Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

Relación entre el perfil del egresado y los programas de historia de cuba en ciencias médicas

Resumen: Con vistas a consolidar la formación integral de nuestros egresados surge la disciplina “Historia de Cuba” para las carreras de Ciencias Médicas como una respuesta más que da el Ministerio de Salud Pública a través de la Dirección de Docencia Médica Superior ante el llamado de la máxima dirección de la Revolución en su afán de perfeccionar nuestro sistema de salud.
2,752 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Lic. Ildre Dávila Rodríguez

RESUMEN
Con vistas a consolidar la formación integral de nuestros egresados surge la disciplina “Historia de Cuba” para las carreras de Ciencias Médicas como una respuesta más que da el Ministerio de Salud Pública a través de la Dirección de Docencia Médica Superior ante el llamado de la máxima dirección de la Revolución en su afán de perfeccionar nuestro sistema de salud.

Este trabajo pretende analizar la correspondencia entre las características del perfil del egresado y la introducción de la disciplina “Historia de Cuba” en las Ciencias Médicas así como realizar un análisis de los objetivos, los contenidos seleccionados, las formas organizativas de la enseñanza, los métodos y los recursos para el aprendizaje que se emplean en su impartición concluyendo que los objetivos en el currículo diseñado son pertinentes en sentido general pero que requieren de su perfeccionamiento y que el lugar que ocupa la disciplina dentro de la malla curricular es adecuada.

Los contenidos en la disciplina son extensos, necesitan ser revisados y seleccionados e incluirse elementos de historia de la medicina en Cuba, de la cultura nacional y de la localidad para así tributar más a los objetivos del perfil del egresado.
Los métodos y medios de enseñanza son susceptibles de perfeccionarse y ampliarse.

INTRODUCCIÓN
Las Carreras de Ciencias Médicas han venido desarrollando un constante perfeccionamiento docente a través del proceso revolucionario, que desde 1959 han tenido como fin esencial responder a las tareas que le ha planteado la dirección del país para la formación de profesionales de la salud cada vez más íntegros en sus capacidades técnicas, pero con un alto nivel cultural y político- ideológico, lo que constituye y constituirán las garantías de poder consolidar el Sistema de Salud Pública Cubano en los propósitos de ser de excelencia, gratuitos e internacionalistas.

El Estado Socialita Cubano con esta nueva concepción en el ejercicio de la profesión médica en las condiciones que lo impongan estos, tanto dentro como fuera del país necesita contar con Médicos, Licenciados en Enfermería y Estomatólogos preparados para ser transformadores del medio social proporcionándoles una calidad de vida mejor a la población. Aunque son altos estos propósitos nuestros profesionales han demostrado dentro y fuera de Cuba que son capaces de cumplirlos.

Los planes de estudio de Ciencias Médicas en los diseños actuales garantizan que los estudiantes en sentido general se forman con un adecuada adquisición de conocimientos y habilidades para el ejercicio profesional, sin embargo, en cuanto a su formación cultural aún existen grietas no lográndose lo que se desea, en este sentido estamos inmersos en la batalla por construir una sociedad de personas con una alta cultura y los Médicos, Estomatólogos y Enfermeros desempeñan un papel de vital importancia como protagonistas directos de esta tarea por su relación cotidiana con la población.

Con vistas a consolidar esa formación integral de nuestros egresados es que surge la disciplina de “Historia de Cuba” para las carreras de Ciencias Médicas como una respuesta más que da el Ministerio de Salud Pública a través de la Dirección de Docencia Médica Superior ante el llamado de la máxima dirección de la Revolución de perfeccionar la formación integral del egresado sobre la base de los conocimientos de la historia de Cuba.

En esa dirección el Comandante en Jefe Fidel Castro ha planteado “… sin el conocimiento de la historia no se puede aspirar a una cultura integral para nuestra nación…” (1).

El objetivo de este trabajo es analizar la correspondencia entre las características del perfil del egresado y la introducción de la disciplina “Historia de Cuba” en las Ciencias Médicas así como valorar los objetivos, las formas organizativas de la enseñanza, los métodos y recursos para el aprendizaje que se emplean en su impartición

DESARROLLO
Al Médico del siglo XXI estamos formándolo ahora. Tenemos el desafío de facilitar su formación como profesional que razona, integra, aprende de por vida y tiene integridad moral y ética, con una visión social en que la salud debe ser tratada como derecho y no como mercancía o valor mercantil, su formación profesional debe responder a las necesidades actuales y futuras de una población y sociedad, no se puede permitir la mentalidad demasiado socorrida hoy en el mundo de …”La formación que se entrega es sólo para que el individuo se gane la vida y por ello estimula la idea de que establecerá su propio negocio en la práctica privada…” (2).

