Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

Electromagnetoterapia en el tratamiento de la Condromalacia Rotuliana

Resumen: Se realizó un estudio experimental, prospectivo y longitudinal para evaluar el efecto de la Electromagnetoterapia en el tratamiento de la Condromalacia rotuliana, tomando como universo de estudio 200 pacientes que acudieron a la consulta de fisiatría de la Sala de Rehabilitación Integral Maternidad, en el Municipio Libertador del Distrito Metropolitano de Caracas en el período comprendido entre Junio de 2009 a Junio de 2010...
8,722 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Dr. Leonardo Francisco Mora Rivera; Dra. Yaneris de la Caridad Abreu Ramos
Resumen:
Se realizó un estudio experimental, prospectivo y longitudinal para evaluar el efecto de la Electromagnetoterapia en el tratamiento de la Condromalacia rotuliana, tomando como universo de estudio 200 pacientes que acudieron a la consulta de fisiatría de la Sala de Rehabilitación Integral Maternidad, en el Municipio Libertador del Distrito Metropolitano de Caracas en el período comprendido entre Junio de 2009 a Junio de 2010. Encontramos que el sexo femenino fue el más afectado, teniendo un mayor predominio entre los 15 y 45 años. Los síntomas más frecuentes fueron el dolor, la atrofia del músculo Cuádriceps y la crepitación, los cuales estuvieron presentes entre el 80 y el 100 % de los pacientes. El grado II de la enfermedad predominó en más del 50 % de los pacientes, siendo esta etapa evolutiva la fase más frecuente de diagnóstico de la enfermedad. Llegamos a la conclusión que el uso de campos magnéticos es una opción terapéutica eficaz en el tratamiento conservador de pacientes portadores de Condromalacia rotuliana, sobre todo en los grados I y II de la enfermedad, logrando el alivio de los síntomas más del 70 % de los pacientes. La Escala Analógica Visual del dolor constituye una herramienta de gran utilidad para evaluar la eficacia de tratamientos fisiátricos en pacientes con Condromalacia rotuliana.

Palabras Claves: Electromagnetoterapia, condromalacia, discapacidad

Introducción:
Las afecciones de la rodilla, constituyen un importante problema de salud a nivel mundial y en nuestro medio se comportan como unos de los motivos de consulta más frecuentes en Rehabilitación y otras especialidades afines como Reumatología y Ortopedia (1,2). Dentro de estas afecciones la Condromalacia es una de las más importantes, por ser el diagnóstico más común de los casos de dolor en la cara anterior de la rodilla, generando discapacidad en las personas que la padecen, (3). De todas las articulaciones, la rodilla es la más voluminosa y también la más complicada debido a que en ella se articulan las dos palancas más largas del miembro inferior, las cuales realizan los movimientos de mayor amplitud durante la marcha, a esto se suma el hecho de sostener la mayor parte del peso corporal, lo cual la hace una articulación muy vulnerable, resultando la que con mayor frecuencia se dañe (3).

La condromalacia es una de las patologías más importantes que afectan a la articulación de la rodilla, como su nombre lo indica es la degeneración o reblandecimiento del cartílago articular subyacente de la rótula debido a un desgaste y roce excesivo durante esfuerzos anormales y repetidos de la misma con la tróclea femoral. Esto fue señalado por Koning en 1924, y por su clara descripción ha quedado así definida hasta nuestros días. Se trata de un síndrome de la articulación rotulo-femoral que se caracteriza por dolor articular. Su génesis no ha sido del todo esclarecida, invocándose tres factores en su aparición; Las propiedades metabólicas inherentes al cartílago articular que predispone a un individuo o familia a padecer del trastorno, los traumas violentos directos de la articulación y los microtraumas repetitivos (4, 5, 6, 7).

