Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

Estructura económico - social de Venezuela

Resumen: Perspectiva para una salida a la crisis social y económica de Venezuela. La crisis fiscal y financiera en Venezuela. Programas de ajuste a la economía y sus efectos sociales. El papel del estado en el desarrollo económico. Desarrollo y planificación económico en Venezuela. Venezuela y su política económica. Una política social para el desarrollo. Los grandes desequilibrios ambientales y la destrucción de ecosistemas naturales. Los medios de comunicación de masas y el deterioro social en Venezuela.(V)
8,236 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Peña, Adrianyela C. y Otros Autores
Índice 1

Índice
1. Introducción
2. Perspectiva para una salida a la crisis social y económica de Venezuela
3. La crisis fiscal y financiera en Venezuela
4. Programas de ajuste a la economía y sus efectos sociales
5. El papel del estado en el desarrollo económico
6. Desarrollo y planificación económico en Venezuela
7. Venezuela y su política económica
8. Una política social para el desarrollo
9. Los grandes desequilibrios ambientales y la destrucción de ecosistemas naturales
10. Los medios de comunicación de masas y el deterioro social en Venezuela
11. Conclusiones
12. Bibliografía y Material de Investigación

1. Introducción

No cabe duda que la política económica es el argumento fundamental del Estado para justificar la función reguladora y estabilizadora que este cumple en las naciones que poseen economías modernas; fijando las políticas impositivas, monetarias y cambiarias, así como diseñando las reglas del juego; permitiendo que el mercado actúe libremente pero respetando estas reglas.
Es la intención de este material representar de la forma más sencilla posible lo que representa la política fiscal, económica, social la cual comprende la función impositiva y reguladora del estado en las economías modernas; y especialmente nos referiremos a la política fiscal aplicada en Venezuela.
Durante los períodos de bonanza petrolera que vivía el país y hasta la llegada del viernes negro, la costumbre por parte de los gobiernos; era tener un enorme gasto público producto de un abultado número de subsidios y regalías; y una política de endeudamiento demasiado arriesgada, y como los ingresos por concepto de exportaciones petroleras eran suficientes para cubrir el gasto público, realmente no se desarrollo nunca una política económica y menos una política tributaria eficiente y adaptada a la realidad del país y modernizada. La modernización llegó muy tarde, hace apenas unos 15 o 20 años los instrumentos fiscales utilizados en las políticas económicas eran pocos, mal implantados y muy difíciles de controlar, obteniéndose una gran pérdida por los altos niveles de evasión fiscal que se presentaban.

Se ha intentado aplicar serias medidas en materia económica pero han perdido efecto; primero por falta de continuidad en las políticas aplicadas, es decir, muchas veces dentro de un mismo periodo gubernamental hemos visto cambios en las políticas aplicadas, y apenas toman control los nuevos gobiernos inmediatamente son cambiados los planes económicos, con esto solo se logra un sistema inestable que no es capaz de asimilar un lineamiento cuando se le impone una nueva dirección.
En Venezuela, la posibilidad de un Estado como el que tuvimos en las últimas décadas ya no es viable, por la sencilla razón de que el país no se puede permitir ese lujo. La sinceración de la economía es y seguirá siendo la única salida. Las políticas económicas que caracterizaron la política económica venezolana entre 1974 y 1994 arrojaron una hiperinflación alimentada por un drástico y continuado deterioro en el valor de nuestro signo monetario.

2. Perspectiva para una salida a la crisis social y económica de Venezuela

Disminución de la Calificación de Venezuela al profundizarse la crisis
Económica y política: la Perspectiva es Negativa
La perspectiva de las calificaciones en moneda extranjera continúa siendo negativa. La disminución de calificación refleja el empeoramiento y el tenso estancamiento político y la profundización de la crisis económica. La fuerte desconfianza que existe entre el gobierno, impide una solución a la crisis de gobernabilidad, habiendo resultado en una contracción interanual del 9,9% en el segundo trimestre de 2002 afirmó un analista de Standard & Poor's Bruno Boccara. A pesar de los elevados precios del petróleo, el desempleo y la inflación están incrementándose, reflejando la falta de efectividad de las políticas económicas del gobierno.

Aunque la depreciación de casi un 100% del peso bolivariano con respecto al dólar estadounidense en un año contribuyó significativamente a reducir el déficit fiscal Standard & Poor's espera que el déficit del presupuesto del gobierno central ascienda a 1,1% del PIB para el año 2002 el gobierno se encuentra enfrentando agudas dificultades en su autofinanciamiento, como queda reflejado en su intención de modificar las reglamentaciones de redistribución de las ganancias del Banco Central de Venezuela.
Standard & Poor's considera que el servicio de deuda para lo que resta del año puede cubrirse vendiendo los activos líquidos del sector público. Será difícil cumplir con los pagos de capital e intereses que vencen en el año 2003, debido fundamentalmente a que los vencimientos de los bonos denominados en pesos bolivarianos. Los mercados de capitales externos continúan cerrados a la deuda de Venezuela, y los bancos locales se han mostrado renuentes a renovar los préstamos existentes aun a elevadas tasas de interés.
Las calificaciones de Venezuela se encuentran limitadas por Serias limitaciones de financiamiento. Los recursos del FIEM, contrariamente a lo que se esperaría de un fondo de estabilización de petróleo, se han agotado a pesar de que los precios del petróleo son elevados. La administración de la crisis de liquidez durante el año 2003 presentará desafíos significativos.

3. La crisis fiscal y financiera en Venezuela

La política fiscal es el conjunto de medidas e instrumentos que toma el estado para recaudar los ingresos necesarios para la realización de la función del sector público. Se produce un cambio en la política fiscal, cuando el Estado cambia sus programas de gasto o cuando altera sus tipos impositivos. El propósito de la política fiscal es darle mayor estabilidad al sistema económico, al mismo tiempo que se trata de conseguir el objetivo de ocupación plena. Como hemos dicho anteriormente la Política Fiscal tiene 2 componentes, el gasto público y los ingresos públicos.

Política Fiscal Actual
El actual gobierno venezolano, según su propuesta económica propone una reducción del gasto público, y una modificación al tratar de reducir el gasto corriente, a través de reestructuraciones en todos los organismos oficiales para hacerlos más eficientes y menos costosos, y por su parte aumentar el gasto de capital, para crear la infraestructura necesaria para comenzar la reactivación económica. El presupuesto fiscal del año 2000, tiene un nivel de gasto total acordado de Bs. 17.878 Millardos, equivalente al 24,2% del PIB, aumentando su nivel en 1,5 puntos del PIB con respecto al presupuesto de 1999.
En referencia a la clasificación económica del gasto, el mismo presenta una orientación que está en sintonía con los lineamientos estratégicos de este Programa Económico. Los gastos corrientes se ubican en monto de Bs. 12.718 Millardos, equivalentes al 17,3% del PIB, creciendo en tan sólo 0,3 puntos del PIB con respecto al año precedente. Los de capital, se sitúan en Bs. 2.967 Millardos, equivalentes al 4,0% del PIB, superando en más de 1,1 puntos del PIB al gasto presupuestado del año 1999, y por último, las aplicaciones financieras, dentro de las cuales se encuentran la amortización de préstamos, alcanzan un monto de Bs. 2.192 Millardos, equivalentes al 3% del PIB, presentando una variación con respecto al año pasado de 0,1 puntos del PIB.

Por otra parte, en materia de gestión tributaria propone una reestructuración del actual Servicio Nacional Integrado de Administración Tributaria (SENIAT), para aumentar la recaudación y evitar la evasión de impuestos. Así como la aplicación de una serie de instrumentos de recaudación que permitan reducir el déficit fiscal. En este sentido, el presupuesto fiscal para el año 2000, fija como meta en los ingresos ordinarios de origen no petrolero un monto de Bs. 8.561 Millardos, equivalente al 47,8% del total de ingresos, mejorando su participación en 5,7 puntos porcentuales con respecto al nivel alcanzado en 1999. Los ingresos fiscales originados por la actividad petrolera, excluyendo las transferencias al Fondo de Inversión para la Estabilización Macroeconómica (FIEM), se estiman en Bs. 4.211 Millardos, equivalentes al 23,6% del total de ingresos fiscales.

Instrumentos Fiscales
Los economistas de finanzas públicas consideran que el sector público tiene tres ramas de actividades o tres funciones principales:
La función de estabilización y crecimiento, que se interesa en mantener el balance macroeconómico a fin de prevenir tanto grandes inclinaciones en el empleo y la actividad económica y severos ataques de inflación, así como asegurar una adecuada tasa de crecimiento económico.
La función de distribución, que se refiere a la adecuada distribución de la renta entre los diversos grupos de la economía.
La función de asignación, que se relaciona con la eficiente asignación de recursos en toda la economía. Cada una de estas funciones representa no solamente un objetivo legítimo de política gubernamental sino también un importante aspecto de desarrollo económico.

