Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

Cultivo de Sorgo Granífero

Resumen: Sorgo Granifero - Origen histórico del sorgo. Grupos de sorgos graníferos. Tecnología del Cultivo: Cultivares. Sistema de Labranza y Preparación de la cama de Siembra. Enfermedades y Plagas – Enfermedad del Sorgo. Uso del Sorgo Granífero para la Alimentación de Ganado. Producción Nacional de Cereales en toneladas. El Sorgo Granífero como Antecesor de los Cultivos en Siembra Directa.(V)
2,293 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Miguel Angel SÁNCHEZ y Otro Autor

INDICE

Introducción

Sorgo Granifero - Origen histórico del sorgo

Adaptación

Grupos de sorgos graníferos

El sorgo en la Argentina

Tecnología del Cultivo: Cultivares

Cultivares y Rendimientos Promedios

Rotaciones

Condiciones Ambientales Requeridas Para el Sorgo:

El Sorgo y el Requerimiento de Suelo:

Fertilidad del Suelo

Macronutrientes:

Micronutrientes:

Fertilización

Algunas Características de los Macronutrientes Primarios

Nitrógeno

Fósforo

Potasio

Arrancadores

Sistema de Labranza y Preparación de la cama de Siembra

Sistema de Siembra

La siembra Convencional

Siembra Directa Con Labranza Reducida

Siembra Directa en Labranza Cero

Epocas mas Apropiadas para la Siembra

Densidad de Siembra y Distancia entre Líneas

Enfermedades y Plagas – Enfermedad del Sorgo

Enfermedades de mayor importancia – Las podredumbres causantes del Vuelco

Enfermedades del Grano

Mildiu del Sorgo

Mosaico Enanizante del Maíz y Sorgo

Estría Roja

Ergot del Sorgo

Enfermedades de menor Importancia

Control de las Plagas – Insectos del Suelo

Insectos del Suelo más Comunes

Insecticidas de Presiembra

Insectos del Cultivo y su Control

Mosquita del Sorgo

Barrenador del Tallo

Control de Malezas

Control Químico de Malezas Anuales

Herbicidas de Preemergencia

Control Químico en Postemergencia

Herbicidas de Postemergencia

Control Químico de Malezas Perennes

Producción y Usos – Destino

Desactivación del Tanino

Uso del Sorgo Granífero para la Alimentación de Ganado

Silo de Grano Húmedo

Uso de Desecantes Químicos

Cosechadoras – Equipamientos

Almacenamiento del Sorgo

Area Sembrada y Producción

Evolución de la superficie Sembrada con Sorgo Granífero

Zonas Agroecológicas

Sorgo en la Provincia

Producción de Cereales de la Provincia de Santa Fe ...

Producción Nacional de Cereales en toneladas ...

Comercialización

Desactivación del Tanino

El Sorgo Granífero como Antecesor de los Cultivos en Siembra Directa ...

¿Cómo Generar esta Cobertura?

¿Por qué el Sorgo Granífero como Cobertura?

Conclusión

Bibliografía

ANEXOS

Heladas agrometeorológicas a 0,50 m de altura sin abrigo

Heladas agrometeorológicas a 1,50 m de altura con abrigo

Temperaturas medias mensuales y anuales

Temperaturas: Mímimas, Medias y Máximas – Gráfico

Precipitaciones mensuales y anuales – período 1960 – 1998

Precipitaciones mensuales y anuales – período 1960 – 1998 – Gráfico

Gráfico de heliofanía efectiva

Velocidad media anual del viento

Temperaturas mínimas absolutas a 0.50 m sin Abrigo

SORGO – Precios en u$s/tonelada – Dársena Buenos Aires – 1983 a Jun/98 - Gráfico

Area sembrada y producción – Gráfico de la producción

SORGO – Precio en U$s Libres por Tonelada Dársena Buenos Aires

Tabla de Merma por Secado para Sorgo Granifero

Planilla – Control Trilla de Campo

Planilla – Control de entrega a Industria

BIBLIOGRAFÍA 

Para la realización del presente trabajo se recopiló información de los siguiente libros:

  1. CREA Sorgo Granífero – Cuaderno de Actualización Técnica
  2. Manual Técnico y de producto Sorgo Granífero – CARGILL
  3. Catálogo ’98 – SORGO – DEKALB ARGENTINA
  4. Catálogo ’98 – Tecnología que Rinde – PIONEER
  5. Alimentos de Santa Fe – Ministerio de Agricultura, Ganadería, Industria y Comercio de Santa Fe
  6. Revistas Chacra & Campo Moderno – Nº varios.
  7. Revistas Agricultura de las Américas.
  8. La Nación – El Campo – Suplemento semanal.
  9. Clarín – Clarín Rural – Suplemento semanal.
  10. La Nación On Line Suplemento Agropecuario vía Internet.
  11. Clarín Rural On Line vía Internet.
  12. EEA – INTA Manfredi por Internet.
  13. Vademécum de Campaña – Edición 1995.
  14. Consultas con los Ing. Agr. FACCIOLI, Oscar R., SPONTON, José Luis y PUCHETA, Ariel Edgardo.
  15. Agrosurco S. De H. – Ing. Agr. MUCHIUT, Octavio – CARDOZO, Juan
  16. Apuntes y material aportado por los profesores en su Cátedra.
  17. Cereales – Estadístico de Julio de 1998 – Enrique R. Zeni & Cía SACIAFeI.
  18. Material publicitario de las distintas empresas: Criaderos y semilleros.

 

Trabajo Práctico sobre SORGO

 

ORIGEN HISTÓRICO DEL SORGO:

Los primeros informes muestran que el sorgo existió en India en el siglo I d. C. Esculturas que lo describen se hallaron en ruinas asirias de 700 años a. C. Sin embargo, el sorgo quizás sea originario de África Central -Etiopía o Sudán-, pues es allí donde se encuentra la mayor diversidad de tipos. Esta diversidad disminuye hacia el norte de África y Asia. Existen sin embargo, ciertas evidencias de que surgió en forma independiente tanto en África como en la India.

 

Los tipos salvajes encontrados en África Central y del Este no son aconsejables para usar en la agricultura actual, pero los fitogenetistas continúan buscándolos para crear nuevos germoplasmas, con el objeto de incorporar características deseables dentro de las líneas genéticas actuales.

 

El sorgo como cultivo doméstico llegó a Europa aproximadamente hacia el año 60 d. C. pero nunca se extendió mucho en este continente. No se sabe cuándo se introdujo la planta por primera vez en América. Las primeras semillas probablemente se llevaron al hemisferio Occidental en barcos de esclavos procedentes de África.

