Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

Los museos en el proceso de enseñanza - aprendizaje de la Historia de Cuba, en la carrera de Comunicación Social

Resumen: El presente trabajo contiene una propuesta de actividades necesarias para vincular la información que proporcionan los museos de la ciudad de Sancti Spíritus, al proceso de enseñanza- aprendizaje de la Historia de Cuba...
7,394 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Msc. Hilda Nurys Quesada Delgado
Resumen
El presente trabajo contiene una propuesta de actividades necesarias para vincular la información que proporcionan los museos de la ciudad de Sancti Spíritus, al proceso de enseñanza- aprendizaje de la Historia de Cuba. Para la elaboración de la misma se utilizó los métodos de nivel teórico, nivel empírico, estadísticos-matemáticos. Para su diseño se tuvo en cuenta los resultados del diagnóstico, lo reglamentado en documentos como:el Programa de la Asignatura de Historia de Cuba y la Ley No. 106 del Sistema Nacional de Museos. El principal resultado radica en las actividades que contienen la propuesta, constituyen modelos para que los docentes vinculen las informaciones de los museos al proceso de enseñanza- aprendizaje de la Historia de Cuba. La propuesta ha sido validada por expertos que realizaron importantes observaciones para su perfeccionamiento, aprobándola en general y mostrando su importancia en aras de contribuir a formar profesionales competentes. La investigación esta estructurada en dos capítulos. En el primero se exponen los aspectos relacionados con la historia de los museos, sus funciones, la caracterización de los museos de la ciudad de Sancti Spíritus; el proceso de enseñanza- aprendizaje de la Historia de Cuba, en el 1er año de la carrera de Comunicación Social. El segundo se refiere a la metodología empleada en la investigación, la propuesta de actividades partiendo de la Fundamentación, nombre de la actividad, tipo de actividad, objetivo, orientaciones metodológicas, desarrollo y la validación de su pertinencia mediante el método de Criterios de Expertos.

Introducción
El mundo actual exige elevar la condición humana, contribuir al desarrollo científico, garantizar una formación humanista basada en una aproximación a lo mejor de la cultura universal y nacional con un enfoque axiológico comunicativo y personológico, al tiempo que cultiva la virtud, la sensibilidad y los valores espirituales, la cultura de paz, la integración y globalización de la solidaridad .

La historia, debe cultivar una sentida devoción, amor y respeto por los valores nacionales y de las naciones hermanas de América y del Mundo. Acerca de la importancia del estudio de la historia de la patria, ha expresado el Comandante en Jefe:“El estudio de la historia de nuestro país no solo ilustrará nuestras conciencias, no solo iluminará nuestro pensamiento, sino que…ayudará a encontrar también una fuente inagotable de espíritu de sacrificio de espíritu de lucha y de combate.” (Castro, 1968).

La Historia de Cuba es una asignatura priorizada en la universidad por su alto potencial formativo humanista, al enriquecer el mundo espiritual y los conocimientos de los alumnos, ayuda al alumno a tomar conciencia de sus propios valores y a fundamentar sus relaciones sociales y su práctica a lo largo de la vida.

Debe coadyuvar a revelar el carácter integrador de la historia como ciencia y contribuir al desarrollo de la identidad nacional, elevar la calidad cultural y de vida, fortalecer la memoria histórica.

La educación cubana ha dado prioridad al tratamiento y enseñanza de la historia, pues en los programas de estudio que se desarrollan en todos los tipos y niveles incluyen la asignatura de Historia de Cuba. En los mismos se orienta a los docentes que se establezca la vinculación y se estimule el conocimiento de la Historia Local, donde los museos desempeñan un importante papel.

“El museo es una institución permanente, sin fines de lucro, al servicio de la sociedad y de su desarrollo, abierta al público y que efectúa investigaciones sobre los testimonios materiales e inmateriales de la humanidad y de su medio ambiente, adquiridos, conservados, comunicados y sobre todo expuestos para fines de estudio, educación y el deleite”. (Asamblea General del ICOM, 1989).

El museo, no es solamente un sitio de deleite sino que es capaz, a la vez, de presentar al público lo real, lo auténtico, lo palpable, lo maravilloso y extraordinario de la cultura. Es también una herramienta, un instrumento valioso e indispensable en el proceso de la formación científica y materialista de nuestro pueblo. Está llamado a desempeñar un papel más activo en la comunidad. La calidad de los servicios públicos llevados a cabo por la institución, la fuerza de su implicación en la comunidad y su capacidad para insertarse en la red para satisfacer a todo aquel que la frecuente, garantizarán la supervivencia del mismo en el porvenir.

La Organización Institucional del Estado en 1976, dotó al país de un sistema legislativo donde se pone de manifiesto la protección del patrimonio cultural y los Monumentos Nacionales y Locales, que expresa la responsabilidad del Estado cubano con la conservación de los bienes patrimoniales y el establecimiento de los mecanismos para su protección y conservación. Atendiendo a esta responsabilidad, se aprueba la ley No. 23 de los museos municipales, el 18 de mayo de 1979; la cual hizo posible la creación de múltiples museos en cada uno de los municipios del país.

La nueva universidad cubana, abierta a toda la sociedad se distingue de la clásica tradicional que hoy existe en la inmensa mayoría de los países del mundo, básicamente porque trasciende sus muros y desarrolla sus procesos en íntima comunidad con el pueblo, perfeccionándolos continuamente como parte de su interacción de la que todos participan. Se distingue por su carácter científico, tecnológico y humanista.

Su rasgo peculiar es la universalización de la educación superior, garantizando un acelerado proceso de incorporación de jóvenes de familias de menor desarrollo cultural a los estudios universitarios, ampliando sus oportunidades para una integración más plena a la sociedad. En correspondencia con las profundas transformaciones realizadas en el Sistema Educacional encaminadas a garantizar el más amplio acceso de todo nuestro pueblo a la educación superior, cultivando su inteligencia y multiplicando gradualmente sus conocimientos, está inmersa en el perfeccionamiento de los planes de estudios, en transformaciones en la actividad docente, disminuyendo las formas de clase expositivas y elevando los niveles de participación de los estudiantes en actividades prácticas; en la implementación de Trabajos de Curso y ejercicios integradores para lograr una evaluación con un carácter más profesional, que acerque el ejercicio evaluativo a su desempeño futuro.

La carrera de Comunicación Social se estudia en cada una de las Sedes Universitarias Municipales (SUM) de la provincia, la forma de organización de la docencia es la modalidad semipresencial a través del encuentro-consulta.

Estas formas organizativas de la docencia facilitan el cumplimiento de la misión más importante que tiene el profesor en los encuentros, que es desarrollar en ellos la independencia cognoscitiva de los estudiantes, para que sean capaces de aprender por sí mismos, donde los estudiantes deben asumir el protagonismo a la hora de realizar sus estudios independientes, por lo que es necesario que cada actividad a realizar se haga con la calidad, en correspondencia con los objetivos específicos.

El Programa Nacional de Extensión Universitaria(2004) plantea: “que partiendo de intereses, motivaciones, conocimientos de los estudiantes y la cultura general del profesor universitario que tenemos o que aspiramos, es factible insertar en el desarrollo del proceso docente educativo un conjunto de elementos asociados tanto a lo instructivo como a lo educativo, que cumplan junto a la función motivacional, la de generar el interés por determinados aspectos que permitan satisfacer las motivaciones de los estudiantes con aspectos de la cultura general, habilidades comunicativas y la cultura de la profesión."

Partiendo de la anterior afirmación es preciso insertar instituciones culturales como los museos, que constituyen medios para la enseñanza de la Historia de Cuba, poseen valiosos objetos originales combinados armónicamente como son: fotos, mapas, esquemas, datos estadísticos, textos y otros medios gráficos que portan el mensaje al visitante.

La provincia de Sancti Spíritus cuenta con diecisiete museos y el municipio cabecera tiene cuatro: el Museo de Arte Colonial, aborda las artes decorativas y la historia de la familia criolla Valle-Iznaga, el Museo Provincial General, cuyas colecciones recorren las diferentes etapas de la historia de cuba en Sancti Spíritus, Museo Casa Natal Mayor General Serafín Sánchez Valdivia, con la vida y obra de este importante prócer espirituano y el Museo de Historia Natural que aborda la flora y fauna de nuestro territorio. Estos museos son visitados en gran medida por estudiantes de la enseñanza primaria, secundaria, preuniversitario, no siendo así por estudiantes universitarios.

Los estudiantes del nivel superior, específicamente los de primer año de la carrera de Comunicación Social, no visitan frecuentemente los museos y desconocen las informaciones de contenido histórico que brindan estos centros culturales. Mientras que son pocos los profesores de las carreras universitarias que se acercan a estas instituciones para obtener información acerca de los servicios que proporcionan los museos y desconocen la forma de vincular estas informaciones en el proceso de enseñanza-aprendizaje de la Historia de Cuba.

De lo anterior planteado se deriva como problema científico: ¿Cómo vincular la información que proporcionan los museos de la ciudad de Sancti Spíritus, al proceso de enseñanza-aprendizaje de la asignatura Historia de Cuba, en la carrera de Comunicación Social?
Objeto: El proceso de enseñanza-aprendizaje.
Campo: Proceso de enseñanza-aprendizaje de la asignatura Historia de Cuba, en la carrera de Comunicación Social.
Objetivo: Confeccionar una propuesta de actividades para vincular la información que proporcionan los museos de la ciudad de Sancti Spíritus, al proceso de enseñanza-aprendizaje de la Historia de Cuba, en el 1er año de la carrera de Comunicación Social.

Preguntas científicas
1. ¿Qué concepciones teóricas existen acerca del papel de la información los museos en el proceso de enseñanza-aprendizaje de la Historia Cuba en estudiantes de la carrera de Comunicación Social?
2. ¿Cuál es la situación actual de la utilización de la información de los museos en el proceso de enseñanza-aprendizaje de la Historia Cuba en la carrera de Comunicación Social?
3. ¿Cuáles son las potencialidades de las informaciones que se encuentran en los museos de la ciudad de Sancti Spíritus para ser utilizadas en el proceso de enseñanza-aprendizaje de la Historia de Cuba en el 1er año de la carrera de Comunicación Social?
4. ¿Qué actividades se pueden elaborar que permitan vincular la información que proporcionan los museos de la ciudad de Sancti Spíritus al proceso de enseñanza-aprendizaje de la asignatura Historia de Cuba, en el 1er año de la carrera de Comunicación Social?
5. ¿Cómo evaluar la pertinencia de las actividades propuestas?

Tareas científicas.
1. Precisar las concepciones teóricas existen acerca del papel de la información los museos en el proceso de enseñanza-aprendizaje de la Historia Cuba en estudiantes de la carrera de Comunicación Social
2. Diagnosticar la situación actual de la utilización de la información de los museos en el proceso de enseñanza-aprendizaje de la Historia Cuba en la carrera de Comunicación Social.
3. Determinar las potencialidades de las informaciones que se encuentran en los museos de la ciudad de Sancti Spíritus para ser utilizadas en el proceso de enseñanza-aprendizaje de la Historia de Cuba en el 1er año de la carrera de Comunicación Social.
4. Elaborar la propuesta de actividades que permita vincular la información que proporcionan los museos de la ciudad de Sancti Spíritus al proceso de enseñanza-aprendizaje de la asignatura Historia de Cuba, en el 1er año de la carrera de Comunicación Social.
5. Validar la pertinencia de la propuesta de actividades mediante Criterios de Expertos.

Métodos de nivel teórico.
• Análisis histórico lógico.
• Analítico-sintético.
• Inductivo-deductivo.
• Enfoque Sistémico.