Las tres metas del sistema tributario señaladas anteriormente, con frecuencia están en conflicto, particularmente cuando se deben mantener los ingresos globales, forzando así a los formuladores de políticas a escoger entre las mismas al tomar sus decisiones de política tributaria. Más importante en ese respecto, es el conflicto entre un sistema tributario eficiente o uno que interfiere menos con el comportamiento económico y crean un menor impacto sobre las decisiones para trabajar o ahorrar o invertir, y un sistema tributario de distribución deseable o uno que logre mejor los objetivos de equidad de la sociedad.

Los impuestos a las ventas se perciben con efectos contrarios. Un IVA, que se aplica de manera uniforme a todas las formas de consumo puede tener una puntuación alta en lo que respecta a la asignación pero una baja calificación en lo que respecta a distribución, ya que afectaría más fuertemente a las personas y familias de bajos recursos.

 En caso de incumplimiento, factores tales como la oportunidad de evadir impuestos, las ganancias de la evasión tributaria, los riesgos de detección, y las sanciones aplicadas, se detecta que pueden variar de un impuesto a otro.

Los formuladores de políticas generalmente recurren a dos tipos de acciones al tratar de manejar el problema de conflictos entre las metas. En primer lugar, pueden escoger una mezcla de impuestos. Segundo pueden adoptar disposiciones particulares dentro de la estructura de cada tipo de impuestos en un intento por resolver los conflictos de metas.

Los economistas generalmente dividen los impuestos entre directos e indirectos. Las diferencia entre los dos es que los impuestos directos se recaudan de las personas que se presumen deben pagar el impuesto, mientras que los impuestos indirectos se presume sean transferidos a los consumidores. Aunque los principios detrás de estas tres funciones del sistema tributario puedan servir de base al debate de política en los países en desarrollo, una consideración adicional, menos frecuentemente reconocida, también explica el patrón de tributación directa e indirecta observado en la práctica. Esta consideración adicional es la facilidad de administración de cada impuesto y el grado de cumplimiento de cada uno.
La importancia de los impuestos indirectos en los países de rentas bajas se debe en gran medida a aspectos de administración y cumplimientos tributarios. El impuesto sobre la renta, es mucho más difícil de administrar debido a que el impuesto no puede ser recaudado a través de controles físicos. La única excepción es la renta sujeta a impuesto mediante retención, pero aun en este caso las autoridades tienen que supervisar a los agentes de retención para garantizar la transferencia al gobierno de los impuestos retenidos.

Instrumentos Fiscales Utilizados en Venezuela
El sistema impositivo venezolano muestra una marcada dependencia con respecto al petróleo. Tal afirmación se hace evidente al constatar que los ingresos petroleros en 1989 representaban un 60% de los ingresos fiscales totales. El impuesto sobre la renta aplicada a personas naturales apenas contribuye con un 2.5% de lo recaudado, mientras que otros impuestos como los que pechan a licores, cigarrillos, fósforos, sucesiones etc., apenas aportan un 2% de lo recaudado.
Actualmente en el país se aplican los siguientes impuestos (no petroleros).
IVA (Impuesto al Valor Agregado)
IDB (Impuesto al Débito Bancario) (De aplicación temporal)
ISLR (Impuesto sobre la renta)
IAE (Impuesto a los Activos Empresariales)
IAEA (Impuesto sobre Alcohol y Especies Alcohólicas)
ISDRC (Impuesto sobre Sucesiones, Donaciones y Ramos Conexos)
TF (Timbres Fiscales)
ISCMT (Impuesto Sobre Cigarrillos y Manufactura de Tabaco)
EORNF (Estatuto Orgánico de la Renta Nacional Fósforos).

El crecimiento del sector público y los grandes desequilibrios sectoriales
En Venezuela, el sector público ha incrementado su participación en el empleo sostenidamente, pasando de representar el 32% de los ocupados en 1978 a 52% de los ocupados en 1999 (cifras OCEI). Este incremento del sector publico reviste una gran importancia puesto que existe una incidencia de pobreza del sector informal notablemente superior a la del sector formal (Riutort, 1999). Algunos de los factores que han producido una contracción relativa en el empleo formal se mantendrán en el futuro, debido a los patrones de especialización derivados de la globalización y el cambio tecnológico, que impulsan la expansión de actividades capital y energía – intensivas en nuestro país.

Dada esta estructura, es muy poco factible que el sector formal pueda absorber la oferta de mano de obra a una tasa acelerada, aunque se expanda en forma importante.
Una de las prescripciones de política para reducir la pobreza derivadas de la visión tradicional de los mercados de trabajo, compatible con la leyenda negra sobre la informalidad, es incrementar el empleo formal a toda costa.

Según la visión compatible con la leyenda dorada, el sector informal puede alcanzar una productividad importante, por lo que debemos preguntarnos cuál es el costo de semejantes políticas de empleo formal. Una parte de los trabajadores que conforman actualmente el sector publico probablemente se encuentra en su mejor alternativa de ingresos y trabajando bajo un esquema de organización eficiente y adaptable. La tendencia mundial hacia la reducción del tamaño de las empresas y el aumento de la sub-contratación también afecta la estructura del empleo en nuestro país. En consecuencia, intentar reducir la informalidad no parece suficiente desde el punto de vista de la reducción de la pobreza. Adicionalmente, es necesario entender la lógica del sector informal y preguntarnos cómo pueden mejorar las condiciones de vida dentro del mismo. Al investigar los factores que determinan la remuneración de los "informales" se encuentra que los trabajadores informales hombres, con mayor experiencia y escolaridad, urbanos y cuyas actividades se encuentren en sectores de intermediación y minería, tienen significativamente mayores ingresos que el resto. En comparación al sector formal, el sector informal remunera más la experiencia y menos la escolaridad y posee brechas de género más acentuadas. Los incrementos en la productividad informal se traducen en un mejor desempeño de las microempresas informales y en mejores remuneraciones para los trabajadores informales. Por otra parte, algunas microempresas informales de alto desempeño tienden a formalizarse paulatinamente.
La escolaridad incrementa las remuneraciones informales significativamente, aunada a ciertos niveles de experiencia.

Las diferencias marcadas ente los ingresos de los patronos públicos y el resto de los trabajadores informales pueden estar asociadas al acceso al capital, que es el factor más escaso en el sector informal. En consecuencia, los programas de microcrédito pueden tener un impacto positivo sobre la productividad e ingresos en el sector informal por dos vías: incrementando la productividad promedio de las microempresas y generando una movilidad de trabajadores empleados y por cuenta propia hacia ser dueños de una microempresa.
RANKING SECTORIAL
RESULTADOS 2002

LOS QUE MÁS CRECIERON EMPRESAS 2002

Gas Natural

50. 00%

Proveedores de Internet

50. 00%

Comercio Electrónico

34.00%

Informática

30. 00%

Televisión por suscripción

30. 00%

Entidades de Ahorro y Préstamo

27. 60%

Aluminio Primario

25. 00%

Telefonía Celular

20. 00%

Comida Rápida

18. 00%

Centros Comerciales

14. 20%

Eléctrico

10. 00%

Transporte Aéreo

10.00%

Fabricantes de Caucho

10. 00%

Transporte Subterráneo

10.00%

Correo y Encomiendas

10.00%

LOS QUE CAYERON EMPRESAS VAR. 2001-2002

Servicios Petrolero

-72. 40%

Fabricantes de Calzado

-54. 60%

Banca de Inversión

-51. 00%

Televisión

-47. 00%

Mercado de Capitales

-45. 00%

Autopartes (importadores)

-45.00%

Autopartes (fabricantes)

-35. 00%

Artes Gráficas

-35.00%

Ensambladoras de Vehículos

-33. 70%

Producción Petrolera

-30. 10%

Transporte de Carga

-30. 00%

Electrodomésticos

-30. 00%

Pinturas y Esmaltes

-30. 00%

Fondos Mutuales

-30.00%

Metalurgia

-25.00%

 

RESULTADOS 2002

LOS QUE MAS CRECERÁN EMPRESA VAR. 2001- 2002

Comercio Electrónico

50.00%

Proveedores de Internet

50. 00%

Fabricantes de Vidrio

34. 00%

Aluminio Primario

30. 00%

Producción Petrolera

30.00%

Petroquímica

27. 60%

Telefonía Celular

25. 00%

Gas Natural

20. 00%

Banca de Inversión

18. 00%

Construcción

14. 20%

Siderurgia

10. 00%

Transporte de Carga

10.00%

Agencias de Publicidad

10. 00%

Transporte Aéreo

10. 00%

Comida Rápida

10.00%

 

 

LOS QUE CAERÁN EMPRESA Var. 2001-2002

Fabricantes de Calzado

-35. 00%

Fabricantes de Juguetes

-30.00%

Distribuidores Cinematográficos

-21.60%

Textil

-20. 00%

Tabacalero

-20.00%

Cerámica y Porcelana

-18. 00%

Electrodomésticos

-15. 00%

Hortalizas

-15. 00%

Confección

-15. 00%

Maicero

-14. 00%

Farmacias

-12. 00%

Azucarero

-12. 00%

Inmobiliario

-10. 00%

Aceites y Grasas

-10. 00%

Frutícola

-10. 00%

 

Es de gran importancia destacar que este desempleo ha provocado el desencadenamiento de un problema socioeconómico en el país, en donde está presente una de modalidades de la informalidad de la economía, como lo es Buhonerismo en ciudades de mayor desarrollo urbanístico del país; que es un tipo de actividad de venta al mayor o al detal de diversos bienes en plena vía pública o en ciertos espacios urbanos destinados a tal fin, tanto de manera ambulante, como establecimientos improvisados, sin el cumplimiento de los requisitos legales que el ejercicio de la actividad comercial requiere de acuerdo a las ordenanzas y leyes municipales, lo cual genera un verdadero problema a las ciudades y al país en general, porque da lugar a un deterioro urbanístico, a una inadecuada organización espacial, deficiente funcionamiento espacial, congestionamiento peatonal y vehicular, efectos ambientales y de salud pública, entre otros efectos perjudiciales para el desarrollo y avance de la economía de Venezuela.

