Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

La formación de valores de los estudiantes universitarios

Resumen: La Educación Superior Cubana demanda la búsqueda de alternativas que respondan a resolver aquellas insuficiencias que manifiestan una parte de los estudiantes universitarios en su comportamiento social que no se corresponde con el Proyecto Social Socialista Cubano. Es en el proceso docente educativo donde se da el espacio ideal para la formación de valores en los estudiantes universitarios, además de utilizar otras vías a través de las otras dimensiones del trabajo educativo como la extensionista y el trabajo sociopolítico.(V)
3,501 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Dra. MARIA JOSEFA VILLALON FERNANDEZ y Dra. MRIA CARIDAD BARCIELA GONZALEZ-LONGORIA

INTRODUCCIÓN: 

La Educación Superior Cubana demanda la búsqueda de alternativas que respondan a resolver aquellas insuficiencias que manifiestan una parte de los estudiantes universitarios en su comportamiento social que no se corresponde con el Proyecto Social Socialista Cubano. 

Es en el proceso docente educativo donde se da el espacio ideal para la formación de valores en los estudiantes universitarios, además de utilizar otras vías a través de las otras dimensiones del trabajo educativo como la extensionista y  el trabajo sociopolítico. 

Se deben formar los valores universales humanos en los jóvenes universitarios, valores que expresan, además, intereses ideológicos y clasistas del Proyecto Social Socialista Cubano, con un carácter humanista, martiano y marxista. 

Pero además se deben identificar y formar los valores de la profesión o profesionales por considerar que integran y forman parte del contenido movilizador de los restantes valores de los estudiantes en distintas carreras universitarias al estar presentes en la premisa, el fundamento y la finalidad del comportamiento social de estos estudiantes en cualquier esfera de la vida. (1) 

Abordar la problemática de los valores profesionales en los estudiantes universitarios en particular en los de las carreras de Medicina y  Estomatología, identificarlos es el objetivo fundamental de este trabajo.

DESARROLLO:

Análisis filosófico del término Valor

La génesis del valor humano se desprende del vocablo latín aestimable que le da significación etimológica al término primeramente sin significación filosófica. Pero con el proceso de generalización del pensamiento humano, que tiene lugar en los principales países de Europa, adquiere su interpretación filosófica. Aunque es sólo en el siglo XX cuando comienza a utilizarse el término axiología (del griego axia, valor y logos, estudio). 

En los tiempos antiguos los problemas axiológicos interesaron a los filósofos, por ejemplo: desde Sócrates eran objetos de análisis conceptos tales como "la belleza", "el bien", "el mal". 

A su vez Aristóteles abordó en su obra el tema de la moral y las concepciones del valor que tienen los bienes. En el Modernismo resurge la concepción subjetiva de los valores, retomando algunas tesis aristotélicas. 

Hasta este momento de la historia de los valores y luego en la axiología burguesa,  se expresa el significado externo de los objetos para el hombre, se hace un análisis idealista subjetivo, y desde este punto de vista los valores se fetichizan o se reducen a propiedades naturales. 

En la segunda mitad del siglo XIX, con la agudización de las contradicciones propias de la sociedad capitalista, es cuando el estudio de los valores ocupó un lugar propio e independiente en la filosofía burguesa convirtiéndose en una de sus partes integrantes. 

Los filósofos burgueses aumentaron su interés por los problemas axiológicos. Lo cual estuvo dado por las condiciones concretas de esa nueva sociedad, que conducían a sus ideólogos a justificar el ficticio sistema de valores de la burguesía.  

Así se aprecia que la necesidad del estudio de los valores ha existido siempre a través de las diferentes etapas históricas, aunque respondiendo a los intereses de clases y a las condiciones concretas existentes. 