Los primeros sorgos dejaban mucho que desear como cultivo granífero. Eran muy altos y, por lo tanto, susceptibles al vuelco y difíciles de cosechar. Además maduraban muy tardíamente. Los tipos Kafir y Milo fueron seleccionados como productores de granos por los primeros colonos en las grandes planicies debido a que su tolerancia a la sequía es mayor que la de¡ maíz. Con el advenimiento de las máquinas cosechadoras se hicieron selecciones a partir de los materiales originales, obteniendo tipos más precoces y algo más bajos. Sin embargo, fue la combinación de "tipos" de sorgo granífero, iniciada por John B. Seiglinger de Oklahoma, lo que hizo posible cultivarlos utilizando la cosecha mecanizada.

 

El desarrollo posterior de los tipos precoces, así como de variedades resistentes a enfermedades e insectos, junto con el mejoramiento de otras prácticas de producción, estableció firmemente el sorgo granífero como un importante cultivo.

 

Pero el proceso más trascendental, sin embargo, aún no había llegado. Como resultado de las investigaciones de Quinby y Stephens de Texas, los híbridos se hicieron realidad hacia 1950 y actualmente los rendimientos alcanzan a más de 13.440 kg/ha en los sorgos graníferos híbridos.

 

ADAPTACION:

Los sorgos graníferos se cultivan generalmente en áreas demasiado secas o cálidas para la producción exitosa de maíz. Se originaron en los trópicos, pero ahora están adaptados a Zonas Norte y Sur, tan alejadas como las latitudes de 45 grados.

Se los cultiva extensivamente en África, India, Manchuria, Argentina y EE.UU. Algunos sorgos también crecen en otras partes de Asia, Europa, América Central y del Sur. Están adaptados a los climas más áridos debido a:

  • Sistema radical.
  • Dormancia.
  • Enrollamiento de las hojas.
  • Baja relación de transpiración.
  • Cubierta cerosa.  

Además de su tendencia a reanudar el crecimiento cuando se alivia del stress hídrico, la planta de sorgo produce también nuevas cañas cuando se rompe la humedad si la sequía no fue prolongada.

Los sorgos graníferos tienen granos relativamente grandes que se separan fácilmente de las glumas. El tallo no es dulce. Los colores de los granos son blanco, amarillentos, rojos o rosa, pero entre los Kaoliangs y en los antipájaros predomina el color castaño, con pericarpio y testa coloreados, lo que indica presencia de tanino.

 

GRUPOS DE SORGOS GRANÍFEROS:

Existen variedades consideradas clásicas, que pueden englobarse en unas series típicas de las diversas zonas del mundo en donde se ha cultivado el sorgo desde hace varios milenios.

 

1 – Kafir:

Originario de África Tropical desde donde se ha extendido por todo el mundo. Se caracteriza por poseer buena exerción de la panoja (compacta), por ser buen forrajero (plantas de 1,3 a 2,7 m de alto, tallo fuerte y de 12 a 15 hojas verde oscuro) y por su resistencia a la sequía.

 

2- Kaoliang:

Constituye uno de los cultivos más antiguos de China. Está adaptado a zonas más frías. Posee poca exerción de la panoja, es poco macollador, con 7 a 10 hojas verde oscuro y cortas. El grano tiene tanino que le confiere un color castaño y propiedades antipájaro.

 

3 – Shallu:

Procede de la India. También del tipo antipájaro pero en este caso debido a la gran flexibilidad de sus panojas. Es un sorgo de abundante macollaje, con 7 a 10 hojas verde claro, panojas erectas cónicas y muy laxas. El grano es pequeño, vítreo, duro, de color blanco amarillento.

Este grupo predomina en la Argentina, aunque tiene problemas de vuelco y mildew.

 

4 – Durra:

Esta variedad está intensamente cultivada en el norte de África, sudoeste de Asia y en la India. Antipájaro por poseer panoja compacta y dura. Es un sorgo susceptible a la sequía. Tiene raquis, glumas y ramas de la panoja pubescentes, hojas oscuras y exerción de la panoja pobre. Hay dos tipos de Durras:

  1. de grano blanco aristado y
  2. de grano oscuro mútico.

5 – Feterita:

Procede de Sudán, su característica principal es la precocidad. Es intermedio entre Durra y Milo; tiene 8-9 hojas verde claro y buena exerción de panoja, la que es compacta y puntiaguda en el ápice. El grano, es color blanco tiza con testa marrón.

 

6 – Milo:

Originario de África, es una variedad importante pues ha sido base de numerosas hibridaciones; es macollador, tiene 8-10 hojas verde oscuro con nervadura blanca, panoja oval, corta y compacta, con exerción pobre. El grano es blanco, amarillento o marrón y tiene embrión grande.

 

7 – Hegary:

Da origen a los sorgos sensibles al fotoperíodo. Es resistente a sequía por detención del crecimiento. Tiene abundante macollaje, forraje y tallos jugosos, lo que lo hace muy apto para pastoreo. La panoja es elíptica, semicompacta con aspecto de ramillete y el grano es blanco-azulado.

Las diversas variedades de sorgo, antes descriptas, fueron cultivadas con sus métodos tradicionales en sus países de origen, y pueden sistematizarse en dos grandes grupos, el de los sorgos chinos, que comprendían al tipo Kaoliang y el de los africanos y de Sudasia, correspondientes a zonas más cálidas que la variedad anterior y que comprende a las variedades Durra, Kafir, Milo, Hegary y Feterita.

 

Los grupos Hegary y Kafir tienen dormancia, o sea que no florecen hasta que existan condiciones apropiadas de humedad, siendo resistentes a la sequía. En cambio hay otros grupos que mediante su precocidad eluden a la sequía, como el Milo.

 

EL SORGO EN ARGENTINA:

Si bien el sorgo continúa siendo el principal cereal de importancia en muchas partes del mundo por su resistencia a sequía y altas temperaturas. En nuestro país la importancia del sorgo como parte integrante de un sistema de producción radica en la utilización como grano y forraje para alimento animal y como parte esencial de un sistema de rotaciones para mantener la productividad y estabilidad estructural del suelo. Su inicio data desde 1950, expandiéndose rápidamente hasta 1970, estableciéndose en las 2.500.000 hectáreas sembradas.

 

El desarrollo de nuevos híbridos de sorgo, con mayor potencial de rendimiento ha sido un proceso continuo estimándose un incremento anual de la producción de aproximadamente 93 kg/ha.

