Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

El enigma del silencio cosmico

Resumen:
Nuestro planeta es realmente raro. Es raro por que orbita en una estrella también rara por sus características. Nuestro planeta es raro por que posee un satélite anormalmente grande, por que posee una cantidad de agua y una atmósfera justa para equilibrar la temperatura. Nuestro planeta es raro por muchos motivos físicos, pero la principal característica que tiene la Tierra es que, contra toda probabilidad, ha aparecido una especie inteligente que con el tiempo ha llegado a crear una civilización tecnológica.

2,207 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Jose Maba

 

Nuestro planeta es realmente raro. Es raro por que orbita en una estrella también rara por sus características. Nuestro planeta es raro por que posee un satélite anormalmente grande, por que posee una cantidad de agua y una atmósfera justa para equilibrar la temperatura. Nuestro planeta es raro por muchos motivos físicos, pero la principal característica que tiene la Tierra es que, contra toda probabilidad, ha aparecido una especie inteligente que con el tiempo ha llegado a crear una civilización tecnológica.

Cuenta Luis Ruiz de Gopegui en su libro Mensajeros Cósmicos que en el año 1975 se encontró con el profesor Juan Oró ( de la Universidad de Houston) en un viaje en avión y le contó que había dado una conferencia en Madrid y a continuación otra en Barcelona. En la primera había utilizado la formula de Drake para convencer a la audiencia de que en la galaxia había al menos 100.000 civilizaciones. En la segunda conferencia y utilizando la misma formula pero con otras hipótesis había convencido a la audiencia de que nosotros eramos la única civilización en la galaxia. Esta anécdota demuestra lo flexible que resulta dicha formula. Según cómo hagamos las conjeturas podemos obtener cualquier resultado.

Luis Ruiz de Gopegui.


Si esta es la base matemática de la hipótesis SETI, ¿qué credibilidad ofrece esta hipótesis?

¿Cómo podemos calcular los planetas donde la vida evoluciona hasta crear seres con inteligencia?
¿Cómo podemos calcular el número de planetas en donde la vida inteligente evoluciona hasta una civilización tecnológica?
¿Cómo podemos calcular la duración de una civilización tecnológica?

No hay forma de calcular esto mas que es haciendo especulaciónes. Estos factores dependen, además de las leyes de la naturaleza, del azar y por lo tanto es absurdo dar una cifra concreta.

El silencio cósmico no demuestra que nosotros seamos los únicos, pero si pone de manifiesto que no hay tantas civilizaciones como dicen algunos expertos. Tal vez de deba a que la nuestra sea la única civilización tecnológica que hay actualmente en la galaxia. Otros prefieren pensar que puede deberse a falta de tino en la sintonía de la radio u otras cuestiones técnicas.
Para los escépticos la explicación hay que buscarla en la biología.

La evolución simplemente abre el abanico de la diversidad pero sin ningún plan predeterminado. Como señaló el biólogo de Harvard Stephen Jay Gould ¨es un error creer que la evolución conduce inevitablemente hacia un perfeccionamiento de la vida¨.

Stephen Jay Gould.


Uno de los grandes descubrimientos de la biología moderna es que la supervivencia de las especies no esta vinculada solamente a su superioridad o capacidad de adaptación (teoría de Darwin). El factor suerte juega un papel importantísimo en la historia de la vida. Muchas especies muy bien adaptadas han desaparecido por catástrofes naturales y otras han sobrevivido a esas mismas catástrofes no por ser mejores, sino por suerte.
La aparición de nuestra especie se debe a una largísima cadena de circunstancias fortuitas y no por que la complejidad de la vida conduzca a una especie inteligente. Esta era la idea rompe con la antigua creencia de que nosotros somos producto del constante progreso de la evolución.