En igual marco histórico se desarrollaron los clásicos del marxismo, pero no se detuvieron en el análisis de los valores, no los analizaron de forma independiente, aunque sí crearon las bases para una solución científica de este problema. Entre algunas de ellas se encuentran: un profundo análisis crítico de todo el sistema de valores de la sociedad capitalista, que sirve de fundamento para el reconocimiento de los verdaderos valores de la humanidad. El estudio del papel del factor subjetivo para el desarrollo social, esta es la base para comprender el significado de la valoración. En la teoría marxista del capital se analizan los valores económicos. La doctrina leninista habla acerca de la coincidencia de los valores subjetivos de clase del proletariado con las necesidades objetivas del desarrollo social. También los postulados acerca de la posibilidad de diferentes valoraciones de determinados fenómenos en dependencia de la pertenencia de clase del sujeto valorante. Estos señalamientos y postulados constituyen una guía o fundamento metodológico para la teoría marxista general de los valores. 

Los valores surgen en la relación práctico - objetal y no en el simple conocimiento de las cosas por el hombre. Son el resultado de la actividad práctica del hombre. 

Aunque las necesidades del hombre desempeñan un papel importante en el surgimiento de los valores, no implica que la actividad subjetiva haga que los valores sean también subjetivos pues están determinados por la sociedad y no por un individuo aislado. 

En valor también pueden convertirse determinadas formaciones espirituales las ideas, las teorías. Pero aún estos fenómenos espirituales siendo subjetivos por su existencia, sólo se convierten en valor en la medida en que se correspondan con las tendencias del desarrollo social. 

De tal forma los valores no existen fuera de las relaciones sociales, de la sociedad y el hombre. El valor es un concepto que por un lado expresa las necesidades cambiantes del hombre y por otro fija la significación positiva de los fenómenos naturales y sociales para la existencia y desarrollo de la sociedad. 

Fabelo considera que los valores son objetivos, pues expresan las necesidades objetivas de la sociedad, expresión de las tendencias reales del desarrollo social, un resultado de la necesidad histórica.(2)  

De esta forma para Zaira "los valores como objetos o determinaciones espirituales no son otra cosa que la expresión concentrada de las relaciones sociales."(3) Por lo que finalmente los valores para Zaira tienen un carácter objetivo. 

En la actualidad, a través de la década del noventa, las condiciones se han trasformado, han cambiado. De ahí que el pensamiento filosófico capte las actuales condiciones, confirme así el carácter histórico concreto del valor, y ofrezca nuevas tesis. 

Fabelo expuso, el 8 de Octubre de1995 en una audiencia pública de la asamblea nacional en la ciudad de Santa Clara, un concepto más diferenciado del valor, más amplio: 

Establece ahora tres planos de análisis: el primero son los valores objetivos, como las partes que constituyen la realidad social tales como: los objetos, fenómenos, tendencias, ideas, concepciones, conductas. Estos pueden desempeñar la función de favorecer u obstaculizar la función social, respectivamente será un valor o un antivalor. Este es un sistema de valores objetivos. 

El segundo plano es un sistema subjetivo de valores y se refiere a la forma en que se refleja en la conciencia la significación social ya sea individual o colectiva. Estos valores cumplen una función como reguladores internos de la actividad humana. Pueden coincidir en mayor o menor medida con el sistema objetivo de valores. 

El tercer plano es un sistema de valores institucionalizados, que son los que la sociedad debe organizar y hacer funcionar. De este sistema emana la ideología oficial, la política interna y externa, las normas jurídicas, el derecho y la educación formal. Estos valores pueden coincidir o no con el sistema de valores objetivos. 

El proceso subjetivo de concientización de un determinado sujeto, es importante pero no es ajeno a los otros dos momentos. Los valores que se forman en definitiva, son el resultado de los valores objetivos y los socialmente institucionalizados. 

En nuestro país de manera general existe una juventud que es heredera de valores como la independencia, la solidaridad, y la justicia social. Sin embargo, en una parte de esa juventud pueden observarse síntomas evidentes de crisis de valores. Entre los síntomas están los siguientes: inseguridad acerca de cual es el verdadero sistema de valores, qué considerar valioso y que antivalioso, sentimiento de pérdida de validez de lo que hasta ahora era valioso y por tanto atribución de valor a lo que hasta entonces era antivalioso, cambios en el sistema jerárquico, otorgándole mayor prioridad a valores que eran más bajos. 

Esto hace que el reto fundamental de estos momentos sea lograr que el reajuste económico, que implica la actual situación de crisis económica, que es el factor que en última instancia determina los demás, debe ir acompañada de una transformación ética. En la que se preserve lo más valioso de la moral revolucionaria y se abandonen dogmas y estilos caducos. 

