Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

Aproximación histórica al proceso migratorio del Caribe anglófono hacia el Municipio de Baraguá en el siglo XX

Resumen: El municipio de Baraguá está situado al sur de la provincia de Ciego de Ávila y se conformó definitivamente en 1976 con la unión de los territorios de Gaspar y Baraguá. Este territorio ha sido rico en tradiciones y sucesos históricos, dentro de los que se destacan: Ser el primer central de Cuba desde donde se transmitió un juego de pelota e vivo para la TV, fue aquí donde se estableció la única refinería da azúcar de la región, además aquí se hizo le único rescate que se halla efectuado en helicóptero a un grupo de trabajadores atrapados en una torre del central averiada.
3,168 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Roberto Samuel Campbell Tross y otros Autores

Introducción

El municipio de Baraguá está situado al sur de la provincia de Ciego de Ávila y se conformó definitivamente en 1976 con la unión de los territorios de Gaspar y Baraguá.

Este territorio ha sido rico en tradiciones y sucesos históricos, dentro de los que se destacan: Ser el primer central de Cuba desde donde se transmitió un juego de pelota e vivo para la TV, fue aquí donde se estableció la única refinería da azúcar de la región, además aquí se hizo le único rescate que se halla efectuado en helicóptero a un grupo de trabajadores atrapados en una torre del central averiada.

A inicios del siglo XX ocurrió un importante flujo migratorio desde el Caribe isleño de habla inglesa hacia Baraguá en el cual se vieron involucrados cientos de ciudadanos de estas naciones, que con una situación económica difícil decidieron buscar empleo en otros estados.

Muchos fueron a la plataforma continental, siendo un refugio importante Panamá, que construía un canal trasatlántico, para acortar las distancias del tráfico comercial entre ambos Océanos donde lógicamente la principal potencia beneficiada seria Estados Unidos de América, luego de construida esta magistral obra los recursos humanos allí empleados, de pronto se vieron sin trabajo y Cuba era una plaza importante, porque se desarrollaba la  I  Guerra Mundial y hubo una gran demanda de azúcar a escala global, esto hizo a los yanquis hacer grandes inversiones en la agroindustria azucarera con particular incidencia en el oriente del país donde levantaron grandes fabricas de azúcar de caña desde Ciego de Ávila hasta Guantánamo, los lugares con menos desarrollo en  este tipo de producción.

Fue de interés particular para los monopolistas norteamericanos invertir en el actual municipio de Baraguá, donde hicieron dos fábricas el Central Pilar al este del Municipio fundado en 1909 y demolido en los años de la crisis mundial capitalista de 1929-1933 y el Central Baraguá, hoy nombrado Ecuador, cuya construcción concluyó en 1916.

En el trabajo se abordan aspectos interesantes sobre esta oleada migratoria, marcada por causas económicas, se recogen aspectos que otros autores no abordan en sus obras acerca de esta problemática, buscando darle integralidad all estudio de este fenómeno, revelando aspectos significativos del proceso de llegada y establecimiento en el territorio, de estos grupos antillanos.

 En este trabajo nos hemos propuestos como objetivo:

Caracterizar el proceso migratorio del Caribe anglófono hacia el Municipio de Baraguá en el siglo XX .


Desarrollo

1 Ciego de Ávila

Ciego de Ávila es una provincia joven que se conformo a partir de la fusión de los territorios de Ciego y Morón, el territorio contó con la presencia de indios que tuvieron sus ancestros en la cuenca del Orinoco, los cuales se establecieron en las antillas menores y luego alcanzaron las mayores.

La existencia de bosques tropicales y espejos de agua  abundantes, junto a la fertilidad de la tierra, más una abúndate fauna marina hacían de Ciego un lugar importante para la vida, por eso los Ciboneyes y Tainos decidieron  establecerse en algunos puntos de esta geografía.

