Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

Leonardo Da Vinci

Resumen: Fundamentación de la elección del tema. El renacimiento. "Leonardo como emblema". ¿Porqué Leonardo da Vinci?, ¿Es un filósofo?. No me centraré en este trabajo de investigación en el conocido y admirado pintor de "La Cena" y de la "Gioconda", sino en el pensador concentrado en sus reflexiones, observador de la naturaleza, experimentador e inventor, comprendiendo la figura de Leonardo en la historia de la ciencia y de la filosofía. Leonardo Da Vinci fue pintor, escultor, ingeniero, arquitecto, físico, biólogo, filósofo, geómetra, botánico , modisto, cartógrafo, inventor de juegos de salón y de útiles de cocina, fundidor, urbanista, … Dice de él Paul Valéry que "hubo una vez alguien que podía contemplar el mismo espectáculo o el mismo objeto ya como lo hubiera visto un pintor o ya un naturalista, ya como un físico, y en otras ocasiones como un poeta; y ninguna de esas miradas era superficial"
822 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Paola Queirolo

Índice
1. Fundamentación de la elección del tema
2. El renacimiento
3. "Leonardo como emblema"
4. Conclusión
5. Bibliografía

1. Fundamentación de la elección del tema

" El arte no solo es necesario, sino que sin duda alguna, es la única cosa necesaria para todos después del pan".
¿Porqué Leonardo da Vinci?, ¿Es un filósofo?.
No me centraré en este trabajo de investigación en el conocido y admirado pintor de "La Cena" y de la "Gioconda", sino en el pensador concentrado en sus reflexiones, observador de la naturaleza, experimentador e inventor, comprendiendo la figura de Leonardo en la historia de la ciencia y de la filosofía. Leonardo Da Vinci fue pintor, escultor, ingeniero, arquitecto, físico, biólogo, filósofo, geómetra, botánico , modisto, cartógrafo, inventor de juegos de salón y de útiles de cocina, fundidor, urbanista, …
Dice de él Paul Valéry que "hubo una vez alguien que podía contemplar el mismo espectáculo o el mismo objeto ya como lo hubiera visto un pintor o ya un naturalista, ya como un físico, y en otras ocasiones como un poeta; y ninguna de esas miradas era superficial"1
Él es un personaje de difícil ubicación en el desarrollo del pensamiento, porque por lo general todo hombre de ciencia es un eslabón entre maestros y autores, lectores y alumnos; en el caso de Leonardo "no hay cadena que valga". Es bastante dificultoso saber que influencias concretas tuvo, aunque todo hombre renacentista, busco perfeccionarse a la luz de su imagen y de su espíritu plural.
Generalmente, Leonardo no es un personaje, tomado en cuenta en los cursos oficiales de Filosofía o Historia de la Ciencia y siempre se lo erige en torno a la Historia del arte, pero esto no es una posición arbitraria, sino que se desprende de la actividad polifacética que tuvo Leonardo en su vida: donde se resalta la arquitectura, la pintura y la anatomía. El estudio de su vida y de su época, me llevo a descubrir las limitadas obras fuentes que existen de él; situación, esta última que me impulsó a plantearme realmente si Leonardo da Vinci, era de modo real un personaje interesante en la historia de la filosofía. Ésta fue, sin duda, mi pregunta inicial, y el primer "paso" para obtener mi pretendida, aunque limitada respuesta, fue el estudio de su vida y de su época.
En la historia, se destacó, al plantearse cuestiones muy singulares, en una época que fue el fermento del que se nutrió, a posteriori, la Modernidad.
Fue el humanista por excelencia. El genio polifacético que abarcó todas las ramas del saber. Llevado por su ansia de conocimiento revolucionó la pintura de la época - influyendo en artistas posteriores como Rafael y Miguel Angel- y adelantó la ciencia en casi todas sus disciplinas.
Goethe precisa que: "Mi teoría de los colores no es absolutamente nueva. Antes que yo, Platón, Leonardo, y otros excelentes estudiosos han descubierto y dicho poco o más o menos al respecto. Pero el hecho de haberla yo también hallado, de haberla yo también repetido y de haberme esforzado por introducir de nuevo la verdad en un mundo, en el que esta presa de confusión, es un mérito del que también me siento parte".

Por todo lo antedicho, fue calificado por sus contemporáneos como el "uomo universale", y es con relación a esto que me embarco a defender mi visión sobre la filosofía como un saber integro donde debe existir una plena y profunda conexión entre sus partes y no una fragmentación cerrada de ellas. Leonardo como filósofo y como hombre fue un ejemplo, entre otros, de mi "ideal" de filósofo.
Uno de los acontecimientos mas emocionantes de la historia del pensamiento artístico es comprobar la filiación directa que une, a través de los siglos, y pese a las épocas de tinieblas más o menos dilatadas, a los miembros de una misma familia espiritual, de la cuál Platón es también antepasado. Lo que distingue a ésta familia de las otras es el sentido de lo general; el afán de saber, de construir, de ligar, de servir. Esta inteligencia de la fraternidad, de la solidaridad de los seres y de las cosas, queda como uno de los privilegios de Platón, de Rafael, de Shakespeare, Goethe, y del propio Leonardo. Ya que hablo de Platón, quiero remitirme al origen de la filosofía en la Grecia heroica, dónde "filosofía" era entendida como "madre de todas las ciencias" y dónde el ilustre "Oscuro" dejaba claro que: "Conviene que los hombres filósofos sean sabedores de muchas cosas", en un momento en que la concepción de la filosofía era considerada como una búsqueda de la sabiduría por ella misma, por eso me permito decir al respecto que, la investigación audaz en la que se encaminaron esos hombres, estaba instrumentada por un método racional- especulativo, coincidiera o no con la mitología.
Más allá de la posición que se adopte sobre el origen o las condiciones históricas en que apareció la misma, es para mi necesario reconocer que los sentidos que ha tenido el término "filosofía" alcanzaron su florecimiento sólo en Grecia.
Este trabajo busca mostrar al filósofo en su tránsito hacia un espíritu cada vez más innovador; también manifestará, su genuino intento para llegar a una concepción del universo mediante la autorreflexión.

2. El renacimiento

" ... Termina un siglo y comienzan tiempos nuevos; durante un instante, la Europa no tiene mas que un solo corazón, un solo deseo, una voluntad, y es colectivamente que experimenta ese deseo imperioso, pero obscuro todavía, de transformarse. La hora es favorable: los Estados están en plena efervescencia, la impaciencia y la inquietud atormentan las almas, y por encima de todo, planea la esperada palabra liberadora que le va a mostrar el camino a la humanidad; ahora o nunca, es el momento del espíritu, para renovar la faz del mundo."
El término "Renacimiento" posee un sentido religioso, ya que se refiere al segundo nacimiento, el del ser nuevo, el hombre espiritual del que hablan en el Evangelio de San Juan y las Epístolas de San Pablo. En la era anterior a ésta, también se utilizaba porque indicaba el regreso del hombre con Dios, o mejor dicho, hacia Dios. Este término se relaciona con una renovación moral, intelectual y política, obtenida a través de la vuelta hacia los valores de la cultura grecorromana, en la que se considera que el hombre logró su realización.

La ubicamos luego de la Edad Media, a partir de la segunda mitad del siglo XV, que como dice Mounier se trata del "Segundo período de una división tripartita de la historia de la Humanidad: La época que termina después de la caída de Constantinopla, en la cuál los Humanistas quisieron ver una edad de barbarie, ignorancia y tinieblas, a las cuales les sucedían la claridad y la luz. El humanista Ramus escribió hacia 1560 que en un siglo "hemos visto un mayor progreso entre los hombres de ciencia que el que nuestros antepasados experimentaron en el transcurso de las catorce centurias precedentes".
El Renacimiento, podemos decir, que es la etapa histórica que se encuentra entre la Edad Media y la Edad Moderna; Renacimiento o "Restauración" que lleva a una revalorización que siempre estará referida a la antigüedad clásica. Los valores fuertes(tanto morales como éticos) de la Edad Media ya dejan de tener sentido porque lo que realmente importa es la alusión a lo científico; aquí toda autoridad es puesta en cuestión y se aspira fervientemente a la "lucha experimental".