LA FORMACIÓN DE VALORES DE LOS ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS 

La formación de valores o la educación de valores o en valores es un problema que preocupa y ocupa a las universidades del mundo. 

Hoy se necesita una mayor eficiencia, eficacia y pertinencia de los procesos formativos en la enseñanza superior, no sólo referente a la formación científica técnica y profesional de los universitarios sino también en sus cualidades morales. 

Son muchos los enfoques que tratan de buscar explicación al complejo problema de la formación de valores el cual puede ser elaborado desde diferentes ciencias al ser concebido desde su complejidad. 

Los valores deben formarse como sistema aunque algunos afirman que existe una jerarquización y relativa independencia, se pueden considerar por separados pero con un enfoque sintético, buscar  la condicionalidad interna entre ellos porque algunos se presuponen, al estimular la aparición de otros. Todo esto unido a su condicionamiento histórico concreto. 

Muchas veces, en nuestras universidades, la determinación de cuáles son los valores a formar, en qué nivel de jerarquización se encuentran, cómo se derivan, no siempre tiene un enfoque integral y sí muchas veces se centran en la exigencia que origina un proceso de crisis de valores, en el que formar uno de ellos, está plenamente justificado por el beneficio que aportan. 

Tanto los valores más trascendentes para una sociedad como la igualdad, la justicia social, la solidaridad, como los valores más específicos, por ejemplo en el orden profesional, el amor a la profesión, la responsabilidad, son reflejados por cada persona de manera diferente en función de su historia individual, de sus intereses y capacidades,  quiere decir que no siempre los valores jerarquizados oficialmente por una sociedad como los más importantes(existencia objetiva del valor) son asumidos de igual manera por los miembros de la sociedad(existencia subjetiva del valor). Esto ocurre porque la formación de valores en los individuos  no es lineal y mecánica sino que pasa por un complejo proceso de elaboración personal en virtud del cual los seres humanos, en interacción con el medio histórico – social en el que se desarrollan, constituyen sus propios valores. (4) 

González Rey se refiere a la importancia de comprender la complejidad de la naturaleza subjetiva del valor en su función reguladora de la actuación  del sujeto y establece las diferencias entre lo que denomina valores formales y valores personalizados y así apunta: ” ningún contenido que no provoque emociones, que no estimule muestra identidad, que no mueva nuestras fibras afectivas, puede considerarse valor, porque este se instaura a  nivel psicológico de dos formas: los valores formales que regulan el comportamiento del hombre ante situaciones de presión o control externo y creo que no son los que debemos formar y los valores personalizados, expresión legítima y auténtica del sujeto que los asume y que son, en mi opinión, los valores que debemos fomentar en toda la sociedad cubana hoy”(5) 

El valor en su existencia subjetiva individual se manifiesta como motivo de la actuación. 

Un estudiante universitario es responsable, no porque conozca la importancia del valor responsabilidad o las circunstancias lo obligue a ser responsables sino porque siente la necesidad de actuar responsablemente. 

Uno de los valores fundamentales de todo ser humano es el conjunto de habilidades y conocimientos de que dispone para resolver problemas. La única forma de obtener este conjunto es el aprendizaje. El valor  de aprender tiene como finalidad la búsqueda habitual de conocimientos a través del estudio, la reflexión de las experiencias vividas y una visión profunda de la realidad. 

Los problemas éticos contenidos en la sociedad actual son factibles en su estudio y transformación  en la universidad, pero debemos hacer un estudio científico de los valores y luego educarlos en los estudiantes. 

La formación de valores, en el orden pedagógico, debe comprender que la formación de ellos en el curriculum universitario no se limita a un proceso simple, lineal y homogéneo de transmisión de información del profesor al estudiante. Se produce en un proceso complejo de relaciones entre profesores y estudiantes, en el proceso docente educativo, donde el estudiante asume una posición activa en la apropiación individual de los significados para la construcción de sus valores. 

Para educar valores en los estudiantes universitarios debemos preguntarnos: 

1.      ¿Cómo son los jóvenes en que debemos formar valores? 