Se señala por los investigadores en la obra científica provincial su existencia en Morón, Primero de Enero, Bolivia, Ciro Redondo, Baraguá, Florencia  y Ciego  de Ávila donde habían un importante asentamiento, el llamado Cacicazgo de Jaragûeyal, dominado por el cacique Ornafays y con el cual contactara el español Pánfilo de Narváez, quien realizaba una expedición para conocer con la mayor precisión posible la isla y sus potencialidades, cumplía ordenes del adelantado Diego Velásquez quien era el gobernador Europeo que primero se estableció en Cuba.

Este territorio no tenía mucha población e incluso en todo el periodo colonial esta no tuvo crecimientos significativos, solo en el siglo XIX las tropas acantonadas en la trocha de Júcaro a Morón hizo crecer el número de habitantes, en su mayoría los residentes aquí eran españoles o descendientes ya que la actividad agropecuaria, aquí desplegada junto a la ausencia casi total de ingenios hizo posible la poca presencia de esclavos.

Solo después de 1902 con la invasión de el capital norteamericano al país aumenta la población que se vio atraída por las ofertas laborales que aparecieron en algunas actividades económicas donde sin lugar a dudas el peso mayor estuvo en la agroindustria azucarera que tenia aquí antes de concluir el año 1920, 14 centrales azucareros y cientos de colonias que le tributaban materia prima .

Ciego             de Ávila se fue poblando con trabajadores que venían del centro y del occidente del país, los que comúnmente eran ubicados en el área geográfica que todos llaman Vuelta Abajo y donde había muy pocas posibilidades laborales y una miseria arrolladora, también vinieron gente del oriente del país que junto a los inmigrantes del caribe anglófono, francófono, México, Centro América, Suramérica y Asia, formaban una gran masa de población distinta a la nuestra. Asia nos aportó los chinos y los japoneses.

Europa tenia emigrantes de todas las latitudes pero sin lugar a dudas pesaban mucho los españoles de la península y los canarios que siguieron viniendo prácticamente hasta el triunfo revolucionario de 1959, como podemos  observar este territorio se conformo a partir de la migración internacional y su crecimiento poblacional ha dependido de estos procesos emprendidos desde dentro del país y desde fuera.

 

2 Baraguá

Este territorio de Baraguá también contó  con la presencia de indios en algunas de sus áreas geográficas, además en la colonia algunos esclavos laboraron en las actividades agropecuarias y los servicios domésticos siendo explosiva la entrada de inmigrantes después que se construyó el Central Pilar  y más tarde el Central Baraguá.

Aquí también se manifestó una entrada masiva de trabajadores del occidente del país e incluso de la parte oriental, también entraron inmigrantes de habla inglesa y francesa por lo que este municipio es uno de los más representativos de la inmigración en la provincia Avileña por la amalgama de grupos étnicos que se establecieron allí durante el siglo XX.

Sin lugar a dudas la presencia de inmigrantes españoles de la península y las Islas Canarias era fuerte y se había hecho realidad desde siglos anteriores ya que ellos fueron autores del proceso  de conquista y colonización de Cuba.

 

3 El proceso de contacto con los braceros y el traslado

Los colonos en estos años de desarrollo de la I Guerra Mundial iban en barcos no muy confortables a las islas y contactaban con la población, fundamentalmente joven que deseaban venir a Cuba, allí le ofrecían promesas de:

Salarios altos.

Buen alojamiento.

Regreso en el periodo de tiempo muerto.

Asistencia médica y otras promesas que no se cumplieron.

Nada de esto se cumplió en la práctica.

Los inmigrantes generalmente venían con maletas y baúles con sus pertenencias personales, vestían traje y alguna que otra prenda de oro y plata, gorra bolchevique o sombrero de paño, era su influencia de Inglaterra que los había dominado por muchos siglos, hablaban el ingles y generalmente tenían la primaria vencida, muchos sabían hablar patúa y  creol. 

