Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

Deus, sive universum XVIII. - Física, química, biología

Resumen: Corta digresión extra contextual de nuevo, para reconocer que mis escritos están muy incompletos sin tener en cuenta a planetas y satélites, en los que se da una evolución de masa muy superior a la de las estrellas.
2,320 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Rafael Gonzalo Jiménez

                Corta digresión extra contextual de nuevo, para reconocer que mis escritos están muy incompletos sin tener en cuenta a planetas y satélites, en los que se da una evolución de masa muy superior a la de las estrellas.

                Planetas y satélites no pueden ser considerados la energía y antienergía obscuras que mal llamo agujeros negros en mis escritos, pero sí son una especie de masa o materia obscura en el interior de los sistemas estelares, sin luz ni energía propia, pero con luz y energía estelar.

                Como los seres cerebralmente más evolucionados de nuestro planeta hemos inventado dioses y estamos enviando satélites artificiales a nuestro entorno interplanetario, también artificios que están estudiando ya la superficie de Marte, y que –aunque con polémica- dicen que se han posado en la Luna.

                Este es un escrito sin mucha importancia, pero que quiere reconocer la que tiene la química, orgánica e inorgánica, e incluso la biología, aunque esta última ciencia estudie ya una vida muy especial de nuestro planeta, que en forma alguna podemos elevar a vida universal.

                Sí es semiuniversal una evolución especial de la materia en todos los planetas, que por desgracia no puedo estudiar en mis escritos, y por eso reconozco que el estudio que hago de las galaxias y antigalaxias es incompleto.

                                Deus, sive universum

                                               XVIII. - Física, química, biología

 

                Con el beneplácito y aprobación de la física la química inorgánica estudia unas 109 substancias que dice compuestas de átomos de hidrógeno, y yo no voy a negarlo, si bien siempre he llamado también aumento de densidad a esos compuestos físicos.

                La química orgánica estudia todas las substancias compuestas de carbono, y la cito sólo porque un supuesto coacervado orgánico, inmerso en el agua de un pequeño hoyo, en roca cercana al mar, por influencia de la energía solar debió originar la primera célula animal (virus), materia prima que estudia la biología, ciencia que estudia ya la vida propia y distinta de nuestro planeta Tierra.

                Redacto estos escritos con base en una interpretación personal de los quarks y antiquarks, y algún que otro dato y concepto físico, pero la digresión de hoy nos va a llevar a una idea muy vieja en mí, que interpreta el conjunto de planetas-antiplanetas y satélites-antisatélites del universo como posible energía y antienergía obscura de la que habla la física, con lo que también podrían ser la masa-antimasa o materia-antimateria obscura que también busca la física.

                Las estrellas-antiestrellas son los únicos astros del universo en que pienso y a los que me refiero al redactar estos escritos, llamándolos galaxias y antigalaxias, porque me enseñaron en la escuela que las galaxias son constelaciones de estrellas, y la definición me sigue gustando.

                Son astros compuestos principalmente de hidrógeno, a muy elevadas temperaturas porque las fusiones que realizan para formar helio son el fenómeno o hecho que las permite radiar energía y luz por todo el sistema estelar, permitiendo la vida en sus planetas, o en algunos de sus planetas, a niveles superiores, o muy superiores a esa vida universal que yo vengo definiendo como masa o antimasa con electromagnetismo, por quarks o antiquarks con colores y anticolores.

                De muy distintos tamaños y clases no todas tienen sistemas estelares, al menos que sepamos y conozcamos, pero definimos las estrellas como astros con luz propia, siendo planetas y satélites astros opacos que sólo reflejan la luz que reciben de su estrella.

                Y este hecho es el que me hizo pensar que planetas-antiplanetas y satélites-antisatélites, materia-antimateria que hemos llamado de segunda y tercera generación, en realidads sean materia-antimateria obscura a nivel universal, si bien no quiero identificarla con la energía-antienergía residual divina, que estoy mal llamando agujeros negros.

                Lo que quiero repetir es que sólo concedo un 8% de probabilidad de existencia de otro planeta similar a la Tierra en todo el universo, y que esta singularidad terrestre se ha debido a su masa, en relación con la solar, que la ha ubicado a una distancia idónea para que terminara teniendo atmósfera, y un clima adecuado para que se desarrollara su vegetación y flora primero, y su fauna después.

