Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

Periodontitis

Resumen: Se caracteriza por la destrucción progresiva de los tejidos que soportan el diente, incluyendo ligamento, cemento y hueso alveolar. Al principio no presenta síntomas y sus signos clínicos son la hemorragia gingival (de las encías), movilidad dental y en algunos casos secreción purulenta.
7,526 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Natalia Jaramillo
DEFINICION DEFINICION

Por ser la enfermedad periodontal una lesión inflamatoria, se le ha dado el nombre de Periodontitis.

Se caracteriza por la destrucción progresiva de los tejidos que soportan el diente, incluyendo ligamento, cemento y hueso alveolar. Al principio no presenta síntomas y sus signos clínicos son la hemorragia gingival (de las encías), movilidad dental y en algunos casos secreción purulenta.

La causa primaria es una serie de infecciones, causadas por algunas de las 300 especies bacterianas reconocidas en cavidad oral, dentro de las que se destacan los anaerobios Gram negativos. En todos los casos, la enfermedad progresa en episodios cíclicos, de corta duración, ocasionando destrucción rápida de tejido seguida por reparo y períodos prolongados de remisión.

TIPOS DE PERIODONTITIS

La enfermedad periodontal no es única, está integrada por una serie de lesiones que aparecen en distintos períodos de la vida del individuo y son ocasionadas por grupos bacterianos específicos. La periodontitis del adulto está asociada a ciertos microorganismos diferentes a los que prevalecen en periodontitis juvenil y periodontitis rápida progresiva.

CARACTERISTICAS PRINCIPALES DE LOS DIFERENTES
TIPOS DE PERIODONTITIS
CARACTERIS-TICAS
PERIODONTITIS DEL ADULTO
PERIODONTITIS
DE RAPIDA PROGRESION
PERIODONTITIS
JUVENIL
EDAD > 35 años 20-35 años Adolescentes
PROGRESION crónica rápida localizada en incisivos y molares
IRRITANTES LOCALES placa bacteriana y calculos generalizada,
anomalía en mecanismos de defensa
No hay Irritantes, defectos genéticos

MICROORGANISMOS ASOCIADOS

Periodontitis del Adulto: Porfiromona gingivalis, Prevotella intermedius, Espiroquetas

Periodontitis de rápida progresión: Bacteroides gingivalis, Prevotella intermedius, Actinobacillus Actinomicetemcomitans.

Periodontitis Juvenil: Actinobacillus Actinomicetemcomitans, Capnocitofaga.

Dentro de este grupo de lesiones, la periodontitis del adulto es quizá la entidad más frecuente, iniciando en la juventud y progresando durante el resto de la vida del individuo. La prevalencia aumenta de 10% en la adolescencia a 90% en los 40 años y, pasada la cuarta decada, la gran mayoría de la población muestra algún signo de periodontitis.

PORCENTAJE DE CASOS SEGUN EL TIPO DE PERIODONTITIS
DEL ADULTO 95%
RAPIDA PROGRESIVA 5%
JUVENIL 0.1%

SINTOMAS

Como generalmente esta enfermedad se presenta sin dolor, el paciente suele desconocer que la padece. Por esos es importante conocer cuales son los síntomas que se presentan, y consultar inmediatamente a su dentista:

  • Sangrado de las encías cuando se cepilla los dientes.
  • Encías rojizas, hinchadas, blandas o doloridas.
  • Mal aliento.
  • Pus entre sus dientes y las encías.
  • Perdida de dientes.
  • Encías que se separaron de sus dientes.
  • Retracción de las encías, dando la apariencia de dientes más largos.
  • Cambios en su mordida.
  • Cambios en la adaptación de las dentaduras parciales

FISIOPATOLOGÍA

La fisiopatología de la periodontitis del adulto está ligada a la acción de las bacterias organizadas en la placa bacteriana. Inicia con inflamación gingival (gingivitis) donde aún no es afectado el hueso alveolar; el proceso inflamatorio progresa hasta involucrar tejidos de soporte y ocasionar pérdida de los dientes.

La primera etapa de la enfermedad periodontal: Gingivitis y se destaca por el enrojecimiento de las encías y el sangrado de las mismas durante el cepillado.
Presencia de placa bacteriana.

Es característica una abundante acumulación de sarro por debajo del borde gingival. Las encías se van desprendiendo progresivamente de los dientes, y se produce una pérdida ósea que incrementa la profundidad de las bolsas periodontales.

Los estados más avanzados de la enfermedad periodontal, se los conoce como periodontitis. La placa bacteriana y los cálculos están presentes adheridos al diente. En este estado encontramos daño tanto en las encías como en el hueso.

En las radiografías se confirma la destrucción del tejido óseo de soporte. Al avanzar la pérdida ósea, los dientes se aflojan y las encías retroceden.

