Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

La integración ambiental y el desarrollo sostenible

Resumen: La estructura orgánica del trabajo que se presenta, está dividida en análisis teórico-prácticos de los principales aspectos doctrinales que avalan el amplio proceso de integración ambiental de los países que integran el Continente Martiano, bajo la visión y reflexión de la Alternativa Bolivariana para las Amèricas. Un esquema de referencias completa, los mecanismos internacionales que desde las Cumbres de Río hasta Johannesburgo buscan mancomunadamente soluciones fehacientes a las enormes problemáticas que enfrenta la Comunidad Latina de Naciones, cuya expresión mas notable y palpable lo constituye el ALCA.(E)
1,968 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Lic. Egil Emilio Ramìrez Bejerano y Otros Autores

RESUMEN

La estructura orgánica del trabajo que se presenta, está dividida en análisis teórico-prácticos de los principales aspectos doctrinales que avalan el amplio proceso de integración ambiental de los países que integran el Continente Martiano, bajo la visión y reflexión de la Alternativa Bolivariana para las Amèricas. Un esquema de referencias completa, los mecanismos internacionales que desde las Cumbres de Río hasta Johannesburgo buscan mancomunadamente soluciones fehacientes a las enormes problemáticas que enfrenta la Comunidad Latina de Naciones, cuya expresión mas notable y palpable lo constituye el ALCA.

La integración ambiental latinoamericana bajo la perspectiva Bolivariana para las Amèricas" es uno de los aspectos que avalan el Sistema de Protección del Medio Ambiente Latinoamericano, insertando los principios de las Naciones Unidas y del Proyecto ALBA en su política ambiental.

Se destaca el papel protagónico de nuestra América y su toma de acción en los agobiantes problemas que mueven la realidad latina de hoy, elementos que son tratados con profundidad en la propuesta bolivariana para salvar a nuestra América, integrándonos desde una perspectiva que abarca todos los sectores del desarrollo social y del sentimiento humano. El tema de la integración ambiental desde la concepción del ALBA responde a necesidades históricas objetivas, y presupone una viabilidad dialéctica agrupando los distintos sectores de la población y la biodiversidad, que va desde las políticas nacionales hasta la Comunidad Internacional de la cual como sueño y prueba fehaciente es el Congreso Mundial de la infancia y Medio Ambiente a celebrarse este año en Japón.

 

INTRODUCCIÒN

Amanece y recorre todas las tierras de nuestra Amèrica el ALBA; a la vez comienza un nuevo año en este continente latinoamericano y caribeño. Con el nuevo año, podemos distinguir un amanecer en relación a "otra integración posible". Luego de años de negociaciones del Área de Libre Comercio (ALCA) y los Tratados de Libre Comercio entre EE.UU. y las subregiones Centroamericana y Andina, respectivamente, nuestros pueblos se han dado cuenta de la falta de futuro que implican estas iniciativas de integración corporativista y neoliberal.

"La integración ambiental latinoamericana bajo la perspectiva Bolivariana para las Amèricas" es nuestro tema de análisis y uno de los aspectos doctrinales que avalan el Sistema de Protección del Medio Ambiente Latinoamericano, quien ha insertado los principios de las Naciones Unidas y del Proyecto " Alternativa Bolivariana para las Amèricas" en su política ambiental.

Bajo esta perspectiva, los organismos que integran el engranaje de la Comunidad Mundial de Naciones, en especial, Latinoamérica, realizan mancomunados esfuerzos en aras de viabilizar una serie de acuerdos que en coordinación con la voluntad de los Estados Nacionales pueden materializarse, en un período corto cargado de optimismo. La estructura doctrinal de nuestro estudio comprende aspectos metodológicos concernientes al Proyecto ALBA, el papel activo de la Comisión sobre Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, los organismos internacionales y la valoraciones que generan temas vitales como la integración del medio ambiente, desarrollo sostenible, etc. Se profundiza además en la postura latinoamericana, los resultados, desafíos, su papel histórico en esta encomienda y en la protección del medio ambiente.

Desde las raíces de la integración ambiental, que vienen como paradigmas del vertiginoso auge que toma el fenómeno en todas las materias del ámbito internacional, de la cual es ALBA hoy por hoy su mayor exponente en nuestro entorno latinoamericano, como trascendencia de la Cumbre de Río, se desarrollará en este propio año el Congreso Mundial de la Infancia y Medio Ambiente en Japón, que es sin duda un elemento básico en las políticas nacionales de los Estados miembros del Área, las que están perfectamente contempladas en ALBA.

Se analizan además, como resultado de un minucioso y exhaustivo análisis, las principales directrices que, a juzgar por las Naciones Unidas y por los Estados miembros del área, corroboran la integración de nuestros Estados, nuestras política, coadyuvando a la conservación del medio ambiente y los recursos del planeta.

Es por demás, el tema de la integración ambiental desde la concepción del ALBA un proyecto revolucionario, que responde a necesidades históricas objetivas, el cual presupone una viabilidad dialéctica agrupando los distintos sectores de la población y la biodiversidad, que va desde las políticas nacionales hasta la Comunidad Internacional de la cual como sueño y prueba fehaciente es el futuro Congreso Mundial de la infancia y Medio Ambiente a celebrarse este año en Japón.

 

DESARROLLO

CAPÌTULO UNO: ASPECTOS DOCTRINALES

1.1: Los acuerdos de la Cumbre de Río para la Tierra y la Comunidad de Naciones de América del Sur.

El pasado diciembre, último mes del año 2004 fue técnicamente grande para todos los habitantes de la Gran Amèrica, la Amèricas de todos, la Amèrica que Martì y Bolívar dignificaron y glorificaron. Exactamente el 9 de diciembre se reunieron en el Cuzco, la Ancestral Capital del legendario y maravilloso Imperio Inca, los Presidentes y Ministros de doce países  para crear la Comunidad Sudamericana de Naciones. Participaron los países que integran el MERCOSUR (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay), de la Comunidad Andina de Naciones-CAN (Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú, y Venezuela) y Chile, que lo hizo como miembro asociado del MERCOSUR. A ellos se sumaron Guyana y Surinam. Además participaron como observadores: México y Panamá. Estas 12 naciones constituyen una población de 361 millones de personas. Una Superficie de 17.300.000kilómetros cuadrados, el doble que EEUU. Son el primer productor y exportador mundial de alimentos. Constituyen el principal pulmón ecológico y con la mayor  biodiversidad del planeta.