3.1 Empleos que conocían los inmigrantes.

Muchos inmigrantes habían tenido su adiestramiento laboral en las obras de Canal de Panamá y desde luego allí fueron reclutados por la burguesía nacional y extranjera, los que venían de allí conocían oficios como: Zapateros, Albañiles, Carpinteros, Plomeros. Electricistas, Operarios de equipos, Marineros, Peones, Estibadores, Sastres, Retranqueros y Fogoneros, siendo estos los trabajos más comunes.

 

4 El traslado de los braceros hacia Cuba

El traslado se hacía en embarcaciones contratadas por los colonos, muchas veces con condiciones pésimas, ya que eran barcos de poco porte que se destinaban al traslado de cargas generales y al comercio de cabotaje, otros que deseaban viajar por su cuenta usaban los viajes regulares existente desde estas islas hacia Cuba. Ejemplo:

La ruta desde Kingston Jamaica con escala en Gran Caimán y tenia como destino final a Nueva Gerona, la capital de la actual Isla de La Juventud conocida en aquel entonces como Isla de Pinos, tomado de la entrevista con Melford Campbell Ebanks.

Habían viajes regulares desde Jamaica hasta Santiago de Cuba.

Generalmente habían contratos para traer inmigrantes, los mismos eran controlados por las compañías inglesas ya que estas islas eran colonias de esa nación.

Los  antillanos que venían a Baraguá, los que vinieron por su cuenta los hicieron por:

Tener parientes ya establecidos.

Deseo de adquirir fortuna.

La propaganda de la época que decía que en Cuba había trabajos para todos y se ganaba mucho dinero.

Los bajos salarios que recibían en sus países, muchas veces de 30 centavos por jornadas y en Cuba podían ganar hasta cerca de 1.50 diario.

Estos que salían a probar suerte venían por Santiago de Cuba y luego comenzaban un largo recorrido en busca del lugar deseado para el reencuentro con sus parientes o para emplearse, en alguna labor útil.

El historiador de la provincia de las Tunas Víctor Marrero Saldívar en una intervención en el Evento Internacional sobre el Primero de Mayo celebrado en el Instituto de Historia expresó sobre este aspecto lo siguiente “…Muchos inmigrantes venían por sub-puertos, era normal que entraran también por Cayo Juan, próximo al Central  Delicias en la actual provincia de las Tunas y luego comenzaran un periplo por el interior del país hasta llegar al lugar escogido…” (2) La Habana, Instituto de Historia, Evento Internacional sobre el 105 aniversario del primero de Mayo, abril, 29 del 2005.

En  la antigua provincia de Oriente se dedicaban al cultivo de la caña y cosecha de esta y a la zafra de café y cacao, cuando estos periodos concluían venían ell tiempo muerto, donde era difícil encontrar empleos.

Los que vinieron a trabajar tenían que hacer varias cosas que eran como una regla oro para todos los inmigrantes:

v     Buscar empleo.

v     Buscar donde establecerse.

v     Comprar sus aperos de labranza, machete o mocha, lima, guantes, polainas, botas, funda y porrón para el agua el cual se envolvían en saco para mantener el agua fría.

v     Comprar ropa adecuada para el campo, pantalón generalmente de pituza, de uso muy común hoy en el mundo también conocidos como pantalones de vaqueros, producidos en Ariguanabo, provincia Habana y reforzados para esta labor, camisas de manga larga y sombreros de yarey, producidos por artesanos cubanos o haitianos, que los hacían mas fuertes que los nacionales, también solían usar sombreros tejidos de penca de coco  o tallos de plátanos, lo que permitía ahorrar  algún dinero en medios de protección física.

Era necesario tener una hamaca para establecerse en el barracón, que era lo único que ofertaba el colono a los empleados en su finca o colonia, el mismo era una construcción larga, rectangular, con techo de guano o tejas, piso de cemento o sin él.