En las fases tardías es frecuente una migración de los dientes. No se suele observar dolor a menos que se produzca una infección aguda (p. ej., formación de un absceso en una o más bolsas periodontales). La impactación de los alimentos en las bolsas puede provocar molestias y dolor durante las comidas.

En una Periodontitis avanzada se presenta un daño mucho más severo de tejidos y hueso lo cual lleva a la perdida de la pieza dentaría.

Mientras que la periodontitis del adulto está asociada simplemente a la acción de la placa bacteriana, existe evidente relación entre el desarrollo de enfermedades de aparición temprana (juvenil, rápida progresiva) y anomalías en los mecanismos de defensa del huésped, en especial defectos del funcionamiento de polimorfonucleares y macrófagos. Por otra parte, la periodontitis juvenil ha demostrado tener bases genéticas y hereditarias.

Respuesta Inmunológica en Enfermedad Periodontal

Es claro que la periodontitis es ocasionada por la bacteria, la cual desencadena la enfermedad; sin embargo, es la respuesta inmune del individuo quien está comprometida con el desarrollo de la entidad.

La acumulación de placa bacteriana conduce a la activación de un proceso inflamatorio agudo el cual es reemplazado por exudado inflamatorio crónico. Los agentes bacterianos actúan como antígenos desencadenando la respuesta inmunológica.

Los leucocitos polimorfonucleares son las primeras células en reaccionar frente a la agresión. Dichas células son sustituidas por linfocitos, plastocitos y macrófagos. Mastocitos, eosinófilos y basófilos también participan en la respuesta inmune. Intervienen entonces diferentes mediadores químicos de la inflamación como leucotrienos, prostaglandinas, anafilotoxinas, monocinas y linfocinas.

El desarrollo del proceso está dirigido por el macrófago, el cual estimula al linfocito T para que secrete linfocinas, entre las cuales están factor quimiotáctico, factor estimulante de colonias, factor estimulante de célula plasmática y factor estimulante de osteoclastos, este último el más importante ya que es el principal responsable de pérdida de hueso alveolar de soporte.

PERIODONTITIS Y ENFERMEDAD CORONARIA:
¿UN NUEVO FACTOR DE RIESGO?

Es reconocido que las enfermedades cardiovasculares surgen como resultado de una serie de factores genéticos y ambientales. Aunque no hay una relación causal determinada, datos clínicos y epidemiológicos sugieren que infecciones dentales crónicas pueden ser un factor de riesgo independiente para ateroesclerosis e infarto agudo del miocardio.

Al ser considerada la enfermedad periodontal como una entidad infecciosa crónica, de alta prevalencia en la población, varios investigadores han buscado la relación entre esta y la enfermedad cardiovascular. Los doctores DeStefano F., Anda R. y colaboradores, realizaron un estudio pionero que incluyó 9760 individuos entre 25 y 74 años, a quienes se les controló un gran número de factores asociados a enfermedad coronaria; los resultados después de seguimiento por 14 años relacionaron la enfermedad periodontal con un incremento de 25% en el riesgo de enfermedad cardiovascular. Dicha relación fue más fuerte en individuos menores de 50 años con periodontitis.

Pese a los anteriores resultados otras investigaciones no han encontrado suficiente evidencia de asociación causal entre enfermedad periodontal y un aumento en el riesgo de enfermedad coronaria. El doctor Philippe Hujoel y colaboradores, miembros de la Escuela Dental de la Universidad de Washington, Seattle, realizaron un trabajo de cohorte donde evaluaron el riesgo de enfermedad coronaria en 8032 personas con periodontitis, gingivitis o tejido periodontal sano. Los resultados no demostraron que la enfermedad periodontal aumentara el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Ciertos mecanismos biológicos a través de los cuales la enfermedad periodontal puede ser causa de enfermedad coronaria han sido propuestos; la invasión de células endoteliales coronarias por microorganismos orales, los efectos nocivos cardiovasculares causados por la respuesta inflamatoria a periodontitis o la contribución de patógenos periodontales a eventos tromboembólicos durante bacteremias, son algunos de estos mecanismos.

Como de las causa de la enfermedad periodontal, los microorganismos anaerobios Gram negativos son los protagonistas. Estos generan lipopolisacáridos y citocinas que lesionan el endotelio vascular. Varias observaciones demuestran el papel de lipopolisacáridos y macrófagos como mediadores en la patogénesis de la periodontitis; sus niveles aumentan dentro de los tejidos periodontales incrementando la severidad de la enfermedad. Dichas células pueden jugar también un papel crítico en infecciones asociadas a aterogénesis y tromboembolismo.

TRATAMIENTO

En todas las formas de periodontitis, la primera fase del tratamiento consiste en una higiene oral adecuada, un raspado y alisado radicular exhaustivo para eliminar los depósitos de sarro y una revisión al cabo de 3 meses.