Métodos de nivel empírico.
• Análisis de documentos.
• La observación científica
• Criterios de expertos

Métodos estadísticos-matemáticos.
• Calculo porcentual.
Se utilizaron como técnicas:
• Encuestas a profesores para determinar el tratamiento didáctico que le dan los docentes a la Historia Cuba y la utilización de la información de los museos en el proceso de enseñanza-aprendizaje.
• Encuestas a profesores y alumnos para evaluar sus conocimientos acerca de las informaciones que se encuentran en los museos relacionados con la Historia Cuba.
• Guía de observación a clases, con el objetivo de conocer cómo los profesores realizan su labor educativa, si utilizan la información y contenido histórico de los museos; los métodos y técnicas empleados en el proceso de enseñanza-aprendizaje de la Historia Cuba.
• Entrevistas a los museólogos

La novedad científica se manifiesta en que por primera vez se realiza un estudio sobre las informaciones de contenido histórico que proporcionan los museos de la ciudad de Sancti Spíritus y se proponen actividades para utilizar la misma en el proceso de enseñanza-aprendizaje de la Historia de Cuba, en el 1er año la carrera de Comunicación Social.

El aporte consiste en elaborar una propuesta de actividades para vincular la información de contenido histórico que proporcionan los museos de la ciudad de Sancti Spíritus al proceso de enseñanza-aprendizaje de la Historia de Cuba, en el 1er año la carrera de Comunicación Social.

El informe de investigación se estructura de la forma siguiente: Introducción, dos capítulos, Conclusiones, Bibliografía.

Capítulo 1: Reflexiones acerca de la importancia de los museos y su inserción en proceso de enseñanza-aprendizaje de la Historia de Cuba.
1.1 Los museos y su historia
La historia de los museos ha transcurrido en forma paralela con la historia de la humanidad. El origen del término mouseion, se remonta al culto que se rendía a las musas en las antiguas regiones griegas de Tracia y Beocia. Las musas eran, según la mitología griega, las diosas inspiradoras de la música. Este era un lugar santificado al que ellas acostumbraban a ir.

En Egipto, el término mouseion se utilizó también para la designación de un templo; pero en este caso no fue ofrendado a deidades sino al conocimiento. (Nascimento, 1998, p.10) refiere con respecto al museo egipcio que: "fue utilizado para definir un local de estudios, especie de universidad, centro de educación e irradiación de conocimiento". La antigua Biblioteca de Alejandría, erigida en la ciudad del mismo nombre a orillas del Mar Mediterráneo, tiene su origen como elemento constitutivo de un gran centro de sincretismo cultural conocido con el nombre de Museo de Alejandría; en su momento, este centro cultural representó el más importante espacio para la investigación del que se tenga noticia; llegó a poseer zoológico, jardín botánico, observatorio, laboratorios para disecciones, salas para discusiones y el más importante equipo de eruditos, además de la fabulosa biblioteca.

Posteriormente, con la formación del Imperio Romano, estos derivaron, del término griego, al término latino museum, para referirse al sitio donde se producían las discusiones filosóficas y que servía además para la exhibición de piezas raras de épocas anteriores. (Rebouças, 1999) refiere “que en el periodo helenístico, creció la admiración por las culturas pasadas y los objetos artísticos asumieron valor histórico de acuerdo con la rareza, exotismo y autoría”.

Durante la Edad Media o Medioevo extenso período histórico comprendido entre los siglos V y XV d.n.e. los aspectos sociales, económicos, políticos, religiosos y militares fueron por demás muy complejos. Entre otros acontecimientos, se produjo la transición del modo de producción esclavista al feudal y de este último al modo capitalista. La iglesia católica se expandió como dogma e institución por toda Europa. El poder acumulado por la iglesia durante este período le permitió hacerse custodio y guardián del legado de la cultura pagana-griega y romana. La abadía primero, y la catedral después, se convirtieron en el centro de la actividad económica, educativa y artística. La clase noble no sólo confiaba la educación y formación de sus miembros a la iglesia, sino que le cedió también importantes objetos de valor artístico e histórico que habían pertenecido a sus antepasados. Se inicia así el coleccionismo de arte en el seno de la institución eclesial, y que perdura hasta la actualidad.

No fue hasta el Renacimiento, período histórico comprendido entre los siglos XV y XVI, que el término museo se utiliza para designar a un espacio físico destinado a la formación de una colección privada de objetos valiosos. Además del renacer de las artes, la literatura y las ciencias tanto naturales como humanísticas por intermedio de la revaloración de las culturas griega y romana. Para este momento histórico, el coleccionismo de arte vive una etapa de mucho auge caracterizada por la formación de colecciones privadas por intermedio principalmente de la creación de obras. Artistas como Leonardo Da Vinci, Miguel Ángel Buonarroti, Rafael Sanzio, el Bosco, Sandro Boticelli, Bramante, Durero y otros, vivieron y desarrollaron su obra durante el Renacimiento.

Las cuantiosas fortunas de las familias ricas de Europa permitieron la formación de verdaderos tesoros. La Galería de los Oficios, edificio construido entre los años de 1560 y 1581, para servir como sede administrativa del gobierno de Florencia durante el mandato de Cosme I de Médicis, sirve también para exhibir y almacenar parte de los objetos de arte que poseía la familia Médicis. Tras el declive económico de esta familia, todos sus bienes incluidos la colección de objetos de arte, se trasladan a la custodia del gobierno de Florencia. En 1765, por aclamación de los ciudadanos florentinos, se convierte en museo y esto representa un referente insoslayable en la evolución de los museos modernos.

Las colecciones públicas son también de vieja data, la donación de esculturas, mármoles y bronces romanos que hiciera el papa Sixto IV a principio de su pontificado en 1471 a la ciudad de Roma. Se convirtieron luego en parte de las colecciones de los Museos Capitolinos de Italia, dan cuenta de esto.

Para finales del siglo XIX, el movimiento museístico europeo está consolidado. Para este momento el interés de los museos se encuentra centrado en la expansión de sus colecciones a partir de los más diversos objetos procedentes de diferentes culturas. El Museo Británico, abierto desde 1759, se debe trasladar a una sede más amplia por el volumen de su colección de objetos provenientes de los cinco continentes. Por esta época se crea también la antigua Galería Nacional de Alemania, el Museo Etrusco y el Museo Egipcio, como parte integrante de los Museos Vaticanos; también el Museo Nacional del Prado en España. Otro hecho importante relacionado con la museística tiene lugar en 1882, cuando a un lado del Museo de Louvre, en París, se creó la primera escuela dedicada a la formación profesional en asuntos de conservación y restauración de objetos de arte, L'Ecole du Louvre.

La intelectualidad de finales del siglo antepasado estaba imbuida por el carácter cientificista que reinaba desde finales del siglo XVII y todo el XVIII. Este elemento influye decididamente en el movimiento museístico del momento; la dirigencia museística poseía una visión heredada, eminentemente universalista, que valoraba prominentemente la expansión de la colección. Era un período caracterizado por "la concentración patrimonial, práctica que estaba basada en la apropiación de objetos procedentes de muy diversos orígenes y culturas.

En la época contemporánea luego de la Primera Guerra Mundial (1918) surge la Oficina Internacional de Museos, la cual estructura los criterios museo gráficos cuyos programas y soluciones técnicas son vigentes. En 1945 surge el Consejo Internacional de Museos (ICOM, por sus siglas en inglés) y en 1948 aparece la publicación periódica Museum mediante la cual se difunden las actividades de los museos en el mundo.

En América, a diferencia de Europa, los museos se emplean para el afianzamiento de los sentimientos históricos y nacionalistas. En 1823 se crean los museos nacionales de Bogotá y Buenos Aires, y en 1825 ocurre lo propio con el Museo Nacional de México donde, según (Lacouture, 1994, p.90), "nacen de esta manera los museos de identidad nacional con un discurso histórico para fomentar el arraigo de lo propio y el sentimiento nacional". Los países de América Latina tienen en el resto de las naciones de Europa, el modelo que guía la organización pública, las leyes y la economía que, además, según (Gagliardi, 1994, p.59) "adoptaron instituciones tales como los museos como forma de incorporarse al mundo civilizado, al tiempo que elegían su historia, recortaban el pasado de acuerdo al proyecto de país que querían construir. Los museos de historia fueron un lugar para afirmar esa idea de nación, consagrar la imagen de la propia historia que se había adoptado y celebrarla".

Los museos en Cuba tienen sus orígenes en el coleccionismo privado desarrollado desde las primeras décadas del siglo XIX. De manera espontánea los sectores económicamente importantes atesoraron objetos de uso, religiosos y de las artes, con ello demostraban su fortaleza y supremacía individual dentro de la sociedad, entre estos coleccionistas privados se encuentran: el Marqués de Aguas Claras, Marqués de Almendares, Tomás Terry, Doctor Luís de la Aguilera, Erasmo Rameau, Javier del Valle, estos últimos espirituanos.

Al mismo tiempo un grupo de científicos con intereses naturalistas son los primeros motivados a mostrar sus colecciones a un público mucho más amplio que el círculo social y profesional. Es así como en 1842 surge el Museo de Ciencias Naturales Felipe Poey, de la Universidad de La Habana y el 13 de abril de 1874 el actual Museo de las Ciencias Carlos J. Finlay, de la Academia de Ciencias. Otros coleccionistas cubanos que decidieron disponer de sus colecciones para uso social fueron: Emilio Bacardi Moreau, quien inaugura el 12 de febrero de 1899, en la ciudad de Santiago de Cuba, el museo que llevará su nombre y el que mantiene en la actualidad, en el cual se exhibe la mayor colección de objetos relacionada con insignes patriotas de las guerras de independencia, piezas arqueológicas y obras de arte general. En Cárdenas, Matanzas, Oscar María de Rojas, funda el Museo Municipal que trasciende hasta nuestros días.

A partir de estos precedentes individuales continúan surgiendo museos en el país durante el siglo XX, entre los que se destacan la Casa Natal de José Martí (1925), el Museo de Medicina Tropical Pedro Kouri (1937), el Museo Nacional de Bellas Artes (1954), el Museo Antropológico Montané de la Universidad de La Habana.

Antes del triunfo de la Revolución Cubana había en el país siete museos, que más que eso eran almacenes de objetos, donde se mezclaban materiales de gran valor histórico y cultural con otros que no tenían interés para merecer un lugar como exponentes de una fisonomía determinada, todo el material había permanecido en salas y almacenes sin un criterio científico de selección y exhibición y menos de conservación por lo que gran cantidad de ellos se encontraban dañados y en peligro de perderse.

Con el triunfo revolucionario, la actividad de los museos sufre cambios radicales encaminados a divulgar las raíces culturales, tradiciones e identidad. Se comienza a aplicar una política consciente y organizada acerca de la preservación y estudio de los bienes culturales de valor patrimonial cuyo objetivo es ser conservados y expuestos en las instituciones culturales para el disfrute de todos, como manifestación de la lucha revolucionaria en el ámbito de las ideas.

Los museos comunitarios y eco museos tienen ante sí el reto de construir la mejor teoría y los métodos necesarios para vincular esa historia y este presente, con el futuro que el pueblo cubano demanda. Estas instituciones culturales en Cuba, son mucho más que edificios, colecciones y miles de visitantes, pues constituyen poderosos instrumentos de reflexión, que proporcionan posibilidades de hacer una crítica capaz de desmitificar la historia, al incursionar en el conocimiento dialéctico de la realidad que condiciona la existencia de los pueblos.

En la actualidad existen trescientos veintiocho museos, todos amparados por el Estado cubano.