Los objetivos fundamentales de la Cumbre eran lograr un equilibrio justo entre las necesidades económicas, sociales y ambientales de las generaciones presentes y las generaciones futuras, y sentar las bases para una asociación mundial entre los países desarrollados y los países en desarrollo, así como entre los y los sectores de la sociedad civil, sobre la base de la comprensión de las necesidades y los intereses comunes.

En Río, 172 gobiernos, incluidos 108 Jefes de Estado y de Gobierno, aprobaron tres acuerdos que abrían de regir la labor futura: el programa 21, un plan de acción mundial para promover el desarrollo sostenible, la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente, un conjunto de principios en los que se definían los derechos civiles y obligaciones de los Estados, y una Declaración de principios relativos a los bosques, serie de directrices para la ordenación más sostenible de los bosques en el mundo.

Se abrieron a la firma además dos instrumentos con fuerza jurídica obligatoria: la Convención Marco sobre el Cambio Climático y el Convenio sobre la Diversidad Biológica. Al mismo tiempo se iniciaron negociaciones con miras a una Convención de lucha contra la desertificación.

Transcurridos diez años desde Río 1992, los Gobiernos de América Latina y el Caribe reconocen que ha habido avances significativos, principalmente en lo que se refiere a la toma de conciencia y a la entrada en vigor de normas jurídicas nacionales e internacionales. Sin embargo, persisten importantes desafíos y se presentan nuevos imperativos para tornar el desarrollo sostenible en realidad y para materializar los cambios necesarios de los actuales modelos de desarrollo. Es indispensable revertir las tendencias actuales de degradación ambiental del medio natural y del medio urbano y, en particular, eliminar a un ritmo vigoroso la pobreza y la inequidad –conjuntamente con sus impactos-, que afligen a los países de la región. Esta iniciativa reconoce la importancia de los procesos subregionales y regionales para promover el desarrollo sostenible en América Latina y el Caribe, en el marco de la Plataforma para la Acción hacia Johannesburgo 2002, aprobada en Río de Janeiro, Brasil, en octubre de 2001. El lanzamiento de una Iniciativa Latinoamericana y Caribeña responde a la necesidad de otorgar sentido práctico a proceso hacia la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible reflejando las singularidades, visiones y metas de la región, teniendo en cuenta ante todo la vigencia del principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas de los estados.

 

Constituyen objetivos de la Iniciativa Latinoamericana y Caribeña los siguientes:

Consolidar y continuar los esfuerzos de América Latina y el Caribe, en los distintos niveles de Gobierno, y de la sociedad civil, para superar los obstáculos en la implementación de programas y proyectos de interés de la región y con ello lograr la concreción de las recomendaciones del Programa 21, enfatizando una efectiva implementación y el desarrollo de mecanismos participativos.

Desarrollar acciones en áreas seleccionadas que, con base en la voluntad política de los Estados, estimulen la participación activa del sector privado y de las entidades de la sociedad civil, para promover inversiones que puedan generar actividades productivas sostenibles, fomentar formas de vida sostenible, y al mismo tiempo permitir la conservación y el uso sostenible de bienes y servicios ambientales esenciales para la vida;

Promover la instrumentación de modelos de desarrollo sostenible sobre la base de un fundamento ético que sean competitivos, sustentados en políticas públicas formuladas para desarrollar la ciencia y la tecnología, el financiamiento, la capacitación de recursos humanos, el desarrollo institucional, la valoración de bienes y servicios ambientales y el desarrollo de indicadores de sostenibilidad adecuados a las condiciones sociales, económicas, ambientales y políticas de cada país o a las necesidades de las subregiones; y

Contribuir, en su calidad de marco político, a identificar y priorizar mecanismos financieros, técnicos e institucionales para la efectiva implementación del Programa 21, el Plan de Acción de Barbados y los resultados de la 22ª Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas, así como facilitar la transferencia, acceso y desarrollo de tecnologías y conocimientos y promover la adopción de marcos regulatorios adecuados.

Las áreas prioritarias en las cuales se requiere acción urgente incluyen entre otras, la erradicación de la pobreza y las desigualdades sociales; la introducción de la dimensión ambiental en procesos económicos y sociales; el fortalecimiento de instituciones de capacitación técnica y vocacional; la promoción del desarrollo de recursos humanos, particularmente en lo relacionado con tecnologías de información y comunicación; el desarrollo de micro-empresas; el empoderamiento de organizaciones de la sociedad civil; el fomento de la diversificación económica; la promoción de la cooperación y colaboración regional que aumente la capacidad de la región para tener acceso a los mercados internacionales; la necesidad de trabajo cualitativo y analítico sobre índices para definir la vulnerabilidad de los países afectados; la gestión sostenible de los recursos hídricos; la generación sostenible de energía y la ampliación de la participación de fuentes renovables; la gestión de áreas protegidas para el uso sostenible de la biodiversidad; la adaptación de los impactos provocados por los cambios climáticos y a la gestión sostenible de áreas urbanizadas y rurales, con especial énfasis en las acciones de salud, saneamiento ambiental y minimización de riesgos de vulnerabilidad a los desastres naturales. Son relevantes además, acciones que promuevan la innovación científica y tecnológica, el refuerzo de las instituciones de investigación y desarrollo y la ampliación de las fuentes de financiamiento existentes. En este contexto, centros de excelencia en investigación y desarrollo deben favorecer la construcción de una alianza científica sólida, por medio, entre otros de actividades de intercambio académico, del establecimiento de redes de información interdisciplinaria y de la formulación de proyectos conjuntos de investigación.

Ahora bien, veamos como ALBA está presente en todas las proyecciones y plataformas programáticas que, desde las primeras Cumbres de Desarrollo Sostenible, pioneras en estos empeños revolucionarios de integración y protección ambiental, se encuentran recogidas fehacientemente.

 

1.2 JOHANNESBURGO 2002

La Cumbre de Johannesburgo reunió a 21.340 participantes de 191 gobiernos miembros de Naciones Unidas, organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales, el sector privado, la sociedad civil, académica y la comunidad científica. Esta cifra corresponde a, aproximadamente, 10.000 delegados gubernamentales, 8.000 representantes de los Grupos Principales (Mujeres, Jóvenes, Pueblos Indígenas, ONG, Autoridades Locales, Trabajadores, Negocios e Industria, Comunidad Científica y Técnica y Agricultores); y 4.000 representantes de los medios de comunicación.

