Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

Huellas de Mujeres (ensayo)

Resumen: "Huellas de mujeres",pretende ser un sencillo y breve ensayo, basado en algunos pasajes de la vida de estas tres grandes mujeres, Frida Khalo Calderón, Gertrudis Gómez de Avellaneda, y Celia Sánchez Manduley, nos enfrenta a la huella personal de cada una...
3,641 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Ana María Cordoví Pérez

PROLOGO
“Huellas de mujeres”,pretende ser un sencillo y breve ensayo, basado en algunos pasajes de la vida de estas tres grandes mujeres, Frida Khalo Calderón, Gertrudis Gómez de Avellaneda, y Celia Sánchez Manduley, nos enfrenta a la huella personal de cada una; en sus facetas de pintora , escritora y revolucionaria.

Nos legaron un ejemplo de entrega, de dedicación, de amor por lo que creyeron, de perseverancia, de valentía. Conjugaron su delicadeza de mujer, con la inteligencia y grandeza de nuestro género.

Tienen en común, el amor que profesaron a su patria; en el caso de Frida, aunque la mayoría de sus cuadros representan un pasaje de su vida personal, quería y trabajó para que su obra fuera afirmación de la identidad mexicana, su tierra por la que sentía profundo amor.

La Avellaneda vivió en un siglo lleno de prejuicios, donde el saber le estaba vedado a la mujer, pero a pesar de ello se convirtió en uno de los más destacados talentos románticos de la lengua española, en muchas de sus obras refleja amor y añoranza por su tierra y a pesar de haber vivido la mayor parte de su vida en España, nunca denegó de sus raíces cubanas.
En cuanto a Celia, vivió para servir a la patria y esta fue su verdadero amor.

DESARROLLO
Frida Kahlo (1907-1954)
Magdalena Carmen Frida Kahlo Calderón, tenía una singular personalidad, caracterizada desde la infancia por un profundo sentido de la independencia y la rebeldía, pero sobre todo de una conciencia reflexiva y crítica que heredó al mundo a través de su obra; es una de las grandes representantes de la cultura mexicana.

Nació en Cayocán, entonces en las afueras de la ciudad de México el 6 de julio de 1907, en 1913 a los 6 años, sufre de un ataque de poliomielitis que le afecta la pierna derecha, por lo que se dice comienza a sufrir la burla de muchas personas por su defecto. Inicia sus estudios en la escuela nacional de preparatoria en 1922, que es donde observa a Diego Rivera quién fuera en un futuro su esposo, pintar su mural “La creación” y es en esa época que toma algunas clases de grabado.

Cuando tenía solamente 16 años, sufre un terrible accidente cuando viajaba en un autobús, el resultado de este accidente fue fractura de la columna vertebral en tres sitios, así como de la clavícula, tres costillas, las piernas, el pie derecho; un tubo le atraviesa la cadera hasta el sexo, produciéndole una triple fractura de la pelvis, que le impedirá tener hijos, ese accidente la marcará para toda su vida; durante su convalecencia comienza a pintar sus primeras obras

Se reencuentra con Diego Rivera en 1927, le lleva sus primeros cuadros y el pintor muestra interés por el artista y su obra; dos años más tarde se casaron; ella tenía 22 y el 43

Esta gran artista ,fue una mujer que supo vencer sus lesiones y continuó trabajando y creando , influida por la obra de su marido , adoptó el empleo de zonas de color amplios y sencillos , plasmados en un estilo deliberadamente ingenuo, quería que su obra fuera la afirmación de la identidad mexicana y por ello recurría a técnicas y temas extraídos del folklore y del arte popular de su país, más adelante la inclusión de elementos fantásticos, claramente introspectivas, la libre utilización del espacio pictórico, y la yuxtaposición de objetos incongruentes , realzan el impacto de su obra , que llegó a ser relacionada con el movimiento surrealista ,sus cuadros representan su experiencia personal, los aspectos dolorosos de su vida , que transcurrió en gran parte , postrada en una cama, son narradas a través de una imaginería gráfica.

