Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

El proyecto educativo de centro. Consideraciones teóricas. La dimensión comunitaria del proyecto educativo de centro

Resumen: En el artículo se abordan diferentes criterios con respecto al Proyecto educativo de Centro y se analizan las posibilidades del mismo para abordar desde las condiciones de la escuela cubana contemporánea la unidad y la diversidad.
3,204 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: MSc. Blanca Cortón Romero

RESUMEN
En el artículo se abordan diferentes criterios con respecto al Proyecto educativo de Centro y se analizan las posibilidades del mismo para abordar desde las condiciones de la escuela cubana contemporánea la unidad y la diversidad. Se enfatiza en la dimensión comunitaria del Proyecto educativo de Centro insistiéndose en el hecho de que desde esta dimensión es posible potenciar a la escuela como el principal centro cultural de la comunidad.

Palabras Clave: Proyecto educativo de centro o Institucional, cultura, cultura comunitaria, Proyecto Curricular , dimensión comunitaria del Proyecto educativo de Centro.

DESARROLLO
En el mundo contemporáneo se desarrollan una serie de procesos, en los que la cultura desempeña un papel decisivo; esta es en las condiciones del mundo del mundo de hoy un factor primordial en la solución de los principales problemas que nos aquejan.

La difusión de la cultura y la formación de individuos cada vez más cultos constituye una tarea fundamental en nuestros tiempos y especialmente en Cuba donde nos hemos propuesto el logro de una cultura general integral para nuestro pueblo.

En la consecución de este empeño la escuela cubana puede y debe desarrollar un rol decisivo, la misma ha sido declarada en diferentes documentos como el principal centro cultural de la comunidad; sin embargo aun no existe una clara concepción de lo que significa esta expresión ni se ha logrado la instrumentación de vías coherentes y sistemáticas para el desarrollo del trabajo cultural comunitario desde la escuela.

En nuestro criterio, el Proyecto Educativo de Centro, en su dimensión comunitaria, puede garantizar el espacio para insertar el trabajo cultural de la escuela cubana hacia la comunidad, argumentar de manera preliminar esta afirmación es el propósito principal de este trabajo.

En el logro del mismo consideramos oportuno referirnos a algunas cuestiones teóricas relacionadas con el Proyecto educativo de Centro.
El concepto proyecto resulta un concepto ampliamente tratado en el análisis de los más diversos procesos y fenómenos; en sentido general su contenido es asociado a:
· Designio o intención de ejecutar algo.
· Plan para ejecutar algo de importancia.
· Representación de la obra que se ha de fabricar.
· Representación en perspectiva.
· Lo que queremos que se encarne en nosotros.
· Conducta de anticipación que supone poder representarse lo que aún no existe e imaginar el tiempo futuro para la construcción de una sucesión de actos y acontecimientos.

Se manejan diversos conceptos de proyecto, aplicables a diversas ramas de la actividad humana, asumimos los criterios de un colectivo de autores cubanos encabezados por la MSc. Irma Nocedo de León (2001) que identifican el proyecto con un plan de acción donde se articulan de forma orgánica los componentes que permiten responder a ¿Qué se quiere lograr? ¿Por qué y para qué? ¿Cómo, donde y cuando alcanzarlo? ¿Quiénes lo harán y con qué recursos?

La concepción del trabajo a través de proyectos, esta ampliamente representada en la educación.
Los procesos de reforma llevados a cabo en América Latina y el mundo han apostado por los Proyectos Educativos como alternativa para lograr el protagonismo de los actores de la institución escolar en los procesos de transformación desde la base, potenciando los principios democráticos de gestión escolar y fomentando la descentralización a través del traspaso de poder y la toma de decisiones al personal de dirección, estudiantes, docentes, la familia y la comunidad.

