Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

La psicología en la dirección

Resumen: El trabajo presenta un análisis del contenido de la Dirección Científica Educacional como ciencia y de su sistema de dirección en el Ministerio del Educación. Aborda los factores Psicológicos que inciden, esencialmente, en sus fundamentos científicos y cómo desde su tratamiento...
5,031 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: María de las Mercedes Calderón Mora

ÍNDICE
Resumen
Introducción
Desarrollo
Conclusiones
Bibliografía

RESUMEN
El trabajo presenta un análisis del contenido de la Dirección Científica Educacional como ciencia y de su sistema de dirección en el Ministerio del Educación. Aborda los factores Psicológicos que inciden, esencialmente, en sus fundamentos científicos y cómo desde su tratamiento pedagógico se pueden establecer las relaciones entre estas ciencias.

Se enfatiza en el impacto social de la Dirección Científica Educacional tanto desde el punto de vista objetivo como subjetivo y su influencia en la familia y la comunidad como agentes socializadores que interactúan con la escuela en estrecha relación; teniendo en cuenta un grupo de elementos vivenciales tanto desde la Dirección como desde la Psicología.

Se expresan algunas reflexiones acerca del carácter personológico de la Dirección y se particulariza en la Dirección Científica Educacional teniendo en cuenta el contexto específico en que se da la misma, el proceso pedagógico, donde el alumno es objeto y sujeto dentro del proceso de dirección educacional y en la dirección del proceso docente.

Teniendo en cuenta la relación entre las ciencias Psicológica y de Dirección se hace un breve estudio de la aplicación de la Psicología al Sistema de Dirección del MINED, estructurado este último en seis subsistemas que interactúan en estrecha relación y con una sistematización teórica y práctica.
Se explica desde el punto de vista psicológico la influencia que ejerce, en el que dirige y en quienes son dirigidos, la concepción de sistema de dirección para lo que es necesario tener en cuenta el nivel de preparación, los conocimientos, el diagnóstico de la personalidad, en síntesis, cómo establecer las relaciones de cooperación y subordinación teniendo en cuenta una acertada comunicación e información, entre otros aspectos.

Se hace énfasis en el análisis de las capacidades y en su concepción como formación psicológica de la personalidad lo que implica que puede ser formada, que necesita de premisas naturales para esta formación y que ello equivale a pensar en diferentes niveles de desarrollo de la misma, asociado a sus particularidades en cada personalidad.

Teniendo en cuenta lo anteriormente expuesto en el trabajo se reconocen las responsabilidades del departamento de dirección como normativas del sistema de dirección y cómo necesariamente debe aceptarse la intervención de este en las decisiones institucionales.

INTRODUCCIÓN
La Dirección Científica Educacional como ciencia y el sistema de dirección en el Ministerio del Educación constituyen el núcleo esencial en que se sustenta el presente trabajo, en que se abordan los factores Psicológicos que inciden, esencialmente, en sus fundamentos científicos y cómo desde su tratamiento pedagógico se pueden establecer las relaciones entre las ciencias de la Dirección y la Psicología.

En tal sentido es evidente señalar cómo la sociedad necesita de la dirección para su funcionamiento y desarrollo; con relación a esto Carlos Marx expresó: “Todo trabajo directamente social o colectivo en gran escala requiere en mayor o menor medida la dirección… un violinista solo se dirige a sí mismo, pero una orquesta necesita un director” (Marx, 1963: 322).

Es innegable el impacto social de la Dirección Científica Educacional tanto desde el punto de vista objetivo como subjetivo y su influencia en la familia y la comunidad como agentes socializadores que interactúan con la escuela, en estrecha relación; teniendo en cuenta un grupo de elementos vivenciales tanto desde la Dirección como desde la Psicología.

Resulta importante considerar el carácter personológico de la Dirección especialmente en la Dirección Científica Educacional teniendo en cuenta el contexto específico en que se da la misma, el proceso pedagógico, donde el alumno es objeto y sujeto dentro del proceso de dirección educacional y en la dirección del proceso docente.

Teniendo en cuenta la relación entre las ciencias Psicológica y de Dirección se hace un breve estudio de la aplicación de la Psicología al Sistema de Dirección del MINED, estructurado este último en seis subsistemas que interactúan entre sí y con una reconocida sistematización teórica y práctica.
También, desde el punto de vista psicológico, se analiza la influencia que ejerce, en el que dirige y en quienes son dirigidos, la concepción de sistema de dirección para lo que es necesario tener en cuenta el nivel de preparación, los conocimientos, el diagnóstico de la personalidad, en síntesis, cómo establecer las relaciones de cooperación y subordinación teniendo en cuenta una acertada comunicación e información, entre otros aspectos.