Entre estos artificios, resalta la imprenta, creada por Gutemberg, la denominada "Galaxia Gutemberg", permitió la transmisión de la cultura ya que será posible llegar más allá del tiempo en el que surja, y también podrán perdurar todas las argumentaciones, opiniones, escritos e investigaciones que hasta el momento eran patrimonio de los monasterios. Ahora, los libros serán patrimonio universal de todos los pueblos y dejaran de estar en manos de unos pocos como hasta el momento: la palabra escrita se popularizará, o por lo menos llegará a mucha mas gente, lo cual, al decir de todos los historiadores que han investigado sobre el tema, producirá consecuencias en todas las esferas de la vida del siglo XV y siguientes.
Se puede decir que el Renacimiento tiene dos características fundamentales: el Naturalismo y el Humanismo.
Entendemos por "Naturalismo" el regreso por el interés en la investigación de la naturaleza.
El "Humanismo" es el reconocimiento del valor del hombre. y se aspira al hombre orgulloso de sus propias fuerzas, que confíe en su capacidad de superación, que utilice la razón en toda su plenitud y que se adueñe de la naturaleza.
El movimiento humanista tiene como característica la vuelta a la Antigüedad clásica tanto latina como griega. El buen estilo o las bonae litterae era lo que lograban con la vuelta a los clásicos. Las formas de expresión dan gran importancia al cuerpo humano y al placer físico, acá se ve el contraste con el Medioevo, donde en el arte, todo lo referente al cuerpo quedaba oculto tras los ropajes que ocultaban sus formas.

El idioma básico comenzó a ser el latín clásico que se consideraba mejor que el latín medieval por su vocabulario, su ortografía, su sintaxis, etc. Como escribió Lorenzo Valla: "…durante varios siglos nadie ha hablado latín correctamente, y ni siquiera ha existido quien al leerlo lo entendiese correctamente…".
Los humanistas tenían una interpretación cíclica de la historia, en donde una época podía ser la reencarnación de una anterior. Aunque se piense en el Renacimiento como una época de innovación, los hombres renacentistas vivieron en ella resaltando la imitación de los modelos antiguos. Esta imitación consistía en asimilar el modelo, convirtiéndolo en propio y en lo posible superarlo. El Renacimiento aparece como un momento privilegiado de la humanidad occidental. Los valores del Renacimiento serían ante todo espirituales: artísticos, éticos y literarios en particular. Se habla de una inacabada revolución intelectual en los siglos XV y XVI. E1 hombre volvió a renacer. La larga y oscura noche de la Edad Media dio paso a una de las épocas más luminosas de la historia: el destino del hombre medieval, condenado a vivir en un "valle de lágrimas", se dice que a mediados del siglo XV, se abrió a un nuevo camino de esperanza. La vida florecía, dejaba atrás los temores atávicos, se liberaba de los miedos que esclavizaron los cuerpos y las mentes.

Fue un periodo irrepetible. Se asistió a una eclosión del arte y la cultura. Las ciudades embellecieron El mundo se convirtió, por fin, en un lugar habitable. Dios ya no era el centro del mundo. El hombre se había hecho con las riendas de su propio destino.
El humanismo pretende sustituir el sistema mental jerárquico de la sociedad medieval con una perspectiva que, si bien es individualista, tiende a una unión fraterna y sin desigualdades esenciales entre los hombres. Es una cultura abierta, libre y dinámica, es decir, una cultura consciente de que es puramente humana y de que no puede imponer al hombre opresiones y alienaciones fundamentales.
Contra el peso de la tradición cristiana y de la mentalidad eclesiástica, los humanistas evocaron la Antigüedad y buscaron su mayor autenticidad filológica para convertirla en su mayor sostén en la lucha. En su visión del mundo, precisamente su tendencia a lo perfecto y a lo excelente, no pudo traducirse socialmente más que a dimensiones aristocráticas y nobiliarias. Por esto, su cultura no representó una verdadera revolución mental.

  • La revalorización de los antiguos

Es indiscutible que así como los artistas al volver a la naturaleza se hicieran de ella una proyección ideal mediante una verdadera actividad autónoma y creadora, los hombres de letras quisieron llegar al mismo resultado gracias a la Antigüedad, cuyo honor y vigencia proclamaban. Por esto, hicieron surgir los humanistas con tanto prestigio y fuerza las obras de los griegos y de los latinos; se mostraban como interlocutores de los Antiguos. Demostraban haber encontrado la medida interior para determinar la validez autónoma del pensamiento humano, más cercano que la verdad revelada. Esto representaba un verdadero deshielo intelectual e incluso la liberación de aquellas fuerzas especulativas y de aquellas capacidades racionales que hasta entonces, el dogma había logrado someter y domesticar. Algunos de los más grandes humanistas elaboran una actitud propia que a veces adolece de un individual desencanto respecto a la cruda realidad contemporánea y a veces los eleva a cimas de inusitada racionalidad en el intento de dominarla.

3. "Leonardo como emblema"

  1. Primeros acontecimientos de su vida
  • 1452- El 15 de abril nace Leonardo en Vinci. En lo concerniente a su familia, Leonardo fue fruto de la relación extra matrimonial y es hijo natural del notario Ser Piero di Antonio de Vinci(nacido en 1426) y de una campesina llamada Caterina, a su vez, también, hija natural. La realidad económica de la familia mostraba que se contaba, con poco dinero y por ende, no pudo ir a la universidad y se hizo autodidacta. Este hecho marcó profundamente su carácter. Ese mismo año el padre de Leonardo se casa con una joven de dieciséis años de "mejor familia", llamada Albiera de Giovanni Amadori.
  • 1457-Según la declaración de impuesto de su abuelo, Leonardo vive en la casa de su padre. Su madre se casa con el calero Accattabriga di Piero del Vacca.
  • 1469-Ser Piero da Vinci alquila una casa en la vía delle Prestanze (hoy Via dei Gondi)de Florencia, y Leonardo empieza probablemente, ya en esa época su aprendizaje de pintor en el taller de pintura y escultura de Andrea del Verocchio. Ingresa a corta edad como aprendiz en escultura y pintura de Andrea, cuya capacidad para adquirir conceptos, según afirmaba el maestro era prodigiosa, y a quién Leonardo muy pronto, mostrará sus dotes de observación e imaginación creativa; aprende técnicas del oficio y se familiariza con los postulados pictóricos en esta célebre Escuela de Florencia. Sus cualidades quedaron reflejadas en su primer trabajo, la pintura del rostro de un ángel rubio que aparece en el cuadro de Verrochio: "Bautismo de Cristo". La resplandeciente cara del querubín, luciendo expresión divina, es el contra gozoso de un cuadro que no deja de ser una pieza menor. Fue en este período que Leonardo comenzó a forjar su estilo. Desde el principio, uno de los caracteres que distinguían al artista era su apuesta por la originalidad, que en un primer momento, se traslucía en un escepticismo hacia las influencias greco- latinas que "enloquecían" a la mayoría de sus condiscípulos. Porque a Leonardo, lo que le interesaba era innovar, crear; actitud que legara hacia todos los demás precursores con el firme compromiso que aplicaría a "raja tabla" y lo llevará a la dura y fecunda actividad como pintor. De todos los trabajos realizados en el taller de su maestro se destacaron las tablas de La Adoración Magos y San Jerónimo. Leonardo, también practicó la técnica del dibujo con lápiz, pluma y realizó una buena cantidad bocetos y bosquejos.
  • 1472- Es admitido en el gremio de pintores de San Lucas en Florencia, lo que permite suponer una cierta independencia profesional.
  • 1473- Año en el que data el primer dibujo de Leonardo, un paisaje con valle del Arno que hoy está en el Uffizi de Florencia.
  • 1476- Leonardo es acusado anónimamente de prácticas homosexuales(sodomía)con el joven pintor Jacobo Saltarelli, que al parecer, era conocido por tales inclinaciones. La denuncia se repite en Junio del mismo año, pero, seguramente, por faltas de pruebas el artista no fue condenado.
  • 1472/ 1480- Leonardo sigue trabajando en el "Bautismo de Cristo" de su maestro. Probablemente, ya pinta cuadros propios de pequeño formato.

1478- Leonardo obtiene, gracias a la mediación de su padre, su primer gran encargo: una pintura de pequeño tamaño para el altar de una capilla: una "Adoración" de gran formato, para el Altar de San Donato de Scopeto.