En la Constitución de La República de Cuba, en el Artículo 39 inciso (h) se plantea:
”El Estado defiende la identidad de la cultura cubana y vela por la conservación de patrimonio y la riqueza artística e histórica de la nación. Protege los monumentos nacionales y los lugares notables por su belleza natural o por su reconocido valor artístico o histórico”:

En 1976 la Organización Institucional del Estado, doto al país de un sistema legislativo que se expresa en sus dos primeras leyes, Ley No 1 “de Protección al Patrimonio Cultural” y Ley No.2 “de los Monumentos Nacionales y Locales” ambas de fecha 4 de agosto de 1977, que exponen la responsabilidad del Estado cubano con la conservación de los bienes patrimoniales y establecen los mecanismos para su protección y conservación.

Atendiendo a esta responsabilidad se aprueba la Ley No.23 “de los museos Municipales” de fecha 18 de mayo de 1979, que afirma en su Artículo 1:
”...En cada uno de los municipios de la República se creará un museo en el que se conserven y muestren, para su conocimiento y estudio, documentos, fotografías u otros objetos referentes a la historia nacional y local que reflejen las tradiciones del pueblo, los episodios sobresalientes de sus luchas, los hechos y la vida de sus personalidades destacadas en las diversas épocas y lo referente al desarrollo de su economía, su cultura y sus instituciones”.

La entrada en vigor de la antes mencionada Ley 23 hizo posible la creación de múltiples museos en cada uno de los municipios del país, así como diversas extensiones en sitios naturales, históricos y monumentos lo que permitió la valorización del patrimonio de cada municipio. Por otra parte a iniciativa de órganos del Estado, organismos de la administración central del Estado, instituciones u organizaciones sociales y de masas han surgido otros museos que hoy conforman la amplia gama de instituciones que desde su quehacer diario promueven y difunden los valores del patrimonio de la nación.

Dada la importancia que el Estado le concede a los museos, la Asamblea Nacional del Poder Popular aprueba la Ley No 106 del Sistema Nacional de Museos de la República de Cuba 2009; que tiene como objetivo garantizar la organización del sistema de museos así como el papel metodológico rector que le corresponde al Consejo Nacional de Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura y a aquellos órganos y organismos de la administración central del Estado, instituciones y organizaciones sociales y de masas que los tengan subordinados.

1.1.1 Los museos y sus funciones
(Pérez de Menezes, 2006, p.34) se refiere a la acepción de museo surgida en la 18ª Asamblea General del ICOM, realizada en Stavanger, Noruega, en 1995: “el museo es una institución permanente, no lucrativa, al servicio de la sociedad y de su desarrollo, abierta al público, que adquiere, conserva, investiga, comunica y principalmente expone los testimonios materiales del hombre y su medio ambiente, con propósitos de estudio, educación y deleite”.

En Microsoft Encarta 2009, se define al museo como” lugar en que se guardan colecciones de objetos artísticos, científicos o de otro tipo, y en general de valor cultural, convenientemente colocados para que sean examinados. || 2. Institución, sin fines de lucro, abierta al público, cuya finalidad consiste en la adquisición, conservación, estudio y exposición de los objetos que mejor ilustran las actividades del hombre, o culturalmente importantes para el desarrollo de los conocimientos humanos. || 3. Lugar donde se exhiben objetos o curiosidades que pueden atraer el interés del público, con fines turísticos. || 4. Edificio o lugar destinado al estudio de las ciencias, letras humanas y artes liberales.

La autora se adscribe al concepto de museo que se encuentra en la Ley no 106 del Sistema Nacional de Museos de la República de Cuba, Capítulo 1 Artículo 2 (2009):“El museo es una institución permanente, sin fines de lucro, al servicio de la sociedad y de su desarrollo, abierta al público y que efectúa investigaciones sobre los testimonios materiales e inmateriales de la humanidad y de su medio ambiente, adquiridos, conservados, comunicados y sobre todo expuestos para fines de estudio, educación y deleite”.

Esta definición, demuestra cómo este tipo de instituciones culturales desde su misión de salvaguardar el patrimonio material e inmaterial es un poderoso instrumento que, correctamente utilizado, contribuye a la educación de las nuevas generaciones imprenandolos de valores éticos, estéticos y sobre todo sentimientos de identidad nacional.

Los museos son la salvaguarda del Patrimonio Cultural de nuestro país. Es el patrimonio, la herencia cultural, la razón primera de la museología y sus evidencias los materiales de los que esta se nutre; de ahí su importancia, pues sin ellos no se podría reconstruir el desarrollo de la sociedad y esas evidencias son los resultados materiales del quehacer humano que alcanzan su más alta significación en la forma de productos culturales, resultantes de procesos intelectuales superiores.

(Arjona, 1986, p.5), considera Patrimonio Cultural a aquellos bienes que son la expresión o el testimonio de la creación humana o de la evolución de la naturaleza, y que tienen especial relevancia en relación con la arqueología, la prehistoria, la historia, la literatura, la educación, el arte la ciencia y la cultura en general.

El Patrimonio, para su mejor estudio se divide en bienes materiales e in materiales. Los primeros (muebles e inmuebles) se refieren al conjunto de objetos prehistóricos o actuales y de obras literarias, educacionales, artísticas, científicas y culturales en general, que, como su nombre lo indica se pueden trasladar. Aquí se puede señalar como ejemplos, las obras excepcionales de la escultura, la cerámica. Mientras que los inmuebles son aquellas construcciones arquitectónicas, sitios o centros arqueológicos, históricos o naturales que no son factibles de trasladar, y que se encuentran ubicados o construidos en un lugar determinado. Entre ellos, se encuentran las construcciones coloniales, aisladas o agrupadas en centros urbanos, de gran valor histórico y artístico.

Los bienes inmateriales son los que no se pueden tocar, las manifestaciones espirituales de la inteligencia y la espiritualidad, entre los que se encuentran: las tradiciones orales, la literatura, la música, el baile y el teatro.

La historia es la narración o relato de los hechos. Los acontecimientos no se pueden relatar, ni por lo tanto, ser historia, si se desconocen sus huellas, o sea, para que un acontecimiento figure en la historia es necesaria la referencia a partir de la cual surge el relato o narración del asunto. Por tanto es en el museo donde se evidencia este relato o narración a través de la exposición del patrimonio material e inmaterial al cual tendrán acceso tanto profesores como alumnos con la puesta en práctica de la investigación.

En la Ley no 106 del Sistema Nacional de Museos de la República de Cuba, Capítulo 1 Artículo 2 (2009): se clasifican los museos en:
Museo Nacional: Institución con colecciones de carácter excepcional por su valor, morfología y significación, generalmente únicas en su tipo a escala del país, ejemplo en la provincia de Sancti Spíritus el Museo Nacional de Lucha Contra Bandidos ubicado en la ciudad de Trinidad. Museo Nacional Camilo Cienfuegos, Yagϋajay.

Museo Provincial: Institución de tipología general con colecciones de alto valor o significación para el territorio de la provincia. Ejemplo Museo Provincial General ubicado en el municipio cabecera de Sancti Spíritus.

Museo Municipal: Institución de topología general con colecciones vinculadas al territorio del municipio. Ejemplos: Museo Municipal de Cabaiguán, Museo Municipal de Jatibonico, Municipal de la Sierpe.

Extensiones: Dependencia de los museos, como salas expositoras, sitios históricos y naturales, monumentos, casas que amplían y complementan una colección o un hecho histórico, artístico, económico o social del territorio. Ejemplos: Monumento Alberto Delgado en Trinidad, Mausoleo a los combatientes del frente norte de las villas en Yagϋajay.

Museo Específico: Complejo histórico o institución con temáticas propias de Órganos del Estado, Organismos de la Administración Central del Estado, instituciones y organizaciones sociales y de masas. Museo de los CDR en La Habana, Museo de la Revolución en La Habana.

Por la naturaleza y tipología de sus colecciones los museos pueden ser generales y especializados, con colecciones de Arte, Historia, Arqueología, Ciencias Naturales, Ciencia y Tecnología, Etnografía y Antropología.

Los museos que se utilizan en la investigación son: general y especializados por las características de sus colecciones que se tuvieron presentes para la confección de la propuesta de actividades.

En la Ley no 106 del Sistema Nacional de Museos de la República de Cuba, Capítulo 3, Artículo 17 (2009) se exponen las funciones que el museo como institución científico-cultural tiene que desempeñar, de ellas la autora seleccionó como válidas para el desarrollo de esta investigación, las siguientes:
- Custodiar, conservar, catalogar, comunicar y exhibir de forma ordenada sus fondos y colecciones, con arreglo a criterios científicos, estéticos y didácticos.
- Investigar y promover el estudio respecto a sus colecciones o de la especialidad a la que el museo esté dedicado.
- Brindar servicios de asesorías y consultorίa a Organismos, instituciones u organizaciones en materia de museología.
- Establecer comunicación con la sociedad a través de sus fondos.
- Desarrollar una labor continua y sistemática para lograr el interés de la población y en especial de los niños y jóvenes, en la apreciación, conocimiento y protección de los bienes del Patrimonio Cultural en su concepto más amplio, no solo referido a la historia de la localidad, sino incluyendo sus tradiciones, etnografías, flora y fauna, geografía del territorio y la cultura en todas sus manifestaciones.

La propuesta contribuye al cumplimiento de las funciones del museo principalmente, la de comunicar y exhibir los fondos y colecciones del museo, pero además facilita vinculación de los estudiantes de la carrera de Comunicación Social que deben poseer conocimientos acerca del patrimonio y de la cultura en general.

1.2 Proceso de enseñanza-aprendizaje de la Historia de Cuba, en la carrera de Comunicación Social
Enseñanza y aprendizaje forman parte de un único proceso que tiene como fin la formación del estudiante. La referencia etimológica del término enseñar puede servir de apoyo inicial: enseñar es señalar algo a alguien. No es enseñar cualquier cosa; es mostrar lo que se desconoce.

Esto implica que hay un sujeto que conoce (el que puede enseñar), y otro que desconoce (el que puede aprender). El que puede enseñar, quiere enseñar y sabe enseñar (el profesor); El que puede aprender quiere y sabe aprender (el alumno). Ha de existir pues una disposición por parte de alumno y profesor.

Aparte de estos agentes, están los contenidos, esto es, lo que se quiere enseñar o aprender (elementos curriculares) y los procedimientos o instrumentos para enseñarlos o aprenderlos.

Cuando se enseña algo es para conseguir alguna meta (objetivos). Por otro lado, el acto de enseñar y aprender acontece en un marco determinado por ciertas condiciones físicas, sociales y culturales (contexto).

De acuerdo con lo expuesto, podemos considerar que el proceso de enseñar es el acto mediante el cual el profesor muestra o suscita contenidos educativos (conocimientos, hábitos, habilidades) a un alumno, a través de unos medios, en función de unos objetivos y dentro de un contexto.

El proceso de aprender es el proceso complementario de enseñar. Aprender es el acto por el cual un alumno intenta captar y elaborar los contenidos expuestos por el profesor, o por cualquier otra fuente de información. Él lo alcanza a través de unos medios (técnicas de estudio o de trabajo intelectual). Este proceso de aprendizaje es realizado en función de unos objetivos, que pueden o no identificarse con los del profesor y se lleva a cabo dentro de un determinado contexto.

Diversos autores han abordado el concepto del proceso de enseñanza aprendizaje: (Álvarez de Zayas, 1996, p.22) prefiere llamarle proceso docente educativo y lo define como aquel proceso de formación sistemática de las generaciones de un país.