Deben ser los problemas prioritarios y las necesidades de toda una sociedad las que deben priorizarse en la educación de los profesionales de la salud.
Es por eso que el currículo diseñado para la carrera de Medicina en Cuba puesto en práctica en 1985 tiene una concepción general de formar médicos con un perfil amplio, que tenga un concepto biosocial y profundamente humanista (3), este es un proyecto que está vigente puesto que las estrategias sociales trazadas en aquel momento no distan mucho de la realidad actual al margen de todas las transformaciones socioeconómicas que han tenido lugar en nuestro país y en el mundo en general.

En el año 2001 al introducirse al Plan de Estudios de las carreras de Ciencias Médicas la Disciplina de Historia de Cuba tributa a esta concepción general y por tanto a los objetivos del perfil del egresado de lograr en ellos una formación general integral y humanística al consolidar valores éticos profesionales que reafirmen sus principios sobre la sociedad cubana y el carácter revolucionario de la construcción del socialismo.

Esta Disciplina tiene un programa que consta de tres asignaturas:
Historia de Cuba I
Historia de Cuba II
Historia de Cuba III

Estas asignaturas se desarrollan en los segundos, terceros y cuartos años de las carreras de Medicina y Estomatología y se ubica en el semestre que sea más factible. En Enfermería no ocurre así pues se imparte la historia de la especialidad en los primeros años de la carrera y en tercer año los alumnos reciben un programa al que se le denomina Talleres de Historia de Cuba igualmente ubicado en el semestre más factible. Resulta pertinente el lugar que se les ha dado en las mallas curriculares a estas asignaturas, teniendo en cuenta sus objetivos generales y el nivel de conocimientos de los estudiantes.

La disciplina cuenta con 96 horas de docencia, las cuales se distribuyen:
66 horas: Conferencias
30 horas: Seminarios
96 horas: Total.

Cada programa cuenta con 22 horas de conferencias y 10 horas de seminarios.

Los objetivos por asignaturas aparecen deslindados los instructivos de los educativos por lo que deben ser perfeccionados y concebirlos integralmente.
Las formas de organización de la docencia incluye seminarios y conferencias, estas deben ser reconsideradas y ampliadas.

Se contemplan además visitas a museos, sobre todo en Historia de Cuba II y III correspondientes a tercero y cuarto años de las carreras, en la práctica son resultan poco factibles de realizar por la sobrecarga de unidades curriculares en estos años, las mismas debían sustituirse por clases prácticas en las que se apliquen técnicas participativas con el uso de documentos que conlleven a análisis, debates y conclusiones sobre determinados aspectos.
Las orientaciones metodológicas son precisas, explícitas, plantea la articulación entre las asignaturas y contempla los métodos y recursos para el aprendizaje.

El sistema de evaluación contempla evaluaciones frecuentes consistentes en seminarios y la final que consiste en la presentación de un trabajo referativo que debe ser defendido.

Aparece la literatura básica y de consulta a utilizar.
A la disciplina “Historia de Cuba” en esta enseñanza le antecede su estudio en otros niveles educacionales precedentes por tanto los estudiantes llegan a nivel universitario con determinados conocimientos de la disciplina por lo que al realizar un estudio detallado de los programas de las asignaturas que la integran tienen tendencia a la reiteración de contenidos que en ocasiones son extensos perdiéndose con esto la motivación e interés por la asignatura.

Sin ánimo de sustituir la Historia de la Medicina debemos apoyarnos en sus numerosos materiales, en el desarrollo de esta ciencia en cuanto a personalidades, instituciones, hospitalarias, organizaciones médicas, enseñanza de la ciencia en cada una de las etapas de nuestro proceso histórico que contempla cada asignatura y vincularlo con las características económicas, políticas y sociales del período con el objetivo de motivarlos en el estudio de la disciplina y de tributar más al objetivo del perfil del egresado.

En este mismo sentido se deben incluir en los programas el estudio de elementos de nuestra cultura, de la localidad para convertirlos en protagonistas importantes de la cultura y en investigadores.

Se considera este elemento de interrelación de vital importancia para motivar a los estudiantes en el estudio de la historia de la ciencia a la que se dedican y a su papel dentro de la historia nacional.

