Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

La convicción hacia el ejercicio físico; conciencia y corazón

Resumen: En el presente trabajo queremos hacer un análisis reflexivo de la importancia que alcanza una correcta formación de convicciones relacionadas con el ejercicio físico en nuestros alumnos para su preparación hacia la vida adulta; establecer de igual forma cómo ocurre...
2,086 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Miguel Tamayo Guerra

INTRODUCCIÓN
En el presente trabajo queremos hacer un análisis reflexivo de la importancia que alcanza una correcta formación de convicciones relacionadas con el ejercicio físico en nuestros alumnos para su preparación hacia la vida adulta; establecer de igual forma cómo ocurre el proceso psicológico de formación de convicciones y qué requisitos debe seguir el profesor de educación Física para lograr tales propósitos.

“La nesecidad de educar a una generación saludable, armónicamente desarrollada y físicamente preparada, está determinada por la nesecidad que establece la demanda de la construcción de la sociedad socialista. De ahí la importancia que tiene la práctica sistemática de la Educación Física, los deportes y la recreación, desde las más tempranas edades hasta la vejez”.[1]

“Si tenemos en cuenta que al nacer el ser humano solamente está provisto de reflejos incondicionados para subsistir, sin ningún otro movimiento que le facilite la confrontación directa con el medio, comprenderemos mejor el papel que le corresponde jugar a la familia en la organización y sistematización desde los primeros días de nacido, de las actividades físicas que coadyuven a educar un niño sano, resistente y físicamente fuerte”.[2]

Al iniciar el niño la escuela comienza a recibir un proceso dirigido a su desarrollo físico y mental perfectamente organizado a través de la Educación Física. Aquí de forma dosificada y sistemática los alumnos comienzan a recibir los beneficios que reporta los ejercicios físicos y los juegos. De lo anterior N. K. Krupskaia dijo: “El juego es una nesecidad del organismo infantil en desarrollo. En el juego se desarrollan las fuerzas físicas del niño, se hacen más fuertes sus brazos, más ágil el cuerpo, más precisa la mirada y se desarrollan el entendimiento, la ingeniosidad y la iniciativa. En el juego se crean en el niño hábitos de organización, se desarrollan el dominio y la habilidad para desarrollar las circunstancias.”[3]

Consideramos que el juego es una vía de significativa importancia en el proceso de educación no sólo de los niños, sino también de los adolescentes y jóvenes; aunque el principal medio para realizar estos tipos de juegos es a través del ejercicio físico como eslabón fundamental ya que el mismo produce una serie de cambios biológicos, psicológicos y sociales que determinan el desarrollo de la personalidad en las distintas etapas del desarrollo humano.
En su principal obra “El capital”, Carlos Marx caracteriza la combinación de enseñanza, trabajo productivo y gimnasia como la “educación del futuro” y el “único método para producir hombres desarrollados en todos los aspectos.”[4]

Una de las tareas más importantes de la escuela es la formación de convicciones en los alumnos; de ahí que el maestro no pueda dejar de considerar en la determinación de los objetivos educativos la dirección pedagógica de este proceso.

“Las convicciones son puntos de vista y de actuación que se forman en el escolar, a partir de los conocimientos que adquiere en su interrelación con la realidad objetiva.”
“La convicción implica el compromiso personal, el aspecto subjetivo de la personalidad, la actuación y el pensamiento con un espíritu partidista; en la convicción se expresa la conjugación dinámica de los aspectos emocionales, intelectuales y de la conducta del hombre.”[5]

Analizando lo anterior se hace evidente que la convicción es inseparable del conocimiento, pues si el escolar durante la instrucción no se apropia del conocimiento científico sobre la influencia positiva que ejercen los ejercicios físicos sobre el organismo, resulta imposible que se forme la convicción adecuada para realizar de forma consciente, voluntaria y sistemática determinados ejercicios físicos buscando el fin anterior.

Sin embargo, no puede identificarse la convicción con el conocimiento porque su formación no solo depende de la esfera cognoscitiva.

