Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

Contrato Underwriting

Resumen: Contrato de Underwriting surgió como una eficiente opción de financiamiento dirigida especialmente a sociedades comerciales y similares que, a falta de la colaboración dineraria de sus asociados o lejos del alcance de otras fuentes de liquidez, procuran por si mismas y en colaboración con un intermediario financiero la obtención de dinero con una rapidez imposible bajo otras circunstancias, ofreciendo títulos valores emitidos por aquélla que darán lugar, finalmente y en atención al nomen juris este contrato, a la suscripción por terceros - generalmente - de acciones y de bonos, en el caso peruano.
12,518 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Gustavo Ruiz Torres
CONTRATO UNDERWRITING

I.-Concepto y Definición:

Derivado del verbo inglés “to Underwrite” (suscribir, rubricar) el contrato de Underwriting surgió como una eficiente opción de financiamiento dirigida especialmente a sociedades comerciales y similares que, a falta de la colaboración dineraria de sus asociados o lejos del alcance de otras fuentes de liquidez, procuran por si mismas y en colaboración con un intermediario financiero la obtención de dinero con una rapidez imposible bajo otras circunstancias, ofreciendo títulos valores emitidos por aquélla que darán lugar, finalmente y en atención al nomen juris este contrato, a la suscripción por terceros - generalmente - de acciones y de bonos, en el caso peruano.

Este contrato es conocido también como:
a) Contrato de Prefinanciamiento
b) Contrato de Emisión y Colocación de Títulos Valores
c) Suscripción Temporal

Las definiciones, como en la mayoría de casos son interminables y a veces discrepantes pero podemos aseverar que el Underwriting se concreta en un Contrato complejo – típico del mercado de capitales - celebrado entre un ente o intermediario financiero (Underwriter) con una institución, entidad o sociedad comercial por medio del cual el primero se obliga a prefinanciar valores mobiliarios emitidos por la segunda (acciones, bonos u otras obligaciones) para su posterior colocación en el mercado, garantizando su suscripción por los inversionistas y adquiriendo – de ser el caso - dichos títulos cuando no hayan podido colocarse o suscribirse por terceros.

Esta es una definición ecléctica de este contrato pues, como se verá mas adelante, contiene los elementos clásicos de las modalidades de Colocación en Firme y Colocación Garantizada que adoptamos para la definición en atención a que aquéllos deberían ser los objetivos últimos de la sociedad emisora: Conseguir el financiamiento rápido y seguro por el intermediario asi como la suscripción posterior de las obligaciones emitidas, compromisos que - al inicio - sirven de respaldo univoco al Underwriter para aceptar el contrato con la emisora, prefinanciar los valores y ofertar las acciones a terceros aunque también existan formas de underwriting sin financiamiento inmediato como en el caso de la colocación al mejor esfuerzo

Es, en síntesis, un Contrato de Emisión, Colocación y suscripción de Títulos Valores. Ello implica una colocación primaria “ que es aquélla venta de títulos valores que se hace por primera vez entre los inversionistas, de modo que la captación de los recursos beneficia directamente a las compañías emisoras. De esta forma los títulos valores se distribuyen entre muchos compradores e ingresan al circuito del mercado. A partir de ese momento pueden ser objeto de continuas y sucesivas negociaciones entre diversos inversionistas, mientras los derechos y obligaciones incorporados en los títulos se encuentren vigentes.

El contrato de Underwriting se erige, además, como una forma de emisión indirecta y facilita el acceso de la empresas al mercado de capitales.

“Como mecanismo de emisión indirecta constituye la contrapartida de las emisiones directas, entendiendo por éstas últimas las que efectúa un emisor asumiendo en su totalidad el riesgo de colocación y, por consiguiente sin contar con herramientas que le permitan estructurar la emisión y el éxito de la misma. En sentido contrario, en las emisiones indirectas, el emisor acude a una entidad profesional, conocedora y especializada en el mercado de capitales para que se encargue en todos los aspectos y detalles necesarios para estructurar una emisión, generalmente, trasladando el riesgo de colocación de la misma al Underwriter y con la ventaja de obtener la prefinanciación de los recursos que necesita”.

