Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

1923-12 de octubre-2004 Enrique Udaondo Pionero y precursor del voluntariado museal argentino

Resumen: Perfil de hacedor. No fue un funcionario común, ni ocupó cargos importantes en la jerarquía de la política argentina tradicional, con excepción de aquellos vinculados legítimamente con “sus amores”..., como la historia y sus testimonios, los hombres y sus proezas o desprendimientos, la tierra, los museos, los monumentos, los árboles y las flores;.... pero sí fue un verdadero e indiscutido “hacedor de patria”.
1,552 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Dr. Néstor Fabián MIGUELIZ

Opinión

                                                                                                  “... de brillante ejecutoria,

                                                                                                     este grande de la Patria,

                                                                                                 su nombre ya está grabado

                                                                                                     en la Villa centenaria.....

                                                                                                   Que no hiera su modestia

                                                                                                  la verdad de mi palabra” [2]

      1. Perfil de hacedor. No fue un funcionario común, ni ocupó cargos importantes en la jerarquía de la política argentina tradicional, con excepción de aquellos vinculados legítimamente con “sus amores”..., como la historia y sus testimonios, los hombres y sus proezas o desprendimientos, la tierra, los museos, los monumentos, los árboles y las flores;.... pero sí fue un verdadero e indiscutido “hacedor de patria”.

    Como pocos y al mismo tiempo, se desempeñó como autoridad indiscutida del museo confiado a su custodia y fue -él mismo- el mejor y más intenso amigo de dicha institución y su primer voluntario. Tanto que el lugar que dejaba a su muerte -en 1962-, en nada se parecía a aquello que fuera inaugurado ese 12 de octubre de 1923 en Luján, en las dependencias remodeladas del viejo y colonial edificio del Cabildo de la Villa de Nuestra Señora de Luján (1798), hoy monumento histórico nacional.

   Habíanse multiplicado -como por arte de magia- los pabellones y las recovas, las salas, los objetos y las pertenencias (uniformes, banderas, armas, muebles, platería, antiguos utensilios indígenas, artes plásticas de jerarquía -Figari, Blanes, P. Pueyrredón- , etc.), las colecciones, las exposiciones... , habían aparecido la numismática, la filatelia, molinos, velocípedos de época, las célebres figuras de los equinos criollos “Gato” y “Mancha”, los carruajes y entre ellos “la sopanda de Belgrano” y la berlina de Juan M. de Rosas”, el hidroavión “Plus Ultra”, la locomotora “Porteña”, el yate “Legh I” de Vito Dumas, los archivos, demás papeles históricos y la biblioteca...

    Nacido cuando Roca se aprestaba a ejercer su primera presidencia, estuvo durante 39 años al frente del Museo que hoy -con justeza y merced a la solicitud pronta del vecindario lujanense- lleva su nombre para quedar en la inmortalidad y proyectar su ejemplo y accionar en beneficio de las generaciones futuras.

    Como bien se ha escrito en nuestras tierras, “... dejó su fortuna material y espiritual -su vida- en nuestra Villa, sin que muchos de sus contemporáneos lo advirtieran: poco a poco, como agua que horada la piedra, fue despojándose de sus bienes, sin alardes, como la cosa más natural y sencilla”[3].

       2. La obra del patriota. Su obra más completa y perdurable es el actual Complejo Museográfico Provincial (con cuatro áreas -colonial e histórica, transportes, depósitos, y archivo y biblioteca- y miles de piezas y elementos, cuya variedad y diversidad dificultan aún hoy una impresión cuantitativa del conjunto patrimonial cultural que todo ello conforma). La existencia allí de muchos de dichos bienes se debe -sin duda alguna- a la persuasión patriótica de la que gozaba Udaondo[4] -y, con acierto, ponía en práctica- cuando no a la generosa disponibilidad de su propia fortuna[5], como resulta muy conocido. Además del testimonio que se yergue en Luján a la vera del célebre Santuario mariano, Udaondo escribió y publicó más de 200 trabajos (libros, folletos, estudios, artículos, discursos sobre historia, museos, lugares, próceres, reseñas históricas de los partidos de la Pcia. de Buenos Aires, calles, árboles autóctonos, etc.), organizó los museos de Chascomús, Dolores y San Antonio de Areco, creó la casa del Acuerdo de San Nicolás, presidió la Comisión Nacional de Museos, Monumentos y Lugares Históricos, integró la Academia Nacional de la Historia, señalizó los sitios históricos, estableció el contenido de las efemérides escolares para los bonaerenses, y -entre otras actividades- presidió la comisión central provincial  honoraria de parques provinciales y de protección a la fauna y flora aborigen.