Nuestro país no ha estado ajeno a esta experiencia, de ahí que como parte de nuestra política educacional basada en la unidad del Sistema Nacional de Educación, dadas las características de nuestro proyecto de sociedad, conjugado dialécticamente con la flexibilidad y la atención a la diversidad se haya prestado atención especial a este problema el cual ha sido objeto de atención por los investigadores del ICCP y del IPLAC. (Ana María Fernández, Beatriz Castellanos, Miguel J. Llivina, Victoria Arencibia, René Hernández, Lizardo García Ramis Alberto Valle y otros)

En la literatura pedagógica, se encuentra a menudo el concepto Proyecto Educativo de Centro, de Escuela o Institucional; el contenido que se le atribuye al mismo difiere entre los diferentes autores, aunque hay coincidencia en el sentido de plantear que dicho proyecto permite particularizar cada centro y consensuar con estudiantes, maestros, directivos, personal docente en general, padres y miembros de la comunidad; las características de la oferta educativa de la escuela.

Es necesario acotar que en el caso de Cuba el concepto Proyecto Educativo es usado también para referirse al modelo educativo cubano.
Esta concepción concibe al proyecto educativo en sentido amplio-del país- y en sentido estrecho-del centro-como dos caras de una misma moneda, pues parte de entender la educación como un proyecto de estado en el que se juega el destino de la nación.

El contenido de este concepto como se evidencia puede ser entendido en sentido amplio, lo que sitúa al Proyecto Educativo en el nivel macro y en sentido estrecho lo que lo sitúa en el nivel micro, a los efectos de este trabajo nos referiremos al sentido estrecho o sea el nivel micro.
Entre los autores consultados se encontraron las siguientes definiciones de Proyecto Educativo:

“… es la articulación entre un problema que es necesario resolver y un camino posible para que sea resuelto. El proyecto institucional es una tarea que se construye, a la manera de un trabajo de autorreflexión colectiva que permite aumentar el conocimiento sobre las dificultades y posibilidades de la escuela.” (Silvia Kremenchutzky y otros “Gestión Institucional” MCYE, 1994) (1)

“… es un plan de acciones centrado en torno a un conjunto de objetivos concretos y realistas, que toman en consideración los objetivos, las situaciones locales y las necesidades específicas de la escuela. (Proyecto de Mejoramiento Educativo MECE Ministerio de Educación, Chile, 1992) (2)
“… implica una situación de aprendizaje colectivo donde se establece un diálogo constante y sistemático entre los diferentes actores de la institución, a través de sus conocimientos y del análisis de sus prácticas con el fin de lograr un cambio” (Patricia Maddonni, “La escuela, un lugar posible para el perfeccionamiento de los docentes”, 1992) (3)

“El PEI, es básicamente un proceso que tiene como propósito central el cambio. Un proyecto escolar no es responsabilidad ni patrimonio de una sola persona o un grupo de personas,… representa el compromiso de todos los miembros involucrados en la escuela.” (4)
“El PEI es un proceso que se construye entre los distintos actores y entre estos y el contexto escolar, con miras a la consecución de logros y resultados educativos, que requieren inicialmente de una identificación colectiva articulada a la práctica educativa del país” (5)
“Una propuesta global y colectiva de actuación a largo plazo, en cuya elaboración participan todos los miembros de la comunidad escolar, que permita dirigir de un modo coherente el proceso educativo en un centro y plantee la toma de posición del centro ante aspectos tan importantes como los valores, los conocimientos y habilidades que se pretenden priorizar, las relaciones con los padres y entorno, la propia organización, etc.…” (6)
“… plan de acción o propuesta que se elabora en función de lograr determinados objetivos y finalidades, mediante el empleo de recursos materiales y humanos todo ello enmarcado en un período de tiempo…” (Castellano, et al, 2005). Según estos autores esta es la definición más usada en la literatura.

Estos mismos autores proponen como definición más aplicable a nuestro caso”… propuesta educativa innovadora e implementada con la participación de la comunidad educativa, donde se anticipan e integran determinadas tareas, recursos y tiempos con vistas a alcanzar resultados y objetivos que contribuyan a los procesos de cambio educativo, potenciando una educación desarrolladora, contextualizada según las necesidades de cada escuela, y en correspondencia con el encargo de la sociedad cubana a la educación.”(7)

Este punto de vista se concreta en el Modelo de Secundaria Básica, en el que se considera que el proyecto educativo escolar representa la estrategia para lograr en cada centro las transformaciones de ese nivel de enseñanza que nos hemos propuesto y expresa al mismo tiempo los cambios que en este sentido se van alcanzando progresivamente.(8)