II.-NATURALEZA JURÍDICA y CARACTERÍSTICAS JURÍDICAS

a) Es un contrato principal, que no depende de ningún otro para su validez y que, por cierto, puede ser sumamente complejo, no tanto por su cercanía con otros ( Mandato, Corretaje, Comisión, etc.) sino por la amplitud y variedad que pueden contener sus cláusulas al concluirlo por lo que, de legislarlo puntualmente, se podría restringir sus alcances y beneficios
b) Es un contrato de colaboración, por el beneficio económico-financiero mutuo que se genera en el ente emisor y en el intermediario financiero quien es el colaborador mayor y único en la ejecución contractual, pues, sin su participación especializada en el mercado de capitales no se alcanzarían los fines pactados: prefinanciamiento y suscripción de valores a favor de la emisora.
c) Es un contrato financiero por antonomasia y constituye un nuevo y valioso mecanismo de acceso al crédito.
d) ¿Atípico? . Nos lo preguntamos dado que en la Ley peruana, sí existen – aunque sin especificidad – normas relativas a la intermediación financiera. Si a la tipicidad la entendemos como la alusión clara y inequívoca a determinada figura jurídica dentro de la legislación nacional, concluiremos que es un contrato atípico que, no obstante, tenia ya en el derogado Decreto Legislativo Nº 755 algunas referencias ( por supuesto también aplicables a otras formas de intermediación)

Su articulo noveno rezaba a la letra:
“Se considera intermediación en el mercado de valores mobiliarios a la realización habitual, por cuenta ajena, de operaciones de compra, venta, colocación, distribución, corretaje, comisión o negociación de valores que son objeto de oferta pública. Así mismo, las adquisiciones de valores que se efectúe de manera habitual con el fin de colocarlos ulteriormente, con percepción de un diferencial en el precio.

Agregándose por el articulo 159º que “ Las sociedades agentes están facultadas para efectuar las siguientes operaciones:
....
e) Suscribir transitoriamente parte o la totalidad de emisiones primarias de valores, para su posterior recolocación en el público.
f) Encargarse de la colocación de emisiones primarias de valores, sin extender al emisor garantía de su colocación.
g) Tomar a su cargo la colocación de emisiones primarias de valores, sin extender al emisor garantía de su colocación.
h) Promover el lanzamiento de valores públicos y privados.”

A su tiempo la nueva Ley de Mercado de Valores ( Decreto Legislativo Nº 855) recoge similares parámetros cuando textualmente su articulo 6º señala “ Intermediación.- Se considera intermediación en el mercado de valores mobiliarios la realización habitual, por cuenta ajena, de operaciones de compra, venta, colocación, distribución, corretaje, comisión o negociación de valores. Asimismo, se considera intermediación las adquisiciones de valores que se efectúen por cuenta propia de manera habitual con el fin de colocarlos ulteriormente en el público y percibir un diferencial en el precio.
Del mismo modo el articulo 194º refiere que “ Las sociedades agentes están facultadas para efectuar las siguientes operaciones:
....

i) Suscribir transitoriamente parte o la totalidad de emisiones primarias de valores así como adquirir transitoriamente valores para su posterior colocación en el público;
f) Promover el lanzamiento de valores públicos y privados y facilitar su colocación, pudiendo estabilizar temporalmente sus precios o favorecer las condiciones de liquidez de tales valores, siempre que medie acuerdo previo con el emisor u ofertante y sujeto a las disposiciones que dicte CONASEV;

No son las únicas normas que permitirían y consagrarían modos de intermediación financiera sino también, aparte de las normas contenidas en la Ley General de Sociedades respecto a los títulos valores emitidos, resoluciones de la Comisión Supervisora de Empresas y Valores
(CONASEV) entidad peruana encargada, entre otras funciones, de la fiscalización de las operaciones que se realicen en el mercado de capitales.

