Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

Comportamiento de la sexualidad en el adulto mayor

Resumen: Se realizó un estudio descriptivo y transversal para conocer algunos de los aspectos psicosociales de la sexualidad del anciano en dos consultorios del Médico de la Familia perteneciente al Policlínico Andrés Ortiz durante los años 2005-2006.
1,749 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Dr. Pedro Núñez Blanco y otros autores

RESUMEN
Se realizó un estudio descriptivo y transversal para conocer algunos de los aspectos psicosociales de la sexualidad del anciano en dos consultorios del Médico de la Familia perteneciente al Policlínico Andrés Ortiz durante los años 2005-2006.El universo objeto de estudio queda constituido por un total de 125 pacientes en edades geriátricas, registrados dispensarialmente en las historias clínicas familiares a los que se les aplicó una encuesta constituyendo ésta nuestra fuente de registros primarios teniéndose una serie de parámetros que fueron procesados por medios computarizados.

Se encontró un predominio del sexo femenino con un 56,8% siendo el grupo de 60-69 años con el 56% el de mayor frecuencia; el 55,2% manifestó estar casado y el 70,4% haber contraído nupcias al menos una vez en la vida ; el mayor grupo, 68,8% refirió no tener relaciones sexuales activas, donde la ausencia de pareja fue la causa fundamental de no tener relaciones sexuales en un 70% de los casos.

Se encontró un predominio del grupo acompañados en convivencia familiar siendo estos los de mayor predominio. El mayor grupo reflejó no tener relaciones sexuales activas aunque manifestó mantener el deseo.

INTRODUCCIÓN
Lo más interesante de todas las formas de experiencia humana es sin duda el amor y con ello el sexo. Sin embargo alrededor de la sexualidad humana se han tejido leyendas, mitos, esquemas rígidos, conceptos equívocos, prejuicios y tabúes arraigados, los cuales desde las más antiguas formas sociales han dificultado el buen conocimiento y desenvolvimiento de la sexualidad en diferentes etapas de la vida. De hecho la vida sexual no solo actúa lo dado por la naturaleza sino también lo heredado por la cultura.

Con el desarrollo de la sociedad en general y de la medicina en particular, el promedio de vida y la calidad de la misma se ha ido incrementando sistemáticamente, por lo que el aumento de la población anciana ha sido uno de los fenómenos demográficos más significativos en los últimos decenios.

En el comienzo de este siglo se ha observado un incremento de la esperanza de vida . Hace mil años la persona vivía como promedio 25 años, en 1900 la esperanza de vida era de35 años y desde entonces se ha duplicado(1) por lo que el envejecimiento de la población constituye uno de los acontecimientos sociales y demográficos relevantes de las últimas décadas. La creciente población de adultos mayores debe ser integrada al desarrollo y la modernidad, lo que depende en parte importante del Estado, pero también de los propios adultos mayores y de los individuos que se aproximan a esa etapa de la vida.(2)

Habitamos en un mundo donde las personas viven cada vez más años y con mejor estado de salud. Sin embargo, aunque la atención del adulto mayor ha alcanzado logros notables, en el tratamiento de la sexualidad en la tercera edad persisten actitudes retrogradas que son similares a las existentes desde siglos anteriores, y que tienden a rechazar o a burlarse, y en el mejor de los casos ignorar la existencia de las necesidades sexuales en el adulto mayor pues ha muchos se les hace difícil pensar que en esta edad se tengan todavía sentimientos, necesidades y relaciones sexuales y esto viene dado por los estereotipos ya existentes. Los profesionales de la salud no estamos exentos de estos prejuicios socioculturales respecto a la sexualidad del adulto mayor, y hemos hecho poco por esclarecer o resolver los problemas que surgen en cuanto a la sexualidad de este grupo etáreo.(3)

El hombre se ha enfrentado de forma súbita a una prolongación de su vida en escasos conocimientos de su capacidad fisiológica y un patrón cultural donde se integran rígidos conceptos sobre el sexo, transmitido de otras generaciones y que muchas veces resultan falsos.

Uno de esos conceptos equivocados es el que plantea que la actividad sexual debe desaparecer en la edad avanzada, y por tanto desearla o tener fantasías sexuales, después de 60 años no es natural, fisiológico, moral o socialmente bien visto. Para muchas personas de ambos sexos resulta un factor de ansiedad llegar a la edad madura lo que provoca el comienzo de trastornos en la función sexual.