También se incluye en la concepción de las transformaciones de la Enseñanza Preuniversitaria. En el Proyecto Modelo de preuniversitario desarrollado por un colectivo de autores del ISP Frank País y de docentes y directivos de la Provincia Santiago de Cuba, bajo la dirección del Dr. Luis Roberto Jardinot, se concibe al proyecto educativo como la vía para materializar el modelo proyectivo curricular de la institución, como estrategia pedagógica para la dirección participativa del proceso formativo del estudiante. De ahí su carácter formativo, democrático- participativo, flexible e integral. (9)

En la literatura consultada, independientemente de los diversos criterios con respecto al contenido del concepto, hay coincidencia en considerar que el Proyecto Educativo de Centro, de escuela o institucional; sintetiza la oferta educativa de la escuela, oferta que en nuestro criterio es ante todo cultural, es un instrumento de gestión en el que se expresa la identidad de la institución escolar y tiene un carácter prospectivo, anticipador ya que en el mismo se articulan los problemas que presenta el centro, los caminos para su solución- a través de la integración de tareas, recursos y tiempo para propiciar el cambio educativo-y los criterios y formas para la evaluación de los resultados obtenidos.

El Proyecto Educativo de Centro permite armonizar la diversidad, creando ámbitos de coherencia en el proceso educativo y controlando la acción de las tendencias disgregadoras que actúan en las condiciones de de multiculturalidad que caracterizan a la institución escolar y a la comunidad en que esta desarrolla su accionar, .garantiza la participación de todos los factores que intervienen en la educación en la toma de decisiones y crea ámbitos de negociación que conducen al consenso como método de gestión.

Como documento funciona como referencia para otros documentos tales como el Proyecto Curricular o el Reglamento Escolar, de ahí su carácter vinculante.

El Proyecto Educativo de centro permite resignificar los fines educativos definidos a nivel nacional en función de las características de cada escuela .El mismo se caracteriza por:
· Su carácter participativo.(lo que introduce el problema de los actores)
· Ser flexible y operativo.
· Su intencionalidad última está en concordancia con la intencionalidad última del modelo de hombre que se pretende formar.
· Su carácter estratégico.
· Constituye una propuesta global que abarca toda la vida de la escuela.
· Orienta las prácticas de la comunidad educativa.
· Establece los fundamentos y principios que identifican a la institución.

Al analizar el Proyecto educativo de Centro es imprescindible referirse al Proyecto Curricular, el cual es considerado por algunos autores cubanos como el conjunto de orientaciones sobre el contenido del proceso de enseñanza-aprendizaje en lo que respecta a su secuenciación en niveles, ciclos y cursos; así como los procedimientos para la evaluación del rendimiento de los estudiantes. (Castellano, B., et alt.2005).

Este criterio parte de considerar que el currículo no se reduce a la programación de contenidos o acciones del proceso de enseñanza-aprendizaje sino que constituye propuesta global de estructuración de este proceso con el propósito de lograr el mayor desarrollo posible de los estudiantes.
El Proyecto Educativo y el Proyecto Curricular son dos proyectos diferentes, pero ambos marcan las líneas organizativas del centro en una doble dinámica, cultural y didáctica respectivamente.

Entre el Proyecto Educativo de Centro y el Proyecto Curricular existe una relación dialéctica, algunos consideran que el segundo es parte del primero (Castellanos. B., et alt, 2005) desde nuestro punto de vista el Proyecto Educativo fundamenta el Proyecto Curricular, si tenemos en cuenta que este proporciona explicaciones acerca de por qué se asume uno u otro Proyecto Curricular, el cual a su vez sirve de base para el despliegue del Proyecto Educativo de Centro.

Dado que el Proyecto Educativo de Centro establece no solo lo que se desea lograr y el camino para lograrlo, sino implica la participación democrática de toda la comunidad educativa y el ajuste y resignificación de los propósitos educativos sociales a los condiciones específicas del centro y su entorno, uno de los aspectos centrales de su desarrollo es la modificación del currículo, lo que implica la participación de toda la comunidad educativa incluyendo estudiantes, padres y comunitarios en el diseño curricular.