La Ley Orgánica de la Conasev, por la determinación propia de su objeto y participación institucional en el mercado, ha permitido – como consecuencia - regular el rol de los Agentes de Intermediación (Resolución Conasev Nº 843-97-EF-94.10), aprobándose de la misma manera el Reglamento de Oferta Pública Primaria y de Venta de Valores Mobiliarios (Resolución Conasev Nº 141-98-EF-94.10) entre otras normas como la de Reglamento de Oferta Publica de Adquisición de Acciones que facilitan las operaciones de Underwriting por su aplicación subsidiaria u obligatoria acorde a lo que en el Contrato correspondiente se convenga.

Vemos nítidamente que en el Perú se cuentan con las herramientas legales suficientes para llevar a cabo el proceso de Underwriting con las garantías normativas que, a su vez, permitan la flexibilidad negocial que el contrato reclama y que tienden a darle una eficiencia notable

e) Consensual, porque basta el simple consentimiento de las partes para su perfeccionamiento. Empero, sabemos que, por la magnitud del negocio acordado, en la práctica los contratantes recurren sin dubitar y consuetudinariamente a la formalización documentaria (escrituras públicas, legalizaciones notariales, etc.) pertinente en casos de manejo de grandes capitales y en donde las cláusulas de responsabilidad suelen ser imprescindibles para la solidez y garantía contractual.

f) Contrato de prestaciones reciprocas, conmutativo y de tracto sucesivo. Es fácil advertir estos caracteres jurídicos puesto que las obligaciones son mutuas y correlativas, en donde ambas partes conocen de los riesgos de este tipo de contratación que se da en el tiempo al ser el Underwriting un contrato traducido en un proceso que se ejecuta por etapas comenzando por los estudios de factibilidad y terminan con la suscripción de títulos valores.

g) Oneroso. Hay o pueden haber beneficios y perdidas reciprocas para cada una de las partes.

h) A plazo fijo o indeterminado.

i) De cambio, como bien lo apuntan distinguidos juristas a quienes nos plegamos, al “promover la circulación de la riqueza”, procurando que el mercado de capitales se torne más dinámico y atractivo.

III.- PARTES CONTRATANTES y/o INTERVINIENTES

Como lo indica Arias Schreiber son, en estricto, dos los sujetos que intervienen en este pacto:
1.- La empresa que encarga la emisión, y;
2.- La que se compromete a efectuar la colocación (Banco de Inversión - Underwriter.

La emisora es, como se ha dicho y generalmente, una sociedad comercial, una empresa en busca de financiamiento, de liquidez y que, ante opciones negadas o proscritas momentáneamente por sus órganos de decisión, encuentra en el Contrato de Underwriting el medio más rápido y seguro de obtención de capital. Sin duda, antes de la emisión de obligaciones - base y respaldo del contrato de Underwriting – deberá aprobarse la misma por el órgano interno correspondiente ( p.e. Junta General de Accionistas), hacerse los estudios de factibilidad pertinentes que hagan viable el proyecto, la intervención oportuna de la Conasev, etc.

La persona jurídica emisora de valores en búsqueda del financiamiento por el ahorro publico afronta tres tipos de riesgos: el riesgo de espera (Waiting Risk), el riesgo en la determinación del precio de la salida de la emisión u oferta ( Pricing Risk) y el riesgo de comercialización o distribución de la emisión (Marketing Risk).

Todos estos pueden evitarse o más bien reducirse aunque el emisor deberá afrontar el riesgo de espera que es el que se produce por el solo “transcurso de tiempo entre el momento en que el emisor detecta su necesidad de financiación, diseña y prepara la operación, cumple con el tramite legal establecido y cuando finalmente lanza la emisión al público. Durante ese tiempo el mercado pudo haberse deteriorado por razones políticas, económicas o de otra índole que impidan llevar a cabo la operación.”

Pero, por el contrario, puede “defenderse” del riesgo del “pricing” y del “marketing”, contratando a otros que estén dispuestos a asumir estos riesgos desplazándolos a ellos colocando sus valores en el mercado y logrando una inmediata disposición de fondos.

El Underwriter o intermediario financiero, es “una empresa especializada en esta clase de operaciones” y es la que, en principio, prefinancia la emisión de las obligaciones y, finalmente, consigue la colocación y suscripción de ellas.

