Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

El pensamiento de Martí, Che y Fidel como sustento ideológico en la lucha de los pueblos de América Latina contra el ALCA

Resumen: El ALCA es una forma sofisticada del neoliberalismo proteccionista y excluyente, presente en la persiste política de los Estados Unidos de preservar los mecanismos de que privilegian su economía y mantienen bajo su control las de otras países, favorece las grandes transnacionales frente a las débiles economías latinoamericanas. No ofrece solución para los graves problemas sociales del hemisferio, es un apéndice de la variante del proyecto de dominación mundial de los Estados Unidos, en tanto el ALBA ofrece una solución a la necesidad de integración y cooperación real de los pueblos de del continente, sobre la base de un intercambio justo y sostenible.
1,477 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Lic. Guillermo Paumier Labaceno y Lic. Elcira Favier Pereira

RESUMEN

El ALCA es una forma sofisticada del neoliberalismo proteccionista y excluyente,  presente  en la persiste política de los Estados Unidos de preservar los mecanismos de que privilegian su economía y mantienen bajo  su control las de otras países, favorece las grandes transnacionales frente a las débiles economías latinoamericanas. No ofrece solución para los graves problemas sociales del  hemisferio, es un apéndice de la variante del proyecto de dominación mundial  de los Estados Unidos, en tanto el  ALBA ofrece una solución a la necesidad de integración y cooperación real de los pueblos de del continente, sobre la base de un intercambio justo y sostenible.

 

INTRODUCCIÓN

En la  velada político-cultural por el aniversario 45 del triunfo de la Revolución Cubana, en el teatro habanero  Karl Marx,  Fidel Castro Rúz (2004) líder de la Revolución Cubana ,  precisó que tras ser la región del mundo donde con más rigor y exigencia se aplicó el neoliberalismo, América Latina enfrenta ahora el desafío del ALCA, advirtió que la proyectada Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) sería el asalto final contra el desarrollo económico, la unidad y la independencia de los pueblos latinoamericanos.

Los pueblos latinoamericanos han iniciado una profunda toma de conciencia en el enfrentamiento al ALCA, que ha creado no pocas dificultades   a los Estados Unidos en su intento apresurado por lograr su imposición.

Como contrapartida del ALCA y verdadero modelo de integración de los pueblos latinoamericanos y caribeños, el ALBA  abre   nuevas perspectivas de desarrollo integracionista para la región, libre del control de los Estados Unidos, por lo que el asunto requiere una especial atención.

 

DESARROLLO

Génesis del ALCA

El llamado “libre comercio” no es ni un concepto ni una práctica nueva, está ligado a un modelo de producción económica y reproducción social. Es  lo que hoy conocemos bajo la denominación de “neoliberalismo” y del cual el ALCA es su máxima expresión.

Desde Thomas Jefferson, John Quincy Adams y James Monroe hasta los Bush de nuestros días, las intenciones de los gobernantes yanquis han sido apoderarse de todo el hemisferio, utilizando múltiples teorías y doctrinas; la Doctrina Monroe, la del Destino Manifiesto, la del Buen Vecino, la Alianza para el Progreso, Iniciativa para las Américas (hoy el ALCA) y otras muchas, mediante las cuales se apropiaron de la mitad del territorio de México, mantienen en un status colonial a Puerto Rico y  la ocupación ilegal de una porción del territorio nacional cubano  utilizado como base naval militar y recientemente como centro de concentración de prisioneros de la guerra de Afganistán.

