Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

¿Integración o geopolítica? Lo que hay detrás del "Anillo Energético"

Resumen: “Anillo energético”, Cinturón energético, Gasoducto sudamericano. Cualquiera sea el título elegido al proyecto de utilizar el gas de Camisea (del departamento peruano de Cuzco), como un “supuesto” sustituto del gas boliviano para el seguro abastecimiento de los países del Cono Sur; los intereses reales ¿ juegan a favor de la integración regional o tan solo son maniobras que responden a intereses geopolíticos de algunos actores de la región y de fuera de la misma?
2,354 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Bernardo Quagliotti de Bellis

“Anillo energético”, Cinturón energético, Gasoducto sudamericano. Cualquiera sea el título elegido al proyecto de utilizar el gas de Camisea (del departamento peruano de Cuzco), como un “supuesto” sustituto del gas boliviano para el seguro abastecimiento de los países del Cono Sur; los intereses reales ¿ juegan a favor de la integración regional o tan solo son maniobras que responden a intereses geopolíticos de algunos actores de la región y de fuera de la misma? 

            En agosto de 2004  -hace justo un año-  se abrieron en el departamento de Cuzco (Perú), las primeras válvulas para extraer gas natural en la zona de Camisea, ubicada en el valle del Bajo Urubamba. El preciado elemento , poco tiempo después era transportado a países lejano y, prioritariamente a la hermosa capital limeña , donde la televisión registraba al presidente Toledo,  entregando cocinas que serían abastecidas por el gas de Camisea.

            En tanto los pueblos indígenas del Bajo Urubamba, continuaban cubriendo sus necesidades energéticas con su ennegrecido mechero de petróleo. Y así continúan viviendo en la actualidad.

 

Competencia gasífera en el Cono Sur

            En el decenio de los años ´60-´70, los planificadores argentinos comenzaron a preocuparse por el futuro energético de su país y de la región. Ésta se abastecía exclusivamente con petróleo, y el gas natural era un desconocido elemento para todos los países del área, exceptuando a la Argentina que había extendido una gran red de gasoductos que desde el norte y el sur de su territorio llegaba a las capitales provinciales y ciudades intermedias.

            Brasil, en tanto, se abastecía con el gas boliviano, construyendo primero el gasoducto Santa Cruz-San Pablo-Porto Alegre, acción que fuera combatido en las sesiones de las Cuenca del Plata por el gobierno militar argentino. Si bien la competencia creada en materia energética fue pacífica, en la realidad  mantuvo todos  los perfiles de un diferendo geopolítico, pues Brasil lograba con ese acuerdo con el gobierno boliviano una importante independencia gasífera.

            Argentina, que pretendió en ese entonces alcanzar el papel de “centro de abastecimiento energético del Cono Sur”, ante la presencia de Bolivia como el gran competidor en cuanto a la provisión de gas, se apresuró a  proveer a Chile con cuatro gasoductos, donde  este elemento representa un 25% de su consumo total de energía.

 

Anillo energético: ¿integración o geopolítica?

            El Lunes 20 de junio del corriente año, se firmó en la Reunión Cumbre del Mercosur realizada en Asunción, un acuerdo para lograr la integración energética sudamericana, tomando como base la distribución regional del gas. El proyecto gira en torno a la potencialidad del gas natural del yacimiento peruano de Camisea, cuya explotación comenzó a realizarse en agosto 2004; que conforme a estudios realizados tendrá una vida de 33 años, conforme  a sus reservas comprobadas en 246.358 millones de metros cúbicos y, probables de 192.556 millones de metros cúbicos.

            Hablando en claro: el gas de Camisea al integrarse al tan proclamado “anillo energético” , serviría de sustento a la secular idea de integración regional, tan solo por 33 años.

            Un estudio de la Comisión Técnica de países del MERCOSUR, informó que las reservas de Camisea sólo alcanzarían con sus 30 millones de metros cúbicos diarios  a abastecer a Chile,  dejando al margen a Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay sin dicho gas, por lo cual como lo ha reconocido un equipo técnico peruano  “es imperativo encontrar nuevas reservas o asegurar la presencia de Bolivia como suministrador ante los 48 millones de pies cúbicos que tienen sus yacimientos”,  lo que confirmó el Dr. Duahalde, Secretario Permanente e del MERCOSUR: “Sería ridículo un anillo energético si no estuviera Bolivia”.  A su vez, como expresara el Ministro de Hidrocarburos de Perú  -Jaime Dunn-  “la gente de Perú tampoco está de acuerdo con el proyecto del anillo energético”.

Un importante dato a tomar en cuenta:  Argentina, solamente, calcula que la demanda de gas natural crecerá el año 2006 en 12 millones de metros cúbicos diarios.