Aunque en este trabajo exponemos de forma reflexiva algunas ideas para el logro de convicciones hacia el ejercicio físico, no se debe esperar que en una clase, actividad, grupo de ellas, e inclusive en una etapa, el escolar desarrolle convicciones. Por otra parte, la posesión de una convicción se determina por la manera en que el alumno se conduce ante las diversas situaciones que se le presentan en la actividad práctica; es entonces un error referirse a que el alumno adquirió una convicción solamente por el razonamiento y la valoración que haga ante determinado hecho o fenómeno que se exponga.

Los objetivos educativos van dirigidos a la formación de sentimientos, actitudes, cualidades del carácter, sistema de motivos e intereses y a la formación de convicciones.

Todo lo que se ha dicho y expuesto no es suficiente para vencer las deficiencias y dificultades que aún los profesores de Educación Física muestran en este sentido, tampoco es suficiente la cantidad de cursos, seminarios y bibliografía que se publica para nuestra preparación; pues existen dos elemenots que se relacionan en nuestro título de los que depende el éxito en los resultados; ellos son en primer lugar la “conciencia” que cada cual muestre a la hora de educar; elemento este relacionado específicamente con la disposición, entrega, conocimiento y voluntad de querer hacer; por otra parte tenemos al “corazón” que filosóficamente es conocido como el órgano de los sentimientos, las emociones y la voluntad de poder hacer.

Si tenemos una conciencia clara, definida y un corazón grande, deseoso y fuerte, enfrentaríamos nuestra tarea con un sentimiento que resume todas las cualidades buenas de los seres humanos y que gracias a el todo es posible, incluso frente a las dificultades que a diario la vida nos impone; enfrentaríamos entonces nuestra profesión con “AMOR”.

OBJETIVO
1-Analizar la vía para la formación y logro de convicciones relacionadas hacia la práctica del ejercicio físico en nuestros escolares de secundaria básica.

DESARROLLO
La asimilación de los conocimientos y la formación en los adolescentes de una actitud cognoscitiva hacia el medio es uno de los aspectos esenciales hasta donde está encaminado nuestro trabajo como educadores; esto tiene gran importancia no sólo para el desarrollo del pensamiento en esta etapa de vida sino para la formación de intereses cognoscitivos y de la personalidad en general.

La Educación Física es una asignatura eminentemente práctica pero con posibilidades reales para lograr junto a las demás asignaturas un desarrollo intelectual y una concepción científica del mundo en los alumnos, aspecto este que debe lograrlo a través de su contenido donde juega un papel importante el desarrollo de las capacidades pedagógicas del profesor. Sobre este polémico tema cabe preguntarse:

-¿Cumplirá la Educación Física actual, como proceso pedagógico, con tales espectativas?
-¿Estarán asimilando nuestros alumnos conocimientos que les permitan adquirir puntos de vista para poder actuar correctamente en el medio que los rodea?

Comenzaremos con un profundo análisis auxiliándonos de lo planteado por L. I. Bozhovich, doctora en ciencias psicológicas, y posteriormente llevar el mismo a nuestra realidad actual. Esta personalidad de la psicología al referirse a la etapa de la adolescencia dice: “...es precisamente en este período en que se da un paso decisivo en el desarrollo del niño, al concluir su infancia y pasar a la etapa de desarrollo psíquico que lo prepara directamente para la vida laboral independiente.

El escolar mayor ya no es un niño, tiende hacia el futuro y todo su desarrollo comienza a determinarse por esta tendencia. El adolescente continúa siendo un niño en muchos aspectos, aunque no se diferencia menos del escolar pequeño, que del mayor. El adolescente todavía vive en el presente, aunque en parte sueña ya con el futuro; está absorbido totalmente por la escuela, el maestro, las relaciones con los compañeros y la familia.”[6]

En la labor educativa este es el primer aspecto que debemos conocer y comprender; es necesario adentrarse en las particularidades psicológicas –en nuestro caso la adolescencia- para poder encaminar correctamente la influencia pedagógica. Debemos conocer los gustos y preferencias, las motivaciones, lo que sienten y piensan, así como sus modos de actuación. Esto es de vital importancia para atender cada diferencia individual pues las condiciones de vida familiar y de educación son diferentes, por ejemplo, un grupo de adolescentes vive en zonas rurales, otro en la periferia de los poblados y un mayor grupo en zonas urbanas, además el nivel intelectual y cultural de los padres varía extraordinariamente de un grupo a otros.
Continuando el análisis la Bozhovich aseveró: “La enseñanza escolar tiene lugar sobre la base de los conocimientos que ya el niño posee y que adquirió en el proceso de su experiencia diaria.”[7]