La fisiología de la respuesta sexual ha sido estudiada dividiéndose en cuatro fases: Excitación, Meseta, Orgasmo y Resolución.Esta división aparentemente arbitraria da una base efectiva para la descripción detallada de las variaciones fisiológicas de la relación sexual, que pueden ser transitoria y aparecer solo en una de las fases del ciclo.(1)

Los principales cambios que reproducen en la mujer que llega a esta edad se atañan a la disminución de la función ovárica lo cual no es causa necesaria de importantes cambios en su actividad sexual, a pesar de que es cierto que al disminuir la producción de estrógenos disminuye el tropismo vaginal y su secreción, considerándose entonces que su fase excitatoria será más lenta. Otro cambio es el debilitamiento de la musculatura vaginal y de las zona perineal, por lo que existen menos contracciones de la vagina en la fase orgásmica; es menor la elevación uterina, fenómeno fisiológico en la fase de meseta y las contracciones uterinas se hacen más débiles y en ocasiones dolorosas por ser más espásticas que rítmicas.

No es menos cierto que la edad afecta de diversos modos la fisiología de la respuesta sexual del varón.En el hombre se da una lentificación de todas las etapas del proceso, observándose por tanto lentitud para lograr la erección, disminución de la intensidad de la eyaculación y de la producción de semen, necesidad de mayor estimulación y prolongación del estado refractario, es decir el espacio de tiempo posterior a la eyaculación en que el hombre es incapaz de lograr una nueva erección.

Con la edad suele disminuir la masa y la fortaleza muscular, por tal motivo suele existir una disminución de la tensión muscular durante la excitación sexual.

Se puede afirmar que un hombre y una mujer sanos física y psíquicamente entre 50 y 70 años ,o incluso a edades más avanzadas, pueden mantener un determinado nivel de actividad sexual. Esta es una posibilidad más que comprobada si so personas libres de estereotipos, prejuicios y tabúes.(1,4)

Por todo lo expuesto y debido a que somos pobladores de un mundo donde las personas viven cada vez más, con mejor estado de salud y en la cual el anciano necesita un abordaje mucho más integral de su bienestar bio-psico- social y el hecho de la alta prevalencia en nuestra comunidad de individuos de la tercera edad han resultado fuente de motivación para el inicio del presente estudio.

OBJETIVOS
General

· Identificar los principales problemas psicosociales de la sexualidad en los pacientes mayores de 60 años en el Consultorio 4001 y 4002 pertenecientes al Policlínico Andrés Ortiz de Guanabacoa.

Específico
· Verificar la prevalencia de variables según la edad, sexo, grado de escolaridad, estado civil, vínculo laboral y participación del anciano en la sociedad.
· Describir dentro del grupo geriátrico que motiva nuestro estudio la convivencia familiar, número de veces que han contraído matrimonio y las manifestaciones de prejuicios que aquejan.
· Valorar las manifestaciones de relaciones sexuales activas o no y sus deseos sexuales así como el orgasmo.

MATERIAL Y MÉTODO
Se realizó un estudio descriptivo transversal sobre algunos aspectos del comportamiento de la sexualidad en la población en edad geriátrica en el consultorio 4001 y 4002 perteneciente al Policlínico Andrés Ortiz, la investigación se realizó en el período de febrero 2005 – febrero 2006.

El universo objeto de estudio integrado por un total de 125 pacientes de edad geriátrica registrados dispensarialmente en las historias clínicas familiares de referencia en el momento de realizar la investigación tomando esta como fuente de obtención de datos .

Para la recolección de los mismos se confeccionó una encuesta que le fue llevada de forma individual a cada uno de los sujetos estudiados la cual pasó a partir de entonces a ser registro primario de la investigación. Las encuestas fueron realizadas de forma anónima y con el debido consentimiento por parte de los encuestados (ver anexos). Tras ser aplicadas se organizaron, se tabularon y se analizaron obteniendo conclusiones. Los resultados se mostraron en tablas y gráficos.

Las variables a tener en cuenta en el estudio fueron: grupo de edades, sexo, escolaridad, vínculo laboral, estado civil, nupcias contraídas, convivencia con familiares, prejuicios acerca de la sexualidad, relaciones sexuales activas, presencia del deseo y el orgasmo, causas de no realizar el acto sexual y participación social del anciano.

Además se utilizaron hojas, lápices, gomas, bolígrafos, computadora, impresora, libros, etc...