Durante la explosión cámbrica el reino animal produjo medio centenar de linajes o grupos morfológicos distintos de animales. Los vertebrados pertenecen al filum "cordados", que esta incluido en el grupo llamado "deuteróstomos". Este grupo es uno de los 25 que componen el subreino "bilateria". Los otros 24 son formas de vida mas "elementales" como los artrópodos ( arañas, cangrejos ), moluscos ( calamar, caracol ), anélidos ( gusanos ), etc. Todos los filums que ahora existen aparecieron en la explosión cámbrica y, posteriormente, ya no aparecieron nuevos filums. Tras las extinciones en masa aparecieron nuevas familias pero nunca nuevos filums.
Fue una gran suerte que en aquella explosión de vida, hace unos 550 millones de años, apareciera la rama de los vertebrados y que una de las 9 ramas ( clases ) que brotaron de esta fuera la de los mamíferos. Fue también una gran suerte que apareciera el orden de los primates entre los casi 40 ordenes que brotaron de la clase mamíferos y que toda esta sucesión de ramas y ramitas sobrevivieran a todas las extinciones. Si no fuera por esta larga cadena de hechos afortunados nosotros no existiríamos.

Si el azar hubiera frustrado la aparición de los vertebrados (anfibios, reptiles, aves, mamíferos) la vida en la Tierra estaría representada por un amplio abanico de formas: por ejemplo, nos quedarían aun 950.000 especies de insectos, 75.000 de arácnidos, 40.000 de crustáceos, 70.000 de moluscos, 12.000 de anélidos, 10.000 de esponjas, etc.

Incluso sin el reino animal no existiese el abanico de la vida sería todavía amplísimo: 270.000 especies de plantas, 80.000 de protistas (algas, diatomeas, etc.), 72.000 de hongos y 4000 de eubacterias. Y esto es solo una parte de todas las especies que existen en la actualidad.

 

 

 

Suponer que, allí donde se desarrolla vida, esta evoluciona hasta crear una especie inteligente es un gran error. La rápida aparición de la vida en nuestro planeta contrasta con la parsimonia de su posterior evolución. Desde la aparición de las primeras bacterias anaerobias, hace 3800 millones de años, hasta la aparición de los seres pluricelulares, hace 800 millones de años, es decir, durante 3000 millones de años, solo se produjeron 3 avances importantes en la evolución: la fotosíntesis (hace unos 2500 m. de años), la respiración celular aeróbica (hace 2000 m. de años) y las células eucariotas ( hace unos 1400 m. de años). Durante ese tiempo la Tierra osciló entre los margenes de un efecto invernadero abrasador y una glaciación permanente.
Según la opinión de los mas prestigiosos biólogos nuestra especie no es una necesidad de la evolución sino, simplemente, un producto de la casualidad.

El gran cuello de botella de toda la hipótesis SETI esta en biología evolutiva.
Es muy posible que existan muchas estrellas como la nuestra, con sistemas planetarios, con planetas aptos para la vida, con planetas en donde se ha desarrollado una vida compleja, etc...
Pero lo realmente difícil es que la evolución de las especies produzca un ser como nosotros.
Nuestra especie es una especie rara, extraordinaria y muy improbable de repetirse.

Pueden existir animales con una cierta inteligencia pero el hecho de tener inteligencia no garantiza que se llegue a crear una civilización tecnológica. Hay muchos animales con un notable grado de inteligencia y que jamás han creado una civilización tecnológica como por ejemplo los pulpos, los delfines, los ratones o cualquiera de las muchas especies de primates.
La vida evoluciona solo lo necesario para adaptarse a la competencia de otros seres vivos o a los cambios ambientales. La naturaleza no crea seres o atributos pensando en futuras necesidades.
Por eso resulta extraño la aparición de una especie con una inteligencia capaz de fabricar microchips.

El purgatorius es el mas antiguo primate que se conoce, vivió en el cretáceo y fue por lo tanto contemporaneo de los últimos dinosaurios.
Esta especie fue una de las que sobrevivieron a la gran catástrofe ocurrida hace 65 millones de años. Si esta especie no hubiera dejado descendencia su rama evolutiva se habría cortado y por lo tanto ahora no existirían primates, ni monos ni homo sapiens.
Hay quien piensa que si los dinosaurios no hubieran tenido ese final trágico en la Tierra reinaría ahora un descendiente de reptil y no un primate, sin embargo no parece que, momentos antes de caer el meteorito, los dinosaurios estuvieran a punto de descubrir el transistor.
Hay una realidad que se ignora frecuentemente: los organismos complejos tienen mucha mas probabilidad de extinguirse que los mas simples.

 

Dibujo del purgatorius.

