Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

Análisis de términos relacionados con el tema de género

Resumen: Mucha gente cree que con solo mencionar palabras como: mujer, homosexual, feminismo o con incluir en sus escritos: niños y niñas, maestras y maestros... ya están hablando de género; sin embargo la inclusión de palabras en el lenguaje no significa que estas estén relacionadas con el tema de género, por esto ofrezco a continuación una serie de conceptos relacionados con dicho tema, con sus respectivos ejemplos para que las personas puedan usar correctamente los términos.
1,404 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Beatriz Eugenia Bustamante Henao

Mucha gente cree que con solo mencionar palabras como: mujer, homosexual, feminismo o con incluir en sus escritos: niños y niñas, maestras y maestros... ya están hablando de género; sin embargo la inclusión de palabras en el lenguaje no significa que estas estén relacionadas con el tema de género, por esto ofrezco a continuación una serie de conceptos relacionados con dicho tema, con sus respectivos ejemplos para que las personas puedan usar correctamente los términos.

Género y sexo.

La palabra género se refiere a que se analice las formas en que se maneja el ser hombre o mujer desde los roles que le impone la cultura a las personas, desde este punto de vista se pretende que se rompa con los esencialismos, es decir con las creencias que tiene la gente de que una persona por ser mujer u hombre debe comportarse de una u otra manera y que este comportamiento debe dar cuenta clara a las demás personas de la definición del ser de la persona.

Al decir género, estamos hablando de que las características que hacen que alguien sea hombre o mujer no dependen de la biología, es decir de haber nacido con pené o con vágina, sino de la cultura y como esta define lo masculino y lo femenino.

El termino género también se asocia a situaciones de biopoder, ya que dentro de las sociedades se asignan roles a las personas dependiendo de sus órganos genitales.

Ejemplo: Juan nació con pené (sexualmente es un hombre), pero su madre siempre había deseado tener una niña y desde pequeño lo trato con suma delicadeza y no admitiendo que era un niño, lo empezó a vestir como niña: le puso chulos, le dejo crecer el cabello, le ponía faldas y en la adolescencia lo maquillaba (según la cultura así se logra que las niñas se identifiquen con lo femenino y por lo tanto a Juan lo criaron como género femenino a pesar de ser hombre), todas las personas alrededor de Juan creían que él era una mujer; sin embargo cuando cumplió los 14 años el se dio cuenta de que estaba enamorado de una compañera de estudio y se replanteo la forma en que podía conquistarla: se corto el cabello, compro ropa masculina y adopto posturas bruscas (hizo que coincidiera lo que espera la sociedad de un hombre con su ser biológico), se volvió muy masculino, cuando Juan tenía 30 años descubrió que le gustaba un compañero de trabajo y comenzó a insinuársele (cambio su perspectiva de género, es decir la forma en que según la cultura deben comportarse los hombres y paso a ser femenino).

 

Conclusión: el género es una construcción cultural que puede cambiar a través del tiempo, el sexo es lo biológico que no cambia[2].

Discurso de género.

Es la forma como se construye la identidad masculina o femenina desde el lenguaje; el lenguaje tiene el poder de evocar la forma en que se considera debe ser una persona y de convocar a que todas las personas que tienen determinadas características sean según lo que se pide desde una sociedad determinada.

Para ilustrar lo anterior daré dos ejemplos:

Ø      Discurso de género femenino: las mujeres deben tener hijos, ellas son ángeles del hogar y deben saber cocinar, cuidar una casa y atender al esposo.

Ø      Discurso de género masculino: los hombres son mejores conductores que las mujeres, se desenvuelven mejor en el ámbito político.

Explicación: desde el discurso de género y a pesar de las leyes existentes sobre la igualdad se continua promoviendo desde la cultura que el eje central de ser mujeres es la función en el hogar, esta imagen se ve continuamente reforzada por los medios de comunicación, por ejemplo casi todas las telenovelas tienen como final feliz el matrimonio; también continua la asociación de los hombres a la vida pública y en el imaginario social, a pesar de que se ha demostrado que las mujeres tienen mayor eficiencia organizacional, capacidad de liderar equipos y menor record de corrupción la gente continua eligiendo como representantes a hombres, ya que tienen la creencia de que estos son más fuertes.