 

Sin embargo, el potencial de rendimiento de los nuevos híbridos, cercanos a los 10.000 kg/ha, no se ve reflejado en los rendimientos promedios obtenidos en los últimos años en las distintas regiones sorgueras del país, debido a problemas relacionados con el manejo del cultivo. Suelen darse condiciones de deficiencias hídricas en regiones semiáridas donde cultivos con mayor demanda de exigencias de humedad, como maíz y soja, sufren las mayores consecuencias, mientras que el sorgo, más adaptado al stress hídrico, produce con rentabilidad.

 

Estas condiciones climáticas se presentaron en muchas regiones cerealeras del mundo, provocando una escasez de granos forrajeros a nivel mundial. La reducción de los stock de reservas de grano y la mayor demanda de los emergentes mercados asiáticos llevaron los precios internacionales a nivel de récord histórico. Estas circunstancias hicieron que el sorgo, que fue un cultivo de gran importancia en el país, vuelva a tener actualidad trayendo en consecuencia una gran demanda de semilla para la siembra y necesidad de información sobre tecnología de su cultivo.

 

EL SORGO Y EL REQUERIMIENTO DE SUELOS:

En general los suelos de la región pampeana con aptitud agrícola se adaptan al cultivo del sorgo, dándose los mayores rendimientos en suelos profundos, sin exceso de sales, con buen drenaje, sin capas endurecidas, de buena fertilidad y de pH entre 6,2 y 7,8.

Sin embargo, el sorgo es moderadamente tolerante a suelos con alguna salinidad y/o alcalinidad, siendo su comportamiento, ante esas condiciones mejor que la de otros cultivos como maní, soja y maíz.

 

ROTACIONES:

Los principales beneficios de la inclusión del sorgo en las rotaciones de cultivos son resultantes de la alta cantidad de rastrojo que deja y su lenta descomposición (relación carbono/nitrógeno). Esto permite por un lado contribuir al contenido de materia orgánica del suelo y por otra, mediante labranza conservacionista, es decir manteniendo rastrojos en superficie, disminuir las pérdidas de agua del suelo por evaporación mejorando la infiltración del agua de lluvia.

 

En la Región pampeana se han registrado incrementos promedios del 20 al 30% en los rendimientos de soja cuando se hace rotación con sorgo, respecto al monocultivo de soja.

 

El consumo de Nitrógeno del cultivo y la temporaria inmovilización del mismo provocada por el aporte de rastrojo, pierde toda importancia si en la rotación suceden al sorgo especies leguminosas como soja o maní. Si después de sorgo se siembran especies no leguminosas como trigo, maíz o girasol entre otras, deben ser adecuadamente fertilizadas

 

En la rotación conviene que el sorgo se ubique preferentemente después de especies leguminosas para reducir el uso de fertilizantes nitrogenados. Por ello, pasturas basándose en alfalfa o cultivos como maní o soja son excelentes antecesores.

Ventajas del Sorgo en la Conservación de los Suelos

Aporte de Materia Orgánica

Eficiencia en el uso y conservación del agua

Aumento de Rendimientos

Mejora las condiciones físicas y químicas

Disminuye los riesgos de la erosión

Favorece a otros cultivos en las rotaciones

 

Si bien, según zonas y sistemas de producción, las posibles secuencias son muchas, algunos ejemplos recomendados son:

 

- Sorgo - Soja

- Sorgo - Soja - Maíz - Maní

- Trigo/Soja 2da. - Sorgo - Soja 1ra

- Pastura - Sorgo - Soja - Maíz - Soja

 

SISTEMA DE LABRANZA Y PREPARACIÓN DE LA CAMA DE SIEMBRA:

Preparación del Suelo

Sistemas de Labranzas

Convencional

Conservacionista

Ventajas

Ventajas

Es más fácil. El suelo Alcanza la temperatura de siembra más rápidamente.

Mayor fertilidad actual. Mayor control mecánico de malezas.

Simplifica el control de los insectos del suelo.

Aumenta la materia orgánica del suelo. Previene la erosión por el viento o el agua. No se forma piso de arado. Mejora la retención e infiltración de agua. Disminuye la pérdida del agua por evaporación. Menor costo de potencia por hectárea.

Inconvenientes

Inconvenientes

El suelo desnudo queda expuesto a la erosión. Se forma piso de arado. Puede encostrarse por lluvias después de la siembra, dificultando la emergencia. Mayor requerimiento de potencia por hectárea. Prevalencia de malezas anuales.

Requiere una planificación más precisa.

Completa la aplicación de herbicidas e insecticidas al suelo.

Prevalencia de malezas peremnes.

 

El objetivo de una buena cama de siembra es el proveer de un ambiente óptimo para la germinación y establecimiento de las plántulas.

Deben evitarse las capas endurecidas o pisos de arados a fin de asegurarse un buen arraigamiento, indispensable para una buena implantación del cultivo, facilitando el anclaje de la planta y una mayor absorción de nutrientes y agua.

Es muy importante que la semilla sea ubicada en un suelo uniforme, firme y húmedo y cubierta luego por tierra mullida y libre de malezas.

La preparación de la cama de siembra se puede hacer tanto mediante labranza convencional, como labranza reducida en todas las alternativas o en siembra directa.

 

En la labranza convencional se utiliza como principal herramienta el arado de rejas o de discos, seguido por labores para refinar el suelo sin rastrojo en la superficie.

El uso continuo de este sistema produce un deterioro de las condiciones físicas del suelo, predisponiéndolo a la erosión y pérdida del agua, por lo que no es recomendable. Por ello, está siendo sustituido por sistemas conservacionistas de labranza.

 

La labranza reducida bajo cubierta se caracteriza por el uso de implementos que mantienen en superficie la mayor cantidad de rastrojo posible. La labor principal se realiza generalmente con cincel, y para las labores complementarias se emplean cultivador de campo y/o rastra de discos doble acción.

En el sistema de labranza cero o siembra directa no se realizan labores previas a la siembra, efectuándose sólo control químico de las malezas a través de una aplicación de glifosato u otros herbicidas similares.

Se requieren sembradoras para siembra directa o adaptadas para esta labor, con doble disco abresurco. Pueden darse varias situaciones, siendo la más común:

 

  1. Siembra sobre soja: Las malezas se controlan con barbecho químico en invierno y presiembra en primavera, sembrando cuando existan condiciones de temperatura y humedad. Se pueden utilizar cultivares de ciclo largo, medio o corto, según sea fecha temprana, media o tardía, respectivamente.
  2. Siembra sobre Trigo: Esta situación puede retrasar la siembra, utilizándose ciclos medios o cortos.

 

Este sistema de doble cultivo anual presentará una mayor deficiencia de N, por la falta de mineralización de los residuos, lo que implicaría mayor necesidad de fertilización, previo análisis del suelo.