RESULTADOS Y DISCUSIÓN
Distribución edad según sexo
Tabla No 1



Al analizar los resultados relacionados con el sexo y las edades observamos en la tabla No 1 que el mayor predominio correspondió al grupo de 60-69 años con un total de 70 (56%) siendo el sexo femenino el de mayor frecuencia con 71 caso (56.8%) correspondiéndose los resultados con Mustelier Sagarra (5) en un estudio realizado en la Zarza en el añ0 2002.

Distribución del nivel escolar según sexo
Tabla No 2



Cuando analizamos el nivel de escolaridad y su relación con el sexo como nos muestra la tabla No 2 se puede observar el predominio del nivel primario con 52 casos para un 41.6% correspondiéndose con el sexo femenino el 33.6% es significativo señalar con el sexo masculino en el nivel secundaria y media superior tiene una mayor prevalencia con un 30.4% que el femenino con un 19.2% lo que puede explicarse debido a que en esta población existían desigualdades sociales donde solo el hombre era el que tenía posibilidad de superación. Similares resultados fueron encontrados en un estudio realizado en el año 2004 en Ciudad de La Habana (6) donde se plantea que más de la mitad de los sujetos estudiados tenían un nivel primario de escolaridad.

Relación Vínculo Laboral según relaciones sexuales
Tabla No 3



En la tabla No 3 que relaciona Vínculo Laboral con Relaciones Sexuales se puede observar el predominio de los no vinculados con 80 casos para un 64% lo que explica la edad del grupo estudiado en la que la mayoría ha pasado la etapa de vida laboral al vincularlo con relaciones sexuales este mismo grupo representó el por ciento de mayor significación para un 56.8%, al referir no tener relaciones sexuales activas, aunque resultó de gran valor para nuestro estudio que de los 39 casos con vida sexual 30 tenían vinculo laboral.

En la bibliografía no se han encontrado elementos de comparación, pues solo se han realizado estudios a ancianos jubilados y no se ha estudiado la categoría Vínculo Laboral con Relaciones Sexuales.

Distribución del estado civil según sexo
Tabla No 4



Referido a la relación existente entre el estado civil y el sexo se puede apreciar como se refleja en la tabla No 4, el mayor por ciento 55.2 correspondió al grupo de casados con predominio del sexo masculino (30.4%) similar a estudios realizados en el 2003 (7) en la que el 83% se enmarca en dicha categoría.

Otros estudios realizados en Estados Unidos (10) reflejan que se efectuaron en un año más de 3500 matrimonios constituyendo esto una prueba de vitalidad social en el anciano.

Relación de convivencia familiar y prejuicios
Tabla No 5



En la Tabla No 5 en la que se relaciona convivencia familiar y prejuicios se encontró una mayor prevalencia de éstas en el grupo de ancianos que viven acompañados lo que representa el 60% . Heleger Mortenso (8) habla de como la sociedad denigra al anciano llamándolo inmoral y la vergüenza que significan para hijos y familiares cuando se muestran interesados en temas de sexualidad o cuando deciden rehacer sus vidas. Los prejuicios, las ideas erróneas, los mitos que pesan sobre el envejecimiento y que forman parte del imaginario colectivo interfieren en un buen envejecer.

Son ideas que están incorporadas a la mentalidad de la gente y que los propios envejescentes se ven en la "obligación" de corresponder ya que participan también de estos estereotipos culturales. No surgen por casualidad y tienen que ver con una sociedad asentada sobre la productividad y el consumo, en donde las personas se dividen en activas y pasivas según estén dentro o fuera de la rueda productiva. Forman parte de éstas ideas erróneas el considerar a este período como de pasividad, de desapego y auto-exclusión, de enfermedad, de imposibilidad en el aprender y de la pérdida de la sexualidad. Todo esto da lugar a actitudes negativas, no tienen sustrato veraz ya que son netamente culturales.(4)

Distribución de las nupcias según sexo
Tabla No 6



En la distribución nupcias según sexo se llegó a la conclusión de que un 70.4% había contraído nupcias una sola vez y predominó el sexo femenino con un 49.6% . En la Revista de Sexología y Sociedad del 2000 (1) se publicó un estudio realizado en Ciudad de la Habana donde se encontraron resultados similares con la diferencia que tuvo un comportamiento igual para ambos sexos.