La “iniciativa actual” de formar el Mercado Común de las Américas (ALCA) corresponde al Presidente George Bush, padre, que convocó a la Primera Cumbre de las Américas, en Miami, en diciembre de 1994. Los  jefes de Estado y de Gobierno de la región, con la excepción de  Cuba que, fue excluida, aceptaron la propuesta norteamericana de establecer un área de libre comercio, en la que se irían eliminando en forma progresiva las barreras al comercio y a la inversión. Durante la fase preparatoria del proceso del ALCA se efectuaron cuatro reuniones ministeriales, la primera en junio de 1995, en Denver, USA; la segunda en Cartagena de Indias, Colombia, en 1996; la tercera en 1997 Belo Horizonte, Brasil; y, la cuarta en San José de Costa Rica, en 1998. En ésta última reunión los Ministros recomendaron dar inicio a las negociaciones y establecieron la estructura, los principios y los objetivos para desarrollarlas.

La Segunda Cumbre de las Américas efectuada en Santiago de Chile en abril de 1998 dio inicio formalmente a las negociaciones. La quinta reunión Ministerial tuvo lugar en Toronto, Canadá, en noviembre de 1999, donde  se instruyó a los grupos de negociación preparar un texto de borrador del proyecto, el mismo fue presentado a la sexta reunión ministerial efectuada en Buenos Aires en abril del 2001.

En la tercera Cumbre de las Américas, tuvo lugar en Québec, Canadá, en abril del 2001. Los jefes de Estado y de Gobierno que habían orientado las negociaciones en medio de un total hermetismo, presionados por la opinión pública internacional, decidieron hacer público el borrador del Acuerdo del ALCA. En esta reunión fracasó el intento del Gobierno de George Bush hijo, de acelerar las negociaciones para culminarlas en el 2003 y se acordó que las mismas deberían estar terminadas en enero del 2005 y entrarían en vigencia en diciembre del mismo año.

En la medida que el tiempo ha ido transcurriendo los pueblos del continente ganan en claridad, las verdaderas pretensiones del ALCA se hacen más evidentes. Son múltiples las personalidades de la política, la ciencia y otras esferas que se han referido a su esencia entre ellos:

Claudio Katz (2002) “El acuerdo de libre comercio para América Latina (ALCA) es un proyecto estratégico de Estados Unidos dirigido a consolidar su dominio de la región, a través de nuevos mecanismos de penetración comercial, mayores controles de la inversión y refinadas formas de supervisión de los flujos financieros.”([1])

Renato Recio (2002) “Bien  mirado, el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) no es más que un acuerdo ultra neoliberal impulsado por las poderosas corporaciones multinacionales y por el gobierno norteamericano para incrementar los territorios de extracción de recursos, sus utilidades y su poderío en nuestro hemisferio” ([2])

Evo Morales (2002), dirigente indígena boliviano, ex candidato presidencial a la república de su país, considera que el "ALCA es un economicidio"([3]) 

Adolfo Pérez Esquivel (2003) Premio Nobel de la Paz y miembro de la Autoconvocatoria No al ALCA.  “El peligro que representa el ALCA –definido por algunos estadistas latinoamericanos como "la anexión a EE.UU." más que

un tratado comercial-, no puede tampoco ser visto como un hecho aislado. Forma parte de un proyecto de dominación [...]” ([4])  

Osvaldo Martínez (2003) “El ALCA es más neoliberalismo” ([5])

El Dr. Sergio Arce Martínez. Presidente de la Conferencia Cristiana por la Paz de América Latina y el Caribe (2004) señala “el ALCA es una estratégica propuesta imperial frente a la cual no hay más opción para los que hacemos  teología desde una perspectiva bíblica que combatirla firme y denodadamente.”([6])      

Luis Fernando Novoa Garzón (2004) “El ALCA representa el estadio y el laboratorio del nuevo orden unipolar y autocrático en gestación” ([7])

En sentido general el  ALCA significará más neoliberalismo, menos protección a la industria y a los intereses nacionales, más desempleo y problemas sociales.

El Área de Libre Comercio de las Américas implica imponer el libre flujo de capitales de una de  las economías más poderosas del planeta, la de EE.UU.,  a las economías subdesarrolladas, dispersas y endeudadas de América Latina y el Caribe, bajo la ficción de que se trata de un pacto entre “iguales”, obviándose que el PIB sumado de todas nuestras naciones es casi diez veces inferior al del país del norte.