 

Está demostrado que en los sistemas de labranza que dejan una cubierta de rastrojo en superficie, los rendimientos aumentan y son más estables en el tiempo, siempre que se haga un eficiente control de malezas y una adecuada fertilización.

 

Cualquiera sea el sistema de siembra adoptado, se debe tener en cuenta, que la semilla de sorgo es relativamente pequeña y con menos reservas, respecto a otros granos como soja o maíz, por lo que se la debe colocar en suelo húmedo y en directo contacto con el mismo, ya que de una rápida germinación y emergencia, depende en gran parte el éxito del cultivo.

 

CONDICIONES AMBIENTALES REQUERIDAS PARA EL CULTIVO DEL SORGO:

El sorgo tolera mejor la sequía y el exceso de humedad en el suelo que la mayoría de los cereales y crece bien bajo una amplia gama de condiciones en el suelo.

Responde favorablemente a la irrigación, lográndose excelentes resultados bajo riego. Requiere un mínimo de 250 mm durante su ciclo para llegar a producir grano y pueden obtenerse buenos rendimientos con 350 mm, Pero, para lograr altas producciones, el requerimiento de agua varía entre 450 y 600 mm, dependiendo del ciclo del híbrido elegido y las condiciones ambientales.

 

Las mayores exigencias en agua comienzan unos 30 días después de la emergencia y continúan hasta el llenado de los granos, siendo las etapas más críticas las de panojamiento y floración, puesto que deficiencias hídricas en estos momentos producen importantes mermas en los rendimientos.

Los mayores rendimientos se lograrán cuando el uso de agua esté disponible durante toda la estación de cultivo.

A pesar de que el sorgo tiene la capacidad de permanecer latente durante la sequía, para volver luego crecer en períodos favorables, las situaciones de stress modifican su comportamiento: el inicial conduce generalmente a una prolongación del ciclo de cultivo, mientras que el stress tardío acelera la madurez.

La siembra debe coincidir con el inicio de las lluvias de primavera para que el sistema radicular se desarrolle y establezca bien antes de que se inicien los períodos secos estacionales.

Es fundamental que el suelo tenga una adecuada humedad a la siembra para lograr una emergencia rápida y uniforme y una buena implantación del cultivo.

Por ser una especie de origen tropical, el sorgo requiere temperaturas altas para su desarrollo normal, siendo por lo tanto más sensible a las bajas temperaturas que otros cultivos.

 

Para una buena germinación, el suelo, a 5 cm de profundidad, debe tener una temperatura no inferior a los 18 °C., durante tres o más días, estas condiciones se dan salvo años excepcionales, en la segunda quincena de setiembre en las provincias del norte argentino (Tucumán, Chaco, Santiago del Estero, Norte de Santa Fe y Corrientes), en la segunda quincena de octubre o primera de noviembre en la región centro (Córdoba, Centro y sur de Santa Fe, Entre Ríos, Norte de Buenos Aires y Sur de San Luis) y partir de la primera quincena de noviembre en la región sur (La Pampa, Centro sur de Buenos Aires y Sur de San Luis), entre 15 y 16 °C. tendría una emergencia lenta y desuniforme, con plántulas débiles y rojizas.

 

En los sistemas de siembra directa la temperatura del suelo tiende a ser menor debido a los residuos de rastrojos en superficie, lo cual debe ser tenido en cuenta tanto en la siembra como en la fertilización, especialmente de N. A su vez la mayor cantidad de rastrojo en superficie favorece el refugio de insectos del suelo que afectan al sorgo durante sus estadíos de germinación y plántula, siendo necesario su control químico.

 

También es importante considerar la probabilidad de heladas. Las heladas tardías pueden enfriar el suelo, produciendo malas emergencias o matando las plántulas emergidas. Las heladas tempranas pueden tomar a los sorgos tardíos en estado de grano lechoso, produciendo la muerte permanente de la planta y por ende, granos chuzos y livianos.

Durante la floración requiere una mínima de 16 °C, pues por debajo de ese nivel se puede producir esterilidad de las espiguillas y afectar la viabilidad del grano de polen. Temperaturas muy altas durante los días posteriores a la floración reducen el peso final de los granos.

 

FERTILIDAD DEL SUELO:

El rendimiento del sorgo es severamente reducido por la baja fertilidad de los suelos, así como también por problemas en su condición física. Las condiciones de humedad y aireación son importantes en ese sentido, como sus características químicas.

La mayoría de los nutrientes están accesibles a un pH entre 6,0 y 7,0 aunque no es éste el único factor que influencia su disponibilidad, particularmente en el caso del nitrógeno (N), donde es afectado por el nivel de acción microbiana del suelo.

 

MACRONUTRIENTES:

Los macronutrientes llamados primarios son el Nitrógeno, Fósforo y Potasio.

Las principales deficiencias que puede presentarse en los suelos de la mayoría de las regiones sorgueras argentinas son las relacionadas con el Nitrógeno y el Fósforo. La deficiencia de Nitrógeno durante el período que va desde 30 días después de la emergencia hasta la floración, puede causar del 16 al 30% de aborto de flores en la panoja. En cambio, si se presenta después de la floración, el grano tendrá un menor contenido de proteína.

Por otra parte, en suelos deficientes en Nitrógeno las plantas desarrollan un sistema radicular más pobre.

Los macronutrientes denominados secundarios son el Calcio, el Magnesio y el Azufre.

 

MICRONUTRIENTES:

Son: el Boro, Molibdeno, Cloro, Cobre, Hierro, Manganeso y Zinc. Su disponibilidad y aún sus deficiencias suelen estar asociadas al pH y contenido de materia orgánica del suelo.

El más importante de los micronutrientes, para el sorgo, es el hierro. Su deficiencia produce clorosis (amarillamiento). Las mayores carencias de este elemento se observan en suelos con altos contenidos de carbonatos de Ca y con alta proporción de sodio. Es muy importante un balance adecuado de nutrientes, ya que la deficiencia de unos o varios de ellos puede afectar la respuesta de otros. Por ejemplo una deficiencia de P no corregida limitaría la respuesta a la fertilización nitrogenada.

 

 

NUTRIENTE

FUNCION

Nitrógeno (N)

Formación de la clorofila, proteínas, vitaminas y fuentes de energía: buen desarrollo del sistema radicular

Fósforo (P)

Crecimiento de la planta; desarrollo de raíces; rendimiento de granos.

Potasio (K)

Crecimiento inicial de la planta; formación de hojas grandes; formación de tallos y sistemas radiculares fuertes.