Aunque está claro que nuestro currículo es semiabierto y el propósito de las autoridades que rigen el proceso docente educativo ha sido el perfeccionamiento continúo, no ha existido una centralización efectiva que conlleve a la uniformidad por lo que los rediseños realizados en los programas con el objetivo de perfeccionarlos ha quedado en colectivos que con una visión clara del modelo del profesional han trabajado sistemáticamente en este sentido.

En este modelo curricular que existe hoy en Medicina destaca la enseñanza sociedad- teoría y práctica, tiene en cuenta el principio del desarrollo integral de la personalidad y hay una tendencia a la interrelación entre docencia e investigación, y la Historia contribuye a esto ya que la forma de evaluación final de la asignatura es la defensa de un trabajo referativo sobre un tema que el alumno investigó durante todo el semestre, el cual puede ser presentado posteriormente en Eventos, Talleres, etc, línea de investigación que no se ha logrado pero se debe tratar que sea una continuación de la iniciada en Historia de Cuba I para realizarlos utilizan las nuevas tecnologías de la enseñanza.

En los Comités Horizontales se ven estas asignaturas como algo aislado del resto de las asignaturas biomédicas.

En cuanto a los Comités Verticales podemos decir…”que sólo existen en el currículo pensado pero no en el vivido…” (4) por lo que no hay relación multidisciplinaria.

CONCLUSIONES
Los objetivos en el currículo diseñado son pertinentes en sentido general pero deben ser perfeccionados y concebirse integralmente los elementos instructivos y educativos. El lugar que ocupa la Disciplina dentro de la malla curricular es adecuado.

Las formas organizativas de la enseñanza, los métodos y recursos para el aprendizaje son susceptibles de perfeccionarse y ampliarse.

Los contenidos en la Disciplina de Historia de Cuba son extensos y necesitan ser revisados en su selección, así como incluir elementos de Historia de la Medicina en Cuba, de la cultura nacional y de la localidad y así tributar más a los objetivos del perfil del egresado.

RECOMENDACIONES
Se recomienda hacer a nivel nacional un rediseño de los programas de Historia de Cuba donde se pongan en práctica las experiencias acumuladas y se haga una descarga de contenidos históricos, sustituyendo algunos de los ya conocidos por los estudiantes por los elementos antes mencionados de Historia de la Medicina, cultura y la localidad, con los que consideramos contribuimos más a la formación general integral de los profesionales de la salud y a la consideración de valores éticos profesionales que reafirmen los principios de una sociedad socialista.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
1. Castro, Fidel. Discurso pronunciado en la velada conmemorativa de los Cien Años de Lucha 10 de Octubre de 1968. Historia de la Revolución Cubana. Editorial Política, La Habana, 1980 p.33.

2. Documento de Diseño Curricular. Capítulo 2.

3. Ilizastegui Dupuy F. y R. Douglas Pedroso. Formación del Médico General Básico en Cuba. Educación. Medicina. Salud 1991, 25(2): 189- 205.

4. Matías M. Rita Relación entre el perfil del egresado, el plan de estudio y los programas de Inglés.

BIBLIOGRAFÍA
1. Programa de Historia de Cuba para Ciencias Médicas, Ciudad de la Habana, junio 2001.

AUTORA
Lic. Ildre Dávila Rodríguez
Profesora asistente de Historia.

Facultad de Ciencias Médicas Dr. Salvador Allende
Junio de 2007

Articulos relacionados:
Voluntariado Social
Resumen:
Entre nosotros, organizaciones como Red Solidaria, Apadim, Ucorci, Aldeas Infantiles SOS, Caritas, entre tantas otras, más o menos anónimas, mas o menos conocidas hacen ...
Grado de conocimiento sobre el auto examen de mamas en mujeres mayores de 30 años
Resumen:
La mujer en su integridad física y espiritual, hace especial cuidado de su salud, brindando atención a diferentes partes de su cuerpo. Es común que sienta sus mamas como ...
Hacia una perspectiva epistemológica en los estudios culturológicos regionales. Valoraciones teórico-metodológicas. (Ensayo)
Resumen:
Las ciencias sociales contemporáneas se han propuesto la construcción teórica desde perspectivas cada vez más amplias que articulen preceptos y aplicaciones de forma tran...
Diferencias legitimadas. Género y relaciones de poder en la pareja conyugal
Resumen:
Este trabajo analiza las relaciones de poder establecidas en los vínculos familiares desde una perspectiva de género. Esta perspectiva permite visualizar conductas de so...
Género y poder.¿Tomados de la mano?
Resumen:
El género ha pasado ha convertirse como un principio organizador de las relaciones de poder en las sociedades humanas. Tal como sostiene De Lauretis el género se construy...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©