En 1888 el Congreso de los Estados Unidos, acordó la adopción de una moneda única de plata para ponerla en vigor en todo el hemisferio, con tales fines en 1889, a pedidos de esa nación se celebró la Conferencia Monetaria de las Repúblicas de América, con el propósito de hacer realidad el fin previsto por el congreso; la misma  fracasó, en gran medida por la oposición de Martí, que participó  en representación de Uruguay, siendo secundado por las demás repúblicas.

A más de un siglo de aquel fracasado intento,  el poderoso imperio convoca, nuevamente, a la formación del Acuerdo de Libre Comercio de las Américas, ALCA, que no es sólo el diseño de una zona de libre comercio, implica, sobre todo, la ejecución definitiva del viejo proyecto de la coyunda colonial sobre los pueblos y naciones de nuestra América.

José Martí, en La Revista Ilustrada, publicada en Nueva York, en mayo de 1891, advirtió a los pueblos de América Latina sobre las amenazas de una unión desequilibrada, impuesta por los intereses de los poderosos, escribía, quien, como periodista, conoció los detalles de la primera Conferencia Internacional de las Américas, realizada en Washington. A todo convite entre pueblos hay que buscarle las razones ocultas. Ningún pueblo hace nada contra su interés; de lo que se deduce que lo que un pueblo hace es lo que está en su interés. Si dos naciones no tienen intereses comunes, no pueden juntarse. Si se  juntan,  chocan. Los pueblos menores, que están aún en los vuelcos de la gestación, no pueden unirse sin peligro con los que buscan un remedio al exceso de productos de una población compacta y agresiva, y un desagüe a sus turbas inquietas, en la unión con los pueblos menores.”([8])

Martí con su enorme capacidad de orientación futurista  previó desde  entonces lo que debía evitarse hoy, el 2 de noviembre de 1889, a propósito del Congreso de las Naciones de América convocado en Washington, con  palabras visionarias nos anuncia cual debía ser nuestra posición ante proyectos como el ALCA. “ Cuando un pueblo es invitado a unión por otro, podrá hacerlo con prisa el estadista ignorante y deslumbrado, podrá celebrarlo sin juicio la juventud prendada de las bellas ideas, podrá recibirlo como una merced el político venal o demente,...”([9])

No es que Martí plantee los problemas esenciales del ALCA, sino que la esencia  es la misma, ha cambiado un matiz, un nombre, pero son los mismos intereses.

El ALCA, no hace más que ratificar  una vieja pretensión de la política gubernamental norteamericana, dirigida  a utilizar a América Latina y el Caribe como instrumento para compensar su gran déficit comercial, mediante una recolonización que perpetúe su dominio y garantice el control de los recursos latinoamericanos. “Jamás hubo en América, de la independencia acá, asunto que requiera más sensatez, ni obligue a más vigilancia, ni pida examen más claro y minucioso, que el convite que los Estados Unidos potentes, repletos de productos invendibles: y determinados a extender sus dominios en América, hacen a las naciones americanas de menos poder” ([10])

Como “En la política, lo real es lo que no se ve.”([11]),   Como a todo convite entre pueblos hay que buscarle  la razón oculta,  se hace preciso destacar que el interés yanqui no es compartir beneficios de una apacible liberación comercial, sino penetrar con sus excedentes y productos ociosos, los mercados Latinoamericanos y Caribeños, arrasando con los productos nacionales, que no pueden competir con sus grandes transnacionales y compensar su gigantesco y creciente déficit comercial.

 

¿Qué razones reales  oculta EE.UU. detrás del ALCA?

El control de la economía latinoamericana sigue siendo en el siglo XXI una gran obsesión para los gobernantes norteamericanos, que ven en ella una solución a muchos de los graves problemas en lo que se encuentra sumida la economía de esa superpotencia. 