 

FERTILIZACIÓN:

La disponibilidad de nutrientes para el cultivo depende de distintos factores entre los que se incluyen tipos de suelo, rotaciones, cultivo antecesor, sistemas de labranza y condiciones ambientales.

Es necesario evaluar, o hacer evaluar por un profesional competente, la calidad del suelo tanto en su aspecto químico como físico.

Esto incluye, fundamentalmente, la dotación de nitrógeno (N), de fósforo (P) y, según la zona de que se trate, de potasio (K). Los elementos menores están, en la generalidad de los casos, presentes en cantidades suficientes para el cultivo del sorgo pero, de tener algún indicio previo de alguna carencia en la zona, es conveniente tenerlos en cuenta en el análisis. El laboratorio que haga el análisis o el profesional que lo interprete dará las recomendaciones exactas de los elementos a agregar y sus dosis.

 

Una buena cosecha de sorgo extrae del suelo, entre grano y rastrojo, una considerable cantidad de nutrientes, tal como se ejemplifica para los macronutrientes en el cuadro siguiente:

 

Nutriente extraído

Cantidad extraída

Grano de Sorgo producido

Nitrógeno (N)

153 kg./ha

 

Fósforo (P2O5)

66 kg/ha

6.000 kg/ha

Potasio (K2O)

213 kg/ha

 

Pueden aplicarse fertilizantes de un solo elemento o en mezclas de varios. Su elección dependerá de los resultados del análisis del suelo, que debe ser hecho e interpretado por un profesional, de los objetivos de rendimiento, la relación fertilizante-rendimiento-ganancia neta y de su disponibilidad en el mercado.

Al fertilizar, debe cuidarse que los fertilizantes no se coloquen en contacto directo con la semilla, especialmente los más solubles, para evitar daños a la plántula por fitotoxicidad.

 

ALGUNAS CARACTERÍSTICAS DE LOS MACRONUTRIENTES PRIMARIOS:

Nutriente

Solubilidad

Momento ideal de aplicación

Nitrógeno

Alta

Dosis baja: en la siembra y hasta 5-6 hojas.

Dosis alta: ½ en la siembra y ½ a las 5-6 hojas.

Fósforo

Baja

En la Siembra

Potasio

Baja

En la Siembra

 

NITRÓGENO:

El nitrógeno es el nutriente cuya deficiencia es más frecuente en las regiones sorgueras.

Su restitución al suelo se puede regular mediante rotaciones con leguminosas y/o con el agregado de fertilizantes.

La principal característica del N disponible aportado por el suelo o fertilizante, es su alta solubilidad en el agua del suelo. Las mayores respuestas a la fertilización nitrogenada se dan en suelos con coberturas de rastrojo de gramíneas, húmedos y pobres en materia orgánica y estructura.

En suelos manejados en sistemas de siembra directa el proceso de nitrificación es menor, por lo que se han observado también muy buenas respuestas a la fertilización nitrogenada. Los requerimientos del cultivo son muy bajos en los primeros 20 días posteriores a la emergencia, pero a partir de los 25 a 35 días, las necesidades de N aumentan mucho.

Principales Fertilizantes nitrogenados

Tipo

Fertilizante

Contenido de Nitrógeno

 

Urea

46 %

Sólidos

Nitrato de Amonio

28 al 32 %

 

Fosfato diamónico

18 %

 

Fosfato monoamónico

11 %

Líquidos

UAN

30 % en peso

Gaseosos

Amoníaco anhídrido

82 %

 

 Deficiencias a partir de ese periodo afectan no sólo al rendimiento y sino también a la calidad de grano por disminución del contenido de proteína.

Si los requerimientos totales de N no fueran muy elevados (hasta 50-60 kg/ha) se puede realizar una sola fertilización al sembrar, a unos 5 cm de profundidad y a un costado de la semilla, o hasta que el cultivo tenga de 5 ó 6 hojas (30 a 40 cm de altura), o sea, unos 25 días después de la emergencia.

La forma de aplicación variará según el tipo: si el fertilizante es sólido, será incorporado en banda lateral a la hilera. El fertilizante gaseoso (Amoníaco anhidro) se inyecta y el líquido (UAN) puede aplicarse en superficie o inyectarse. Si las necesidades de fertilización son grandes, conviene realizar un fraccionamiento, aplicando a la siembra un 30 - 50% del total y el resto al estado de 5 - 6 hojas.

Las principales ventajas de la aplicación al estado de 5 - 6 hojas es que se reduce el riesgo de pérdidas del nutriente, especialmente por lixiviación. Por otro lado, en ese momento se tiene una mejor visión de la potencialidad del cultivo (stand de plantas, estado general, etc.)

 

FÓSFORO:

La mayoría de los suelos de la región donde el cultivo de sorgo tiene mayor difusión, están medianamente a bien provistos de fósforo, excepto la zona norte de Santa Fe, abarcando desde Margarita hacia el norte se nota una marcada deficiencia de P. Sin embargo, en otras zonas, el progresivo deterioro fisico-quimico de los suelos, ha provocado una marcada disminución del P disponible, ocasionando deficiencias y necesidades de fertilización.

A diferencia del N, tiene escasa movilidad en el suelo, por su baja solubilidad. La determinación en laboratorio de P asimilable, en muestras tomadas de la capa arable, previa a la siembra, es un elemento válido para el diagnóstico de fertilización fosfatada. El método de análisis más empleado (Bray) considera los siguientes niveles:

 

Fósforo asimilable ppm

Calificación

0 – 5

Escasamente provisto: Muy alta probabilidad de la respuesta a la fertilización.

5 – 10

Poco provisto: Alta probabilidad de respuesta.

Más de 20

Bien provisto: Baja probabilidad de respuesta.

 

Para una adecuada eficiencia, el fertilizante debe aplicarse a la siembra, cerca de la semilla, preferentemente por debajo y al costado. La aplicación conjunta de fósforo y nitrógeno, sobre todo amoniacal, mejora la absorción del primero. Es por ello que los fosfatos amónicos constituyen un excelente fertilizante, especialmente en sistemas de labranza mínima o siembra directa.

 

POTASIO:

Este nutriente es muy necesario para el crecimiento temprano y el desarrollo de las hojas. Es poco móvil por su fijación a las arcillas del suelo. En general, los suelos de la región pampeana están bien provistos de potasio. En caso de tener menos de 50 ppm disponible, se debe fertilizar siguiendo las recomendaciones del laboratorio, realizando la aplicación en forma total al momento de la siembra.