(Rico P. & Silvestre, 2003, p.12) plantean: el proceso de enseñanza aprendizaje ha sido históricamente caracterizado de formas diferentes las que desde su identificación como procesos de enseñanza con un marcado cuento en el papel central del docente como trasmitir conocimientos, hasta las concepciones más actuales en las que se concibe el proceso de enseñanza aprendizaje como un todo integrador en el cual se pone de relieve el papel protagónico del alumno.

(Addine, 2004, p.42). Ha señalado, con razón, sobre el proceso de enseñanza-aprendizaje: conforma una unidad que tiene como propósito esencial contribuir a la formación integral de la personalidad del estudiante. Esta tarea es una responsabilidad social en cualquier país constituye la integración de lo instructivo (proceso y resultado de formar hombres capaces e inteligentes) y lo educativo (formar valores y sentimientos que se identifican al hombre como ser social) ambos permiten hablar de un proceso de enseñanza aprendizaje que tiene como fin la formación multilateral de la personalidad del hombre.

La autora utiliza este último concepto para la investigación porque en él están explícitos dos momentos importantes que se abordan en la propuesta, el instructivo donde el docente de la asignatura Historia de Cuba desempeña un rol esencial a la hora de evaluar y localizar todas las informaciones de los museos relativo a la Historia de Cuba y el educativo donde los estudiantes aplican en sus trabajos los principios de honestidad y rigurosidad científica basados en el análisis del proceso histórico de formación del pueblo cubano.

En la concepción didáctica el proceso de enseñanza-aprendizaje se proyecta en tres dimensiones: la instructiva, la educativa y la desarrolladora, constituyendo estas en sí mismas tres procesos distintos que se ejecutan a la vez interactuando e influyéndose mutuamente de una manera dialéctica. Si bien son procesos diferenciados con objetivos y contenidos propios, se dan en unidad, toda vez que todo momento instructivo es a la vez educativo y desarrollador. De modo que, cuando el alumno aprende a aprender, disponiendo por ejemplo de procedimientos didácticos que le permitan hacer corresponder su estilo de aprendizaje con el estilo de enseñanza del profesor, se apropia de conocimientos y desarrolla habilidades (instructivo), estimulando sus propias potencialidades, su capacidad de autorregularse (desarrollador), ganando a la vez autoconfianza, aprendiendo a ser tolerante, flexible, comunicativo, comprensivo (educativo).

Dentro de esta concepción, la dimensión desarrolladora se amplifica, en tanto el alumno aprende no sólo a autorregularse, a conocer sus puntos débiles y fuertes, aprende cómo explotar sus potencialidades durante el aprendizaje.

El carácter sistémico del proceso de enseñanza-aprendizaje ha de expresarse en las relaciones dialécticas entre los componentes que lo conforman y la actividad conjunta que realizan el profesor y el alumno. En la propuesta se pone de manifiesto este carácter, una ves que el docente utilice las informaciones de los museos en la asignatura de Historia de Cuba, el alumno enriquece sus conocimientos, desarrolla habilidades, se estimula su sensibilidad, los sentimientos, su sentido de pertenencia así como aumenta la capacidad de auto controlar sus emociones al tener la posibilidad de interactuar con la historia viva.

El análisis de los anteriores argumentos hace que la autora llegue a la conclusión que el proceso de enseñanza-aprendizaje es el proceso que, del modo más sistematizado, se dirige a la formación social de las nuevas generaciones, donde el docente es el protagonista fundamental al instruir y educar a los estudiantes enriqueciendo sus pensamientos y sus sentimientos.

La Historia de Cuba es una asignatura priorizada en la diferentes enseñanzas por su alto potencial formativo humanista, al enriquecer el mundo espiritual y los concimientos de los alumnos. El aprendizaje de la historia ayuda al alumno a tomar conciencia de sus propios valores y a fundamentar sus relaciones sociales, su práctica a lo largo de la vida.

La enseñanza de la Historia de Cuba, en la misma medida en que reconozca al alumno como sujeto del aprendizaje, en la medida en que se proponga desarrollar el razonamiento, estimula el ejercicio del pensar y enfrentar al alumno a situaciones que demanden de él un determinado nivel de independencia, debe lograr que los educandos sean capaces de recorrer en alguna medida el camino del historiador; claro está, desde una organización y dirección pedagógicas adecuadas a sus posibilidades. Cuando el alumno trabaja así, "descubre" en condiciones docentes lo ya descubierto por el investigador en el ámbito de la ciencia histórica.

La autora retoma las palabras de (Pendas,2006, p.85-86) al referirse a la necesidad de dar tratamiento a la propuesta, cuando plantea:“Los programas de Historia de Cuba que se desarrollan en todos los tipos y niveles de educación en nuestro país tienen indicado que se establezca la vinculación con la Historia Local(…) ello significa que a cada tema o unidad de estos cursos de Historia Nacional, los maestros y profesores le integran contenidos esenciales de la historia de la provincia o del municipio donde radica el centro del docente”.

La asignatura de Historia de Cuba se imparte en el primer año de la carrera de Licenciatura en Comunicación Social, primer semestre. La asignatura forma parte del tronco común de las carreras de la Facultad de Humanidades. Está integrado por cinco temas, cada uno de ellos con las orientaciones para su estudio, la bibliografía a utilizar (básica y complementaria), se enuncian los objetivos generales, donde no aparecen ningún conocimiento ni habilidad dirigida al estudio de la historia local, también se indican los contenidos y objetivos. En ninguno de estos documentos aparece indicado el trabajo con los elementos de la historia de la localidad.

Por tanto el programa de la asignatura Historia de Cuba para la carrera de Licenciatura en Comunicación Social no debe ser la excepción y los docentes de este nivel cuentan con un programa que tiene potencialidades para trabajar la historia local y con medios que potencializa el estudio de la misma.
Los estudiantes universitarios de la Carrera de Comunicación Social tienen derecho a consolidar, a redescubrir, los contenidos relacionados con nuestra Historia de Cuba .Los docentes que trabajan el Programa de Historia de Cuba deben poseer conocimientos acerca de la importancia de trabajar la Historia Local y diseñar situaciones de aprendizaje que permitan la utilización de la información de contenido histórico que existe en los museos de la ciudad de Sancti Spiritus.
(Pendas, 2006, p.90) considera que desde el punto de vista pedagógico que la Historia Local: “es el estudio hecho por los alumnos bajo la orientación del maestro, de los hechos, fenómenos singulares y locales del pasado lejano o próximo y del presente, de determinados territorios y su relación con el devenir histórico nacional”.

La autora de esta investigación se decidió a trabajar con el concepto dado por Horacio Díaz Pendas porque la propuesta aborda la información que tienen los museos de la ciudad de Sancti Spíritus sobre los hechos y fenómenos de la localidad que correctamente orientados por el profesor se convierten en potencialidades para vincularlos con la Historia de Cuba, de forma tal que le permita al alumno ver los hechos locales insertados en lo nacional y no como algo aparte, distinto y peculiar.

La utilización de las informaciones de los museos puede ser un productivo aprendizaje en la medida que los alumnos sean orientados a "buscar" para "encontrar" y después discutir. De lo que se trata es que las clases de Historia de Cuba privilegie actividades en las que los estudiantes tengan que analizar, que dar opiniones, exponer sus ideas resultantes de la indagación.

Los docentes pueden orientar las tareas encaminadas a propiciar que los alumnos busquen, indaguen, anoten, piensen, con un propósito desarrollador y educativo en la medida en que puedan realizarse.

En los museos existen los centros de documentación donde los estudiantes con una buena orientacion llegan a vencer estas tareas. El ejercicio de la indagación pone en tensión lo mejor del intelecto; la posibilidad de no repetir mecánicamente, de no remitirse a las frases hechas, reafirma en cada persona su sello original, irrepetible en última instancia.

Un enfoque muy importante para el trabajo con las informaciones de los museos tiene que ver con el vínculo del contenido de aprendizaje con la práctica social, al utilizar las vivencias de los alumnos, con su realidad más próxima cultural, social y política como ha expresado (Leal,2000, p.26)con las palabras siguientes:

“El estudio de los hechos ocurridos en la localidad y de las personalidades que actúan en ellos, propicia la asimilación de los acontecimientos más importantes del acontecer nacional y el vínculo entre los hechos locales y nacionales” (…) Mediante el estudio de la localidad se produce la vinculación de la teoría con la práctica, al poder mostrar al escolar las conquistas del pueblo cubano en todas las etapas de su historia. Puede constatar cómo se manifesto el progreso histórico, cómo los hechos o fenómenos que estudia se materializan, cómo se objetivan e influyen en su propia vida. Con este conocimiento aprende a valorar la actividad del hombre, tanto en lo individual como en lo social” .

Las formas de organización de la docencia que se utilizan en la carrera de Comunicación Social en la modalidad de Continuidad de Estudios son: las clases-encuentro en sus diferentes modalidades, la consulta y la tutoría las que más potencialidades tienen para darle salida a las informaciones que existen en los museos son:

La clase-encuentro: Se define como el tipo de clase que tiene como objetivos instructivos aclarar las dudas correspondientes a los contenidos ya orientados, debatir y ejercitar dichos contenidos, evaluar su cumplimiento y orientar los objetivos y aspectos seleccionados del nuevo contenido. La autora considera que posibilita la visita a los museos, la presencia de los especialistas en los encuentros, significa una motivación para el nuevo contenido.

El encuentro inicial: Debe contener la presentación (profesor y estudiantes) y a partir de aquí propiciar la motivación de los estudiantes por los contenidos que serán objeto de estudio en la asignatura, se incluye el lugar y propósito de la asignatura para ese profesional (objetivos), sus características, relaciones con otras asignaturas, es este el primer momento para comenzar a introducir las informaciones de los museos.

El encuentro intermedio: Se realiza la evaluación del encuentro anterior y a su vez se orienta el próximo encuentro, en este tipo de actividad el profesor debe realizar ejercicios, actividades prácticas variadas, preguntas intermedias, intercambio con los estudiantes utilizando las informaciones que existen en los museos, para que el proceso de enseñanza-aprendizaje logre los propósitos deseados y no desaprovechar las oportunidades de activar la búsqueda de conocimientos para contribuir a formar en el estudiante la posibilidad de aprender a aprender.

El encuentro final: Es un resumen de la asignatura destacando los vínculos y relaciones esenciales de la asignatura con otras asignaturas y disciplinas, incluyendo las aplicaciones prácticas y las generalizaciones correspondientes. En los mismos se valora el resultado de introducir las informaciones de los museos a la asignatura de Historia de Cuba.

Consulta: en esta actividad se aclaran cualquier duda que se presente en el estudio, facilitando que los estudiantes arriben a conclusiones sobre determinada temática, contribuyendo a la realización de debates, elaboración de resúmenes, cuadros sinópticos, mapas conceptuales, ideas centrales, etc. El docente puede propiciar entre pares y entre sujeto-grupo el intercambio de conocimientos adquiridos a través de la indagación en los museos de la ciudad.

1.3 Papel de los museos en el proceso de enseñanza-aprendizaje en la carrera de Comunicación Social
Son múltiples los autores que han escrito sobre la importancia de los museos en proceso de enseñanza aprendizaje de la Historia.

En el 1912 Delfino, destaca el valor de los museos en la enseñanza de la asignatura.
“Frente a frente de la realidad pasada y presente” a las vez que plantea que si bien todos reconocen la importancia del museo como fuente de estudio, no la emplean. Se pronuncia porque la visita al museo sea parte integrante del programa del curso de Historia reclamando la dirección del profesor en esta actividad. Plantea la necesidad de que el maestro” haga ver y enseñe a ver”.