                La vida estudiada por la biología comienza con la célula animal, pero vida muy anterior fue la de las plantas y flores, compuestas también de células vegetales. Anterior, por supuesto, fue esa vida que yo llamo universal, y que es masa con electromagnetismo.

                Difícil es la existencia de 109 átomos de hidrógeno en uno solo en uno, con 109 núcleos y electrones, orbitando alrededor del núcleo en esa complejidad de órbitas que dice la física y repite la química, y que yo no estoy discutiendo, aunque siempre me haya gustado decir mejor que se trata de evolución de densidad.

                Lo que quiero decir es que no puedo redactar estos escritos en forma distinta a como lo hago, pero que hay que entender las 56 etapas ascendentes y descendentes del universo como protones o neutrones, tricolores o monocolores, que van creciendo o decreciendo en densidad de energía y masa, y que serán los que formen, por fusión, substancias más complejas o compuestas en las estrellas (en las estudiadas por la física de hidrógeno a hierro), y sobre todo, ya sin fusión ni fisión, ya sin alteraciones nucleares, hasta 109 substancias, o más, distintas en planetas como nuestra Tierra.

                Las estrellas se originan por condensación, gravitación y electromagnetismo de nubes preestelares que suponemos proceden de lo que estoy llamando paraíso, siendo esas nubes conjunto de masa muerta, y siendo las estrellas, y por tanto las galaxias, espacio y conjunto de masas vivas.

                Algunas estrellas forman sistemas estelares, al menos con planetas, que son astros de segunda generación, formados también por condensación, gravitación y electromagnetismo de masas muertas, procedentes ya de las estrellas, que llamamos nubes preplanetarias.

                Sólo me interesa repetir que los planetas son menos radiactivos que las estrellas, y desprenden muy poca masa muerta, siendo una incógnita si fenecerán por explosión, como sucede con las estrellas.

                Materia obscura o no, los planetas y satélites constituyen una masa universal muy digna de tener en cuenta, aunque yo no puedo cuantificarla en mis escritos.

                Esta digresión es, sin embargo, para considerar a los planetas y satélites excluidos de cuanto digo en mis escritos, pues no les afecta directamente el estudio que hago de las galaxias y antigalaxias. Y su contemplación como materia obscura, comparada con la de las estrellas, es para justificar un poco más que esté viendo salvación católica (purgatorio) en una posible emigración temporal de nuestras vidas y conciencia al espacio interplanetario, condenación católica (infierno) en la emigración a esa zona de la estratosfera cuyo nombre no recuerdo, y salvación definitiva, pero muy lejana, (paraíso) por emigración a lo que vengo llamando energía y antienergía obscuras, mal llamadas agujeros negros.

                La física, aunque muy particularmente interpretada, me está sirviendo para redactar estos escritos.

                No tengo en cuenta la química ni la biología, pero admito que el estudio del universo es incompleto sin tenerlas en cuenta, porque planetas y satélites son ya química, y algunos, muy pocos, como nuestra Tierra son también biología.

 

Articulos relacionados:
Magia y religión: Magia, ciencia y religión
Resumen:
Escrito en el que resumo lo que es magia y religión, relacionando magia y ciencia, no porque sean lo mismo, sino porque ambas operan mediante asociaciones de ideas, y cre...
Los credos (pdf)
Resumen:
Al revisar una breve revisión bibliográfica referente al significado de la palabra credo, se observa que todos concuerdan en que: Credo es un "simbolo de la fe cristiana,...
Magia y Religión: Expulsión pública del mal
Resumen:
Aunque extenso, este escrito resume la expulsión pública del mal, encarnado en brujas o demonios, en espíritus malignos.
El demonio era creencia omnipresente en todo ...
Credos (pdf)
Resumen:
Dios es la máxima revelación para el hombre. Su omnipotencia, omnisciencia y omnipresencia infinitas presentadas en la expresión de amor salvífico del Padre, el Hijo y el...
Magia y Religión: Sacrificios humanos
Resumen:
Escrito en dos partes, resumiendo en la primera cuatro cantos de segadores, típicos de Egipto, Frigia, Fenicia o Bitinia; y dedicando la segunda a resumir sacrificios hum...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©