Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

La importancia de la teoría de la mente en el niño

Resumen: Los psicopedagogos y profesionales que estudian el desarrollo infantil conocen lo que es la teoría de la mente y su importancia...
8,397 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Jenny Guerra Hernández
Resumen:
Los psicopedagogos y profesionales que estudian el desarrollo infantil conocen lo que es la teoría de la mente y su importancia. Este artículo pretende que los padres y docentes conozcan un poco más este fenómeno y que esto les sirva para comprender por qué el niño empatiza o miente a partir de una edad determinada.

Cuerpo del artículo:
Como resultado de las experiencias que tienen los niños con los demás desarrollan una serie de teorías informales sobre la psicología humana que intentan dar respuesta a preguntas básicas que los pequeños se plantean acerca de las emociones, percepciones y pensamientos que tienen ellos mismos o que ven en los demás.

Cuando un niño nota que varias personas y el mismo reaccionan de forma distinta ante una misma situación o problema, comienza a interiorizar esa forma de reaccionar como la “normal” y cuando ve a otro niño o niña vivir la misma situación, espera que se produzca el mismo tipo de respuesta por parte de éste. A este conjunto de suposiciones y deducciones de cómo piensan el mismo y los otros las llamó Wellman teoría de la mente.

Así, estos niños no sólo son conscientes de que existen respuestas psicológicas divergentes sino que además se esfuerzan mucho en entender cómo y por qué existen distintos puntos de vista. Por ejemplo cuando dicen “si quieres cómete las galletas pero a lo peor mamá se enfada contigo”.

Un aspecto muy importante que se ve afectado por esta nueva capacidad que tienen los niños para discriminar entre cosas diferentes es que aprenden a distinguir claramente entre los fenómenos mentales y los acontecimientos físicos a los que se refieren y esto les ayuda a comprender que la gente puede equivocarse o ser engañada. Por ejemplo, el niño puede decirle a un amigo “cuando era pequeño me daba miedo el mar porque pensaba que me iba a tragar pero ahora que soy grande ya sé que eso no va a pasar”.

Otro aspecto relevante de la teoría de la mente es que los niños razonan de manera exótica, comprendiendo el mundo en términos de un marco general, (o esto, o lo otro) pero no pueden considerar que existan múltiples posibilidades. Por ejemplo, un niño puede que no entiende que su papá no es malo porque le dejó salir al jardín en un día soleado y hoy que está lloviendo no le deja.

Además el desarrollo de la teoría de la mente pronto se aplica a diferentes cometidos prácticos en la relación del niño con los demás, como son las actividades de persuasión (“mamá si me porto bien me compras el tebeo”), Consuelo (“ No llores, a mi me pinchó el medico y te juro que no duele nada”) y bromeo (“mi hermana tiene la nariz más grande que pinocho”).

Por último, existe otra habilidad que está muy estrechamente relacionada con la Teoría de la mente y es algo en lo que los niños empiezan a convertirse en expertos una vez que han cumplido los tres años: la capacidad de mentir.

Ambas habilidades están relacionadas porque mentir indica que el niño tiene conciencia de: que lo que ha hecho está mal, que los demás también piensan que está mal y que lo que dice (es decir, la mentira) es distinto de lo que ha hecho (por lo tanto distingue entre realidad y ficción). Así que se anticipa a elegir al sujeto susceptible de la mentira, prepara argumentos en base a lo que esta persona pudiera preguntarle o pudiera pensar acerca de la acción cometida e incluso es capaz de defenderse inventando nuevos argumentos si se le interroga en caso de duda. Todo esto denota mucha metacognición y una evolución en el desarrollo cognoscitivo por parte del pequeño.

Aunque son simples, los esfuerzos de los niño por establecer sus propias teorías psicológicas a veces no son muy diferentes de los intentos que los adultos realizamos en el mismo campo. Sin embargo, existen niños que manifiestan dificultades para ponerse en el lugar de los otros, como los autistas, TGDs o Áspergers. Estos niños y niñas, necesitan de la intervención psicopedagógica para poder aprender a empatizar con los demás y con la ayuda de un profesional pueden lograrlo.

Un saludo,
Jenny Guerra Hernández
Articulos relacionados:
Freud y el pensamiento filosófico
Resumen:
EL problema de Freud y del psicoanálisis proviene de la saturación lingüística y conceptual que en el más cercano pasado llegó a producir en el escenario de la cultura. E...
Análisis de las relaciones interpersonales según el género en alumn@s de grado octavo-novenode la jornada tarde del colegio nacional nicolás.7.2
Resumen:
De la jornada tarde del Colegio Nacional Nicolás. Esta investigación busca analizar la relación entre el género y las relaciones interpersonales aplicada en tres instituc...
Procesos internos de formación de opiniones
Resumen:
En el presente trabajo se enfoca el tema de la formación de opiniones desde una perspectiva psicológica, es decir, como un proceso interno que discurre en cada individuo,...
Los Celos Que Carcomen
Resumen:
Los celos que carcomen y que vamos a abordar no son aquellos que, en la pareja o en otro tipo de relaciones, estén justificados por actitudes concretas de los otros.
N...
Educacion especial: Orientaciones y recursos para los padres de familia
Resumen:
Cuando trabajamos con niños con problemas o dificultades de aprendizaje es indispensable considerar a la familia como un sistema abierto, en constante transformación y en...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©