La visita al museo por los alumnos entraña rigor pedagógico y no puede concebirse como algo estrictamente recreativo. La actividad con las colecciones museables deben ser parte integrante del programa de la asignatura de Historia de Cuba.

Según (Altamira y Crevea, 1985, p.251) se refiere de inmediato a los museos cuando dice que “los restos que nos han dejado las civilizaciones se hallan en los museos públicos y en las colecciones privadas así como en los museos universitarios” (…) Destaca la existencia de una variedad especializada de museos (arqueología, etnográficos, de pinturas, de escultura, de reproducciones etc.) y valora el contenido de los objetos que posee como fuentes de conocimientos histórico directo. Señala que “el medio deponer en contacto a los alumnos con dichas fuentes son las excursiones que bien dirigidas pueden aplicarse a todos los grados”.

Autores cubanos han escrito sobre el uso de los museos dedicados a la enseñanza de la Historia. Para (Trujillo, 1914), “Las visitas a estos museos, las excursiones a los lugares, donde con monumentos se recuerdan algunos de los hechos de la historia, son no solo convenientes, sino imprescindible para grabar de manera firme en la memoria de los niños los asuntos a que se refieren”.

Los museos de historia poseen valiosos objetos originales que constituyen la esencia de todo museo, combinados armónicamente con fotos, mapas, esquemas, datos estadísticos, textos y otros medios gráficos portadores del mensaje al visitante.

Los museos tienen un campo singular dentro de los procesos educativos, por su naturaleza pueden ser utilizados como laboratorios sociales para el estudio de problemas y conocimientos significativos sobre una amplia gama de temas, con la característica singular de que el sujeto educado tiene contacto en diferentes niveles de su percepción. Cuando los estudiantes visitan a los museos se enfrentan a la realidad que vivió el prócer objeto de estudio, con el uso de la imaginación retroceden en el tiempo y vivencian las experiencias de la figura o hechos que se estudian. De esta forma el recorrido por la historia se convierte más placentero y el educando se siente libre de expresar sus emociones y opiniones.

El proceso educativo que se desarrolla en el museo no se reduce solo a impactar la sensibilidad de los estudiantes. El alumno visitante se enfrenta a una multiplicidad de objetos y de significados. En el museo los objetos museográficos se presentan como una provocación que se puede transformar en un ejercicio de la imaginación, la cual los transporta tanto en el espacio como en el tiempo. Es un ejercicio de la imaginación sobre universos diferentes. Se entra a mundos distintos, fuera de la cotidianidad.

Los objetos de los museos son insólitos, si bien su funcionalidad se encuentra cristalizada al ser arrebatada de su contexto original. La realidad que los rodea se ve alterada al extraerlos de su contexto social y colocarlos en exhibición. Así, es necesario reconstruir un nuevo contexto para ellos, atendiendo a la finalidad educativa previamente determinada. En esto consiste la acción pedagógica. Siendo el objeto expuesto un pretexto, es la ocasión de provocar nuevas emociones en el alumno, lo cual es posible si se sitúa la acción pedagógica dentro de una representación que explique y contextualice los objetos expuestos. Para ello, además de sus cualidades estéticas, debe explorarse su amplia gama de significados.

Así, el proceso educativo generado en el museo debe inducir a la creatividad, dentro de una perspectiva de flexibilidad de los procesos de aprendizaje, incrementando la autonomía del educando, en lugar de tender a la homogeneización -producto de la generalización de conductas preestablecidas. Esta sería una posibilidad de contrarrestar los pobres resultados de las visitas al museo, como se ha comprobado a través de diferentes estudios.

El proceso educativo no consiste sólo en el desarrollo de habilidades; la educación debe plantearse también la necesidad de fomentar actitudes y valores, y de generar autonomía, creatividad y sensibilidad, llevando al individuo a la asimilación de conocimientos relevantes. En este contexto, aprender implica un proceso de indagación, actividad que debe considerarse fundamental dentro del espacio del museo.

1.3.1 Los museos de Sancti Spiritus y el proceso de enseñanza-aprendizaje de la Historia de Cuba en el Primer año de la carrera de Comunicación Social.
Para la elaboración de esta investigación se han tomado como referencia el Museo de Arte Colonial, Museo Provincial General y Museo Casa Natal Mayor General Serafín Sánchez Valdivia, pues sus colecciones contribuyen con el cumplimiento del objetivo general de la propuesta.

A continuación una caracterización de cada uno de los museos y la información que contienen, donde se aprecian las potencialidades para vincularlo al proceso de enseñanza- aprendizaje de los temas del programa de Historia de Cuba.

Museo Provincial General
Inaugurado el 22 de mayo de 1981 en Céspedes No 11 Sur y el 7 de noviembre del 2000 se traslada para el inmueble ubicado en Máximo Gómez Norte, construido en el 1740 por el Capitán Don Pedro de Castañeda de Rojas, casado con Doña Gregorio Ranzolí, ambos descendientes de antiguas familias de gran rango en la región. Este museo consta de diez salas de exposición permanente entre las que se encuentra: la sala relacionada con la presencia de los conquistadores españoles, presencia de las comunidades aborígenes y la esclavitud africana, las salas que abordan el tema de las guerras de independencia y la República Neocolonial así como la del proceso revolucionario. La información de este museo se vincula a los siguientes temas del Programa de Historia de Cuba:
• Tema I: De la sociedad Criolla a la cubana.
• Tema II: La lucha por la liberación nacional: guerra y revolución (1868-1898).
• Tema III: El sistema neocolonial: definición, consolidación y crisis (1898-1925).
• Tema IV: Crisis y derrocamiento del sistema neocolonial (1925-1958).
• Tema V: La Revolución Cubana: transformaciones y significación.

Museo Casa Natal Mayor General Serafín Sánchez Valdivia.
Inaugurado el 2 de noviembre de 1990, la construcción de la casa se enmarca en los años 1825-1830, perteneció al matrimonio formado por Isabel María de Valdivia y Salas y José Joaquín Sánchez y Marín, ubicada en la calle céspedes No 112. Consta con ocho salas de exposición permanente y una transitoria. Las mismas abordan las temáticas relacionadas con la vida y obra del Mayor General Serafín Sánchez Valdivia entre las que podemos encontrar: familia, infancia y juventud; la incorporación a la Guerra de los Diez años; “Del Zanjón a Jarao”; matrimonio y Guerra Chiquita; exilio y relación con José Martí; regreso a Cuba y su incorporación a la Guerra del 95 y por último la caída en combate.

La información de este museo se vinculada a los siguientes temas del Programa de Historia de Cuba:
• Tema I: De la sociedad Criolla a la cubana.
• Tema II: La lucha por la liberación nacional: guerra y revolución (1868-1898).

Museo de Arte Colonial
El Museo de Arte Colonial de Sancti Spíritus, primero de su tipo fundado en la región central del país, perteneció a una de las familias más ilustres de la ciudad espirituana, los Valle-Iznaga, familia que contribuyó al desarrollo socio económico y cultural de la ciudad. Conocido además como la “Casa de las cien puertas” o “Palacio Valle-Iznaga”, se convierte, el 10 de octubre de 1967 en el Museo de Arte Colonial. El inmueble (típica casa colonial representativa de las familias élites de la sociedad criolla cubana del siglo XIX), la variedad y calidad artísticas de sus colecciones, y el quehacer sociocultural de la institución, constituyen pilares que contribuyen al estudio de la historia de nuestra localidad.

La información de este museo se vincula a los siguientes temas del Programa de Historia de Cuba:
• Tema I: De la sociedad Criolla a la cubana.

Las concepciones teóricas expuestas demuestran la importancia y potencialidades de las informaciones que proporcionan los Museos de la ciudad de Sancti Spíritus para vincularse al proceso de enseñanza- aprendizaje de la Historia de Cuba, en la carrera de Comunicación Social, por lo constituyen los fundamentos generales para desarrollar un estudio diagnóstico de la situación actual de estas actividades y a partir de estos fundamentos generales la necesidad de la propuesta de actividades.

Capítulo 2: Diagnóstico, propuesta y validación de las actividades para la vinculación de las informaciones de los museos al proceso de enseñanza- aprendizaje de la Historia de Cuba, en el 1er año de la carrera Comunicación Social.

2.1 Metodología utilizada en la investigación.
Los métodos teóricos posibilitaron la interpretación conceptual de los datos empíricos encontrados. Se utilizaron en la construcción y desarrollo de la propuesta, para explicar los hechos, profundizar en las relaciones esenciales y las cualidades fundamentales de los procesos no observables directamente, facilitando la profundidad de la investigación. A continuación se explican:

Histórico-lógico: El histórico permitió estudiar la trayectoria real y acontecimientos en el decursar de la historia de los museos y su importancia para la educación de las nuevas generaciones, el lógico permitió investigar las leyes generales del funcionamiento y desarrollo de los museos, así como la vinculación que tienen los mismos a la educación y al proceso de enseñanza aprendizaje de la Historia de Cuba.

Analítico-Sintético: El análisis permitió estudiar en sus partes y cualidades la información de los museos del municipio Sancti Spíritus, así como el proceso de enseñanza aprendizaje de la Historia de Cuba en la carrera de Comunicación Social. Mediante la síntesis se estableció la unión entre las partes previamente analizadas y posibilitó descubrir relaciones estableciendo el vínculo de la información de los museos al proceso de enseñanza aprendizaje de la Historia de Cuba.
Inducción y deducción: La inducción para el estudio de los resultados de los instrumentos aplicados, determinar las regularidades y la posible vinculación de la información de los museos al estudio de la Historia de Cuba. La deducción para arribar a conclusiones y elaborar las actividades que permitan transformar la situación actual del objeto de estudio.

Enfoque de sistema: Para la organización y estructuración de la propuesta de actividades que vinculan las informaciones de los museos al proceso de enseñanza aprendizaje de la Historia de Cuba, según el Plan de estudio, Programa de la disciplina, Programa de la asignatura, su concepción en los planes de clases y el contenido del libro de texto de la asignatura.

Los métodos del nivel empírico se utilizaron en la fase de diagnóstico para facilitar la recopilación de la información:
Revisión de documentos: Se consultaron documentos que contienen orientaciones relacionadas con la labor educativa de los museos, así como documentos normativos del trabajo del docente (el plan de estudio, programa de la disciplina, programa de la asignatura, plan de clases y libro de texto de la asignatura). Se elaboró la guía de revisión de documentos.

La observación: Durante todas las etapas de la investigación, para comprobar como los docentes utilizan la información que existe en los museos en las clases de Historia de Cuba y para constatar el conocimiento de los estudiantes de esa información. Se elaboró la guía observación participante.

Entrevistas: Para comprobar el conocimiento de los museólogos acerca de los contenidos que existen en sus instituciones que se pueden vincular al proceso de enseñanza aprendizaje de la asignatura Historia de Cuba.

Encuestas: Para comprobar los conocimientos de los docentes acerca del contenido histórico, posibilidades que existen en los museos de la ciudad de Sancti Spiritus para insertarlos al proceso de enseñanza aprendizaje de la Historia de Cuba. Así como el conocimiento de los estudiantes acerca de las informaciones que existen en los museos a cerca de la Historia de Cuba.

2.4 Fundamentación.
El programa de la asignatura de Historia de Cuba permite comprender que en el proceso de enseñanza aprendizaje el contenido objeto de estudio debe responder a determinadas condiciones históricas sociales concretas.