 Los hombres tenían en el interior facilidades para poner sus hamacas en suspensión, se usaba mas la hamaca y las colchas por que como no había trabajo fijo era mas fácil mover estos avituallamientos  que una cama.

Generalmente se usaba mosquiteros por las plagas de insectos que eran grandes en los campos,  era muy practico usar la colcha de colores, la cual se le veía muy poco la suciedad y el periodo de lavado podía prolongarse, estos hombres que estaban en las barrancas se cocinaban se lavaban en fin se hacían todo por su cuenta, muchos se buscaban vecinos de la comunidad que les lavaran las ropas por precios poco significativos por cuanto los salarios no eran altos.

Muchos braseros lograban casarse y esto aliviaba sus penas y pesares al menos así se quitaban de encima el enorme peso de las labores domesticas después de una larga jornada de trabajo que se extinguía de 12 de la noche a 6 de la tarde cada día.

Otro medio para burlar la dura labor hogareña era crear cooperativas en  las que un coterráneo, o amigo de lengua común, cocinaba, a un pequeño colectivo y los otros le pagaban para que hiciera esa labor, el ganaba por elaborar esos alimentos y cada quincena recibía una paga por este concepto, el funcionamiento de las cooperativas tenía peculiaridades afines a los intereses del grupo.

 Este hombre sabia los gustos del colectivo y el cocinaba, a razón de los recursos alimentarios que se tenían para satisfacer a sus compañeros, era muy común que se emplearan en la elaboración de las comidas, frutas , viandas y vegetales que estos inmigrantes tenían sembrados en sus conucos, incluyendo el desayuno en que muchas veces había té elaborado de plantas medicinales traídas por ellos desde sus países, los caribeños del campo muchas veces ligaban la leche con algunos de estos té, adquiriendo esta distintos sabores. (tomado de la conversación con Salomón Campbell. (San Diego, Baraguá  1973)

5 El establecimiento de los antillanos en el batey del central.

Cuentan los historiadores y gente de pueblo que después de 1910 comenzó la construcción del central, que esta fabrica de azúcar era propiedad de una empresa norteamericana que la denomino, Baraguá Sugar Company, Ver anexo de la historia del central (Anexo # 1).

Las tierras eran de un gallego al cual los yanquis de forma engañosa entregaron una suma irrisoria de dinero a cambio del terreno para edificar la fábrica de azúcar que estuvo micro localizada en el poblado conocido como Colorado, 13 Km. mas al norte de donde esta hoy esta fabrica de azúcar, el cambio obedece a cálculos económicos hechos por especialistas que demuestran que al estar mas lejos el centro fabril los costos de tras ciego del azúcar se elevarían, entonces la solución era acercar la fábrica al sub-puerto del mismo nombre construido después ya que se estilaba en la época que cada productor de azúcar para vulnerar el pago de servicio de puerto creara su propio puerto que por las pocas condiciones de infraestructura recibieron el nombre de sub-puertos.

La fábrica de azúcar se hizo encima de grandes manantiales cuestión estudiada para abastecer de agua a la industria en su proceso fabril, se dice que hubo manantiales que se les tubo que echar cemento, sellar y luego arriba hacer cimentación, esto quizás obedece al nombre del lugar Baraguá, es decir que significa que el agua esta a una vara, es decir muy próxima.

Las instalaciones que se hicieron fueron colosales, almacenes, chimeneas, calderas, vías férreas, cuarto de máquina, bágasera, refinería, planta eléctrica, edificios socio administrativas, taller de carros, taller de locomotora, centro telefónico, carpintería, departamento de tráfico, pesas, para pesar la materia prima, laboratorios y otros.

