Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

Cultura e identidad desde el currículo de historia

Resumen: Reflexionar permanentemente sobre nuestra práctica educativa es una tarea ineludible de la escuela cubana, por su encargo social, hoy, es preciso demostrar que un mundo mejor es posible, izar las banderas de la singularidad, pues, sobre la cultura de los pueblos...
3,771 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: MSc. Liliam Milián Rosales

INTRODUCCIÓN
Reflexionar permanentemente sobre nuestra práctica educativa es una tarea ineludible de la escuela cubana, por su encargo social, hoy, es preciso demostrar que un mundo mejor es posible, izar las banderas de la singularidad, pues, sobre la cultura de los pueblos, pende la espina de la globalización neoliberal, portadora de influencias nocivas para sus identidades nacionales, entre otros factores que amenazan con destruir la humanidad, defender la cultura como expresión más acabada de nuestra identidad es una tarea de todos.

¿Cómo defendernos de este fenómeno? Con relación a esto nuestro comandante en Jefe expresó:

“Solo la educación podrá salvar a nuestra especie, esta es la única que ha recibido el especial privilegio de una fabulosa inteligencia, con capacidad de crear los más inimaginables valores y de transmitir y actuar de acuerdo con ellos…”

Estas palabras explican por qué Cuba como parte de la Batalla de Ideas que desarrolla nuestro pueblo, dedica gran parte de sus recursos y esfuerzos a la educación.

Dentro del conjunto de transformaciones sociales que se llevan a cabo, marcadas por la premisa de buscar una sociedad mucho más humana, numerosos son los planes de formación de Trabajadores Sociales, Instructores de Arte, Maestros y Profesores, cuya labor fundamental es enseñar a nuestro pueblo a apreciar la riqueza cultural del país y de la humanidad, contribuyendo a forjar una cultura general integral en nuestros ciudadanos, en especial en las nuevas generaciones.

A esta tarea, debemos consagrar maestros y profesores todas nuestras fuerzas, como premisa que define el sentido de nuestra Batalla de Ideas y explica nuestros ingentes esfuerzos por crear una cultura general integral, algo de lo que la humanidad no podrá prescindir jamás.

La Universidad Pedagógica encargada de la formación del profesional de la educación, como parte importante del proceso de transformaciones, trabaja para perfeccionar su labor, elevar la calidad del proceso de enseñanza aprendizaje en todos los sentidos y resolver los problemas emanados de la práctica educativa.

En este contexto la asignatura Historia multiplica su importancia como vehículo transmisor de nuestra cultura, sus valores patrióticos y humanos, espada y escudo de la nación cubana, en la lucha por la independencia y la justicia social.

En correspondencia con las exigencias y aspiraciones de la educación cubana, debemos encaminar nuestros esfuerzos a diseñar currículos de Historia para la formación de docentes de la Educación Media Superior en los Institutos Superiores Pedagógicos a partir de enfoques científicos y didácticos más integrales.

¿Qué currículo de Historia es necesario diseñar para contribuir a la formación integral del profesor de la Educación Media teniendo en cuenta la cultura y la identidad como presupuestos básicos?

¿Qué características debe tener este currículo de Historia para que contribuya a la formación integral del profesor de la Educación Media, su cultura e identidad?

El diseño curricular de asignaturas, en especial de Historia para la formación de profesores de nivel medio requiere en nuestro contexto, especial atención, dadas las exigencias que imponen la transformación de nuestra sociedad por una parte y de la otra el insuficiente número de investigaciones dedicadas a este tema, de ahí la importancia del presente trabajo, a la que agregamos el propio valor de la asignatura, su contribución a la formación cultural y de valores de la identidad en las nuevas generaciones a partir del despliegue de todas sus potencialidades educativas.

DESARROLLO
APUNTES NECESARIOS

Para diseñar un currículo de Historia desde el punto de vista científico que contribuya a la formación Cultural y de valores de la identidad del profesor de la Educación Media es necesario tener en cuenta la cultura y la identidad como punto de partida, además de las diferentes teorías que alimentan al currículo y otros elementos tales como:

· El modelo de profesional que necesita la escuela cubana en la actualidad, la importancia de su labor en la sociedad y el despliegue de las potencialidades de la asignatura Historia como fuente de conocimiento, cultura y valores.

· La cultura tomada como punto de partida para su concepción científica, en su indisoluble relación con la historia y la sociedad fundamentada por el Marxismo-Leninismo, lo que permite asumir el enfoque integrador de la ciencia histórica y a la vez descubrir el carácter interdisciplinar de la misma.