Expresa la desintegración de su cuerpo y el terrible sufrimiento que padeció en obras como: “La columna verte bral” (1944) en la que aparece con un aparato ortopédico de metal y con el cuerpo abierto mostrando una columna rota en lugar de una columna vertebral, su dolor ante la imposibilidad de tener hijos lo plasma en “Hospital Henry Ford”(1932), en la que se ve un bebé y varios objetos , como un hueso pélvico y una máquina, diseminadas alrededor de una máquina de hospital donde yace mientras sufre un aborto; otras obras como “Unos cuantos piquetitos”(1935),”Las dos Frida”(1939) y “Sin esperanza”(1945)

Su vida fue breve y a menudo bastante turbulenta y dolorosa, nos dejó un legado artístico que rivaliza con cualquier otro .Usando su único y personal estilo folklórico, Frida pintó el diario de su vida, cada pintura en lugar de ser un simple autorretrato o naturaleza muerta, recoge un momento de su vida, reflejan las emociones de su turbulenta relación con el muralista

Con la maestría de su fina pincelada, dejó plasmada decena de autorretratos, así como espléndidos retratos de niños y obras inspiradas en la iconografía mexicana anterior a la conquista, sus unidas cejas y su escaso bigote, aunque fue casi siempre su única modelo, su intención iba más allá de querer preservar la belleza de juventud, ello estuvo más relacionado con su necesidad de identificarse con México, su tierra amada

Cómo artista la pareja que formó con Diego Rivera fue muy productiva, cada uno consideraba al otro como el mejor pintor y pintora, por ello me atrevería a asegurar que su vida llena de dolores tuvo su recompensa como pintora pues sus exposiciones fueron muy aceptadas. Expone en tres ocasiones; organizó las exposiciones de Nueva York de 1938 y de París de 1939 a través de sus contactos con el poeta y ensayista surrealista francés André Breton esto la llevó a relacionarse con Picasso y aparecer en la portada del VOGUE francés “…Nunca pinté mis sueños, pinté mi propia realidad...” así expresó cuando la crítica calificó su obra de surrealista. En abril de 1953 expuso por primera vez en la Galería de Arte Contemporáneo de Ciudad de México y un año después muere.

Frida militó en las filas del Partido Comunista Mexicano tuvo varias facetas, artista, intelectual activista social y política, escritora y revolucionaria ¡Qué mujer! ¡Qué enriquecida a pesar de sus dolores!

Gertrudis Gómez de Avellaneda (1814-1873)
Nació en Puerto Príncipe, actual Camagüey, el 22 de mayo de 1814, poetisa desde la cuna. La muerte de su padre y un casamiento apresurado de su madre la hicieron salir de Cuba hacia Europa, donde entró en contacto con la literatura romántica del momento; escribió poesía, novela y teatro y se destacó en los tres géneros al incorporar a las letras españolas el ambiente caribeño, sentido en Europa como exótico, en un tono melancólico y nostálgico.

La Avellaneda fue la mujer que en el siglo XIX se convirtió en uno de los más destacados talentos románticos de la lengua española, considerada la primera figura de la literatura cubana, La peregrina, seudónimo que utilizó para publicar versos en varios periódicos, alcanzó el éxito rotundo en el mundo hispánico de las letras, tanto por su obra poética como por sus dramas y novelas.

Fue propuesta como candidata, para ocupar un sillón en la real academia de la lengua, sin embargo su condición de mujer, en una época sin grandes perspectivas para el género femenino, impidió que se consumara tal merecimiento

Según sus estudiosos, su obra narrativa está por debajo de su lírica y de su teatro, no obstante su epistolario, sobre todo sus cartas a IGNACIO CEPEDA la distingue entre los más eminentes epistológrafos cubanos del siglo XIX.