En la Cumbre Mundial de Desarrollo Sostenible (CMDS) se realizaron siete Plenarios temáticos con ponencias de Asociaciones, declaraciones de entidades no-estatales, discursos de Jefes de Estado y de Gobierno y otros funcionarios, también se organizaron cuatro Mesas Redondas de alto nivel sobre el tema "Cómo Lograrlo", y un evento de múltiples grupos interesados.

La Cumbre negoció y adoptó dos documentos principales: el Plan de Aplicación y la Declaración de Johannesburgo sobre Desarrollo Sostenible. Las negociaciones comenzaron con dos días de consultas informales -el 24 y 25 de Agosto- y continuaron durante toda la Cumbre.

Agua y saneamiento, energía, salud, agricultura, diversidad biológica: estas son las cinco esferas fundamentales en que pueden y deben obtenerse resultados concretos después de efectuada la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible. Formular un programa de medidas prácticas, ambicioso pero posible para mejorar la calidad de vida de todos los seres humanos y al mismo tiempo proteger el medio ambiente, es la necesidad vital de las Naciones Unidas y la Comunidad Internacional de Naciones. El adelanto en estas cinco esferas, ofrecería a todos los seres humanos la oportunidad de gozar de una prosperidad que perduraría más allá de su propia vida. La Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible que se celebró en Sudáfrica, del 26 de agosto al 4 de septiembre reunió a dirigentes mundiales, activistas y representantes de empresas para trabajar en un programa con miras a asegurar que el planeta Tierra ofrezca una vida decorosa a todos sus miembros.

 

RESULTADOS DE LA CUMBRE

La Cumbre de Sudáfrica dejó al mundo una insatisfacción enorme, al ver que los tantos esfuerzos hechos desde Río hasta aquí aún no vierten sus frutos sólidos y concretos. Su declaración final estuvo enmarcada en los:

PRINCIPALES ACUERDOS DE LA CUMBRE 2002

  1. Energía: se aprobó el aumento de este tipo de fuentes de manera voluntaria.

  2. Mujer: Se añadió a las legislaciones nacionales y valores culturales y religiosos.

  3. Cambio de clima: Se ratificó el protocolo de Kyoto.

  4. Agua Potable: Compromiso de reducir a la mitad el número de personas sin agua( 1000 millones no la poseen )

  5. Comercio: Se pidió a los países desarrollados esfuerzos concretos para destinar el 0,7% del PBI al desarrollo sustentable.

Al realizar un exhaustivo análisis del Plan de Implementación de Johannesburgo hemos recogido los principales aspectos que avalan la política a seguir en este sentido.

a. Erradicación de la pobreza: Reducir a la mitad, para el año 2015, la proporción de personas cuyo ingreso sea de menos de 1 dólar por día, la de personas que padezcan hambre y la de personas que no tengan acceso a agua potable.

Establecer un fondo de solidaridad mundial para la erradicación de la pobreza y la promoción del desarrollo social y humano en los países en desarrollo conforme a las modalidades que determine la Asamblea General, destacando al mismo tiempo el carácter voluntario de las contribuciones y la necesidad de evitar la duplicación con los fondos existentes de las Naciones Unidas y alentando la participación del sector privado y los particulares en relación con los gobiernos en la financiación de iniciativas.

El suministro de agua limpia y potable y de servicios adecuados de saneamiento es necesario para proteger la salud humana y el medio ambiente. A este respecto, acordamos reducir a la mitad, antes de 2015, el porcentaje de personas que carecen de acceso al agua potable o que no pueden costearlo (según se indica en la Declaración del Milenio) y el porcentaje de personas que no tienen acceso a servicios básicos de saneamiento.

Reafirmar el compromiso, asumido en el Programa 21 de utilizar de manera racional los productos químicos durante su período de actividad y los desechos peligrosos con el fin de contribuir al desarrollo sostenible y proteger la salud humana y el medio ambiente, y, en particular de lograr que para 2020 los productos químicos se utilicen y produzcan siguiendo procedimientos científicos transparentes de evaluación de los riesgos y procedimientos científicos de gestión de los riesgos, teniendo en cuenta el principio de precaución enunciado en el principio 15 de la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, de manera que se reduzcan al mínimo los efectos adversos de importancia que puedan tener en la salud humana y el medio ambiente

  1. Modificación de las modalidades insostenibles de consumo y producción.

  2. Protección y gestión de la base de recursos naturales para el desarrollo económico y social.

  3. El desarrollo sostenible en un mundo en vías de globalización.

  4. Desarrollo sostenible de los pequeños Estados insulares en desarrollo.

  5. Marco institucional para el desarrollo sostenible.

  6. Fortalecimiento del marco institucional para el desarrollo sostenible a nivel internacional.

  7. Rol de la Asamblea General.

  8. Rol del Consejo Económico Social.

  9. Rol y función de la Comisión sobre Desarrollo Sostenible.

  10. Rol de las Instituciones financieras.

  11. Rol de las Instituciones internacionales.

  12. Fortalecimiento de las disposiciones institucionales para el desarrollo sostenible a nivel internacional.

  13. Participación de los grupos principales.

  14.  

    CAPÌTULO DOS : EL ALBA Y LA INTEGRACION LATINOAMERICANA.

    JOHANNESBURGO Y ALBA

    Cada vez se reconoce más la necesidad de hacer cumplir con eficacia la
    legislación sobre medio ambiente en América Latina y el Caribe. En la
    Declaración de Santa Cruz de la Sierra (diciembre de 1996), se afirma que
    los países elaborarán "mecanismos nacionales para el cumplimiento eficaz
    de nuestras leyes y disposiciones pertinentes y de las correspondientes
    normas internacionales".

    El reconocimiento político de la importancia del cumplimiento de la
    legislación ambiental seguramente deriva de la conciencia de que la
    medida en que la política pública puede mejorar la calidad del medio
    ambiente depende no sólo de la idoneidad intrínseca del diseño de la
    política, sino también de la eficacia con que se la haga cumplir.
    Políticas que al principio parecen prometedoras pueden con el tiempo
    demostrar ser inadecuadas si son difíciles de aplicar o si se aplican en
    forma demasiado negligente.

