Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

La Sentencia Constitucional 0161/2005 del Tribunal Constitucional de Bolivia y las contradicciones peligrosas referente al carácter de no subsidiariedad del Habeas Corpus

Resumen: Resulta extraño después de la lectura de la Sentencia Constitucional 0161/2005 que el mismo tribunal constitucional de Bolivia desconociendo su jurisprudencia y la doctrina abundante en materia de HABEAS CORPUS haya puesto límites al carácter de NO SUBSIDIARIEDAD DEL MENCIONADO RECURSO CONSTITUCIONAL.
1,852 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Gerardo Gianni Prado Herrera
Resulta extraño después de la lectura de la Sentencia Constitucional 0161

Resulta extraño después de la lectura de la Sentencia Constitucional 0161/2005 que el mismo tribunal constitucional de Bolivia desconociendo su jurisprudencia y la doctrina abundante en materia de HABEAS CORPUS haya puesto límites al carácter de NO SUBSIDIARIEDAD DEL MENCIONADO RECURSO CONSTITUCIONAL.

Tanto la doctrina, los tratados internacionales y la  Constitución Política del Estado de Bolivia; establecen al mencionado recurso como aquel medio de reparación del derecho fundamental a la libertad de locomoción o individual de la persona y los derechos conexos que se deriven de dicha violación; contra las arbitrariedades del Estado y sus funcionarios o en su caso de los particulares. Es así que como rasgo esencial y característico del mismo es su inmediatez y la no exigencia de formalidades ya que ante la violación o puesta en peligro del derecho a la libertad de locomoción o individual el daño debe ser reparado inmediatamente  sin lugar a dilaciones de ninguna naturaleza. Así lo establece la  Constitución Política del Estado boliviana en su artículo 18; así como la ley 1836 en sus artículos 90 y 91. Entonces ¿que implica la inmediatez y la carencia de formalidades que permite incluso la interposición del mismo sin defensa técnica?

Esto necesariamente hace entender que no es necesario el agotar la vías existentes en la justicia ordinaria si las hubiera a efectos de reparar las formalidades legales que amenazan o que privan del derecho de la libertad de locomoción o individual de la persona, sin importar si esas vías son o no expeditas.

Sin embargo la SC 0161/2005 con referencia al carácter no subsidiario del Habeas Corpus lo limita estableciendo  : “Con carácter previo a ingresar al análisis del fondo de la problemática planteada, se debe determinar si el hábeas corpus es el recurso idóneo para proteger las supuestas lesiones al derecho a la libertad ordenada por autoridad judicial competente, aún en los supuestos en que por expresa determinación de la ley, existan recursos específicos y expeditos para impugnar tal determinación, destinados a que el juez o tribunal de alzada, repare la supuesta violación al derecho a la libertad invocado como lesionado.

En este cometido, se debe recordar que la jurisprudencia de este Tribunal, a partir de la SC 133/2000-R, de 17 de febrero, estableció que el recurso de hábeas corpus, como garantía constitucional establecida en resguardo de la libertad individual, no está supeditada a la inexistencia de otros recursos, es decir que no está regida por el principio de subsidiariedad. En este sentido se han pronunciado las SSCC 149/2001-R, 341/2001-R, 0832/2004-R, 0847/2004-R. Las dos últimas resoluciones determinaron que '…en el hábeas corpus, dada la naturaleza de los derechos que se encuentran bajo su ámbito de protección, los principios de inmediatez y subsidiariedad no le son aplicables, de modo que, quien se considera perseguido, detenido, procesado o apresado indebida o ilegalmente puede independientemente del tiempo en que sufrió la lesión a sus derechos a la libertad física o a la locomoción; y los recursos que tenga en la jurisdicción ordinaria para hacerla dejar sin efecto, puede acudir a esta jurisdicción solicitando tutela'.
A los efectos de resolver el caso concreto planteado, corresponde establecer, a través de una interpretación teleológica y sistemática, si el principio general sentado en la jurisprudencia glosada (la no sujeción del habeas corpus al principio de subsidiaridad), en el marco del orden constitucional vigente y los pactos internacionales ratificados por Bolivia sobre Derechos humanos, puede tener su excepción en los casos en que, por expresa determinación de la ley, existan recursos específicos y expeditos para impugnar tal determinación, destinados a que el juez o tribunal de alzada repare  la supuesta violación al derecho a la libertad invocado; y sólo de manera subsidiaria acudir al hábeas corpus.