Durante toda su vida cultivó todos los géneros, escribió un total de diecinueve obras de teatro, nueve novelas, incluida “SAB” y reedita dos veces sus poesías para sus Obras Completas. Publica poemas sueltos y artículos en la prensa, en su obra sobre todo en su poesía; el amor es el tema fundamental y sus versos eróticos son de extrema y apasionada sinceridad, en la que funde la expresión robusta de una intensa nota subjetiva de ternura y nostalgia.

En el teatro, intentó fundir la tragedia clásica con el drama romántico, pero sin caer en excesos de éste, como en los dramas “Saúl” (1849) o Baltasar (1858), considerada la mejor de sus obras por el retrato psicológico de sus personajes, los dramas llenaron los teatros de la península,
Y las obras discutieron el primer y segundo premio, a la vez, en los juegos florales más selectos de Madrid.


Dominó la poesía con pasión, además de ser reconocida como una de las más refinadas , y a la vez de lenguaje más sencillo, poetisa de nuestro idioma, la Avellaneda trató dos temas primordiales de la literatura universal –su novela “SAB” es una de las mejores obras de la abolición de la esclavitud

José Antonio Portuondo dijo de ella: “…La Avellaneda es parte de nuestra herencia cultural, su obra es orgullo nuestro, ejemplo para escritores contemporáneos, de rigor en el tratamiento de la poesía lírica; del drama, de la novela, de la leyenda (…). Es un ejemplo extraordinario de escritora; y solamente su afán de no comprometerse la colocó en una situación de la que ahora debemos rescatarla. Hagámoslo así porque la Avellaneda es nuestra, es cubana y es grande entre los grandes escritores de la humanidad….”

De ideas muy adelantadas para su época en cuanto al papel de la mujer, el divorcio, el matrimonio. En Sevilla conoce a Ignacio Cepeda quién será el gran amor de su vida, con quién vive una atormentada relación amorosa, no

correspondida de la manera apasionada que ella exige; en1846 se casó con Don Pedro Sabater, apenas un año después de su matrimonio quedó viuda, se casó nuevamente en 1856 con un político de gran influencia, Domingo Verdugo con quién regresó a la patria, donde se le acogió con honores, volvió a España tras la muerte de este para no volver.

Muchos mantienen la tesis de que la Avellaneda fue incapaz de inspirar amor, pero el hecho de que Cepeda guardó celosamente sus cartas hasta su muerte, las que fueron donadas por su viuda, ponen en tela de juicio dicha afirmación.

Es importante destacar que La Avellaneda sintió profundo amor por su tierra, se sentía cubana, nunca denegó de sus raíces, aunque estas estaban en España también por línea paterna , en su carta autobiográfica dice: “…..El día 9 de abril de 1836 nos embarcamos para Burdeos en una fragata Francesa, y sentidas y lloradas, abandonamos ingratas aquel país querido, que acaso no volveremos a ver jamás ¡Perdone usted!, mis lágrimas, manchan este papel; no puedo recordar sin emoción aquella noche memorable en que vi por última vez la tierra de Cuba.”

En su poema “AL PARTIR” refleja sus sentimientos más íntimos al salir de Cuba:

¡Perla del mar! ¡Estrella de occidente!
¡Hermosa Cuba! Tu brillante cielo
La noche cubre con su opaco velo,
Como cubre el dolor mi triste frente,
¡Adiós, patria feliz, edén querido!


“…atrevidamente grande.” Dijo de ella nuestro José Martí.

Celia Esther de los Desamparados Sánchez Manduley.
Nació el 9 de mayo de 1920, en Media Luna, asentado en la llanura costera del Guacanayabo, este pueblo era en aquella época un barrio rural del término municipal de Manzanillo.Hija de Acacia Manduley Alsina y el médico manzanillero Manuel Sánchez Silveira.