En el Perú son los grandes Bancos comerciales, entidades financieros y empresas de inversión los encargados de algunas formas de intermediación financiera, entre ellas el Underwriting.
Antes la Corporación Financiera de Desarrollo (COFIDE) había incluido dentro de sus operaciones una forma de Underwriting; pero, citar un ejemplo, en los Estados Unidos no son solamente ellos los interesados en desarrollar esta función sino que como señala Liliana Vidal, en versión recogida por Arias Schreiber, allí “... son... los bancos de inversión llamados casas de emisión, los bancos comerciales o las compañías de trust, conocidas... como consorcios, y sus compañías de valores afiliadas, las cuales acostumbran a realizar operaciones de Underwriting en gran volumen. Todas las compañías norteamericanas comprendidas en el ‘negocio de recibir depósitos’ tuvieron que acabar con el casi completo divorcio entre la banca comercial y la banca de inversión, a partir de la creación del Acta de la Banca de 1933, el Acta de Class-Steagall. Las compañías de seguros, los bancos comerciales y no en menor proporción, las compañías de inversión, entre otros inversionistas institucionales, juegan un papel importante en el financiamiento de muchas empresas en los Estados Unidos”.

Sumados a los underwriters primigenios están los co-underwriters ( otros bancos de inversión asociados), los agentes especializados y los comisionistas que trabajan para el Underwriter principal o contratante.

A conseguir esa amplia baraja de underwriters debería dirigirse la actividad promotora de particulares o del Estado para hacer el mercado peruano de capitales uno que puede competir en dinamismo con los de paralelos más cercanos como el brasileño en donde este contrato se ha divulgado plenamente quizás por la influencia de la legislación de los Estados Unidos de Norteamérica en donde se enfatiza marcadamente en “el proceso o etapa de información” preliminar a fin que los inversionistas potenciales decidan con relativa garantía culminar las adquisiciones y suscripciones de títulos que una operación de Underwriting les ofrece.

Sellando el comentario sobre el underwriter podemos añadir que:

“Efectuada la prefinanciación de los valores, la colocación de los mismos de la manera mas eficiente y rápida, plantea un aspecto que marca la diferencia entre los underwriters y los inversionistas, en tanto, los primeros NO son inversionistas ( aunque nada les impediría serlo) y por eso su finalidad no es la de conservar los valores objeto de la emisión”, sino, justamente y gracias a su pericia profesional, colocarlos en el mercado primario.

Otros Intervinientes:

Del mismo modo que existen dos partes contratantes, encontramos a partes intervinientes en el mismo que, si bien no forman parte del convenio génesis, tienen en la construcción del proyecto una labor determinante

El proyecto de Underwriting debería siempre contar con un Manager o Gerente.

Como bien indica, Hugo Fonseca en su articulo en línea ( “La Técnica el Underwriting y su aplicación en Costa Rica”), y que bien puede ser aplicado a cualquier realidad, “El Manager, desempeña una función clave en el proceso, razón por la cual su éxito depende en gran parte de él. El gerente del proyecto suele ser un banco de inversión, esto debido a que es su principal actividad.
Las funciones típicas del mismo se detallan a continuación:
1. Evaluar la capacidad de la empresa emisora para realizar el proyecto (viabilidad) y dar su opinión con respecto a las posibilidades de que la emisión sea aceptada en el mercado, al igual que el concepto que tiene la comunidad financiera y los inversionistas de la misma. En caso de títulos de deuda, debe verificar la capacidad de endeudamiento que tiene la empresa.
2. Especificarle al emisor las opciones financieras que tiene en el mercado.
3. Proponer el precio de la emisión.
4. Negociar los aspectos relacionados con el monto, comisiones, términos, condiciones y oportunidades que debe ofrecer la emisión.
5. Preparar el prospecto de una emisión de acuerdo a la legislación vigente.
6. Fundar – de ser el caso - un consorcio o sindicato de co-managers, underwriters, y agentes colocadores, para distribuir la emisión y definir las cuotas de suscripción.
7. Entre otras, se encuentran el preparar los documentos legales del convenio, el papeleo, autorizaciones y trámites necesarios, mantener el contacto con la emisora y las partes interesadas.