· Tomar la sociedad como fuente de referencia y marco de acción, las características de los estudiantes, sus intereses, motivaciones y el aprendizaje desarrollador como importante premisa para su crecimiento humano y social, así como inscribir la asignatura dentro de un modelo didáctico afín con nuestros propósitos.

Estos elementos van a conformar un sistema que permite integrar los conocimientos históricos, facilita la comprensión del mismo desde una perspectiva integradora que favorece el aprendizaje desarrollador, contribuye a la formación de sentimientos, actitudes y valores, así como a la formación de una cultura general integral y fortalece su identidad.

Para cumplimentar los propósitos de la educación cubana de formar hombres integrales, cultos y revolucionarios, que participen de forma activa y consciente en las trasformaciones sociales, se requiere de un personal docente preparado, por estas razones, cuando hablamos de la formación integral de profesor de la Enseñanza Media, se hace referencia a un profesional que reúna los siguientes requisitos:

· Ser portadores de los elevados valores humanos que constituyen el fundamento de nuestra revolución, cultura e identidad nacional.
· La asimilación de una cultura general integral que le permita desarrollar su labor pedagógica, su crecimiento personal y social.
· Dominar los resultados del desarrollo científico y tecnológico, la incorporación de los mismos a su vida personal, laboral y social.
· La motivación por el aprendizaje y la autosuperación permanente, la significación de estos para su vida, el dominio de las tecnologías de la información y la comunicación.
· Desarrollar capacidades para apreciar, disfrutar y enriquecer la cultura artística y literaria.
· Estar motivados por su profesión, poseer una educación interdisciplinaria que le permita comprender y solucionar los problemas detectados en su desempeño profesional.

Estos fundamentos pueden ser reflejados en el diseño curricular de asignatura a través de los elementos conceptuales, actitudinales y procedimentales que desde sus objetivos se plantean e incluyen la salida al componente laboral e investigativo, razón por la cual es imprescindible que la asignatura asuma un enfoque científico que favorezca el aprovechamiento de las potencialidades de la Historia como fuente de conocimiento, cultura y valores.

Hay que destacar que el proceso de enseñanza-aprendizaje de la Historia, está en un momento de especial relevancia, caracterizado por un amplio debate epistemológico y didáctico que es estimulado por las propias transformaciones sociales, en especial dentro del Sistema Nacional de Educación y en específico en la escuela, en consecuencia es necesario adecuar las formas de pensar y actuar de los profesores de ese nivel de enseñanza.

Estas ideas tomadas como premisa para el diseño de la asignatura, implican adoptar una posición curricular en correspondencia con el objetivo del presente trabajo, por lo que se hace necesario asumir una conceptualización de currículo.

El CURRÍCULO DE HISTORIA. SU DEFINICIÓN.
Para asumir una concepción curricular fue consultada un amplia bibliografía nacional y extranjera sobre este tema, en ellas se pudo constatar la diversidad de definiciones de este término, a partir del análisis de las definiciones encontradas, se asume el concepto elaborado por la doctora Rita Marina Álvarez de Zayas, por considerarlo más completo y acorde a las exigencias del momento actual.

Ella define currículo como: “Proyecto educativo global que asume la conceptualización didáctica y posee la estructura de su objeto de enseñanza-aprendizaje. Tiene carácter de proceso y expresa una naturaleza dinámica al poseer su objeto relaciones interdependientes con el contexto histórico-social, con la ciencia y los alumnos, condición que permite adaptarse al desarrollo social, a las necesidades del estudiante y a los progresos de la ciencia”.

“El currículo como construcción social que surge, se modifica y reforma a partir de un conjunto de circunstancias históricas y de intereses sociales…” (Joan Pagés, 1994), entonces como construcción social históricamente determinada, el diseño debe constituir un sistema a través del cual se tomen decisiones sobre aquella parte de la cultura que se considera conveniente que las nuevas generaciones conozcan y aprendan.

En el caso del currículo de Historia _como construcción social_, debe responder a las circunstancias y necesidades actuales, constituir un sistema a través del cual se tomen un conjunto de decisiones con respecto al período histórico que recoja, las tendencias fundamentales de su desarrollo, para que se identifiquen con ella y contribuir a su crecimiento individual y social, premisa indispensable para su formación integral como profesional de la educación cubana. Tener sus fundamentos en las teorías sociales y como práctica se corresponderse con el modelo didáctico humanista, nacer de la práctica educativa, concretar y enriquecerlo en la misma.