4. Programas de ajuste a la economía y sus efectos sociales

A partir de 1983, Venezuela implementó dos programas de ajustes que crearon un nuevo entorno para la agricultura venezolana. Durante el período 1983-1988, se instrumentó un programa de ajuste de orientación heterodoxa, basado en el control de precios, de las tasas de interés y del tipo de cambio, restricciones al comercio exterior, incremento del gasto público agrícola, de los subsidios a los productores y otras medidas. Como resultado, la economía y el sector agrícola crecieron, pero a un alto costo ya que se generaron desequilibrios de orden macroeconómico. Luego, a comienzos de 1989 el gobierno aplicó un programa de ajuste de corte ortodoxo.

Ajuste macroeconómico
De acuerdo con Norton (1993), el proceso de ajuste macroeconómico implica la aplicación de instrumentos de política económica que se utilizan para corregir dos desequilibrios económicos básicos: a) déficit persistentes en la balanza de pagos que conduce eventualmente a una carga de deuda externa imposible de atender y b) déficit fiscal persistente que tiende a crear presiones inflacionarias y origina un círculo vicioso de incertidumbre respecto a las políticas macroeconómicas, distorsiones en la asignación de recursos y desestímulos para la inversión productiva.

Políticas de ajuste
Las políticas de ajuste macroeconómico se refieren a los instrumentos que tienen por objetivo reducir los desequilibrios básicos de la economía, en las cuentas externas, en el uso de los recursos internos y al mismo tiempo tratan de cambiar la estructura de los incentivos y de las instituciones (Gutiérrez, 1995).
Cuando los programas de ajuste se orientan a corregir los desequilibrios internos y de la balanza de pagos, se habla de políticas de estabilización. Estas tratan de mejorar en el corto plazo la balanza de pagos a través de una reducción de la demanda agregada. Cuando las políticas dirigen sus intereses a la realización de cambios en las instituciones, en la estructura de los incentivos y en el proceso de asignación de recursos se habla de políticas de ajuste estructural (Cornia, 1987; World Bank, 1989).

Las políticas de ajuste se pueden clasificar en ortodoxas y heterodoxas. Las primeras se fundamentan en el enfoque monetario de la balanza de pagos, liberación de los mercados de bienes y financieros y reducción del papel del Estado como productor y regulador de la economía. De otro lado, para los autores antes mencionados, los programas heterodoxos son aquellos que utilizan la intervención directa en la fijación de salarios y precios en combinación con medidas monetarias y fiscales convencionales. Los ajustes presupuestarios y la política monetaria restrictiva son insuficientes para detener el crecimiento de los precios y por lo tanto, los controles de salarios y precios juegan un importante papel en el logro de la estabilización. Suponen que además que usar sólo medidas ortodoxas generan una recesión necesaria.
En este trabajo se parte del supuesto teórico según el cual las políticas de ajuste al afectar el tipo de cambio, liberar el comercio exterior, aplicar la reforma comercial agrícola y otras variables de política económica, generan cambios en los precios relativos de los bienes y servicios de toda la economía. En particular aquellos relacionados con la producción de papa (precio relativo del producto, de los insumos y de los factores de producción utilizados).

De acuerdo con la teoría microeconómica de la producción , el cambio en los precios del bien a producir y en los precios de los insumos utilizados genera efectos sobre las proporciones en que los factores son usados y combinados para producir ese bien. Esto se debe a que el productor racional para poder maximizar beneficios o minimizar costos y obtener un cierto nivel de producción, al cambiar los precios de los insumos variables deberá utilizar en una mayor proporción aquellos insumos que son más baratos.
A partir de esto vale hacerse una pregunta bien interesante como es: ¿Se diría que Venezuela ha sido consistente con las reformas? Se puede decir que somos un ejemplo típico de inconsistencia. En el caso de Venezuela, muchas de estas reformas arrancan a finales de los años 80, pero ¿que ha ocurrido? Que la reforma nunca madura. El caso más emblemático ocurrió con el SENIAT, que empezó con muy buen pie.

La inconsistencia ha sido la trama de nuestra participación en los programas de ajustes. Cuando otros países han obtenido logros concretos, vale hacerse una pregunta más ¿qué percepción se pueden tener los organismos multilaterales de Venezuela? Se dice que un sentimiento de frustración, porque han apoyado algunas de estas iniciativas durante un lapso en el cual se cumplen las metas, aunque luego se retrasa y se vuelven a negociar con un nuevo Gobierno.
En el caso de Venezuela, en los últimos 15 años ha sido muy difícil articular una comprensión clara de qué es lo que se requiere para seguir adelante. Una parte fundamental son estos elementos básicos –eficiencia en el gasto y reformas institucionales para que funcione la economía. Más allá del debate sobre si el programa es de corte neoliberal o no, hay que advertir que una economía funciona cuando está ordenada, y eso pasa por una política fiscal clara, un presupuesto que se respete y en el que, además, funcionen los mecanismos de contrapeso; por ejemplo, las comisiones de finanzas del Poder Legislativo, que en un sistema democrático ejercen su papel de control y revisión sobre el manejo de la política económica.

5. El papel del estado en el desarrollo económico

A partir del análisis de la experiencia de los países que han alcanzado el éxito industrial, se desprende que el Estado juega un papel decisivo en el proceso de industrialización, aportando el entorno adecuado y las bases apropiadas para el desarrollo de empresas privadas competitivas. Para ello, el país debe tener claridad en relación a la posición que ocupa en la curva de aprendizaje y a los objetivos y estrategias a seguir a fin de pasar a un nivel más avanzado de desarrollo y de ser posible, saltar etapas dentro del proceso.
La intervención del Estado resulta decisiva. El Estado debe aportar el entorno apropiado y la base apropiada para el desarrollo de empresas privadas vigorosas y competitivas. Asimismo, el estado debe fomentar la formación de personal de alto nivel (licenciatura y hasta doctorado). Además, el Estado debe incentivar deliberadamente en ciertos campos específicos relacionados con sectores objetivos de la economía. Para poder hacer esto hay que desarrollar la investigación básica académica (universitaria). Si lo hace en los primeros niveles de desarrollo industrial, mejor; las tradiciones de buena investigación no se construyen de un día para otro, esta tarea puede llevar varias décadas y debe estar preparada para el momento que el país necesite desarrollar su potencial innovador. Como vimos más arriba, alcance otras etapas de desarrollo distinto a la que se encuentra.

En las distintas etapas de desarrollo es importante la elección de las industrias fundamentales para que actúen a manera de detonante. Ello también tiene que ver con la elección de la tecnología; más concretamente con el énfasis que se haga en I & D a nivel local. El criterio más recomendable es el de escoger aquella área en la cual un determinado país posee ventajas comparativas. Estas ventajas se pueden y deben convertir, por supuesto, en ventajas competitivas dinámicas. En el caso de los países industrializados, que se han analizado (en particular, Estados Unidos, Reino Unido y Francia), la demanda del sector militar actuó como detonante del desarrollo del nuevo tipo de empresa. Esto fue así hasta el punto de llegar a modificar, en el caso americano, el mapa industrial.

Los países de la región poseen muy variados detonantes. Se puede mencionar a manera de ilustración: la extensa zona amazónica, común a nueve países sudamericanos. Esta zona dispone de un acervo de recursos y posibilidades que en si misma es suficiente para desarrollar múltiples posibilidades industriales de nuevo tipo. Entre ellas la biotecnología o la farmacología molecular, se pueden indicar sólo a título de ejemplo. De igual manera, cada país en concreto sabe cuales son sus potencialidades y en tal sentido puede, debe y tiene que actuar.
El último aspecto a considerar es la cuestión del tiempo. Ya en las lecciones de los países industrializados, se ha señalado la importancia de la perspectiva a largo plazo. La construcción de conglomerados de empresas de base tecnológica no es una política cuyos resultados se puedan medir tras un corto lapso. Si se alcanza el éxito será algo que habrá que medir después de varias décadas. Se necesita un compromiso a largo plazo por parte de los gobiernos. Esta acción debe ser considerada de la misma forma que lo son otros elementos de una estrategia de desarrollo como la educación y la investigación científica con las cuales está íntimamente ligadas. Esto debe ser comprendido tanto por el sector público como por el sector privado.
Debe quedar también claro que no se considera al Estado como una entidad monolítica. De ninguna manera lo es. Dentro de esta denominación se encuentran diferentes niveles que pueden comportarse de forma diferente. Esto debe ser considerado en el momento de establecer una política que pretenda estimular la creación de parques industriales de este tipo. Por ello debe tomarse en consideración las distintas instancias del Estado incluyendo en ellas a las universidades y a los institutos de investigación.

