Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

Las pymes venezolanas y la competitividad

Resumen: El aquí y el ahora nos presenta en Venezuela un escenario turbulento, inestable, en donde los observadores internacionales evalúan las ventajas, riesgos, e incertidumbres de invertir, todo ello, producto de la inestabilidad política, del alto costo de la vida producto de una inflación muy poco controlada, que ha socavado seriamente la calidad de vida del venezolano y en donde su economía es muy inestable, además de poca garantía en lo social, educacional..(V)
1,737 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Carlos Mora Vanegas

RESUMEN

 

El aquí y el ahora nos presenta en Venezuela un escenario turbulento, inestable, en donde los observadores internacionales evalúan las ventajas, riesgos, e incertidumbres de invertir, todo ello, producto de la inestabilidad política, del alto costo de la vida producto de una inflación  muy poco controlada, que ha socavado seriamente la calidad de vida del venezolano y en donde su economía es muy inestable, además de poca garantía en lo social, educacional,

 

No obstante, se presentan oportunidades si los líderes empresariales del país, saben usar adecuadamente su visión, aprovechamiento las aperturas que el Gobierno pretende llevar a cabo, especialmente con países no tan tradicionales en sus convenios, como es el caso de China y aun de países árabes, India, entre otros.

 

Lo cierto, que ante esta oportunidad de apertura, las pymes venezolanas deben reestructurar sus objetivos, su política de comercio internacional, si quieren incursionar en nuevos mercados, para ello es necesario evaluar cómo  debe enfrentar la competitividad. De ahí el objetivo de este escrito.

 

ASPECTOS BASICOS, ALCANCES, REPERCUSIONES

 En varias oportunidades nos hemos referido al rol que las Pymes venezolanas, microempresas, deben desempeñar en el tiempo presente, en donde  de acuerdo a cómo están preparadas los efectos pueden ser altamente positivos, como también negativos, hasta el extremo de llevarlas a las quiebras o a  desaparecer. .

 Lo cierto, que el presente conlleva a la gerencia  de las Pymes a repensar sus acciones, a saber poner en práctica los actuales conocimientos administrativos y a garantizar a través de sus acciones que la empresa bajo su cargo  participa eficazmente dentro de lo que competitividad exige. Estamos plenamente conciente que son muchas las pymes del país que adolecen de ventajas competitivas y que ni siquiera su estructura organizacional está preparada para ser competitiva, de acuerdos a los requerimientos del presente. Las causas las  hemos comentado en otros artículos, y que concretamente se reducen a la forma como se iniciaron, proveniente de un  grupo  familiar que simplemente satisfacía las necesidades de clientes allegados a la familia, a un pequeño número de clientes, aunado además, a la improvisación gerencial, a la carencia de recursos en todos sus aspectos, a la poca visión de la gerencia de desarrollarse y saber aprovechar las oportunidades,  de vincularse más con el Estado y solicitar de éste no solo apoyo en los subsidios económicos, sino de vinculación en los programas económicos en la Política exterior del país.

 

Hoy para salir avante y permanecer en los mercados se requiere ser competitivo, y para ello no hay que olvidar  que  la competitividad tiene incidencia en la forma de plantear y desarrollar cualquier iniciativa de negocios, lo que  obliga a  una evolución en el modelo de empresa y  del empresario que se requiere

 

La ventaja comparativa de una empresa estaría en su habilidad, recursos, conocimientos y atributos, etc., de los que dispone dicha empresa, los mismos de los que carecen sus competidores o que estos tienen en menor medida que hace posible la obtención de unos rendimientos superiores a los de aquellos.

 Carmen María Pelayo al respecto nos cita, que   por competitividad  se entiende a la capacidad de una organización pública o privada, lucrativa o no, de mantener sistemáticamente ventajas comparativas que le permitan alcanzar, sostener y mejorar una determinada posición en el entorno socioeconómico.

 Desde luego, la ventaja comparativa de una empresa estaría en su habilidad, recursos, conocimientos y atributos, etc., de los que dispone dicha empresa, los mismos de los que carecen sus competidores o que estos tienen en menor medida que hace posible la obtención de unos rendimientos superiores a los de aquellos.

 Nos agrega Carmen Pelayo, que la competitividad no es producto de una casualidad ni surge espontáneamente; se crea y se logra a través de un largo proceso de aprendizaje y negociación por grupos colectivos representativos que configuran la dinámica de conducta organizativa, como los accionistas, directivos, empleados, acreedores, clientes, por la competencia y el mercado, y por último, el gobierno y la sociedad en general. Una organización, cualquiera que sea la actividad que realiza, si desea mantener un nivel adecuado de competitividad a largo plazo, debe utilizar antes o después, unos procedimientos de análisis y decisiones formales, encuadrados en el marco del proceso de "planificación estratégica". La función de dicho proceso es sistematizar y coordinar todos los esfuerzos de las unidades que integran la organización encaminados a maximizar la eficiencia global.