Siguiendo este algoritmo se analizan las capacidades en su concepción como formación psicológica de la personalidad lo que implica que la misma puede ser formada, que necesita de premisas naturales para esta formación y ello equivale a pensar en diferentes niveles de desarrollo de la misma, asociado a las particularidades en cada personalidad.

Teniendo en cuenta lo anteriormente expuesto en el trabajo se reconocen las responsabilidades del departamento de Dirección Científica Educacional, como normativas del sistema de dirección del MINED y cómo necesariamente debe aceptarse la intervención de este en las decisiones institucionales.
En tal sentido se explica cómo interactúa el subsistema de gobierno, así como el subsistema organizativo y de interacción con el medio, en la visión psicológica que existe de la Dirección Científica Educacional en los momentos actuales, a partir de la aplicación de la política de cuadros al MINED e implícito en las acciones estratégicas que se proponen para el cumplimiento de la política de cuadros.

Finalmente se reflexiona acerca de lo importante que resulta la concepción actual de Ciencia de la Dirección Educacional y Sistema de Dirección del MINED en las condiciones actuales, para Cuba y para América Latina y se presenta una estrategia para contribuir a formar la capacidad de dirección en futuros directivos jóvenes, que es susceptible de ser generalizada.

DESARROLLO
La formación de directivos jóvenes y su constante preparación constituye un factor de importancia estratégica para el mundo actual, no por casualidad los países desarrollados le prestan una atención especial.

En Latinoamérica este fenómeno adquiere mayor relevancia porque todos los países requieren de directivos capaces de enfrentar con éxito los complejos procesos que se suceden en el mundo contemporáneo para subsistir como nación libre e independiente, frente a un mundo neoliberal y unipolar.

En Cuba la formación de los directivos (cuadros) y sus reservas es una tarea altamente priorizada por el Partido y el Gobierno, por lo que desde el triunfo revolucionario, en enero de 1959, se han venido realizando esfuerzos en este sentido en todos los sectores del país.
El Ministerio de Educación (MINED), unido a su objetivo esencial de que el hombre alcance su pleno desarrollo, ha tenido en cuenta la formación que para ello deben tener los dirigentes del sector.

Múltiples son las investigaciones desarrolladas en este sentido y notorios son los resultados alcanzados, tal es el caso de los aportes de investigadores como: Bencomo (2004) Pino (2002), Alonso (2004), Gómez, y Sergio Alonso (2007), y Calderón (2007) entre otros.
En tal sentido, la propuesta de un sistema de acciones para perfeccionar los futuros directivos jóvenes y superación de la Reserva Especial Pedagógica en las direcciones municipales de educación constituye un ejemplo de previsión para la atención a la superación de los cuadros desde las estructuras.

La Reserva Especial Pedagógica, así como la Pre Reserva Especial Pedagógica son movimientos que conformó en el año 1990 el Ministerio de Educación en Cuba, como futuros directivos del sector, los que deben poseer una cultura integral de dirección que les permita alcanzar el éxito en la actividad.

La definición de una cultura integral de dirección, coadyuva a la idea del compañero Fidel Castro Ruz de alcanzar en la población cubana una cultura general integral, en que no escapa de la misma la formación de una cultura integral de dirección en los directivos.

La concepción de un sistema de dirección para el MINED, constituido por seis subsistemas que interactúan en estrecha relación cumpliendo con su enfoque sistémico es un ejemplo de unidad de criterios científicos, desde el punto de vista pedagógico, llevados a la práctica de la actividad pedagógica profesional de dirección.

La concepción del entrenamiento metodológico conjunto como un método revolucionario de dirección científica educacional, implica cambio, transformación e incorporación de nuevos modos de actuación desde la perspectiva del establecimiento de relaciones de cooperación y subordinación apreciadas en la dirección del proceso docente y en el proceso de dirección educacional.

La formación de la capacidad de dirección a futuros directivos jóvenes, evidencia el análisis, desde una sistematización teórica y práctica del sistema de trabajo, de las etapas establecidas para el desarrollo de la capacidad de dirección.

En este sentido y desde la pedagógica, como ciencia, se logra fundamentar teóricamente y constatar posteriormente en la práctica la relación entre las categorías pedagógicas formación y desarrollo aplicadas a la capacidad de dirección, entre otros elementos que demuestran el desarrollo alcanzado por la dirección científica en Cuba.