 

¿Qué hay detrás del “anillo energético”?

            La empresa belga Tractebel  -coopropietaria de Electroandina- a la vez socia de CODELCO  -la empresa cuprífera más grande del mundo de propiedad del Estado chileno, que opera en el norte del país trasandino, se abastecen a través de dos  gasoductos: el  “Norandino” que viene de Argentina y de “Gas de Atacama” cuyo “pool” de accionistas los integran CMS Energy de Estados Unidos y la filial de Endesa-España de Perú.

            Estas poderosas empresas procuran importar y luego exportar el gas de los yacimientos de Tarija (Bolivia) y por tanto, las reservas de Camisea pasando por terrritorio boliviano no hace más que fortalece el “anillo energético” que de por sí ya existe. conforme a los cinco gasoductos entre Argentina y Chile; entre Argentina-Brasil y Uruguay; Bolivia con San Pablo.

            ¿Cuál es el objetivo real?: Conectar a Camisea con el norte de Chile para subsanar las restricciones de oferta de gas argentino. ¿Política energética? ¿Estrategia geopolítica?

            Este gobierno argentino es un entusiasta del proyecto, por cuanto se planifica que en  la etapa final,  el gas de Camisea abastezca en gran proporción al gran gasoducto del norte argentino, convirtiendo a este país en el “Centro de Abastecimiento Energético Regional del Cono Sur”.

 

Los intereses de Bush-Halliburton

            Las petroleras Kellog Brown & Root y HuntOil, desde hace un tiempo vienen impulsado el proyecto que debería ser competencia del gas boliviano en cuanto a su exportación a los Estados Unidos. (ver CRÓNICAS, 30/abril/2004)

            La empresa Halliburton y sus empresas asociadas, cuya presidencia ejerce George Bush (padre) y que el actual vice-presidente Dick Cheney fuera su  Director principal; además de haber ganado importantes contratos para la reconstrucción de Iraq, integra el consorcio que trabaja en Camisea, junto con la empresa coreana SK Corporation, la belga Tractabel y la argentina Techint.

            El interés de estas empresas se ha visto paralizado ante la dura posición de 23 organizaciones ecologistas que en “memoradum” elevados al Director del BID y a la Presidencia del Exibank de Estados Unidos, solicitaron que se postergue el desembolso de los créditos al proyecto Camisea hasta que la compañía no corrija los severos daños causados al ecosistema y a las poblaciones nativas,

            Según ha expresado Cathy Rosse  -coordinadora en Lima de “Oxfam America”, nosotros no nos oponemos al proyecto Camisea, porque es muy importante para el desarrollo del Perú e implica progreso. Pero estudios de impacto ambiental realizados por empresas independientes encontraron alarmantes daños, en particular en la zona del Bajo Urubamba, en la región turística de Cuzco”.  

            Esta severa advertencia coincida con un informe que era de conocimiento del Exibank donde se indicaba que “....los sistemas de mitigación de daños que se aplican en Camisea, son lamentablemente inadecuados”.

            Comenta desde España, Robert Mur, que: “Para acabar de completar el puzzle geopolítico, el presidente venezolano Hugo Chávez, propuso añadir al “anillo” un gasoducto de 6.000 kilómetros entre Venezuela y Buenos Aires pasando por Brasilia, además de la creación de una empresa panamericana (Gas del Sur) que garantizaría el suministro de has a Sudamérica por un período de cien años”.

      

Autor:

Bernardo Quagliotti de Bellis

 

Articulos relacionados:
Sarmiento contra la oligarquía ganadera Pampeana
Resumen:
Pocos argentinos han cargado sobre sus espaldas tantas y contradictorias adjetivaciones como Domingo Faustino Sarmiento. Desde “padre del aula” hasta “vende patria”, pasa...
Ah, Ah. ¿es dia del niño? y de la niña ¿Cuándo?
Resumen:
El 20 de noviembre de 1959, la Asamblea General de las Naciones Unidas se reunió con la sola idea de reafirmar los derechos universales del niño, para que se celebrara en...
Contra lo estrategico
Resumen:
En política, hay actos o hechos que atentan directamente contra toda forma de estrategia, ya sea para llegar al poder o mantenerse en el mismo, en el caso de las reelecci...
Los cañones antiaereos "KRUPP"
Resumen:
El cruento ataque llevado en contra una NACIÓN, por las huestes del ejercito ROJO COMUNISTA RUSO, en Noviembre de 1939 y parte del año 1940; son cosas que los COMUNISTAS ...
Gobierno Corporativo
Resumen:
Debido a las grandes crisis y quiebras que empezaron a surgir en los diferentes sistemas y corporaciones, se da la necesidad de transformar las prácticas corporativas de ...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©