La naturaleza ideológica del currículo diseñado, debe hacer que este se materialice como una forma de entender la sociedad como sistema de relaciones y su reproducción, basada en la concepción científico materialista de la Historia. Por estas razones en el discurso curricular se expresan cuestiones económicas, sociales, filosóficas, políticas, culturales,…, sobre el conocimiento histórico en su interrelación dialéctica, de ahí la necesaria correspondencia entre los objetivos formulados y los contenidos seleccionados.

El currículo de Historia constituye una de las vías fundamentales para concretar el vínculo entre la escuela y la sociedad a través de la relación contenido de la enseñanza e ideología.

¿Desde qué enfoque científico es necesario diseñar la asignatura Historia para contribuir a la formación integral del profesor de la Enseñanza Media?

La respuesta fue hallada en la propia concepción científico materialista de la Historia, que expresa la relación historia-cultura-sociedad, a la cual nos acercaremos más adelante por ser el centro de nuestra fundamentación científica.

Este enfoque nos permite un acercamiento más real a la historia, a costumbres, tradiciones, a los hombres, revelando las verdaderas raíces de procesos y fenómenos históricos como aporte a la formación política, ideológica, cultural y al fortalecimiento de la identidad cultural de nuestros estudiantes.

ACERCAMIENTO A LA CONCEPCION CIENTIFICA DE CULTURA Y SU RELACION CON EL CURRICULO DE HISTORIA.
Al examinar el concepto cultura como categoría metodológica de la sociología marxista-leninista encontramos la llave para analizar cuestiones muy actuales del Materialismo Histórico y de la Historia que a simple vista no parecen tener relación con ella.

Desplegar la concepción marxista-leninista de la cultura pone de manifiesto el carácter integral de la misma, significa conjugar los planteamientos realizados por Marx, Engels y Lenin sobre las cuestiones culturales, interrelacionarlos, interpretar su lógica y adecuarla a nuestro tiempo. Lo principal en la cultura, su esencia, es la producción del hombre como actividad del ser humano en la escala de sus relaciones sociales, actuales e históricas.

El término cultura tiene múltiples acepciones y usos en la actualidad, es difícil enumerar o definir los diversos matices de su sentido, es nuestro objetivo acercarnos a su concepto científico, sin el cual en nuestros días es imposible abordar las ramas del conocimiento teórico social.

La cultura como concepto científico, en su carácter único y puramente cognoscitivo tiene gran importancia teórica para las ciencias sociales contemporáneas, dentro de ellas la historia por el carácter global y polifacético de la misma en la situación y condiciones del siglo XXI.

En un acercamiento a la concepción marxista sobre la cultura esta se asume como la transformación del propio individuo, su formación real histórica como personalidad creadora, activa, condicionada por su propia actividad práctica, entendida como proceso de conversión del hombre en sujeto del movimiento histórico, no puede reducirse a aspectos aislados y particulares de su conducta en la vida y su existencia en la sociedad, sino que deberá abarcar todas las formas y modos de esa existencia. La cultura se convierte así en uno de los criterios más importantes del desarrollo de la vida económica, política y espiritual de la sociedad, incluyendo al propio hombre.

El concepto de cultura cumple entonces una función teórica y metodológica, con importancia de principio, que permite penetrar en la esencia del proceso histórico, descubriendo el carácter especial de la realidad histórica en relación con la realidad del mundo natural y verdadero, desde este punto de vista la cultura es una categoría social histórica general.

La incorporación del individuo a la vida cultural y social se realiza a través de su propia actividad creadora reproductiva que hereda, conserva y desarrolla los resultados del trabajo pasado, como una realidad históricamente transformada y existente en la diversidad de la actividad humana. Precisamente dentro de los límites de esta cultura surge la representación de la historia como un proceso de sucesión continua de las generaciones, cada una de las cuales utiliza y transforma los resultados de la actividad anterior, en concordancia con las nuevas condiciones.

La cultura abarca todas las esferas de la vida social y la actividad social humana, caracteriza en igual medida aquellas esferas de la actividad vital social, aquellas formas de participación de los hombres en la historia, que expresan en su conjunto la existencia del hombre como sujeto en ella.