Si unido a las reflexiones realizadas, se analiza la concepción de dirección y dirección científica educacional, asumida por Alonso (2007), se evidencia la existencia de factores psicológicos que se tienen en cuenta para esta definición, aún cuando se ha realizado un análisis teórico de las distintas definiciones dadas por autores que abordaron la temática con anterioridad.

La Dirección Científica Educacional como ciencia se define como: la ciencia de la educación que estudia las relaciones de dirección que se establecen entre dirigentes y dirigidos en la esfera educativa y el impacto de las mismas en el perfeccionamiento continuo de la actividad de dirección de todos los profesionales que trabajan en el sector .Alonso (2007). Importante resulta señalar el reconocimiento de esta nueva ciencia y de sus fundamentos epistemológicos.

Sin lugar a dudas la formación de directivos con un perfil científico desde su propia formación profesional constituye una gran fortaleza de la revolución cubana y específicamente del sector educacional.

En la carta circular 17/2002 se precisa con claridad que los centros responsabilizados con la formación de cuadros son los ISP, los cuales constituyen las escuelas de cuadros del sector y la existencia de los movimientos de Pre Reserva Especial Pedagógica y Reserva Especial Pedagógica son, por si solos, fortalezas para su tratamiento desde la formación inicial y en su formación permanente, como profesionales.

Es obvio lo que significa desde el punto de vista social y económico, para el país y el mundo, la formación de cuadros en un sector desde sí mismo, sin la necesidad de cursar otra especialidad adicional para ejercer la dirección, cuestión que de generalizarse favorecería la situación económica en la nueva América Latina y coadyuvaría a una mayor integración educativa Latinoamericana.

En este sentido no es objetivo del trabajo expresar una solución única y mucho menos acabada para la dirección educacional en Cuba y América Latina sino exponer algunas vías que a juicio de la autora sustentan esta teoría.

Con relación a este particular no se trata de imponer criterios sino de demostrar que los resultados obtenidos en el laboratorio de la escuela cubana, en materia de dirección, son aplicables a otras escuelas y que además sus resultados pueden ser satisfactorios.

Existen factores psicológicos que juegan un importante papel en este sentido.
¿Cuáles son algunos de estos factores psicológicos?
· Personalidad.
· Consciencia.
· Actividad y comunicación.
· El comportamiento organizacional.
· La dinámica de grupo.

Con relación a la personalidad es importante su reconocimiento como una estructuración psíquica personal y construida de la autorregulación de las personas; caracterizada por la unidad de las funciones de carácter inductor y ejecutor, de los planos interno y externo y de los niveles consciente e inconsciente, voluntario e involuntario; que surge como resultado de la interacción entre lo biológico y lo social en el individuo, mediante el reflejo de sus condiciones objetivas de existencia; y se concreta en sus estilos y modos de actuación. IPLAC (1999: 14).

La personalidad constituye un sistema integral en el que es posible distinguir una determinada composición. IPLAC (1999: 14). Esta visión de la personalidad favorece el conocimiento acerca de las personas con quienes interactuamos y el vínculo comunicacional entre las mismas y sus grupos.
Por otra parte la asimilación de una estructura consciente en cada personalidad, donde se reconoce su irrepetibilidad y la existencia en este sentido de una trama sensitiva, de significaciones y de un sentido personal contribuye a comprender cada situación y su tratamiento.

La actividad como forma de interacción entre la personalidad y su mundo interno y externo da la medida de la situación social del desarrollo de cada miembro del grupo, lo que favorece el trabajo y la dirección del mismo, cuestión esta muy importante para introducir cambios, teorías, nuevos conocimientos, etc.

Por su parte el comportamiento organizacional como forma de manifestar modos de actuación del cuadro evidencian su cultura y desarrollo personológico, que favorece el entrenamiento de nuevas formas comportamentales, que conduzcan hacia el desarrollo.
La observación hacia las distintas fuerzas de dinámica de grupo que subyacen en toda organización y su adecuado tratamiento es también un factor esencial para lograr el éxito en la dirección de la organización.

Es importante señalar que la comunicación está presente en todos estos factores psicológicos la cual atraviesa por cada una de ellos y favorece o no, en la medida en que es utilizada, el logro de una buena dirección.