Sin embargo pese a la alta incidencia de esta patología continúa siendo hoy uno de los problemas mas confusos y enigmáticos para quienes atienden padecimientos del sistema músculo esquelético. Afecta el 20 % de la población a los 20 años, siendo más frecuente en mujeres que en hombres, en una proporción de 2:1 en la población normal, sin embargo, en los atletas los hombres sobrepasan a las mujeres (8, 9). Su tratamiento puede ser quirúrgico mediante artroscopía y/o artrotomía, o conservador mediante tratamientos medicamentosos y agentes físicos. La utilización de agentes físicos en el tratamiento de patologías del aparato osteomioarticular gana cada día más espacio y dentro de ellos la aplicación de la Electromagnetoterapia, como elemento generador de campos magnéticos pulsados (10, 11, 12), los cuales por sus efectos a nivel bioquímico, celular y del propio tejido hacen de este medio físico una opción interesante por su ya conocida acción analgésica, antiinflamatoria, vasodilatadora y de regeneración tisular por solo citar algunas (13, 14,15).

En nuestros días la medicina física viene experimentando un auge paralelo a los progresos de la medicina en general. Los recientes avances tecnológicos, junto con cierta tendencia a reducir tratamientos farmacológicos que resultan en ocasiones abusivos y muy costosos, han abierto nuevas perspectivas para la medicina física en el ámbito terapéutico (16, 17).

Teniendo en cuenta los argumentos anteriores nos propusimos realizar esta investigación que busca identificar opciones de tratamientos conservadores para la Condromalacia. Si la aplicación de campos magnéticos resulta efectiva en el mejoramiento de esta patología, sería posible diseñar futuras estrategias terapéuticas basadas en este tratamiento con lo cual se podrá mejorar el estatus funcional de estas personas. La hipótesis sobre la que se sustenta la investigación es la siguiente:

El uso de campos magnéticos mejora el cuadro doloroso y el status funcional de las personas con diagnóstico de Condromalacia rotuliana.

Objetivos:

General:
- Evaluar el efecto terapéutico de la Electromagnetoterapia en el tratamiento de la Condromalacia.

Especifico
1. Determinar grupos de edades y sexo.
2. Identificar síntomas y signos antes de iniciar el tratamiento rehabilitador.
3. Distribuir los pacientes según grados de la enfermedad.
4. Evaluar los resultados del tratamiento según grado de la enfermedad.

Material y Métodos:
Se realizó un estudio experimental, prospectivo y longitudinal para evaluar el efecto de la Electromagnetoterapia en el tratamiento de la Condromalacia. El universo de trabajo estuvo constituido por todas las personas con diagnóstico de Condromalacia que acudieron a la consulta de fisiatría de la Sala de Rehabilitación Integral Maternidad, en el Municipio Libertador del Distrito Metropolitano de Caracas en el período comprendido de Junio de 2009 a Junio de 2010, de los cuales se estudiaron 200 personas de ambos sexos que constituyeron nuestra muestra de estudio, a las cuales se les tomaron como criterios clínicos de inclusión los siguientes:

Criterios de inclusión:
- Pacientes con diagnóstico clínico de Condromalacia que asistieron a la consulta de Fisiatría y que aceptaron ser incluidos en la investigación.
- Edad igual o mayor de 15 años.
- No menos de 6 meses de haber recibido rehabilitación con medios físicos, incluidos campos electromagnéticos.
- Consentimiento informado.

Criterios de exclusión:
- Enfermedades crónicas descompensadas.
- Pacientes portadores de dermatitis de contacto en la zona de tratamiento.
- Pacientes que hayan recibido tratamiento quirúrgico a nivel de la rodilla.

De todas las personas que participaron en el estudio se obtuvo el consentimiento informado para participar en la investigación (Anexo 1), el cual fue aprobado por el Comité de Revisión y Ética de nuestra área de salud.

Las variables objeto de estudio fueron:

1. Edad: La distribuimos en 6 intervalos con una amplitud de 10 años, de la siguiente forma:

- 15 a 24
- 25 a 34
- 35 a 44
- 45 a 54
- 55 a 64,
- 65 y más

2. Sexo: según sexo biológico:
- Masculino
- Femenino

3. Síntomas y signos antes de iniciar el tratamiento rehabilitador: Se obtuvieron a través de la revisión del expediente clínico, modelo de remisión, diagnóstico y examen físico realizado al paciente; fueron objeto de estudio los siguientes:

- Dolor
- Sensación de inestabilidad
- Aumento de volumen de la articulación
- Crepitación patelo-femoral