 

Domesticidad

Es el pensar que la mujer no tiene un proyecto de vida propio y que esta existe es en función de ayudar a otras personas: en las familias, en las empresas y en las Instituciones, ejemplos:

Ø      Rosa es una mujer profesional, ella trabaja en una compañía de textiles, su esposo también es profesional; ambos llegan cansados después de un largo día de trabajo, él se acomoda en el sofá y se pone a ver televisión, ella se cambia de ropa, prepara los alimentos, trapea la casa y le ayuda en las tareas a su hija.

Ø      Luisa y Francisco son ingenieros, ambos trabajan para la misma compañía,  la mujer lleva trabajando más tiempo, razón por la cual ella continuamente le ayuda a Francisco con su trabajo, cuando llega el momento el que recibe el ascenso es Francisco, a pesar de que era Luisa la que generalmente hacía los trabajos.

Ø      Un grupo de profesoras escribe un folleto que contribuirá a que los y las dicentes tengan una vida más saludable, el rector toma el folleto y lo presenta en Secretaría de Educación y este es publicado con el nombre de el y la frase “otras educadoras”, ellas cuando ven que esto sale así le piden  una explicación y el les dice que fue el quien asigno los tiempos y espacios escolares para que se hiciera el escrito y que si no fuera por el esto nunca se hubiera hecho.

En los tres casos se puede observar la domesticidad, es decir como se asume que lo que hacen las mujeres es para otros, no para ellas mismas.

¿Podemos afirmar que cuestiones como la tendencia de asignar a las mujeres la atención a los hijos y a los ancianos, la lentitud de la inserción igualitaria de los varones en el espacio doméstico y sus trabajos, las actitudes discriminatorias hacia las mujeres en el trabajo a pesar de mejores expedientes académicos o el déficit de mujeres en puestos de responsabilidad en el mundo político, académico y profesional, pueden obviar una explicación en clave de la pervivencia de elementos del discurso de domesticidad?[3]

 

Invisibilidad

Este termino se refiere a la forma como desde la historia oficial se desconoce el papel que han jugado las mujeres y los grupos minoritarios en todos los tiempos y lugares, al respecto Margarite Yourcenar dijo  que su libro “Memorias de Adriano”  tenia como protagonista a un hombre  debido a que “La vida de las mujeres es demasiado limitada o demasiado secreta. Sí una mujer habla de sí misma el primer reproche que se le hará será que ha dejado de ser una mujer. Ya es bastante difícil poner una verdad en la boca de un hombre”[4]

En la cotidianidad se invisibiliza constantemente el trabajo de las mujeres, por ejemplo ser ama de casa no se considera como un trabajo dentro de nuestra sociedad y en el imaginario popular las mujeres que son amas de casa frecuentemente son consideradas como mantenidas y explotadoras de sus maridos, esto esta muy alejado de la realidad, pues estas mujeres requieren de múltiples conocimientos para ejercer su oficio y el problema real esta en que no tienen una remuneración monetaria que demuestre un intercambio de salario con respecto al trabajo y muchas veces los bienes que ellas obtienen están al mismo nivel de las limosnas.

 

Estudios de género

Son las investigaciones que se realizan con el fin de ofrecer una alternativa a la visión oficial en cuanto al papel que han jugado y juegan las mujeres en la historia, por ejemplo cuando se habla de la guerra en Colombia generalmente la referencia se hace a los combatientes y a las batallas ganadas o perdidas por uno u otro bando; sin embargo, mediante algunos estudios de género se ha demostrado que en esta guerra las grandes perdedoras son las mujeres, porque desde lo afectivo pierden a sus hijos y compañeros, sea porque estos abandonan en hogar para irse a la guerra o porque estos mueren o quedan mutilados y estas perdidas se reflejan en la carga económica, ya que a muchas mujeres les toca asumir toda la responsabilidad de la familia; las mujeres también son perdedoras porque se han convertido en botín de guerra y sus cuerpos son usados de múltiples maneras: para el placer sexual,  encargarse de el arreglo de ropa, cocinar y trabajar sin remuneración para los combatientes.

