Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

Textura del suelo

Resumen: Tamaños de las partículas del suelo. Clases de textura. Influencia de la textura sobre el crecimiento arbóreo.
3,683 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Eduardo Ojeda
  1. Introducción
  2. Tamaños de las partículas del suelo.
  3. Clases de textura.
  4. Influencia de la textura sobre el crecimiento arbóreo.

Introducción

El suelo puede dividirse apropiadamente en tres fases: sólida, líquida ygaseosa. La fase sólida constituye aproximadamente el 50% del volumen de lamayor parte de los suelos superficiales y consta y consta de una serie de partículasinorgánicas y orgánicas cuyo tamaño y forma varían considerablemente. Ladistribución proporcional de los diferentes tamaños de partículas mineralesdetermina la textura de un suelo determinado. Los tamaños de las partículasminerales y la proporción relativa de los grupos por tamaños, varíanconsiderablemente entre los suelos, pero no se alteran fácilmente en un suelodeterminado. Así, la textura del suelo se considera una de las propiedades básicas.

Tamaños de las partículas del suelo.

Todos los suelos minerales constan de una mezcla de partículas oagrupaciones de partículas de tamaños similares. En varios países se handesarrollado sistemas para clasificar las partículas. En la siguiente tabla sedescribe la clasificación que utiliza en los Estados Unidos El Departamento deagricultura, basada en los límites de diámetro en milímetros.

Clasificación de las partículas del suelo según el UnitedStates Departament of Agriculture

Nombre de la partícula.

Límites de diámetro en mm

Arena

0.05-2.0

Arena muy Gruesa

1.00-2.0

Arena Gruesa

0.5-1.0

Arena mediana

0.25-0.5

Arena Fina

0.10-0.25

Arena Muy fina

0.05-0.10

Limo

0.002-0.05

Arcila

Menor que 0.002

 

La determinación de la distribución de las partículas dediferentes tamaños en los suelos se llama análisis mecánico. Existenvarias técnicas para determinar el porcentaje de distribución de las partículassegún su tamaño, pero la mayor parte de ellas suponen la completa dispersiónde las partículas en agua (por lo general conteniendo un detergente), separaciónen categorías por tamaños y cálculos de los porcentajes de cada categoríasegún su peso. Éstos métodos se basan en el principio de las partículassuspendidas en el agua tienden a sedimentarse en relación con su tamaño. Lasfracciones de arena se sedimentan muy rápidamente y se separan en gruposarbitrarios por medio del cernido. Los métodos del hidrómetro (Bouyoucos1927), y de la pipeta (Baver, 1956), son los mas ampliamente utilizados paradeterminar las fracciones de limo y arcilla. El método del hidrómetro es degran utilidad en los trabajos sobre suelos forestales porque es relativamente rápidoy requiere un mínimo de equipo, además de ser razonablemente exacto.

Clases de textura.

Los suelos se componen de partículas cuyos tamaños y formas varíanampliamente y la distribución proporcional de las partículas minerales dediferentes tamaños determina de manera considerable muchas de las propiedades básicasde los suelos. Los nombres de las clases de textura se utilizan para identificargrupos de suelos con mezclas parecidas de partículas minerales. Los suelosminerales pueden agruparse de manera general en tres amplias clases texturales,que son las arenas, margas y las arcillas y se utiliza una combinación de éstosnombres para indicar los grados intermedios.

La clase textural de un suelo puede calcularse en el campo con ciertaexactitud después de un poco de práctica. A fin de adquirir habilidad, la"sensación" de humedad del suelo que se frota contra los dedos debecotejarse con muestras conocidas de laboratorio. Un método mas exacto paradeterminar las designaciones de clase textural es por medio del uso deltriangulo de texturas. Este sistema se utiliza en la mayor parte de las regionesdel mundo, pero su uso depende ante todo de la determinación de la distribuciónpor los tamaños de las partículas. La relación entre el nombre de la clase deun suelo y la distribución por tamaños de las partículas se muestra en eldiagrama de la siguiente figura.