Los procesos de reforma educativa desarrollados en diferentes partes del mundo, han prestado atención especial al proyecto curricular, no obstante debe tenerse en cuenta que existe el criterio que compartimos de que los procesos de cambio curricular no constituyen ni aseguran por si solos el cambio educativo en profundidad, ya que cuando las transformaciones comienzan por el cambio curricular tienen un impacto muy débil en las prácticas pedagógicas; lo cual justifica la importancia que se le atribuyen a los procesos de gestión y los cambios en los estilos de dirección, en los que los proyectos educativos desempeñan un papel esencial.(10)

La relación entre el Proyecto Educativo y el o los Proyectos de Investigación es también significativa; en interés de este artículo es necesario acotar que constituyen dos procesos diferentes que pueden o no estar interrelacionados, aunque los Proyectos de Investigación pueden y deben constituirse en la principal herramienta para el diagnóstico, ejecución y evaluación del Proyecto Educativo.

En cuanto a las dimensiones del proyecto educativo, partimos de entender por dimensión la proyección de un objeto o atributo en cierta dirección, expresión de una única naturaleza de dicho objeto pero de diferentes funciones en un mismo proceso. (Álvarez de Zayas, 2000)
Se reconocen tres dimensiones del Proyecto Educativo, administrativa, pedagógica y comunitaria. (11) y política, ética y comunitaria (según conferencia de la Dr.Susana Cisneros).Como es evidente la dimensión comunitaria es reconocida en ambos casos.

Otros autores consultados no hacen referencia a estas dimensiones de manera explícita, aunque implícitamente se refieren a las manifestaciones del proyecto en los marcos del proceso pedagógico en la escuela y en la comunidad y a la necesaria evaluación y administración de recursos materiales y humanos como parte del Proyecto Educativo. (Castellanos, B., et alt, 2005) (García R. et alt, 1996)

Con respecto a la dimensión comunitaria que de hecho asumimos por considerar que en las condiciones de Cuba y desde el criterio de que el proyecto educativo es una propuesta cultural, es la que permite desplegar la identidad de cada escuela, es necesario acotar que la mayoría de los autores se refieren a la misma en tanto el diagnóstico de la comunidad es considerado imprescindible para determinar los posibilidades que el entorno comunitario ofrece para el desarrollo del proceso pedagógico pero no tienen en cuenta a la comunidad como escenario y beneficiaria del despliegue del Proyecto Educativo de Centro, lo que permitiría en nuestro caso dotar de contenido a la concepción de la escuela como principal centro cultural de la comunidad.

El Proyecto Educativo de la Escuela le permite a esta cumplir su misión socializadora en la comunidad, no solo porque prepara a los estudiantes para la vida social y productiva en su territorio, sino además porque permite incorporar a los diferentes agentes educativos que actúan en la localidad a este proceso de preparación, en nuestro criterio y en perspectiva se hace necesario para completar esta misión socializadora que la escuela desde su proyecto educativo pueda insertarse en la cultura comunitaria e influir en el desarrollo cultural comunitario.

La concepción de la dimensión comunitaria del proyecto educativo garantiza que la escuela:
· Logre un alto grado de integración de fuerzas en torno al análisis y solución de sus problemas y los de las comunidades, referidos a la educación de estudiantes en particular y comunitarios en general.
· Se convierta en el centro cultural más importante de la comunidad no limitando el contenido de cultura a lo artístico.
· Propicie la incorporación de estudiantes, docentes, padres y comunitarios a las tareas de la escuela y de la comunidad a través de vías adecuadas de participación.

Sobre esta concebimos la dimensión comunitaria del PEC como la que se expresa en su proyección hacia la comunidad, a partir de la cual se concreta la función cultural de la escuela como principal centro cultural de la misma y se revela la esencia formativa de las relaciones escuela-comunidad con respecto a los comunitarios.

El análisis del Proyecto Educativo desde su dimensión comunitaria introduce el tema del trabajo cultural comunitario desplegada en nuestro caso fundamentalmente por instituciones culturales subordinadas al Ministerio de Cultura a través de los llamados Proyectos Culturales, Socio-culturales o Comunitarios; los cuales en ocasiones tienen en la escuela a uno de sus gestores.