 

Feminismo

Es un movimiento y práctica política que tiene como base teorías sociales en las que se busca que la igualdad sea efectiva y real entre hombres y mujeres.

El feminismo como movimiento político nació en el siglo XIX, cuando la gente comenzó a ver que la mujer era oprimida por causas machistas (patriarcado),los y  las feministas al igual que los y las sindicalistas creen en las palabras dichas por Martín Lhuter King “Una amenaza a  la justicia en cualquier lugar es una amenaza a la justicia en todo lugar” y por esto frecuentemente apoyan otras causas: derechos de los homosexuales, lucha contra las altas tarifas en servicios públicos...

Muchas de los conceptos defendidos en el siglo pasado por las feministas se han vuelto en la actualidad conceptos de población, por ejemplo el tener bienes y el derecho a votar; pero aun queda mucho por hacer en las luchas reivindicativas de las mujeres, sobre todo en nuestro país, por ejemplo en cuanto al derecho de las mujeres al controlar sus propios cuerpos y a tomar decisiones médicas; por ejemplo en cuanto al control del cuerpo todavía persisten pensamientos culturales que asocian determinadas formas de vestir a la maldad y a la provocación del “instinto animal” del hombre y desde la ley persiste el dictamen de que las mujeres tengan y críen hijos e hijas en las cuales ellas no tuvieron opción en su concepción, como lo son por ejemplo los embarazos producto de violaciones y de estupros.

 

Culpabilización de las victimas.

Es la tendencia cultural de hacer creer que las victimas tuvieron la culpa de lo que les pasa, en el caso de las mujeres cuestiones como:

Ø      La violencia intrafamiliar, golpes, patadas, puños, palizas, abandono; se deben según el agresor a que las mujeres no hacen todo lo que ellos les piden, o que ellas echan mucha cantaleta, en fin que no se comportan según lo que los compañeros y esposos dicen.

Ø      En el caso de las violaciones se dice que ellas se estaban insinuando, eran provocativas.

Parece existir un comportamiento cultural en el cual en nuestro país la gente actúa de forma incorrecta y después busca a quien echarle la culpa, es decir no se ha inculcado a las personas a que asuman sus responsabilidades y esto se ve en todas las esferas, saliéndome del tema todos los presidentes dicen que los problemas no tienen solución pues el gobierno anterior no hizo nada para remediar las situaciones, o se gasto todo el presupuesto...

Culpabilizar a las mujeres en situaciones como divorcios, es una forma fácil de evitar la confrontación con la incapacidad de construir proyectos de vida que incluyan la voz femenina en vez de callarla.

 

Feminización de la pobreza.

Las políticas de ajuste macroeconómico que vive nuestro país, han hecho que muchas mujeres pierdan sus empleos o vean mermados sus recursos económicos.

“El estado abordo el gasto público como una herramienta para lograr un mayor equilibrio   fiscal y combatir la inflación; llevó al mercado servicios indispensables como el de la salud, las guarderías, el cuidado de los enfermos y ancianos, redujo también la calidad de la educación y de los demás servicios necesarios para el mantenimiento de la sociedad.

La sostenibilidad de la sociedad bajo estas condiciones empobrecedoras se sustentó en la transferencia de una parte fundamental del sector “reproductivo que es realizado por las mujeres. Por tanto, el trabajo gratuito que realizan las mujeres en el marco familiar se incrementó, expandiendo la esfera de “lo privado”  para así invisibilizar los costes de desplazamiento de la economía remunerada a la no remunerada”[5]

Un ejemplo de feminización de la pobreza lo viven las maestras de nuestro país, recordemos que la mayoría de las personas que ejercen la profesión docente en nuestro país son mujeres y que ellas han visto afectadas sus economías tras el injusto cierre del escalafón nacional, por más de tres años y por el aumento irrisorio de sus salarios en relación al costo real de vida.

 

Minoría

Aunque según las estadísticas las mujeres como población son mayoría, en realidad son una minoría, pero para entender esto se hace necesario examinar el significado del termino minoría.

Por minoría debe entenderse el que un grupo de la población no tenga poder y que las decisiones las tome otro grupo, ejemplo de esto fue Sudáfrica un país en el que la mayoría de la población es negra y en el cual las decisiones las tomaba un pequeño grupo de gente blanca hasta casi finalizar el siglo pasado.