 

ARRANCADORES:

Los Arrancadores, es una línea de fertilizantes que contiene un balance equilibrado de nutrientes; en especial la relación N/P que por su sinergismo permite un mejor aprovechamiento de los mismos por el cultivo, una mejor implantación, resultando en un mayor rendimiento.

El contenido de azufre como sulfato rápidamente disponible, permite además suplir esta acción en aquellos lotes donde ya se está manifestando diferencias de este elemento.

Composición de nutrientes de los Arrancadores

 

Nitrógeno

Fósforo (P2O5)

Potasio (K2O)

Azufre

Arrancador A

26

26

2,5

4

Arrancador B

28

20

2,5

4

Arrancador C

23,5

29

2,5

4

 

 

TECNOLOGIA DE SIEMBRA:

En la siembra de sorgo granífero se utilizan todos los sistemas de labranza, desde el convencional hasta la labranza cero. Entre ambos extremos existen distintas labores y combinaciones entre ellas, que se adaptan a cada región en particular, según tipo de suelo, clima y secuencia de cultivos realizados, ya descriptos en preparación del suelo

 

LA SIEMBRA CONVENCIONAL:

Con la cama de siembra preparada con labores previas, se utilizan preferentemente sembradoras con tolvas a 0,70 m entre surcos, con regulación de profundidad y ruedas tapa surcos. No se deben descartar las sembradoras de grano fino, regulando la distancia entre surcos anulando 2 a 3 boquillas de siembra.

 

SIEMBRA DIRECTA CON LABRANZA REDUCIDA:

Se prepara el suelo con implementos que dejan en superficie la mayor cantidad posible de residuos. Las labores se realizan con cincel, complementadas con cultivador de campo o rastra de doble acción. Es un buen método para controlar la erosión por viento y/o lluvia. Se requieren sembradoras especialmente adaptadas a suelos con residuos en superficie.

 

SIEMBRA DIRECTA EN LABRANZA CERO:

No se realizan labores y el control de malezas se realiza con tratamientos químicos. Se requieren sembradoras para siembra directa, con doble disco abre-surcos.

Pueden darse varias situaciones, siendo las más comunes.

 

  1. Siembra sobre soja o maní: las malezas se controlan con barbecho químico en invierno y en primavera, en presiembra. Se siembra cuando existan condiciones adecuadas de temperatura y humedad en el suelo.
  2. Siembra sobre trigo: Se usan, con mayor éxito, híbridos de ciclos cortos. En este sistema de doble cultivo anual se presentará una mayor deficiencia de N, por la falta de mineralización de los residuos, lo que implicaría mayor necesidad de fertilización.

Cualquiera sea el sistema de siembra adoptado, se debe tener en cuenta que la semilla de sorgo es relativamente pequeña y con menos reservas, con respecto a otros cereales como soja o maíz, por lo que se la debe colocar en suelo húmedo y en directo contacto con el mismo, ya que de una rápida germinación y emergencia depende, en gran parte, el éxito del cultivo.

 

 

EPOCAS MAS APROPIADAS PARA LA SIEMBRA:

La temperatura del suelo a 5 cm de profundidad no debe ser menor de 18 °C durante 3 o más días consecutivos. Estas condiciones se dan en fechas variables, según zonas.

Provincias

Epoca

Tucumán, Chaco, Santiago del Estero, Norte de Santa Fe y sur de Corrientes

1ª. quincena de octubre (puede sembrarse de mediados de setiembre a mediados de febrero)

Córdoba, Centro y Sur de Santa Fe, Entre Ríos, Norte de Buenos Aires y Sur de San Luis

2ª. quincena de octubre o 1ª. de noviembre.

La Pampa, Centro-Sur de Buenos Aires y Sur de San Luis

A partir de la 1ª. quincena de noviembre.

 

Para programar la siembra hay que tener presente el ciclo del híbrido (días a floración), ya que el período entre prefloración y floración no debe coincidir con un déficit hídrico o temperaturas extremas de cada región.

En el sistema de siembra directa la temperatura del suelo tiende a ser menor, debido a los residuos en superficie, lo que debe ser tenido en cuenta tanto en la siembra como en la fertilización, especialmente de N. Además, la mayor cantidad de rastrojo en superficie actúa como refugio de insectos del suelo, haciendo necesario su control químico,

También es importante considerar la probabilidad de heladas. Las heladas tardías pueden enfriar el suelo, produciendo malas emergencias o matando las plántulas nacidas. Las heladas tempranas pueden tomar a los sorgos tardíos en estado de grano lechoso, produciendo la muerte prematura de la planta y por ende, granos chuzos y livianos. En las áreas del norte del país, el período libre de heladas permite una mayor flexibilidad en la época de siembra. En algunos casos, según el manejo del lote, se puede utilizar el rebrote como segunda cosecha o como reserva en pie.

DENSIDAD DE SIEMBRA Y DISTANCIA ENTRE LINEAS:

La densidad de siembra dependerá de la calidad de la semilla, tamaño y peso de la misma, sistema de siembra, ciclo del híbrido elegido, disponibilidad de riego y tipo de suelo.

En general se recomienda de 85.000 hasta más de 150.000 plantas útiles a cosecha por hectárea, correspondiendo las menores densidades a los ciclos largos y zonas de baja disponibilidad hídrica y sistemas convencionales de siembra a 0,70 m. Las mayores densidades se pueden utilizar en caso de ciclos cortos a intermedios en siembras directas e incluso con menor espaciamiento entre hileras para lograr una rápida cobertura y menor competencia de malezas.

Siembra convencional a 0,70 cm entre hileras

Ciclo

Semillas x metro lineal (1)

Plantas x metro lineal

Plantas x ha a cosecha

 

13

10

142.000

Corto

14

11

157.000

 

15-16

12

172.000

 

10-11

8

114.000

Medio

12

9

128.000

 

13

10

142.000

 

8

6

85.000

Largo

9

7

100.000

 

10-11

8

114.000

 

 AREA SEMBRADA y PRODUCCIÓN:

El sorgo granífero se expandió rápidamente desde 1950 hasta 1970 en nuestro país, estabilizándose posteriormente en alrededor de las 2.500.000 hectáreas sembradas, para declinar bruscamente en los últimos años. Los motivos de la expansión inicial fueron su gran rusticidad y adaptación a zonas subhúmedas y semiáridas y al norte del país. También contribuyó su integración a planteos mixtos, utilizando su rastrojo para la ganadería. La superficie sembrada con sorgo granífero en la Argentina se redujo en las últimas campañas pero inició su ciclo de recuperación en 1996/97, proyectando un aumento importante para las próximas campañas.