“En la enseñanza surge ante los adolescentes una nueva tarea: como resultado de una actividad cognoscitiva especialmente organizada, deben penetrar en la esencia real de los objetos de la realidad, comprender las relaciones entre ellos. En este sentido muy a menudo la esencia del objeto no coincide con su apariencia, y lo que el adolescente aprende en clases puede parecerles contradictorio con su experiencia directa de la vida”.[8]

Aquí haremos un alto y entraremos en materia específicamente. Los niños pequeños aman las clases de Educación Física, según investigaciones realizadas por algunos equipos metodológicos municipales en el municipio Ranchuelo, la asignatura clasifica dentro del grupo de mayor gusto y preferencia por los escolares menores; ellos muestran gran motivación hacia la práctica del ejercicio físico y esencialmente por el juego porque este representa una opción recreativa de vital importancia en la vida del niño.

Sería casi imposible desarrollar una clase con calidad, atención, motivación y participación consciente de sus alumnos primarios donde no se inserten juegos menores o predeportivos.Por consiguiente, el juego en esta etapa produce un desarrollo de capacidades físicas y habilidades pero no se utiliza este método como vía para transmitir conocimientos que permitan al niño convencerse de que los ejercicios físicos que realizan a través del juego tienen una importancia más allá del aspecto recreativo. Este fenómeno afecta la actitud cognoscitiva del niño hacia el medio que lo rodea.

Los adolescentes producto del desarrollo psicológico y la madurez mental que van alcanzando comienzan a mostrar una actitud cognoscitiva más organizada que les permite penetrar en la esencia real de los procesos y objetos de la realidad, esto da posibilidades al profesor de establecer un proceso de formación de convicciones relacionadas con la práctica del ejercicio físico.

Aquí surge una situación interesante y está basada en que el adolescente se encuentra preparado para asimilar y comprender el nuevo conocimiento, pero si no trae consigo un arsenal anterior, una base cognoscitiva que permita o facilite comenzar a crear nuevas convicciones hacia el ejercicio físico se dificultaría nuestro accionar pegagógico.

“De esta forma, los conocimientos escolares no constituyen una simple suma de nuevas informaciones, representaciones y conceptos; los conocimientos escolares están internamente vinculados con nuevos procedimientos de pensamiento y con una nueva actitud cognoscitiva de los alumnos hacia la realidad.”[9]

Es por ello que los conocimientos asimilados por nuestros alumnos en las clases de Educación Física no se reducen a la acumulación cuantitativa, a la ampliación y profundización de lo que el niño sabía antes; estos conocimientos nuevos no sustituyen a los viejos, los cambian y reestructuran, reestructurando también las formas del pensamiento infantil y trayendo consigo nuevas motivaciones, nuevas actitudes hacia la realidad, hacia la práctica y hacia los propios conocimientos.

Según la Bozhovich se realizó un estudio experimental detallado del proceso de asimilación de los conocimientos que permitió observar cómo y bajo qué condiciones, los conocimientos escolares, al elaborarse en la conciencia del alumno, cambian todo el sistema de su pensamiento y su personalidad. “... esquemáticamente, este proceso pude ser representado como un camino que va desde la percepción y la comprensión del material docente hacia su reelaboración activa en la conciencia de los alumnos y hacia la transformación de los conocimientos asimilados en un logro personal del alumno, es decir, en su convicción ( esquema 2). De aquí se ve claramente que una verdadera asimilación de los conocimientos concluye solo cuando estos se convierten en parte de su concepción científica del mundo, es decir, cuando cambian los puntos de vista del alumno acerca de la realidad que lo rodea y su actitud hacia la misma.”

“De una comprensión tal del proceso de asimilación de los conocimientos escolares se puede concluir que dicha asimilación no es solo un proceso de enseñanza, sino también un proceso complejo de educación, directamente relacionado con la formación de la personalidad del escolar.”[10]

Continuando con el análisis de las concepciones aquí expresadas queda por valorar cómo es recibida y asimilada la Educación Física como proceso pedagógico por los alumnos. Al concluir la enseñanza primaria los niños llegan a la secundaria básica (séptimo grado) con una aceptable motivación hacia las clases de Educación Física, esto es una regularidad presentada casi siempre; se encuentran con una nueva escuela e instalaciones deportivas generalmente de mejor construcción, también nuevos compañeros mayores con un desarrollo superior de habilidades deportivas a los cuales desean imitar y llegar a ser como ellos.