    Al día de hoy, ningún economista, sociólogo, político o activista social que se precie de impulsar un trabajo serio en el continente, está avalando esta avanzada propia del capitalismo cínico norteamericano. De hecho, las voces a favor de estos tratados, salvo contadas excepciones, pueden ser fácilmente reconstruidas en sus intereses y convenientes miopías. Ahora bien, conviene prestar atención a otro modelo que se viene gestando, desde la resistencia y la propuesta, en el que se trae a colación una integración mas amplia, mas solidaria y mas sensible a lo que implica el doble interés de la soberanía nacional y la cooperación internacional.

    Un medio ambiente sano es fundamental para mantener prosperidad y calidad de vida a largo plazo. En general, la sociedad debe esforzarse en disociar impacto y degradación ambiental, por un lado, y crecimiento económico, por otro. Las empresas tienen que aumentar su rendimiento ecológico, en otras palabras, producir un volumen igual o superior de productos utilizando menos recursos y generando menos residuos, y los modelos de consumo tienen que hacerse más sostenibles. La política de medio ambiente tiene que aplicar una estrategia innovadora y buscar nuevas maneras de trabajar con un amplio espectro de la sociedad.

    Otro de los sucesos históricos que hicieron del pasado diciembre un mes diferente para todos los latinoamericanos, fue la visita el dìa 14 del presidente de Venezuela Hugo Chávez a Cuba. En ese marco, los presidentes de ambos países suscribieron sendos documentos que perfilan la posibilidad de una forma alternativa a los proyectos de integración económica auspiciados por los Estados Unidos, para dar paso a una integración económica, política, social y cultural alternativa de los pueblos de nuestra Patria Grande. El primero de ellos se titula "Declaración Conjunta" y establece las bases de la integración de ambos pueblos, así como sus resonancias en todo el continente. En el mismo, ambos pueblos subrayan que "el Área de Libre Comercio para las Américas (ALCA) es la expresión más acabada de los apetitos de dominación sobre la región y que, de entrar en vigor, constituiría una profundización del neoliberalismo y crearía niveles de dependencia y subordinación sin precedentes." Asimismo, se señala que "los beneficios obtenidos durante las últimas cinco décadas por las grandes empresas transnacionales, el agotamiento del modelo de sustitución de importaciones, la crisis de la deuda externa y, más recientemente, la difusión de las políticas neoliberales, con una mayor transnacionalización de las economías latinoamericanas y caribeñas y con la proliferación de negociaciones para la conclusión de acuerdos de libre comercio de igual naturaleza que el ALCA, crean las bases que distinguen el panorama de subordinación y retraso que hoy sufre nuestra región." Aquí llamamos la atención en la intención de ambos países en profundizar la crítica a los Tratados de Libre Comercio y al Área de Libre Comercio de las Américas. Toda la crítica acumulada desde los movimientos sociales y las luchas continentales contra el ALCA queda adherida en un tratado que regulará una amplia gama de temas y relaciones entre estos dos países.

    Ya el segundo documento nos introduce al Acuerdo, propiamente. Aquí, ambos gobiernos han decidido dar pasos concretos hacia el proceso de integración basada en los principios contenidos en la Declaración Conjunta citada anteriormente, y pretenden consolidar el proceso bolivariano y la particular lucha del pueblo cubano, elaborando un plan estratégico para la complementación productiva de ambos países sobre bases de racionalidad, aprovechamiento de ventajas existentes en una y otra parte, ahorro de recursos, ampliación del empleo útil, acceso a mercados y otras consideraciones, anclada en la solidaridad entre ambos pueblos. Aquí el modelo es lo que mas nos llama la atención. Uno de los elementos que más llaman la atención es el de "intercambio": intercambio de paquetes tecnológicos, educación, salud y productos energéticos, entre otros. Otro elemento es el del "interés mutuo": muchas de las cláusulas del convenio hablan sobre el hecho de que el interés de ambos países se respete en una base equitativa de diálogo y entendimiento. Llama la atención el diseño de ejecución de inversiones de interés mutuo en iguales condiciones que las realizadas por entidades nacionales en la forma de empresas mixtas, producciones cooperadas, proyectos de administración conjunta y otras modalidades de asociación que decidan establecer ambos países o la apertura de subsidiarias de bancos de propiedad estatal de un país en el territorio nacional del otro. También se establecen acuerdos de cooperación en el desarrollo de planes culturales conjuntos, tomando en consideración las identidades de ambos. Aún más: el acuerdo contempla la posibilidad de asimetrías entre ambos países y concuerdan en hacer los balances necesarios para que ambos países puedan beneficiarse en igualdad de condiciones, compensando las mismas con ajustes especiales contenidos en el acuerdo. Otro elemento muy interesante es la inclusión de implicaciones hacia terceros países en renglones como la erradicación del analfabetismo y la atención a la salud y la capacidad de identificar los aportes específicos de cada país en su interés de aportar y consolidar dicho pacto binacional.

    Hay que ver el surgimiento de este tratado en el momento histórico-político del continente. En el mismo último mes del 2004, los líderes y representantes de 12 países de América del Sur constituyen en Cuzco, Perú, la Comunidad Sudamericana de Naciones, el tercer bloque latinoamericano de integración política y comercial. Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, Bolivia, Ecuador, Colombia, Perú, Venezuela, Chile, Guayana y Surinam, suscribieron la "Declaración de Cuzco", como documento que plasma en blanco y negro esta nueva agrupación. Dicho documento tiene entre sus prioridades la conformación de un bloque regional integrado físicamente a través de obras de infraestructura básicas, el desarrollo y explotación de los recursos naturales, energéticos y las comunicaciones. Un capítulo del documento que sugiere el amparo de la iniciativa "ALBA" es el que impulsa la Integración de la Infraestructura Regional Sudamericana (IIRSA). En el mismo, las naciones suscribientes exploran la integración física, energética y de comunicaciones en Sudamérica sobre la base de la profundización de las experiencias bilaterales, regionales y subregionales existentes, con la consideración de mecanismos financieros innovadores y las propuestas sectoriales en curso que permitan una mejor realización de inversiones en infraestructura física para la región. En ese sentido, llama la atención la mención que hacen en torno a la armonización de políticas que promuevan el desarrollo rural y agroalimentario, la transferencia de tecnología y de cooperación horizontal en todos los ámbitos de la ciencia, educación y cultura así como la creciente interacción entre las empresas y la sociedad civil en la dinámica de integración de este espacio sudamericano, teniendo en cuenta la responsabilidad social empresarial.