Como se ha señalado, en las experiencias de larga data en los países industrializados, los impulsos al nuevo tipo de empresa vinieron, en lo fundamental, del sector militar. La defensa nacional, o la competencia espacial en unos casos, han jugado un papel muy importante en el desarrollo de muchas innovaciones en el pasado reciente. No obstante, no se puede pretender que este se convierta en el aliciente en los países de la región. Al menos no es un caso generalizable, aunque este factor juegue un papel importante en algún país en concreto. Los alicientes pueden provenir del interés nacional en cada caso. Así, los países que participan en el mercado mundial suministrando energía (fósil, como el petróleo) y cuyas economías se basan en esta capacidad deben desarrollar sus capacidades industriales, por ejemplo, en dos vertientes: una, aguas abajo en términos del desarrollo industrial pasando a la petroquímica y a la industria química orgánica; y dos, en el desarrollo de capacidades en el campo de las energías alternas, desarrollando actividades de I & D, con el fin de mantenerse competitivos.

Se necesita mucho tiempo para que un conglomerado de empresas de base tecnológica alcance un relativo éxito. Se alude a períodos mucho más largos de los que se está acostumbrado a considerar tanto en el plano empresarial como en el político. Hay que proceder con estos proyectos como cuando se cuida a un recién nacido en estado delicado. Por ello el término incubadora no es del todo desacertado. Señala el cuidado que por un largo lapso hay que tener con este tipo de programa. Es por ello que la tentación inmobiliaria es uno de los peligros que afrontan este tipo de desarrollo. Se debe, por tanto, preservar los objetivos del programa a como dé lugar a lo largo de su ejecución.
Por último, pero no por ello menos importante, se debe evitar caer en el pesimismo ante el eventual fracaso de un proyecto en particular. Se puede afirmar que en ellos no puede estar presente semejante situación. Cualquiera sea el resultado siempre será mejor que la parálisis o no tener nada. Este tipo de emprendimiento siempre deja un fruto, tanto en lo material (unas instalaciones o unas empresas que sí prosperaron) como en lo intelectual (una capacidad fortalecida de pensar en problemas desde una universidad).

6. Desarrollo y planificación económico en venezuela

Desde mediados de los años ochenta, Venezuela comenzó a endeudarse y en la actualidad la economía se ha estancado. Los problemas económicos son los mismos que en el resto de la América Latina, solo que Venezuela depende del precio del petróleo en forma categórica ya que entre el 70 y el 80% de sus entradas provienen de este mineral.
Para subsanar las consecuencias de la excesiva migración hacia Caracas el Gobierno fomentó el comercio y la industria en las ciudades de segundo orden en el interior del país. CIUDAD GUAYANA en el río Orinoco se vio favorecida por la siderurgia, el aluminio y el cemento y ha alcanzado una población de medio millón de habitantes, dejando atrás a la tradicional Ciudad Bolívar que alcanza solo un cuarto de millón.

Los mayores avances económicos se encuentran en la infraestructura: plantas hidroeléctricas, red de líneas de alta tensión, oleoductos y carreteras nacionales. Un desarrollo notable alcanza también la industria del petróleo, del gas natural, de los minerales de hierro y de bauxita. En vista de que estos yacimientos se hallan cerca de la Guyana (ex Guayana Británica), el Gobierno venezolano anunció en 1982 que se anexionaría la región hasta las márgenes del río Esequibo, razón por la cual las relaciones son tensas entre ambos Estados.
En los años noventa comenzó la explotación aurífera a lo largo de la frontera con la Guyana (British Guiana). Se estima que hay reservas por el valor de 140 millardos de dólares, es decir, 140 mil millones de dólares. La empresa estatal Corporación Venezolana de Guayana está a cargo de la explotación del oro.
Una planificación estatal en relación con el turismo no existe pero los turistas vienen de todos modos atraídos por la cascada Ángel en un afluente del río Caroni por ser la más alta del mundo con sus mil metros de altura. Los problemas económicos de Venezuela son típicamente latinoamericanos como se ha visto en esta sinopsis  pero, sea como fuere, hay que destacar muy claramente que Venezuela dispone del doble de energía eléctrica que México, Brasil o Argentina. Los ingresos anuales por habitante se mueven alrededor de los 3.000 dólares, con lo cual figura detrás del Brasil pero duplica la tasa de Colombia.

Planificación Económica
Pronósticos desde 1998 al 2005 revelan que de no tomarse medidas urgentes la descentralización corre peligro de irse al traste.
De acuerdo con esto si los ingresos corrientes brutos del gobierno central pasasen de 19,44% del PIB en el año 1998 al 24,12% para el año 2005 y si el gobierno central financia sus gastos con fuentes de origen petrolero en el orden de 49,7% y fuente de origen no petrolero por 51,3%, hacia una más sesgada dependencia de los recursos fiscales generados por el petróleo en 55,6% y en ausencia de competencias tributarias, los estados irremediablemente estarán condenados a experimentar un déficit fiscal insostenible que en el 2005 podría estar en el 3% del PIB (Mil Ochocientos Millones a precios del 99) y el de los municipios en 0,1% del PIB (sesenta Millones a precios del 99), lo cual significa que el gobierno central trasladará su déficits a los gobiernos regionales.

Es de hacer notar que aún con las competencias de tributos que asuman los estados, sus ingresos provendrían de fuentes propias en 30%, frente a Estados Unidos que tienen 70%, 49% Colombia y 77% Brasil.
En el país donde es más poderoso el gobierno central y los gobiernos regionales, Los Estados Unidos de Norteamérica; el gobierno federal asume: mejoramiento de ciudades, el trabajo a desempleados, la total planificación del agua, la guardia nacional, ayuda a incapacitados, drogas, crimen, ayudas condicionadas en dinero libre, protección al ambiente, etc., y otros estándares que deben cumplir los estados. En general si no acepta condiciones no tome dinero.
Para desgracia de algunos y racionalidad de otros detrás de la felicidad y del bienestar social está el vil metal, el maldito dólar, como dicen y expresan los actores en las películas norteamericanas que vemos en televisión.
Más focalizadamente diría que: el Fondo es un ente Socio-político financiero-administrativo que intenta ampliar la gama de opciones de las personas brindándoles mayores oportunidades de educación, atención médica, ingreso y empleo, abarcando el espectro total de opciones humanas; desde un entorno físico en buenas condiciones, hasta libertades económicas y políticas. En parte la definición es tomada del concepto de Desarrollo Humano, establecido en el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNDU 1.990).

Estos meses me han mostrado una cruda realidad: El grado de desigualdad en la distribución de los ingresos del país, acompaña a toda la América Latina con una de la más pronunciada disparidad en los ingresos de todas las regiones en desarrollo del mundo. Ello se traduce en que tenemos una "pobreza innecesaria" o un "exceso de pobreza". Tenemos por si no lo saben, estancamiento en las tasas de mortalidad infantil y ésta se incrementa para menores de 5 años.
Ocupamos el lugar 48 entre 174 países respecto a condiciones de vida, bajamos dos puestos. Nuestro índice de pobreza es de 31% y 41% no tiene acceso a sanidad y 21% no tiene agua potable.

Para ubicarnos y establecer las odiosas pero necesarias comparaciones, ¡precisemos!
La masa de recursos que transfiere el Poder Central, me gusta más llamarlo en tal caso el Poder Nacional, Poder Federal o Gobierno Federal para estar más en sintonía con los vientos que soplan; equivalen a unos 3 billones de bolívares, descontando otras transferencias o compromisos, que el deshilachado Gobierno Central asume con los multilaterales (Banca extranjera), transferencias por competencias de personal asumidas en salud, educación, etc., e ingresos extraordinarios del fondo de estabilización macroeconómica, transferencias por el aumento del 20% a empleados y obreros y pago de pasivos laborales a propósito del cambio de régimen de prestaciones sociales.
De esos 3 billones, los Estados y Municipios reciben del situado Constitucional este año, unos 1.852 Millardos (un billón ochocientos cincuenta y dos mil millones de bolívares); por ley de asignaciones económicas especiales (Estados productores y no productores de minas e hidrocarburos) Bs. 272 Millardos y por el FIDES 471 Millardos (cuatrocientos setenta y un mil millones de bolívares). El resto proviene de ingresos adicionales del Estado Venezolano.
Bien esos 471 Millardos equivalen a alfombrar "forrando todo Chacao" con billetes de mil unas 438,5 veces. Son, señores, 438,5 capas, una sobre otra, de billetes de mil desde los Palos Grandes hasta Chacaito y desde la Cota Mil hasta la Autopista Francisco Fajardo (9 Km2).
De ellos; 283 Millardos corresponden a los 24 Estados y 188 Millardos a los Municipios, 333 en todo el país.
Es obvio con lo dicho que tenemos que preocuparnos del Municipio, de sus Munícipes y de su relación con los Estados y con el Gobierno Federal. ¿Cuál debería ser el rol del Municipio dentro de la concepción del nuevo modelo federal que está por construirse?
Ahora nos preguntamos a estas alturas de la lectura: ¿Harán los Gobernadores con los Alcaldes lo mismo que hacían los "Ministros fuertes" con ellos? Pues sépanlo, lo han estado haciendo!