América Latina produce alrededor del 15% del crudo mundial y posee el 11% de las reservas globales, emite el 37% de las importaciones de crudo de los Estados Unidos, posee en sus territorios la tercera parte del potencial del agua, es la región del mundo de mayor riqueza en biodiversidad, con  el 40% de las especies de animales del mundo, sus  países poseen la mayor masa de ganado vacuno del mundo, encabezadas por Argentina y Brasil.

Estas riquezas resultan conmovedoras para  las grandes transnacionales norteamericanas, que se situarían en condiciones de enfrentar la competencia de otras áreas de poder económico como la  Unión Europea,  Japón, China, entre otras.

El ALCA permitiría a los EE.UU. eliminar y dejar sin efecto  asociaciones regionales como  el Pacto Andino, el Tratado de Libre Comercio del Cono Sur, El Pacto del Río, El CARICOM, ignorando  sus acuerdos y convenios.

El  ALCA no ofrece alternativa de solución para los problemas sociales que afectan los pueblos de Nuestra América, como el analfabetismo, el desempleo, la indigencia, la discriminación de minorías étnicas, el empleo de fuerza de trabajo infantil y el uso irracional de los recursos naturales. Por el contrario conducirá a una intensificación del neoliberalismo, agudizando el intercambio desigual y profundizando el abismo entre pobres y ricos, entre hombres y mujeres y entre negros y blancos. 

El  ALCA es una variante del  neoliberalismo  ajustada a las nuevas condiciones que pretende ocultar su esencia, utilizando otras  indumentarias, cuyo sustento es la privatización.

Para el Che “El capital privado extranjero no se mueve por generosidad, no se mueve por un acto de noble caridad, no se mueve ni se moviliza por el deseo de llegar a los pueblos. El capital extranjero se moviliza por el deseo de ayudarse a sí mismo. El capital privado extranjero es el capital que sobra en un país y se traslada a otro país, donde los salarios sean más bajos, las condiciones de vida, las materias primas sean más baratas para obtener mayores ganancias. Lo que mueve el capital de inversión privada extranjera, no es la generosidad sino la ganancia” ([12])   

 El ALCA conduciría  a América Latina a renunciar a sus posibilidades de integración autónoma y a aceptar definitivamente la condición de integración subordinada a los Estados Unidos en el orden económico  y político.

Martí y el Che alertan sobre el peligro de una alianza económica entre naciones pobres y altamente desarrolladas en condiciones de desigualdad, al respecto  este último señala:”Habíamos dicho al principio que la soberanía política y la independencia económica van unidas. Si no hay economía propia, si se está penetrado por un capital extranjero, no se puede estar libre de la tutela del país del cual se depende, ni mucho menos se puede hacer la voluntad de ese país si choca con los grandes intereses de aquel otro que la domina económicamente”([13])

 Fidel Castro ha calificado al ALCA de nefasta corriente anexionista,  que conducirá al saqueo y   suicidio de todos los pueblos del hemisferio,   considera que la unión entre una gigantesca potencia industrial tecnológica y financiera, con países pobres, subdesarrollados y dependientes de mecanismos financieros internacionales controlados por EE.UU. traerá funestas consecuencias para los países de América Latina y el Caribe.

La dependencia económica  que  generaría  el ALCA, vista en su aspectos esenciales,  se corresponde con lo observado por el Che al arribar a la siguiente conclusión.” La importancia de los monopolios es inmensa, tan grande es que hace desaparecer el poder político de muchas de nuestras repúblicas. Hace tiempo leíamos un ensayo de Papini, donde su personaje Gog compraba una república y decía que esa república creía que tenía presidentes, cámaras, ejércitos y que era soberana cuando en realidad él la había comprado.” ([14]) 

Ya con anterioridad Martí había expresado una genial idea “Quien dice unión económica, dice unión política. El pueblo que compra, manda. El pueblo que vende, sirve.”([15])

Se comprende entonces que la instrumentación del  ALCA implicaría una doble dependencia con respecto a los EE.UU.,  por un lado económica y por otra política.