    El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) acaba de lanzar en seis países de América Latina y Caribe el proyecto "Ciudadanía Ambiental Global", que tiene como objetivo formar personas que, sobre la base del conocimiento de la realidad ambiental local, nacional y global, ejerzan sus derechos y responsabilidades en la construcción de una sociedad sostenible.

    El trabajo desarrollado en México, Cuba, Costa Rica, Ecuador, Perú, Chile y Argentina. En un periodo de tres años el proyecto quiere fortalecer la capacidad de actuación de las seis redes participantes hacia los cuatro temas prioritarios para el Fondo Mundial para el Ambiente en la región de América Latina y el Caribe: biodiversidad, cambio climático, capa de ozono y aguas dulces. Durante la ejecución del programa se realizarán diversas actividades a mediano plazo entre los grupos sociales y los participantes regionales y nacionales con la finalidad de contribuir a la solución de problemas globales que se manifiesten en nivel local en al menos siete países de la región. El objetivo es integrar la agenda ambiental regional-local en forma sencilla para motivar la creatividad de la sociedad y realizar acciones que protejan al medio ambiente. El PNUMA pretende alcanzar estos objetivos a través de la producción y adaptación de materiales educativos a partir de la información ambiental existente; capacitación y asistencia técnica; realización de actividades demostrativas; y diseminación de los resultados. Para tanto se han convocado redes institucionales latinoamericanas para llevar a cabo estas estrategias como el Parlamento Latinoamericano, la Unión Internacional de Autoridades Locales, la red de Consumidores Internacional y la Comisión de Educación y Comunicación de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Asimismo, la Asociación Mundial de Radios Comunitarias junto con la Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica, y el Consejo Latinoamericano de Iglesias.

    Quizás sucede como en las horas tempranas del ALBA. En este momento no podemos distinguir a ciencia cierta los alcances del acuerdo entre Venezuela y Cuba, así como las implicaciones de la Declaración de Cuzco y el establecimiento de la Comunidad Sudamericana de Naciones en tiempos de las feroces negociaciones de los TLCs en Centroamérica y el Pacto Andino. Como movimientos sociales y participantes de la sociedad civil latinoamericana y caribeña, estamos llamados y llamadas a mantener nuestros oídos en tierra, para ver las implicaciones a corto, mediano y largo alcance sobre estos dos sucesos continentales. Por el momento nos atrevemos a anticipar la posibilidad de nuevos tiempos en la integración latinoamericana y caribeña. Ambos textos nos hablan de otra integración posible, más horizontal, con mayor ingrediente de verdadero diálogo y cooperación. En fin, se trata del hallazgo, en su lectura, de otro lenguaje que no vemos en el ALCA ni en los TLCs. El desafío es a constituirnos en ejes propositivos para adelantar en la práctica lo que parece bueno en la teoría.

    ¿QUÉ ES LA ALTERNATIVA BOLIVARIANA PARA AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE?

    La Alternativa Bolivariana para América Latina y El Caribe (ALBA) es una propuesta de integración diferente. Mientras el ALCA responde a los intereses del capital trasnacional y persigue la liberalización absoluta del comercio de bienes y servicios e inversiones, el ALBA pone el énfasis en la lucha contra la pobreza y la exclusión social y, por lo tanto, expresa los intereses de los pueblos latinoamericanos.

    El ALBA se fundamenta en la creación de mecanismos para crear ventajas cooperativas entre las naciones que permitan compensar las asimetrías existentes entre los países del hemisferio. Se basa en la cooperación de fondos compensatorios para corregir las disparidades que colocan en desventaja a los países débiles frente a las primeras potencias. Por esta razón la propuesta del ALBA le otorga prioridad a la integración latinoamericana y a la negociación en bloques sub.-regionales, abriendo nuevo espacios de consulta para profundizar el conocimiento de nuestras posiciones e identificar espacios de interés común que permitan constituir alianzas estratégicas y presentar posiciones comunes en el proceso de negociación. El desafío es impedir la dispersión en las negociaciones, evitando que las naciones hermanas se desgajen y sean absorbidas por la vorágine con que viene presionándose en función de un rápido acuerdo por el ALCA.

    El ALBA es una propuesta para construir consensos para repensar los acuerdos de integración en función de alcanzar un desarrollo endógeno nacional y regional que erradique la pobreza, corrija las desigualdades sociales y asegure una creciente calidad de vida para los pueblos. La propuesta del ALBA se suma al despertar de la conciencia que se expresa en la emergencia de un nuevo liderazgo político, económico, social y militar en América Latina y El Caribe. Hoy más que nunca, hay que relanzar la unidad latinoamericana y caribeña. El ALBA, como propuesta bolivariana y venezolana, se suma a la lucha de los movimientos, de las organizaciones y campañas nacionales que se multiplican y articulan a lo largo y ancho de todo el continente contra el ALCA. Es, en definitiva, una manifestación de la decisión histórica de las fuerzas progresistas de Venezuela para demostrar que Otra América es Posible.

    PRINCIPIOS RECTORES DEL ALBA

    De la Integración Neoliberal a la Alternativa Bolivariana para América Latina y el Caribe:

    1. La integración neoliberal prioriza la liberalización del comercio y las inversiones.
    2. La Alternativa Bolivariana para América Latina (ALBA) es una propuesta que centra su atención en la lucha contra la pobreza y la exclusión social.
    3. En la propuesta del ALBA se le otorga una importancia crucial a los derechos humanos, laborales y de la mujer, a la defensa del ambiente y a la integración física.
    4. En el ALBA, la lucha contra las políticas proteccionistas y los ruinosos subsidios de los países industrializados no puede negar el derecho de los países pobres de proteger a sus campesinos y productores agrícolas.
    5. Para los países pobres donde la actividad agrícola es fundamental, las condiciones de vida de millones de campesinos e indígenas se verían irreversiblemente afectados si ocurre una inundación de bienes agrícolas importados, aún en los casos en los cuales no exista subsidio.
    6. La producción agrícola es mucho más que la producción de una mercancía. Es la base para preservar opciones culturales, es una forma de ocupación del territorio, define modalidades de relación con la naturaleza, tiene que ver directamente con la seguridad y autosuficiencia alimentaria. En estos países la agricultura es, más bien, un modo de vida y no puede ser tratado como cualquier otra actividad económica.