Para elegirlo, la empresa emisora negocia varios aspectos:
1. Precio de los títulos.
2. Comisiones del manager, los underwriters y los colocadores de la emisión, así como otros gastos.
3. El respaldo del Gerente de Proyecto una vez finalizado el período de la suscripción.
4. Los demás términos y condiciones del contrato.

Se debe considerar la reputación del banco de inversión, su experiencia en la colocación de títulos valores de empresas similares y sobre todo, la capacidad para distribuir con éxito la emisión basándose en el precio y demás condiciones acordadas. Cabe destacar que tanto los Gerentes de Proyectos, como los clientes, son muy selectivos para escoger a su contraparte, debido a que para los Bancos de Inversión, su principal activo es la reputación y un fracaso en el Underwriting dañaría fuertemente su imagen” ( Hugo Fonseca)..

Por lógica consecuencia de un proceso financiero tan importante, participan en este Asesores Legales, Financieros, Económicos, Contables, etc. así como el ente regulador (Conasev para el Perú) quien autorizará y supervisará la emisión y las operaciones

Finalmente, están los Inversionistas, que como precisa Fonseca, es un grupo “constituido por personas físicas o jurídicas que adquieren los títulos emitidos. Pueden ser inversionistas pequeños o bien, inversionistas institucionales tales como compañías aseguradoras, fondos de pensiones, fondos mutuos, bancos comerciales, bancos de inversión o agentes de valores. No esta limitada la cantidad de títulos valores que estos pueden comprar y su decisión se basa en las características de los activos financieros, es decir, liquidez, rentabilidad y riesgo”.

IV.- TIPOS O MODALIDADES DE UNDERWRITING

Hemos encontrado hasta 8 tipos de Underwriting en la doctrina especializada, pero, creemos que más que tipos son sub-tipos o sub-modalidades que formas diferentes de Underwriting que no es menester mencionar.
Aun más, modalidades como el llamado Underwriting al Todo o Nada
( sub-modalidad de la colocación al mejor esfuerzo) ni siquiera podría configurarse como esta clase de contrato o alejarse totalmente del concepto del mismo pues, en determinado caso, no se daría ni el prefinanciamiento ni la suscripción final de valores, convirtiéndose en una especie de corretaje mobiliario y nada mas, nunca en un Underwriting.

Haciendo una síntesis podemos convenir que en la practica se realizan las siguientes 3 modalidades de Underwriting:

a.- COLOCACIÓN EN FIRME ó UNDERWRITING EN FIRME:

El Underwriter adquiere la emisión de títulos (total o parcial) y asume el riesgo de la colocación. La entidad financiera realiza el pago de la emisión total a la empresa emisora aunque pragmáticamente se realiza un depósito importante y no total a fin que la diferencia obtenida por las colocaciones se constituya en la ganancia por la operación para el Underwriter.

Pueden haber otros modos de obtención de utilidad para el Underwriter como los pagos de comisiones ( caso en el que sí se haría el depósito total al pactarse un porcentaje sobre el precio de venta de los títulos, pero que resulta el modo menos práctico de cobranza ya que el pago de las comisiones saldría de la misma colocación o de dinero ya ingresado con anterioridad y/o por otros medios a la emisora) o la adquisición de la emisión por un precio menor para que vendidas que sean a uno mayor, el saldo redunde en su beneficio ( también en este caso el deposito es total por el precio convenido por la emisora)

Esta es la forma de Underwriting más favorable y beneficiosa para la emisora y en donde el intermediario asume el riesgo total de la operación, la misma que, por cierto, no se hará “a ciegas” atendiendo a la especialización del underwriter quien antes de convenir una colocación en firme “auscultará” el mercado para advertir si es dable asumir el riesgo, el que deberá ser minimizado al máximo.

b.- COLOCACIÓN GARANTIZADA

El Underwriter se compromete a colocar la emisión dentro de un plazo determinado garantizando la adquisición del saldo no colocado dentro de dicho plazo. La emisora, al final, contará sí o sí con el dinero deseado
“Este caso se presenta, por ejemplo, cuando la empresa emisora, habiendo definido el monto del aumento del capital y la emisión de las acciones o títulos requeridos, quiere asegurarse la suscripción total de la emisión, para lo cual establece un contrato con la entidad financiera (intermediario), donde se estipula la obligación del Underwriter de comprar los títulos o acciones remanentes una vez terminado el plazo del convenio”.