Fidel Castro junto a Hugo Chávez  han  sido los  principales oponentes a la aplicación del ALCA, consideran que la misma pretende  someter a los designios de los Estados Unidos los  pueblos de Nuestra América, e  impedir su integración y  soberanía.

 

ALBA VS ALCA

Ya comienza a abrirse, como se ha dicho con esperanzadora certidumbre, una nueva época en América Latina y el Caribe, es la época de la lucha por la verdadera integración latinoamericana y caribeña, que tiene en la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) una excelente propuesta que ha venido desarrollando el líder venezolano Hugo Chávez, con una  posición de ejemplar firmeza en la denuncia y  defensa de nuestros pueblos ante la amenaza del proyecto imperial conocido por ALCA.

La lucha contra el ALCA supone plantearse alternativas de lucha contra el neoliberalismo, el ALCA  otorga exención a las estrategias empresariales norteamericanas, frente a las estrategias nacionales de desarrollo, lo cual equivale a renunciar a nuestros proyectos nacionales y abrir las puertas al capital extranjero.

El intento de instrumentación del ALCA ha encontrado una fuerte resistencia en los pueblos  de la región, los diferentes  encuentros  hemisféricos de lucha contra el ALCA han sido un importante espacio de denuncia de las terribles consecuencias que para de Nuestra América tendría su aplicación.

En el marco del IV Encuentro Hemisférico de Lucha contra el ALCA, en La Habana, realizado  entre los días 28 y 29 de abril  del presente, se convirtió en una  reunión de la Campaña Continental contra dicho instrumento, el cual, como se recordará, no pudo entrar en vigencia el pasado 1ero de enero del 2005, como se esperaba, debido a la lucha desplegada a lo largo y ancho del continente por los movimientos sociales, redes y organismos no gubernamentales que propugnan por un comercio justo, respetuoso de las necesidades de desarrollo de nuestros pueblos y por una integración latinoamericana que tenga como fundamento no el afán de lucro sino, ante todo, la construcción de un mundo con justicia y prosperidad con sustentabilidad.

La resistencia de lucha contra el ALCA ha comenzado aprovechar todos los espacios y  diseñar estrategias alternativas como el ALBA.

En el contexto del IV Encuentro Hemisférico de Lucha contra el ALCA, se produjo  el lanzamiento público de los primeros acuerdos encaminados a materializar la Alternativa Bolivariana para  las Américas, ALBA (iniciativa del gobierno de Hugo Chávez), con un paquete de más de 40 acuerdos bilaterales de cooperación e intercambio comercial, basado en los principios de solidaridad, integración para el desarrollo y sustentabilidad.

Los acuerdos comprenden desde desgravaciones arancelarias y preferencias comerciales, hasta el establecimiento en Cuba de una oficina de Petróleos de Venezuela (PDVSA), así como la continuidad del aporte cubano en las misiones que se desarrollan actualmente en Venezuela. Cabe también señalar que la delegación venezolana, además de los activistas y luchadores sociales, incluyó una numerosa delegación empresarial, lo que también plantea que el ALCA u otras formas del “libre” comercio, tal como están concebidos, perjudicarán también al empresariado y burguesías nacionales, que ven la necesidad de consolidar su acceso a otros mercados para no sucumbir frente a la maquinaria productiva y de comercialización norteamericana.