      3. Comprometido y ejemplar mensaje para los voluntarios. Cuando evocamos la vida y obra del patriota, surge naturalmente en nuestra conciencia el valor de su desprendimiento material, decidido para el bien de todos, es decir, para el aprovechamiento colectivo y en carácter de legado a las generaciones que le sucederán en la escena de la vida.

    Hoy, los amigos de museos afrontamos desafíos distintos, pero con similar compromiso. No solamente fundados en el deber constitucional de preservación del patrimonio natural y cultural[6], sino en el desafío de optimizar y mejorar los recursos y esfuerzos para el mejor mantenimiento de los lugares, así como en la utilización de los medios que ofrecen ahora la ciencia y la tecnología para el mejor cumplimiento de nuestros objetivos (internet, inventario y avalúo, digitalización de archivos y biblioteca, utilización de espacios y salones, ediciones documentales, luz y sonido, actividades para la extensión cultural -conferencias, muestras transitorias, presentaciones de libros, conciertos, etc.-, visitas guiadas y turismo, etc.); todo ello a favor de la comunidad y en procura de la captación de nuevos públicos y demás interesados.

   Pero volviendo al prócer que nos ocupa, solamente sobre esto -y vaya; ...¡qué dimensión alcanza esa desprendida actitud en estos tiempos actuales...!- trata la ejemplar vida y obra pública de Don Enrique Udaondo que los argentinos y demás hombres y mujeres del mundo merecemos conocer y, por qué no, emular.

 

   Luján, septiembre de 2004.

Dr. Néstor Fabián MIGUELIZ[1]

 

[1] Integrante de la Comisión Directiva de Asociac. Amigos Complejo Museográfico “Enrique Udaondo”. Luján, Pcia. de Buenos Aires / Delegado titular a Federac. Argentina de Amigos de Museos (FADAM).

[2] Felisa Carmen ECHEVARRÍA de LOBATO MULLE. “Romancero de la Villa de Luján”. Librería de Mayo. Luján, 1957.

3 María Adela LUCHETTI de MONJARDÍN. “Luján y su gente”. Editorial Librería de Mayo. Luján, 1996.

[4] Convenció a muchos descendientes de próceres y a familias patricias de la importancia de donar testimonios para enriquecer el patrimonio del museo, con la convicción de legar su significado a la posteridad y evitar así su dispersión y/o salida del terriotorio nacional, como lamentablemente ocurrió durante mucho tiempo.

[5] “...El hombre que entregó la mayor parte de su fortuna para salvaguardar el patrimonio de los argentinos, que hizo construir monolitos recordatorios en numerosos lugares donde acaecieron hechos significativos,... que coloca placas de mármol y de bronce en cada una de las municipalidades...., muchas pagadas de su peculio”. Reseña Histórica de Mercedes, Pcia. de Buenos Aires.

[6] Art. 41 e inciso 19, párrafo final, del Art. 75, Constitución de la Nación Argentina (según texto 1994).

Articulos relacionados:
Fernando Alonso
Resumen:
Fernando Alonso Díaz nació el 29 de julio de 1981 en Oviedo, hijo de José Luis Alonso, a la sazón maestro industrial y hoy director deportivo de Adrián Campos Motorsport,...
Hitler: ¿vivo?
Resumen:
Se ha dicho muchas veces que la tiranía nazi es «un pasado que nunca pasará». Hace aproximadamente 70 años, Adolf Hitler fue nombrado canciller de Alemania. Apenas unos p...
Mario Moreno Reyes (1911 - 1993) Cantinflas
Resumen:
Nació en la ciudad de México en 1911. Lo limitado de sus recursos le obligó a abandonar la escuela médica para ganarse la vida interpretando pequeños papeles en espectácu...
John Forbes Nash
Resumen:
John Forbes Nash. Estas fueron sus palabras. Tres décadas de pesadilla. Premio Nobel 1994.
Lenin
Resumen:
En las últimas décadas del siglo XIX, el abismo existente entre el zar Alejandro III, defensor del absolutismo bizantino de sus antepasados, y la clase cultivada se había...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©