Distribución de Relaciones Sexuales y deseo sexual
Tabla No 7



En esta tabla No 7 se encontró que un 68.8% no mantiene relaciones sexuales, este hallazgo es muy similar al citado en la Revista Sexualidad y Sociedad del año 2000 (1) donde se señala que menos de la mitad de los ancianos estudiados mantenían relaciones, contrariamente en la Revista La Prensa del 2002 (2) se habla de un estudio donde el 66.6% y 81.4% se mantenían en actividad coital.

Relacionado con el deseo sexual puede observarse que un 67.2% manifestó deseo sexual, y con mayor frecuencia aquellos que no mantienen relaciones sexuales. En la Revista Prensa del año 2002 hacen referencia a deseos sexuales intensos en los ancianos lo que demuestra claramente que en la tercera edad hablar de sexualidad no es como muchos piensan un privilegio que otorga la naturaleza a la gente joven.

Distribución de la presencia del orgasmo según relaciones sexuales
Tabla No 8



Cuando relacionamos el orgasmo con aquellos que manifiestan tener relaciones activas se puede apreciar que 35 de 39 casos llegan a tener plena satisfacción. Estos datos son análogos a los encontrados por Franklin (9) que plantea que 2 de cada 5 individuos mayores de 60 años alcanzan plena satisfacción.

En cuanto a la presencia de orgasmo en el grupo de ancianos que no realizan actividad sexual resultó llamativo que el 7.2% tienen presencia del orgasmo a través de la autosatisfacción. En otros estudios como el de Franklin encontraron manifestaciones de deseo sexuales intensos acompañados de técnicas masturbatorias con frecuencia irregular.

Distribución de las causas de no realizar el acto sexual según el sexo
Tabla No 9



Los resultados obtenidos en la tabla No 9 al analizar la distribución de las causas en la no realización del acto sexual del grupo estudiado, vemos que de un total de 86 respuestas, el no tener pareja reflejó el por ciento mayor para un 44.1% encontrándose una mayor frecuencia en el sexo femenino con un 25.5%. En estudios realizados por Franklin (9) se encontró que los 15 entrevistados que no realizaban el acto sexual 8 era por ausencia de pareja.

Lo anteriormente planteado evidencia por una parte como en esta etapa de la vida el rol de la viudez en el comienzo de la etapa de disolución es un elemento a considerar como causa importante siendo la misma lo que más provoca la abstinencia sobre todo en la mujer, téngase en cuenta que los hombres mueren como promedio 7 años antes que la mujer. La sociedad no aprueba que una anciana trate de buscar pareja después de enviudar y por lo tanto las personas que están en esta situación sucumben a las presiones sociales y renuncian a la sexualidad. En la Revista de Medicina General Integral hablan de como la salud física es otro factor importante, pues pueden ser innumerables las enfermedades y los tratamientos médicos que mediaticen las posibilidades sexuales. (3)

Distribución de la actividad sexual según las relaciones sociales del anciano con su medio
Tabla No 10



Las relaciones sociales del anciano vinculado a su actividad social como nos muestra la tabla No 10 puede constatar los por cientos significativos referidos a la buena integración social del anciano con su medio y como esto de una manera indirecta puede propiciar el hecho de mantener una vida sexual más activas. En la Revista de Medicina General Integral del año 2002 (3) se menciona un estudio donde se encuentra que un gran por ciento de los ancianos con vida sexual activa manifestaban relaciones sociales satisfactorias en un alto porcentaje.

CONCLUSIONES
- Un gran por ciento de los encuestados manifestó no tener relaciones sexuales activas siendo la principal causa en las mujeres la ausencia de pareja y en el hombre las disfunciones sexuales.
- Existió una prevalencia del sexo femenino y el nivel de escolaridad primario siendo el grupo de 60 a 69 años el más significativo.
- La mayoría de los encuestados han contraído al menos una vez matrimonio, predominando el estado civil casado y los que tienen vínculo laboral.
- Referido a la convivencia familiar predominó el grupo de acompañados..
- Los ancianos que viven acompañados son los que muestran un mayor porcentaje de prejuicios.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Dr Sarmientos Vicente; Dr Pagola Javier; Dra Oramas Lissete. La sexualidad en el Adulto Mayor. Revista Sexología y Sociedad. 2000
2. Cuidado del Adulto Mayor. Revista Prensa. 2002
3. Dr Gonzalez Ignacio. Sexualidad en la Tercera Edad. Experiencia Médica. Revista de Medicina General Integral. 2002
4. Dra Viguera Virginia. Sexualidad y amor en el adulto mayor. Curso Virtual. Educación para el envejecimiento.2003
5. Mustelier Sagarra. Accionar de enfermería en la sexualidad del adulto mayor. La Zarza. 2002
6. Rocabruno Mederos; Prieto Ramos. Sexualidad en la Tercera edad. Revista de Gerontología y Geriatría Clínica. 2004
7. García Rodríguez. Aspectos Psicosociales a considerar por el Médico de la familia en la tercera edad. 2003
8. Helleger Mortensen. Sexuality and aging . British Journal of Sexual Medicine.2003
9. Frankle A.L. Citado por Barcroft Ofuman Sexuality and its problems. Quinta Edición . Singapur 2001
10. Kinseng A .C. Sexual Behavier in the human formale sauders.Boston 2004

