Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

Las ideas políticas de Florentino Ameghino

Resumen: Florentino Ameghino fue el primer argentino consagrado íntegramente a la ciencia. Pero esa dedicación full time tan esforzada y abnegada por la falta de financiación estatal y personal (él nunca fue de gran poder adquisitivo ) y las fuertes discrepancias con la ciencia oficial de la época, dominada –pese al positivismo de la dirigencia política de entonces– durante décadas por el creacionista Hermann Burmeister y sus discípulos, no importaba una desatención absoluta de la realidad política de su patria.
1,771 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Jorge J. Cortabarría

1854 - 18 de septiembre 2004: Sesquicentenario de F. Ameghino (?)

 “Sin historia no hay pueblos, hay factorías”.

José Gabriel, El loco de los huesos.

 

Jorge Juan Cortabarría

Florentino Ameghino fue el primer argentino consagrado íntegramente a la ciencia. Pero esa dedicación full time tan esforzada y abnegada por la falta de financiación estatal y personal (él nunca fue de gran poder adquisitivo[i]) y las fuertes discrepancias con la ciencia oficial de la época, dominada –pese al positivismo de la dirigencia política de entonces– durante décadas por el creacionista Hermann Burmeister y sus discípulos, no importaba una desatención absoluta de la realidad política de su patria.

La obra científica del eminente sabio lujanense, sobre todo la antropológica, es una muestra de su acendrado patriotismo o nacionalismo. Cuando le notificó al ministro Eduardo Wilde la publicación de Filogenia, le escribió que con ese libro ansiaba “mantener bien alto el buen nombre de la República Argentina” y que la suscripción que le pedía sería una “gracia y justicia que recompensará en parte mis desvelos por la Ciencia y por la Patria”[ii].

Según Alfredo J. Torcelli, director de la edición de las Obras Completas de Florentino Ameghino y amigo de sus hermanos Juan y Carlos, el autor de La antigüedad del Hombre en el Plata fue desde joven afiliado al Partido Nacionalista, de Mitre, en 1890 estuvo por ir al Parque de Artillería (donde hoy está el Palacio de Tribunales) a sumarse a la insurrección cívica. Asimismo, Torcelli refirió que Ameghino pensaba que, dada la incultura de las masas populares, el país no estaba preparado para el federalismo[iii].

Empero, el diario de Mitre no fue de los primeros en dar cuenta de las investigaciones del maestro de Mercedes: sólo en 1882 el autor de la Historia de Belgrano dio cuenta de una publicación de aquél.

Más apoyo recibió de parte de Sarmiento, quien en 1881, en una conferencia, mencionó al “señor Ameghino”. Al año siguiente hizo lo propio, el 13 de julio, alabando la disertación del joven antropólogo sobre Darwin.

El principal biógrafo de Ameghino, el arqueólogo Fernando Márquez Miranda, no creía mucho en el aserto de Torcelli: conjeturaba que simpatizaría con el socialismo como su hermano Juan pero refirió que, siendo senador nacional, Juárez Celman lo hizo nombrar profesor en la Universidad de Córdoba y que cuando la crisis de 1890 apostó un cajón de champaña que aquél capearía el temporal[iv]. Esta anécdota hace tambalear la afirmación del director de sus Obras Completas, sobre todo la referente a su cuasi adhesión al movimiento de 1890. Yo no creo que haya estado a punto de sumarse a dicha revuelta, ya que en una carta a su hermano Carlos, que estaba en Santa Cruz, le dijo que ella fue “una revolución imponente, que, por suerte, pasó como un huracán de verano, en pocos días, dando en tierra con el gobierno de Juárez”[v]

Luego Márquez Miranda refirió que cuando la UCR tomó el gobierno de la Provincia de Buenos Aires, en 1893, removió a Moreno del Museo de La Plata y dispuso poner en su lugar a Ameghino, lo que quedó en aguas de borrajas por el rápido fracaso de la insurrección[vi].

Dos años después, en busca de un trabajo científico rentado, Ameghino le ofreció al gobierno de la provincia de Santa Fe su colección a cambio de la creación de un museo que dirigiría con amplios poderes y garantía de estabilidad, pues él no se ocupa de política[vii]. Bien comenta Márquez Miranda que esa carta refleja la indiferencia de Ameghino por la política criolla y su desconfianza por las promesas de los políticos profesionales[viii].