Acá necesariamente tendrá que haber:
Grandes acuerdos y consensos políticos alrededor de objetivos mínimos y comunes.
Generación de capacidades electas por su innovación y creatividad. No son deseables los pillos y bandidos y complementariamente los ignorantes. Una Asamblea Constituyente es cosa seria.
Desean muestras; el recorte de este año fue en general de 987 Millardos, casi un billón de bolívares; un Alcalde pedía 20% de lo que recibe por situado para aumentar sueldos.
Otro quería liquidar 600 obreros y pidió 4,5 Millardos porque el contrato colectivo exigía cuádruple liquidación.82 Millardos tenemos colocados en la banca privada por falta de recaudos en los proyectos de Gobernadores y Alcaldías. Un Gobernador tenía y "no lo sabía" 50 millones apartados desde el 26 de enero del 98. 2,7 Millardos dejaron este año de alimentar el empleo en las regiones. Sólo 58,7 Millardos correspondían a las Gobernaciones por el aumento salarial del 20% y solicitaron 158,9 Millardos.
El eje Apure-Orinoco desarrolle su potencial. Ahí existen 90% de los recursos hidráulicos, 95% de potencial hidroeléctrico, 80% de potencial forestal, 50% de minas, potencial agropecuario y recursos mineros con su petróleo pesado. Los sectores que se dinamizarán son: turismo, pequeña y mediana industria, agricultura y agroindustria, minería petróleo y petroquímica, infraestructura y servicios.
Para el eje Apure Orinoco tres son sus fines:
Un Plan maestro de navegación fluvial

    • Obras hidráulicas
    • Atracaderos
    • Equipo de navegación

Plan de recuperación de los modelos de Apure
Asistencia técnica y financiera para la producción agropecuaria

  • Palma aceitera
  • Arroz
  • Ganadería
  • Piscicultura.

En el eje Oriental

    • El Complejo Petroquímico de Anzoátegui
    • Desarrollo de alimentos y redes de gas
    • Desarrollo forestal e industrias conexas
    • Turismo de playa, montaña y aventura
    • Desarrollo agropecuario y agroindustrial
    • Faja petrolífera del Orinoco
    • Minera: hierro, oro y diamante
  • Industria, metalmecánica y metalúrgica
  • Hidroelectricidad
  • Puente sobre el río Orinoco

En el eje Occidental

  • Recuperación del lago de Maracaibo
  • Puerto de Aguas profundas
  • Carbón de Gusare
  • Ferrocarril de Occidente
  • Desarrollos agropecuarios
  • Carbón y fosfatos
  • Turismo de Montaña
  • Integración binacional
  • Minerales estratégicos
  • Petroquímica
  • Petróleo

Proyectos Especiales:

  • Autopista José Antonio Páez
  • Vía férrea Puerto Cabello, Turén
  • Carretera Paraguaipoa Castillete
  • Carretera La Pedrera – El Cantón
  • Enlace Puerto La Cruz Cumaná
  • Escuela Nacional Hidropónica
  • Colegio José María Vargas
  • Control erosión Los Morrones Guasdualito
  • Rehabilitación Tanque Valera
  • Construcción Acueducto Guanape

El gobierno del presidente Hugo Chávez enfrenta un déficit en las cuentas públicas de cerca de US$ 8.000 millones y necesita recaudar unos US$ 3.000 de los organismos financieros multilaterales.
Los cambios propuestos por el gobierno incluyen medidas tributarias, recortes presupuestarios, programas sociales y nuevos esquemas para financiamiento.

7. Venezuela y su política económica

El último objetivo de la economía es desarrollar políticas que puedan resolver nuestros problemas. Las políticas económicas sirven para mover la curva de demanda en la dirección que se necesite para alcanzar el pleno empleo y para que esto suceda, el Estado puede usar 2 instrumentos (medidas) principales para regular la demanda agregada. La política fiscal y la política monetaria.
La política económica es una rama dirigida hacia el acondicionamiento de la actividad económica para evitar que ocurran fluctuaciones en los niveles del empleo y de los precios, así como para condiciones necesarias para el desarrollo.
Para lograrlo, la política económica recurre a las ideas elaboradas en el campo de la teoría económica ya que a través de los principios, de las teorías, de las leyes y de los modelos ofrecidos por esta última, los resultados de las acciones prácticas desarrolladas adquieren mayor confiabilidad, seguridad y certeza. La formulación de la política económica comprende 2 procedimientos interdependientes:
La determinación de los principales objetivos que se quieren alcanzar, necesariamente interrelacionados y cuantificados.
La elección de los instrumentos de acción que se utilizarán para la consecución de los objetivos determinados.
Principales objetivos de la política económica
Desarrollo Económico, Estabilidad Económica, Eficiencia Distributiva

  • Desarrollo Económico:
    Es la búsqueda obstinada del desarrollo.
  • Estabilidad Económica:
    Reúne 3 objetivos básicos que son de importancia vital.
  • Mantenimiento del pleno empleo.
    Estabilidad general de los precios.
  • Equilibrio de la balanza de pagos internacionales.
  • Eficiencia distributiva:
    Lo que busca es disminuir las desigualdades en la distribución del nacional entre las unidades familiares.

Instrumentos o Políticas de Acción en la Política Económica. Para la consecución de los diferentes objetivos que acabamos de mencionar, la política económica cuenta con un conjunto de instrumentos de acción. Estos instrumentos o políticas provienen de la teoría económica cuyo objetivo es la consecución de los fines relacionados con los principios teóricos del análisis macroeconómico y son los siguientes:

La política monetaria: Es el control de la banca y del sistema monetario por parte del gobierno con el fin de conseguir la estabilidad del valor del dinero y evitar una balanza de pagos adversa, alcanzar el pleno empleo y buscar el estado de liquidez de toda economía.
La política fiscal: El gobierno gasta a través de inversiones públicas, gastos públicos y obtiene ingresos a través de los impuestos sobre las actividades de producción y de circulación de mercancías, sobre los ingresos y ganancias de cualquier otra naturaleza.
Gasto Publico: En cuanto al gasto público, este se define como el gasto que realizan los gobiernos a través de inversiones públicas. Un aumento en el gasto público producirá un aumento en el nivel de renta nacional, y una reducción tendrá el efecto contrario. Durante un periodo de inflación es necesario reducir el gasto público para manejar la curva de la demanda agregada hacia una estabilidad deseada. El manejo del gasto público representa un papel clave para dar cumplimiento a los objetivos de la política económica.
El gasto público se ejecuta a través de los Presupuestos o Programas Económicos establecidos por los distintos gobiernos, y se clasifica de distintos maneras pero básicamente se consideran el Gasto Neto que es la totalidad de las erogaciones del sector público menos las amortizaciones de deuda externa; y el Gasto Primario, el cual no toma en cuenta las erogaciones realizadas para pago de intereses y comisiones de deuda publica, este importante indicador económico mide la fortaleza de las finanzas públicas para cubrir con la operación e inversión gubernamental con los ingresos tributarios, los no tributarios y el producto de la venta de bienes y servicios, independientemente del saldo de la deuda y de su costo.

Gasto Programable: es el agregado que más se relaciona con la estrategia para conservar la política fiscal, requerida para contribuir al logro de los objetivos de la política económica. Por otro lado resume el uso de recursos públicos que se destinan a cumplir y atender funciones y responsabilidades gubernamentales, así como a producir bienes y prestar servicios.