c.- COLOCACIÓN AL MEJOR ESFUERZO

El Underwriter se obliga a desplegar “sus mejores esfuerzos” para colocar la emisión, sin asumir riesgos. No hay financiamiento inmediato.
Aquí el Underwriter solo se “ compromete a hacer la emisión y habrá una obligación de ‘hacer el mejor esfuerzo’ para colocar los títulos, pero no tendrá la obligación de quedarse con ninguno. Se ha reconocido, sin embargo, que la entidad realizará una amplia tarea de asesoramiento previo, anticipando las mejores condiciones de ubicación de los títulos, tanto cuando se ha decidido emitirlos como luego durante el trámite de su colocación”.
“El agente intermediario no esta corriendo ningún riesgo por cuanto al ente emisor mas bien le interesa la experiencia que posee en este campo el agente intermediario y no su capacidad financiera para absorber los títulos , en caso que no puedan ser colocados”

Las responsabilidades contractuales se establecen de otro modo y será el underwriter el encargado de probar fehacientemente que sí desplegó sus “mejores esfuerzos” para lograr la colocación, sin haber alcanzado éxito de ser el caso.

c.1.Sub-Modalidad Todo ó Nada
El Underwriter busca promesas de suscripción de posibles clientes. Si consigue la colocación TOTAL se lanza la emisión al mercado o, de ser el caso, se devuelve el dinero a los compradores parciales así como los títulos a la emisora.
En esta variante se buscará menor precio para títulos para facilitar colocación y disminuir riesgo.

Algunos doctrinarios hablan de la COLOCACIÓN NO EN FIRME en donde el Underwriter conviene solamente en la colocación de los títulos. Se convierte, como en la modalidad precedente, en un Corredor de valores. No hay financiación inmediata.
La colocación No en firme es, en nuestra opinión, una versión “desmejorada” de la colocación al mejor esfuerzo siendo que en ambas No se genera la obligación de colocación y/o compra por lo que este tipo de underwriting junto al del Mejor esfuerzo NO vendrían, en estricto, a ser eso: un pacto legal de financiamiento basado en títulos valores, quedando ausente también la suscripción de ellos sino mas bien uno de asesoría y comisión.

En todo caso, afirmamos que las colocaciones al mejor esfuerzo y No en firme, son Convenios PRE-UNDERWRITING.

V.- PROCESO DE UNDERWRITING

El Underwriting, como contrato complejo, determina una ejecución minuciosa que empieza en los estudios de factibilidad del proyecto de prefinanciamiento y estructuración de la emisión de valores y culmina con la suscripción de éstos pasando por la obtención de fondos por la emisora.

A ello se añade la asesoría integral que debe brindar el Underwriter a la emisora y la veracidad de ésta frente a aquél respecto a los datos que ofrezca para sustentar con eficacia el proyecto y arriesgarse asi minimamente al momento de lanzar la emisión al mercado

A grosso modo, podemos decir que el proceso antedicho contiene:

Estudio de la compañía:
a) Calidad de Administración
b) Manejo industrial y/o comercial. Presencia en el Mercado.
c) Estructura Financiera ( estructura de capital de la empresa)
d) Capacidad de Generar Ingresos
e) Necesidades de Financiamiento y tamaño de la emisión.

Condiciones de la emisión, precio, plazo,etc.

Diseño y elaboración de títulos valores ( por el underwriter o por la emisora):

a) Nombre de Empresa emisora
b) Tipo
c) Características
d) Denominación
e) Domicilio
f) Valor Nominal
g) Tipo de Interés
h) Plazo y forma de pago
i) Número de Titulo
j) Lugar y fecha de la emisión / Lugar de Pago
k) Detalle de las garantías
l) Firma de los representantes de la emisora

Trámite de inscripción de la compañía y de valores ante la Entidad supervisora (CONASEV)

a) Antecedentes generales económicos, financieros, legales
b) Preparación del prospecto y aviso de oferta publica
c) Documentación legal y de tipo administrativo

Coordinaciones y gestiones de mercadeo

a) Seleccionar lugares de colocación de emisión. Sondeo de probables inversionistas
b) Negociar condiciones con los puestos elegidos

Oferta pública de la emisión

Presentación a inversionistas potenciales.