Tanto la familia Sánchez Silveira como Manduley Alsina eran relativamente numerosas y sus miembros muy unidos entre sí, Celia y sus hermanos crecieron rodeados del afecto de muchas personas, no solo de sus familiares sino también de personas que en distintos momentos trabajaron en la casa y fueron muy queridos por la familia. Cuando tenía seis años, muere su madre, su padre entonces volcó todo su amor en sus hijos, nunca más se volvió a casar, la conducta y actividad de Manuel Sánchez revelan una personalidad sumamente interesante.

Era un benefactor lo cuál se hacía evidente día a día , tanto en el ejercicio de su carrera como en el desenvolvimiento de su vida privada, y como rasgo sobresaliente, su veneración por la patria y su concepto del deber ciudadano ; cuando visitaba por la tarde a sus pacientes, llevaba siempre a sus hijos con él para que conocieran las miserias en que vivían las clases más humildes, tenía un gran sentido de la solidaridad humana y en extremo bondadoso, era un ferviente martiano , y para que sus hijos también amaran la patria, acostumbraba sentarlos a su alrededor y leerle obras de aliento patriótico, semejante personalidad tenía por fuerza que dejar una profunda huella en Celia , y muchos de los rasgos de su personalidad los adquirió del ejemplo de su padre, su tenacidad, la pureza de sus intenciones , la sensibilidad patriótica y política y muchos otros rasgos que la caracterizaron a lo largo de su vida.

De temperamento siempre inquieto, y dotada de gracia, simpatía y sentido del humor, de pequeña fue traviesa, pero despuntó desde entonces por su valor personal, además de desarrollar prontamente el sentido de la responsabilidad, el amor hacia los humildes, a los cuales trataba de igual a igual, su formación familiar y el medio en que nació y vivió, hasta la adolescencia, fue un factor fundamental para desarrollar una de sus cualidades más hermosas.

Hay circunstancias que influyen en su formación política, el concepto que acerca del deber tenía su padre y por otro lado la circunstancia de vivir en una región pionera en la difusión de las ideas del socialismo y escenario de importantes batallas obreras libradas en el país, a mediados de la década del 30 Celia ingresa en la escuela preparatoria José María Heredia, de Manzanillo, incorporada al instituto de segunda enseñanza de Santiago de Cuba, en esta época la atracción que el líder revolucionario Antonio Guiteras ejerce sobre la juventud cubana llega hasta ella, que ayudó en cuestiones de propaganda de Joven Cuba, tuvo su primera experiencia entonces en afanes conspirativos.

Por esta época como toda muchacha, se dice que el amor tocó a su puerta, era un muchacho español, atlético y buen mozo que sus tíos habían traído a América, acostumbraba con frecuencia a darle serenatas a Celia, la bella joven criolla de la cuál se había enamorado , pero abruptamente fue sometido a una intervención quirúrgica aparentemente sencilla, muere Salvador Sardurní a los 21 años de edad, las hermanas de Celia afirman que no fueron novios, pero lo cierto es que su muerte dejó en ella una profunda huella de dolor.

Comienza el bachillerato en 1937, pero no lo termina abandona los estudios. Hacia 1940 la familia se traslada al poblado de Pilón, en este lugar paradójicamente Celia ensancha su horizonte intelectual, pues debido a la tranquilidad del lugar se convierte en una lectora asidua, comenzará la el autodidactismo que hará de ella una mujer preparada, tenía preferencia por los textos de carácter histórico; por esta época serían frecuentes sus visitas a La Habana, y en una de estas visitas conoce a Eduardo Chibás , ya para entonces una de las figuras más brillantes y populares del autenticismo y comenzó así la simpatía y admiración que Celia llegó a sentir por Chibás .