Considerar la dialéctica materialista como método filosófico permite el conocimiento de los hechos, fenómenos y procesos históricos, a la vez que comprender las leyes que rigen su desarrollo, reflejar la sociedad como un organismo vivo y en constante movimiento a partir de las relaciones económicas, políticas, sociales, culturales que se relacionan e interactúan en ella. Esto es precisamente lo que se pretende lograr al diseñar la asignatura desde el punto de vista científico, reflejar la sociedad republicana como un organismo vivo y en constante movimiento a partir de todas las relaciones que se desarrollan en ella, que se pueden develar a través de la cultura.

Es preciso recordar que la ciencia histórica tiene como objeto la dinámica de las sociedades humanas, de la que forman parte, aquellos hechos vinculados a la vida cotidiana de los hombres que expresan la dinámica de la sociedad. Para su correcta interpretación, es necesario guiarse por el conocimiento teórico del modo de producción dominante en la época observada, entendido este, como la comprensión de la lógica del funcionamiento de la totalidad de relaciones sociales observadas en su interdependencia.

Para asumir una posición con respecto a la cultura en el diseño curricular, se debe partir de la indisoluble relación: historia, cultura, sociedad, fundamentada por la teoría marxista-leninista reflejada en la definición de la Dra. Lissette Mendoza Portales, cuando afirma:

“Cultura no es más que el conjunto de realizaciones materiales y espirituales en las que se objetiva la multifacético actividad humana que comprende el conjunto de destrezas, procedimientos, modos de actuación y resultados que se obtienen en el proceso de transformación de la realidad objetiva por el hombre, supone el proceso de creación y apropiación, por lo que conlleva el problema de la herencia, la continuidad y ruptura del enriquecimiento y superación, del desarrollo, es también acumulación, tradición, herencia y deviene en proceso de producción de significados en el contexto de las relaciones humanas”.

En José Martí encontramos nuevamente la clave para entender este planteamiento, pues nadie como él supo captar y plasmó en sus obras esa relación historia-cultura-sociedad, no perteneció a ninguna escuela historiográfica, ni encontramos en sus obras una teoría acabada en ese sentido, sino que apunta a la modernidad y es una expresión de su tiempo.

Para Martí como para Marx los hombres hacen la historia, pero requieren para hacerlo de conciencia y voluntad, lo que expresa congruencia en ese punto de vista. Martí buscó un modo de historiar la historia, señala como condición del historiador el conocimiento pleno del hombre; plantea que no es posible llegar al conocimiento de la humanidad sin el conocimiento del pasado y del presente, la concibe como historia de la cultura al fundamentar la necesidad de atender a todas las esferas de la sociedad.

Con estos presupuestos básicos hallados en la concepción marxista y en nuestras propias raíces históricas, el diseño curricular de la asignatura Historia develará desde sus objetivos, el desarrollo histórico cultural de la sociedad, sus tendencias fundamentales en el plano económico, político, social, ideológico y artístico, desde un enfoque integrador y cultural de la ciencia histórica, cuya base teórica y metodológica es el Marxismo Leninismo.

CONCLUSIONES
Para que el currículo de Historia que contribuya a la formación cultural y de valores de la identidad en el profesor de la Educación Media, este debe ser diseñado con un enfoque cultural e interdisciplinario, resultado de la aplicación de un sistema de fundamentos científicos, sociológicos, psicológicos y didácticos, que permitan el despliegue y aprovechamiento de las potencialidades de la asignatura como fuente de conocimientos, cultura y valores, según el modelo de profesional que precisa la escuela hoy.

En el diseño del mismo desde el punto de vista científico, debe de privilegiarse la integración de los diferentes elementos que componen la realidad histórica en sus relaciones plenas con los restantes fenómenos y procesos de la sociedad que ofrece la cultura, punto de partida y fundamento teórico esencial. A la luz de la interpretación marxista – leninista de este concepto, la asignatura debe asumir un enfoque que posibilite el análisis de la realidad de manera holística y de esta forma develar el desarrollo de la sociedad objeto de estudio como un sistema de relaciones de todo tipo, facilitando la comprensión de los hechos, fenómenos y procesos históricos.

La interdisciplinariedad como principio estructurador en este modelo de currículo, contribuye a la formación de un docente capaz de integrar conocimientos y realizar transferencias de contenido que le permitan solucionar los problemas en su desempeño profesional, en la medida que coloca al estudiante ante el reto de pensar en la complejidad, a partir de la diversidad y unidad de los procesos y fenómenos del pasado, para comprender los del presente y enfrentar el futuro.