Realizados estos análisis se evidencia la necesidad de una cultura psicológica de dirección lo que se entiende a juicio de la autora como:
“el sistema de conocimientos psicológicos y de dirección, desarrollo personal, la activa perseverancia, creatividad, la capacidad de dirección, que permiten el análisis de situaciones actuales, contingenciales y nuevas en correspondencia con cada sistema socioeconómico y analizada desde una perspectiva científica, que facilite evaluar y controlar los diferentes fenómenos y procesos objetivos y subjetivos de la realidad económica, política y social, ya sean generales, particulares o específicos, desde una posición en que todos se encuentren implicados, asegurando una dirección participativa y un mando único”.

Teniendo en cuenta lo anteriormente expuesto la autora del presente artículo considera que es importante el vínculo de las ciencias psicológicas y de dirección para el logro del éxito en el ejercicio de la actividad.

CONCLUSIONES
1. El Ministerio de Educación en Cuba cuenta con un sistema se dirección que posibilita preparar desde la formación inicial y permanente del docente sus propios directivos, lo que implica la fortaleza epistemológica del mismo y la existencia de que en el mismo subyace una concepción psicológica.
2. La concepción de una cultura psicológica de dirección en el docente, facilita la implementación eficiente de su sistema de dirección.
3. La formación de cuadros desde su propio ministerio y formación profesional constituye una fortaleza para Cuba y el Mundo.