4. Resultados del tratamiento en los diferentes grados de la enfermedad descritos por Outerbridge. Grado I reblandecimiento y edema. Grado II fragmentación y fisuración en zonas de 1.25 cm. o menos. Grado III zona afectada mayor de 1.25 cm. Grado IV erosión del cartílago que llega hasta el hueso. Los resultados se evaluaron al culminar las 20 sesiones de electromagnetoterapia de la siguiente forma:

- Buena: - Ausencia de dolor
- Movilidad articular normal
- Desaparición de la inflamación

- Regular: -Disminución del dolor
-Recuperación parcial de la movilidad articular.
-Disminución de la inflamación

- Mala: - Ausencia o persistencia del dolor
- Igual limitación de la movilidad articular.
- Persistencia de la inflamación.

El tratamiento se llevó a cabo con un generador regional de campos electromagnéticos, modelo Magnetomed 1000, de la firma Physiomed, teniendo en cuenta el manejo y precauciones para el uso de este medio físico (18-24). Los parámetros utilizados fueron los siguientes:

Intensidad: Se mide en gauss y es directamente proporcional a la intensidad de la corriente que circula por el enrollado. En los equipos de magnetoterapia local oscila entre 80 – 100 gauss. En nuestros pacientes portadores de procesos crónicos utilizamos intensidades de 75 gauss, (25,26).

Frecuencia de emisión: En nuestro caso utilizamos frecuencias entre 50 Hz, por ser la gama más usada además de no comprometer los balances iónicos biológicos.

Periodicidad del tratamiento: Por ser una terapia en la cual se debe depositar una determinada energía en los tejidos es aconsejable establecer un período no menor de 24 horas entre cada tratamiento, sobre todo en patologías en fase crónica como esta. En nuestros pacientes utilizamos los tratamientos diarios.

Tiempo de Tratamiento: Para el uso del campo electromagnético pulsado utilizamos tiempo de 30 minutos.

Número de sesiones de tratamiento: En procesos crónicos de tipo degenerativo como este aplicamos un ciclo de 20 sesiones. Debemos tener en cuenta que para este criterio nos basamos en el efecto acumulativo descrito en el uso de los campos magnéticos (27).

Colocación de los inductores: Se utilizó la posición transversal o transarticular, colocando los inductores a ambos lados de la zona a tratar, con el norte en una cara y el sur en la otra, logrando así el cierre del flujo magnético, ambos aplicadores o inductores fueron fijados con cintas de velcro.

El dolor se evaluó mediante la Escala Analógica Visual (EVA), (anexo 2), aplicándose al inicio, a las 10 y a las 20 sesiones y aplicada a todos los pacientes según el grado evolutivo de la enfermedad., la movilidad articular se evaluó con un goniómetro. La evaluación del dolor se obtuvo cuando el valor en dicha escala se situó entre 0 y 4, que se correspondió con los grupos siguientes: no dolor (0) y dolor ligero de (1-4), y sin mejoría del dolor cuando el valor de la escala estuvo entre (5 y 10), que incluyo los grupos dolor moderado (5-7) y dolor severo (8-10).

Los datos fueron recolectados por medio de un cuestionario diseñado por el autor.
La información fue obtenida de los expedientes clínicos de los pacientes, confeccionándose además un cuestionario para obtención de otros datos (anexo 3). Los datos recolectados se vaciaron en una hoja de cálculo del programa de computación Microsoft Excel y fueron analizados a través de una técnica de estadística descriptiva (porcentaje), luego de procesada la información se presento a través de cuadros unidimensionales y gráficos comparativos con la bibliografía consultada.

Análisis y Discusión:
En nuestro estudio el rango de edad estuvo entre los 15 y más de 65 años, siendo los grupos más representados los comprendidos entre 35 a 44 años con 67 pacientes para un 33.5 %, seguido del grupo de 25 a 34 años, con 41 pacientes que representó el 20.5 %, y luego el de 15 a 24 con 34 pacientes para un 17.0 %. El grupo menos afectado fue el de 65 y más años con 13 pacientes que representaron el 6.5 % de los pacientes estudiados, (tabla 1).

Tabla 1. Distribución de pacientes según grupos de edades.