Al subir a la presidencia de Cuba Ramón Grau San Martín, comenzaba así la etapa de los gobiernos auténticos, en esta etapa caracterizada por la entrega servil a los intereses norteamericanos, el anticomunismo despiadado, escandalosa corrupción político y administrativa, el auge del gansterismo, el recrudecimiento del desempleo y la desesperanza, es en esta coyuntura cuando Chibás decide fundar el 15 de mayo de 1947, una nueva organización política a la que llamó Partido del Pueblo Cubano (Ortodoxos), cuatro días después, el doctor Sánchez Silveira anuncia a Chibás su adhesión mediante una carta , poco después funda la Ortodoxia en Pilón.

El 16 de agosto de 1951 muere Chibás , Celia se mantiene todo el tiempo en la cámara mortuoria después se sumerge en el río humano que marcha tras el féretro , también junto al cadáver había permanecido un joven abogado que comenzaba a brillar como una de las más prometedoras figuras de la ortodoxia, sin embargo, a pesar de la coincidencia, no sería hasta la Sierra Maestra entregada ella ya completamente a la lucha revolucionaria encabezada por él, cuando Fidel Castro y Celia Sánchez se conocerán.

El 10 de Marzo de 1952, Fulgencio Batista tras un golpe de estado instaura en el poder un régimen de facto que profundizará la entrega a los intereses imperialistas y la situación de dependencia económica del país, este golpe sorprende a Celia en su casa de Pilón, ese mismo día tomó la decisión de unirse a cualquier cubano que estuviera dispuesto a luchar contra esa recién instaurada dictadura.

En el año del Centenario del apóstol, Celia junto a su padre y otros compañeros, tendrán a su cargo la subida del busto de martí al Pico Turquino, en ese año un grupo de jóvenes ofrendaría a Martí su propio homenaje, y al amanecer del domingo 26 de julio , Fidel castro se lanzaba frente a un centenar de Jóvenes al asalto al cuartel Moncada en Santiago de Cuba y Carlos Manuel De Céspedes en Bayamo, el nombre de Fidel no era desconocido para Celia , la noticia de esa acción le hace renacer la esperanza perdida; Celia sintió una inmediata simpatía por Fidel y el grupo de asaltantes ; al año siguiente la lectura de la primera edición clandestina de “ La Historia me Absolverá” hizo que a partir de ese momento quedó ganada para la lucha encabezada por Fidel.

Sus primeras acciones fue la recaudación de algunas sumas de dinero entre amistades y otros compañeros o mediante la elaboración y venta de dulces, lo cuál le permitió enviar alimentos, ropa medicinas y libros a los moncadistas presos en Isla de Pinos, Creó en Pilón una organización clandestina a la que llamó Movimiento Revolucionario Masó, en homenaje al general manzanillero, esta tuvo mucho desarrollo.

En esta misma época, finales del año 1955 Celia establece contacto con Pepito Tey y otros luchadores clandestinos de santiago de Cuba que se han ido nucleando en torno a la jefatura de Frank País.

Su incorporación al Movimiento 26 de Julio data de 1955, Manuel Echevarría, conocía de las actividades de Celia y le pidió que fuera a Santiago a ver a Frank País, en esa entrevista, Celia acepta sin vacilación su incorporación al movimiento y la encomienda de organizarlo en Pilón.

A partir del mes de julio de 1955, ella se entrega de lleno a su nueva responsabilidad, el hecho de vivir en uno de los lugares más remotos del país, no mermó en lo más mínimo el entusiasmo y la dedicación con que se lanzó a la creación del aparato del Movimiento en su pueblo, muy rápidamente gracias a su actividad, fueron surgiendo varias células de militantes en la zona, ya para ese momento había tenido contacto con dirigentes del Movimiento como Frank; logró estructurar un sólido aparato clandestino.


Desde que Fidel comenzó a elaborar los planes de la expedición que llevaría la guerra al país, una de las premisas tácticas fue el punto de llegada o desembarco debería ser próximo a la Sierra Maestra, en la decisión final intervinieron varios factores uno de los factores era de orden humano, y se resume en el nombre de Celia, pues el movimiento de Pilón , bajo su dirección era ya una entidad reconocida.

