Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

¿Qué es la Depresión?

Resumen: Se describe la depresión como enfermedad, sus síntomas cardinales. Los síntomas con perfil de enfermedad física, que la diferencian de la pena normal. Se da una idea del pensamiento depresivo y de la causa de mortalidad, el suicidio consumado.
7,785 visitas
Rating: 0
Tell a Friend

¿Qué es la depresión?

 

Este artículo explica el concepto de depresión desde la perspectiva de un psiquiatra clínico, es decir sobre la base de la experiencia de ver una y otra vez a personas que la sufren. Tiene dos síntomas cardinales: ánimo bajo, depresivo o triste y disminución de la capacidad para experimentar placer. Prácticamente en todos los caso se observan síntomas físicos u orgánicos, como trastornos del sueño, trastornos del apetito, disminución del deseo sexual y falta de energía. Posteriormente se describen las características del pensamiento depresivo, para terminar con la una reseña de la suicidalidad uno de los síntomas más dramáticos y que explican la mortalidad en esta enfermedad.

 

Desde la perspectiva psiquiátrica la depresión es una enfermedad del ánimo o un trastorno afectivo, no es pena o tristeza normal, no es la respuesta adecuada y proporcional ante un evento desafortunado.

 

Tiene distintos modos de manifestarse, pero los dos síntomas nucleares de esta enfermedad son ánimo bajo, triste o depresivo y disminución de la capacidad para sentir placer. Las personas dicen que no tienen ánimo para nada, que están francamente melancólicos, que están en extremo sensibles, que lloran por todo. Los placeres del día a día se sienten desteñidos, los días soleados ya no se disfrutan, las reuniones familiares se sienten vacías, incluso se llega a perder el interés por los pasatiempos favoritos.

 

A continuación describimos los síntomas de perfil físico u orgánico, que permiten diferenciar a la depresión de la pena normal y ayudan a visualizarla como una enfermedad médica. El trastorno del sueño puede expresarse por dificultad para iniciar o para mantener el sueño, también por despertar muy temprano por la mañana y no poder volver a dormir. Otras veces se produce un aumento en el número de horas de sueño (hipersomnia), la persona que acostumbraba dormir 7 a 8 horas, empieza a dormir mucho más y a pesar de ello se despierta con la sensación de que el sueño no fue reparador y se siente somnoliento durante el día. El apetito puede aumentar o disminuir, en ambos casos suele haber una especial inclinación por los dulces y/o carbohidratos. El cuerpo se siente sin energía, incluso se puede sentir pesado, a veces la persona se observa lenta o torpe en sus movimientos, es frecuente escuchar “Me siento con las pilas apagadas...”, “Todo me cansa, camino un poco y me canso, hasta hacer cosas simples me cansa, no tengo energía ni para ver televisión porque me canso...”. El deseo sexual se puede ver disminuido o francamente abolido, las fantasías de contenido erótico son menos frecuentes o desaparecen, las relaciones sexuales se distancian en el tiempo, pueden pasar largos períodos en que la persona siente como que su vida sexual está “dormida” o “muerta”.

 

El depresivo se ve a si mismo y a todo lo que lo rodea a través del lente de la depresión, lente que distorsiona la visión de las cosas. En el pensamiento depresivo están incrustadas las ideas de que en el pasado, el presente y el futuro, nada vale la pena, todo es un error, nada se puede cambiar, nada tiene sentido. El depresivo se ve a si mismo como un inútil, un fracasado, un tonto, a pesar de que en su vida ha tenido grandes logros, es una persona útil y reconocida por su familia o la sociedad.

 

Por último, respecto de la suicidalidad, podemos decir que es un espectro que va desde pensar que sería mejor no despertar al suicidio consumado. Pasando por la idea de que sería bueno morir en un accidente o de una enfermedad fulminante, a la planificación del acto suicida, la cual puede tener distintos niveles de elaboración, algunas personas preparan el momento en que lo van a intentar, se preocupan de que nadie les pueda ayudar o rescatar, dejan cerrados asuntos económicos, se despiden mediante cartas u otros medios, muchas veces piden perdón por lo que van a hacer, “Lo que voy a hacer no es culpa de ustedes, es mi culpa, yo soy el responsable de no tolerar vivir, por eso les pido que me comprendan y perdonen”.

 

En conclusión la depresión es una enfermedad, no una respuesta de pena normal ante un evento desafortunado, tiene diversos modos de presentarse, afecta a la persona globalmente, dado que tiene síntomas emocionales, físicos, cognitivos y mortalidad.

Articulos relacionados:
Tumor de células gigantes del extremo distal del radio, presentación de un caso
Resumen:
Se presenta una paciente femenina de 40 años de edad, raza negra, portadora de un tumor del extremo distal del radio derecho, con diagnóstico histológico de un tumor de c...
Interrupción de Embarazo en las adolescentes
Resumen:
Se realizo un estudio descriptivo prospectivo de 48 adolescentes que se interrumpieron el embarazo durante el periodo de marzo del 2003- marzo 2004 en el Policlínico Univ...
Manejo de la celulitis facial odontógena en los servicio de urgencia en la atención primaria de salud
Resumen:
En este trabajo se describe La Celulitis Facial Odontógena, como una de las identidades patológicas que son recibida con mayor frecuencia en las consultas de urgencia Est...
Riñones. Morfo-Fisiologia. Causas de las principales Patologías-Revisión Bibliográfica
Resumen:
Se realiza una revisión bibliográfica de la estructura morfo-fisiológica del sistema urinario partiendo de la estructura del riñón, sus características anatómicas, sus fu...
El Aborto
Resumen:
Después de la décimosexta semana, le introducen una aguja larga a la madre a través del abdomen, hasta penetrar al saco amniótico. Entonces se inyecta una solución salina...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©