La clasificación económica permite conocer los capítulos, conceptos y partidas específicas que registran las adquisiciones de bienes y servicios del sector público. Con base a esta clasificación, el gasto programable se divide en gasto corriente y gasto de capital. Estos componentes a su vez se desagregan en servicios personales, pensiones y otros gastos corrientes dentro del primer rubro, y en inversión física y financiera dentro del segundo.
Gasto corriente: Dada la naturaleza de las funciones gubernamentales, el gasto corriente es el principal rubro del gasto programable. En él se incluyen todas las erogaciones que los Poderes y Órganos Autónomos, la Administración Pública, así como las empresas del Estado, requieren para la operación de sus programas. En el caso de los primeros dos, estos recursos son para llevar a cabo las tareas de legislar, impartir justicia, organizar y vigilar los procesos electorales, principalmente. Por lo que respecta a las dependencias, los montos presupuestados son para cumplir con las funciones de: administración gubernamental; política y planeación económica y social; fomento y regulación; y desarrollo social.
Por su parte, en las empresas del Estado los egresos corrientes reflejan la adquisición de insumos necesarios para la producción de bienes y servicios. La venta de éstos es lo que permite obtener los ingresos que contribuyen a su viabilidad financiera y a ampliar su infraestructura.
Gasto de Capital: El gasto de capital comprende aquellas erogaciones que contribuyen a ampliar la infraestructura social y productiva, así como a incrementar el patrimonio del sector público. Como gastos; gastos de Defensa Nacional, también se pueden mencionar la construcción de Hospitales, Escuelas, Universidades, Obras Civiles como carreteras, puentes, represas, tendidos eléctricos, oleoductos, plantas etc.; que contribuyan al aumento de la productividad para promover el crecimiento que requiere la economía.
Gestión Tributaria o Ingresos Públicos: La Gestión Tributaria mide el conjunto de acciones en el proceso de la gestión pública vinculado a los tributos, que aplican los gobiernos, en su política económica. Los tributos, son las prestaciones en dinero que el Estado, en su ejercicio de poder, exige con el objeto de tener recursos para el cumplimiento de sus fines.
La Gestión Tributaria es un elemento importante de la política económica, porque financia el presupuesto público; Es la herramienta más importante de la política fiscal, en él se especifica tanto los recursos destinados a cada programa como su financiamiento. Este presupuesto es preparado por el gobierno central y aprobado por el Congreso, es un proceso en el que intervienen distintos grupos públicos y privados, que esperan ver materializadas sus demandas. Es un factor clave que dichas demandas se concilien con las posibilidades reales de financiamiento, para así mantener la estabilidad macro económica. La pérdida de control sobre el presupuesto es fuente de desequilibrio e inestabilidad con efectos negativos insospechados. Es importante mencionar que los ingresos y gastos gubernamentales se ven afectados por el comportamiento de otras variables macro económicas, como el tipo de cambio, los términos de intercambio, el crecimiento del PIB, etc.

Además la Gestión tributaria puede incentivar el crecimiento a determinados sectores, por ejemplo, otorgando exoneraciones, incentivos. De este modo la gestión tributaria es un elemento importante porque va ayudar a crecer, mantener o decrecer la economía en la medida que los indicadores de gestión se hayan llevado en forma eficiente a través de estrategias (Recaudación, presentación de la Declaración Jurada, para detectar el cumplimiento de los contribuyentes). La gestión tributaria optima es aquella en la que la política fiscal es estable y el Sistema Tributario eficiente (diseñado para nuestra realidad). Si la gestión tributaria es óptima atrae inversión.

Definitivamente que la política económica aplicada en cualquier país tendrá una repercusión positiva o negativa sobre la sociedad que conforma dicho país, incluyendo empresas, ciudadanos, industrias, etc. En el caso de Venezuela, lamentablemente es necesario reconocer que las políticas económicas y por ende las políticas fiscales aplicada a lo largo de los últimos 50 años, no han sido más que incoherentes medidas contrarias a lo que aconseja la Teoría económica positiva, al contrario solo han logrado arrastrar al país a un profundo estancamiento del cual resulta muy difícil, pero no imposible de salir.
Para explicar las consecuencias que puede tener una política fiscal mal aplicada sobre la sociedad tomaremos como ejemplo las políticas aplicadas durante el segundo período presidencial Carlos Andrés Pérez, el cual es tristemente recordado como un período de profunda crisis económica en el país y de gran inestabilidad política que tuvo como resultado los sucesos ocurridos el 27 y 28 de Febrero de 1989, el 4 de Febrero y 27 de Noviembre de 1992 y finalmente la destitución del Presidente en 1993.
La Venezuela de 1989 era muy distinta a la de 1974, cuando la bonanza petrolera ocasionada por la crisis de los países árabes nos colocó como el único proveedor seguro de petróleo para las naciones occidentales. Por el contrario el país encaraba el dilema de cómo resolver el déficit del sector público, la deuda pública externa superaba en relación de 4 dólares a 1 los niveles de las reservas internacionales, el gobierno anterior había suscrito un acuerdo de refinanciamiento de la deuda que obviamente resultaba imposible de honrar.
La inflación se acercaba al 30%, reflejando la artificialidad de la economía venezolana, producto del estricto control de precios que existía más un sinnúmero de subsidios. Era evidente que esos mecanismos eran ya insostenibles, pues ni el Estado poseía los recursos para seguir otorgando subsidios, ni las empresas privadas estaban en capacidad de subsistir bajo el régimen de control de precios, al cual estaban siendo sometidas.

Por último el signo monetario venezolano padecía las consecuencias de sucesivas devaluaciones. Se había impuesto un estricto control de cambios administrado por RECADI, que se caracterizaba por los más increíbles niveles de corrupción. El tren ministerial estaba formado por excelentes profesionales los cuales diseñaron las políticas económicas que se aplicarían en el período, en materia fiscal llamado Programa de Ajustes Macroeconómicos.
Se tomó la decisión de liberar los precios del mercado, ya que era imposible mantener los subsidios que permitían este estricto control sobre los precios, esto ocasionó inmediatamente una tendencia alcista muy difícil de asimilar para la población.
La progresiva devaluación del signo monetario se traducía en un incremento en los precios y por consiguiente un aumento en los costos de producción, sin embargo los recursos provenientes de la devaluación fueron el principal mecanismo para la reducción del déficit fiscal. Se cree sin embargo que no se debió devaluar en forma tan agresiva la moneda venezolana, y tratar de reducir el déficit fiscal contrayendo al máximo el gasto publico, cosa que no se tomó muy en cuenta; ya que la devaluación equivale a la aplicación de un impuesto indirecto, altamente regresivo que afecta a todos los sectores del país.

Se trazó la meta de modificar la estructura tributaria del país orientándola hacia una reducción de las tasas máximas aplicables por concepto del impuesto sobre la renta, además se anunciaba la intención de aplicar un impuesto indirecto sobre el valor agregado, esto representaba claramente una orientación hacia las políticas de oferta. Sin embargo, la tardanza en el Congreso para aprobar el impuesto al valor agregado, obligó al Gobierno a incurrir en las devaluaciones antes mencionadas para cubrir sus déficits, fiscales, esto representa claramente una medida coyuntural relativa a políticas de demanda.
Esta contradicción entre la política expansiva del gasto público y las políticas restrictivas, obliga al BCV a la aplicación de medidas como la emisión de Bono cero cupón y el aumento del encaje legal de los bancos, a fin de absorber el excedente monetario derivado de esta situación, trayendo nuevos ingredientes a la ya insostenible situación del estado.

Para evitar un poco esta situación se inicia en el país un proceso de privatización de algunas empresas del Estado, caracterizadas por arrojar solamente perdidas en lugar de ganancias, esto tiene como finalidad reducir el déficit del Estado, ahorrando de esta manera millones de dólares en inversiones que no tienen ningún sentido al gobierno y transfiriendo esos activos improductivos a manos privadas. A su vez las empresas que continuaban en manos del Estado se vieron en la necesidad de sincerar las tarifas de sus bienes y servicios, incidiendo nuevamente en el alza de los precios y la inflación.
En esa época aparece una nueva crisis petrolera, al estallar la Guerra en el Golfo Pérsico, los ingresos petroleros aumentaron considerablemente originando una acción expansiva que financió el déficit interno de la economía, teniendo un efecto expansivo sobre la demanda agregada, generando más presiones alcistas sobre los precios, lo que obligo a instrumentar políticas monetarias de signo contrario, causando un alza en las tasas de interés con el consiguiente efecto restrictivo sobre la inversión privada.
Estos y muchos otros factores de carácter no fiscalista, sino monetarios, financieros, sociales y políticos, así como la aparente falta de interés por parte del Jefe del Estado por atender los asuntos internos de su política económica fueron creando un nivel de angustia general, que resultó en el estallido social de Febrero de 1989. Creando más inestabilidad para desembocar en los sucesos del 4F y 27N de 1992, todo esto solo logró llevar a Venezuela a una situación peor de la que se encontraba en ese momento. Llevándonos por caminos jamás vistos en Venezuela en los años de Democracia, como lo fue la posterior destitución del Presidente en 1993.
La política económica aplicada por el Gobierno del Presidente Pérez, si bien tenía serias contradicciones internas, podría de alguna forma mejorar la situación, o por lo menos detener el proceso negativo de la economía, sentando las bases para iniciar el crecimiento económico; sin embargo; el Presidente Pérez no se preocupó por convencer a su partido, a la oposición ni a la sociedad de la necesidad de la aplicación de estas medidas, no se ocupó de poner el ejemplo, reduciendo el tamaño del Estado, o por lo menos racionalizándolo para hacerlo más efectivo, cometió el gran error de todos los Gobiernos anteriores, tratar los excedentes petroleros originados por crisis pasajeras como si fueran eternos, incurriendo así en mayores déficits e inflación, en fin el Gobierno del Presidente Pérez aplicó medidas necesarias pero no explicó la necesidad de las mismas, lo que ocasionó graves repercusiones sobre la sociedad venezolana, sobre la industria y sobre la economía en general.