El diseño curricular debe sustentarse en la educación desarrolladora y el aprendizaje desarrollador que esta promueve como importante fundamento psicológico para garantizar: la apropiación objetiva, activa y creadora de una cultura general integral en el futuro docente, estimular su motivación por el autoestudio, la superación permanente y elevar su protagonismo en el aprendizaje en la medida que pasen de la reproducción, a la producción de significados.

Por ello en su concreción didáctica como modelo humanista se privilegian los métodos activos, la utilización de diversidad de fuentes del conocimiento, que combinada con la aplicación de la metodología dialéctico materialista al análisis de los fenómenos y procesos históricos a partir del enfoque científico, humanista y humanístico asumido por la asignatura, favorecen estos objetivos.

La presente propuesta, no debe ser considerada un esquema rígido, es a penas, una primera aproximación al diseño curricular de asignaturas para la formación de profesores de la Educación Media, que tiene en cuenta las aspiraciones, exigencias y condiciones de la educación cubana en la actualidad, constituye una guía para la acción en la Universidad Pedagógica, susceptible de ser transformada en la práctica educativa dadas su características de ser un modelo abierto, flexible y contextualizado.

BIBLIOGRAFIA
ADDINE FERNANDEZ, FATIMA Y OTROS. Tendencias Actuales en el Establecimiento de Relaciones Interdisciplinarias. ISPEJV. La Habana. 2002.
· Didáctica. Editorial Pueblo y Educación. La Habana, 2003.
AGUIRRE ROJAS, CARLOS. Itinerario de la Historiografía del Siglo XX.
Centro de Investigación y Desarrollo de la Cultura Cubana. Juan Marinello. La Habana, 1999.
AISENBERG, BEATRIZ Y ALDEROQUI SILVIA.. Didáctica de las Ciencias Sociales. Editorial Paidós. Buenos Aires (1994)
ÁLVAREZ DE ZAYAS, CARLOS M. La Escuela en la Vida. MES. La Habana. 1993.
· Epistemología Educativa. Bolivia 1995.
· Metodología de la Investigación Científica. Editorial Solís. Bolivia 1999.
ÁLVAREZ DE ZAYAS, RITA MARINA. El Desarrollo de las Habilidades en la Enseñanza de la Historia. Pueblo y Educación. La Habana. 1990.
· Hacia un Currículum Integral Contextualizado. Madrid. 1995.
AROSTEGUI JULIO Y OTROS. Enseñar Historia. Nuevas Propuestas.
Cuadernos de Psicología. Editorial Laica. Barcelona, 1989.
AUSUBEL, D; J. D. NOVAK Y H. HANESIAN: Psicología Cognitiva. Editorial Trillas. México 1980.
BATLLORI OBIOLS ROSER. El Diseño Curricular en Ciencias Sociales.  Boletín de Didáctica de las Ciencias Sociales. Boletín nº 1. Barcelona. 1990.
BENEJAM, PILAR Y JOÁN PAGÉS. Enseñar y Aprender Ciencias Sociales.  ICE Universidad de Barcelona. 1997.
CARRETERO, MARIO y OTROS. La Enseñanza de las Ciencias Sociales. Editorial Visor. Madrid, 1989.
CARRETERO, MARIO. Construir y Enseñar. Las Ciencias Sociales y la Historia. Editorial Aique. Buenos Aires. 1995.
CASTELLANOS SIMONS, DORIS: Teorías Psicológicas del Aprendizaje.  Ediciones CIFPOE. La Habana.1994.
· Paradigmas sobre aprendizaje. ISPEJV. La Habana. 2000.
· Enseñar y aprender en la escuela. Editorial Pueblo y Educación. La Habana,2003.
CASTELLANOS SIMONS, BEATRIZ: Perspectivas Contemporáneas entorno al Aprendizaje. ISPEJV. 1994.
COLECTIVO DE AUTORES. Filosofía y Sociedad. Editorial Félix Varela. La Habana, 2000.
COLECTIVO DE AUTORES FRANCESES Y CUBANOS. La Historia y el Oficio del Historiador. Ediciones Imágenes. Ciencias Sociales. La Habana. 2002.
DIAZ PENDAS, HORACIO y OTROS. Enseñanza de la Historia. Selección de Lecturas. Editorial Pueblo y Educación. La Habana, 2002.