BIBLIOGRAFÍA
1. Addine Fernández, Fátima (2002). Principios para la dirección del proceso pedagógico. En Compendio de Pedagogía. Edit. Pueblo y Educación. La Habana.
2. Afanasiev, Victor (1977). “Dirección Científica de la Sociedad.” Editorial Progreso. Moscú. .
3. Alfonso Serafín, Alicia. (2002). Apertura Educacional a la Comunidad. IPLAC.
4. Alonso Rodríguez, Sergio H. (2002). “El Sistema de Trabajo del MINED”. Tesis presentada en opción del grado de Doctor en Ciencias Pedagógicas. ICCP. La Habana.
5. Álvarez de Zayas C. (2000). Características esenciales pedagógicas de la escuela cubana. En Rev. Educación N 100 La Habana .Ed. Pueblo y Educación.
6. Álvarez de Zayas, Rita Marina (2004). Interdisciplinariedad: una aproximación desde la Enseñanza Aprendizaje de las ciencias. La Habana. Ed. Pueblo y Educación.
7. Álvarez de Zayas, Rita Marina (2007). La formación del profesor contemporáneo. Currículo y sociedad, En soporte digital
8. Báxter Pérez, Esther y otros (2002) La escuela y el problema de la formación del hombre. En Compendio de Pedagogía. La Habana. Editorial Pueblo y Educación.
9. Bencomo Cabrera, Rodolfo (2002). Sistema de actividades para perfeccionarlos futuros directivos jóvenesaración y superación de los miembros de la reserva especial pedagógica en las direcciones municipales de educación. Tesis presentada en opción del grado académico de master en investigación educativa. La Habana.
10. Brito Fernández, Héctor. y otros (1993). Psicología General para los Institutos Superiores Pedagógicos. La Habana. Editorial Pueblo y Educación.
11. Castro Ruz, Fidel. (1973). La Historia me Absolverá". Editora Política. La Habana.
12. Díaz Llorca, Carlos. (1989). Métodos para el perfeccionamiento de la Dirección. Editorial Ciencias Sociales. La Habana.
13. Garriga Martínez, Julio A. (2003). Acciones paralos futuros directivos jóvenesaración de la Pre Reserva Especial Pedagógica. Una vía para elevar el desempeño profesional. Conferencia Científica Internacional.
14. Gómez Gutiérrez, Luis I. (1999). Conferencia Especial Pedagogía’99. La Habana.
15. Gómez Gutiérrez, Luis I. (2000). Carta circular # 15/2000. La Habana. S/e,
16. Gómez Gutiérrez, Luis I. (2001). Intervención en el II Seminario Nacional para el personal docente por televisión. Impresión ligera.
17. Gómez Gutiérrez, Luis I. (2002). Carta circular # 12/2000 La Habana, s/e.
18. Gómez Gutiérrez, Luis I. (1995). Síntesis de la intervención del Ministro de Educación en el IV Curso de directores Municipales de Educación. Impresión ligera
19. Gómez Gutiérrez, Luis I. y Alonso Rguez Sergio (2007). El entrenamiento metodológico conjunto: un método revolucionario de Dirección Científica Educacional. La Habana. Editorial Pueblo y Educación.
20. González Castro, Vicente. (1989). Profesión comunicador. La Habana. Editorial. Pablo de la Torriente.
21. González Maura, Viviana. y otros (1995). “Psicología para educadores”. La Habana. Edit. Pueblo y Educación.
22. González R. J. (2003). “El sistema de formación para la reserva especial pedagógica en su tránsito al cargo de director de centro docente”. Tesis presentada en opción del grado académico de master en investigación educativa. ISP “José de la Luz y Caballero”. Holguín.
23. González Rey, Fernando. (1989). Psicología, Principios y Categorías. La Habana. Editorial de Ciencias Sociales.
24. González Serra, Diego. (1995). Teoría de la motivación y práctica profesional. La Habana: Editorial Pueblo y Educación.
25. González, Fernando. y Albertina Mitjáns (1995). “La personalidad. su educación y desarrollo”. Habana. Edit. Pueblo y Educación.
26. IPLAC. (2000.) Modelo pedagógico para la formación y desarrollo de habilidades, hábitos y capacidades. Programa de curso. La Habana. s/e.
27. Koontz Herald. (1997). Administración. s/f. s/l. se.
28. Krutetski, V. (1989). Psicología. Moscú. Editorial V. N. Eshlorgizdat.
29. Leontiev, A. N. (1975). La actividad en la Psicología. La Habana, Editorial libros para la educación.
30. Leontiev, A. N. (1982). Actividad, conciencia, personalidad. En el proceso de formación de la Psicología marxista. La Habana. Editorial Libros para la Educación.
31. López Hurtado Josefina y otros (2002). Marco conceptual para teoría pedagógica. En Compendio de Pedagogía. La Habana. Editorial Pueblo y Educación.
32. MINED (2005) Carta circular 17.
33. MINED. (2000). "Reglamento Ramal para El Trabajo con los Cuadros del Ministerio de Educación" En "Documentos Rectores de la Política De Cuadros". Dirección de Cuadros del MINED. La Habana.
34. MINED. (2003). La Universalización de los ISP. (Prioridades para el curso 2003 - 2004), Reunión Preparatoria Nacional. Mayo. Impresión ligera.
35. MINED. Carta Circular 12/2002.Sobre la atención a la Pre Reserva y Reserva Especial Pedagógica en el marco de la municipalización.
36. MINED. Carta Circular 15/2000. Sobre el perfeccionamiento del trabajo con la Pre-Reserva Especial Pedagógica en los Institutos Superiores Pedagógicos.
37. Miranda Lena Teresita. y otros (s/f). Hacia una formación integral para los profesionales de la Educación. EN Nuevos Caminos en la formación de profesionales de la Educación. Habana. Ed. UNESCO.
38. Mitjáns, A. (1995) “Creatividad, personalidad y educación”. Edit. Pueblo y Educación.
39. Morenza y otros (1990), ob.cit. EN Revista Educación. 2003. Vol. 5 # 8.
40. Nocedo de León Irma y otros (2001) Metodología de la Investigación Educacional. La Habana. Editorial Pueblo y Educación. Tomo II.
41. Omarov, A. M. (1977) “Dirección de la economía Socialista”. Editorial Orbe. La Habana
42. Omarov, A. M. (1980) Elementos Básicos de la dirección científica de la sociedad. Tomos I y 11. Editorial Orbe. Ciudad de la Habana.
43. PCC (1976). Sobre la política de formación, selección, ubicación, promoción y superación de los cuadros. En Tesis y Resoluciones. La Habana. DOR.
44. PCC. V Congreso (1997). Resolución Económica. En periódico Granma. 7 de noviembre de Partido Comunista de Cuba.
45. PCC. (1986) Informe Central al Tercer Congreso del Partido Comunista de Cuba. Editora Política. La Habana.
46. Pérez Rodríguez, Gastón y otros. (2002) Metodología de la Investigación Educacional. La Habana. Editorial Pueblo y Educación.
47. Petroski A. (1982) Psicología evolutiva y pedagógica. La Habana. Editorial Pueblo y Educación.
48. Petrovski, A. (1981). Psicología General. La Habana. Editorial de libros para la educación.
49. Petrovsky, A. V. (1985). Psicología General. Moscú. Editorial Progreso.
50. Rubinstein, S. L. (1977). Fundamentos de Psicología General. La Habana. Edición Revolucionaria.
51. Salazar, Diana. (s/f). Interdisciplinariedad y enseñanza de las ciencias. Edit Dirección de Ciencia y Técnica MINED.
52. Sierra Salcedo, Regla (1991). “Estrategia y alternativa pedagógica: dos exigencias en la dirección del proceso pedagógico”. Departamento de Dirección Educacional. La Habana.
53. Sierra Salcedo, Regla Alicia. (2002) Modelación y estrategia: algunas consideraciones desde una perspectiva pedagógica. En Compendio de Pedagogía. La Habana. Editorial Pueblo y Educación,
54. Soto Díaz, Manuel (2004). Metodología para el desarrollo de la comunicación alumno-alumno en las clases de FPG. (Tesis en opción al grado científico de doctor en Ciencias Pedagógicas). Ciego de Ávila.
55. Stonner (1997). Elementos de administración.. s/l. s/e.
56. Talízina, N. (. 1984b). Conferencias sobre los Fundamentos de la enseñanza en la Educación Superior. Universidad de La Habana.
57. Talízina, N. (1984a) Procedimientos iniciales del pensamiento lógico. DEPES-MES. Vice-Rectoría docente. Universidad de Camagüey.
58. Tesis y Resoluciones Primer Congreso del Partido (1976). Sobre la política de formación, selección ubicación, promoción y superación de los cuadros. La Habana DOR.
59. UNESCO (1993). Project 2001 International Forum on Scientific and Technological Literary for Ael, Paris.
60. UNESCO (2001) Proyecto Regional de Educación para América Latina y el Caribe. La Habana.
61. UNESCO (2002). Proyecto Regional de Educación para América Latina y el Caribe. La Habana.
62. Valle Lima, Alberto D. (2000). “La dirección en educación. Apuntes.” Publicación en soporte magnético. ICCP. La Habana.
63. Vallejo Carballo, Iraida. (2002) Superación profesional para directivos, reservas y profesores del IPVC "Manuel Ascunce". Tesis de Maestría. ISP "Félix Varela".
64. Vázquez P, M C. (1996). Programa de entrenamiento que contribuye a formar el liderazgo educacional en egresados de la Universidad Pedagógica. Tesis de Maestría en Educación Avanzada. ISP "Félix Varela".
65. Vecino Alegret, Fernando (1986). Algunas tendencias en el desarrollo de la Educación Superior en Cuba. La Habana. Editorial Pueblo y educación.
66. Vigotsky, L (1987). Historia del desarrollo de las funciones psíquico superiores. La Habana. Ed científico-técnica.,
67. Vitier, Medardo. (1977). Lo fundamental: ideas sobre educación. Edit. De Ciencias Sociales. La Habana.
68. Yera Quintana, A I. (2004). Estrategia de aprendizaje para el estudio de los conceptos de química. Tesis presentada en opción al grado Científico de Doctor en Ciencias. C.A.
69. Zilberstein Toruncha, José (1989). Didáctica integradora de las ciencias. Experiencias cubanas. La Habana. Editorial Academia.
70. Zilberstein, Toruncha, José: (1999.). “Didáctica integradora: ¿Qué categorías deberá asumir?”. Revista “Desafío Escolar”. Año 2. Volumen 7.