El tratamiento de la periodontitis juvenil localizada incluye siempre la cirugía periodontal y la administración de antibióticos (Tetraciclina, 250 mg cuatro veces al día, o metronidazol, 250 mg tres veces al día durante 14 d). Si tras el tratamiento inicial las bolsas no tienen más de 3-4 mm de profundidad, no se necesita más tratamiento. Si siguen existiendo bolsas profundas, se pueden administrar antibióticos sistémicos para alterar la flora presumiblemente patogénica. Se pueden administrar 250 mg de tetraciclina cuatro veces al día durante 10 d. Algunas tetraciclinas inhiben la colagenasa y limitan la destrucción del tejido óseo. Además, se concentran en el surco gingival.

También se pueden introducir hilos impregnados en tetraciclina en los surcos más recalcitrantes durante 7-10 d. Otra opción consiste en la supresión quirúrgica de la bolsa y la remodelación del hueso para que el paciente pueda limpiar adecuadamente las bolsas en toda su extensión.

También se puede intentar la cirugía regeneradora y algunas técnicas biológicas para estimular el crecimiento del hueso alveolar. En algunos casos es necesario inmovilizar los dientes flojos y proceder a una remodelación selectiva de las superficies dentales para suprimir una oclusión traumática. A veces es inevitable extraer algunos dientes cuando la enfermedad está muy avanzada. Antes de iniciar el tratamiento periodontal se deben controlar los posibles factores sistémicos que puedan existir.

PREVENCION DE LA PERIODONTITIS

Para mantener sus dientes completos y sanos durante toda la vida, es necesario remover la placa bacteriana mediante un cepillado frecuente y cuidadoso y con la ayuda de la seda dental.

Las visitas regulares al odontólogo son igualmente importantes. La limpieza diaria mantendrá la formación de cálculos reducida a un mínimo, pero no la puede prevenir completamente. Una limpieza profesional efectuada por el odontólogo removerá los cálculos endurecidos que se hayan formado en sitios donde el cepillo o la seda, dado un difícil acceso, no hayan prevenido su formación.

La remoción de cálculos lleva por nombre raspaje y curetaje. Muchos odontólogos utilizan máquinas de ultrasonido que, por vibración, causan el desprendimiento del cálculo de la pared dentaria, para luego, valiéndose de instrumentos manuales, terminar la limpieza con un alisado final.

Su odontólogo puede diseñarle un programa personalizado de higiene oral diaria que se adapte a sus necesidades específicas. Este programa incluiría técnicas de cepillado adecuadas para remover completamente la placa bacteriana sin causar daño a las encías o dientes.

Usted así aprendería también a utilizar de manera correcta la seda dental, ella le permitirá limpiar la placa bacteriana de zonas interdentarias que son de difícil acceso para el cepillo.

Una visita al odontólogo le puede servir para seleccionar mejor los productos dentales de higiene oral. Existe una amplia gama de cepillos, enjuagues bucales y sedas dentales en el mercado. Los irrigadores orales, las puntas de caucho y los cepillos interdentales amplían aún más la selección. Su odontólogo puede ayudarle a escoger los productos que sean más adecuados para usted.

Enero 2001

Referencias:
Revista Iladiba - Salud Oral Edición de Noviembre 2000
Manual Merck: Dientes y Periodoncio
Red Dental.com

Natalia Jaramillo - Enfermera Licenciada, U.J.
Editora Contusalud.com

Articulos relacionados:
Evaluación del desempeño en el Programa de Control de la Blenorragia - Policlinico Cristobal Labra la Lisa- Mayo 2005
Resumen:
Se realizó un estudio descriptivo de corte transversal, con el objetivo de evaluar la calidad científico técnica del personal de atención primaria responsabilizado con el...
Infección de Transmisión sexual y el VIH/SIDA.2005
Resumen:
Se realizó un estudio científico filosófico con el objetivo de valorar la importancia del conocimiento acerca de las infecciones de transmisión sexual y VIH /SIDA, como s...
Ulcera péptica
Resumen:
Definición. Etiología. Anatomopatología Clínica. Diagnóstico. Tratamiento. Lesión profunda de la mucosa gástrica y duodenal que llega hasta la capa denominada muscularis ...
Hábitos deformantes y anomalías de la oclusión
Resumen:
Se realizó un estudio para determinar los hábitos deformantes en escolares de primaria comprendidos entre los 5 y los 11 años de edad. El universo de trabajo se constituy...
Fibromialgia (ppt)
Resumen:
Es una enfermedad de etiología desconocida, con un cuadro clínico incontrovertible, caracterizado por: dolor generalizado músculo esquelético, agotamiento profundo, trast...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©