  1. Los Mecenas del Arte- vida profesional
  • En la Italia del Renacimiento muchos artistas trabajaron bajo el mecenazgo, en virtud del cual los poderosos financiaban a sus artistas preferidos, encargándoles obras. Florencia, Génova, Venecia o Roma se convirtieron en centros de esplendor cultural dignificados por estos artistas a sueldo.
  • 1482- Leonardo se traslada de Florencia a Milán y ofrece sus servicios como ingeniero militar, escultor y pintor a la máxima autoridad de la ciudad (duque y mecenas): Ludovico Sfoza. Se inició en su oficio de pintor a sueldo en Milán, bajo la protección de este hombre tan poderoso, al que se encomendó en una arrogante carta, y se auto proclamaba como maestro en todas las disciplinas posibles. En este período también se destacó como escritor, "llenando hojas de papel" y libretas con sus estudios, tratados, ilustraciones y bocetos sobre pintura, arquitectura, mecánica y anatomía humana. En ese período, su producción pictórica fue limitada, pero resultó fundamental para comprender los aspectos técnicos y conceptuales de su labor posterior.
  • 1483/1486- Junto a los hermanos Ambrogio y Evangelista de Predis, recibe el encargo de realizar el retablo con "la Virgen de las recoas", cuya primera versión es, aparentemente, del año 1486.
  • 1487/1488- Como arquitecto, ofrece sin mucho éxito sus consejos para la construcción del "Duomo de Milán".
  • 1489/1494- Leonardo trabaja en el monumento de Francesco Sforza en Milán. Ya como pintor de cámara de los Sforza, pinta retratos de Cecilia Galleriani, Lucrezia Crívelli y realiza decorados artísticos de las fiestas de la corte.
  • 1495/1498- Pinta por encargo de Ludovico "La Última Cena" en el refrectorio del convento dominicano Santa María delle Grazie en Milán.
  • 1499- Derrocamiento de su protector Ludovico Sforza. Leonardo empieza el "Burlington House Cartoon" para el rey francés Luis XII. Se acoge en un primer monumento a la hospitalidad de Isabel d’ Este Mantua, a quién retrata, mas tarde y sigue viaje a Venecia.
  • 1500-Leonardo regresa a Florencia. Termina un cartón con "Santa Ana, la Virgen y el Niño" de SS. Annuziata. Vive a la sazón con los monjes servitas de la misma Iglesia.
  • 1502- Leonardo recorre el norte y el centro de Italia como arquitecto e ingeniero militar de Cesar Borgia. Una de las ramas que Leonardo cultivó con pasión fue la matemática, disciplina que aplicó en sus estudios de arquitectura e ingeniería.
    1503- De nuevo en Florencia, empieza a pintar para Francesco del Giocondo el retrato de su esposa Lisa del Giocondo (Mona Lisa), que impresionará al joven Rafael.
  • 1504- En junio muere el padre de Leonardo a la edad de setenta y nueve años.
  • 1506- En mayo de este año Leonardo obtiene permiso del gobierno para ausentarse por tres meses de la ciudad, que, al final, resulta ser mas tiempo gracias a una intervención de su preceptor.
  • 1507- Se dan disputas entre Leonardo y su hermano por la herencia del fallecido padre una interferencia del rey francés le permite desentenderse de la obligación de terminar "la Batalla de Anghiari" y regresar a Milán, allí comienza una nueva versión de la "Virgen de las rocas" para la hermandad de la Inmaculada Concepción.
  • 1508/1512-Practicamente,pasa todo el tiempo en Milán, al servicio esencialmente, del gobernador francés Charles d’ Amboise. Elabora proyectos para el monumento a Trivulzio, y se dedica a estudios anatómicos y pinta. En el año 1511 muere Charles.
  • 1513- Expulsan a los franceses de Milán y Leonardo se traslada a Roma con su nuevo mecenas Giulliano de Médicis, hermano del papa León X.
  • 1514/1515- Realiza los mas variados experimento científicos. Por encargo de León X proyecta, entre otras cosas la desecación de las Lagunas Pontinas, situadas al sur de Roma.
  • 1516-Con al muerte de Giuliano de Médicis en marzo de este año, Leonardo pierde, una vez más su mecenas . En 1516-1517, se traslada a Francia donde Francisco le ofrece el cargo de pintor de cámara y se ocupa de experimentos científicos, proyectos arquitectónicos y de regadío.
  • 1519- El veintitrés de abril Leonardo redacta su testamento. El dos de mayo muere en Cloux, según la leyenda en presencia del rey francés. Se cumple su deseo de ser enterrado en la iglesia de Saint Florentin en Amboise. El sepulcro fue destruido durante las guerras de religión en Francia pero se conserva la notación en el registro de la iglesia: " En el claustro de esta iglesia fue enterrado el señor Leonardo da Vinci, un gentil hombre milanés, primer pintor, ingeniero y arquitecto del rey, maestro, mecánico, y antiguo director del taller de pintura del duque de Milán".
  • 1520/1530- El amigo y discípulo de Leonardo, Francesco Melzi ordena los manuscritos heredados por su maestro y cumplía a partir de los pasajes más importantes de su "Tratado de Pintura" un conjunto de observaciones prácticas y teóricas para los pintores. Otro discípulo, Giacomo Salai, hereda la mayoría de los cuadernos de Leonardo; hasta su muerte violenta en Milán en 1525, Salai esta en posesión de muchos de sus cuadros . Probablemente, no fue sino hasta principios de los años treinta del S.XVI cuando el rey de Francia adquirió algunas de estas obras que todavía hoy se encuentran en el Louvre.
  • Buscador incansable de conocimientos

Leonardo buscó sin desmayo el conocimiento en todas sus manifestaciones: el arte, la
ciencia, la técnica... Estaba convencido de que "el saber no ocupaba lugar" y confiaba ciegamente en la capacidad del hombre para explorar todos los horizontes. Después de medio siglo, su figura se convirtió en un referente para la cultura contemporánea. Su espíritu de curiosidad y su sed de conocimientos siguen maravillando a muchas personas que siguen los mismos intereses que él.
Recién inaugurado el tercer milenio, la imagen de Leonardo invita a una reflexión: ¿En la era de la especialización de los conocimientos, de la informática y la tecnología más avanzada, tiene vigencia un erudito, un sabio total como él?.
Fue un adelantado a su tiempo. Quiso proyectar sin restricciones sus ideas y descubrimientos, pero su osada inteligencia sobrepasó los límites de comprensión de cualquier ser humano de entonces. Sus dotes de visionario eran asombrosas. Por ejemplo, en el campo de la aviación. Sus estudios sobre máquinas voladoras anticiparon el efecto de elevación y el de propulsión, la estabilidad y el equilibrio. Las alas que esbozó se aplicaron en los primeros aeroplanos. Y su tornillo aéreo se considera antepasado teórico del helicóptero.
El talento de Leonardo no conocía límites…Fue uno de los padres de la hidráulica y sus propuestas de canalización de los ríos todavía poseen un valor práctico. Sus estudios de geología anticiparon la concepción moderna de la formación de los continentes. Y sus investigaciones sobre el cuerpo humano sentaron las bases de la anatomía comparativa. Inventó el primer prototipo de submarino del que se tiene noticia. Dibujó las primeras aletas natatorias (muy parecidas a las actuales) y una escafandra que ya incorporaba tubos respiratorios. Diseñó miles de artilugios, entre ellos, una máquina excavadora que removía la tierra mediante un complejo sistema de poleas.
En su faceta más conocida, la pintura, fue el primero en aplicar las leyes de la perspectiva, y creó las técnicas del claroscuro y del "sfurriato". Desde entonces, la creación pictórica jamás volvería a ser igual. La "Gioconda" se convirtió en un objeto de culto que pervive en el tiempo. En 1918 fue utilizada como imagen de propaganda política en una tarjeta donde aparecía con un casco de guerra alemán. También sirvió de reclamo publicitario, sufriendo todo tipo de alteraciones. Incluso artistas como Marcel Duchamp o Andy Warhol la emplearon para algunas de sus obras...
Para evitar que lo copiaran, Leonardo practicó en sus escritos una artimaña: redactarlos de izquierda a derecha (caligrafía inversa). La forma de descifrarlos consiste en emplear un espejo. Este fue sólo uno de los muchos trucos del genio ambidiestro; hablando sobre sí, llego a decir que nadie podía rivalizar con él como pintor, escultor y arquitecto.
Sigmund Freud, lo describe como "Leonardo da Vinci despertó mientras los demás hombres aún dormían el sueño de las tinieblas".
En una de sus cartas, habla así: "Si alguien tiene dudas y cree que algo de lo que he dicho hasta ahora es imposible de realizar, estoy preparado para demostrárselo en vuestro jardín o donde Su Excelencia desee".