Su propia existencia y pujanza era la demostración más elocuente del sentido de organización, la habilidad y seriedad de la esforzada revolucionaria, sobre los hombros de ella recaerá la responsabilidad de preparar las condiciones que puedan garantizar el éxito de todo plan para el inicio de la nueva fase de la lucha, y asegurar quizás la vida misma de Fidel y los demás expedicionarios; quedará demostrado en los hechos, Celia estará a la altura de esa responsabilidad y esa confianza.

Su labor de organización de la red de recepción del desembarco del “Granma”, la proyectará a los primeros planos de la Revolución Cubana, Celia logró comprometer en esta empresa a algunos elementos claves que le permitieron ampliar considerablemente la red de apoyo al desembarco, uno de estos fue Guillermo García, campesino del Plátano, hoy Comandante de la Revolución, otras de las medidas más hábiles de Celia fue recabar la ayuda de Crescencio Pérez, viejo luchador contra la guardia rural desde la época de Machado, por intermedio de de este luchador , Celia puede ampliar considerablemente la red de colaboradores campesinos en zonas cruciales como Belic, Ojo de agua, Alegría de Pío, Río Nuevo, Palmarito y en otros puntos de la ruta general que debían seguir los expedicionarios en su marcha hacia las zonas más intrincadas de la Sierra Maestra.

Es conocida la importancia trascendental que tuvo esta colaboración campesina organizada por Celia en el desarrollo de los acontecimientos posteriores a la dispersión de los expedicionarios en Alegría de Pío, y su contribución decisiva al reagrupamiento de los combatientes, muchos expedicionarios debieron sus vidas a aquellos campesinos comprometidos con la red clandestina de recepción del desembarco.

Si Fidel, Raúl, Almeida y el puñado de combatientes que los acompañaban, lograron reunirse en pie de lucha en la finca de Mongo Pérez en los días finales de 1956, ello se debió no sólo a la voluntad y el coraje de esos hombres sino también en gran medida al trabajo tenaz y minucioso de Celia desde meses atrás, y a la organización, disciplina y decisión de aquellos campesinos, hombres y mujeres, que en el momento más difícil cumplieron su palabra.

En uno de sus viajes a La Habana, a finales de 1956, Celia decidió plantear a Armando Hart y otros compañeros de la dirección del Movimiento, su deseo de partir hacia México y regresar con la expedición, consideraba que el trabajo preparatorio que le había sido encomendado estaba terminado, su mayor aspiración en ese momento era correr los mismos riesgos que Fidel y sus compañeros. Pero Frank con quién ya había discutido el asunto se opuso rotundamente, disciplinada como siempre, renunció a esa ilusión y regresó a Manzanillo a continuar ultimando todos los preparativos.

En Manzanillo también desarrolló una intensa actividad, emprende una fuerte campaña en busca de contribuciones en dinero al Movimiento para apoyar en particular los gastos del desembarco.

Ya es 30 de noviembre, y comienzan a llegar las primeras noticias del levantamiento en Santiago de Cuba, dispuesto por Frank para apoyar el desembarco y distraer las fuerzas enemigas, luego el desembarco el día 2 de diciembre y la dispersión de los expedicionarios después de Alegría de Pío; se divulga estrepitosamente la noticia de la muerte de Fidel, pero desde el primer momento se niega a creerla, su preocupación era hacer contacto a toda costa con los expedicionarios, y así lo ratifica a sus enlaces.

No obstante al cerco establecido por el enemigo y las estrictas medidas de control tomadas, decide dirigirse a Santiago, disfrazada con una barriga en un viaje lleno de peligro, del cuál ella daría testimonio.