De la lectura de los  presentes fundamentos de la sentencia constitucional se puede llegar a establecer que el Tribunal Constitucional ha puesto excepciones al carácter de la no subsidiariedad del Recurso de Habeas Corpus contradiciendo su propia jurisprudencia  haciendo una errónea interpretación de nuestra Constitución Política del Estado, la doctrina en materia de Habeas Corpus y los tratados internacionales.

Es más la misma Sentencia Constitucional a fin de justificar los límites que le impone al carácter de no subsidiariedad del Habeas Corpus cita los convenios internacionales más específicamente el artículo 8 de la Declaración Universal de Derechos Humanos y el artículo 7 parágrafo 6 de la Convención americana de Derechos Humanos; estableciendo que dichas normas internacionales no hablan necesariamente de acudir al Habeas corpus a efectos de pedir el resguardo de la amenaza del derecho fundamental a la libertad de locomoción o individual; y que si existiera otro recuso expedito en la Justicia ordinaria que permitiera hacer cesar la violación o la amenaza y puesta en peligro del derecho a la libertad de locomoción e individual de  la persona  el Habeas Corpus solo seria procedente previamente agotando esa vía, siendo en este caso subsidiario.

El artículo 8 de la Declaración Universal de Derechos humanos citado por la Sentencia Constitucional; no hace referencia exclusiva al Habeas Corpus; por lo que no se podría mencionar dicho articulado internacional a objeto de justificar el carácter de subsidiariedad o no del Habeas Corpus. El mencionado artículo habla de un “Recurso Efectivo” al cual la persona tiene derecho a efectos de reparar  los derechos fundamentales violados y no en exclusiva del derecho a la libertad individual el cual es solo reparado a través del Habeas Corpus. La reparación de cualquier otro derecho fundamental violado solo se puede dar a través del conocido Recurso de Amparo Constitucional el cual si exige formalidades y no es sustitutivo de otros Recursos es decir es SUBSIDIARIO POR EXCELENCIA; pues es necesario agotar la vía a efectos de que se abra la jurisdicción Constitucional; por lo que citar dicho articulado internacional no justifica el poner límites al carácter de NO SUBSIDIARIEDAD DEL HABEAS CORPUS.  

El  segundo articulado internacional citado pertenece a la Convención Americana de derechos humanos y evidentemente del texto ahí inserto se tiene que el mismo habla del recurso de habeas corpus pero ratifica el carácter de no subsidiariedad del mismo, y la no exigencia de formalidades del presente recurso ya que se trata de compulsar y de reponer el derecho fundamental mas elemental de la persona: LA LIBERTAD. El tribunal constitucional sin embargo justifica el poner limites al carácter de no subsidiariedad del habeas corpus interpretando el mencionado articulado de una manera errada pues según la sentencia constitucional observada establece que el habeas corpus sería subsidiario en caso de que en la justicia ordinaria se encuentre un recurso expresamente señalado y el mismo sea rápido y expedito, a lo que previamente habría que agotar dicha vía y luego se