Estos  acuerdos revisten una trascendencia histórica, por varias razones: son  acuerdos de integración comercial y de cooperación de grandes magnitudes e impacto económico, el valor inicial de las transacciones supera los 400 millones de dólares, es una iniciativa que tiende con claridad a superar la “economía de bloqueo” que padece Cuba desde hace 46 años, se realiza al margen de Washington pero, fundamentalmente, es la primera vez que un acuerdo comercial y de cooperación se celebra expresamente concebido como una iniciativa contra los términos del ALCA, cuya integración comercial supedita absolutamente a nuestros países a los intereses norteamericanos y de las grandes corporaciones. Por lo tanto, para todos es de  extremada importancia darle seguimiento a los avances en la implementación bilateral del ALBA entre Cuba y Venezuela, para desprender de allí experiencias que contribuyan a vislumbrar y poner en ejecución otras formas de intercambio y desarrollo económico y social para nuestros pueblos.

 

CONCLUSIONES

El ALCA es una forma más sofisticada del neoliberalismo proteccionista y excluyente  presente  en la persiste política de los Estados Unidos de preservar los mecanismos de protección que privilegian su economía y mantienen bajo  su control las de otras países .

El libre mercado sólo favorecerá las grandes transnacionales, que no encontraran en las débiles economías de los países latinoamericanos rivalidades ante sus potentes maquinarias económicas. El ALCA  resulta un privilegio para las empresas norteamericanas.

El  ALCA  no ofrece solución alguna para los graves problemas sociales del  hemisferio, por el contrario tiende agravarlo y profundizarlo, poniendo en peligro los más elementales derechos de un ser humano.

El ALCA es un apéndice de la variante del proyecto de dominación mundial  de los Estados Unidos a comienzos del siglo veintiuno, reviste un carácter utilitario y coyuntural, forma parte de los objetivos globales del imperialismo  que pretende una dictadura mundial.

El ALBA es una solución a la necesidad de integración y cooperación real de los pueblos de del continente, sobre la base de un intercambio justo y sostenible, que garantiza los proyectos de desarrollo estratégico nacionales.

BIBLIOGRAFÍA

1.      ALVÁREZ FIGUEROA, ONEIDA: Desafios de América Latina ante el ALCA. Cuba Socialista  (Ciudad de la Habana) (No.22), 3ra. Época. P 33-48. 2001.

2.      ALZUGARAY TRETO, CARLOS: De Miami a Quebec: El ALCA dentro de la estrategia económica de los Estados Unidos hacia América Latina y el Caribe. Cuba Socialista (Ciudad de la Habana) (No.22). 3ra. Época. P 26-32.2001.

3.      CASTRO RUZ, FIDEL: Discurso del 1ro de mayo del 2001 en la Plaza de las Revolución. Granma. Ciudad de la Habana. 2 de mayo del 2001. P4.

4.      CLARO, ELSA: Contra el ALCA la Alernativa Urge. Bohemia. (Ciudad de la Habana), 94, (24). P-43-44. 29 de noviembre del 2002.

5.      GUEVARA, ERNESTO: Soberanía política e independencia económica. Escritos y discursos, T-4, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana 1977.

6.      MARTÍ PÉREZ, JOSÉ: Obras Completas, Editorial  Ciencias Social. La Habana.1975. T6.

7.      MARTÍ PÉREZ, JOSÉ: Obras Completas, Editorial  Ciencias Social. La Habana.1975. T7.

8.      MARTÍ PÉREZ, JOSÉ: Obras Completas, Editorial  Ciencias Social. La Habana.1975. T8.

9.      MARTÍ PÉREZ, JOSÉ: Textos Antimperialistas de José Martí. La Habana. Editorial Pueblo y Educación. 1990. P46-50.

10. MARTÍNEZ, OSVALDO: ALCA el proyecto de anexión de América Latina a Estados Unidos en el siglo XXI: Cuba Socialista (Ciudad de la Habana) (No.22). 3ra. Época. P-l7-25. 2001.

11. MIGUEL SANTANA, LUIS R.: El Neoliberalismo nueva política del Imperialismo para salvar al capitalismo. Algunas consideraciones sobre el ALCA. XIV Forum de Ciencia y Técnica. Ciudad de la Habana. ISMI.19h.

