Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

Deportistas invencibles con salud de hierro

Resumen: Cada dia es más amplio el movimiento deportivo que existe en Cuba. Una de las manifestaciones que más auge ha tomado en los últimos años es la carrera de maratón, siendo ésta representada en disímiles ocasiones por miles de habitantes cubanos y representaciones de todo el mundo.
3,014 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Lic. Dianelys Delgado Guerra y MsC. Ernesto Ángel Cossío García

RESUMEN
El siguiente trabajo trata sobre un análisis de las particularidades bioquímicas, morfológicas y fisiológicas más importantes en los corredores de maratón.

Palabras claves: Maratón, bioquímico, morfológico, fisiológico, salud.

OBJETIVOS
· Analizar las particularidades morfológicas, bioquímicas y fisiológicas de los maratonistas, o sea, los corredores de maratón (42 km. 195mts).
· Contribuir de una forma bien profunda a una mejor preparación de los deportistas de maratón.

INTRODUCCIÓN
Cada dia es más amplio el movimiento deportivo que existe en Cuba. Una de las manifestaciones que más auge ha tomado en los últimos años es la carrera de maratón, siendo ésta representada en disímiles ocasiones por miles de habitantes cubanos y representaciones de todo el mundo. Son varios los motivos que conllevan a realizar una carrera de maratón, por ejemplo: La carrera Terry Fox o El maratón de la Esperanza en la lucha contra el cáncer, La carrera por el día olímpico, El día del desafío, La carrera por el día mundial del corazón, Maracuba y Marabana. En estas carreras participan todos, desde los ancianos en sus categorías, niños, mujeres y hombres de todo el pueblo y los deportistas que se dedican en específico a esta rama del atletismo. Es de ellos de quienes trata nuestro trabajo, de los corredores de maratón.

La carrera y la marcha son las facultades naturales más rápidas que tiene el hombre para su desplazamiento. La longitud y la frecuencia de los pasos son los factores fundamentales para un mejor resultado. Dentro del atletismo las carreras se dividen en distancias cortas, largas y superlargas. La carrera consta de cuatro partes: arrancada, pasos transitorios, pasos normales, final. En el maratón, debido a sus características, los pasos normales son en gran medida la mayor parte de la carrera. En la carrera llega un momento que la demanda de oxígeno es tan grande que las fosas nasales resultan pequeñas para dejar pasar el aire necesario y hay que respirar por la boca.

DESARROLLO
La carrera se encuentra en el grupo de los deportes invariables donde se encuentran los deportes estereotipados. Dentro de este grupo la carrera por ser un deporte cíclico está también en los deportes de valoración cuantitativa, que se evalúan en unidades exactas (tiempo, peso, marca), clasificándose por la zona de potencia en moderada potencia.

El maratonista al igual que otro corredor de otra distancia tiene un mayor trabajo en las extremidades inferiores y extremidades superiores, o sea piernas y brazos, éstos últimos debido al trabajo de coordinación junto al movimiento de las piernas que se realizan en la carrera.
En los miembros inferiores, particularmente en la articulación coxo-femoral, se realizan movimientos de anteversión, participan músculos como: recto anterior, sartorio, psoas ilíaco, tensor de fascia lata, pectineo; en la retroversión participan músculos como el glúteo mayor y mediano, bíceps femoral, semitendinoso, semimembranoso.

En la articulación de la rodilla (fémur-tibial-rotuliana), hay movimientos de flexión y extensión; en los movimientos de flexión los músculos fundamentales son el semimembranoso, semitendinoso y el bíceps femoral; y en los movimientos de extensión el cuádriceps crural.
Continuando con el miembro inferior hay un movimiento de flexión plantar en la articulación tibio-peroneo-astragalina (tobillo). Aquí participan músculos como gemelos, sóleo, peroneo lateral y corto, flexor largo de los dedos y tibial posterior.

Con relación a los brazos, en la articulación escápulo- humeral, hay movimientos de anteversión y retroversión. Los músculos pectoral mayor, córaco braquial, bíceps braquial (porción corta) y fascículo anterior del deltoide participan en la anteversión, mientras tanto en la retroversión se ponen de manifiesto el tríceps braquial, fascículo posterior del deltoide, redondo mayor y dorsal ancho.

Además en los miembros superiores hay movimientos de flexión en la articulación húmero–radial-cubital (codo). Aquí participan músculos como el braquial anterior, braquial radial, pronador redondo, palmar mayor y primer radial externo.