En Colombia las decisiones que incumben a las mujeres las toma un Senado mayoritariamente masculino.

Y en el ámbito mundial:

  • “Las mujeres poseen nada más que el 1% de la riqueza del mundo, y ganan cerca del 10% de los ingresos, a pesar de conformar más del 51% de la población.

  • Cuando se consideran el cuidado de los hijos y el hogar, la mujer trabaja durante más tiempo que el hombre tanto en países industrializados como en países en vías de desarrollo.

  • Las mujeres tienen una representación legislativa mucho menor en comparación a la de los hombres: Suiza posee el mayor número de mujeres con un 42%, mientras que el promedio mundial es del 9%.

  • En promedio la mujer gana un 30% menos que el hombre, incluso en iguales tareas”[6]

A pesar de que en número hay más mujeres en Colombia, las mujeres son invisibles a la hora de la toma de decisiones.

 

Sexismo

Según el Diccionario de la Real Academia Española de la lengua, la palabra sexismo describe”la discriminación de personas de un sexo por considerarlo inferior a otro”.

La discriminación puede observarse en la vida cotidiana, empezando por el uso del lenguaje, las personas suelen utilizar el lenguaje sin meditar en la carga emocional y en los intereses que transmiten las palabras, así como también se perpetua a través de el una forma de ver el mundo.

Observemos varios ejemplos de cómo se expresa el sexismo:

Ø      En la literatura. Miremos la siguiente frase de Mario Benedetti: “Y por si ocurre un apagón, es necesario, imprescindible, casi urgente, tener una mujer desnuda y a la mano”; en este breve ejemplo puede observarse una carga cultural de ver a la mujer como objeto sexual indispensable si no hay nada más que hacer, es decir la mujer se convierte en el juguete para pasar el rato. Algunas personas podrían sentirse ofendidas ante lo que he dicho de Mario Benedetti, y podrían decir que este autor ha caracterizado su obra por darle un matiz de izquierda en el cual defiende a la clase obrera, también podrían decir que en sus poesías enaltece el papel de la mujer y yo estaría de acuerdo con esas afirmaciones, pero no puedo desconocer que aun grandes autores reflejan en pequeñas partes de su obra textos de carácter sexista, y que las personas repiten estos textos como si fueran mantras sin detenerse a reflexionar sobre ellos[7].

Ø      En las frases carentes de sentido, pero cargadas de cultura como por ejemplo: “hablar de mujer es citar con cinco grafemas, el vientre indescifrable donde se encuba la vida”[8]; ¿Qué tiene de interesante decir que mujer tiene cinco grafemas? Acaso enuncia resto va a cambiar en algo las condiciones intelectuales y  materiales de las mujeres; el autor de esta frase utiliza la palabra encubar que según el Diccionario Enciclopédico Mega Siglo XXI significa “Echar el vino u otro licor en cubas. 2 Entibar en redondo el interior de un pozo minero” ¿Qué quiso decir el autor con esto?, bueno, supongamos  que en realidad quiso decir incubar que significa según el mismo diccionario “Cubrir el ave los huevos para empollarlos. 2 Desarrollarse algo de manera latente, pero de forma progresiva”, esto da como resultado primero que es una frase sin sentido y segundo que sí se le da sentido, es una frase evidentemente sexista porque refuerza el papel cultural de la mujer como procreadora y no como productora de otros campos del conocimiento humano.

Ø      En escritos que perpetúan el machismo. Hay que recordar que cuando hablamos de machismo nos referimos a la falsa creencia cultural de que el hombre es superior a la mujer, superioridad que se expresa en actitudes, lenguajes y tratos. Ejemplo de escrito que perpetua el machismo es el siguiente “A esta altura del género, la mujer es complemento horizontal de nuestra razón de individuos”[9]. ¿Horizontal significa acostada?, es decir ¿Ni siquiera podemos ponernos en posición vertical para caminar juntos? ¿Solo importamos en la cama? Aparte de eso ¿Cómo así que las mujeres somos complemento? ¿Acaso no tenemos Proyecto de vida propio y solo estamos en función de otro?.