La mayor área sembrada en el país (1976/1986) se ubica en Córdoba 29%, Buenos Aires 19%, Santa Fe 18% y La Pampa 9%, aunque también se siembra en Chaco, Santiago del Estero, Entre Ríos, San Luis, Formosa, Tucumán y Corrientes. En 1981/82 Argentina era el tercer productor mundial de sorgo, siendo posteriormente desplazada al quinto puesto, después de Estados Unidos, India, China y México, en dicho período participó con el 38,20% del grano comercializado a escala mundial.

Evolución de la superficie Sembrada con sorgo granífero

Campaña

Has Sembradas

Campaña

Has Sembradas

1981/82

2.712.000

1991/92

823.200

1985/86

1.855.000

1992/93

809.900

1986/87

1.133.000

1993/94

670.380

1987/88

1.075.000

1994/95

670.910

1988/89

830.000

1995/96

671.000

1989/90

824.000

1996/97

784.000

1990/91

752.000

1997/98

805.000

 

ZONAS AGROECOLÓGICAS:

 

SORGO EN LA PROVINCIA:

La provincia de Santa Fe es la segunda productora de trigo, maíz y sorgo y participa también en la producción de arroz, aportando en la campaña 1997/98 más del 14 % del total de la producción nacional de cereales. La producción de granos cerealeros de la provincia de Santa Fe ha ido en constante aumento. Si consideramos la campaña 1995/96 respecto de la del 1997/98 este incremento ha sido del 34,7 %. Los cultivos que integran el complejo cerealero, no obstante haber sufrido una ligera disminución en el área de siembra durante la última campaña agrícola, han evolucionado notablemente en lo que respecta a su producción.

Comparando la campaña 1995/96 respecto de la de 1997/98 se observa que el trigo ha incrementado su producción en un 7 %, el maíz el 36,9 % y el sorgo granífero el 116 %.

 

Producción de Cereales de la Provincia de Santa Fe, en toneladas y por campaña agrícola:

Cultivo

1995/1996

1996/1997

1997/1998

% a nivel Nación

Trigo

1.387.500

2.388.700

1.488.000

10,09 %

Maíz

2.273.800

2.376.700

3.115.000

16,30 %

Sorgo Granífero

385.000

448.100

833.670

22,44 %

Arroz

56.850

76.240

53.300

5,43 %

Cebada Cervecera

17.000

36.200

60.000

6,51 %

Total

4.130.150

5.325.940

5.549.970

 

 

Fuente: Dirección General de Análisis de la Producción Agropecuaria, datos de la SAGPyA al 12/05/98.

 

Producción nacional de Cereales en toneladas y por campaña agrícola:

Cultivo

1995/1996

1996/1997

1997/1998

Trigo

9.445.015

15.913.600

14.733.000

Maíz

10.518.290

15.536.820

19.100.000

Sorgo Granífero

2.131.720

2.499.000

372.000

Arroz

986.000

1.205.140

980.000

Cebada Cervecera

384.705

532.700

921.000

Total

23.465.730

35.687.260

39.454.000

 

Fuente: Dirección General de Análisis de la Producción Agropecuaria, datos de la SAGPyA al 12/05/98.

 

COMERCIALIZACIÓN:

Las exportaciones de granos por puertos santafesinos en el año 1997 representaron un 46,67% del total exportado por el país. Dentro de las mismas el trigo pan alcanzó el 34%, el maíz el 58% y el sorgo el 85%. Los mayores volúmenes se exportaron a través del Puerto de Rosario (52%), Puerto San Martín (45%), Puerto Santa Fe (2,3%) y Villa Constitución (0,8%).

Del total de exportaciones de cereales el 48,5% es para América, dentro de ésta el 62,5% es para Brasil, el 15,7% para Perú, el 9% para Chile, el 7,9% para Venezuela y el resto para Cuba. El segundo continente en importancia que absorbe las exportaciones Argentinas es Asia con el 35,9%, seguido por Africa con el 11% y el resto se exporta con destino a Europa.

 

DESTINO Y USOS DE LA PRODUCCIÓN:

La mayor parte del sorgo destinado a consumo interno se utiliza en la preparación de alimentos balanceados. En la industria de extracción se lo emplea, fundamentalmente para la obtención de almidón, alcohol y glucosa, además en la fermentación aceto-butílica donde se producen tres solventes importantes: alcohol, acetona y butanol.

 

En muchos países se utiliza la harina de sorgo, sola o en composición de harinas compuestas para la fabricación de galletitas, alfajores, bizcochos, pan, etc. En nuestro país se ha realizado con éxito pruebas con harinas de sorgo, trigo y centeno en distintas proporciones. En mezclas de hasta 10% para la fabricación de pan, y hasta un 25% en la elaboración de masitas resultan con aroma, color, textura crocante y más sabrosas que las elaboradas con 100% de trigo. Para ello pueden utilizarse sorgos rojos de bajo contenido de tanino donde el color no es inconveniente para el aspecto y aceptabilidad.

En la formulación de balanceados, los altos rendimientos que se pueden lograr, su valor nutricional similar al maíz, cuando el grano de sorgo esta debidamente procesado, y su bajo costo relativo ubican al sorgo como un cereal de preferencia en la alimentación animal.

Se aprovecha muy bien en la alimentación de bovinos, cerdos y aves, aunque en el caso de monogástricos fundamentalmente debe tenerse en cuenta que el empleo de sorgos marrones de alto porcentaje de tanino, en elevadas proporciones en las dietas trae inconvenientes en la eficiencia alimentaria, por lo cual se requiere que el tanino sea previamente desactivado.

 

DESACTIVACIÓN DEL TANINO:

La presencia de tanino puede reducir la eficiencia alimentarla hasta en un 30% en aves y porcinos, pero hay varios métodos físicos y químicos que permiten minimizar sus efectos antinutricionales. Una técnica es la de suplir la dieta con proteína adicional, como por ejemplo alfalfa o subproductos de la industria aceitera y de la fermentación. El agregado de proteínas a la dieta sirve principalmente como agente ligador para los taninos.

También puede desactivárselo utilizando los aparatos desactivadores de soja por vapor. En este caso, los granos una vez calentados y humedecidos pasan por unos rolos que los aplastan formando copos u hojuelas. Esta operación rompe toda la estructura del grano favoreciendo la acción de los jugos digestivos.