Consideró a la naturaleza como fuente de todo Conocimiento
La pintura sólo representó una pequeña parte de la inagotable potencia intelectual de Leonardo. Su espíritu inquieto y su curiosidad por el cómo y el porqué de las cosas que lo rodeaban impulsaron al genio a desplegar una tarea multidisciplinaria que abarcaba prácticamente todas las ramas del saber.
Para desarrollar sus numerosos estudios científico- técnicos Leonardo adoptó como método la observación y la experimentación. Para él, la Naturaleza era el espacio donde debía buscarse el conocimiento. Y entendió que sus límites debían someterse a la formulación de las leyes matemáticas. Estaba convencido que la ciencia podía prever, imitar e, incluso, reproducir los fenómenos naturales. El maestro afirmaba que sólo el ser humano era capaz de develar los misterios de la realidad y acotar sus fronteras.

  • Una Imaginación Voladora
    Fue un adelantado a su tiempo. Quiso proyectar sin restricciones sus ideas y descubrimientos, pero su osada inteligencia sobrepasó los límites de comprensión de cualquier ser humano de entonces. Sus dotes de visionario eran asombrosas. Por ejemplo, en el campo de la aviación, sus estudios sobre máquinas voladoras anticiparon el efecto de elevación y el de propulsión, la estabilidad y el equilibrio. Las alas que esbozó se aplicaron en los primeros aeroplanos. Y su tornillo aéreo se considera antepasado teórico del helicóptero.
  • La Anatomía

Con los trabajos anatómicos llegó muy lejos: tuvo la idea de realizar una obra magna con reproducciones detalladas del cuerpo humano incluyendo estudios de anatomía comparada y fisiología. La profundidad y rigor de sus investigaciones le llevaron a señalar las primeras teorías sobre los espasmos musculares dé las válvulas cardíacas. Algunos quisieron ver en estas inclinaciones una motivación morbosa, pero lo cierto es que Leonardo se mantuvo fiel a su destino: ser explorador del conocimiento. Un buen ejemplo es la serie de dibujos que creó en la etapa final de su vida bajo el título de "Visiones del fin del mundo", donde la fantasía y la razón alcanzaron un nivel incomparable. Leonardo se sintió atraído, por todas las ciencias naturales,
Así, practicó disecciones en un hospital, trabajos anatómicos, observaciones del vuelo de los pájaros y estudios sobre la naturaleza y el movimiento del agua. Fantasía y razón: Éstos, precisamente, fueron los ingredientes que alimentaron el espíritu de una de las personalidades más fascinantes de la historia: Leonardo da Vinci.
Da Vinci poseía ese don extraordinario de anticipar verdades que, con el tiempo, serían confirmadas. Durante más de 40 años Leonardo plasmo en sus cuadernos de notas toda clase de dibujos, bocetos y planos: desde el curso del río Amo a su paso por Pisa, surgió un plan que preveía la construcción de un canal navegable para conectar Florencia con el mar.
Además, afirmó que nadie podía rivalizar con él como pintor, escultor y arquitecto. La carta termina así: "Si alguien tiene dudas y cree que algo de lo que he dicho hasta ahora es imposible de realizar, estoy preparado para demostrárselo en vuestro jardín o donde Su Excelencia desee".
Para evitar que lo copiaran, Leonardo practicó en sus escritos una artimaña: redactarlos de izquierda a derecha (la caligrafía inversa). La forma de descifrarlos consiste en emplear un espejo. Este fue sólo uno de los muchos trucos del genio ambidiestro.

Consideró a la naturaleza como fuente de todo Conocimiento
La pintura sólo representó una pequeña parte de la inagotable potencia intelectual de Leonardo. Su espíritu inquieto y su curiosidad por el cómo y el porqué de las cosas que lo rodeaban impulsaron al genio a desplegar una tarea multidisciplinaria que abarcaba prácticamente todas las ramas del saber.
Para desarrollar sus numerosos estudios científico- técnicos Leonardo adoptó como método la observación y la experimentación. Para él, la Naturaleza era el espacio donde debía buscarse el conocimiento. Y entendió que sus límites debían someterse a la formulación de las leyes matemáticas. Estaba convencido que la ciencia podía prever, imitar e, incluso, reproducir los fenómenos naturales. El maestro afirmaba que sólo el ser humano era capaz de develar los misterios de la realidad y acotar sus fronteras. De su proyecto fallido para desviar

  • El Conocimiento Del Mundo Para Leonardo

Leonardo no piensa el universo en un sistema conceptual. Acepta todas las posibilidades del pensamiento, pero, en una primera instancia, no logra decidirse, por ninguna. Frente a cada visión de lo real, vuelve a comenzar. El infinito detalle de los fenómenos del mundo, le sirve como hilo conductor en la contemplación del todo, que se manifiesta y es captado en cada caso particular. No solamente busca confirmación para sus ideas en ulteriores observaciones, sino que trata de llegar a la concepción de las cosas libremente, con el pensamiento, y así, va "tanteando" mediante dibujos ilustrativos, sin asustarse de posibles contradicciones. Vive en medio de un todo universal al que enfrenta en lo individual.

En su camino, va dejando atrás los descubrimientos científicos como si fuesen consecuencias incidentales; no dándole a éstos un carácter accidental, sino admitiendo que cada logro en el campo científico debe ser tomado como resultado de una labor ardua, pero también como causa de una nueva investigación. Cuando se refiere al problema del conocimiento en su "Tratado de pintura" (1651), plantea la existencia de una lucha entre la luz y las tinieblas: símbolos de la verdad y la mentira, "…nuestro espíritu, no deja de considerar la verdad de las cosas como alimento soberano, no ya para los espíritus vagabundos, sino para los verdaderos intelectos…". " De una ojeada, miras esta página y la ves llena de letras diversas, mas no las ves todas ni adviertes su significado: precisas leer palabra por palabra. Para subir a un edificio has de elevarte peldaño por peldaño…".
Para Leonardo, el universo es un todo vivo, no solo un mecanismo. También la Tierra es, para él, considerada como totalidad, una vida. Su carne es el terreno, sus huesos, las piedras, su sangre el agua en las venas. La pleamar y la bajamar constituyen su respiración. Su calor vital deviene del fuego. La base de su vida es el calor que se prodiga en manantiales medicinales y volcanes.
Del mundo así constituido, y de la Tierra considerada de esa forma, se desprenden según Leonardo, principios básicos, como el siguiente: cada cosa tiende a conservarse en su ser, aunque potencialmente, aspira a ser en su totalidad, y de ese modo busca escapar a su imperfección. También mediante conceptos mecanicistas, se señala esta unidad: la naturaleza desarrolla cualquier asunto en tiempo mínimo, dada la causa, es posible lograr el efecto por la vía más rápida, la tierra es movida de su sitio, hasta por el simple peso de un pájaro que sobre ella posa.
El núcleo de las cosas es la fuerza, a la que denomina "poder invisible", "riqueza inapreciable", "magnitud espiritual e incorpórea". Esta invisible riqueza de efectos tiene su origen en los cuerpos vivos. Desde ellos es trasmitida a los seres inanimados, comunicándoles apariencia de vida, esto queda, para él visualizado claramente en el arte. Si esto no sucediese, nada se mueve y no es posible escuchar eco ni sonido. La fuerza es vertida, por influjo de una potencia externa, en el interior de los organismos y éstos son transformados en su modo de ser y perturbados en su natural quietud. Esta influencia obliga a todas las cosas creadas a transformar su fuerza y situación. El cuerpo que se encuentra bajo su poder, ya no tiene libertad. La fuerza vive en oposición con aquello que domina, y ante la oposición, crece. Pero esta lucha no se perpetúa, ya que ninguno de los movimientos que origina se mantiene. Con la lentitud, se fortifica, con la velocidad se debilita. Mientras se impone a todo, marcha hacia su disolución.
Esta fuerza, con la connotación típicamente panteísta del renacimiento, donde el todo se cree unánimemente que esta formado de partes que llevan al equilibrio, me lleva a preguntar ¿ En qué medida es esto aplicable en momento que se define al ser humano?. El hombre, como todos los seres, también tendrá esa fuerza que lo impulsa(¿alma?) y será una unidad compuesta por una gama de multiplicidad de "energía".
Leonardo ve esa fuerza invisible en todos los fenómenos, en el individuo, especialmente, aparece en la lucha entre la energía del espíritu y la inercia de la materia inanimada. Plantea que cuando esa lucha entre la vida y la muerte alcanza a terminar ésta con la primera, ya la muerte es superada por una nueva existencia. La lucha misma es la que se sobrepone, silenciosa, a la vida y a la muerte.