Fuente: Expedientes Clínicos.

Estos resultados se corresponden con estudios de epidemiología y artritis, realizados por Soares y Trevisani (28), donde el 33% de la muestra estuvo entre los 35 a 45 años. Otros trabajos de prevalencia como los de Rodríguez (29) y Samanti (30), muestran un predominio de los grupos de 30 a 40 años, lo que también concuerdan con nuestros resultados. Este predominio de los grupos de edades antes mencionados, se explica porque la Condromalacia aparece con mayor frecuencia en adolescentes y adultos jóvenes.

El sexo femenino fue el más afectado con 127 pacientes para un 63.5 %, no así el sexo masculino, donde 73 pacientes presentaron la enfermedad, para un 36.5 %, (tabla 2).

Tabla 2. Distribución de pacientes según sexo.


Fuente: Expedientes clínicos.

En estudios similares consultados en la bibliografía nacional e internacional se ha encontrado un predominio del sexo femenino sobre el masculino lo que coincide con nuestro trabajo, lo cual se invoca a las características anatómicas de la pelvis femenina que predispone al desalineamiento entra la rótula y el fémur, factor predisponente para la aparición de la enfermedad (31).

Según los síntomas y signos encontrados en el examen físico practicado a nuestros pacientes antes de iniciado el tratamiento, el 100 % presentaron dolor en la parte frontal de la rodilla que se intensifica al subir escaleras o levantarse de una silla, seguido de atrofia del músculo Cuádriceps en el 94.5 %, mientras que el 81.5 % presentaron crepitación patelo-femoral. Estos 3 síntomas encontrados como más frecuentes en esta patología coinciden con los estudios de otros autores (32,33). Esta atrofia secundaria del musculo Cuádriceps se debe al dolor, siendo el músculo más afectado el vasto interno, el cual se inserta en la rótula en un ángulo de 50-55º desde el plano sagital, trabajando durante todo el rango articular por lo tanto la insuficiencia de éste contribuye directamente al desplazamiento lateral externo de la rótula, lo cual empeora el cuadro en cuanto a su sintomatología, (tabla 3).

Tabla 3. Distribución de pacientes según síntomas y signos antes de iniciado el tratamiento.


Fuente: Expedientes clínicos.

Otros síntomas frecuentes fueron la sensación de inestabilidad, presentada por 152 pacientes, lo que representó el 76.0 %, seguido del edema de forma invariable y presente en 29 pacientes lo que representó el 14.5 %, y por último el derrame o hiperdrosis en el 36.0 % de los casos.

Teniendo en cuenta la clasificación de la enfermedad según su evolución en la muestra estudiada, tuvimos el mayor número de pacientes en el grado II de la enfermedad con un total de 114 para el 57.0 % del total, este mayor predominio del grado II en las muestras estudiadas coincide con lo reportado por otros autores (28, 29), lo cual puede guardar relación con propia evolución de la enfermedad en períodos de crisis dolorosas que remiten con el reposo, lo cual el paciente asume como una crisis pasajera atribuible a cualquier actividad realizada anteriormente, acudiendo a consultas cuando el dolor se hace tan persistente que limita sus actividades, existiendo en estos momentos la instauración del daño a nivel del cartílago. El grado I de la enfermedad estuvo presente en 38 pacientes para el 19.0 %. Solo 27 pacientes presentaron un grado III de la enfermedad para el 13.5 %, y por último 21 pacientes fueron portadores del grado IV. Los grupos III y IV estuvieron constituidos en su gran mayoría por pacientes que superaban la edad media, con larga data de padecimiento de la enfermedad y factores asociados a la misma como el sobrepeso y deformidades angulares de rodilla, (tabla 4).

Tabla 4. Distribución de pacientes según clasificación de la enfermedad en grados.


Fuente: Expedientes clínicos.

Después de culminado el tratamiento 27 pacientes con el diagnóstico de condromalacia grado I tuvieron buenos resultados para el 71.1 % del total de 38 que estaban en ese grupo, mientras que 11 evolucionaron de forma regular para un 28.9 %. En los pacientes estudiados no se encontró el reporte de no mejoría al finalizar las sesiones indicadas. Esto coincide con los resultados de otros autores que plantean la evolución satisfactoria de la enfermedad en los primeros estadios cuando se utilizan tratamientos conservadores oportunos, (34), (tabla 5).