    7. ALBA tiene que atacar los obstáculos a la integración desde su raíz, a saber:

    a) La pobreza de la mayoría de la población;

    b)Las profundas desigualdades y asimetrías entre países.

    c)Intercambio desigual y condiciones inequitativas de las relaciones internacionales.
    d)El peso de una deuda impagable.

    e) La imposición de las políticas de ajuste estructural del FMI y el BM y de las rígidas reglas de la OMC que socavan las bases de apoyo social y político.

    f) Los obstáculos para tener acceso a la información, el conocimiento y la tecnología que se derivan de los actuales acuerdos de propiedad intelectual; y,

    g) Prestar atención a los problemas que afectan la consolidación de una verdadera democracia, tales como la monopolización de los medios de comunicación social.

    8. Enfrentar la llamada Reforma del Estado que solo llevó a brutales procesos de desregulación, privatización y desmontaje de las capacidades de gestión pública.
    9. Como respuesta a la brutal disolución que éste sufrió durante más de una década de hegemonía neoliberal, se impone ahora el fortalecimiento del Estado con base en la participación del ciudadano en los asuntos públicos,
    10. Hay que cuestionar la apología al libre comercio, como si sólo esto bastara para garantizar automáticamente el avance hacia mayores niveles de crecimiento y bienestar colectivo.

    11. Sin una clara intervención del Estado dirigida a reducir las disparidades entre países, la libre competencia entre desiguales no puede conducir sino al fortalecimiento de los más fuertes en perjuicio de los más débiles.
    12. Profundizar la integración latinoamericana requiere una agenda económica definida por los Estados soberanos, fuera de toda influencia nefasta de los organismos internacionales.

    ALBA VS. ALCA: UNA FORMA DE REFLEXIÒN Y ACCIÒN PARA CONSOLIDARNOS.

    La insistencia de Washington por las presuntas células terroristas en la llamada triple frontera esconde el interés de controlar esa región sudamericana que alberga el acuífero Guaraní, una de las mayores reservas de agua dulce del planeta, con una extensión de 1,2 millones de kilómetros cuadrados, alegó. El ALCA, impulsado por Estados Unidos, busca crear para 2005 una zona de libre comercio con 34 países de América, todos menos Cuba, que suman 800 millones de habitantes y un producto interno bruto de más de 11 billones de dólares. En América Latina el neoliberalismo fracasó, por el debut de la Alternativa Bolivariana para las Américas. La propuesta venezolana, asumida por Cuba y convertida en programa de acción y compromisos específicos, es un hallazgo y un paso de siete leguas, respecto a las actitudes por las que había transitado la oposición al enfoque neoliberal de la globalización y una contribución concreta a los esfuerzos integracionistas en la región. Ahora no se trata de un lamento ni de una crítica, sino de acciones concretas y de una propuesta inclusiva.

    Una de las virtudes de esa iniciativa es que no sustituye, no reemplaza ni disminuye ninguno de los esfuerzos legítimos en marcha, sino que los suma, integrándose a una corriente única, incluso lejos de estigmatizar a la globalización, la limpia de las malezas neoliberales que le han sido impuestas y la utiliza. Se trata de un enfoque maduro, realista e inteligente que ha tomado nota de que el mundo global es un hecho desde que el capitalismo se convirtió en sistema mundial y que sustancia la crítica al distinguir el proceso globalizador mismo de los rasgos negativos impuestos por quienes, además de beneficiarse con el perfil neoliberal, profundizaron las deformaciones estructurales de las economías latinoamericanas y contaminaron las doctrinas de desarrollo, que décadas atrás acompañaron el rescate de las riquezas nacionales, las políticas de industrialización, la ampliación de los mercados internos y la sustitución de importaciones. Por su naturaleza, la globalización debiera favorecer los esfuerzos de los países pobres y atrasados, que por si solos, aisladamente, no están en condiciones de remontar la brecha que los separa del mundo desarrollado y mucho menos de encontrar lo que no existe.

    "El ALCA no es un proyecto de libre comercio sino una pieza fundamental del proyecto norteamericano (estadounidense) de dominación y saqueo de recursos naturales, que busca transformar a América Latina en un mercado de consumidores y proveedores de recursos naturales", dice uno de sus documentos. Estados Unidos pretende imponer normas que obstaculicen la capacidad de los países de controlar las inversiones extranjeras, y lograr que grandes empresas transnacionales reciban un trato igual al de las pequeñas y medianas firmas nacionales, arguye.

    La nueva propuesta pone en función de los intereses legítimos de las economías y los pueblos del Continente, las ventajas que proporciona la comunicación en tiempo real, las facilidades para masificar la alta tecnológica, haciéndola asequible a amplios sectores populares, utilizándola para favorecer la ilustración de la juventud y para promover la integración. Sería absurdo pretender que en su desarrollo los países pobres reproduzcan los procesos económicos que condujeron a las naciones del Norte al nivel en que ahora se encuentran. La tecnología hay que tomarla en el nivel en que se encuentra. Los pedagogos cubanos han creado avanzados y económicos programas de alfabetización que utilizando audazmente los medios de difusión masiva y las tecnologías avanzadas con fines educacionales, se aplican con éxito en países atrasados como Haití y en intrincadas zonas rurales de Latinoamérica. Con la misma lógica se introducen programas para la utilización de la computación en todos los niveles de la enseñanza, incluyendo el preescolar donde los niños aprenden primero a manejar un Mouse antes que un lápiz e incluso, utilizando INTERNET y correo electrónico y video, logran que sus médicos que trabajan en el extranjero no interrumpan sus estudios de postgrado y especializaciones.
    La Alternativa Bolivariana para las Américas es el elemento cohesionador que faltaba para, a pesar de las asimetrías y diferencias en algunos enfoques, dar carácter global y hacer coherente los diversos y, en ocasiones, inconexos esfuerzos de algunos países y grupos de países por la complementación y la cooperación económica, las transferencias tecnológicas, la asistencia técnica, el intercambio de servicios, el comercio mutuamente ventajoso y la integración económica. Al asumir la Alternativa Bolivariana, como una propuesta viable, catalizadora de la voluntad integradora de los países, personalidades, sectores sociales y movimientos políticos que la asuman como opción estratégica o favorezcan algunos de sus proyectos, el proceso bolivariano de Venezuela y la revolución cubana contribuyen a dotar a la izquierda, a las organizaciones populares, obreras, juveniles, campesinas, indígenas, al movimiento social y a todo el pensamiento progresista, nacionalista y antiimperialista e incluso al empresariado nacional, de un programa concreto y de una bandera ajena a cualquier sectarismo ideológico o color político.