El Proyecto Cultural es considerado por la autora como el conjunto de actividades que tienen como objetivo común incidir en el desarrollo cultural de la comunidad, alcanzable autónomamente como unidad de acción en un período de tiempo determinado, al mismo se le asignan personas y medios materiales, informativos y financieros. Las acciones diseñadas en el proyecto se sustentan en la indagación científica de las necesidades, intereses y posibilidades de los comunitarios teniendo como base el diagnóstico. (12)

La práctica característica de nuestro país en este sentido, nos muestra que estos proyectos, asumidos fundamentalmente por instituciones del MINCULT como Casas de Cultura, Salas de video, Focos Culturales, enmarcan su accionar en la cultura artística, desde nuestro punto de vista y sin desconocer la importancia de esta visión, asumir la cultura desde la cultura artística, no resulta la concepción más conveniente para abordar el trabajo cultural comunitario desde la escuela, de ahí que partimos de entender la cultura a los efectos de este propósito, como un concepto cuyo contenido es conveniente circunscribirlo a los marcos de la vida espiritual de la sociedad.

En este sentido la cultura constituye la aprehensión, por parte de la sociedad en general y de los individuos en particular, de las expresiones de la cultura espiritual contenidas en las ideas filosóficas, políticas, científicas, morales, estéticas, etc., en las normas de convivencia humana, entendida ésta en las relaciones hombre – hombre, hombre –naturaleza, en el arte y la literatura, los sentimientos humanos y en fin en la calidad creciente de las relaciones sociales. La cultura es, además, expresión del grado de desarrollo individual y social.

La cultura comunitaria, a cuyo desarrollo ha de dirigirse la labor de la escuela la entenderemos como la vida espiritual de la comunidad, proceso en el que se interrelaciona lo individual y lo colectivo, lo reproductivo y lo creador. Conjunto de rasgos distintivos que caracterizan a la comunidad desde el punto de vista espiritual y que determinan en lo esencial la calidad de las relaciones y nexos que se desarrollan en la misma. Engloba, además de las manifestaciones del arte, los sistemas de valores y normas de comportamiento social, los deberes y derechos fundamentales, las creencias, tradiciones, el patrimonio tangible e intangible y otros aspectos. Se objetiva en la actividad de los comunitarios y de la comunidad en general, restituyéndoles su condición de sujeto histórico.

Sobre esta base, en los marcos del Proyecto Educativo de Escuela, al desplegar su dimensión comunitaria en una estrategia de intervención educativa en la comunidad, proponemos dirigir las acciones a transformar la s relaciones sociales comunitarias como expresión sintética de la cultura, determinando a través del diagnóstico de la cultura de la comunidad de la escuela, la esencias o manifestaciones de la cultura que en cada comunidad permiten de manera más directa el acceso al logro de este propósito.

En fin el Proyecto Educativo de Centro es hoy una alternativa viable y efectiva desde nuestro punto de vista para potenciar la función de la escuela cubana como centro cultural de la comunidad.

NOTAS Y REFERENCIAS
(1), (2), (3), (4) Estas definiciones aparecen en el trabajo “Proyecto Educativo Institucional Definiciones” consultado en el sitio Web http://www.educacioninicial.com
(5) Definición tomada del trabajo de Raquel Geiler “Aportes para construir el proyecto educativo institucional” consultado en el sitio Web http://www.efdeportes.com
(6) José Luis Bernal, el Proyecto educativo de Centro consultado en el sitio web
(7) Castellanos, Beatriz, et alt “Breve esquema conceptual, referencial y operativo sobre la investigación educativa” Editorial Pueblo y Educación, 2005 p 75.
(8) Metodología para la implementación de los Proyectos Educativos en el Preuniversitario, resultado del Proyecto de Investigación modelo de Preuniversitario, en soporte magnético.
(9) Proyecto de escuela Secundaria Básica (versión 8), 8/10/2005, en soporte magnético.
(10) Estas opiniones son sostenidas por Cesar Coll uno de los artífices conceptuales de la reforma educativa española y Juan Carlos Tedesco de la Oficina internacional de educación de la UNESCO y aparecen citadas en el trabajo de un colectivo de autores cubanos encabezado por la Dr. Doris Castellanos titulado Aprender y enseñar en la escuela. Una concepción desarrolladora de la Editorial Pueblo y Educación, editado en el 2002.
(11) Según criterio de Raquel Geiler en el trabajo “Aportes para construir el proyecto educativo institucional” consultado en el sitio Web http://www.efdeportes.com
(12) Cortón Romero, Blanca Tesis en opción al título académico de MSc. en Desarrollo Cultural Comunitario, Universidad de Oriente, 2002.