5.1 Principales obras acometidas alrededor del central para satisfacer necesidades de la población local.

La construcción del central trajo aparejada la construcción de obras complementarias para satisfacer las necesidades materiales y espirituales del pueblo que laboraría allí, destacandose algunas como:

Banco de crédito y comercio, Centro comercial, Pista de gasolina, Correo, Tintorería, Restaurante, Cine, Parque, Panadería-dulcería, Farmacia, Hospital, Vaquerías,Zapateria, Unidad Telefónica y Parque infantil, entre otras.

Punto para el embarque por motores de línea hacia las colonias.

Punto para el embarque por ómnibus hacia la ciudad de Ciego de Ávila.

Cementerio de Santa Teresa, la dueña de los cementerios según la religión católica.

5.2 Creación de varias iglesias.

En el territorio se hicieron varias iglesias con el objetivo de congregar feligreses de distintas denominaciones, estas fueron las que se pudieron conocer en la consulta hecha al funcionario de asuntos religiosos del PCC provincial de Ciego de Ávila.

Una católica, a la cual asistía la población nativa

Cuatro protestantes, a diferencia de otros lugares aquí las iglesias de estas manifestaciones las hicieron los inmigrantes de habla inglesa procedentes dell Caribe, radicados en el poblado y predominaron 4

Episcopal.

Prebisteriana.

Adventista del séptimo día.

Ejercito de salvación.

En el anexo se habla de estas iglesias (anexo # 2)

Existió una escuela pública, donde los programas eran enviados desde Londres, los maestros eran caribeños y los alumnos eran casi todos los hijos de los inmigrantes del caribe que vivían en el barrio, aledaño al central, esto fue en la década del 40 y el 50 del siglo XX, a la misma asistían niños blancos, cuyos padres pudieran pagar la institución.

Se destacaron los maestros de esta escuela por su exigencia, sentido de la responsabilidad y por la formación de valores generales en el marco de la sociedad burguesa imperante en la época, se recuerdan aun entre sus alumnos los maestros: Santiago y Libert.

Sus alumnos les decían el nombre, antecediéndoles en ingles teacher, todas las clases eran en lengua inglesa, lo que hizo posible que la población blanca de esta localidad hablara el ingles con facilidad, cuestión que ha trascendido hasta nuestros días.

En la parte este del central se construyó el barrio residencial con casas de madera montadas sobre pilotes con techo de teja importada y madera de igual origen, eran casas altas, espaciosas, forradas de telas metálicas para evitar las plagas con amplios patios y sembrados de árboles frutales en su parte trasera y espaciosos jardines en su frente.

La atención de estas áreas corría por un jardinero especializado que se ocupaba del parque y las plantas ornaméntales sembrados a lo largo de las calles principales.

Existieron otras casas de mayor terminación y con muchos elementos de hormigón, ladrillos y pisos de mosaico.  

Algo distanciado de este centro había otras casas de menor volumen, en toda esta área vivía la administración del central y los obreros mas distinguidos lo que la literatura ha reconocido como los obreros de cuello blanco.

Este era un barrio en que se demostraba opulencia y se manifestaban el poder detentado por la sacarocracia cubana, había una casa de mayor rango que estaba rodeado de estas de maderas y piso de tabla, esa era la morada para los visitantes que vinieran de la compañía, allí había de todas las comodidades y a la hora que llegaran estos señores, allí eran bien atendidos en medio de muchos confort.

Era normal que el presidente de la compañía viniera una vez o nunca al central, ya que esta burguesía no visita con frecuencia los países del trópico, saben de sus ganancias por los dividendos que reciben cada año y cuando las cuentas no están claras despiden al cuerpo de administración y buscan a otro con capacidad para administrar mejor esta casa estaba situada detrás de las otras, era como si las otras actuaran como medio de protección al jefe, esta era un área de gran urbanidad y parecía realmente un bario de ciudad norte americana .

Al oeste del central se levantó el barrio de los obreros en los que se asentaron los que trabajaban en las distintas áreas de la industria, allí se diseñó un barrio con casas más pequeñas, patios menos espaciosos y calles de tierra, se mantenían las tejas, la madera, los pilotes y la tela metálica como elementos constructivos, estas casas eran repartidas por la compañía a obreros con puestos importantes y de gran tiempo de trabajo en la entidad.