Entre los métodos químicos se destaca el que utiliza la urea, por razones de costos y de disponibilidad de ese producto. Consiste en agregar la urea en una proporción del 3% de la cantidad de grano y la cantidad necesaria de agua para reconstituir el grano a un nivel entre 25 al 30% de humedad. También puede cosecharse anticipadamente, cuando el grano tiene alrededor del 28% de humedad, e incorporar la urea al grano húmedo en la proporción mencionada, almacenándolo en un silo abierto pero protegido de la lluvia. Debe cuidarse que la urea no contenga nitratos o nitritos, ya que son tóxicos para los animales. El sorgo con tanino, tratado con urea, puede utilizarse en la alimentación tanto de monogástricos como rumiantes, ya que alcanza un valor nutricional similar al de maíz, sin problemas de toxicidad y con un bajo costo, evitando la molienda del grano.

 

Uso del sorgo granífero para la alimentación de ganado. El sorgo puede usarse en feed-lot como componente de la ración, en un 50% o más, previo su molido o quebrado de su grano, proceso que aumenta la digestibilidad de la materia seca de la ingesta total. Otra forma de consumo es el ensilado del sorgo que permite lograr forraje de alta calidad y en óptimo estado de conservación. Esto logra un aprovechamiento de los excedentes que se producen en ciertos momentos del verano y desocupar el lote con dos meses de anticipación. El corte se realiza cuando el grano está en estado lechoso-pastoso a fin de lograr mayor rendimiento sin reducir el contenido de energía digestible.

TECNOLOGIA DEL CULTIVO: CULTIVARES

Epoca Siembra

Temprana

25/10 a 15/11

Intermedia

05/11 a 25/11

Tardía

25/11 a 15/12

Cultivares

Alfa

A 9904

DA 48

G 500

P 8118

A 9902

DA 49

Bermejo

ACA 550

ACA 552

Litoral 10

P 8262

DA 52

NK 412

M 858

Norteño 2 R

Melincue

P 8271

DK 56

DA 47 +

A 9807

P 8457

Fronterizo

P 8334

M 854

Nativo

Sorgal 2 R

AP 100

Nahuel

A 9705

NK 238

GR 80

P 8587

M 811

A 9707

Relámpago 55 R

NK 188

Relámpago 20 R

AP 20

Beta

Semillas a

Sembrar(1)

10-12 m/lineal

12-14 m/lineal

14-16 m/lineal

Plantas a

Cosecha(2)

8-10 m/lineal

10-12 m/lineal

12-14 m/lineal

(1)- Siembra a 0,70 metros entre hileras.

(2)- Se considera una pérdida del 25% por diversas causas entre siembra y cosecha.

Kg de semillas por hectárea es igual a la siguiente fórmula

Ejemplo:

 

CULTIVARES y RENDIMIENTOS PROMEDIOS

Cultivar

Empresa

Ciclo

Rto. (K/ha) Pt. Promedio

3 años

Contenido de taninos

Nahuel

A 9705

NK 238

GR 80

P 8587

M 811

A 9707

Relámpago 55 R

NK 188

Relámpago 20 R

AP 20

Beta

Norteño 2 R

Melincue

P 8271

DK 56

DA 47 +

A 9807

P 8457

Fronterizo

P 8334

Nativo

Sorgal 2 R

AP 100

Alfa

A 9904

DA 48

P 8118

A 9902

DA 49

Bermejo

ACA 550

P 8262

DA 52

NK 412

M 858

Ciba Geigy

Nidera

Eneka

Zeneca

Pioneer

Morgan

Nidera

Cargill

Eneka

Cargill

La Insula

Sursem

Cargill

Ciba Geigy

Pioneer

Dekalb

Dekalb

Nidera

Pioneer

El Sorgal

Pioneer

Mancosem

Cargill

La Insula

Sursem

Nidera

Dekalb

Pioneer

Nidera

Dekalb

Ciba Geigy

A.C.A.

Pioneer

Dekalb

Eneka

Morgan

Corto

Corto

Corto

Corto

Corto

Corto

Corto

Corto

Corto

Corto

Corto

Corto

Medio

Medio

Medio

Medio

Medio

Medio

Medio

Medio

Medio

Medio

Medio

Medio

Largo

Largo

Largo

Largo

Largo

Largo

Largo

Largo

Largo

Largo

Largo

Largo

10.132

9.803

9.596

10.233

10.150

9.165

9.505

9.890

9.047

8.809

8.536

9.470**

10.122

9.491**

9.573

9.891

9.598

10.487

8.906

9.150

9.157**

8.700

8.952

8.451

10.820**

10.479

10.340

10.013**

9.908

10.332

9.345

9.1508

9.346

9.466

8.875

8.205

B

B

A

A

A

B

B

A

A

B

A

B

B

B

B

B

B

B

A

A

B

A

A

A

A

A

A

B

A

A

A

B

B

A

A

A

Pt- Datos de Rendimiento promedio 1992-1994 en parcelas experimentales en la EEA Manfredi.

**- Resultados de 1994.

Contenido de Taninos: A (Alto) - B (Bajo)

Ciclo a floración: Corto (57-62 días) – Medio (62-67 días) - Largo (68-75 días)

 

 

Miguel A. Sánchez isiavda@trcnet.com.ar o sanchezmi@mixmail.com

 

CARRERA: Licenciatura en Administración Rural

CURSO: Primer Año

CÁTEDRA: Producción Agraria I

PROFESORES: Ing. Agr. Oscar P. ALLOATTI

Ing. Agr. Ernesto ROBERTS

TEMA: Cultivo de Sorgo Granífero.

ALUMNOS:       Hernán Abel RAMOA

Miguel Angel SÁNCHEZ

 

 

Articulos relacionados:
Beneficios que ofrece el humus de lombriz a los cultivos de manzana
Resumen:
Se ha comprobado que la rentabilidad de los cultivos es mucho mejor en las plantas abonadas con humus de lombriz frente a la acción de los abonos químicos utilizados prin...
Ficha Técnica Caserio San Dieto y El Sitio Metapan- El Salvador
Resumen:
Producir rápidamente información útil y con el consenso de todas sobre la situación local para enriquecer el proceso de formulación del plan de Manejo del Área Natural Sa...
El Cultivo de Coco (Cocos Nucífera L.) en Costa Rica
Resumen:
De acuerdo con Harries (1978, 1981), pueden distinguirse dos grupos principales de cocoteros. El primero de ellos denominado como “Niu kafa” evolucionó por selección natu...
La devaluacion y la oferta de productos agropecuarios
Resumen:
Estado del campo. Exportaciones e importaciones. Impacto sobre la agricultura. El sector frutihortícola en Tucumán. Intervención del estado. Oferta y demanda. Algunas sug...
Trabajo familiar y Educación rural en la región citrícola de Entre Ríos
Resumen:
Los objetivos. Las características ambientales de la zona. El perfil socioeconómico. Aspectos laborales de la EAP familiar. Comparación entre subzonas Nivel de escolarida...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©