La propuesta se realiza a partir del sistema de conocimientos, habilidades, hábitos, ideas, normas valores que se determinan en el programa de la asignatura de Historia de Cuba para la carrera de Comunicación Social, que tiene como aspiración: aplicar creadoramente la metodología marxista-leninista al análisis del proceso histórico cubano, de modo que los estudiantes se identifican con la historia, los intereses del pueblo, sus tradiciones revolucionarias, sus luchas y su proyección continental mundial para que los estudiantes apliquen en su desempeño profesional los principios de honestidad y rigurosidad científica.

Desde el punto de vista Psicológico considerar al hombre como ser social, históricamente condicionado, producto del propio desarrollo de la cultura que él mismo crea, obliga a analizar el problema de la realidad educación-sociedad. La educación como medio y producto de la sociedad, como depositaria de toda la experiencia histórico- cultural y el proceso educativo como vías esenciales de que dispone la sociedad para la formación de las nuevas generaciones y que necesariamente responde a las exigencias de la sociedad en cada momento histórico. Se trata de enseñar la historia al futuro profesional de Comunicación Social en un medio histórico concreto y en un determinado sistema de relaciones, esto se convierte en una exigencia de esta propuesta.

Desde el punto de vista Psicológico es posible precisar como se manifiesta en la propuesta los aportes del enfoque histórico-cultural, lo que significa: entender el aprendizaje como actividad social y no solo como un proceso de realización individual por lo que juega un importante rol el vínculo actividad y comunicación en la concepción didáctica que se sigue en las formas de organización(clase encuentro, consulta). Los estudiantes que aprenden en el colectivo lo relacionado con el conocimiento de la Historia de Cuba, de forma individual podrán asumir su posición con respecto a su localidad, lo que despierta interés y amor por la misma.

Desde el punto de vista pedagógico, el proceso de enseñanza aprendizaje es eminentemente interactivo-comunicativo. La comunicación permite garantizar el contacto psicológico real con los alumnos, formar una motivación positiva hacia el aprendizaje, crear las condiciones psicológicas para la búsqueda y la reflexión de ahí su importancia en proceso de asimilación de la Historia Cuba.

Seguir los principios del enfoque histórico-cultural en este estudio significa colocar al proceso de aprendizaje como centro de atención a partir del cual se debe proyectar la actividad de enseñanza. Ello implica utilizar todo lo disponible en el sistema de relaciones más cercano al estudiante para propiciar su interés y un mayor grado de participación e implicación personal en las tareas de aprendizaje.

Al hablar del aprendizaje como proceso, se hace necesario relacionarlo con el sujeto que realiza esta actividad por lo que es importante analizar las consecuencias que tiene para el estudiante seguir la concepción antes mencionada, lo que impone utilizar todos los resortes de que dispone su personalidad entre los que se distinguen: su historia académica, sus intereses cognoscitivo, sus motivos para el estudio, su emocionalidad, su conocimiento, su posibilidad para aplicar los conocimientos en situaciones conocidas y nuevas, sus modos de actuación para aprender, para evaluar el desarrollo del alumno en estos aspectos es fundamental proyectar un diagnóstico integral usando instrumentos pedagógicos que midan la posibilidad del estudiante en el proceso de asimilación de los contenidos históricos, así como usar el diagnóstico en el trabajo cotidiano del docente.

Otros aspectos a tener en cuenta son la forma de presentación de los contenidos en las diferentes fuentes de conocimientos, que debe caracterizarse por su novedad científica, tratar de interesar al estudiante por como hacer cosas nuevas, despejar interrogantes y dominar nuevas operaciones relacionadas con la Historia de Cuba.

El papel del docente en la dirección del proceso de enseñanza aprendizaje debe distinguirse por lograr con su preparación científica-pedagógica, unida su esfuerzo personal usar todos los elementos que permitan el despliegue del proceso de redescubrimiento y reconstrucción del conocimiento por parte del estudiante así como la relación de comunicación en sus distintos tipos de función (informativa, afectiva y reguladora).

Exigencias de la propuesta.
• Garantizar que se motive al alumno por el contenido de enseñanza y aprendizaje, de forma tal que constituya una fuente interna que lo mueva hacia la búsqueda, al descubrimiento de los conocimientos sobre el objeto de estudio, los modos de apropiación y formas de aplicación en su vida practica. En esta dirección se precisa que cada contenido relacionado con la Historia de Cuba contribuirá a desarrollar en los estudiantes convicciones, sentimientos, valores, que permita no solo conocerlo, sino apreciarlo. El docente debe establecer las condiciones previas con los estudiantes (carácter motivacional, organizativo, informativo, orientador, etc) acerca de la actividad que realizarán en el museo.

• El docente debe estudiar la correlación existente entre el contenido del museo y el programa de la asignatura, a fin de determinar los saberes históricos con diferentes alternativas que lleven a la insinuación, inspiración, búsqueda, o sea, elevar la motivación por el contenido a aprender a partir de la problematización, unido al desarrollo de formas de apropiación para leer la información contenida en las fuentes con las que trabaja y que sea esta polaridad la que guíe la concepción en la selección de los componentes didácticos de las formas de organización a partir del diagnóstico realizado.

• Determinar los objetivos que cumplirán los alumnos a través de las actividades que desarrollan en el museo, en correspondencia con las formas de organización docente que se relacionen, en la concepción de las cuales se tendrá presente la función didáctica predominante, o sea, si la actividad de aprendizaje que realizará el alumno es de introducción de nuevo contenido, o de consolidación de lo ya explicado, o de control; o si lejos de predominar una función intervienen todas.

• Propiciar la orientación a los estudiantes acerca de la utilidad de la información de los museos utilizando un lenguaje que esté a su alcance, buscar la relación con la realidad de la vida cotidiana, para que estos puedan interiorizar el mensaje. También debe dejarse espacio para que el alumno ejecute lo aprendido y se incentive por la búsqueda de nuevos conocimientos hasta llegar a crear algo nuevo y valioso para él explotando diversas variantes en la presentación de las actividades docentes.

• Coordinar con el técnico del museo, en los casos en que esta sea la persona que atienda a los estudiantes. El técnico del museo y el profesor deben conversar acerca de los objetivos a lograr por los estudiantes, las características del contenido que se estudia en el año, determinando los aspectos en que se debe enfatizar.

• Que la metodología de trabajo con los contenidos de la Historia de Cuba posibilite a partir del diagnóstico pedagógico entrenar al alumno en la búsqueda con un pensamiento dialéctico que permita la dependencia de las exigencias de aprendizaje revelar su esencia, las características del todo y las partes, el contenido y la forma, las relaciones causa-efecto con el propósito que esta búsqueda sirva como vía para explorar el conocimiento, pasar de lo conocido a lo desconocido y revelar los rasgos, los nexos entre los elementos componentes del objeto o fenómeno que se estudia de forma tal que se convierta en un método de aprendizaje que cada cual personalice por la vía de la actividad independiente, tras una buena orientación y permita el uso de vías para el autocontrol y la autovaloración.

• Promover climas favorables de enseñanza-aprendizaje entre el profesor y los alumnos en todos los momentos que encierra la actividad de apropiación del contenido histórico tanto oral como escrito, donde se conjugue la actividad individual con la colectiva y se promueva la predicción, discusión, valoración, explicación y argumentación en fin que prevalezca una comunicación interactiva.

• Lograr en la actividad independiente que el trabajo de cada alumno sea el resultado del esfuerzo individual de pensamiento, que responda a las exigencias y al comportamiento de su zona de desarrollo próximo de forma que eleve la capacidad de aprendizaje conduciéndolos a etapas superiores de desarrollo. Hay que cuidar que las actividades sean variadas y suficientes.

Desde estas exigencias, la propuesta se centra en las formas de docencia (encuentro-consulta), donde se vinculan las informaciones de los museos de la ciudad de Sancti Spiritus al proceso de enseñanza aprendizaje de la Historia de Cuba, contiene las actividades que a modo de ejemplo sirven de guía al docente. Para la misma se realiza un estudio de las potencialidades que tienen los objetivos y contenidos de cada tema.

La propuesta se sustenta básicamente en las formas de trabajo con el museo que establece el Dr Horacio Díaz Pendas, Metodólogo Nacional de Historia del Ministerio de Educación. Cuba, en “El Museo vía para el aprendizaje de la Historia”:“Entre las formas de trabajo con el museo más recomendables podemos sugerir:
a)Visita dirigida o guiada.
b) Trabajo independiente del estudiante apoyado en la guía de observación.
c) Clase que se desarrolla en el museo.
d) Vinculación de lo aprendido en el museo con la clase en la escuela.

La autora decide incorporar las charlas, visitas especializadas y las muestras de mes.

2.4.1 Propuesta de Actividades
Actividad No.1: Introductoria.
Tipo de actividad: Charla con especialistas de los museos.
Objetivo de la actividad: Caracterizar los museos del municipio Sancti Spíritus.
Orientaciones metodológicas: El profesor debe dirigirse a los museos de la ciudad y solicitar el servicio de un especialista donde explica cual es el objetivo que el percibe con su actividad y a su vez el museólogo le explica los servicios de la institución. Planifican de conjunto la fecha y el lugar del encuentro que puede ser en la institución o en el aula.
Encuentro inicial:
Introducción
• Técnica presentación
• Desarrollo: El profesor deberá presentarse con sus nombres y apellidos y deberá decir una característica, una virtud, un defecto; que comience con las iniciales de sus nombres y apellidos, ejemplo: Hilda Nurys Quesada Delgado (honesta y delgada). De igual forma debe hacerlo con los museólogos invitados al encuentro. Posteriormente pedirles a sus estudiantes que se presenten de igual forma.
• Después que el profesor exponga los objetivos, características, las formas de organización de la docencia que se utilizará, distribución por horas clases, bibliografía (Básica y de Consulta) y sistema de evaluación, de la asignatura.
• A la hora de explicar la bibliografía (Básica y de Consulta) el profesor introduce a los museólogos para que realicen la caracterización de los museos de la ciudad de Sancti Spíritus donde los estudiantes también buscarán información. Lo puede realizar a través de la siguiente forma.
• Para lograr motivación y participación de los estudiantes se propone la siguiente técnica participativa.
- Titulo: Lo que dicen de…
- Objetivo: Caracterizar los museos de la ciudad de Sancti Spíritus.
- Materiales: Papel, lápices.
- Desarrollo:

Se le plantea al grupo que es necesario construir un conocimiento acerca de los museos de la ciudad de Sancti Spíritus, a partir de diferentes aspectos. Se le entrega a cada miembro un papel en forma de plegable, se le pide que:
- En la 1ra sesión digan:
- Lo que se dice de los museos.
- Se recogen las diferentes opiniones, reflexiones.
- En la 2da sesión digan:

Lo que se dice del Museo Provincial General
- Se recogen las diferentes opiniones, reflexiones.
- En la 3ra sesión digan:

Lo que se dice del Museo Casa Natal Mayor General Serafín Sánchez Valdivia.
- En la 4ta sesión digan:
- Lo que se dice del Museo de Arte Colonial.
- Se recogen las diferentes opiniones, reflexiones.
- En un segundo momento, se toman todas las opiniones y se recoge en un papelógrafo los aspectos más significativos de cada museo, los museólogos incluyen los que no se mencionaron.

Terminada la caracterización de los museos el profesor agradece la presencia de los museólogos y procede a la orientación de los objetivos y del tema 1.