Estos jóvenes han seleccionado una carrera y su futura labor profesional y esto constituye el centro alrededor del cual se deben diseñar las influencias instructivas e instructivas. 

2.      ¿Qué valores tienen estos jóvenes? 

Este joven trae un determinado nivel de desarrollo de la personalidad y por tanto determinados valores, los cuales hay que conocer. 

3.      ¿Qué los motivaron a escoger determinada profesión? 

Se debe conocer qué los impulsaron a seleccionar esa carrera y no otra. 

4.      ¿Cuáles entonces son los valores a educar? 

Hay que definir los valores trascendentes, esenciales de acuerdo al modelo del profesional de cada carrera. 

Se deben formar valores no sólo en las distintas formas de enseñanza del proceso de enseñanza aprendizaje privilegiando de ellas, la educación en el trabajo donde el estudiante se socializa y se pone en contacto directo, desde años tempranos de la carrera, con el objeto de su profesión, sino también en otros ámbitos educativos  a través del trabajo científico estudiantil  donde los estudiantes son protagonistas de su propia formación y a la vez se convierte en multiplicadores de la investigación al establecer nuevas metodologías en otros ámbitos educativos, en la dimensión extensionista donde los estudiantes se forman y además aportan a la formación de valores de la comunidad. 

Los valores profesionales deben prevalecer en el sistema de valores de los estudiantes. Hay una relación entre los valores de la profesión, los del Proyecto Social Socialista Cubano, los valores universales y los de la cotidianidad. 

La formación de valores profesionales y su desarrollo constituye uno de los retos más complejos a los que nos enfrentamos hoy por la importancia que tienen en el desarrollo de la personalidad del profesional en formación. 

 Clara Suárez expresa al respecto: “los valores que se forman en la carrera, se consideran como el conjunto de valores que heredados de los más genuino de la creación universal, expresan, aglutinados por los valores profesionales, la significación práctica y el sentido de los resultados de la actividad material y espiritual de los estudiantes en el proceso de formación integral, de las carreras universitarias”. (6) 

Estos valores se desarrollan sobre la base del quehacer cotidiano de los estudiantes, de sus conocimientos, creencias, representaciones, en relación con los diversos fenómenos de la realidad en la que participan, como miembros de colectividades y grupos. 

Hay, que en el plano didáctico, determinar para cada profesión, su Lógica Esencial que no es más que la integración de conocimientos y habilidades con un alto nivel de generalización. Modela los modos de actuar. La misma concreta en las disciplinas habilidades y conocimientos generalizados que siguen la lógica del profesional y que se sustentan en un conjunto de habilidades lógicas, así como en motivaciones y valores propios del profesional (7)  

La Lógica Esencial de la profesión responde a la formación en los estudiantes de una actitud hacia lo profesional, como vía más próxima de inserción en la vida laboral y creadora del país, como forma principal de emanciparse con respecto al medio, lo que contribuye a la conformación de la identidad profesional(González Rey, 1995), así como a la concientización de un conjunto de valores consustanciales al desempeño de la profesión. 

Los procesos socioculturales son aquellos que transcurren en el entorno y que deben encaminarse a reforzar y enriquecer la labor docente educativa de la universidad, se ejecutan contando con el apoyo y la colaboración de organismos, organizaciones e instituciones de la comunidad, región o territorio. 

Este espacio sociocultural externo no sólo es punto de partida para el proceso formativo, sino que exige de la universidad que devuelva un egresado con un grado determinado de socialización en los problemas propios. 

Como procesos garantizan un espacio definido de demostración y entrenamiento en contextos sociales diversos, donde se ejecutan  no sólo actividades docentes (educación en el trabajo) sino también culturales, recreativas, deportivas, científicas, patrióticas, políticas, etc. 

Estos procesos permiten que el estudiante compruebe la utilidad de lo aprendido para solucionar problemas de la vida a través de sus profesión, adquiere nuevos conocimientos y comprende mejor la realidad que lo rodea así como se involucra y compromete con esa realidad. 