Tabla 5: Distribución de pacientes según resultados del tratamiento por grados de la enfermedad.


Fuente: Planilla de vaciamiento de datos.

En el grupo de pacientes con condromalacia grado II donde estaba el mayor número de pacientes afectados con 114, se reportaron buenos resultados en 89 para el 78.1 %, evolucionando de forma regular 25 pacientes para un 21.9 %. En este grupo tampoco hubo pacientes con persistencia de dolor y/o inflamación ni de limitación de la movilidad articular al concluir el estudio.

De acuerdo a los resultados en los pacientes estudiados con condromalacia grado III predominaron los que evolucionaron de forma regular ya que solo disminuyo el dolor, la inflamación y recuperaron parcialmente la movilidad articular 11 de los 27 que conformaron este grupo para un 40.7 % del total, mientras que 9 se encontraron asintomáticos y con examen físico negativo al final del tratamiento para un 33.3 % de la muestra de este grupo. En 7 pacientes no tuvimos resultados satisfactorios. Pensamos que esto guarda relación no solo con el estadio de la enfermedad sino también con el tiempo de evolución de esta, la edad de los pacientes y peso corporal que aunque no fue objeto de estudio si afectaba a la mayoría de los portadores de esta patología, (27).

Con grado IV de la enfermedad se estudiaron 21 pacientes, de los cuales el 61.9 % no logró mejoría con nuestro tratamiento al culminar las 20 sesiones, en estos casos como hemos expuesto anteriormente se encontraban sobreañadidos factores biomecánicos que entorpecen y agravan la evolución de la enfermedad, lo cual quedó demostrado si tenemos en cuenta que los 8 pacientes que evolucionaron de forma regular y buena no presentaron ni obesidad ni deformidades angulares.

Conclusiones:
- La Condromalacia se presenta con mayor frecuencia en adolescentes y adultos jóvenes entre los 15 a 45 años, siendo el sexo femenino el más afectado.
- El dolor, la atrofia del músculo Cuádriceps y la crepitación son los síntomas más frecuentemente encontrados en estos pacientes.
- El grado II de la enfermedad fue el de mayor predominio, coincidiendo esta etapa evolutiva con la fase más frecuente de diagnóstico de la enfermedad.
- El tratamiento con campos magnéticos es una opción terapéutica eficaz en los grados I y II de Condromalacia.
- La escala analógica visual del dolor constituye una herramienta de gran utilidad para evaluar la eficacia de tratamientos fisiátricos en pacientes con Condromalacia rotuliana.

Recomendaciones:
Generalizar el uso de este tratamiento en los enfermos portadores de Condromalacia rotuliana, así como realizar estudios en otras patologías del SOMA que demuestren su efectividad.