HELLER, AGNES: Teoría de la Historia. Edición Fontamara. México, 1997.
HOBSBAWM, ERIC J. Marxismo e Historia Social. Universidad Autónoma de
Puebla. México.1983.
MAÑALICH ROSARIO Y OTROS. Didáctica de las Humanidades. Editorial
Pueblo y Educación. La Habana, 2004.
MARTI PEREZ JOSE. Obras Completas. (Tomo III) La Habana, 1975,
MARX, CARLOS. Contribución a la Crítica de la Economía Política. Editorial Progreso. Moscú. 1989.
MARX, CARLOS y FEDERICO ENGELS. La Ideología Alemana. Editora Política. La Habana. 1979.
MENDOZA PORTALES, LISSETTE. Axiología y Cultura en José Martí.
Tesis de Doctorado. Instituto de Filosofía. La Habana, 2003.
· La relación Humanidades- Cultura- Identidad- Valores: un enfoque necesario. Resultado del Proyecto de investigación: Las humanidades y la formación cultural y de valores de la identidad en profesionales de la Educación. ISPEJV. 2005. 
MEZHUIEV, V. La Cultura y la Historia. Editorial Progreso. Moscú. 1980.
MIRANDA FRANCISCO, OLIVIA. Historia, Cultura y Política. El Pensamiento Revolucionario Martiano. Editorial Academia. La Habana. 2002.
MITJANS ALBERTINA Y OTROS: Pensar y Crear. Estrategias, Métodos y Programas. Editorial Academia. La Habana. 1995.
NOCEDO LEON, IRMA Y OTROS: Metodología de la Investigación Educativa. Editorial Pueblo y Educación. La Habana, 1995.
PAGÉS BLANCH, JOÁN. Psicología y Didáctica de las Ciencias Sociales. Editora Técnica. España. 1993.
· Diseño Curricular en las Ciencias Sociales. Editora Técnica. España. 1994.
PANZA M. Y OTROS. Fundamentación de la Didáctica. Editorial Gernica S.A. México 1987.
POZO, JUAN IGNACIO. Teorías Cognitivas del Aprendizaje. Ediciones Moratas. Madrid 1987.
PLUCKROSE, HENRY. Enseñanza y aprendizaje de la Historia. Editorial Morata. Madrid. 1993.
ROMERO RAMUDO MANUEL Y OTROS: Modelo Didáctico para la Enseñanza Aprendizaje de la Historia. ISPEJV. 2000.
· Los Métodos de Enseñanza de la Historia. ISPEJV. La Habana. 1999.
· Acerca de la Interdisciplinariedad. ISPEJV. La Habana. 2001. SOBEJANO, MARÍA JOSÉ. Didáctica de la Historia. Fundamentación
· Epistemológica y Currículum. UNED. Madrid, 1993.
· Didáctica de la Historia. UNED. Madrid.1996.
TORRES BRAVO PEDRO PABLO. Didáctica de la Historia y la Educación. Universidad Nacional de Educación a Distancia Madrid 1998.
TORRES SANTOME, JURJO. Globalización e Interdisciplinariedad. El Currículo Integrado. Ediciones Morata. Madrid. 1994.
VERA ESTRADA, ANA. Pensamiento y Tradiciones Populares. Centro de Investigación y Desarrollo de la Cultura Cubana. Juan Marinello. La
Habana. 2000.

AUTORA
MSc. Liliam Milián Rosales
Ciudad de la Habana Julio 2008

Articulos relacionados:
Sudafrica historia
Resumen:
Inicios. Colonización. Luchas. Guerra Anglo-Boer. La Unión. Apartheid. Fin del apartheid. Estado democrático.
Alejandro III el Magno (356-323 a.C.)
Resumen:
Rey de Macedonia (336-323 a.C.), conquistador del Imperio persa, y uno de los líderes militares más importantes del mundo antiguo.
Historia Universal siglo XX
Resumen:
Primera y Segunda Guerra Mundial. Revolución rusa. Período Entreguerras
La Unión Sudamericana en el Pensamiento de Alberto Methol Ferré
Resumen:
El historiador uruguayo Aberto Methol Ferré empieza su análisis diciendo “El tema y la óptica nuestra es histórica. No se puede pensar el futuro sin el arraigo en el mund...
Periodo Interbélico "Pre-Guerra"
Resumen:
Es la etapa, que va de 1918 a 1938 es verdaderamente problemática, en lugar de paz, el mundo se prepara para la segunda guerra mundial. Se caracteriza por la implantación...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©