8. Una política social para el desarrollo

La alarmante brecha entre pobres y ricos, la creciente inequidad en la distribución del ingreso y la marginalidad de amplios sectores en los países emergentes, deben constituir la primera preocupación en el marco de una adecuada administración gubernamental, no sólo porque es parte de su razón de ser intrínseca, sino porque la calidad del capital humano es la que determina, en última instancia, tanto el desarrollo interno como la posición de un país en el escenario económico mundial.
Es indispensable la intervención estatal mediante políticas sociales adecuadas, tanto para corregir las asimetrías derivadas del funcionamiento del mercado, como para compensar las rigideces estructurales económicas y sociales.
Por eso es imperativo dinamizar el crecimiento económico mediante avances sustanciales en materia de productividad y competitividad. Esto significa que la equidad social ha de convertirse en un componente inseparable del proceso productivo mismo, pues el logro de la calidad del producto que se requiere para elevar los niveles de competitividad supone la integración de criterios sociales a la gestión microeconomía.

Las políticas sociales de largo plazo que se requieren en la fase «post-ajuste» macroeconómico (reformas de segunda generación) en particular, mediante la articulación entre políticas económicas y sociales requieren, además del apoyo técnico y financiero externo, recursos internos estables provenientes de medidas tributarias equitativas y de la reasignación de los recursos públicos liberados por los procesos privatizadores. En efecto, al definir el papel del Estado en la conducción de la política social para el largo plazo, es importante reorientar hacia sectores tales como educación y salud los recursos financieros.
El logro de un desarrollo integrador, con equidad social, único capaz de asegurar la gobernabilidad, un crecimiento económico sostenible y niveles crecientes de competitividad para una inserción creativa en la economía global, implica el diseño de políticas específicamente dirigidas a superar el grave rezago social del país.
El fenómeno social más característico producto del "mercado negro" es la presencia del buhonero o del vendedor ambulante quien es, en primer lugar, un comerciante. Sus fines son lícitos, pero se tiene que basar en medios ilícitos incumpliendo con las regulaciones legales, por cuanto le resulta difícil ingresar en la economía formal puesto que la misma le impone un costo oneroso que resulta insufragable para las personas y para los empresarios con pequeños ingresos.

9. Los grandes desequilibrios ambientales y la destrucción de ecosistemas naturales

Desde la perspectiva del sistema económico, los problemas ambientales se pueden interpretar convenientemente como resultado de fallas en los mercados, carencia de información, diseños institucionales y de política, que se traducen en la transferencia de costos de quienes los provocan hacia otros sectores de la sociedad o incluso, a las generaciones futuras. Dicho de otra forma, los problemas ambientales son externalidades que deben corregirse.
La corrección de estas externalidades equivale a lograr que quienes generan costos a daños ambientales los asuman, lo cual puede lograrse a través de diferentes medios, como el establecimiento de regulaciones y su aplicación coercitiva, el convencimiento y la cooperación, o bien, a través de instrumentos económicos, o una combinación adecuada de ellos.
La promoción de la internalización de costos ambientales por medio de instrumentos económicos, tiene como propósito que los agentes reciban señales adecuadas desde el sistema de precios e incorporen entre sus objetivos o funciones de bienestar, motivaciones permanentes para hacer un manejo sustentable de los recursos naturales y para reducir la generación de contaminantes y residuos y con ello, los efectos ambientales negativos inherentes. El logro de ese propósito implica diseñar e instrumentar un mecanismo automático de corrección que puede operar con una intervención mínima de parte de la administración pública o de la autoridad reguladora.
Los instrumentos económicos pueden requerir, para su plena eficacia y eficiencia, valuar costos ambientales como premisa para la internalización, o bien, pueden operar a partir de umbrales, arrojando como resultado precios que incorporen plenamente costos sociales. De ahí, la importancia de adoptar y aplicar metodologías de evaluación económica para el ambiente, que han sido utilizadas con cierto éxito en otros países, así como desarrollar otras nuevas.
Los instrumentos económicos presentan ventajas que los hacen atractivos e indispensables en la confección de políticas públicas en materia ambiental.

Permiten cumplir con objetivos ambientales a un costo social mínimo.

Dan flexibilidad a los agentes económicos en la toma de decisiones.

Reconocen y aprovechan las diferentes estructuras de costos incrementales que enfrentan distintas empresas, procesos y tecnologías.

Promueven la innovación tecnológica y la minimización de impactos ambientales.

Pueden significar un mecanismo automático para el financiamiento de la infraestructura, operación de sistemas y manejo de recursos comunes ambientales.

Pueden generar ingresos fiscales que apoyen programas de protección ambiental.

Generalmente implican bajos costos administrativos o de transacción, aprovechando las instituciones existentes sin necesidad de crear nuevas burocracias.

Permiten compatibilizar objetivos de política económica con objetivos de política ambiental.

Pueden ser un mecanismo indispensable para llevar a cabo un manejo eficiente de recursos comunes ambientales.

En un marco de estrecha colaboración con instituciones públicas y privadas se buscará promover el diseño de instrumentos económicos que apoyen y complementen la regulación ambiental, tales como:

Impuestos y derechos ambientales.

Mercados de derechos transferibles.

Sobreprecios para generar fondos en fideicomiso.

Sistemas de depósito-reembolso.

Fianzas y seguros.

Obviamente, ningún instrumento económico es útil en todo tiempo, proceso y lugar. Cada uno requiere ser utilizado de manera ponderada en diferentes etapas, mercados y sistemas de manejo, considerándolos siempre de manera complementaria o vinculada a un esquema regulatorio y normativo consecuente. La pertinencia en la aplicación de cada uno de los instrumentos va a depender de los costos administrativos, del monitoreo y control, de los objetivos específicos de política, del número de actores involucrados en cada proceso, la escala y el volumen de las operaciones, y de las condiciones biofísicas de los procesos.

10. Los medios de comunicación de masas y el deterioro social en Venezuela

En líneas de investigación existen Mediaciones culturales de:
Coordinación y desarrollo de una investigación sobre la presencia del modo de vida de la pobreza en los medios de comunicación de masas, CIC-UCAB.
Investigaciones sobre el comportamiento de la prensa venezolana en tiempos de crisis
Existe una serie de proyecto a corto, mediano y largo plazo, el cual comprenderá:
La pobreza y su presencia en los medios. Reciprocidad entre los valores de un modo de vida y la producción de representaciones sociales de la industria cultural.
El proyecto ofrece desarrollar una nueva reflexión comunicacional a partir del problema socio-económico más grave de Venezuela: la pobreza. Pretende comprender el proceso mediante el cual los medios hacen uso de los valores y de las imágenes asociadas al modo de vida de la pobreza, así como la manera en que estos productos culturales se adaptan a su público consumidor.
La culminación del marco teórico está prevista para el final del año 2002. La etapa siguiente será dedicada al trabajo de campo y a la observación directa de los hábitos de consumo sociales del modo de vida de la pobreza. Por otra parte, el contacto con actores de los medios de comunicación de masas, especialmente de la televisión, permitirá conseguir datos sobre los programas más populares, los criterios bajo los cuales son concebidos, las maneras de someterlos a prueba, las técnicas para "corregirlos" y adaptarlos al interés del público y la absorción de los códigos culturales que forman parte del modo de vida de la pobreza. Por ultimo, la visualización directa y el análisis de los contenidos de las emisiones más representativas que pretenden representar un modo de vida imperante en la sociedad venezolana complementaran la pesquisa de información requerida para la comprensión del fenómeno estudiado.
Esta investigación, ya realizada en lengua francesa, se encuentra en proceso de traducción y daría pie a una nueva publicación del CIC-UCAB.
"El Nacional y el Universal entre el 7 y el 15 de abril de 2002" El papel crucial de los medios, y particularmente de los diarios, en la escena política venezolana actual es un tema permanente de discusión en todos los estratos de la sociedad. Los hechos dramáticos vividos en el mes de abril de 2002, que se saldaron con numerosas muertes de ciudadanos inocentes, han polarizado la discusión entre quienes responsabilizan a los medios de estimular una oposición sistemática contra el gobierno del presidente Chávez y los defensores incondicionales de las políticas editoriales en nombre de la libertad de expresión.
De esta manera cabe destacar una pregunta que resulta difícil contestar el cual esta asociado a la Internet y es que:

¿Es Internet un nuevo medio de comunicación?
Para muchos los medios de comunicación masivos se reducen a la Prensa, la Radio y la TV y, por lo tanto, se le niega a Internet y otras redes de computadoras el carácter de medio. La razón puede hallarse en parte en una sagrada ignorancia sobre el impacto y significado de las computadoras en la producción, elaboración y distribución de contenidos en sus diversas formas. Más también subsiste porque, en algunos de los operadores de los medios tradicionales y mas aún en los teóricos del medio, hay un cierto grado de tecnofobia.
Sin embargo, es evidente que las computadoras en general e Internet en particular constituyen, sin lugar a duda, una nueva manera de comunicar e integrar las diversas formas de transmitir información, sea cual sea la naturaleza de esta.
Para entender mejor el impacto de las computadoras en la elaboración y transmisión de la información es útil remontarnos un par de siglos y hacer referencia a dos hechos seminales en la historia de las comunicaciones, como lo fueron dos inventos del siglo XIX. Más o menos en la misma época en que Venezuela se constituía como país independiente, en 1833, un inglés, Charles Babbage, diseñaba lo que se llamó la máquina analítica, esta tenía los elementos básicos de los modernos computadores digitales. En ese entonces se perforaban tarjetas para introducir datos e instrucciones. Esa información era almacenada en una memoria de la máquina y los resultados se imprimían a través de una impresora. Más o menos en los mismos días, en 1839, el francés Daguerre mostraba en Paris su nuevo invento: el Daguerrotipo, que era una máquina que permitía fijar imágenes, al principio sólo siluetas de techos y de paisajes, pero dio lugar a la posibilidad de imprimir los primeros retratos. Este segundo invento tuvo un impacto social inmediato, mientras que la maquina inteligente tuvo que esperar hasta que otros la perfeccionaran y así devenir en las computadoras actuales.