Ø      El lenguaje es sexista cuando invisibiliza o menosprecia a uno u otro género ejemplos de esto son:

  • “Se cita a reunión de padres de familia”. En esta frase se desconoce que en nuestros contextos educativos la mayoría de las veces las que van a las reuniones son las madres de familia, por esto lo correcto sería decir “se cita a reunión de madres y padres de familia”. Además de lo anterior es necesario tener en cuenta que Colombia esta llena de familias sin padres y que es necesario hacer visible el papel de las mujeres en la sociedad.

  • “Los estudiantes de la Institución Educativa X han iniciado un paro”. Frases como esta dan la impresión, la mayoría de las veces falsa, de que las Instituciones Educativas se componen únicamente de personal masculino, este tipo de frases es sexista porque invisiviliza el papel de la mujer.

  •  “El personero del Colegio X esta haciendo una muy buena labor”, y resulta que el personero es una mujer; en los países de habla hispana en América, lo correcto es poner las profesiones en femenino cuando se refieren a mujeres: la abogada, la jueza, la medica... claro esta hay que reconocer que existen nombres de profesiones que se refieren a los dos géneros: el periodista, la periodista. Muchas personas que estudiaron hace ya 5, 10 o más años continúan con la creencia de que cuando se usa el masculino hace referencia a hombres y mujeres, esto hace tiempo que dejo de ser valido y al respecto se han referido en múltiples ocasiones las diferentes academias de la lengua.

En la actualidad en el lenguaje se debe hacer referencia al género correcto según se sea hombre o mujer y cuando la referencia incluye a los dos se debe nombrar a ambos: los niños y las niñas, los maestros y las maestras, los y las dicentes... muchas personas dicen que al leer escritos que cumplen con esto, la lectura se vuelve “pesada”, decir esto evidencia la falta de formación en cuanto a dominar procesos de lectura incluyentes y en cuanto ha hacer un esfuerzo personal para dar a la mujer estatus.

El lenguaje no es inmutable y se corresponde con épocas y tiempos determinados y en esta época usar en el lenguaje el género correspondiente es una muestra de respeto hacia el papel de las mujeres, por esto ya no es normal que el masculino englobe al femenino.

  • Tod@s sus amig@s le ofrecerán una fiesta”.  El uso de la @ no garantiza que se entienda de forma explicita la referencia a ambos géneros, además la gente tiene la tendencia a introyectar solo uno de los géneros y por esto el uso de la @ es objetable.

  • Los chistes denigrantes como por ejemplo “ ¿Por qué los fogones tienen cuatro parrillas? Uno por cada neurona que tiene la mujer.  O ¿Qué es una mujer embarazada de una hija? Un kid de limpieza” este tipo de chistes hieren la autoestima de las mujeres, porque refuerzan en el imaginario social la creencia de que las mujeres están hechas únicamente para la vida domestica.

Ø      Desde la Biblia[10] se perpetúa el sexismo veamos:

  • 1Corintios 14 35-36: "34.- vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas, como también la ley lo dice. 35.- Y si quieren aprender algo, pregunten en casa a sus maridos; porque es indecoroso que una mujer hable en la congregación"

  • 1 Timoteo 2, 11-12: "11.- La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción. 12.- Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio"

  • Efésios 5:22-24: "22.- Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor; 23.- porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.
    24.- Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo"

  • Colosenses 3:18: "18.- Casadas, estad sujetas a vuestros maridos, como conviene en el Señor"

  • I Pedro 3:1: "1.- Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos; para que también los que no creen a la palabra, sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas”

  • Tito 2:4-5: “"4.- que enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos, 5 a ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada"

Puede verse en esta pequeña muestra como muchos artículos de la Biblia son evidentemente sexistas, pues colocan a la mujer en posición de inferioridad; algunas personas dirán que en la actualidad las diferentes Iglesias no piensan esto de las mujeres y es real, pero en las misas y en los cultos se leen estos pasajes de la Biblia sin realizar un análisis contemporáneo de los mismos, lo cual lleva a que personas con poca formación utilicen estos textos como excusas para dominar a sus compañeras, a sus hijas y en general a las mujeres que están a su alrededor.