abriría la jurisdicción constitucional a saber: “Como se puede apreciar, lo que persiguen los pactos internacionales sobre derechos humanos, es garantizar la existencia de un recurso sumario, pronto y eficaz, al que pueda acudir toda persona, para que ésta sin demora, decida sobre la lesión a la libertad alegada, recurso que no necesariamente tiene que ser, el hábeas corpus. Consiguientemente, como el ordenamiento jurídico no puede crear y activar recursos simultáneos o alternativos con el mismo fin sin provocar disfunciones procesales no queridas por el orden constitucional, se debe concluir que el proceso constitucional del hábeas corpus, únicamente se activa cuando los medios de defensa existentes en el ordenamiento común, no sean los idóneos para reparar, de manera urgente, pronta y eficaz, el derecho a libertad ilegalmente restringido. No es posible acudir a este recurso, cuando el ordenamiento jurídico prevé medios de impugnación específicos y aptos para restituir el derecho a la libertad, en forma inmediata. Conforme a esto, solamente una vez agotado tal medio de defensa y ante la persistencia de la lesión, se podrá acudir a la jurisdicción constitucional, invocando la tutela que brinda el hábeas corpus”

¿Bajo que premisa podemos establecer la inmediatez en la justicia ordinaria para reparar el derecho fundamental de la libertad individual ya violado o amenazado de ser violado? ¿Que sentido tendría tenía la finalidad del Habeas Corpus (reparar de forma inmediata y fuera de la jurisdicción ordinaria el derecho fundamental a la libertad lesionado), si es que estaríamos supeditados a agotar los recursos ordinarios por más expeditos que estos fueran? Lo cual no es así. La referida Sentencia Constitucional justificando el límite al carácter de no subsidiariedad hace una evaluación sobre el trámite de apelación de una mediada cautelar el cual según el procedimiento penal de Bolivia se resuelve en tres días, lo que sería inmediato y expedito y por consiguiente dicha vía es la que se debe agotar antes de recurrir de Habeas Corpus.

Evidentemente el artículo 251 del Código de Procedimiento Penal boliviano establece un trámite, en los papeles, expedito a objeto de la apelación de una medida cautelar y su resolución (remisión en 24 horas al tribunal superior, y sustanciación de la audiencia dentro de los tres días de recibidas las actuaciones). Sin embargo se exige, en la práctica, otras formalidades que hacen que el trámite se dilate y se vuelva burocrático tal como la exigencia de elevar fotocopias legalizadas de las piezas procesales pertinentes, sin tomar en cuenta además el costo económico que ello implica y tratándose de una persona privada de libertad.

Es acaso el Habeas Corpus menos expedito que dicho trámite de apelación de una medida cautelar. Siguiendo la constitución Política del  Estado y la ley 1836 (ley del Tribunal Constitucional) tenemos que el Recurso de Habeas Corpus se resuelve en 24 horas de recibido el mismo, sin la exigencia de ninguna otra formalidad e incluso sin el requisito de la defensa técnica, lo que hace que el plazo de 24 horas de recibido el Recurso realmente se cumpla.

Pero recordemos que decía la Jurisprudencia del mismo Tribunal Constitucional con referencia al carácter de no subsidiariedad del Habeas Corpus:

1.-“Que al margen de las consideraciones precedentes, resulta imprescindible dejar claro que, de acuerdo a la uniforme jurisprudencia sentada por este Tribunal, el Recurso de Hábeas Corpus no está supeditado a la existencia de otros recursos a los cuales pueda acudir la persona, pues ante la constatación de los presupuestos anotados en el art. 18 constitucional, esta vía extraordinaria queda abierta y debe prestar protección restituyendo la libertad al recurrente o disponiendo se regularice el procedimiento si es el caso, con lo cual queda desvirtuado el argumento de la Corte del Recurso, esgrimida en la Sentencia que se revisa, en sentido de que el Hábeas Corpus no es sustitutivo de los recursos ordinarios que la Ley prevé” (S.C. 1175/01)  

2.- “…el Tribunal de Hábeas Corpus, al haber declarado Improcedente el Recurso interpuesto, no ha efectuado una correcta aplicación del art. 18 de la Constitución Política del Estado; dado que esta garantía constitucional establecida en resguardo de la libertad individual, no está supeditada a la existencia de otros recursos, como erróneamente señala en la Sentencia que se revisa el Juez de Hábeas Corpus; sino que dada la naturaleza de este Recurso, una vez constatada la acción u omisión ilegal o indebida, en una de las formas establecidas en el art. 89.1 de la Ley Nº 1836, corresponde al órgano jurisdiccional que conoce el Recurso brindar la inmediata protección, disponiendo se repare el acto ilegal demandado, con la aplicación de las responsabilidades establecidas por el art. 91.5 de la indicada Ley, como lo ha establecido la jurisprudencia creada por este Tribunal…” (S.C. 149/2001).