Por lo que entre la Lógica de  la actuación profesional y lo sociocultural se establece una relación dialéctica esencial que garantiza que el estudiante  tenga que enfrentar contradicciones que se establecen entre lo científico y lo cotidiano, entre lo docente y lo extradocente, entre lo escolar y lo ciudadano, logrando con su actitud la conjugación entre lo real, lo sentido y lo expresado. 

Esta relación se mediatiza por lo ideopolítico que en el proceso de formación de la identidad del cubano es un elemento de síntesis, en tanto la política ha constituido un instrumento, un medio para esta formación. 

Las actividades y acciones de carácter sociopolítico  en los que participan los estudiantes son las que permiten formar  y manifestar sus principales compromisos con el Proyecto Social Socialista Cubano, en la construcción de la sociedad  que se sustenta en la formación de una conciencia política de toda la actuación del estudiante. 

LOS VALORES EN LOS ESTUDIANTES DE LAS CIENCIAS MÉDICAS 

La medicina es una de las profesiones más antiguas de la humanidad, de condición científica y de gran reconocimiento social cuya función social humanitaria y humanística le imprime una aproximación a la existencia del ser humano con un compromiso altamente ético. 

La asistencia médica posee una dimensión esencialmente ética que le imprime un sentido especial y es el fundamento de la profesión. 

El profesional de la salud para cumplir con el principio ético – científico de la medicina, debe poseer una vocación humanitaria profesional, conocimientos científicos y habilidades profesionales actualizadas en todo momento, que le permitan ofrecer el cuidado necesario a la población sano o enferma de manera segura, digna y altruista. 

Para el profesional de la salud no sólo es importante recibir una educación rica en valores que coadyuve al fortalecimiento de su formación humanística, sino también comprender en su totalidad el proceso de valoración que subyace en la relación profesional de la salud y el paciente.(8)  

La Universidad Médica Cubana no sólo está limitada a los muros de las Facultades de Ciencias Médicas, sino que la forman todas las instituciones de salud que participan en la formación de los estudiantes de las distintas carreras, por lo que no sólo participan profesores en este proceso sino todos los trabajadores de estas instituciones. 

La formación de los valores profesionales en los estudiantes de las Ciencias Médicas deberán lograrse a través de las distintas dimensiones del trabajo educativo pero en particular en el marco de la Educación en el Trabajo, espacio donde el estudiante se relaciona desde los primeros años de la carrera con la comunidad y su problemática de salud -  enfermedad, así como también con las afectaciones del medio ambiente. 

Dentro de la problemática que han encontrado algunos autores en la formación de valores de los estudiantes   de las Ciencias Médicas están: 

·        Poca comprensión de los estudiantes de la esencia e importancia de la Medicina Familiar y de la Licenciatura en Enfermería para la consolidación de las conquistas en materia de salud.

  • Deterioro de conductas relacionadas con los compromisos sociales contraídos por los estudiantes de Ciencias Médicas (ejemplo, la incondicionalidad).
  • Insuficiente protagonismo estudiantil en su propio proceso formativo, con desinterés por el desempeño de responsabilidades dentro de las organizaciones estudiantiles. (9)

Se realizó una caracterización sociodemográfica de todos los estudiantes de las carreras de las  Ciencias Médicas, sólo el 33.3% de los de Estomatología están interesados por la especialidad de Estomatología General Integral la cual los prepara básicamente para un mejor desempeño y   resolutividad en la APS, en la carrera de Medicina aunque el 54,4% de los estudiantes caracterizados manifiesta interés por la especialidad de Medicina General Integral, aún el 45,4 % manifiesta interés profesional por otras especialidades. 

En esta propia caracterización se aprecia que los estudiantes de Estomatología tienen algunas características que los distinguen y que debemos tener en cuenta para trabajar en el proceso formativo, dentro de ellas están: la procedencia social que es mayoritariamente intelectual, la principal vía de ingreso es el preuniviersitario con un porciento  altísimo de ellos con índice académico de más de 98 puntos, la mayoría son hembras, están casi todos en edades comprendidas entre 17 y 21 años, entre otras.

En el caso de la carrera de Medicina la procedencia social es fundamentalmente obrera, se mantiene como principal vía de ingreso la del preuniversitario y con respecto a los índices académicos  el cincuenta y cinco  porciento de los estudiantes tiene índices entre 96 y 100 puntos, la mayoría son hembras y las edades están comprendidas entre 17 y 25 años. 