La posición del tronco durante la carrera de maratón es completamente vertical, destacándose fundamentalmente los músculos respiratorios que garantizan las fases de inspiración y espiración. El diafragma y los intercostales externos participan como músculos inspiradores y como músculos espiratorios están los abdominales e intercostales internos.

Es necesario señalar que es importante saber relajar rápidamente los músculos en las distancias largas, ya que esto garantiza una elevada capacidad de trabajo (utilización más efectiva de las cualidades velocidad-fuerza).

El sistema energético aerobio es el que se pone de manifiesto en la carrera de maratón. Cuando se inicia la carrera el creatín fosfato es el suministro energético, a medida que el trabajo se prolonga se utiliza la glucosa sanguínea proveniente del glucógeno hepático.

Se utilizan como sustratos energéticos los carbohidratos, los lípidos y las proteínas, éstas últimas tienen una función energética de forma secundaria. Cuando el trabajo se prolonga, disminuyen los carbohidratos y comienzan a moverse las grasas (triglicéridos) al hígado a través de las lipoproteínas. En el caso de que el maratonista observa a otro corredor que se aproxima se rompe el mecanismo aerobio, el acetil colina se condensa y da lugar a la formación de los cuerpos cetónicos (acetona, ácido aceto acético, ácido B-hidroxibutírico). En los procesos aerobios predomina la síntesis de carbohidratos y lípidos. Llega un momento en que las velocidades de degradación y síntesis se desplazan con igual intensidad y se alcanza un estado de equilibrio. Es por eso que en el maratonista no aumenta la masa muscular.

Los cambios que se producen en la sangre se clasifican en dos tipos: temporales y permanentes. Los cambios temporales son más frecuentes en sujetos no entrenados produciéndose una alteración en la relación plasma- elementos figurados, durante la actividad física:

PLASMA         ELEMENTOS FIGURADOS  = REPOSO
   25%                                 25%

PLASMA         ELEMENTOS FIGURADOS  = ACTIVIDAD FÍSICA
   25%                                 75%


Las reservas alcalinas (sistema buffer) en los trabajos moderados disminuyen en un 7 a un 12 % con respecto a los niveles iniciales.
La mayor cantidad de eritrocitos y hemoglobina en sangre aumentan para que haya un mayor transporte de O2, se favorecen los procesos oxidativos aerobios. También aumenta la cantidad de leucocitos y el número de neutralitos, especialmente los polimorfos-nucleares. En la carrera de maratón casi no varía el contenido de ácido láctico en sangre y puede disminuir la concentración de glucosa en sangre, lo que contribuye al desarrollo de la fatiga.

En el sistema nervioso central del corredor se forman durante el entrenamiento los estereotipos dinámicos relativamente uniformes de los procesos nerviosos que sirven de base a la técnica de la carrera.

Con respecto a los analizadores en condiciones de competencia, el corredor tiene que captar con rapidez y precisión las acciones de los contrarios y valorar la situación de la lucha deportiva para regular los esfuerzos musculares.

Las funciones respiratorias también experimentan un incremento considerable. El consumo de O2 no alcanza tan altos valores como el trabajo de gran potencia. La demanda de O2 se forma solo durante la entrada al trabajo y las aceleraciones. Esta deuda es de 4 a 5 litros. Con la magnitud del máximo VO2 ocupan uno de los primeros lugares con respecto a otros deportistas. Mientras mayor sea la distancia, mayor será relativamente la energía que consuma. En la carrera de maratón es aproximadamente de 2500 kcal.

También en la carrera de maratón observamos cambios en las hormonas pancreáticas, por ejemplo: la insulina favorece la entrada de glucosa a la célula y aumenta al inicio del trabajo; si el trabajo continúa como en el caso del maratón el glucagón favorece la degradación del glucógeno hepático. En cuanto a las catecolamina observamos que en el maratonista no se degrada adrenalina.

Los electrolitos juegan un papel importante en la regulación de los procesos fisiológicos, metabólicos del organismo y en el caso del maratonista el NA+ y CL- disminuyen debido a la sudoración y el K+ aumenta pero no de forma significativa.

Mientras mayor sea la distancia para la cual se prepara el deportista, más pausado será su ritmo cardiaco en estado de reposo. En los maratonistas se observa frecuentemente la bradicardia. Es característico también en los deportistas de resistencia, la dilatación debido a un trabajo de precarga, aumentando el retorno venoso. Las dimensiones del corazón generalmente aumentan y la presión diastólica frecuentemente disminuye.

Las mayores pérdidas de peso se producen en este tipo de carrera hasta 4 ó 5 kilogramos. En cuanto a la temperatura corporal hay una intensa formación de calor.

