Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

Perspectiva de género y ecología

Resumen: Se trata de un ensayo sobre la perspectiva de género y la ecología, analizando la relación y vínculo entre las mismas. Se enfatiza en la responsabilidad de todos y todas de cuidar la naturaleza.
3,773 visitas
Rating: 0
Tell a Friend

Perspectiva de género y ecología

ADAIRIS BALSA ALFONSO

adairis@uclv.edu.cu

Centro Comunitario de Salud Mental, Manicaragua, Villa Clara, Cuba

 

 “… el hombre transformado al mundo sufre los efectos de su propia trasformación”.

Paulo Freire

 

Muchas de las actividades humanas que reconocemos y percibimos como normales o aceptables, tienen implicaciones cada día más complejas y devastadoras para la naturaleza y para nuestra salud. Son numerosas, excesivas y desmedidas las acciones humanas que hoy están agrediendo nuestra ecología, muchas de ellas de forma irreversible, tal es así que amenazan la vida en el planeta. Entre ellas se encuentra la sobreexplotación de los recursos naturales, la deforestación, la contaminación, el deterioro de la capa de ozono, la producción de basura, etc. Es por ello que se hace necesario analizar la ecología desde una perspectiva de género, lo cual implica una nueva mirada de lo que hasta hoy se ha entendido como hombre y mujer, masculino y femenino, contribuyendo a una serie de transformaciones en la medida en que propone alternativas para el cambio, enseñando a la población a preservar, cuidar y proteger las condiciones en que nos desenvolvemos los hombres y las mujeres. 

La asignación de roles según el sexo nos lleva a analizar las relaciones entre estas perspectivas, en tanto que hombres y mujeres nos relacionamos de forma diferente con la naturaleza, tenemos necesidades, concepciones, motivaciones y condiciones de vida diferentes. Elementos que tienen su origen en el medio sociocultural en el que nos desenvolvemos, compuesto por diversos contextos socializadores como la familia, la escuela, la comunidad, que lamentablemente aún cuentan con rígidas representaciones de lo que es “ ser varón”  y  “ser hembra”, las cuales van entretejiendo los roles de género, muchas veces con criterios discriminatorios implícitos.

El hecho de que ambos actores sociales interactuemos constantemente nos lleva necesariamente a hablar de nuestras relaciones en un contexto social determinado, así como de la relación  que establecemos con la naturaleza, ante lo cual, es preciso tomar nuevos horizontes que nos lleven a establecer cambios radicales en nuestra relación con la ecología.

Partiendo de que la categoría género se relaciona en gran medida con las acciones y actividades de los sujetos, con el hacer en el mundo, cabe entonces preguntarnos:

¿Qué estamos haciendo por nuestra ecología?

¿Nuestras actividades y quehaceres cotidianos contribuyen a su cuidado y conservación?

¿Es solo tarea de un grupo de personas o de todos y todas los que vivimos en el planeta?

¿Se trata solo de cuidar la tierra o de cambiar radicalmente nuestras actividades ecológicas?

Las respuesta a estas preguntas, nos lleva ante todo a plantear la necesidad y urgencia de crear conciencia en hombres y mujeres ante estas problemáticas, de manera que ambos nos podamos convertir en agentes de cambio, en seres autodeterminados, preparados para desarrollar nuestras potencialidades, transformando las relaciones antagónicas de poder, dominación y discriminación aun existentes entre los géneros, por otras basadas en vínculos de equidad, reciprocidad y cooperación. Se plantea lo anterior por la tendencia que manifiesta la mayor parte de la población a oponer resistencia para modificar conceptos instituidos en prejuicios y estereotipos que refuerzan la superioridad masculina y encadenan al género femenino a funciones sociales limitadas.

Se hace necesario entonces romper actitudes pasivas para asumir posturas críticas, activas y transformadoras, pues la situación actual está demandando posiciones totalmente renovadoras en hombres y mujeres, para enfrentar en conjunto los desafíos de la sociedad. Es importante que todos y todas digamos <>, <>, es preciso que cambiemos radicalmente nuestra relación con la naturaleza, que obtengamos conocimientos sobre cómo cuidar nuestra ecología. Sin embargo, no es suficiente con cuidarle, debemos alcanzar mucho más que esto, se trata de cambiar estilos de vida, pensamientos, ideologías, mentalidades, solo entonces seremos capaces de contener la destrucción de la ecología, y para ello se requiere de la participación activa de ambos sexos, en relaciones de equidad entre los mismos. Recordemos que necesitamos y dependemos de la naturaleza para sobrevivir.

 

 

   

Articulos relacionados:
La sublimación
Resumen:
Una nueva forma de satisfacer un instinto se halla en la sublimación (sublimar = elevar). La sicología entiende por ello una transmutación y una elevación del instinto en...
Nuevas contribuciones en psicoterapia de adolescentes y la organización del sí mismo
Resumen:
El presente ensayo tiene el propósito de presentar algunas de las últimas contribuciones en materia de psicoterapia de adolescentes enmarcándonos en el contexto de la ado...
Cambios en el trabajo a través del tiempo Beneficios y Perjuicios de la Actividad Laboral
Resumen:
En la actualidad, uno de los temas que más frecuentemente nos llama a la reflexión, es la búsqueda de trabajo, para nosotros, para nuestros hijos o para nuestros padres d...
El proceso de comunicación, factor importante en el desarrollo psicológico del niño
Resumen:
A menudo se conceptúa la comunicación como un proceso de impartir o intercambiar nueva información, mientras que en realidad esto constituye sólo una pequeña parte de la ...
Violencia social y escolar - Maltrato infantil
Resumen:
La violencia es un fenómeno acerca del cual tenemos intensas vivencias; es parte de nuestra experiencia cotidiana. En ocasiones, en forma invisible, su presencia acompaña...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©