Voluntariamente, dirá Leonardo, esta fuerza se consume a sí misma. Vive en la opresión y muere en la libertad. Tiende siempre a perderse y a desaparecer. Si desaloja a aquello que se le opone, esta desalojando, en realidad lo que se opone a su propia destrucción. Al triunfar sobre la resistencia que le dio vida, se mata a sí misma.
Al crecer en la medida de lo que se le opone, se acerca a su propio fin. Y esa rica capacidad de reacciones, le confiere un gran impulso hacia la muerte. Este impulso es, sin embargo, paradójico. Cada cosa escapa a su muerte, por eso, la capacidad es solo un impulso a la huida. Este párrafo se torna confuso, y por ende, no solo será analizado, sino también cuestionado en la conclusión.
Lo más maravilloso, en este mundo de las fuerzas, es el Sol. En todo el universo, dice Leonardo, no es posible ver cuerpo alguno que tenga su tamaño y su potencia. Todas las almas derivan de él porque el calor de los seres vivos proviene de sus propias almas. No existe otra fuente de calor y de luz en el mundo.
Nuestro planeta no fue, en tiempos pasados, como es ahora y llegará un día en que concluirá. Leonardo prevé el resecamiento progresivo y el incendio de la Tierra: el aire se tornará cada vez menos denso y sin humedad, los ríos no tendrán más agua y sobre el planeta se extinguirá toda vegetación, por su parte los animales morirán de hambre. La tierra se volverá árida. Ese es el momento en que todo desaparecerá por obra del fuego. La superficie terráquea se transformará en cenizas, y de ese modo probablemente, será el fin del mundo.
Lo que Leonardo predice es intuido más que pensado, remitiéndose a su visión del presente, pasado y futuro. Describe y dibuja catástrofes naturales, el fin del mundo y el diluvio. Comprueba los poderes originales del cosmos en la creación y destrucción de sus criaturas y ve en ello una necesidad que lo abarca todo. Algunos de sus cuadros se asemejan a fotografías de estallidos atómicos. Pero esa comparación muestra la diferencia entre la visión de la naturaleza para Leonardo y la de las modernas ciencias matemáticas. En esos poderes primordiales residen, para el el secreto y el límite de todas las cosas, representan la destrucción de la naturaleza por la naturaleza misma, cuyos fenómenos percibimos, pero no sus fuerzas. Para la física moderna, en cambio, tales poderes son las fuerzas reconocibles y reconocidas, aunque invisibles e irrepresentables, salvo en el ámbito de las abstractas matemáticas. L a ciencia de Leonardo es mecánica de masa gráficas y en última instancia, descripcción del cosmos en su nacimiento y su muerte. La física moderna es el conocimiento de las fuerzas primordiales de la materia y el camino que capacita al ser humano para transformarse en el destructor de universo o, por lo menos, de su propio planeta.
Leonardo profetiza sobre la futura crueldad del ser humano, y ve en su acción despiadada lo que a éste le impone su propia naturaleza.
Por otro lado, observa las perspectivas agradables. Su propio entusiasmo para inventar una máquina para poder volar es solamente el ejemplo mayor entre otras esperanzas suyas de utilizar la técnica y entre otras posibilidades de nuevas experiencias. Leonardo tiene conciencia de lo perecedero hasta lo aparentemente durable y sabe que todo lo que existe desaparecerá y lo hechos tendrán un final catastrófico. Lo que ocurre ahora ocurre todo el tiempo. Lo apenas perceptible en lo individual es cosa que Leonardo ve en el todo.
Es extraño visualizar al filósofo, pensando siempre con imágenes concretas, que se refiera a cosas abstractas; Estas son para el también una cierta visibilidad. Habla de la forma fundamental del acaeser, a la que considera la envoltura de las cosas: los bosques originarán hijos que contribuirán a su desaparición, así, el mango del hacha. La pared que albergue en sus grietas semillas minúsculas será destruida más tarde, por las raíces que de esas semillas broten. La fuerza de la naturaleza, mientras crece.

Logramos obtener lo contrario de aquello que ambicionamos. El hombre padece hambre en la engañosa esperanza de disfrutar de los bienes ganados mediante ese sacrificio. Pero cuanto más se huye de la miseria, más nos quita ésta la felicidad y la calma.
Establece una diferencia temporal entre lo hecho por la naturaleza y lo realizado por el hombre. Lo que produce la naturaleza termina siendo restituido, lo que crean los hombres se transforma por completo en otra cosa. Leonardo se refiere a la nada y la distingue del vacío. Este último es indivisible hasta lo infinito. La nada en cambio no puede ser dividida, ya que no puede ser menos que nada. Plantea que reina en el tiempo y se refiere a todas las criaturas pasadas y futuras, pero que no posee nada en el presente.
La fe del científico en la naturaleza se detiene ante ella como ante un misterio que se revela, en lo infinito, al investigador. Esta devoción se manifiesta a través del ojo, que es el que permite contemplar lo inteligible. En la exigencia de tomar en cuenta sencillamente todo lo que se ve puede resultar visible. Se manifiesta este acto, que es como ver transparentemente, en todos los fenómenos simbólicos, en los cuáles, estas fuerzas invisibles se captan.
Desde su visión antropológica, El hombre es un microcosmos elevado a la jerarquía de la totalidad, como ser creador, resulta un exceso de la naturaleza creadora. Ésta lo encierra en su poder, frente al cual queda reducido a la nada; el ser humano es comprendido desde su forma natural; quién es en la inmensa naturaleza un ser único que la trasciende, por su capacidad de ascenso y de caída. El hombre debe ser entendido en términos de grandeza y sencillez. La distinción que plantea con relación a los seres animales, lo sitúan como criatura divina, porque donde la naturaleza, con su creación de formas, termina, el hombre aparece, no apartándose de ella sino que, reconociéndola como fuente de conocimiento, elabora nuevas formas extraídas de sus objetos. Éstas formas no son necesarias a seres que, como los animales, tan adecuadamente se comportan. Ésta es la razón por la cual los animales carecen de dicha tendencia.

Leonardo y el método experimental

"No existen conocimientos mas elevados o más bajos, sino un conocimiento único que emana de la experimentación".
Leonardo comprendió y utilizó el auténtico método experimental un siglo antes de que Francis Bacon filosofase sobre él, y antes de que Galileo lo pusiese en práctica. Leonardo no escribió tratados metodológicos, pero en sus cuadernos de apuntes dejó esparcidas sus ideas; donde dice que la matemática, la geometría y la aritmética, pueden llegar a la certeza absoluta dentro de su propio ámbito, porque manejan conceptos ideales de valor universal. En cambio, la verdadera ciencia (refiriéndose aquí, a las ciencias empíricas) se basa en la observación, y si pudiese aplicarse a ella el razonamiento matemático podría lograrse mayor grado de certeza.
En sus apuntes, Leonardo dejó constancia de la importancia que concede al método en la investigación(adelantándose a autores de la Modernidad tales como Descartes). Los preceptos que establece en su método en nada difieren de las modernas definiciones que hoy se utilizan para hablar de método científico.
"Al abordar un problema científico, dispongo primero de diversos experimentos, ya que pretendo determinar el problema de acuerdo con la experiencia, mostrando luego que los cuerpos se ven obligados a actuar de ese modo. Ese es el método que hay que seguir en todas las investigaciones sobre los fenómenos de la Naturaleza".
"Hemos de consultar a la experiencia en una diversidad de casos y circunstancias hasta que podamos extraer de ellos una regla general que en ellos se contenga. ¿Para qué son útiles estas reglas?. Nos conducen a ulteriores investigaciones sobre la Naturaleza y a las creaciones artísticas. Nos impiden engañarnos a nosotros mismos o a los demás prometiéndonos resultados que no se pueden conseguir". Estas citas, permiten mostrar la fuerte, y casi "ciega " confianza que Leonardo le tenía al método experimental; el es el que nos asegura la certeza de nuestras afirmaciones generales con respecto a la naturaleza y su utilización no nos llevaría a equívocos de ningún tipo , no caeríamos en el falaz engaño de encontrar solo aquello que deseamos encontrar.
Cuando se refiere a "diversos experimentos", de algún modo esta marcando un requisito para considerar válido dicho método. Éste será también unos de los estandartes utilizados por la corriente Inductivista de la ciencia a posteriori, quién pone como primer obligación en el momento de la investigación: que halla sido realizado en "una amplia variedad de casos" así como en "un número importante de circunstancias", para que luego pueda ser lícito enunciar una generalización.