Esta composición social en ambas carreras variará en algunos años por dos cuestiones fundamentales, una es que a partir del curso 2004 – 2005 se municipaliza el ingreso a las carreras y la otra es la entrada de jóvenes de los cursos de Superación Integral que heterogeneizará  la composición social de los estudiantes y para lo cual se tiene que ir preparando el claustro y las instituciones formadoras. 

Como hemos comentado con anterioridad, el proceso formativo de los estudiantes de las Ciencias Médicas se da en los escenarios reales de cada una de las profesiones. En el caso de la carrera de Estomatología estos escenarios de trabajo se deterioraron significativamente en el período especial, cuestión que no está resuelta totalmente, a esto añádasele el costo de equipos, instrumental y materiales y las condiciones impuestas a nuestro país por el bloqueo norteamericano.  Esta problemática pasa a formar parte de la realidad que perciben los estudiantes y por tanto de sus vivencias la cual hay que  tener en cuenta a la hora de proyectarnos trabajar en los valores de los mismos.

En el caso de Medicina los escenarios docentes sufren un proceso de modificación favorable al proceso docente educativo, actualmente se desarrolla la experiencia de inicio de la carrera de Medicina  en los Policlínicos Universitarios en todas las provincias, donde se garantizan medios de enseñanzas pertinentes para el proceso, que incluyen teleconferencias , computadoras, etc, así como los servicios de medios diagnósticos del Policlínico, se avisora reparación general de escenarios en la Atención secundaria de Salud.

A pesar de estas condiciones materiales  con las que tenemos que convivir y conviven nuestros estudiantes la principal acción que debemos emprender es que los jóvenes concienticen, y lo formen como valor, la necesidad de preservar la conquista más preciada de la Revolución  que es la salud del pueblo y tengan convicciones sólidas como jóvenes revolucionarios. 

Si fuéramos a definir los valores profesionales que hay que formar en los estudiantes de Estomatología coincidimos en mucho con Salas Perea y que son valores para todos los estudiantes de las carreras de las Ciencias Médicas (10): 

1.      La responsabilidad individual ante el ejercicio de la profesión

2.      La concepción científica del mundo.

3.      El compromiso con la Patria y con la población de la que forma parte y a la que sirve.

4.      Orientar sus interese personales a las necesidades sociales

5.      La renuncia al interés mercantilista de la salud.

6.      El saber trabajar en equipo que permite intercambiar criterios profesionales.

7.      La actitud y responsabilidad ante el estudio para aprender a solucionar problemas de la profesión.

8.      Una constante preparación científica técnica.

9.      El ejercicio del internacionalismo.

10. La solidaridad humana.

11. La defensa de la Patria. 

De una manera u otra estos valores aparecen declarados en el Modelo del Profesional contenido en el plan de estudio vigente de la carrera de Estomatología.  

La calidad de la formación no sólo depende de un buen plan de estudio y de los conocimientos y habilidades que se desarrollen en el curriculum, sino que en ello están comprometidos intereses y valores que regulan la actuación profesional    

 La formación de los valores en los estudiantes requiere de una serie de condiciones: en primer lugar una formación pedagógica de los profesores universitarios, un proceso de enseñanza aprendizaje participativo en que el estudiante sea sujeto de su propio aprendizaje y de su formación de valores, los escenarios docentes donde se ejecuta la Educación en el Trabajo deben ser de excelencia independientemente de que en algún momento falte algún recurso, utilización de métodos participativos como vía para el desarrollo del carácter activo del estudiante, una comunicación entre profesores y alumnos basada en el respeto y la autenticidad del docente que propicie su influencia como modelo a imitar, una comunicación profesor – estudiante  - paciente adecuada, entre otras. 

Estos tiempos son nuevos y los que de una forma u otra tenemos que ver con la educación de los futuros estomatólogos estamos retados a cambiar paradigmas, romper esquemas, formar valores no desde posiciones de fuerza sino con el ejemplo personal y métodos que los propicien. 

Tendremos que preguntarnos: ¿estamos en disposición de hacerlo? 