 

Lenguaje y género en relación con la escuela.

Voy a dividir este análisis en tres partes: Lenguaje, mala fe y cotidianidad escolar, aunque como se verá los tres temas están entrecruzados.

 

Lenguaje

El lenguaje implica varios códigos simultáneos, es decir lenguaje es lo verbal y lo no verbal, los gestos, lo que no se dice, la apariencia personal, el manejo del cuerpo; también hace parte del lenguaje la mediación emocional, es decir, las emociones y la moralidad y además se da la determinación contextual que consiste en que las personas aprenden de su cultura la actuación que se espera de ellas ante los eventos.

De lo anterior se deduce que el lenguaje no es un código transparente y que pedagógicamente hablando se requiere desde la escuela el análisis del mismo para evidenciar los comportamientos que con relación a lo que se “espera” según el  género y que tiende a estereotipar, esquematizar y dar continuidad a la hegemonía masculina minimizando las capacidades de las mujeres.

Los investigadores y las investigadoras del Proyecto Arco Iris en Bogotá observaron que en muchas chicas el lenguaje se presenta de forma expresiva, este tipo de lenguaje consiste en la activación de mecanismos emocionales como respuesta a los sucesos escolares, entre estos mecanismos están: “permanecer en silencio, reaccionar con asentamiento, rapidez, aun con resignación, o expresar diversas maneras de activación emocional como rubor, nerviosismo y llanto”; estas formas de reaccionar de las jóvenes se correlacionan con el acatamiento y la poca autoconfianza con relación al conocimiento y a la negociación  de la  norma.

En relación a los chicos encontraron que estos usan lenguaje estratégicos, este tipo de lenguaje consiste en la capacidad de transgredir o de negociar la norma y la parte académica, con este tipo de lenguaje los jóvenes anticipan soluciones o respuestas a su favor.

Los maestros y las maestras pocas veces analizamos en las escuelas los tipos de  lenguaje que manejan los y las estudiantes, y mucho menos reflexionamos con ellos y ellas las implicaciones de lo que dicen y de lo que no dicen, permitiendo que desde la escuela se perpetúen comportamientos que atentan contra la dignidad de las mujeres.

Lo anterior se ensambla con el pensamiento de Michèle Le Doeuff  cuando al pensar a Simone de Beauvoir nos habla de que ella analizo “la manera como se censura la agresividad de las niñas”...”las penalidades de la vida conyugal... son, todo ello, elementos esenciales para una toma de conciencia acerca de la opresión de las mujeres”(Le Doeuff, 1993.p 87-88) opresión que se legitima desde la educación familiar y escolar y que tiene como componente el aprendizaje de las reacciones y de un determinado tipo de lenguaje, porque cuando una niña, una joven o una mujer levanta la voz y contraargumenta a lo que le pasa, es leída como “marimacho”, “criticona”, “poco femenina”, pero cuando esto lo hace un chico, un joven o un hombre es leído como alguien que “defiende lo que cree”, y con ello se silencia la voz de las mujeres y se premia la voz de los hombres, lo cual da continuidad desde la casa y desde la escuela a la hegemonía masculina, donde la mujer es inesencial  en cuanto a ser, objeto de placer y con el papel básico de criar hijos y cuidar de la familia.

El Lenguaje Expresivo no es tenido en cuenta como una manifestación de lo que se siente y se piensa “Ese fruncimiento de cejas, ese rubor, ese tartamudeo, ese ligero temblor de las manos, esas miradas al suelo que son a la vez tímidas y amenazantes, no expresan la cólera, son la cólera (...) En sí mismo el puño cerrado no significa nada.” (Le Doeuff citando a Sartre, 1993.p 106), tal parece que para ser tenida en cuenta el Lenguaje Expresivo no funciona, debido a que es una demostración de debilidad.