Anteriormente decíamos que los motivos que impulsaban a los niños eran, por lo general, puramente recreativos, ya que a través de los juegos que realizaban en las clases se divertían y disfrutaban la actividad; lo que los escolares no llegaban a conocer con exactitud era lo relacionado a la influencia positiva que ejercen esas actividades sobre la mente y el cuerpo en esta importante etapa de sus vidas. La motivación era mantenida siempre y cuando existieran juegos ya que para la realización de otras actividades físicas mostraban gran apatía en la mayoría de los casos; durante el 8vo y 9no grados esta problemática se acrecentaba pues no encontrábamos las raíces de formación del problema y mucho menos su vía de solución.

A partir del curso 2003-2004 comenzamos un estudio acerca del comportamiento psicológico de nuestros alumnos en las clases de Educación Física relacionado con la asimilación de los conocimientos. Aquí pudimos comprobar como lo que los adolescentes aprendían en clases era contradictorio con sus experiencias directas de la vida; o sea, la esencia de los objetos no coincidía con su apariencia real.

Por ejemplo:
En determinada clase trabajábamos la capacidad física de resistencia y a través de la explicación les hacíamos saber que desarrollando esta capacidad estaríamos mejor preparados para la vida; expusimos a los alumnos algunas ventajas desde el punto de vista biológico, psicológico y social que esto traería consigo. En las primeras clases no quedaron muy convencidos con la explicación y entre otras cosas planteaban que correr los cansaba, en ocasiones llegaban a la fatiga y cómo era posible entonces que este ejercicio fuera beneficioso para la salud.

Utilizando el método de la persuación les propusimos que después de realizar Educación Física o practicar deporte durante algunas semanas se observaran física y mentalmente para ver que cambios ocurrían; la respuesta no se hizo esperar; el estado anímico, la actitud para realizar cualquier tarea y su estado emocional eran muy buenos en los días siguientes.

El profesor de Educación Física debe estar bien preparado para enfrentar el proceso docente educativo y utilizar en todo momento métodos educativos encaminados a lograr la solidez en los conocimientos transmitidos así como formar convicciones relacionadas con la práctica del ejercicio físico y el deporte.

“Por consiguiente, las particularidades del material docente exigen de los alumnos adolescentes un enfoque totalmente nuevo para su asimilación, tanto en el aspecto motivacional, en el cognoscitivo, como en las operaciones intelectuales que deben realizar."[11]

El corazón de todo este proceso de instrucción-educación en la escuela lo constituye la clase. “Una clase bien concebida, organizada y desarrollada con alegría, deja profundas huellas en la conciencia de los educandos. Durante el desarrollo de la clase, se resuelven tareas instructivas, educativas y relativas al robustecimiento de la salud. Las tareas instructivas están dirigidas a enseñar a los alumnos los contenidos programados en cada uno de los deportes o actividades físicas contemplados dentro del plan de estudio y al desarrollo de hábitos, habilidades y capacidades físicas que le permitan su ulterior aplicación en la vida. Las tareas educativas están encaminadas a educar en los niños y jóvenes rasgos volitivos del carácter de forma positiva, y las dirigidas hacia el robustecimiento de la salud, se manifiestan no solo mediante el fortalecimiento orgánico que provoca la adecuada ejercitación, sino además, por la correcta dosificación y sistematización de los contenidos y cargas, así como por el cumplimiento de las normas higiénico sanitarias durante el desarrollo de la clase.”[12]

Pero no solamente la clase es el único medio para formar una actitud positiva de los alumnos hacia las actividades físicas pues existen otros factores como son, el deporte participativo , las competencias de corta y larga duración, los concursos de monitores , paneles de historia del deporte y los círculos de interés pedagógicos; el movimiento de pioneros creadores, el rescate de las competencias tradicionales del “A Jugar” así como el embellecimiento, limpieza y cuidado de las instalaciones deportivas e implementos, entre otras.