Actividad No. 2: Visita dirigida al Museo de Arte Colonial.
Tipo de actividad: Visita dirigida
Objetivo de la actividad: Observar el modo de vida de la familia Valle-Iznaga.
Orientaciones metodológicas: El profesor debe dirigirse al Museo de Arte Colonial y solicitar el servicio de un especialista donde explicará cuales son los objetivos a lograr por los estudiantes, determinar la ruta a seguir que no necesariamente tiene que ser la lógica del museo, sino que se determina por los objetivos y contenido seleccionados por el profesor. Se trata de privilegiar la obtención de información de las fuentes que contiene la colección museable y desde aquí, es que entonces la palabra oral del profesor o guía debe servir para establecer el hilo conductor.La labor del docente durante la visita es dirigir la observación de los alumnos y propiciar que estos mediten sobre lo que observan, que pregunten, intercambien entre ellos y con su maestro.Es recomendable propiciar que este tipo de visita pueda ser lo más coloquial posible; estimúlese que los alumnos pregunten, intervengan y que dispongan de tiempo para realizar sus anotaciones.
Tipo de clase: Encuentro inicial.

Tema 1: De la sociedad criolla a la cubana.
Objetivo: Caracterizar la sociedad colonial que se organiza en Cuba, la evolución de su economía y la estructura social que se va definiendo con el devenir histórico.
Contenido según el Programa de la asignatura. Conquista y colonización de Cuba; particularidades y significación social. Formación de la sociedad criolla, su estructura sociopolítica y etapas. La plantación esclavista y su universo. Formación nacional y expresiones ideológicas. Crisis de la sociedad colonial.
Desarrollo: La vinculación se realizará en el primer momento del encuentro cuando el docente trate el aspecto relacionado con la formación de la sociedad criolla, su estructura sociopolítica. Pedirá a los estudiantes que expongan los resultados de la visita realizada al Museo de Arte Colonial donde vivió la familia Valle-Iznaga perteneciente a la alta sociedad criolla espirituana de los siglos XVIII y XIX.

Actividad No.3: Visita al Centro de Documentación del Museo de Arte Colonial.
Tipo de actividad: Estudio independiente.
Objetivo de la actividad: Analizar las fuentes bibliográficas de la institución.
Orientaciones metodológicas: El profesor debe dirigirse al Centro de documentación del Museo de Arte Colonial revisar los documentos que existen en el mismo, realizar un análisis si se corresponden con los objetivos del tema, posteriormente realizar una guía de actividades donde se orienta con precisión el documento que consultara el alumno y la actividad a responder.
Tipo de clase: Encuentro inicial.

Tema 1: De la sociedad criolla a la cubana.
Objetivo: Caracterizar la sociedad colonial que se organiza en Cuba, la evolución de su economía y la estructura social que se va definiendo con el devenir histórico.
Contenido según el programa de la asignatura. Conquista y colonización de Cuba; particularidades y significación social. Formación de la sociedad criolla, su estructura sociopolítica y etapas. La plantación esclavista y su universo. Formación nacional y expresiones ideológicas. Crisis de la sociedad colonial.
Desarrollo: La vinculación se efectuará en la orientación del estudio independiente, el profesor dejará indicado las activiades que realizara el estudiante las mismas pueden ser:
1. ¿Qué elementos evidencian la aparición en Cuba de una población diferente a la española en cuanto a intereses y cultura entre los siglos XVI y XVIII?
Bibliografía: López Civeira, Francisca. Cuba y su Historia. Editorial Gente Nueva, La Habana, 1998

2. ¿Cuáles fueron las fundamentales fuentes de riquezas de la familia Valle-Iznaga? Ejemplifique.
Centro de Documentación del Museo de Arte Colonial. Ponencia titulada Los Valle-Iznaga, ejemplo de familia terrateniente espirituana. Lic. Hilda Nurys Quesada Delgado.

3. ¿Por qué se dice que la plantación esclavista es un subsistema del sistema capitalista mundial?
Bibliografía: López Civeira, Francisca. Cuba y su Historia. Editorial Gente Nueva, La Habana, 1998.

4. En la familia Valle-Iznaga existen varias frases que demuestran sus estatus social. Menciónelas e interprete.
Centro de Documentación del Museo de Arte Colonial. Ponencia titulada La familia Valle-Iznaga. Colectivo de autores.

Actividad No. 4: Consulta del tema 1
Objetivo de la actividad: Aclarar las dudas relacionadas con el tema.
Orientaciones metodológicas: El profesor debe dirigirse al Museo Provincial General y solicitar un espacio para desarrollar la consulta con sus estudiantes. Visita especializada de las salas ambientadas, aborigen esclavitud y sala Desarrollo Sociocultural.
Desarrollo: en esta actividad se aclaran cualquier duda que se presente en el estudio, se invita a los estudiantes a que visiten las salas de estar ambientada, aborigen esclavitud y sala de Desarrollo Sociocultural para facilitar que los estudiantes arriben a conclusiones sobre el tema, contribuyendo así a la realización de debates, elaboración de resúmenes, cuadros sinópticos, mapas conceptuales, ideas centrales sobre el tema 1.

Actividad No. 5: Clase en el museo.
Objetivo de la actividad: Desarrollar el contenido del tema 2: La lucha por la liberación nacional: guerra y revolución (1868-1898) a través del discurso museológico que brinda el Museo Casa Natal Mayor General Serafín Sánchez Valdivia.
Orientaciones metodológicas: El profesor debe solicitar una visita dirigida en el Museo Casa Natal Mayor General Serafín Sánchez Valdivia para analizar el contenido de los objetos museables que ahí se exponen ya que los mismos serán la médula de la clase.

Tema 2: La lucha por la liberación nacional: guerra y revolución (1868-1898)
Objetivos:
• Definir los conceptos de Revolución de 1868 y Revolución de 1895.
• Explicar las transformaciones económicas y sociales que se producen, particularmente en el periodo de entreguerras.
• Analizar el proyecto revolucionario de José Martí, la época histórica en que el Apóstol trata de realizarlo con los obstáculos que esta presenta, y sus acciones fundamentales.
• Caracterizar la Revolución de 1895 concebida por Martí y los factores internos y externos que inciden en su desarrollo que permiten entender los acontecimientos de 1898 y lo que esto implica para impedir que se realice la revolución anticolonial una vez finalizada la guerra.

Contenido según el programa de la asignatura.
La Guerra de los Diez Años: carácter. Surgimiento del Estado nacional cubano. Composición social y expresiones ideológicas dentro de la revolución. Vigencia del ideal independentista. Combate ideológico. Transformaciones socioeconómicas y políticas: cambios en la estructura de clases y su expresión ideológica. José Martí, el Partido Revolucionario Cubano y la Revolución de 1895- 1898: el cambio y la continuidad.
Desarrollo: el profesor será el encargado de llevar a sus alumnos por cada una de las salas del museo vinculando la información que le facilitan cada uno de los objetos museables con los contenidos del tema 2.
Museo Casa Natal Mayor General Serafín Sánchez Valdivia.
Ubicación de la información:
Sala 3: La iniciación de Serafín en la Guerra de los Diez Años y la fecha y el lugar donde se alzó en armas, 6 de febrero de 1869 en la finca los Hondones, barrio de Bellamota (Yaguajay) teniendo su bautizo de fuego el 10 de febrero del 69 con su primer combate, el combate de Mayajigua. Existe un mapa con las principales acciones combativas durante la Guerra de los Diez años y los alzamientos con sus protagonistas (Leonte Guerra, Honorato del Castillo, Marcos García) La firma del Pacto del Zanjón y la Protesta de Jarao en los Hornos de Cal.
Sala 4: La iniciación de Serafín en la Guerra Chiquita, fotocopias de fragmentos del diario de campaña, carta de Serafín al veterano de la guerra del 68 Dr. Manuel Pina Ramírez donde refleja sus sentimientos por marcharse al extranjero, su labor en el exilio, era el eslabón de enlace entre los veteranos del 68 y los Pinos Nuevos.
Salas 5 y 6: Entre Martí y Serafín se establece una hermosa amistad. Existen 98 cartas de Martí a Serafín y de Serafín a Martí hay 150, también se añade las de Martí a la Pepa.
Sala 7: La participación de Serafín en la Guerra del 95 con un mapa donde aparecen los principales combates con sus respectivas fechas, se encuentra la proclama donde se convocó al levantamiento de las villas, machetes utilizados por sus hermanos y objetos personales de Serafín.
Sala 8: Hoja de servicio de Serafín (cargos militares) y su caída en combate así como una frase de Máximo Gómez sobre la muerte de Serafín.

Actividad No. 6: Visita al Centro de Documentación del Museo Provincial General.
Tipo de actividad: Estudio independiente.
Objetivo de la actividad: Analizar las fuentes bibliográficas de la institución.
Orientaciones metodológicas: El profesor debe dirigirse al Centro de Documentación del Museo Provincial General revisar los documentos que existen en el mismo, realizar un análisis si se corresponden con los objetivos del tema, posteriormente realizar una guía de actividades donde se orienta con precisión el documento que consultará el alumno y la actividad a responder.

Tipo de clase: Encuentro intermedio
Tema 3: El sistema neocolonial: definición, consolidación y crisis (1898 – 1925).
Objetivos:
• Caracterizar la estructura económica monoproductora y monoexportadora del sistema neocolonial en Cuba.
• Explicar los mecanismos de dominación económica aplicados por Estados Unidos.
• Analizar el Tratado de Reciprocidad Comercial de 1903 con todas sus consecuencias.
• Explicar los fundamentos políticos del sistema neocolonial.
• Caracterizar la estructura socioclasista.
Desarrollo: La vinculacion se efectuará en la orientación del estudio independiente, el profesor dejará indicado las actividades que realizará el estudiante las mismas pueden ser:
1. Realice una cronología de los presidentes de Cuba en la etapa de 1902-1925 y de los alcaldes espirituanos en esa misma etapa.
Bibliografía: López Civeira, Francisca. Cuba y su Historia. Editorial Gente Nueva, La Habana, 1998. Centro de documentación Museo Provincial. Ponencia “Los alcaldes espirituanos en la etapa 1899-1955.”

2. Investigue datos de la vida de José Miguel Gómez, espirituano que llegó a la presidencia del país y valore su gestión de gobierno.
Bibliografía: Centro de documentación Museo Provincial y López Civeira, Francisca. Cuba y su Historia. Editorial Gente Nueva, La Habana, 1998.

Actividad No. 7: Visita especializada.
Objetivo de la actividad: Profundizar en los contenidos del tema 3 (El sistema neocolonial: definición, consolidación y crisis 1898 – 1925), a través de los exponentes que se encuentran en la Sala República del Museo Provincial General.
Orientaciones metodológicas: el profesor después de impartir el tema 3, debe solicitar una visita especializada a la Sala República en el Museo Provincial General para profundizar en los contenidos objeto de estudio, a través de los exponentes que se encuentran en la Sala República del Museo Provincial General.
Ubicación de la información: Sala República.
Se hallan elementos de represión, manoplas, fustas. Objetos que representan el Partido Ortodoxo y su lema. Publicaciones de la época como “El Fénix”. Objetos y brazaletes del M-26-7, como se desarrollo la lucha en la ciudad.

Actividad No. 8: Muestra del mes.
Objetivo de la actividad: Ejemplificar Los contenidos históricos, mediante los objetos perteneciente a la colección de los Museos.
Orientaciones metodológicas: El profesor debe previamente acercase al museólogo que atiende el área de animación en el Museo Provincial General solicitar el plan de muestras del mes del año en curso, verificar si hay alguna pieza relacionada con el tema a tratar de lo contrario en coordinación con el especialista pedir una sugerencia de los exponentes en almacén y establecer fecha y hora de la inauguración de la Muestra del Mes.
Tema 4. Crisis y derrocamiento del sistema neocolonial (1925 – 1958).
Objetivos:
• Explicar el proceso que se inicia a partir del golpe de Estado de 1952
• la política del gobierno de Batista en todos sus aspectos

En todas las muestras del mes se confecciona un plegable donde aparece los datos de la pieza que forma parte de la exposición, incluye: denominación, país y la historia de la pieza.
Ejemplo de Muestra del Mes
Denominación: Manoplas y fustas.
País: Cuba
Estos objetos llegaron al museo a través de compra y son fieles exponentes de los objetos utilizados por los esbirros de Batista para tortura a los jóvenes que se enfrentaban a la dictadura de Batista.