En la orina encontramos una disminución de la diuresis porque hay un mayor grado de sudoración, pérdida del agua en forma vapor. Hay una mayor densidad. Además, como un resultado del aumento de la permeabilidad de los epitelios renales, generalmente hay presencia de proteinuria en los maratonistas. Es directamente proporcional a la magnitud de la carga e inversamente proporcional a la forma deportiva.

En un corredor de maratón no debe presentarse la glucosuria. Puede aparecer albúmina en la orina, incluso eritrocitos particularmente en deportistas no entrenados.

La fatiga de los maratonistas se ve acentuada por la prolongación del trabajo debido a un mayor desgaste de los recursos energéticos. Hay una disminución de las enzimas oxidativas en el Ciclo de Krebs, aumenta el ácido amino butírico y se favorecen los procesos de inhibición. Hay una desnaturalización de las enzimas.

La recuperación que no es más que el restablecimiento de todos los cambios hasta llegar a los niveles iniciales, está en dependencia de la duración del esfuerzo, por lo tanto, como la carrera de maratón es un esfuerzo largo, la recuperación entonces es tardía. También la etapa de súper compensación será más acentuada y prolongada, mientras más prolongado sea el esfuerzo físico.

En la recuperación aumenta el contenido de productos del metabolismo intracelular (ADP, AMP, ácido láctico, cuerpos cetónicos), se intensifican los procesos de síntesis de enzimas gastadas durante el trabajo. Una de las propiedades de la recuperación es el heterocronismo donde todas las funciones no se recuperan a la vez. Las más rápidas en recuperarse son las reservas del O2 y CRP, luego el glucógeno muscular y el glucógeno hepático; y en último lugar las grasas y proteínas destruidas durante el trabajo.

CONCLUSIONES
Una vez estudiado el organismo de los maratonistas ya estamos en condiciones de hacer un mejor trabajo con ellos, por ejemplo desde el punto de vista morfológico descubrimos que el corredor de fondo es uno de los deportistas que más músculos emplea en sus movimientos, puesto que tanto los inferiores en el movimiento de la carrera como los superiores en la coordinación están en constante intercambio. Estudiamos bien a fondo que los principales suministros energéticos de los maratonistas vienen dados por los carbohidratos y los lípidos y que padecen en muchas ocasiones de una constante bradicardia.

Estas y otras conclusiones investigadas acerca de los maratonistas son cuestiones importantes y necesarias que deben ser aplicadas y tenerse en cuenta a la hora de preparar a los deportistas de maratón.

Recordemos siempre que en el afán de crear a los mejores atletas muchas veces olvidamos que su salud es lo primero. Un atleta enfermo por un mal entrenamiento es una derrota imperdonable. Hagamos un trabajo conjunto para obtener deportistas invencibles con una salud de hierro.

BIBLIOGRAFÍA
· Bioquímica Volkov.
· Fisiología Humana Guyton.
· Fisiología Humana Zimkim.
· Morfología Hernández Corvo.
· Atletismo Tomo I Ozolin.
· Revista Marabana XX Aniversario. 19 de Noviembre de 2006. Aniversario 45 INDER.

AUTORES
Lic. Dianelys Delgado Guerra
dianelysdelgado@gmail.com

MsC. Ernesto Ángel Cossío García.
ernecubano@gmail.com

Articulos relacionados:
El aeróbic, opción para una vida más grata
Resumen:
El aeróbic nos trae el concepto del entrenamiento de la condición física, orientado a la salud y al bienestar físico, psicológico y social. En el aeróbic no sólo encontra...
Autismo, Actividad Física y Deportiva
Resumen:
Cuando iniciamos un entrenamiento deportivo es importante no sólo estar preparados en cuanto a los conocimientos teóricos y prácticos de la actividad física, también es n...
Acercamiento a la Historia Ambiental de los Juegos Olímpicos Modernos
Resumen:
El presente trabajo hace un acercamiento la historia de los Juegos Olímpicos Moderno desde la perspectiva ambiental, es por ello que pretendemos acercarnos a los impactos...
Efectividad de los lanzamientos en la zona baja realizados por los lanzadores del equipo Las Tunas que participaron en la XLVII serie nacional de béisbol
Resumen:
De los aspectos que componen el béisbol es precisamente el trabajo de los lanzadores el más importante, según los entendidos el éxito de un juego depende en gran medida d...
La goniometría en la gimnasia rítmica deportiva
Resumen:
La Gimnasia Rítmica Deportiva es un deporte de arte competitivo de gran aceptación a nivel mundial, considerado un espectáculo deportivo, sin embargo, tiene como finalida...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©