No tuvo tiempo –refirió Torcelli– para profundizar teorías políticas, pero le molestaban las huelgas y otras manifestaciones de protesta obreras. No creía en las jerarquías o privilegios: todos debían cumplir con sus obligaciones y a todos debían respetársele sus derechos. Quería que los trabajadores ganaran lo suficiente para su sustento digno[ix].

Era contrario –sostuvo Torcelli– a la pena de muerte, a la guerra, a las armas y a todo elemento bélico[x].

La simpatía de Florentino Ameghino por el mitrismo me parece natural, dado que esa corriente política era liderada por un hombre de gran cultura (historiador, bibliófilo, traductor, poeta, promotor de la educación pública) y reunía en sus filas a elementos generalmente urbanos y de mayor ilustración que los autonomistas, la mayoría de los cuales habían formado parte o eran descendientes de federales netos o rosistas.

En los últimos años de vida de Ameghino y más aún después de su muerte (acaecida el 6 de agosto de 1911) cundió un movimiento intelectual en su favor que incluía a personas partidarias del capitalismo y del socialismo, cuyos puntos en común eran el cientificismo, el racionalismo, el agnosticismo, el laicismo y el darwinismo (Ameghino sólo fue darwinista en su aspecto biológico, no en su faz social o spencerianismo).

Por lo que informa Torcelli, que merece atención por su conocimiento del sabio evocado y su amistad con sus hermanos y colaboradores, la simpatía del socialismo por Ameghino no se debía ni se debe a sus ideas políticas (demoliberales, capitalistas) sino a sus tesis científicas y filosóficas.


[i] En 1889, ya doctor honoris causa, le escribió a La Nación: “Me he dedicado a las ciencias naturales por una inclinación espontánea que no han podido desviar los acontecimientos. He pasado 18 años de mi vida economizando diariamente un pedazo de pan para proseguir mis estudios, trabajando sucesivamente de ayudante y después de maestro de escuela, de tenedor de libros, de escribiente, de corrector de pruebas y de librero. El año 82, para comer, empeñé mi reloj en el Monte de Piedad, de Buenos Aires, y en otra ocasión, por no tener 50 pesos moneda corriente y no querer pedirlos prestados, me hice a pie el camino de Buenos Aires a Luján” (Obras Completas y correspondencia científica de Florentino Ameghino, vol. XX "Correspondencia científica", págs. 508-510, La Plata, 1935.

[ii] Ibídem, 287.

[iii] Obras Completas..., vol. I "Vida y obras del sabio", pág. 51, La Plata, 1913.

[iv] Márquez Miranda, Ameghino, un vida heroica, cap. VI, Editorial Nova, Bs. As., 1951.

[v] Obras Completas, XX, 174.

[vi] Ibídem, I, 101.

[vii] Ibídem, XXI, 624.

[viii] Ibídem, I, 102.

[ix] Ibidem, 52-53.

[x] Ibídem, 54.

Articulos relacionados:
A 90 años del genocidio del pueblo armenio
Resumen:
Armenia está forma parte de la Transcaucasia junto con Azerbaiyán y Georgia. En esa zona conviven más de cuatro millones de armenios cristianos y cerca de siete millones ...
Constitución de la República Bolivariana de Venezuela
Resumen:
Texto de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.
Globalizacion economica fusiones y sindicalismo
Resumen:
Las fusiones entre grandes empresas no suponen ninguna novedad en el modelo de sarrollo capitalista a lo largo del siglo XX. La novedad estriba en las dimensiones de esta...
Forma de Estado en Thomas Hobbes, y mirada a la política democrática colombiana
Resumen:
Introducción. Concepción del Contrato Social. Concepto de Estado en Thomas Hobbes. Legitimación de la democracia. Conclusión
José Martí y la Ética Militar
Resumen:
La lucha ideológica que se desarrolla en este mundo neoliberal, globalizado, unipolar bajo el hegemonismo brutal de la potencia más grande de todos los países capitalista...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©