3.- Finalmente, respecto a lo aseverado por uno de los jueces co recurridos en su informe resumido en el apartado I.2.2 inc. 3) de este fallo, en el sentido de que existe otro medio de protección de los derechos supuestamente vulnerados como es el previsto por el art. 251 del CPP, se debe reiterar que tal criterio ha sido ampliamente superado por la jurisprudencia constitucional que de manera uniforme ha señalado, que el hábeas corpus no está supeditado a la existencia de otros recursos a los cuales pueda acudir la persona, dado que ante la constatación de los presupuestos anotados en el art. 18 de la CPE, esta vía extraordinaria queda abierta y debe prestar protección, restituyendo la libertad al recurrente o disponiendo se regularice el procedimiento, si es el caso” ( S. C. 0033/2005 ).

Pero parecería que con este ultimo fallo constitucional este criterio no ha sido ampliamente superado y es el mismo Tribunal Constitucional quien extrañadamente no lo supera, poniendo límites al carácter de no subsidiariedad del Habeas Corpus y contradiciéndose en su propia jurisprudencia emitida. Cuando lo cierto es que por mandato del derecho Internacional de los derechos Humanos en los distintos tratados internacionales y por mandato de la propia constitución boliviana que establece en su artículo 6 parágrafo segundo: “LA DIGNIDAD Y LA LIBERTAD DE LAS PERSONAS SON INVIOLABLES RESPETARLAS Y PROTEGERLAS ES DEBER PRIMORDIAL DEL ESTADO”  el RECURSO DE HABEAS CORPUS es un medio procesal-constitucional instituido a efectos de la protección del derecho al la libertad de la persona y por dicha finalidad es SUMARIO, EXPEDITO Y CARENTE DE FORMALIDADES LO QUE IMPLICA QUE NO ES NECESARIO AGOTAR LAS VIAS ORDINARIAS A EFECTOS DE RECURRIR DE HABEAS CORPUS, no importando si existieran recursos ordinarios expeditos o no, el afectado o cualquiera a su nombre tienen la facultad e interponer el mencionado medio procesal-constitucional garantista.

Entonces podríamos hacer que el tribunal constitucional de Bolivia revise su propia sentencia constitucional contraria, a mi opinión, a su propia Constitución. ¿Cual será el medio previsto? quizás un recurso indirecto de inconstitucionalidad, o existirá otra vía abierta. La duda queda pendiente para otra oportunidad.

 

Autor:

Gerardo Gianni Prado Herrera

GPH2000@hotmail.com

 

Articulos relacionados:
Contestación de la demanda carga de la prueba
Resumen:
Si para demandar había una formula que era el artículo 340 del CPC. Hay me dice exactamente como son las formas. Para la contestación de la demanda existe un mínimo de fo...
Apuntes de derecho administrativo segundo curso
Resumen:
El estado de bienestar social, es aquel que presenta la economía política, además que dicha economía se rige por principios rectores implementados por el estado, cabe men...
Notas aclaratorias acerca de Responsabilidad Social
Resumen:
En una de mis conferencias con un grupo de empresarios y algunos estudiantes de facultades de administración, derecho e inclusive de ingeniería industrial, ambiental y ot...
Contratos administrativos y licitación publica
Resumen:
El presente estudio es un nuevo desarrollo acerca del Derecho Administrativo Contractual que ya analizáramos en nuestra primera obra publicada en Montevideo y nuestro...
La pedofilia y la explotación sexual comercial de niños
Resumen:
La pedofilia y la explotación sexual comercial de niños - La explotación sexual comercial. Definiciones. Multicausalidad de la explotación sexual comercial de niños. M...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©