 

La aparición de los homínidos se debió, como sucede con todas las especies, a causas fortuitas.
En este caso fue un accidente geológico en una zona de Africa llamada ¨el valle del Rift¨ lo que desencadenó la aparición de ¨monos bípedos¨ . La reducción de la selva húmeda debido a un cambio climático estimuló a algunos primates a bajar de los arboles y buscar comida por la sabana. Un acontecimiento que, en absoluto, podemos decir que era previsible.

En los últimos 3 millones de años el cerebro de los homínidos se triplicó. Esta evolución no formó parte de ninguna tendencia general de los mamíferos. Es algo todavía no aclarado pero, en cualquier caso, algo excepcional.

Una de las principales diferencias entre los grandes simios y nosotros esta en la morfología de la mano, autentico prodigio de la evolución. Nuestro dedo pulgar es mas largo y esto nos permite hacer pinza con el resto de los dedos y manipular mucho mejor los objetos. Esta sutil diferencia genética junto con alguna otra, como el bipedismo, supone escasamente un 2% de los genes y marca la diferencia entre una especie que nunca saldrá de la selva y otra capaz de crear una sociedad tecnológica.

 

La inteligencia no es la meta de la evolución, si así fuese, habría muchas especies tan inteligentes o mas que nosotros. La inteligencia solo es útil si se vive en civilización, para sobrevivir en la selva hay otras facultades mas valiosas que la inteligencia.

La inteligencia es una facultad extraña puesto que de las mas de mil millones de especies que han aparecido en nuestro planeta solo una ha llegado a poseer una gran inteligencia. Una gran inteligencia requiere de un gran cerebro y un gran consumo de energía, y eso solo es posible en organismos vertebrados y de sangre caliente. Además, para que la inteligencia se desarrolle, es preciso que el animal disponga de algunas extremidades libres y que estas terminen en algún órgano prensil para poder manipular objetos. El cumplimiento de estas condiciones implica dejar fuera al 99,99% de las especies.


Es muy posible que en los primeros momentos de la evolución de los homínidos la inteligencia supusiera una desventaja. Un cerebro mayor implica un parto mas difícil y un desarrollo hacia la madurez mas lento.
La supervivencia de nuestra especie se basa mas en la tecnología ( herramientas ) que en sus facultades físicas. Pero el uso de la tecnología se remonta a tiempos recientes (200.000 años), Todos los biólogos se preguntan cómo pudo sobrevivir un ser tan físicamente desfavorecido durante cientos de miles de años. ¿Le acompañó la suerte?

Durante varios millones de años nuestros antepasados vagaron como unos animales mas, sin crear ningún atisbo de civilización. Los primeros signos de cultura ( arte, enterramientos con rituales) datan de hace solo 50.000 años y el hombre vive en civilización ( ciudades, libros, leyes) desde hace 6000 años. El camino hacia una civilización tecnológica no es fácil, ni rápido ni previsible. El hecho de que nosotros ahora disfrutemos de una civilización tecnológica avanzada puede considerarse algo muy afortunado. La evolución humana en el campo cultural podría haber discurrido por muchos otros caminos.


Es un error pensar que la especie humana representa el final o la meta de la evolución, somos una rama mas de las muchas que ha generado el árbol de la vida, ni mas ni menos importante que las demás.
La siguiente imagen es una muestra del árbol de la vida centrado en nuestro tronco evolutivo recortado de la página "The Tree of Life". En este recorte podemos ver cómo la extinción de pasadas especies de nuestro tronco habría abortado la futura aparición del Homo Sapiens.

Ver la imagen grande.

La evolución puede crear o no una especie inteligente y esta puede llegar o no a un desarrollo tecnológico, todo depende del azar. Por eso los biólogos evolucionistas descartan la posibilidad de encontrar alguien como nosotros en alguna otra parte.
Stephen Jay Gould destaca el papel decisivo del azar en la aparición del Homo Sapiens.

Si la vida en la Tierra volviera a comenzar de nuevo un millón de veces, piensa Gould, es muy probable que nunca más produjera mamíferos y, menos aún, una criatura como el Homo Sapiens. También Ernst Mayr , uno de los mas prestigiosos biólogos del siglo XX, considera irrepetible la especie humana y condenado al fracaso cualquier intento de encontrar señales de otro ser como nosotros.