Es necesario regresar a estos remotos inventos, que tuvieron durante años una evolución independiente, porque son dos elementos esenciales para el buen funcionamiento de una sociedad de masas. En efecto, la posibilidad de diseminar al mismo tiempo textos, imágenes y sonido a millones de personas era una forma de asegurar una cierta identidad ideológica, tan importante como poder archivar fechas y datos para asegurar un conocimiento adecuado sobre el número de habitantes, los registros de empleo y la información sobre la salud de las personas.
La difusión masiva se logra a través de la fotografía, las películas, la prensa offset, la radio, la televisión y los archivos se potencian a través de las computadoras.

11. Conclusiones

La Política Fiscal, económica y social además de los ecosistemas naturales de nuestro país, son de gran importancia para el desarrollo económico de cualquier nación, esta debe ser adaptada a las realidades de cada nación, cuidadosamente estudiada y ser aplicada con la más estricta disciplina, a fin de lograr los objetivos de crecimiento económico y desarrollo que persigue la Teoría Económica.
Hemos visto como la política fiscal puede estar orientada hacia dos corrientes principales; las políticas de demanda o teoría Keynesiana; y las políticas de Oferta defendida pos Friedman, ambas, sin embargo, buscan el equilibrio macroeconómica necesario para lograr el crecimiento sostenido y el desarrollo de las naciones, aunque a través de distintos métodos.
El Keynesianismo, se concentra en medidas coyunturales, es decir, de políticas intervencionistas del Estado, a fin de generar un desplazamiento de la curva de la demanda agregada, con el fin de equilibrar la situación económica y lograr la situación de pleno empleo. Sin embargo por tratarse de medidas coyunturales, estas pueden y deben ser reducidas gradualmente, una vez alcanzado el fin deseado debe dejarse nuevamente en manos del mercado el destino económico, el Estado sólo debe intervenir cuando el mercado no logre por si solo equilibrar la situación, sin embargo una vez logrado el equilibrio, el Estado debe retirarse nuevamente a sus funciones de supervisión y dejar que las fuerzas naturales de oferta y demanda del mercado sigan su curso.

Las políticas de oferta por su parte arguyen que las políticas de demanda generan un efecto devastador a largo plazo como lo es la inflación y el endeudamiento, así como una nueva plaga económica: la estanflación, producto de la excesiva aplicación de políticas de demanda las cuales auspician un incremento en el gasto público del Estado con el fin de activar el crecimiento económico, aunque se incurra en déficits fiscales. La estanflación, reúne todas las características del estancamiento económico (desempleo, industria paralizada) junto con la ya referida inflación producto del aumento de los precios generados por los incrementos en la masa monetaria de creados en las políticas keynesianas. Las políticas de la oferta proponen un control estricto sobre la oferta monetaria, a fin de que este posea una tasa de crecimiento constante que; sin generar inflación logre los propósitos del crecimiento económico y desarrollo perseguido, para evitar el estancamiento de la economía.

Las políticas de oferta se orientan a flexibilizar las reglas del juego dentro de la economía, evitando las presiones sobre los distintos componentes del sistema productivo, aspirando a constituirse en una acción coherente encaminada a propiciar el natural discurrir de las fuerzas que actúan en el mercado. En fin al contrario de las medidas coyunturales de las políticas de demanda, la política de oferta se traza a muy largo plazo, para lograr el equilibrio.
Con referencia al caso venezolano, siempre hemos estado conscientes del gran potencial económico que tiene nuestro país, enormes reservas petroleras, auríferas y mineras parecen inagotables, igualmente contamos con grandes posibilidades en materia agrícola, turística y manufacturera. Lamentablemente la excesiva aplicación de las políticas de demanda que arrastraron a nuestra economía hasta la actual situación permitió que se creara en nuestro país una mentalidad de que no somos capaces de lograr ningún avance si el Estado no interviene, es cierto que debido al enorme déficit fiscal y nivel de endeudamiento, el Estado no puede, ni debe continuar con políticas expansionistas y proteccionistas, debemos abrir nuestra economía a la inversión proporcionando seguridad en materia jurídica y fiscal, atraer las inversiones para desarrollar y explotar nuestro enorme potencial.
Esto solo se logrará a medida que se logre un equilibrio económico y los frutos de ese proceso no se observarán de inmediato, debemos asumir la responsabilidad por tantos años de despilfarro económico e intervención del Estado en los asuntos económicos, dejar que poco a poco sean las fuerzas naturales del mercado las que logren la reactivación económica de nuestro país.

Pero antes debemos asumir los riesgos y sacrificios que esto representa en aras de obtener un mejor futuro; no se puede ser pesimista y pensar que la situación no tiene salida, solo debemos asumir el reto, sincerando nuestra economía, creando una disciplina fiscal acorde a las necesidades, reduciendo el tamaño del Estado y evitando el intervencionismo del mismo, propiciar la aplicación de la economía de mercado, eliminar las medidas proteccionistas, eliminar trabas y controles innecesarias en la actividad económica, aplicar políticas de flexibilización de precios y salarios, establecer límites al crecimiento monetario y propiciar la movilidad y capacitación de la fuerza laboral.
Este conjunto de medidas no dará sus frutos inmediatamente por el contrario representan un lento pero continuo mejoramiento de la economía venezolana hasta lograr su total recuperación, esperemos que nuestros gobernantes actuales y los futuros logren entenderse unos con otros y trabajar en conjunto para lograr la recuperación de la economía Venezolana.

12. Bibliografía y Material de Investigación

Toro Hardy, José: Fundamentos de Teoría Económica. Un Análisis de la Política Económica Venezolana, Editorial Panapo, Caracas 1993.
González, Domingo/ MEZA, Antonio: Tratado Moderno de Economía General.
South Western. México.
Favela, Miguél: Política Fiscal, Internet.
Vilca, Gladys: Política Económica y Gestión Tributaria,
Red Platino: Plataforma Nacional de Información Oficial del Estado Venezolano.
SENIAT: Servicio Nacional Integrado de Administración Tributaria.
Cordiplan: Programa Económico 2000. Ministerio de Planificación y Desarrollo.
Venezuela Analitica: Research. El comportamiento de la economía en el 2000.
Búsqueda realizada en Internet mediante las siguientes paginas de investigación: 
www.platino.gov.ve
www.cordiplan.gov.ve
www.seniat.gov.ve
www.google.com
www.yahoo.com
www.hotbot.es
www.aldeaeducativa.com
www.biografias.com
www.altavista.com
www.auyantepui.com
www.eureka.com
www.monografias .com
www.analítica .com

Trabajo enviado por:
Peña, Adrianyela C.I 15.797.393
Peña, Jorge C.I 16.076.961
jorge_eliecer2002@hotmail.com
Luna, Francis C.I 14.146.882
Armas, Lucia C.I 16.913.584

Articulos relacionados:
Un nuevo enfoque para el ordenamiento de variedades y cepas con vistas a la optimización de la zafra en Cuba (doc)
Resumen:
En los últimos años el redimensionamiento que ha tenido lugar en la industria azucarera y áreas cañeras, con vistas a lograr la competitividad del producto en el mercado ...
Reflexiones sobre los costos de calidad
Resumen:
Costos de oportunidad. La Cuantificación de los costos. El concepto de calidad a ser utilizado, para no entrar en disquisiciones conceptuales, será el planteado por la IS...
Vaivenes al ritmo del dólar
Resumen:
La actual inestabilidad del dólar puede ser la causa de muchos dolores de cabeza de los empresarios exportadores. Por ello hemos realizado una serie de entrevistas a los ...
Mercado de dinero y mercado de divisa
Resumen:
Interacciones Entre Ambos Mercados. Los que puede generar ahorro. Como opera el mercado de dinero. Como opera el mercado de divisa.(V)
Laboratorio de investigación de operaciones I (doc)
Resumen:
El presente Laboratorio de ejercicios ha sido elaborado con el objetivo de que el mismo sirva de material docente a la asignatura Investigación de Operaciones I, la cual...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©