Celia se entrevista con Frank y acuerdan esperar, fueron días para ella largos y difíciles a pesar del optimismo que trasmite a los demás miembros del Movimiento. Poco a poco se empiezan a recibir los primeros avisos de que algunos expedicionarios han logrado escapar del cerco enemigo, además de los que han sido capturados y las primeras informaciones sobre los crímenes atroces que se han cometido contra los combatientes, el 19 de diciembre recibe confirmación cierta de que Fidel vive y que está a salvo en manos seguras y que este ha planteado apoyo inmediato del movimiento en, parque, dinero, ropas y calzado.

Desde ese mismo momento Celia se da a la tarea de preparar el primer envío de ayuda a la guerrilla, y posteriormente durante toda esa etapa inicial, su dedicación a la labor de aseguramiento y apoyo del destacamento guerrillero fue absoluta, a tal punto fue su entrega, que se convirtió en un punto de poyo crucial de la guerrilla y manzanillo en la retaguardia principal del ejército rebelde. De esto deja testimonio Raúl Castro cuando en abril de 1957 le escribe precisamente a ella. “Tú te has convertido en nuestro paño de lágrimas más inmediato y por eso todo el peso recae sobre ti; te vamos a tener que nombrar Madrina Oficial del destacamento.”

A lo largo de su actividad como luchadora clandestina, demostró de manera más cabal sus cualidades para este tipo de lucha: su arrojo, su ingenio, su habilidad para enmascarar todo movimiento sospechoso, la disciplina que mostraba y que sabía inculcar y exigir a los demás.

Después de subir dos veces a la Sierra, el 23 de abril se incorpora Celia de nuevo a la tropa guerrillera, ahora su estancia no va a ser tan fugaz, y así se integra a la escuadra de la comandancia, compuesta en ese entonces por Fidel, Che, Ciro Redondo, Manuel Fajardo, Luís Crespo, Universo Sánchez y comienza de inmediato a ganarse por derecho propio un lugar en la guerrilla.

No pocos pensaron que Celia sería un estorbo para la movilidad y el desenvolvimiento general de la tropa y que no podría soportar las penalidades de la vida guerrillera en la montaña, pero temprano y con asombro se dieron cuenta de que se había incorporado un combatiente más, capaz de resistir todos los rigores. Celia fue para los combatientes la compañera, la amiga, la hermana, la madre en muchos casos.

Su condición de combatiente activa la va a ratificar en el asalto al cuartel de Uvero, empuñando una carabina M-1; otras mujeres empuñaran después el fúsil en la Sierra Maestra, pero siempre corresponderá a Celia el mérito de haber sido la primera y de haberlo hecho bien.

Celia pasó por momentos muy difíciles en su vida clandestina, pero hacia octubre del 57, la situación se le tornaba cada día más insostenible y así alrededor del día 15 de ese mismo mes sale de Manzanillo en dirección a la Sierra y ya no regresará más hasta el triunfo de la Revolución.

Desde los primeros momentos de su lucha en la clandestinidad y luego en la Sierra, durante la etapa que ya convertida en el brazo derecho y auxiliar insustituible junto a Fidel; Celia fue muy celosa en la conservación y custodia de muchos papeles y documentos relacionados con la lucha, y ella misma expresó el sentido del alcance de ese quehacer en palabras escritas en plena guerra todavía “Hay muchos papeles sin importancia hoy pero que para un futuro y para la historia serán de gran valor. Mi interés en esto ha sido que cuando se escriba la historia sea lo que realmente es y no dejen estos papeles escribir historietas, nada prueba más que los documentos, por lo que todo importa después.”

Hay que imaginar la voluntad y el esfuerzo que requería de parte de Celia esta actividad laboriosa en las difíciles condiciones de la montaña, casi siempre arrebatando horas al descanso en las húmedas y frías madrugadas de la Sierra Maestra, para llevar el control minucioso de los documentos cursados o recibidos, hacer las copias con su letra de molde menuda y nerviosa o requerir de los capitanes rebeldes la devolución de algún papel importante. A esto habría que añadir las dificultades derivadas de la incomprensión o la negligencia ocasionales de algunos.