En el barrio se demostraba cierto fatalismo geográfico y el desprecio por el pueblo, por las masas populares por parte de estos magnates ya que en esta área insidia:

La mayor cantidad de ruido provocado por la maquinaria del central.

El humo siempre corría hacia el sur-oeste.

El bagacillo quemado cae con fuerza sobre los habitantes, arrojando cenizas sobre la ropa de estas personas.

A cualquier hora del día o de noche el sueño es interrumpido por el pitazo de un tren.

En época de lluvia se acumula fango y agua que afecta el paso de peatones, bicicletas y autos.

Se acumula muchas plagas en el área de moscas, mosquitos, jejenes y guasazas principalmente.

Aquí se ubican los vertederos del batey.

Hacia aquí corren las aguas albañales.

El terreno acá es inhóspito y más bajo.

Estos elementos demuestran que la burguesía no pierde tiempo para ultrajar al pueblo y mantenerlos en la exclusión y la marginalidad, tomado de la entrevista con Teófilo Gay.

Aquí sucedía algo insólito, vivían juntos todos los trabajadores sin distingo de raza, pero con la singularidad de que cuando los blancos adquirían puestos notarios en la dirección del central eran premiados con la posibilidad de vivir en la parte este del central en el barrio residencial, no así los negros que nunca alcanzaron puestos de un gran rango, y los pocos que lograban trabajos bien remunerados no pudieron nunca pasar esa franja que los dividían por la línea principal del ferrocarril de la industria, se cuenta que del otro lado solo vivió un mestizo y a las afueras, del reparto a contra pelos de las leyes prohibitivos de los magnates azucareros.

En esta barriada obrera se comenzaron a construir ranchos de piso de tierra y casas de fácil fabricación las cuales por su puesto estaban en la periferia por cuanto las mejores estaban pegadas a la línea frente a la industria, lo que supone la miseria que genera el Capitalismo para los países subdesarrollados.

Solo después del triunfo revolucionario de 1959 se  logro romper este mito y allí hoy conviven todos grupos étnicos fundidos en un solo pueblo con iguales deberes y derechos y habita tanto en un extremo como en el otro de dicha fábrica.

 

6 Caracterización de los inmigrantes del Caribe por los cubanos.

En la región oriental del país y otras zonas se decía que estos hombres eran brujeros, que robaban, que sacrificaban niños y que hacían atrocidades.

Ursinio Rojas en su libro las luchas obreras en el central Tacajó al referirse a estos hombres los clasifica así “...recuerdo que al lado de mi casa existía un matadero de reses y hay concurrían decenas de ellos para recoger las viseras de los animales sacrificados, cabezas, orejas y otros desperdicios con los que se alimentaban recuerdo también, que cerca de mi casa había un arrollo donde los domingos iban a lavar su única muda de ropa con la que habían trabajado la semana, se bañaban y se la ponían aun sin secar, y volvían a sus barracones…” (3)

“…A veces, para ir a los cortes de caña pasaban un grupo frente a mi casa y todavía a cierta distancia ya se les oía hablar en alta voz, varios a la vez, en un idioma que nosotros no entendíamos, con sus ropas sucias y sudorosas, en alpargata y con sus mochas en las manos. Mi madre, nos encerraba en el bohío, cerrando las puertas hasta que ellos se alejaban, con lo cual me trasmitía ell pánico que les tenían…” (4) página 23 y 24

No fueron estos los braseros que vinieron al coloso central Baraguá, como se ha dicho estos tenían adiestramiento laboral, un nivel cultural promedio de la enseñanza primaria vencida, habían venido a este lugar con seguridad de encontrar trabajo.