Gaylor G. Simpson opina que " cualquier forma parecida al Homo Sapiens en cualquier otra parte del universo debe ser descartada de antemano". Comparten esta opinión otros grandes biólogos como Francisco Ayala y Theodosius Dobzhansky.

E. Mayr

G. Simpson

F. Ayala

T. Dobzhansky

 

Los caminos de la evolución no se repiten, por eso cada especie es irrepetible.
En la Tierra hay una enorme diversidad de animales y vegetales, con formas extrañas y variadas (a pesar de compartir todos un predecesor común). Resulta inverosímil que los alienígenas, que deberían ser muy distintos por tener un origen diferente, los imaginemos con un aspecto humanoide y con una capacidad intelectual parecida a la nuestra. Esta idea esta impregnada de ideología religiosa: Dios creó al hombre a su imagen y semejanza, por lo tanto si hay otras criaturas con razón en el universo también deben haber sido creadas como nosotros.

En resumen podemos decir que el cosmos es, en general, inhóspito para la vida, sobre todo para la vida animal. Los diferentes lugares son demasiado fríos o demasiados calientes o demasiado vacíos o demasiado llenos o demasiado oscuros o demasiado iluminados o escasos de minerales.
El éxito de la Tierra para crear y desarrollar vida inteligente se ha debido a una larga cadena de acontecimientos fortuitos ( solares, geofísicos, químicos, biológicos) muy difícil de repetirse en su correcto orden.
La probabilidad de que se repita toda esta cadena es tanto menor cuanto mas nos acercamos a nosotros. Y en el supuesto de que existiese otra especie inteligente en algún lugar no tiene por qué coincidir en el tiempo, ni estar cerca de nosotros ni ser compatible o ser detectable.

La creencia SETI puede resumirse así: nosotros somos fruto de la evolución biológica y vivimos en un planeta. Como el universo contiene infinidad de planetas y en muchos de ellos habrá aparecido la vida es muy posible que también existan seres inteligentes como nosotros. Esta es una idea marcada por el antropocentrismo, es delirante y sin base científica alguna.


La visión escéptica, completamente opuesta a la crédula, defiende el siguiente argumento: a pesar de la gran cantidad de estrellas que hay en el universo puede que no sea suficiente para asegurar la repetición de un ser como nosotros y, por lo tanto, la existencia de otras civilizaciones tecnológicas sería algo muy improbable.


El misterio del silencio cósmico puede que este en nosotros.

Los creyentes del SETI han levantado un castillo de especulaciones. Si dejamos a un lado las especulaciones y hacemos uso de la razón como método de trabajo se llega a una valoración muy escéptica respecto al éxito de este reto científico llamado SETI.

 

 

¿Es una perdida de tiempo la investigación SETI?

No es mi intención menospreciar el trabajo y la ilusión de aquellos aficionados a la astronomía que se interesan por cuestiones tan profundas como esta. El debate SETI abre muchos campos de investigación y esto siempre es bueno. Lo importante es saber distinguir entre la razón y la irracionalidad, entre la lógica y por la charlatanería, entre el método científico y la fantasía.

Una de las característica de la mente humana es la de crear mitos. El pensamiento lógico y racional que se requiere para la adquisición del conocimiento científico es lento y laborioso. Es mucho mas fácil alcanzar conclusiones mediante el pensamiento mágico e irracional.
La ciencia no es un bloque doctrinal estático, crece y cambia.
La historia de la ciencia está llena de cadáveres de teorías que tuvieron que ser enterradas simplemente porque no cuadraban con los hechos, pero algunas veces las teorías alternativas subsisten largo tiempo como la astrología. Hay muchas personas que se comportan parcialmente escépticas, son escépticas respecto a la publicidad, respecto a los adivinos, etc, pero en cambio no se comportan de igual manera respecto a ciertas informaciones "científicas".

 

¿Otras formas de vida? ¿Otros sistemas de comunicación?