12. MONTERO ACUÑA, ERNESTO: Martí contra el ALCA. Trabajadores. Ciudad de la Habana. 2 de diciembre del 2002. P-4.

13. MORALES, EVO: El ALCA es un acuerdo para la recolonización de América. Granma. Ciudad de la Habana.  26 de noviembre del 2002.P-8.

 

Autores: Lic. Guillermo Paumier Labaceno.

                MSc. Elcira  Favier Pereira.   

Email:  gpaumier@ispgt.rimed.cu

           

Universidad Pedagógica”Raúl Gómez García” de Guantánamo. Cuba  

Mayo 2005


[1] Claudio Katz (2002) El abismo entre las ilusiones y los efectos del ALCA. Revista Realidad Económica Bs.As. (Arg), 21 de marzo del 2002  

[2] Renato Recio: El ALCA de no es. (Tomado de www.trabajadores.co.cu), Noviembre del 2002

[3] Minga Informativa, CONAIE, Octubre del 2002

[4]Por Adolfo Pérez Esquivel:  El ALCA es un peligro, (Tomado de Pagina 12, octubre del 2003)

[5]Osvaldo Martínez (2003)  (Fragmento Tomado de la Intervención del representante de Cuba, Osvaldo Martínez, en la Cumbre Parlamentaria de las Américas sobre el ALCA, Quito, Agosto 28 de 2003)

[6]Dr. Sergio Arce Martínez: El ALCA: Motivo para una reflexión cristiana desde Cuba (Tomado de www.cubasocialista.org, agosto del 2004)

[7] Luis Fernando Novoa Garzón(2004) El ALCA y el futuro de Nuestra América (Tomado de Red Voltaire, Julio del 2004)

[8] Martí Pérez, José. Obras Completas, Editorial  Ciencias Social. La Habana.1975. T6 P. 158 

[9] Martí Pérez, José. Obras Completas, Editorial  Ciencias Social. La Habana.1975. T6 P. 158

[10] Martí Pérez, José. Obras Completas, Editorial  Ciencias Social. La Habana.1975. T6 P. 48

[11] Martí Pérez, José. Obras Completas, Editorial  Ciencias Social. La Habana.1975. T6 P.158

[12] Guevara, Ernesto. Soberanía política e independencia económica. Escritos y discursos, T-4, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana 1977, página 97.

[13] Guevara, Ernesto. Soberanía política e independencia económica. Escritos y discursos, T-4, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana 1977, páginas 82.

[14] Guevara, Ernesto. Soberanía política e independencia económica. Escritos y discursos, T-4, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana 1977, páginas 81.

[15] Martí Pérez, José. Obras Completas, Editorial  Ciencias Social. La Habana.1975. T6 P. 160

 

Articulos relacionados:
Vulnerabilidad psicosocial y resiliencia
Resumen:
Se presenta y discute el concepto de vulnerabilidad psicosocial, definido, en una primera aproximación como: Condición que modula la probabilidad de sufrir enfermedades, ...
Los estudios sobre las organizaciones en la teoría social clásica
Resumen:
Hacia una noción de lo que es la organización. Los clásicos en las ciencias sociales. Karl Marx y la organización articulada a partir del proceso de trabajo. Emile Durkhe...
Evolución ideológica
Resumen:
Muchos plantean el fin de las ideologías. Todo evoluciona y cambia, y creo que estamos confrontando los cambios y adaptaciones de las dos ideologías preponderantes en los...
Todas las páginas de Jorge Paredes Romero
Resumen:
Distintos aspectos de la realidad peruana actual y posición al respecto.
Festividad Navideña
Resumen:
El término Navidad es la contracción del vocablo latino navitas que significa “nacimiento”. A partir de este concepto, surge un símbolo muy arraigado y complejo en su es...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©