Seguidamente expondremos un camino para la adquisición de convicciones hacia el ejercicio físico. Para ello colocamos la convicción hacia el ejecicio físico en el centro del proceso y elaboramos un esquema:

En este esquema podemos apreciar como la formación de la convicción hacia el ejercicio físico implica el logro de otros factores del ser humano que le permiten coexistir con mayor plenitud y felicidad; esto lo abordaremos posteriormente.

Para la transmisión de conocimientos, primer elemento en el proceso de formación de convicciones, es preciso la planeación derivada de un sistema de objetivos educativos que respondan a los anteriores factores donde el alumno ampliará sus conceptos y juicios morales para formar opiniones propias, además de hacer valoraciones y defender sus opiniones.

Este trabajo educativo se deriva del contenido de cada clase utilizando el método lo más exacto y elásticamente posible a la situación didáctico-pedagógica a enfrentar.

Por ejemplo el objetivo de una de las clases es el siguiente:

-Mejorar la resistencia de la fuerza a través del circuito valorando la influencia fisiológica que esto trae sobre el organismo.

El profesor utilizando el método de formación de la conciencia moral va a persuadir a los alumnos después de conocer el concepto de resistencia de la fuerza, para identificar si la influencia fisiológica que ejerce este ejercicio sobre el organismo es positiva o negativa. Lo segundo consiste en determinar por qué es positiva y hacer pensar en: ¿Cómo sería el desarrollo de los músculos y ligamentos?; ¿Qué se expulsaría a través de la piel?; ¿Cómo circularía la sangre?; ¿Qué cambios ocurrirían en el corazón?; y algo muy importante, ¿cómo se sienten ustedes física y mentalmente a los pocos días de realizar ejercicios como estos?

Como se puede apreciar el tema es bastante abierto pero lo importante es la toma de partido por el profesor para convencer a los alumnos de la importancia de estos ejercicios para lograr un estado de salud óptimo, además en el resto de las clases continúa el proceso de sistematización, ampliación y profundización de los conocimientos donde el alumno adquiere una visión completa de todo lo que se logra a partir de la realización consciente de actividades físicas.

Analizando el resto de los factores del esquema anterior donde la convicción hacia el ejercicio físico se encuentra colocada en el centro del proceso y que gracias a ella los alumnos no solamente logran un desarrollo del resto de los factores sino la integración e interrelación entre los mismos. Veamos la esencia brindada por cada uno de ellos:

Recursos físicos funcionales: La práctica sistemática de ejercicios físicos produce reservas físicas en el organismo que le permiten enfrentar diversas tareas señaladas por la sociedad y realizarlas con mayor dinamismo, fuerza y energía.

Hábitos dinámicos: Las personas que son asiduas a la práctica de ejercicos físicos y deportes se hacen más activas creando estereotipos dinámicos que les permiten enfrentar cualquier situación con eficiencia y eficacia.

Voluntad ante cualquier tarea: Este rasgo de la esfera volitiva es propiciado por los continuos esfuerzos en la práctica del deporte y el ejercicio, a partir de ella las personas muestran deseos de vencer las tareas, de triunfar y se hacen más resistentes y perseverantes ante las dificultades.
Valores morales: El ejercicio físico y la práctica deportiva desarrollan valores como la responsabilidad, honestidad, colectivismo, laboriosidad y solidaridad.

Valores estéticos: El ejercicio físico produce belleza corporal y el desarrollo de una cultura estética, además estos cambios en la figura conllevan a la elevación de la autoestima de sus practicantes.

Perfeccionamiento físico: El ejercicio físico es la principal vía para desarrollar hábitos, habilidades y capacidades físicas que logran un individuo perfeccionado físicamente, más capaz y más desarrollado integralmente.

Un elemento importante que hemos vinculado durante la práctica educativa ha sido la profundización en el periodismo deportivo que José Martí realizara desde 1876 hasta 1893 y la visión e inteligencia de Fidel sobre el ejercicio físico y el deporte; estas temáticas fueron sugeridas y trabajadas con los alumnos para incentivar la convicción hacia la práctica sana de la Educación Física y el deporte.