Se han presentado muchas conjeturas para explicar el enigma del silencio cósmico. Tal vez las civilizaciones inteligentes son inestables y se terminan autodestruyendo (¿guerra atómica?
¿colapso ecológico? )

Si los mecanismos biológicos que han dado lugar a una inteligencia en otros mundos fueran diferentes a los nuestros tendríamos el problema de la incompatibilidad. Podría ser que otros seres inteligentes desarrollen un tipo de vida y unos pensamientos que nada tiene que ver con la nuestra.
Imaginemos una civilización marina. Dentro del agua no se pueden hacer muchas cosas que para nosotros son sencillas, como por ejemplo hacer fuego. Sin fuego no se pueden fundir metales y sin metales no se puede fabricar un aparato de radio.

Se ha especulado con la posibilidad de que la vida en otros mundos tenga, además de formas diferentes, una química también diferente.

Nuestra biología esta basada en elementos muy corrientes de la naturaleza, como son el agua, el carbono y el fósforo principalmente.
Estas tres sustancias tienen unas características excepcionales para la vida.

La molécula de agua (dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno) debería de ser un gas a temperaturas ambiente. Sin embargo, el agua forma polímeros, combinaciones de dos o tres moléculas débilmente unidas, para que sea en realidad un líquido a estas temperaturas. Como líquido, el agua forma la base de la sangre animal, de la sabia de los árboles, y del plasma celular. Pero cuando el agua se evapora, ya no forma polímeros. Esto permite que se disperse en la atmósfera para que no sofoque la vida al quedarse en la superficie de la Tierra en forma de un gas imposible de respirar. No hay otra sustancia con estas propiedades.
Además el agua es a la vez un disolvente universal. Disuelve los sólidos químicos necesarios para que éstos circulen en la sangre, en la sabia, y en las células vivas. Los demás líquidos que son capaces de disolver un número comparable de sustancias químicas, son altamente corrosivos y mortales para la vida.

Otra curiosidad interesante del agua es tiene una ventana de transferencia óptica que coincide con el pico de emisión del sol y este, a su vez, es el nivel de energía ideal para las reacciones químicas. El agua es 10e7 veces más opaco a la radiación ultravioleta e infrarroja que a la radiación en el espectro visible (lo que llamamos luz). Dado que el tejido vivo en general y los ojos en particular están compuestos mayormente por agua, la comunicación por la vista sería imposible si no fuera por el hecho que esta ventana única de la transmisión de la luz en el agua concuerda con la radiación del sol.

El carbono es el único elemento existente capaz de formar cadenas de una longitud casi ilimitada: una condición necesaria para el ADN y las proteínas.

El fósforo es otro elemento imprescindible para la vida. Las moléculas de fósforo tienen una gran capacidad para almacenar grandes cantidades de energía. Sin estos compuestos, no habría vida animal compleja ya que para la movilidad hace falta un método eficaz para el almacenamiento de energía. Y sólo el fósforo, de entre todos los elementos, tiene esta capacidad.

¿Hay alternativas a estos elementos?

Los elementos mas abundantes que se combinan con el hidrógeno son el carbono, oxígeno, nitrógeno y el flúor. Los compuestos líquidos son: metano, agua, amoniaco y floruro de hidrógeno.

El amoniaco, que en el ambiente terrestres es un gas, se hace líquido en ambientes fríos y a mayor presión. La conducta química del amoniaco se parece mucho a la del agua. Un planeta fío, es decir, muy alejado del sol, también recibiría poca luz. En un ambiente frío y oscuro la síntesis de proteínas sería extremadamente lenta o inexistente.

Otra sustancia abundante en planetas fríos es el metano. Sus propiedades químicas son diferentes al amoniaco y al agua. Las proteínas no se mezclan bien en él pero sí las sustancias grasas. Sabemos que existen moléculas grasas tan complejas como las proteínas. Tal vez podría desarrollarse una vida basada en el metano pero con una estructura muy básica.

En el lado opuesto, en planetas muy calientes, en donde el agua se sustituye por el sulfuro, la vida tendría dificultades para mantener estables a las proteínas. Los complejos de flúor-carbono, parecidos a los de hidrógeno-carbono, no serían suficientemente estables a la temperatura del sulfuro líquido.