    Cuba ha puesto en la balanza de un empeño concreto, su probada capacidad de convocatoria y la autoridad que le aporta no sólo el haber sobrevivido a las más grande hostilidad que proceso alguno haya enfrentado, a la pérdida de sus contrapartes económicas y sus referentes ideológicos, sino su capacidad para con recursos mínimos sostener un proyecto que no sólo no pierde vigencia, sino que además no deja de progresar, mientras el liderazgo venezolano relegitimado y consolidado, aporta el dinamismo y la expectativas de un proyecto profundamente autóctono, definidamente popular y participativo. Rechazamos con firmeza el contenido y los propósitos del ALCA, y compartimos la convicción de que la llamada integración sobre bases neoliberales que esta representa, consolidaría el panorama descrito, y no conduciría más que a la desunión aún mayor de los países latinoamericanos, a mayor pobreza y desesperación de los sectores mayoritarios de nuestros países, a la desnacionalización de las economías de la región y a una subordinación absoluta a los dictados desde el exterior.

    La integración es, para los países de la América Latina y el Caribe, una condición imprescindible para aspirar al desarrollo en medio de la creciente formación de grandes bloques regionales que ocupan posiciones predominantes en la economía mundial, solo una integración basada en la cooperación, la solidaridad y la voluntad común de avanzar todos de consuno hacia niveles más altos de desarrollo, puede satisfacer las necesidades y anhelos de los países latinoamericanos y caribeños y, a la par, preservar su independencia, soberanía e identidad. La Alternativa bolivariana para las Américas (ALBA), propuesta por el Presidente Hugo Chávez Frías en ocasión de la III Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Asociación de Estados del Caribe, celebrada en la isla de Margarita en diciembre del 2001, traza los principios rectores de
    la verdadera integración latinoamericana y caribeña, basada en la justicia, y
    nos comprometemos a luchar conjuntamente para hacerla realidad. firmamos que el principio cardinal que debe guiar el ALBA es la solidaridad más amplia entre los pueblos de la América Latina y el Caribe, que se sustenta en el pensamiento de Bolívar, Martí, Sucre, O'Higgins, San Martín, Hidalgo, Petion, Morazán, Sandino y tantos otros próceres, sin nacionalismos egoístas ni políticas nacionales restrictivas que nieguen el objetivo de construir una Patria Grande en la América Latina, según la soñaron los héroes de nuestras luchas emancipadoras.

    En tal sentido, coincidimos plenamente en que el ALBA no se hará realidad con criterios mercantilistas ni intereses egoístas de ganancia empresarial o
    beneficio nacional en perjuicio de otros pueblos. Solo una amplia visión
    latinoamericanista, que reconozca la imposibilidad de que nuestros países se desarrollen y sean verdaderamente independientes de forma aislada, será capaz de lograr lo que Bolívar llamó "Áver formar en América la más grande nación del mundo, menos por su extensión y riqueza que por su libertad y gloria", y que Martí concibiera como la "América Nuestra", para diferenciarla de la otra América, expansionista y de apetitos imperiales. Expresamos asimismo que el ALBA tiene por objetivo la transformación de las sociedades latinoamericanas, haciéndolas más justas, cultas, participativas y solidarias y que, por ello, está concebida como un proceso integral que asegure la eliminación de las desigualdades sociales y fomente la calidad de vida y una participación efectiva de los pueblos en la conformación de su propio destino.

    PROBEMÀTICA PARA UNA LEGISLACIÒN AMBIENTAL ÙNICA

    El cumplimiento de la legislación ambiental es sencillamente nuestro sueño y anhelo, es el conjunto de medidas que los gobiernos y otras
    entidades pueden adoptar para alentar e imponer el cumplimiento de los
    requisitos ambientales. En estudios publicados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) sobre los aspectos institucionales y legales del medio ambiente en los países prestatarios se concluye que el incumplimiento de la
    legislación ambiental se debe a la escasez de recursos humanos,
    materiales y financieros para una gestión adecuada.

    Según Gil Nolet, en su articulo "Cumplimiento de la
    Legislación Ambiental en América Latina y el Caribe": los problemas comunes vinculados al monitoreo, al acatamiento y al hacer
    cumplir la legislación ambiental son el insuficiente valor social que le
    atribuye la opinión pública; la escasez de personal de las instituciones
    responsables de la aplicación de las disposiciones pertinentes; carencias
    judiciales, pues sólo un reducido número de jueces y de abogados están
    calificados en derecho ambiental, y la falta de financiamiento de los
    programas representan algunas de las principiase deficiencias. La creación de bases de datos confiables y de instrumentos de
    control y supervisión resulta sumamente costosa. Además, el costo de
    mantener una base de datos puede ser muy superior al de su creación. Los derechos de los ciudadanos a participar directamente en las acciones
    encaminadas a imponer el cumplimiento de la legislación y la normativa
    ambientales varía de un país a otro. en la mayor parte de los países de la región, donde prevalece el derecho civil, no se prevé la participación ciudadana en leyes ambientales específicas.

    En la mayoría de los países, si existen disposiciones sobre acción ciudadana, en general derivan de la constitución o de los códigos civiles. La Organización de los Estados Americanos ha tomado la delantera en la creación de una red continental de "funcionarios y expertos en derecho ambiental y en su ejecución y cumplimiento", como lo establece el Plan de Acción de la Cumbre de las Américas sobre Desarrollo Sostenible celebrada en Bolivia. Se espera que esta red concentre sus actividades en facilitar el intercambio de conocimientos y experiencias, y constituya un punto de contacto para las tareas de cooperación y capacitación. El Centro de Derecho Ambiental Internacional (CIEL) ha presentado una propuesta al Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) para financiar una base electrónica de datos sobre leyes y normas ambientales para América Latina y el Caribe a efectos de facilitar el acceso a sus disposiciones y
    requisitos, en la esperanza de que con ello se logre una mayor
    observancia.

    En la Unión Europea, en cambio, treinta años de política de medio ambiente han desembocado en un sistema global de controles medioambientales. El V Programa de medio ambiente (1992- 1999), 'Hacia un desarrollo sostenible', adoptó nuevas medidas y abrió un compromiso más amplio para integrar la dimensión medioambiental en las demás políticas. La evaluación global del programa llegó a la conclusión de que, pese a los resultados conseguidos a la hora de reducir el nivel de contaminación en algunas áreas, seguía habiendo problemas y el medio ambiente.