Las Investigaciones De Un Gran Precursor
Leonardo pensaba que la mecánica era la más noble de las ciencias "puesto que vemos que por medio de ella se realizan sus acciones todos los cuerpos animados que poseen movimiento". Previó el principio de inercia, que después Galileo demostró experimentalmente. Aprovecho el conocimiento de esta imposibilidad para demostrar la ley de la palanca por el método de las velocidades virtuales, un principio que ya enunciaba Aristóteles y que utilizaron Bernardino Baldi y Galileo.
Resucitó, además las ideas de Arquímedes sobre la presión de los fluidos y demostró que los líquidos mantienen el mismo nivel en vasos comunicantes, y que si se llenan ambos vasos con diferentes líquidos sus alturas de nivel, serán inversamente proporcionales a sus densidades.
También contribuyó a la hidrodinámica con sus estudios: la corriente por un canal, escape de agua por los orificios, propagación de olas por la superficie, fueron éstos entre otros de los temas abordados por da Vinci. De las olas en el agua pasó a las ondas de aire y a las leyes del sonido, adelantándose, nuevamente, a la moderna teoría ondulatoria de la luz

En el campo de la astronomía concibió una máquina celeste ajustada a determinadas leyes, lo cual constituía en sí un avance sobre las ideas aristotélicas sobre las esferas etéreas. Afirma Leonardo que la tierra es uno de los tantos astros, y promete demostrarlo en el libro que proyecta escribir, la tierra, dice, refleja la luz del sol igual que la Luna. También plantea lo siguiente: dado que las cosas son mas antiguas que los escritos, la tierra lleva grabadas las huellas de su historia anteriormente toda reseña escrita. Los fósiles que se encuentran actualmente en las montañas continentales se produjeron en el agua del mar. Para él, han tenido que producirse cambios en la corteza de la Tierra, y por eso, deben que haberse levantado las montañas para ocupar nuevas disposiciones. Se sirvió de conchas marinas encontradas tierra adentro para apoyar la teoría de Alberto de Sajonia sobre la formación de las montañas.
En su condición de dibujante, pintor y escultor, Leonardo sintió la necesidad de conocer afondo la anatomía humana. Desafiando la tradición eclesiástica, se procuro muchos cuerpos, que luego se diseccionaban, haciendo después unos dibujos anatómicos, que aparte de su exactitud, constituyen hermosas obras de arte. Sus mejores dibujos fueron de los huesos los músculos.

Estudio el ala y las patas de las aves, la mecánica del vuelo y la operación de diafragma en la respiración. También realizo buenos dibujos de la placenta de la vaca, pero no llego, después de toda una investigación, a la certeza sobre si las corrientes sanguíneas maternal y fetal estaban relacionadas o no.
Una de sus proezas más ingeniosas, en este terreno, fue la de hacer moldes de cera de los ventrículos del cerebro. Leonardo localizó el sentido común (sensus communis), una especie de central fisiológica que regula la capacidad de percepción del ser humano, en un punto perfectamente determinable en el cruce de dos líneas. En uno de sus dibujos aparece una sección transversal y longitudinal del cerebro humano. Leonardo ilustra la creencia común de la Edad Media de las distintas secciones del cerebro que representa como tres camaras del tamaño de cáscaras de nuez dispuestas una detrás de la otra: la primera, recoge las impresiones de los sentidos, la segunda, los procesa y la tercera, los registra.
También realizo experimentos sobre la médula espinal de la rama, y concluyo que este órgano era el "centro de la vida".
Descubrió como la sangre recorre constantemente todo el cuerpo humano, llevando el alimento a cada una de sus partes y retirando los desechos, adelantándose así al descubrimiento de Harvey sobre la circulación de la sangre. Estudió los músculos del corazón e hizo dibujos de las válvulas, lo que parece demostrar que conoció su funcionamiento.

Su interés por el arte lo llevo a estudiar otro problema científico: el de la estructura y el funcionamiento del ojo. Realizo varios progresos pero tuvo el defecto como sus predecesores, de creer que la función visual residía en el cristalino en vez de en la retina.
En su Studio(Real Academia de Venecia), también conocido como el hombre de Vitruvi, Leonardo realiza una visión del hombre como centro del universo, al quedar inscripto en un círculo y en un cuadrado. El cuadrado es la base de lo clásico: el modulo del cuadrado se usa en toda la arquitectura clásica, el uso del ángulo de noventa grados son bases greco- latinas de la arquitectura. En el se realiza un estudio anatómico buscando la proporcionalidad de cuerpo humano, el canon clásico o ideal de belleza. Sigue los estudios del arquitecto Vituvrio(Marcus Vitruvius Pollio) arquitecto romano del siglo I AC, a quién Julio Cesar, encarga la construcción de máquinas de guerra. En época de Augusto, escribió los diez tomos de su obra "De Architectura", que trata de la construcción hidráulica, de cuadrantes solares, de mecánica y de sus aplicaciones en arquitectura civil y en ingeniería militar. El hombre de Vitruvio es un claro ejemplo del enfoque globalizador de Leonardo que se desarrollo muy rápidamente durante la segunda mitad de la década de 1480. Trataba de vincular, la arquitectura y el cuerpo humano, un aspecto de su interpretación de la naturaleza y del lugar de la humanidad en el "plan global de las cosas".
Leonardo corrige los errores de las mediciones de Vitruvio, obteniendo las medidas empíricamente, supera el canon antiguo y recrea una ilustración de las descripciones de Vitruvio que se considera hasta hoy la más perfecta.

4. Conclusión

Leonardo fue uno de los primeros en observar y analizar científicamente la naturaleza con ojos modernos, coincidieron con él la vocación científica y la preocupación técnica, que serán caracteres eminentes de los nuevos tiempos, su vivo interés por los hechos, su curiosidad insaciable ante los casos singulares y concretos de la realidad se acompañaron de un sentido para la teorización. Se interesó activamente en muchas suertes de conocimientos, observando y experimentando sin descanso. Capital es su insistencia en que el origen de todo saber cierto debe buscarse en la experiencia, pero no es un mero empirista, sino que exige la interpretación racional de lo comprobado, la teoría. Entre la razón y la experiencia sexual con la Monica Levinski y los juguetitos de Clinton (alejados de Leonardo como yo de levantarme a la que vos sabes o encontrar a la vieja Carmen veraneando en la playa nudista de Chihuahua) no hay un mero empirismo sino una simple razòn. La loca estaba que se partìa.y… al carajo, la Razòn, una chotes (o un habano). En innumerables ocasiones al evocar a Leonardo tras arduas noches de lectura y pensamientos, vienen a mi mente una serie de engranajes de poderosas maquinarias de madera vieja con las que si fuese el gran Leonardo ya hubiese con los adelantos que impone la tècnica actual fabricado igual, un sorete volador dotado de valija para llevar mis cosas a un lugar de mierda pero desconocido. Y… que no habria en la valija de Diego…O pintado un fresco con la jeta de tu amiga al mejor estilo de la Gioconda pero con cara de venir de garchar en 21 y Ellauri. Pero, el breve lapso de tiempo que me demandò el redactar estas palabras emanadas de mis neuronas agobiadas por tardes de calor, vinos derramados y mañanas de bolas llenas pienso podrian llevarme por la senda ilustre de los que como Leonardo llegaron a la fama en distintas disciplinas, siendo mi fuerte la literatura relacionada con los relatos de amor, perdòn de humor. Aprovechando mi fama para lo que expresa el tìtulo .

