis de la táctica deportiva. Disponible en
http:\futbolbase.com.htm. Consultado el 12 de Febrero del 2005.
11. Mahlo, F. (1985) La acción táctica en el juego. Ciudad de la Habana. Editorial Pueblo y Educación. 
12. Matveev, V. L. (1983) Fundamentos del entrenamiento deportivo. Moscú. Editorial Raduga.
14. Morales Águila, A. y M. E. Álvarez Prieto. (2000) Preparación del deportista. Villa Clara, ISCF” Manuel Fajardo”.
15._____________. (2001) El reloj detenido en el tiempo. Villa Clara, ISCF” Manuel Fajardo”. 
16._____________. (2000) Problemas actuales del deporte. La preparación táctica de los deportistas: Consideraciones teóricas, metodológicas y práctica. Villa Clara, ISCF “Manuel Fajardo”. 
17. Morales Cuellar, Y. (2000) Curso de superación profesional para entrenadores de Karate-Do que laboran en la esfera de alto rendimiento de la provincia de Villa Clara. Tesis de Maestría. Villa Clara, ISCF “Manuel Fajardo”. 
18._____________. Diagnóstico sobre el estado de preparación táctica de los karatecas del alto rendimiento de la provincia de Villa Clara. ISCF” Manuel Fajardo”. 
19. Morales Cuellar, Y.; Gómez Iglesias, A; Pujol Muñoz, A, (2001) Diagnóstico sobre el estado de preparación táctica de las karatecas del sexo femenino de la EIDE (Escuela de Iniciación Deportiva de Provincia Villa Clara” (2002) de Villa Clara. ISCF” Manuel Fajardo”. 
20. Ozolin, N.G. (1983) Sistema contemporáneo de entrenamiento deportivo. Ciudad de la Habana. Editorial Científico-Técnica.
21. Platonov, V. N. (1990) El entrenamiento deportivo. Enciclopedia general del ejercicio # IV. Madrid. Editorial Paido Tribo. 
22.____________. (1986) Preparación de los deportistas calificados. Moscú. Editorial Fis.
23. Puni, A. Z. (1970) Ensayos de Psicología del deporte. Ciudad de la habana. Editorial Científico -técnica. 
24. Ranzola, A. y J. Barrios. (1998) Manual para el deporte de iniciación y desarrollo. La Habana. Editorial Deportes.
25. Valdés Camacho, D. (2002) Planificación del entrenamiento por direcciones
fundamentales. La Habana ISCF “Manuel Fajardo”.

Instituto Superior de Cultura Física 
Villa Clara. Cuba.

AUTOR
Yoel Morales Cuellar.
Licenciado en Cultura Física.
Master en Educación Avanzada.
Profesor-Entrenador de Karate-Do y Taekwondo.

Alcanzado por:Miguel Tamayo Guerra

Articulos relacionados:
El Golf y las Personas Parte II
Resumen:
En tanto y cuanto el Golf es un deporte, es una actividad humana y por tal sujeta a todas las vicisitudes del alma. Pero, es el golf solo un deporte o es también, una pas...
El papel del profesor de Educación Física, en la formación de valores del futuro Ingeniero Informático
Resumen:
Con el trabajo sistemático en la formación de valores de nuestros estudiantes, hemos inculcado la necesidad de la práctica sistemática de ejercicios físicos para mantener...
Las Tic en la Educación Física
Resumen:
Vivimos en una sociedad donde el soporte audiovisual de la Televisión y la informática multimedia es el formato más habitual y atractivo en el cual el alumno y el maestro...
Manual práctico para el trabajo del tutor en sede universitaria de cultura física en cifuentes
Resumen:
La tutoría es un elemento básico para el éxito en el trabajo educativo con los estudiantes universitarios, en el nuevo modelo pedagógico cubano ejerciéndose en todo el es...
Las habilidades abiertas y cerradas. su utilidad en la enseñanza de los deportes
Resumen:
Las habilidades motrices han sido clasificadas a través del tiempo por distintos autores, de diversas maneras y con diferentes fines que tienen que ver con aspectos relat...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©