BIBLIOGRAFÍA

-Castellanos, Beatriz y otros “Breve esquema conceptual referencial y operativo sobre la investigación educativa”, Editorial Pueblo y Educación, 2005.
-García Ramis, Lizardo y otros “Los retos del cambio educativo”, Editorial Pueblo y Educación, 1996.
-Valle Lima, Alberto “Algunas consideraciones sobre la transformación de la escuela actual” en Compendio de Pedagogía, Editorial Pueblo y Educación, 2000.
-Addine, Fátima “Didáctica Teoría y Práctica” Editorial Pueblo y Educación,
-Nocedo de León, Irma y otros “Metodología de la investigación educacional”, Segunda Parte, Editorial Pueblo y Educación, 2001.
-Páez, Verena y Masón, Rosa María “Perspectivas y retos de la política educacional cubana” en Nociones de sociología, psicología y pedagogía, editorial Pueblo y Educación,
-Martínez, Llantada, Martha, Bernaza, Guillermo y otros “Metodología de la investigación educacional. Desafíos y polémicas actuales” editorial Pueblo y educación, 2005.
-Jardinot, Luis R.” Metodología para la implementación de los proyectos educativos en el preuniversitario” (en soporte magnético).
-Proyecto de Escuela Secundaria Básica, versión 8, (en soporte magnético)
-Proyecto educativo institucional. Definiciones. Consultado en http://www.educacioninicial.com
-C.A., Casanovas “Notas preliminares sobre el Proyecto Educativo Nacional”. Consultado en http://www.ads.us.e-plannig.net
-Dr.Alfredo L. Méndez y MSc. Martha B. Valdés” el proyecto educativo cubano. Su materialización a partir de 1959”. Consultado en http://www.ilustrados.com
-Raquel Geiler “Aportes para construir el proyecto educativo institucional”. Consultado en http://www.efdeportes.com
-“Las instituciones educativas y su proyecto educativo institucional: la definición de una visión compartida”.consultado en http://www.eudoteca.com
-Cipriano Olmos “El proyecto educativo y el proyecto Curricular de un centro escolar”, Correo del maestro,74, julio 2002.

AUTOR: MSc. Blanca Cortón Romero
Profesor Auxiliar
ISP Frank País Santiago de Cuba, Cuba

Articulos relacionados:
Enfoques imprescindibles en la formación de profesionales de la educación en condiciones de universalización
Resumen:
La sociedad del siglo XXI y la del futuro, se estructura bajo un nuevo paradigma, donde el conocimiento se convierte en motor principal del desarrollo: el gobierno revolu...
La Educación Estética como componente de la formación profesional en la Educación Superior
Resumen:
La satisfacción espiritual del ser humano está en correspondencia con las circunstancias objetivas que le proporciona el tipo de sociedad en que se desarrolla. El individ...
Metodología del aprendizaje basado en problemas (ABP)
Resumen:
En la pedagogía tradicional se busca esencialmente la formación de un pensamiento empírico, el estudiante al aprender es un receptor pasivo y el docente al enseñar es act...
Una mirada al aprendizaje en la escuela politécnica de nivel medio
Resumen:
Hoy en día está en la palestra pública una gran diversidad de opiniones acerca del aprendizaje de los alumnos en cualquier tipo de enseñanza, donde muchas personas de dif...
Universidad de Caldas Colombia
Resumen:
El proceso de formación de la Universidad popular, hoy Universidad de Caldas, tiene su origen en la década del 30 cuando el desarrollo industrial, comercial e intelectual...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©