 

Ante  lo anteriormente expresado, nos encontramos, que la gran mayoría de las empresas Pymes del país, su gerencia, no ha establecido, ni desarrollado modelos competitivos, ni planificaciones estratégicas acordes a los requerimientos del presente. Todo ha descansado e improvisación y muchas veces  apoyadas por el subsidio que el estado proporciona.

 

Compartimos con Carmen Pelayo cuando se refiere además, en este análisis, a la importancia de la necesidad de considerar los niveles de competitividad, es decir, tanto, la competitividad interna y la competitividad externa. La competitividad interna se refiere a la capacidad de organización para lograr el máximo rendimiento de los recursos disponibles, como personal, capital, materiales, ideas, etc., y los procesos de transformación. Al hablar de la competitividad interna nos viene la idea de que la empresa ha de competir contra sí misma, con expresión de su continuo esfuerzo de superación.

 

La competitividad externa está orientada a la elaboración de los logros de la organización en el contexto del mercado, o el sector a que pertenece. Como el sistema de referencia o modelo es ajeno a la empresa, ésta debe considerar variables exógenas, como el grado de innovación, el dinamismo de la industria, la estabilidad económica, para estimar su competitividad a largo plazo. La empresa, una vez ha alcanzado un nivel de competitividad externa, deberá disponerse a mantener su competitividad futura, basado en generar nuevas ideas y productos y de buscar nuevas oportunidades de mercado.

 

La Pyme venezolana presenta grandes debilidades en su competitividad interna, en saber optimizar el aprovechamiento de sus recursos, dado a que muy poca atención se le presta a cómo  saberlos  manejar, manifestándose un mal aprovechamiento del recurso humano, de sus índices  en los procesos de producción, avalado además de no contar con la tecnología adecuada para ser competitivo. Se ha descuidado muchísimo la capacitación y desarrollo del factor humano, desperdiciándose significativamente  este capita. A ello se agrega además  sus pobre recursos financieros, que se ven sumamente afectados con las políticas tributarias impuestas por el estado, haciendo que las empresas inviertan poco en el mejoramiento de su tecnología, en todos los factores ergonómicos que identifiquen al personal con la empresa.

 En lo externo,  la gran mayoría de las Pymes se han concentrado  solamente en participar en el mercado nacional y muchas, solamente en el entorno donde operan, coartando su desarrollo, su crecimiento y no saber aprovechar  las oportunidades que se presentan,  como las que actualmente ofrece el Gobierno Nacional con las Nuevas aperturas económicas, por ejemplo, con la participación de Venezuela como miembro asociado del MERCOSUR, así con  lo que  se quiere lograr con el ALCA.

 Finalmente, la  gerencia venezolana de la Pyme debe identificarse más con  el rol de la competitividad, proponerse a que la empresa bajo su cargo entre en el escenario competitivo a fin de obtener las ventajas que la competitividad presenta,  como   son, el que: La  Competitividad significa un beneficio sostenible para su negocio. Competitividad es el resultado de una mejora de calidad constante y de innovación. Competitividad está relacionada fuertemente a productividad: Para ser productivo, los atractivos turísticos, las inversiones en capital y los recursos humanos tienen que estar completamente integrados, ya que son de igual importancia.

 

Articulos relacionados:
Modulo de administración y dirección de empresas (doc)
Resumen:
Este módulo introduce al alumno en los conceptos y técnicas de administración y dirección de empresas y a comprender el significado, la naturaleza y el alcance de la func...
Manual de Tutsi - Ingeniería de medición del trabajo
Resumen:
Síntesis de administración. Planeación. Organización. Dirección. Control. El presente Trabajo, el cual hemos llamado MANUAL; tiene como finalidad mostrar las diferentes a...
SMED Single Minute Exchange Die
Resumen:
Para empresas que quieren incrementar su flexibilidad y al mismo tiempo disminuir sus niveles de stock resulta crítico reducir al mínimo los tiempos tanto para los cambio...
El Oficio de Gerente
Resumen:
Dirigir una organización o una parte de ella supone un conjunto de responsabilidades. Un gerente debe cumplir ciertas funciones. O, si se quiere ver desde otra perspectiv...
Principios y normas relativos al sujeto auditor
Resumen:
Enumeración y definición. Normas para el desarrollo de los principios relativos al sujeto auditor. Principios y normas sobre la realización del trabajo de auditoria. Norm...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©