Temas Principales Del Pensamiento Renacentista
Los ensayos y tanteos en los cuales contribuyen muchas de las líneas del pensamiento antiguo busca un camino propio que encontrará solo a principios del S. XVII.
El Humanismo aporta la tradición greco- romana y el anhelo de renovación de la vida sobre las pautas de la antigüedad; dependen de él ante todo el Platonismo y el Aristotelismo renacentista, en frecuente y vivaz conflicto, dando ocasión a mas de un intento de conciliación.
La Reforma y la Contrareforma significan la filosofía de la época: La primera se relaciona con las tendencias místicas y teosóficas de la especulación germánica y la segunda mantiene correlación con la neoescolástica española.
Toma fuerza la concepción panteísta de la realidad: la totalidad de concibe como un complejo trabado y maravilloso animado de fuerzas vitales y psíquicas dotado de los mas altos atributos. Esta es una noción orgánica y solidaria de la realidad donde el sujeto es una porción inseparable del todo en una actitud mística. Se renueva la vieja tesis de la correspondencia entre el microcosmos y el macrocosmos, los cuales se engarzan.

Las ciencias ocultas tienen un notable auge. La magia y la astrología suponen una trabazón y continuidad del cosmos, una repercusión según imaginarios conductos y leyes que tiene mucho que ver con aquel animo panteísta. La quiromancia y demás artes adivinatorias se fundan en que los hechos patentes son signo que hay que descifrar, expresiones simbólicas de ocultos poderes o entidades. La alquimia presupone, igualmente una preponderancia de lo oculto sobre lo manifiesto, de las fuerzas secretas capaces de ejercer prodigiosas transformaciones sobre la materia, concebida apenas como el soporte o habitáculos de esta energía. De aquí el carácter cualitativo del experimento alquímico y su acompañamiento de fórmulas y ritos adecuados para evocar los poderes misteriosos. De todas las ciencias ocultas, la alquimia es la única que llega poco a poco a un saber porque el experimento dejaba un saldo de comprobaciones ciertas, el transito de la alquimia a la química fue progresivo.
En cambio, desde bien pronto se señaló el corte entre la astrología y la astronomía científica, aunque a veces fueron cultivadas ambas por la misma persona.
En Filosofía Política, la doctrina del Derecho Natural se complicó con preocupaciones derivadas de la situación del tiempo: la creación de Estados nacionales que exigía el robustecimiento del poder civil.
En este campo el fenómeno renacentista, sobremanera típico fueron las Utopías, descripciones de imaginarias sociedades perfectas y felices, inspiradas por los afanes renovadores de la época e influjos de la Teoría política de Platón y la recién descubierta América. La Utopía de Tomás Moro dio nombre al genero de intención preponderantemente social. Siguieron "La ciudad del sol" de Campanella, "La estructura político- teológica" y "La nueva Atlántida" de Bacon con insistencia en el tema de la dignidad del hombre.
En muchos filósofos prepondera la postura mística, actitud de comprensión simpática del todo, exaltada poesía que se corresponde con la interpretación orgánica y panteísta de la realidad. El conflicto entre el dogma teológico y el saber obtenido por el ejercicio de la inteligencia incita a que se recurra a la "doble verdad. Las verdades científicas son distintas e independientes de la fe.
El rechazo del sistema intelectual de La Edad Media en el siglo XVII, resulta en el acogimiento de elementos positivos y se disciplinará en el Empirismo, y se insinuará, también en el Racionalismo en términos de una reserva crítica y del propósito de descubrir los reportes y las limitaciones del conocimiento. El escepticismo renacentista, fundido a veces con él , es acompañado por la demanda de nuevos métodos para el saber, que sustituyan las argumentaciones escolásticas y proporcionen conocimientos escritos y seguros. LA impugnación de los procedimientos medievales arrastra consigo la lógica aristotélica, en la cual no se logra separar bien su papel lícito de la doctrina lógica general, de la equivocada pretensión de utilizar la máquina silogística para adquirir verdades nuevas sobre las cosas.
El recto método científico anticipado por Leonardo, es aplicado por Galileo, con lo que crea la moderna ciencia natural exacta. Bacon establece una minuciosa metodología del saber de experiencia, y Descartes propone las reglas para el conocimiento racional (empirismo y racionalismo son las líneas que marcan las vertientes del pensamiento nuevo). A ellos los podemos llamar "padres del pensamiento moderno".

La Nueva Ciencia
La creación de la nueva ciencia natural es una de las mayores empresas del Renacimiento y la de más largas consecuencias. Este nuevo tipo de saber se convertirá en uno de los grandes resortes del mundo moderno, en una de sus características mas típicas y exclusivas; refluirá en adelante sobre la filosofía, obligándola a tomar en cuenta los problemas que le pone y aún insuflando en ella mucho de su espíritu, y proporcionará las bases para una técnica de creciente eficacia que modificará el aspecto de la existencia humana. La Ciencia medieval se hallaba sometida a una doble coacción; la de la autoridad de Aristóteles y la de la intangibilidad del dogma. La nueva ciencia nace cuando se renuncia a las pautas aristotélicas y se realiza un examen de los fenómenos atento y despreocupado. El rasgo principal es la interpretación racional de los hechos: se determina con rigor el hecho y se lo somete a una elaboración en la cual las operaciones intelectuales nunca pierden de vista lo comprobado; en esta manipulación juega un papel fundamental la matemática. El fermento pitagórico- platónico no puede desconocerse en esta nueva situación, en la cual la preponderancia de lo cualitativo, esencial en la ciencia aristotélica, es remplazada por la importancia atribuida a los elementos de cantidad y de forma geométrica. La "naturalización" de la naturaleza no tiene que luchar únicamente con el
Aristotelismo y sus implicaciones teológicas medievales, sino también contra los supuestos saberes de las llamadas ciencias ocultas, tan difundidas e influyentes durante el Renacimiento; los misteriosos poderes que éstas presuponían, solo fueron perdiendo prestigio ante las evidencias de la legalidad de la matemática del cosmos. La nueva astronomía se constituye cuando la matemática se aplica a los hechos observados, y se perfecciona cuando se reconoce la índole homogénea del cosmos; la nueva física se funda cuando los fenómenos son sometidos a rigurosos experimentos cuantitativos.
El esfuerzo científico del Renacimiento se cumple en muy especiales circunstancias, dentro de la peculiar situación de un momento histórico que señala el pasaje de una época a otra y en el que, por su mismo carácter de etapa de transición, confluyen y luchan entre sí muchas líneas de pensamiento. En primer lugar, entre la ciencia y el dogma es en este momento mas violento que en el resto de la Edad Moderna; situación que se explica por diversas razones.
Aparece en esta sazón una nueva concepción cosmológica, la heliocéntrica que va contra la profesada comúnmente y aceptada por la Iglesia; solo otra doctrina científica, la del transformismo biológico tuvo mucho después consecuencias igualmente graves para las creencias tradicionales, pero, cuando surgió y se impuso el pensamiento científico había ganado mucho terreno y no era posible ya la represión que pudo ejercer la Iglesia contra los primeros partidarios de la cosmología copernicana. Además, el fervor naturalista del Renacimiento, el deslumbramiento ante las nuevas verdades, originó un entusiasmo que llevo a desconocer y aún a desafiar el peligro de la represión: esto ocurrió tanto para la ciencia como para la filosofía ; en el siglo XVII los científicos habían aprendido ya a precaverse y a disminuir prudentemente el riesgo. Otra tensión apreciable que se da en el Renacimiento es la tirantez entre filosofía y ciencia. La ciencia que había de triunfar era la de sentido cuantitativo, mecánico; ya he dicho que hubo en génesis un ingrediente pitagórico- platónico. La rama mas importante de la filosofía renacentista tiene mucho de reelaboración panteísta del neoplatonismo, y sus propensiones organicistas y místicas se compaginaban mal en el escueto matematicismo de la ciencia galilena.
Esta contradicción es notable por dos motivos: porque ocurre entre corrientes de pensamiento que pueden, por lo menos en parte, retrotraerse a un mismo manantial, el platónico y porque queda suprimida en el S. XVII, en el cual ciencia y filosofía van de la mano y mutuamente se alimentan. Otro rasgo de la ciencia del Renacimiento es la extraña compenetración de motivos científicos y extra científicos en, muchos de sus hombre mas preclaros. La estrictez teórica de un Galileo daría una impresión sumamente falsa de la disposición de espíritu de las época en lo tocante a la ciencia; más representativos son los tanteos confusos a veces geniales de los hombres como Paracelso, y la exigencia de nuevos métodos entremezclada con la censura a la ciencia medieval, tal como se presenta, por ejemplo en Sánchez. En lo que, los aportes científicos no nos interesan por ellos mismos, sino en cuanto a la actitud y la significación general, esto es, en correlación con la filosofía.