Su participación en toda la labor con vistas a la ofensiva enemiga, fue crucial; los meses de abril y mayo de 1958 fueron de trabajo muy intenso.

La actividad de Celia fue multifacética , infatigable y elocuente que Fidel resume en una frase muy sencilla “Te has hecho indispensable para nosotros”.

La victoria del 1ro de Enero, le dio a Celia nuevas responsabilidades, comenzaba una etapa dura para la revolución en el poder. Fue una trabajadora incansable, que desde el primer momento emprendió las nuevas tareas apenas sin solución de continuidad, con el mismo espíritu y voluntad que la caracterizó siempre.

Con Fidel entró a La Habana el 8 de enero, pero ya no se le ve aparecer en casi ninguna de las fotos y películas de aquel día, su infinita modestia hizo que a partir de entonces tratara de manera consciente, de evitar por todos los medios que se notara su presencia. Fue la suya casi siempre una labor deliberadamente anónima, muy alejada de la publicidad. A partir de 1959, estuvo presente en todas las actividades importantes de la Revolución, en todas sus obras más significativas, en todos los momentos más trascendentales, pero poquísimas veces aparecía su rostro en las fotografías y no con mucha frecuencia se mencionaba su nombre su nombre.

Su historia de este período revolucionario, es de entrega absoluta a la Revolución y no está desde luego en papeles, sino todavía en el recuerdo, la admiración y el corazón de aquellos que tuvieron el privilegio especial de conocer a Celia.

Siempre al lado de Fidel, su aporte a la revolución no está en los cargos que ocupó y el trabajo que realizó desde ellos, no está en las múltiples obras que ejecutó y los innumerables planes y proyectos que materializó; lo esencial de su contribución es algo que escapa a la dimensión de los hechos, lo esencial fue su presencia.

Presencia de íntimo contacto con el pueblo, de modestia de dedicación absoluta, de austeridad, intransigencia, de vital alegría, de disciplina, lealtad, en resumen de amor al pueblo y a la Revolución.

Su ejemplo imperecedero de mujer cubana, de luchadora, de revolucionaria está presente en la mujer cubana de hoy, incluso en aquellas que no la conocimos, porque ella es símbolo de firmeza y amor conjugado. La muerte la alcanzó, cuando la revolución a la cuál ella se había entregado estaba hecha, como la había soñado desde sus primeros afanes revolucionarios. Porque para ella la Revolución fue su vida.

AUTORA
Ana María Cordoví Pérez
e-mail: acordovi@uci.cu
2008

Articulos relacionados:
Géneros literarios
Resumen:
Genero Lirico. Himno. Canción. Cantata. Madrigal. Elegía. Dolora. Rima. Epigrama. Soneto. Romance. Balada. Letrilla. Copla. Cantar. Genero Épico. Epopeya. Poema históric...
El corazon de las tinieblas de Joseph Conrad
Resumen:
Joseph Conrad ejerce sobre mí una influencia contradictoria. Por el lado negativo le tengo envidia, una insana y destructiva envidia porque la gran frustración de mi vida...
Es complejo, pero a la vez no lo es tanto. Parece complejo de resolver pero no es difícil
Resumen:
Durante años en la noble tarea de enseñar las lenguas extranjeras y en específico el Inglés cuantas veces no le hemos escuchado decir a más jóvenes y menos jóvenes, a más...
Las Consonantes Sordas y Sonoras en el Inglés Norteamericano
Resumen:
Un caso importante en el cual las consonantes inglesas se difieren ligeramente de las españolas es que en Inglés muchas veces las consonantes se cambian de "sonoras" a "s...
Jose Martí y el Idioma
Resumen:
En todas las facetas de la obra de Martí se advierte una gran unidad de propósitos. La obra martiana en su totalidad, es expresión por diferentes vías y medios del gran p...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©