AUTORA
María de las Mercedes Calderón Mora.
Prof. Auxiliar. ISP Cap. Silverio Blanco Núñez. Sancti Spiritus.
Correo: mcalderon@ssp.rimed.cu

Articulos relacionados:
Los Celos Que Carcomen
Resumen:
Los celos que carcomen y que vamos a abordar no son aquellos que, en la pareja o en otro tipo de relaciones, estén justificados por actitudes concretas de los otros.
N...
Ensayo: Discapacidad la otra cara
Resumen:
En este ensayo quisiera realizar un esfuerzo por ver la cara oculta de la discapacidad, el punto del que casi nadie habla, aquellos aspectos que se ocultan tras una image...
Modificación científica de la mente
Resumen:
Primero la filosofía, luego la Psiquiatría han tratado, en vano, de desenredar el laberinto de la mente, con procedimientos demasiado rebuscados,( sin dejar de ser y tene...
Estudio de los estados afectivos más frecuentes en la tercera edad en la población de un CMF. Enero-Marzo 2007
Resumen:
Desde tiempos inmemorables la vejez fue considerada ante todo como un problema de orden filosófico; el anciano representaba el símbolo al que se le proponían terapéuticas...
Síndrome del amor negativo
Resumen:
La causa de la deshumanidad consigo mismo, es parte de la enfermedad llamada neurosis universal. Esencialmente desde un punto de vista amplio el amor negativo no es más q...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©