 

Mala fe

Cuando los opresores y las opresoras escuchan algo que les es contrario a su versión de la realidad tildan al oprimido o a la oprimida de tener mala fe. ¿Por qué? Porque desde su punto de vista ellos y ellas le están dando todo al otro o a la otra y estos y estas no necesita pensar, ni sentir, pues el opresor o la opresora le “esta satisfaciendo todas sus necesidades” y el otro u otra es un apéndice de sí mismo que tiene un  rol  especifico, en el caso de las mujeres Le Doeuff  analiza como estas son leídas por muchos autores, entre ellos Sartre como seres exclusivamente sexuados “Ella está totalmente delimitada por ese solipsismo, en este caso por el interés sexual que suscita, pero se la designa por el hecho de que se sustrae  a este tipo de interés” (Le Doeuff, 1993.p 98), para ejemplificar esto la autora analiza a Sartre y el caso de la mujer frígida, frigidez que es tomada por Sartre como mala fe patológica y donde la voz del marido se toma sin cuestionar, situación muy conveniente para darle continuidad a las relaciones de poder desde lo masculino.

Sartre define la mala fe como mentirse a sí mismo y a los otros,  ¿Pero qué significa mentir? ¿Acaso dar versiones diferentes de la realidad, desde diferentes puntos de vista es mentir? ; la hegemonía tiene como base una sola verdad y el Lenguaje Estratégico hace parte de esa verdad, porque se le toma como racional y no como al Lenguaje Expresivo que se toma como manipulador de sentimientos.

Los filósofos y las filosofas para validar su pensamiento acuden al lenguaje estratégico, ya que para expresar pensamiento se hace necesario construir razones... ¿Pero que pasa con las mujeres que no son filosofas?

 

Cotidianidad escolar

Desde la escuela se hace necesario que las mujeres aprendan otros tipos de lenguaje para definirse, el Lenguaje Expresivo y el Lenguaje Estratégico son síntomas de los estereotipos que produce la cultura para la definición de lo considerado como masculino y como femenino;  se hace necesario que las chicas aprendan la racionalización del lenguaje, a no quedarse en espera y esto me parece muy significativo para lograr que las mujeres adopten lenguajes que las trasciendan también es necesario que los chicos aprendan a leer el Lenguaje Expresivo, la concientización de los géneros acerca del lenguaje evitaría malentendidos que producen infelicidad e incomprensión.

Cuando  a la mujer se la considera como un ser inesencial y decorativo se la percibe desde lo ajeno a ella, es decir en contraposición a los esquemas masculinos, el Lenguaje Estratégico incluye la capacidad de negociar, lo cual es señal de razón e inteligencia, por el contrario el Lenguaje Expresivo se toma como señal de debilidad, poca inteligencia y manipulación lo cual me lleva a las relecturas que se hacen del lenguaje expresado por las niñas, las jóvenes y las mujeres, ya que si nosotras no aprendemos a negociar y solo nos quedamos en el Lenguaje Expresivo esto nos pone en condición de inferioridad, porque se presupone en nosotras cierto grado de mala fe, al respecto Michèle Le Doeuff en su libro El estudio y la rueca dice:

“Según Sartre, fundamentar una elección en los sentimientos es una manera de no afrontar la ruptura, es decir, el resultado de que nada “os puede indicar lo que hay que hacer”. Como ese alumno que busca escapatorias a la libertad por medio de los sentimientos”...”Todo hombre que se refugia en la excusa de sus pasiones, todo hombre que inventa un determinismo es un hombre de mala fe”...”Defino su mala fe como un error. Aquí no se puede escapar a un juicio de verdad” (Le Doeuff, 1993. P110).[11]

Ella critica a Sartre desde varios puntos de vista, sin embargo una lectura de Sartre nos proporciona la visión hegemónica masculina sobre la forma en que las mujeres son vistas, obsérvese que la expresión de los sentimientos son tomados como mala fe, este tipo de visiones son las que conllevan a las discriminaciones, por esto es necesario visibilizar el Lenguaje Expresivo, confrontándolo con el Lenguaje Estratégico, pues los dos tienen implicaciones para la vida de las personas y las formas en que son tomadas por los otros y las otras “Cuando una se da cuenta de que lo que los demás entienden no es lo que una cree haber dicho, hay que preguntarse cual es el obstáculo y cual el alcance de su propio discurso” (Le Doeuff, 1993. P146); culturalmente el Lenguaje Expresivo es tomado como  señal de determinismo femenino... de su debilidad y esto se extrapola a la supuesta protección que debería brindar el otro a su debilidad, el otro es el que debería pensar soluciones para ellas, brindar alternativas y de esta forma se perpetua la sumisión de las mujeres.