Actividad No. 9: Visita especializada en el Museo Provincial General.
Objetivo de la actividad: Profundizar en los contenidos del tema 5 (La Revolución Cubana: Transformaciones y significación), a través de los exponentes que se encuentran en la sala Revolución del Museo Provincial General.
Orientaciones metodológicas: El profesor después de impartir el tema 5, debe solicitar una visita especializada a la sala Revolución en el Museo Provincial General para profundizar en los contenidos objetos de estudio a través de los exponentes que se encuentran en la sala.
Tema 5: La Revolución Cubana: Transformaciones y significación.
- Objetivos:
- Valorar la necesidad histórica de la solución revolucionaria, así como los retos que tuvo.
- Explicar las peculiaridades que distinguen al proceso revolucionario cubano.
- Caracterizar la fuerza dirigente que llega al poder y su estructura organizativa.
- Valorar el papel excepcional del liderazgo de Fidel Castro.
- Explicar las transformaciones revolucionarias.
- Analizar la creación de las organizaciones de masa y la construcción de un partido único con su papel dirigente.
- Analizar los Congresos del PCC.

Ubicación de la información: Sala Revolución.
Se explica que el golpe de estado del 10 de marzo de 1952 fue un zarpazo a los esfuerzos democráticos del pueblo cubano. La lucha armada se convirtió en la única opción para alcanzar la verdadera independencia el primero de enero de 1959. Entre las piezas que se exhiben se encuentran: objetos personales de los mártires Bernardo Arias, de Ismael Saure y Enrique Villegas; fotos de la entrada de Fidel Castro a Sancti Spíritus, el 6 de enero de 1959; piezas que pertenecieron a alfabetizadores del municipio; piezas relacionadas con lo de las tropas mercenarias que desembarcaron por Girón en 1961; objetos de la lucha insurreccional; propagandas del Movimiento del 26 de julio y medallas del internacionalismo en diferentes países.

Actividad No. 10: Encuentro final de la asignatura.
Objetivo de la actividad: Desarrollar las conclusiones de la asignatura Historia de Cuba.
Orientaciones metodológicas: El profesor puede realizar este encuentro en el aula o en unos de los tres museos que se utilizaron durante el desarrollo del programa, si decide realizarlo en un museo debe hacer la coordinación con los museólogos. También puede utilizar técnicas para evaluar estados de ánimos, sentimientos, niveles del conocimiento así como la aplicación por parte de los estudiantes de las informaciones de los museos en cada uno de los temas.
• Técnica: ¿Cómo me siento ahora?
• Objetivo: evaluar estados de ánimos, sentimientos, niveles los conocimientos así como la aplicación por parte de los estudiantes de las informaciones de los museos en cada uno de los temas
• Materiales: juegos de tarjetas que expresen estados de ánimos, sentimientos, niveles del conocimiento.
• Desarrollo: orientado por el profesor, cada estudiante al concluir la actividad tomará del juego de tarjetas aquella que diga el estado de ánimo, sentimientos, que considere lo embarga; también puede tomar una tarjeta en blanco y escribirlo.
• A partir de las respuestas, se irán delimitando los elementos que determinaron las emociones positivas o negativas y los diferentes niveles del conocimiento. El grupo valorará cada elemento con quien guarda relación con el trabajo grupal, con el contenido tratado o con la conducción de las actividades.
• Recomendaciones: si el grupo es muy numeroso puede hacerse la dinámica por equipos.

Al final el profesor realiza un resumen de la asignatura destacando los vínculos y relaciones esenciales de la asignatura con las informaciones que existen en los museos, incluyendo las aplicaciones prácticas y las generalizaciones correspondientes. Deben destacarse además los objetivos esenciales de la asignatura así como las insuficiencias y problemas más frecuentes presentados por los estudiantes en el semestre. Valorar el cumplimiento de los objetivos y los que más problemas o dificultades han presentado en el desarrollo del semestre.

Conclusiones
• La determinación de los referentes teóricos sobre el papel de la información de los museos en el proceso de enseñanza-aprendizaje de la Historia Cuba permite analizar las tendencias, finalidades y el objeto del proceso; sus dimensiones condicionantes, las funciones en aras de mejorar el desarrollo del educando; así como caracterizar las actividades, su relación con la formación profesional y la posibilidad del docente de incluir las informaciones de los museos en la docencia.
• Los métodos e instrumentos aplicados para constatar el estado del problema científico abordado permiten conocer que existen insuficiencias, los profesores de Historia de Cuba de la carrera de Comunicación Social no vinculan las informaciones de los museos a los contenidos de la asignatura en función de aprovechar las potencialidades existentes en el territorio para el estudio de la Historia de Cuba.
• En la ciudad de Sancti Spíritus existen museos que representan la salvaguarda del patrimonio material e inmaterial pero también poseen un cúmulo de informaciones que se relacionan con el contenido a impartir y existen posibilidades de que el profesor las vincule al proceso de enseñanza-aprendizaje de la Historia de Cuba.
• En la propuesta se expresan exigencias pedagógicas que integran y sintetizan los fundamentos teóricos y metodológicos que vinculan las informaciones de los museos a los contenidos de la Historia de Cuba desde una de las formas de organización del proceso de enseñanza-aprendizaje de la educación superior en la modalidad semipresencial de modo que se logra preparar integralmente al futuro egresado de la carrera Comunicación Social. Las actividades que contiene la propuesta constituyen modelos para que los docentes vinculen las informaciones de los museos al proceso de enseñanza-aprendizaje.
• La propuesta fue validada por expertos que realizan importantes observaciones para su perfeccionamiento, aprobándola en general y mostrando su importancia en aras de contribuir a formar profesionales competentes; lo que permite asegurar su validez para su aplicación en la asignatura de Historia de Cuba.

Bibliografía
Acebo, W. (1988). Las condiciones organizativas- metodológicas para el tratamiento con la historia local en su vinculación con la enseñanza de la historia patria. Trabajo presentado en la V Jornadas Pedagógicas. La Habana.
–––––––––– (1991). Apuntes para una metodología de la enseñanza de la historia local en su vinculación con la historia patria. La Habana: Ed. Pueblo y Educación.
Addine, F. (2004). Didáctica: Teoría y práctica. La Habana: Ed. Pueblo y Educación.
Aguayo, A. (1937). Didáctica de la Escuela Nueva. La Habana: Cultural, S. A.
Alfonso, I. (s.f). Elementos conceptuales básicos del proceso de enseñanza aprendizaje. [Versión electrónica]. Recuperado el 12 de febrero de 2009, de http://bvs.sld.cu/revistas/aci/vol11_6_03/aci17603.htm
____________. Proceso de enseñanza aprendizaje. Algunas características y particularidades. [Versión electrónica]. Recuperado el 12 de febrero de 2009, de http://www.monografias.com/trabajos7/proe/proe.shtml
Álvarez, C. (1985). El mejor empleo de los medios de enseñanza. Revista Educación, 25, La Habana: Ed. Pueblo y Educación, 2-10.
_________. (1995). Metodología de la Investigación Científica. Santiago de Cuba: Universidad de Oriente.
_________. (1996). La Universidad como institución social. La Habana: Ed. Academia.
–––––––––. (1996). Hacia una escuela de excelencia. La Habana: Ed. Academia.
American Psychological Association [APA] (2002). Manual de estilo de publicaciones de la American Psychological Association (adaptado para el español por Editorial El Manual Moderno)(2ª.ed.). México D.F: Manual Moderno.
Asociación de Pedagogos Cubanos [APC] (s.f). Curso ¿Cómo sistematizar experiencias? [CD] La Habana: Ret @ a la sadia, Proyecto Educación a Distancia.
___________________________________________.Curso Participación Educativa. [CD] La Habana: Ret @ a la sadia, Proyecto Educación a Distancia.

Beltrán, J. (2002). Procesos, estrategias y técnicas de aprendizaje. [Versión electrónica].Recuperado el 12 febrero de 2009, de http://204.153.24.32/materias/PDCA/idca/materiales/idca-13.doc
Berroa, R. (2007). ¿Historia… qué historia? La Habana: Ed Academia.

Calero,N. (s.f). Los componentes del proceso de enseñanza aprendizaje. [Versión electrónica]. Recuperado el 15 de enero de 2009, de http://www.cedesi.uneciencias.com/conferencias/cuestionario/cuest06.doc
Castellanos, B. (1998). Investigación educativa. Nuevos escenarios, nuevos actores, nuevas estrategias.[Versión electrónica]. La Habana: Centro de Estudios Educacionales, I.S.P Enrique José Varona.
Colectivo de autores (2001). Metodología de la investigación educacional. La Habana. Primera y segunda parte: Ed. Pueblo y Educación.
Constitución de la República de Cuba. (Ley No. 1) Código Civil.
––––––––––––––––––––––––––––––. (Ley No.2) Código Civil.
––––––––––––––––––––––––––––––. (Ley No. 23) Código Civil.
––––––––––––––––––––––––––––––. (Ley No. 106) Código Civil.
Declaración mundial sobre la educación superior en el siglo XXI: visión y acción (1998). UNESCO. [Versión electrónica]. Recuperado el 23 de enero, 2008, de http://www.unesco.org/educativa/-educprog/wche/declaration_spa.htm
Días, H. (2005). El Museo vía para el aprendizaje de la Historia. La Habana: Ed Pueblo y Educación.
–––––––. (2006). Sobre la Historia y otros temas. La Habana: Ed Pueblo y Educación.
Dietrich, H. (2000, 7 de febrero del). Identidad, economía y democracia en América Latina. Trabajadores, p.3.
Encarta. Enciclopedia Microsoft Encarta 2009.
Feu, S. (2002). Influencia del contexto en los elementos del proceso de enseñanza aprendizaje. [Versión electrónica]. Recuperado el 12 marzo, 2008, de http://www.efdeportes.com/efd52/context.htm
Articulos relacionados:
El aspecto social de la integración escolar de niños con discapacidad visual: interacciones
Resumen:
Profesorado en Educación y Rehabilitación para Discapacitados Visuales. Aspectos metodológicos. Educación especial. Integración escolar. El aspecto social de la integraci...
La orientación profesional hacia carreras pedagógicas desde la Educación Secundaria Básica en Cuba: un problema pedagógico.
Resumen:
Desde la perspectiva educativa, la orientación profesional es un complejo proceso de ayuda a las personas para la elección, preparación y desarrollo en una profesión, p...
Resultados de Investigación-Estrategia Metodológica para desarrollar Prácticas Experimentales de Laboratorio con el uso de ordenadores en la Disciplina Electrónica Básica
Resumen:
La evolución de los sistemas educativos ha quedado a la zaga con respecto al desarrollo de la ciencia, tal aseveración es posible si se tiene en cuenta que la cantidad de...
El problema de los maestros
Resumen:
Podríamos ayudar y aportar mucho pero nadie jamás nos pregunta, ni nadie sabe lo que pensamos. Voy a tomar partido desde luego porque considero que el clima escolar se be...
Sistema de actividades para contribuir al desarrollo de la educación preuniversitaria
Resumen:
La investigación consiste en un Sistema de actividades para favorecer la labor de los docentes de la Educación Preuniversitaria, para dar tratamiento a la Educación Ambie...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©