Bibliografía:
1. Friol JE, Porro JN, Rodríguez FM. Gonartrosis, enfoque ultidisciplinario. Revista Cubana de Reumatología 2000; IV (1): 9-22.
2. Friol JE. Osteartritis de rodilla. Diplomado de Artroscopia. Ciudad de la Habana: Hospital Hermanos Amejeiras; 2001
3. González J. Artroscopia de la rodilla: Experiencia de un reumatólogo. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 1992.p.17-31.
4. Kellgran GE. Mechanical Properties of Cartílago. New York: Editorial Grove Station; 995.p.112-39.
5. Tunek SC. Ortopedia: Principios básicos y aplicaciones. Ciudad de la Habana: Editorial Ciencia y Técnica; 1996.p.45-55.
6. Ugarte JC, Hernández A, reyes GA. Condromalacia de rodilla TCE us RMN. Revista Cubana.
7. E. Mangine RE. Fisioterapia de la rodilla. Barcelona: Editorial JLMS; 1998 .p.21-9.
8. Outerhidge RE, The Etiologic of Chondromalacia patellar. J Bom Joint Surg 1961; 430: 752-7.
9. Goldemberg BB. Correlación clínica - Artroscopia en la patología de rodilla. Revista Mexicana de ortopedia y traumatología 1994; 8 (5): 200-4.
10. Castro D, cantera D, Lobaina G. Artroscopia en niños y adolescentes bajo seguimiento ambulatorio: 5 años de experiencia. Revista Cubana de reumatología 2001; 111 (1): 26-9.
11. Sodi Pallares D. Tratamiento con campos magnéticos. pulsados y su relacion en el tratamiento metabólico. Edic autigrafiche Leonelli. Italia 1993.
12. Adey Wr Biological effect of electromagnetic fields. J. Cell Biochem. 1993 (5): 410-416.
13. Remizov AN. Física médica y biológica. Moscú: Editorial Mir, 1987:281.
14. Riva Sanseverino E. Therapeutic effects of pulsed magnetic fields on joint diseases. Panminerva Med 1992; 34(4):187.
15. Trock DH. A double-blind trial of the clinical effects of pulsed electromagnetic fields in osteoarthritis. J Rheumatol 1993; 20(3):20.
16. Yolanda E. R., Felix M. V. Uso de la magnetoterapia en afecciones articulares y periarticulares. Rev. Cubana Ortop. Traumatol 1996;10(1)
17. Foresteir R. A. Francon .tratamientos físicos de la artrosis .Rhumatologie, Nov.-Dic.2000,52,8
18. Sosa S.U. Morfa V.F. Campo magnético discontinuo a baja frecuencia en afecciones de la rodilla. Rev. Cubana Ortop Traumatol 1996; 10(2).
19. Rodríguez D.J.M.: Efectos biológicos de los campos magnéticos, indicaciones y contraindicaciones. En: Nuevas técnicas diagnósticas y terapéuticas en patologías del aparato locomotor. De Mapfre 1986. Pág. 227-34.
20. Rioja Toro J.: Magnetoterapia. En: Electroterapia y Electrodiagnóstico. Valladolid: Secretariado de Publicaciones Universidad de Valladolid 1993. Pág.219-31.
21. Mestre V.E.: Campos Magnéticos en Medicina. Italy: Level, 1986.
22. Martín, J. E., García, J .A.: Introducción a la Magnetoterapia. Editorial CIMEQ. 1ra. Edición. La Habana, 2002.
23. Riva Sanseverino E. Therapeutic effects of pulsed magnetic fields on join deseases .Panminerva med .1992; 34(4):187-96.
24. Yolanda E. R., Félix M. V. Uso de la magnetoterapia en afecciones articulares y periarticulares. Rev. Cubana Ortop. Traumatol 1996; 10(1).
25. Krusen. Medicina Física y Rehabilitación.4ta edición 2000. Segunda parte. Prescripción escrita en medicina Física y Rehabilitación. pág. 674.
26. Morrillo. M. Manual de Medicina Física. Harcourt. Madrid. 1998.
27. Martinez MM, Pastor VJ, Portero SF. Manual de Medicina Física. 8 va Edición. Madrid, España. Harcourt, SA.; 2001. pág. 50-120.
28. Soares BG, Trevisani VF. Epidemiology study in osteoarthritis. Syst Rev.2004 Jan 26; (2):CD004118.
29. Rodríguez Pla A., Escolá A., et al. Prevalencia de la artrosis de rodilla. Revista de Patología de la Rodilla; 1997. 3:19-23.
30. Samanti A, Regan M. Prevalencia de la artrosis de rodilla; Br J Rheumatology: 2004 Apr; 32(3): 366-370.
31. Reyner A. Prevalencia de la artrosis de rodilla en una muestra de la población catalana. Revista de Patología de la Rodilla; 2003. 3:19-23.
32. Howell D.S. Prevalence of the osteoarthritis of knee. Philadelphia. J Rheumatol. 2004; 36: 16 pág. 53-56.
33. Álvarez López A, Casanova Morote C, García Lorenzo Y. Fisiopatología, clasificación y diagnóstico de la osteoartrosis de rodilla. Rev. Cubana Ortop y Traumatol, 2004; 18(1).
34. Ojeda León H; Rodríguez Blanco. El cuidado de la rodilla. Avances médicos de Cuba. 2001.VIII, N°26/ pág50-51