A la cultura, en este caso escolar, hay que pedirle como dice Le Doeuff  “enseñarnos a analizar lo que se dice y especialmente a interpretar la manera en que alguien retransmite el pensamiento a otro” (Le Doeuff, 1993.p 103), esto es necesario para desobjetivizar al otro u a la otra, ya que al interior de las familias y de las escuelas se dan relaciones de poder las cuales deben ser visibilizadas para evitar el que “algunas personas detenten estatutariamente un derecho de mirada casi  inquisitorial sobre los otros y la posibilidad de impedir que se les pague con la misma moneda” (Le Doeuff, 1993. p116).

Aprender de los otros y de las otras y de las diferencias en sus formas de expresarse significa avanzar en la visibilización de la alteridad, alteridad que en el caso de las mujeres representa tener mas oportunidades: de ser escuchadas, vistas como seres integrales, con capacidades profesionales y de construcción de pensamiento y así evitar el minusvalorar a la mujer “pedagogos y familiares conjuntamente orientan mas o menos de modo mecánico, a las chicas hacia las carreras más cortas y menos interesantes” (Le Doeuff, 1993. p 195), aun hoy desde la casa y desde la escuela se da continuidad al pensamiento de que las mujeres están mejor dentro del matrimonio y en el esquema de la crianza de los hijos. El pensamiento femenino se ha elaborado a través de varias décadas, pero aun no llega a la cotidianidad de la escuela.

 

Autora:

Beatriz Eugenia Bustamante Henao.[1]

. Junio de 2005.

mulatazul@yahoo.com


[1] Coordinadora de Educación con Jóvenes, Adultas y Adultos del CEID – ADIDA; Licenciada en Filosofía, Filosofa, Ingeniera Agrónoma, Especialista en Didáctica Universitaria y Magíster en Educación con Énfasis en Diversidad Cultural, Pedagogía y Sistemas Simbólicos. 

[2] A menos que se haga una dolorosa cirugía plástica y se someta el cuerpo a terapia hormonal.

[3] Nash, Mary. (2002) Género y construcción social. www.mujeresdeempresa.com.

[4][4] Ourcenar, Margarite. (1992)Historia de las mujeres. Taurus: Madrid.

[5] Quiroga, Natalia. (2005) Macroeconomía y género. En Caja de herramientas Año 14 # 106. Bogota.

[6] www.guajara.com Feminismo.

[7] Ver el desafortunado artículo de Villegas, Farid. (2005). Mujer: identidad de género en el marco de nuestro devenir antropológico.  En: Correo Pedagógico Año 13 2005. CEID-ADIDA: Medellín.

[8] Ibíd.

[9] Ibíd..

[10] Biblia Valera.

[11] Le Doeuff, Michele. (1993) El estudio y la rueca. De las mujeres, de la filosofía, etc. Madrid:Catedra.

Articulos relacionados:
Desigualdades Sociales
Resumen:
Objetivos. Nuestra ciudad. Medellín por zonas y comunas. Juntas de acción comunal. Barrio Morabia. El poblado.
Mujeres y Hombres: una cuestión de Género
Resumen:
"Son aquellas características a las que, según se supone o se pretende, deben adecuarse hombres y mujeres”. Aludiendo a las diferencias sexuales y a los roles socialment...
Incidencia de Maltrato Infantil en el Ccsm de Guanabacoa 2002-2004
Resumen:
El equipo de salud mental del CCSM de Guanabacoa se propuso hacer un estudio de incidencia del maltrato al niño, en la consulta de Psiquiatría Infantil. Motivados por la ...
El Marxismo como un modo de explicación de la realidad económica y social
Resumen:
El presente trabajo se refiere a la actividad grupal en la Materia Estudio y comprensión del hombre. Está estructurado en un índice, una introducción y las respuestas a n...
Rescate y fragmentos de las luchas populares antidictatoriales
Resumen:
Un ejercicio de memoria, contiene inevitablemente condicionamientos subjetivos, que inciden y determinan los parámetros con los cuales se rescatan los acontecimientos y h...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©