Un elemento parecido al carbono, también con cuatro enlaces, es el silicio. El silicio supone el 25% del peso de la corteza del planeta mientras que el carbono no llega al 1%. Se ha especulado con una vida basada en el silicio pero hay dos diferencias muy importantes a tener en cuenta: el dióxido de carbono en un gas a temperatura ambiente mientras que el dióxido de silicio es un material muy duro (cuarzo) y altamente insoluble. En segundo lugar el silicio no forma enlaces con el hidrógeno de fuerza intermedia, es decir, enlaces suficientemente firmes como para evitar que el ser vivo sea un ser gelatinoso pero no tan fuertes que haga falta utilizar un soplete para flexionar un músculo.

La vida compleja, es decir multicelular, y sobre todo la vida inteligente precisan gran consumo de energía y de unas estructuras macromoleculares estables. Por lo tanto el planeta debe tener unas condiciones ambientales parecidas al nuestro, con suficiente aporte de energía solar. No es posible concebir vida compleja en ambientes extremos, muy fríos o muy calientes o ambientes corrosivos o sometido a radiaciones muy energéticas, etc.

Con nuestros actuales conocimientos no podemos asegurar que nuestra vida sea la unica posible pero no se conocen otros elementos y compuestos que puedan sustituir igual de bien el papel que desempeñan los que sustentan nuestra biología.
Aunque parezca una posición antropocéntrica, nuestra estructura químico-biológica, es, muy probablemente, la mejor.

 

 

Otra explicación muy recurrente es la posibilidad de que ET utilice otro sistema de comunicación.
Las especulaciones van desde una comunicación por luz laser ( el SETI óptico ) a comunicaciones con otras fuerzas o exóticas partículas.


La verdad es que el abanico de posibilidades es bastante limitado. Según nos enseña la física moderna todo lo que hay en este universo está regido por cuatro fuerzas fundamentales. Estas son: la fuerza débil, la fuerza fuerte, la fuerza electromagnética y la fuerza gravitatoria. Cada una tiene su propia partícula de intercambio y unas características particulares.
Nuestro sistema de comunicación a larga distancia está basado en el uso de los fotones, partícula de intercambio de la fuerza electromagnética. Así pues tanto las comunicaciones por radio como por luz pertenecen al dominio de la misma fuerza.
Las dos primeras fuerzas tienen partículas de intercambio muy pesadas, por lo tanto su radio de acción es muy pequeño. Sus influencias se reducen al interior del átomo. Solo las dos segundas poseen un alcance infinito.
La ventaja de la fuerza electromagnética es incuestionable sobre la gravitatoria:
la fuerza eléctrica entre dos electrones es 10e43 veces mas fuerte su mutua atracción gravitatoria. Por esa razón un electrón acelerado emitirá 10e43 veces mas energía electromagnética que gravitatoria.
Otros candidatos son los neutrinos o los fantasmagóricos taquiones...

En realidad no estamos seguros de nada, ni siquiera si la elección de la frecuencia de escucha de 1,42 Ghz es una buena elección o es una tontería. Cuando Giuseppi Cocconi y Philip Morrison escribieron su famoso articulo las microondas eran la tecnología punta, lo mas sofisticado en las telecomunicaciones. Hoy en día las microondas estan en todas partes, por ejemplo en los teléfonos móviles.
Ahora la tendencia SETI se dirige hacia las comunicaciones ópticas. Como sucedió en el pasado, la teoría va evolucionando conforme avanza la técnica pero el misterio sigue.

 

Articulos relacionados:
Mitos de primavera
Resumen:
Los mitos son relatos o tradiciones que intentan explicar el lugar del hombre en el universo. la naturaleza de la sociedad, la relación entre el individuo y el universo q...
El origen mitologico del mundo
Resumen:
Exposición temporal Magna Grecia y Sicilia. Los Dominios de Hades, el Inframundo.
Mitología germanoescandinava/nórdica
Resumen:
Relación por orden alfabético de la: Mitologia y folklore de los antiguos germanos, escandinavos y nórdicos.
Mitos de otono
Resumen:
El otoño, cuando la fertilidad y el vigor del verano dan paso a la muerte de las cosechas y al declive en fuerza del sol, se asocia en la mitologia con la muerte del dios...
CONTACT, ¿es posible? Calculo de una comunicacion radioelectrica
Resumen:
Es algo típico en las películas de ciencia ficción partir de una realidad científica para desarrollar argumentos que muchas veces son delirantes, carentes de lógica y que...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©