ANEXOS
Encuesta
1. Sexo: Masculino ____ Femenino____
2. Edad: 60-69____
70-79____
80-89____
90-más____
3. Escolaridad:
Terminada No Terminada
Primaria _________ ____________
Secundaria _________ ____________
Media Superior _________ ____________
Universitario _________ ____________
4. Vínculo Laboral: Sí ____ No ____
5. Estado Civil: Casado ____ Soltero ____ Viudo ____
6. ¿Cuántas veces usted se ha casado? Una ____ Más de una ____
7. Convivencia familiar: Solo ____ Acompañado ____
8. Considera usted tener prejuicios o tabúes acerca de la sexualidad:
Si ____ No ____
9. Siente deseos de practicar sexo: Si ____ No ____
10. Mantiene relaciones sexuales actualmente: Si ____ No____
11. En caso de haber respondido Si, logra sentirse bien o satisfecho( logra un orgasmo).
Si ___ No ___
12. En caso de haber respondido No, tiene alguna causa que lo impida:
Si ____ No ____
13. ¿Qué causas le impiden tener relaciones sexuales activas?
No presencia de pareja ____
Disfunción sexual ____
Falta de privacidad ____
Limitación Física ____
14.Participa en las actividades de los Círculos de Abuelos:
Si ___ No ____
15. Participa en las actividades políticas y de masas:
Si___ No____
16.Emplea su tiempo libre en actividades como la lectura, la televisión o en juegos, paseos, etc…
Si ___ No ____
17. Visita usted a familiares, amigos o vecinos.
Si ____ No _____

Consentimiento informado

AUTORES
Maritza Núñez Gómez
Alumna de 5to año de Medicina

Surami Curiel Hernández
Alumna de 5to año de Medicina

Dariel Cuevas Álvarez
Alumno de 5to año de Medicina

Dr. Pedro Núñez Blanco
Especialista Medicina Interna
Profesor Auxiliar

Dra. Maritza Gomez Chavez
Especialista Alergia
Profesora Instructora

Instituto de Ciencias Médicas de La Habana
Facultad de Ciencias Médicas Dr. Miguel Enriquez
Ciudad de La Habana 2006

Articulos relacionados:
Conjunto de ejercicios de bajo impacto de la gimnasia musical aerobia en el tratamiento de la hipertensión en el adulto mayor
Resumen:
Se realizó una investigación a 30 pacientes de ambos sexos, con un promedio de edad de 52.1 años y un rango de 49-68 años, que presentan una hipertensión arterial esencia...
Kinking de arteria radial y fístula arteriovenosa para hemodiálisis. Presentación de un caso
Resumen:
Se presenta el caso de un Kinking de arteria radial durante el acceso radiocefálico para hemodiálisis (HD). Se destacan los elementos clínicos y complementarios más impor...
Talleres de autopreparación para un envejecimiento satisfactorio
Resumen:
El presente articulo recoge la intención, de los autores, de promover el envejecimiento saludable entre los salubristas, que laboran en el Hospital Dr. Salvador Allende d...
Infección hospitalaria en servicio de neonatología
Resumen:
La infección nosocomial (IN) se encuentra asociada al incremento de la morbilidad y la mortalidad hospitalaria y condiciona un incremento en los costos sociales y económicos.
Mujer climatérica . Características clínicas
Resumen:
Se realizó un estudio observacional, descriptivo y transversal para determinar algunas características clínicas de la mujer climatérica en el municipio Manatí en el año ...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©