El estado de descomposición se utiliza en lugar de las clases texturalespara descubrir los suelos orgánicos. El suborden Fibrist incluye lossuelos en los que los materiales orgánicos fibrosos son de color amarillo ypardo, tienen bajas densidades aparentes y altas capacidades de retención deagua. Por otra parte, los altamente desintegrados Saprists, de coloroscuro, tienen densidades aparentes relativamente altas (a menudo mas de 0.2), ylas de retención de agua. El suborden Hemíst abarca suelos intermediosen grado de desintegración y con propiedades entre las de los Fibrits ySaprists.

Influencia de la textura sobre el crecimiento arbóreo.

La textura de un suelo forestal influye en su productividad, pero éstainfluencia puede ser de carácter mas bien indirecto que directo. Por ejemplo,los suelos arenosos profundos y gruesos a menudo sostienen cultivos deficientesde pinos, cedros, robles arbustivos y otras especies con bajos requerimientos dehumedad y nutrientes. En consecuencia, la productividad de los suelos arenososaumenta a medida que la proporción del material menor a 0.05 mm (partículas delimo y arcilla) aumenta a un nivel óptimo. Debido a ésta relación, los suelosmargosos y arcillosos a menudo sostienen árboles que demandan un alto grado dehumedad y de nutrientes como son los abetos, los arces de azúcar y tilos enclimas húmedos y fríos, así como una variedad de árboles de maderas duras enclimas mas templados.

Si bien la influencia indirecta de la textura sobre el crecimiento de los árbolespuede ser considerable en los suelos que se hallan en partes altas, suimportancia a menudo es eclipsada en otras regiones por otros factores masdecisivos. La textura en sí tiene poco efecto sobre el crecimiento de los árbolesen tanto que la humedad, los nutrientes y la aireación sean los correctos. Enlas llanuras costeras, los cambios en las condiciones de humedad del suelo queproducen las pequeñas diferencias en elevación puede superar por completo losefectos de la textura. La fertilización de los suelos húmedos y arenosospueden compensar la escasa capacidad de éstos suelos para retener losnutrientes. Además un campo forestal tiende a modificar su medio ambiente hastael grado en que la textura del suelo sea de importancia secundaria.

A través de la sucesión de especies, las condiciones del suelo puedencambiar de manera gradual a fin de satisfacer mejor los requerimientos de los árbolesdel bosque establecido. Así, los árboles pioneros crean las condicionespropicias para el establecimiento de especies "clímax" mas exigentesaumentando el contenido de materia orgánica, minimizando de ésta manera elefecto de la textura del suelo sobre el establecimiento y crecimiento de los árboles.

 

 

Eduardo Ojeda

eduardoo@villaflores.com.mx

Articulos relacionados:
El Sistema Solar
Resumen:
Historia de estudios del sistema solar. El Sol. Los planetas. Internos y Exteriores.(V)
Rosario, esa Ciudad (Argentina)
Resumen:
¿Cómo nace la Ciudad de Rosario?. Síntesis de Datos Históricos. Primera vez que se enarboló la Bandera Nacional Argentina. Inauguración Del Monumento.
Puente Rosario-Victoria - Geografía económica
Resumen:
Vinculación Física puente Rosario-Victoria. Impacto ambiental. Económico y social. Impactos Sociales. Para el diccionario la palabra puente significa "una estructura que ...
Algunas consideraciones metodológicas para el uso y manejo del atlas para la contribución al desarrollo de habilidades cartográficas
Resumen:
Para los estudiantes, para muchos profesionales y la población en sentido general les resulta difícil el uso y manejo del atlas para diversos fines. El artículo "Algunas ...
República de México
Resumen:
Generalidades. Geografía. Usos del suelo. Población. Indicadores sociales. Economía. Transporte y comunicaciones. Sistema político. División administrativa. Historia. Cultura.
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©