CONCLUSIONES:

·        Los valores se forman a todo lo largo de la vida del ser humano y en ese proceso intervienen la familia, la escuela y la sociedad por lo que no existen fuera de las relaciones sociales en condiciones históricas concretas. 

·        Los valores deben formarse como sistema: los valores profesionales deben desarrollarse en el quehacer cotidiano fundamentalmente en la Educación en el Trabajo en que el estudiante de las Ciencias Médicas se pone en contacto directo con el objeto de su profesión desde los primeros años de la carrera y deben  prevalecer en el sistema de valores de los estudiantes, armonizándolos con los del Proyecto Social Socialista Cubano y los universales. 

·        La educación de valores en el estudiante universitario se realiza en el contexto de su formación profesional, es responsabilidad de todos los docentes y debe realizarse a través de todas las actividades curriculares y extracurriculares, incluyendo el aspecto sociopolítico,  pero sobre todo en el proceso de enseñanza aprendizaje.   

BIBLIOGRAFÍA 

1.      Suárez, C. La Formación de Valores en los estudiantes universitarios. Informe Anual de Investigación. Centro de Estudios de la Educación Superior. Universidad de Oriente. 2002

2.      Fabelo, José R. La formación de valores en las nuevas generaciones. La Habana. Editorial Ciencias Sociales. 1996

3.      Rodríguez, Zaira. Filosofía, Ciencia y Valor. La Habana. Editorial Ciencias Sociales. 1989

4.      González, V. Motivación profesional y personalidad. Universidad de Sucre, 1994

5.      González Rey, F. La formación de valores en las nuevas generaciones. Una campaña de espontaneidad y conciencia. La Habana. Editorial Ciencia sociales, 1996

6.      Suárez, C. Un enfoque de la formación de valores morales en los estudiantes universitarios. Centro de Estudio de la Educación Superior ”Manuel F. Gran”. Universidad de Oriente. 2001

7.      Cruz, S. Los modos de actuar del arquitecto en la base del diseño de la disciplina Tecnología y dirección de la construcción. Tesis doctoral. Universidad de Oriente. 1997

8.      Pérez Sánchez, A. X, Martín. Educación en valores en el profesional de Ciencias Médicas. Rev. Cub Salud Pública.2003: 29(1)

9.      Pernas G, M. L, Arencibia. El trabajo educativo en el ISCM _H: algunas consideraciones acerca de las premisas para el desarrollo de un plan de acción. Rev. Cubana de Educación Médica Superior. 1999, 13(1)

10.  Pereas Salas, R. Principios y enfoques bioéticos en la Educación Cubana. Rev. Cubana de Educación Superior.

AUTORES:  Dra. María Josefa  Villalón Fernández

                       Dra. María Caridad Barciela Longoria                                                      

Ciudad de La Habana, enero 2005

Articulos relacionados:
Proceso de institucionalización de las escuelas de oficios en el entorno de la enseñanza técnica y profesional cubana
Resumen:
La presente publicación tiene como objetivo exponer de forma general los rasgos distintivos que dieron origen a la formación y institucionalización de las Escuelas de Ofi...
La formación por competencias laborales: proyecto de diseño macrocurricular para la especialidad de Farmacia Industrial
Resumen:
El trabajo explica la metodología aplicada en el politécnico de Química Mártires de Girón para la introducción en Cuba del sistema de formación por competencias laborale...
El proceso de enseñanza aprendizaje significativo en la asignatura anatomía humana
Resumen:
La función de la educación parte de la asimilación de aprendizaje y se convierte en promotora del desarrollo. De esta manera, es capaz de conducir a los alumnos más allá ...
La evaluación a partir de la concepción interdisciplinaria de la enseñanza del inglés con fines específicos
Resumen:
El trabajo que se presenta es una experiencia llevada a cabo en el proceso de enseñanza-aprendizaje de la disciplina Idioma Inglés para las carrera de Estudios Sociocultu...
Estilo de aprendizaje
Resumen:
En este documento se presenta un breve resumen de los diferentes estilos de aprendizaje, mostrando una tabla con un comparativo entre los diferentes modelos y teorías al respecto.
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©