Anexo 1
Consentimiento informado para toda persona que participe en el estudio del efecto de la Electromagnetoterapia en la Condromalacia

La Condromalacia es una enfermedad que se caracteriza por el reblandecimiento y degeneración del cartílago articular de la rótula, se presenta en adolescentes y adultos jóvenes atletas. Los síntomas más comunes son sensación de rozamiento o fricción cuando se extiende la rodilla, así como dolor en la cara anterior de la rodilla al realizar ejercicios que impliquen flexiones de esta articulación. Estudios recientes han encontrado la mejoría a estas alteraciones con la aplicación de medios físicos, por lo que decidimos evaluar el efecto que tiene la utilización de la Electromagnetoterapia en la Condromalacia.

Yo______________________________________________ he sido informado (a) acerca del actual estudio, comprendo cuáles son sus objetivos, así como sus beneficios y riesgos, por lo que estoy de acuerdo a participar en el mismo. Comprendo que los resultados obtenidos parciales o finales del estudio, en parte o en su totalidad podrán ser publicados en revistas científicas nacionales o extranjeras, sin revelar la identidad de los pacientes, y si por algún motivo decido no continuar en el proceso investigativo no influirá esto en mi asistencia médica.

Para que así conste, firmo la presente por mi libre voluntad, el día ______ del mes de ____________________ del año____________

Firma del participante: ______________

Firma del responsable de la investigación: ________________


Anexo 2

Escala Visual Analógica (EVA) para la evaluación del dolor de toda persona que participe en el estudio del efecto de la Electromagnetoterapia en la Condromalacia

Nombre: ____________________________________________________________
HC: _________ Fecha: _____________

               


Interpretación de los resultados:

0 = Ausencia de dolor (0)
1-3 = Dolor ligero (1)
4-6 = Dolor moderado (2)
7-9 = Dolor intenso (3)
10 = Dolor incapacitante (4)


Anexo 3
Cuestionario para la recolección de datos de toda persona que participe en el estudio del efecto de la Electromagnetoterapia en la Condromalacia

- Nombre y Apellidos: __________________________________________
- Edad: ________
- Sexo: M: ________ F: ________

1. Síntomas y signos antes de iniciar el tratamiento rehabilitador:
A) Dolor: _____
B) Sensación de inestabilidad: _____
C) Atrofia del Cuádriceps: _____
D) Crepitación Patelo- Femoral: ______
E) Edema: _____
F) Derrame: _____

2. Clasificación de la enfermedad en grados según Artroscopia:
A) Grado I: _______
B) Grado II: _______
C) Grado III: _______
D) Grado IV: _______

3. Resultados del tratamiento en los diferentes grados de la enfermedad:
A) Grado I :     B: ________, R: _______, M: _______
B) Grado II:     B: ________, R: _______, M: _______
C) Grado III:   B: ________, R: _______, M: _______
D) Grado IV:   B: ________, R: _______, M: _______
Articulos relacionados:
Crotoxina venenos ofidicos en el tratamiento del cancer
Resumen:
Los venenos accionan según una “estrategia” en la que se pueden distinguir claramente dos efectos distintos aunque sincrónicos: las tracciones del efecto “curarizantes” (...
Cirugía ginecológica en niñas y adolescentes
Resumen:
Los trastornos del aparato genital femenino que aparecen durante la niñez y la adolescencia son en general poco frecuentes, sobre todo aquellos que tienen una base orgán...
Ventilación protectora en el síndrome de distress respiratorio del adulto
Resumen:
Se realizó un estudio descriptivo, retrospectivo para evaluar la aplicación de la ventilación protectora en el SDRA en la UCI del Hospital “Celia Sánchez Manduley” de Ma...
Riñones. Morfo-Fisiologia. Causas de las principales Patologías-Revisión Bibliográfica
Resumen:
Se realiza una revisión bibliográfica de la estructura morfo-fisiológica del sistema urinario partiendo de la estructura del riñón, sus características anatómicas, sus fu...
Anestesia para cirugía de base de cráneo. Estudio de un caso
Resumen:
La anestesia para neurocirugía comprende particularidades que la difieren de otros procederes y dentro de ella misma la cirugía de base de cráneo implica aún conocimiento...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©