Suceso de la mas vasta repercusión en el renacimiento y en toda la Edad Media es el remplazo de la concepción cosmológica vigente en la Edad Media, armonización de opiniones de Aristóteles y del astrónomo. Ptolomeo con la variación del "Genesis", por la concepción copernicana. El geocentrismo de la cosmología medieval comportaba un tipo de antropocentrismo concordante con la idea de una creación totalmente subordinada a la existencia y al destino del hombre. El movimiento de la tierra alrededor del Sol que afirmaba la nueva cosmología, y las ilimitadas perspectivas cuanto que esas tesis se venían abriendo paso en las suposiciones o adivinaciones de hombres como el Cusano y Leonardo. La cosmología copernicana fue refrendada después por los descubrimientos de Galileo, que demostraban la identidad de naturaleza del universo, y perfeccionada matemáticamente por Kepler, fortaleciéndose así contra la violenta ofensiva de la Iglesia, cuando durante largo tiempo continuo adherida al sistema medieval y persiguió a los partidarios del nuevo sistema. Toda la magna cuestión de la índole del universo y del papel y significación del hombre en la totalidad tuvo que ser, pues, revertían en la sustitución general de los puntos de vista dogmáticos sobre la realidad, por otros derivados de la libre consideración científica.
El siglo XIV oscila entre los mundos medieval y renacentista; representa la culminación de algunos aspectos de las postimerias del medioevo y anticipa ideas del Renacimiento. El desmoronamiento del simbolismo medieval se advierte en el florecimiento del naturalismo en la pintura y el cambio de enfoque ultraterreno, a un concepto terrenal, es patente por el auge del Humanismo.
Es importante diferenciar, el naturalismo del S. XIV, en consecuencia de las ideas de finales del Gótico, y su equivalente mas científico en el S. XV del humanitarismo franciscano y el humanismo del Renacimiento subsiguiente, mas orientado hacia el clasicismo.
El resultado de este nuevo enfoque fue: el interés renovado por la realidad tangible, lo cual se puede ver en la importancia que esto tuvo para el arte y para el área de la investigación científica. Por ejemplo, la representación de las figuras en un medio natural y la reproducción del cuerpo con la exactitud anatómica a nivel de huesos y músculos, el modelo tridimensional de las figuras por medio de luz y sombre y la elaboración de leyes de la perspectiva lineal para logra efectos de primer plano y planos de fondo.
El Naturalismo florentino de el siglo XV tomo un giro marcadamente científico. La observación cuidadosa de los fenómenos naturales y el deseo de reproducir objetos como los capta el ojo fue signo de una actitud empírica; la decisión de cadáveres para estudiar la lectura del cuerpo humano revela un espíritu de libre investigación y el estudio de las matemáticas para hacer que los objetos quedaran en su perspectiva exacta, entrañó un nuevo concepto del espacio, un nuevo espíritu científico y filosófico.
El individualismo es un rasgo prácticamente universal, pero el carácter distintivo en la ciudad- Estado florentina fuero ideales para que los artista se pusieran en contacto inmediato y fructífero con sus mecenas y con el público. La competencia era "sin cuartel" , el deseo de obtener forma y la gran estima por la personalidad es notorio en los relatos, biografías y autobiografías.

5. Bibliografía

  • ABBAGNANO, Nicola. "Historia de la filosofía". Tomo II.
  • ALTESOR, Homero. Los filósofos del Renacimiento. Ed. División de Publicaciones y ediciones de la Universidad. FHUCE, Mdeo., 1976.
  • BABINI, José. "Leonardo y los técnicos del Renacimiento". Bs. As. Ed. Centro Editor de América latina, 1969.
  • BACHELARD, Gastón. "La formación del espíritu científico", Bs. As. Ed. Siglo XXI, 1976.
  • BÉRENCE, Fred. "Leonardo da Vinci: obrero de la inteligencia". Ed: Biografías GANDESA, México, 1954.
  • BERNAL, JOHN. "Historia social de la ciencia". Barcelona. Ed. Península, 1979.
  • Butterfield, hebert: "Los orígenes de la ciencia moderna". Madrid, Ed. Taurus, 1958.
  • BURKE, Peter. "El Renacimiento" Barcelona, Ed. Crítica, 1999.
  • CASADO, Mª José; Manzano, Elvira, Barrio, Marisol. "Los genios de la pintura: Leonardo", Madrid, Ed. Sarpe, 1979.
  • FLEMING, William. "Arte, música e idea". Ficha de la Escuela de Bellas Artes. S/d.
  • FUMAGALLI, T. et alter. "El intelectual entre Edad Media y Renacimiento". Facultad de Filosofía y Letras. Oficina de Publicaciones del CBC, UBA. 1997.
  • GARIN, Eugenio. "Medioevo y Renacimiento". Ed. TAURUS EDICIONES, Madrid, 1981.
  • HILLER, Horst. Espacio, Tiempo, materia, infinito". Ed. Gredos, Madrid, 1968.
  • JASPERS, Karl. "Leonardo como filósofo" Bs. As. , Ed Sur, 1956.
  • LABÉRNE, Paul. "El origen de los mundos". Bs. As. , Ed. Siglo XX, 1946.
  • MONDOLFO, Rodolfo. "El pensamiento antiguo". Ed. LOSADA, Bs. As. , 1942.
  • MODOLFO, Rodolfo. "Figuras e ideas de la Filosofía del Renacimiento". Ed. LOSADA, Bs. As. , 1945.
  • ROMANO Y TENENTI. "Los fundamentos del mundo moderno", España, Ed. Siglo XXI, 1971.
  • TOUCHARD, Jean. "Historia de las ideas políticas". Madrid. Ed. TECNOS, 1979.
  • VALÉRY, Paul. "Leonardo y los filósofos". Ed. Kra, París, 1929.
  • ZWEIG, Stefan. "Erasmo". Ed. Ercilla, Santiago de Chile, 1936.

 

 

Trabajo enviado por:
Paola Queirolo
suronosur@hotmail.com
Técnicas de Investigación Filosófica
17 de Febrero 2003
Montevideo

Articulos relacionados:
Introducción a la Geofilosofía de las Ciencias
Resumen:
Nuestro tema es llegar a caracterizar el contexto geofilosòfico de la emergencia del las ciencias en la modernidad. Y para llegar a configurar ese contexto, como lugar en...
La lógica difusa. Características y aplicaciones (doc)
Resumen:
Con este trabajo se pretende exponer las carácterísticas fundamentales de la Lógica Difusa, el desarrollo de la misma y plantear sus conceptos básicos. Tiene como fin amp...
El conocimiento, un sueño humano
Resumen:
El conocer y la búsqueda del conocimiento ha sido la gran preocupación humana, su proceso, su abordaje, la verdad o no de los hallazgos, la objetividad o subjetividad del...
Algunas reflexiones acerca de las ciencias, su desarrollo y evolución desde una perspectiva marxista
Resumen:
La ciencia es un polifacético fenómeno social que incluye factores materiales y espirituales, los cuales se reflejan en diferentes definiciones. En ella se valora objetiv...
Curso filosófico crítico de ética y moral
Resumen:
La Filosofía ha sido el tejido fundamental en la tradición Occidental, desde sus orígenes en la Grecia Clásica. a discusión acerca de las costumbres y normas sociales fue...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©