Utilizando como ejemplo los criterios y vivencias de los dos más grandes pensadores en la historia de Cuba, constantemente persuadíamos a nuestros alumnos con argumentos concretos de por qué era importante prácticar sistemáticamente ejercicios físicos. Todas estas ideas, frases y reflexiones fueron extraídas de los libros: “José Martí, reflexiones sobre el deporte” y “Fidel sobre el deporte”; ambos de extraordinario valor educativo. Este trabajo fue profundizado a través del movimiento de círculos de interés pedagógicos de Educación Física, de las clases, actos revolucionarios conmemorativos y trabajos investigativos independientes.

El principal medidor que teníamos dentro de la escuela para comprobar si los alumnos formaban este tipo de convicciones era la disposición, interés, motivación y protagonismo al realizar cualquier actividad física dentro o fuera de la escuela, para ello utilizamos el método de la observación participante definiendo como era la participación de los alumnos en los juegos y en actividades que no fueran juegos como maratones, competencias mensuales de atletismo, clases, etc.

Los objetivos educativos se materializan a través del proceso enseñanza-aprendizaje de manera mediata, además si la enseñanza no precede al aprendizaje estimulándolo, poniéndolo en movimiento, impulsándolo y dirigiédolo, entonces no se lograría una unidad entre estas dos categorías. De no ocurrir esto los alumnos no pondrían en tensión sus fuerzas para aprender y se rompería de esta forma el proceso educativo.

Un último aspecto a analizar es el siguiente; para resolver los problemas se necesita de una preparación diaria, constante y dedicada; elementos que son necesarios combinar con la conciencia y el corazón. La relación que se establezca con los alumnos tiene que partir de una base entre lo cognitivo y afectivo, las capacidades comunicativa y perceptiva juegan un papel esencial para transmitir conocimientos y lograr convicciones hacia el ejercicio físico; el ejemplo personal constituye un elemento esencial en todo este proceso.

ESQUEMA(2) QUE MUESTRA EL PROCESO DE FORMACIÓN DE CONVICCIONES.
Los conocimientos, al elaborarse en la conciencia del escolar, cambian todo el sistema de su pensamiento y personalidad.



CONCLUSIONES
El desarrollo correcto de convicciones hacia el ejercicio físico y el deporte es uno de los fines de la Educación Física, este logro implica el perfeccionamiento físico y mental de la población, el desarrollo de hábitos dinámicos, de valores morales y estéticos así como un estado de salud óptimo para enfrentar cualquier tarea que la sociedad le señale desde el punto de vista escolar, familiar, laboral y social.

Nuestra función principal como educadores es transmitir conocimientos basados en nuestra experiencia histórico social, pero hacerlo de una forma donde se movilicen las esferas volitiva y afectiva de la personalidad y logrando que los conocimientos asimilados constituyan un logro personal del alumno que lo incite a conocer más a investigar y a querer saber.

Gracias a la fusión de elementos de la psicopedagogía y experiencias profesionales mostramos el análisis de una vía efectiva para la formación y logro de convicciones relacionadas con el ejercicio físico como medio esencial en el desarrollo biológico, psicológico y social de nuestros escolares.

La Educación Física y el Deporte en la escuela pueden contribuir en gran medida al desarrollo de la cultura general e integral de nuestros niños y adolescentes, para ello estamos precisados a hacer cambios; las clases en cada etapa deben estar dirigidas a una correcta educación de la personalidad acercándose cada vez más al modelo integrador cubano.

La Educación Física debe ser un proceso en la vida del ser humano, mientras la reciba, que arme a las personas de sólidos conocimientos teórico-prácticos para poder autoejercitarse convencidos de que el ejercicio físico es una fuente de bienestar, salud física y mental. Apliquemos entonces toda la voluntad del mundo en función de una idea y una concepción sana. Recordemos las palabras de Fidel cuando dijo: “En la medida en que un educador esté mejor preparado, en la medida que demuestre su saber, su dominio de la materia, la solidez de sus conocimientos, así será respetado por sus alumnos y despertará en ellos el interés por el estudio, por la profundización en los conocimientos.”[13]