     

    ANEXOS

    Proyecto "Apoyo Danés para incrementar la participación de las ONGs del Sur África, Asia y América Latina"

    A nivel global, el principal objetivo de este proyecto es incrementar la participación e influencia política, tanto cuantitativa como cualitativa, de las organizaciones sociales y ONGs en países en desarrollo con miras a la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible. Las ONGs participantes del Sur, en alianza con ONGs internacionales, han aumentado su influencia en relación a la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible por medio de participación, representación y preparativos conjuntos idóneos, así como también mediante el acceso a la información y la interacción con redes internacionales.

    El Proyecto Rio+10 tiene socios en más de 25 países de Asia, África y América Latina, donde las ONGs actúan como coordinadores. Los esfuerzos a nivel nacional se concentran en crear y fortalecer las redes entre las ONGs y organizaciones de la sociedad civil, incluyendo ambientalistas y de desarrollo, de estudiantes, movimientos sociales, de mujeres, de campesinos, y comunidades indígenas. Las ONGs y redes participantes del Sur han realizado un análisis pertinente en relación a la agenda de la Cumbre. Una gama de propuestas ha sido presentada por la sociedad civil, sensibilizando a la población y fomentando el debate, para así facilitar una calificada incidencia política frente a los gobiernos nacionales respecto a temas sociales y ambientales de alcance nacional e internacional.

     

    CONCLUSIONES

    La Comunidad Internacional ha enriquecido su historia a través de doctrinas e intercambios continuos con todas las partes del mundo, siempre a favor de todos aquellos Estados, organismos y organizaciones internacionales que tienen la voluntad de reintegrarse y contribuir con su conducta al desarrollo y preservación de nuestro entrono.

    Precisamente, y sobre la base de los objetivos propuestos se ha llegado a las siguientes conclusiones:

    1. Es objetivo de los principales organismos internacionales, que se continúen realizando esfuerzos en aras de proteger los recursos naturales y el medio ambiente en general.

    2. Especial atención debe darse a los organismos, organizaciones, comisiones de las Naciones Unidas en su afán de proporcionar una orientación preferencial en la protección mundial y el manejo de recursos naturales.

    3. Crece la voluntad política para asumir los retos y desafíos que entrañan esta honrosa e imprescindible misión especialmente de los países desarrollados.

    4. Constituye el Proyecto Alternativa Bolivariana para las Américas la acción mas representativa y genuina de nuestra cultura, nuestra historia en aras de consolidar la verdadera integración ambiental y política latinoamericana, en férrea discrepancia con los marcos de flaqueza que encierra el ALCA.

    5. Es nuestra historia y la voluntad política de los Estados Nacionales que como Cuba y Venezuela promueven alternativas bajo una perspectiva de amplia integración multisectorial.

 

RECOMENDACIONES

Una vez analizados y enfocados con sencilla honradez profesional, los principales elementos que dan vida a nuestro trabajo de investigación, y los válidos matices que condicionan la correcta aplicación de los mismos creemos oportuno realizar las siguientes recomendaciones:

  1. Es necesario consolidar el movimiento de divulgación internacional sobre los principales retos y perspectivas que representa ALBA.

  2. Integrar los organismos y organizaciones internacionales al Programa de las Naciones Unidas con el único objetivo de que trabajen mancomunadamente siguiendo los mismos principios ético-profesionales.

  3. Elaborar mecanismos adjunto a las Naciones Unidas que obliguen a los Estados Nacionales a cumplir expresamente lo dispuesto en las Cumbres Mundiales relacionados con el tema.

  4. Extender la experiencia latinoamericana, que trabaja con gigantescos y precisos pasos, de la cual su más genuino hijo: ALBA, llevará a la Cumbre Mundial de la Infancia y Medio Ambiente representantes que significan un futuro donde la integración y protección del medio ambiente no sea una quimera.

 

BIBLIOGRAFÌA

  1. AAAA Revista Electrónica de la Asociación Argentina de Periodistas Ambientales # 234.

  2. AMMA Revista Electrónica de Médicos por el Medio Ambiente # 56.

  3. Acuerdos Claves Para el Desarrollo Sostenible

  4. CONDESAN Revista Electrónica de la INFOANDINA # 15

  5. Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible.

  6. Fundación Ecológica Universal.

  7. Medio Ambiente Sano www.medioambiente.gov.ar

  8. Observatorio Ambiental Latinoamericano www.oalatinoamericano.org

  9. Plataforma Interamericana de los Derechos Humanos y Desarrollo Sostenible.

  10. TIERRAMERICA Revista Electrónica # 23.

  11. Revista Electrónica RENACE # 120- 401.

 

Universidad de Las Tunas

Autores:

Lic. Egil Emilio Ramírez Bejerano
Pprofesor de Derecho Universidad de Las Tunas
Jjuez Sala Primera de lo Penal Tribunal Provincial Popular
Iinvestigador Proyecto Girasol
Miembro Asociación Iberoamericana de Profesores e Investigadores de
 Derecho Administrativo.
wembley@ult.edu.cu

Lic. Ana Rosa Aguilera Rodrìguez
Lic. Zahira Ojeda Bello

"Ciudad de Las Tunas, 2 de Mayo de 2005"
"Año de la Alternativa Bolivariana para Las Amèricas"

Articulos relacionados:
Políticas Agropecuarias y Soberanía Alimentaria
Resumen:
La agricultura no es un tema menor en la agenda de los países, y es fácil comprender como cada uno de ellos, ricos y pobres, defienden sus posiciones hasta el extremo. Ar...
Nivel de conocimientos de la dimensión ambiental en los estudiantes de medicina del ISCM-H
Resumen:
La situación ambiental a nivel global, regional y territorial empeora cada día más por lo que resulta necesario la formación, o modificación de la conducta humana en rel...
Agua
Resumen:
El agua cubre casi un 80% de la superficie de la Tierra. Aunque pareciera que es un recurso muy abundante, es importante destacar que menos del 1% de ella es agua dulce, ...
El problema de las pilas
Resumen:
Pilas, baterías y micropilas que a diario invaden nuestros hogares. Las radios, linternas, reloj, walkman, cámaras fotográficas, calculadoras, juguetes, computadoras son ...
Los problemas de las aguas contaminadas
Resumen:
El agua, origen y base de la vida, se ha consolidado como medio indispensable para cualquier alternativa de futuro. No existe actividad humana: económica, industrial, soc...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©