VI.- DERECHOS y OBLIGACIONES DE LAS PARTES

Entre otros posibles son derechos y obligaciones de la emisora y del intermediario financiero los siguientes:

Derechos de la emisora:

a) Exigir acción eficaz del Underwriter
b) Exigir la obtención de la autorización por el Underwriter
c) Solicitar información sobre experiencia, solvencia, etc., del Underwriter
d) Respeto del precio de oferta y el pago convenido.

Obligaciones de la emisora:

a) Información total a colocadora sobre la emisión a gestionarse ( Precio, plazos, historial, etc.)
b) No ofertar a otra colocadora. Exclusividad ( salvo pacto en contrario.
c) No vender títulos valores ofertados para colocación.
d) Pagar la comisión convenida sobre el monto total de emisión.(Comisión de gestión – Comisión de Resultado)
e) Pagar gastos operativos ( salvo pacto en contrario)

Derechos de Underwriter:

a) Hacer respetar precio
b) Exigir entrega de títulos colocados que sean en el mercado
c) Requerir pago de sus comisiones, si así se han pactado.

Obligaciones de Underwriter:

a) Gestionar autorización para la emisión de títulos
b) Adquirir totalidad de la emisión (en firme)
c) Respetar precio y condiciones de emisora
d) Gestionar colocación y adquirir saldo en Colocación garantizada

VII.-VENTAJAS Y DESVENTAJAS

Ventajas:

. Posibilidad de incrementar el desarrollo económico del país por el ahorro nacional; asimismo, se contribuye al desarrollo del mercado de valores.
. Mayor movilidad de acciones. Distribución masiva y amplia de Títulos Valores.
. El emisor obtiene rápidamente la liquidez que requiere para sus proyectos o, inclusive, sus problemas.
. Una fuente de financiamiento a largo plazo, rápido y seguro
. Altas posibilidades para las empresas de garantizarse los recursos, dependiendo del tipo de underwriting a utilizar.
. Una forma de generar una cultura financiera y bursátil de largo plazo en los inversionistas de un país.
. Una mayor variedad de instrumentos que les permitan a los inversionistas reducir los riesgos de cartera.
. Facilita el conocimiento de un nuevo producto (papel) en el mercado
. Se conforma una base importante para la formación del mercado secundario.

Desventajas:

. La necesidad de un mayor desarrollo de una banca de inversión en el país ( en cuanto a su aplicación)
. Un escaso desarrollo del mercado accionario.
. Falta de entidades financieras dispuestas a asumir mayores riesgos de colocación de títulos.

Por: Gustavo Ruiz Torres, con anotaciones tomadas del trabajo de Hugo Fonseca ( Costa Rica)
Articulos relacionados:
Para la desafectación no es suficiente un contrato con firmas legalizadas
Resumen:
En cuanto a la resolución comentada debemos tener en cuenta que el Juez es el director del proceso conforme al artículo segundo del título preliminar del código procesal ...
El negocio juridico en el Codigo Civil del Brasil 2003
Resumen:
En atención al cambio que se ha propiciado en la legislación brasileña con la vigencia desde Enero de 2003 de un nuevo Código Civil y a sabiendas de la similitud que el C...
La Prisión Preventiva
Resumen:
Con la aprobación del nuevo Código Procesal Penal puesto en vigencia en fecha 24 de Septiembre del año 2004, en la República Dominicana se implementó una legislación que ...
Sistemas Jubilatorios en el Perú
Resumen:
Antecedentes. Regímenes abiertos. Sistema privado de pensiones. Fonahpu. Nulidad del contrato de afiliación. Régimen del personal militar y policial. Regímenes cerrados. ...
Enseñanza de administración de empresas (doc)
Resumen:
La enseñanza es muy importante porque es la transmisión de conocimientos, en tal sentido la enseñanza de la administración de empresas es la transmisión de conocimientos ...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©