BIBLIOGRAFÍA

(1) Anaya. A. José Edvvin. Juegos recreativos y tradicionales/ José Edvvin Anaya.—San José de Costa Rica: Ministerio de Cultura, Juventud y Deporte; 1990.—71 págs
(2) Bedia. José A. José Martí, Reflexiones sobre el deporte/José A. Bedia.—La Habana; Centro de Estudios Martianos, 1991.
(3) Bozhovich, L. I. La personalidad y su formación en la edad infantil, Ciudad de La Habana; Ed. Pueblo y Educación, 1981.
(4) Colectivo de autores. Hacia una sexualidad responsable y feliz I, ciudad de La Habana; Ed . Pueblo y Educación, 1997.
(5) Colectivo de autores, Pedagogía,--Ed. Pueblo y Educación , La Habana ,1989.
(6) Educación física, Enciclopedia Microsoft® Encarta® 99.© 1993-1998 Microsoft Corporation.
(7) Enciclopedias “ Grijalbo”, 1998. Impreso en Colombia, Tomos 1, 2 , 3, 4, 5 y 6.
(8) Fidel sobre el deporte. Recopilación y selección de discursos, intervenciones y comparecencias: Manuel Ciro Valles e Iris Gómez. —Propaganda del INDER, 1980.
(9) Rosental y Ludin, Diccionario Filosófico/ M. Rosental y P. Ludin,--Editora Política, 1981.
(10)Ruíz Aguilera, Ariel. Metodología de la enseñanza de la Educación Física I/ Ariel Ruíz Aguilera,--Ed. Pueblo y Educación.
(11)Seminario Nacional a dirigentes, metodólogos e inspectores de las direcciones provinciales y municipales de educación.Febrero 1982. I Parte.
(12)-Seminario Nacional a dirigentes, metodólogos e inspectores de las direcciones provinciales y municipales de educación. Febrero 1983. I Parte.

REFERENCIAS
[1]Seminario nacional a dirigentes, metodólogos e inspectores de las direcciones provinciales y municipales de educación. Febrero 1982, primera parte.Edi. Pueblo y Eduación.pág. 425-426.

[2] Ibid.
[3] Krupskaia, N. K: Obras Pedagógicas. Tomo 5. Ed. de la Academia de Ciencias Pedagógicas de la RSSF. Moscú,1959, pág. 94.
[4] Mark, Carlos: El Capital. Tomo I. Berlín 1962. Pág. 178.
[5] Bozhovich, L. I. La personalidad y su formación en la edad infantil. Ciudad de La Habana. Ed. Pueblo y Educación. 1989. Pág. 241.
[6] Bozhovich, L. I. La personalidad y su formación en la edad infantil. Ciudad de La Habana. Ed. Pueblo y Educación. 1989. Pág. 241.
[7] Ibid. 245
[8] Ibid. 246
[9] Ibid. 246.
[10] Ibid.
[11] Ibid.248
[12] Seminario Nacional a dirigentes, metodólogos e inspectores de las direcciones pro- vinciales y municipales de educación. Febrero 1982. I parte. Pág.428
[13] Ibid. Última pág

AUTORES

- Lic. Ariel Bárbaro Agüero Quintero.
- Lic. Grisel Esther Álvarez Acosta.
- Lic. María Magdalena Pérez Tamargo.

Sum Ranchuelo
Villa Clara 2008

Articulos relacionados:
Sistema estadístico para analizar el rendimiento físico
Resumen:
La presente investigación muestra los resultados de la aplicación de las pruebas de eficiencia física realizadas a la población escolar, en la edad comprendida de 6 a 12 ...
Enseñanza- Aprendizaje del Baloncesto en la Educación Física
Resumen:
A partir del conocimiento de las situaciones problemáticas que pueden ser utilizadas para el aprendizaje del Baloncesto en Educación Física a través de acciones tácticas,...
“Spring step”, innovación para el taekwondo de alto rendimiento
Resumen:
El presente artículo describe la metodología y los fundamentos fisiológicos y biomecánicos de la innovadora técnica “Spring step” o posición en resorte para mejorar el re...
Preparación Física Compilación de Apuntes
Resumen:
El complejo proceso de la preparación Física del deportista, en todas las direcciones que abarca tal preparación en la actualidad contemporánea a adquiridos nuevos matice...
El Golf y su Personal Naturaleza Parte III
Resumen:
Como señalamos en él articulo anterior, el deporte moldea, templa organiza y ordena la vida del hombre. De echó el deporte nos coloca en el centro de nuestra propia natur...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©