Muchos encontraron empleos en puestos importantes del central, pues al tener  calificación laboral, adiestramiento y dominar el ingles eran preferidos de los amos yanquis, además estaba la cuestión política, al no ser cubanos se limitaban a participar en acciones políticas.

Todos ganaron alguna admiración de los nacionales, que los vieron como hombres prósperos y emprendedores, incluso aquí los maestros de la escuela privada eran negros de origen jamaiquino y fueron buenos educadores queridos y respetados por la comunidad .

Los jamaiquinos, barbados, caimanenses, en fin todos estos pueblos anglófonos con ciudadanos aquí por lo general se establecieron en el pueblo alrededor del central solo una minoría se asentó en las colonias que según la consulta popular, arroja que vivieron fundamentalmente en:

v     Gutiérrez, Irene, Canario, Vencedora.

v     Santa Teresa, San Pablo, San Diego, San Agustín, San Pedro, Dulzaire, Colorado y otros lugares del actual Baraguá.

Se debe destacar que los que vivían en el campo se caracterizaban por:

v     Tener desconocimiento de alguna profesión.

v     No le gustaban trabajar en la industria

v     Preferían el campo porque enfrentaban mejor la vida que era mas barata porque se abastecían de productos agropecuarios que ellos mismos producían

v     Eran de la religión Adventista y al no poder laborar el sábado no podían trabajar en la industria y preferían las labores agrícolas.

v     Generalmente eran hombres solteros.

 

7 La vida de los antillanos en el central y las colonias.

En el central la vida de los braceros se sumía en el tiempo de zafra a una agotadora  jornada de trabajo por turnos a veces de 12 horas, luego se retiraban a descansar en sus casas o en las barracas habilitadas con estos fines, estos hombres generalmente intercambiaban con sus paisanos u  otros inmigrantes que hablaban el ingles, solían visitar sus  paisanos casados.

 Los que vivían solos muchas veces eran invitados para la ocasiones a casa de sus paisanos para comer fiestar o simplemente para conversar, en los fines de año u otras fechas significativas estos ayudaban a sus coterráneos, era común que se casaran entre ellos y que a su vez sus hijos fueran bautizados en este marco.

Solían cultivar plantas de jardines y frutales en sus patios u otros terrenos auxiliares como que casi todos eran protestantes criaban cabras y ovejas para el consumo de carne y leche, ya que muchas religiones protestantes prohíben ell consumo de carne de cerdo lo cual consideran inmunda.

Solían ir al mercado en busca de alimentos, artículos de uso y consumo que generalmente adquirían a crédito, siempre que tuvieran trabajo fijo, organizaban fiestas entre ellos y practicaban deportes del país y los propios de su cultura como el críquet, organizaban sus bailes y cultos en las iglesias. 

Muchos jóvenes eran enseñados por sus padres a realizar diversos oficios, las madres se esmeraban en enseñar a las hembras las labores domésticas donde aprendían a bordar, tejer, coser, cocinar y las acciones necesarias para mantener una casa. de Baraguá salieron varios sastres y costureras muy buenos, se destaca el descendiente de Barbados Gershel Gaskin, quien aun reside en la localidad.

Los caribeños  dieron una esmerada educación a sus hijos y muchos lograron hacerse profesionales de la educación, la salud es decir enfermeros, maestros y otros oficios, generalmente se trataba de costear los gastos a un miembro de la familia para que este estudiara, adquiriera un puesto de trabajo bien remunerado y  luego ayudara a los otros integrantes de su núcleo familiar.

Otros caribeños trataron que sus hijos oficiaran como sacerdotes, para lo cual los mandaban a un colegio religioso existente en la ciudad de Santa Clara (ver anexo 5).

Era común celebrar el primero de agosto día que Inglaterra decreto la libertad de los esclavos de sus colonias, después de la primera mitad del siglo XIX, aquí todo se unían y hoy aun se mantienen esta tradición, la cual los habitantes de la localidad han tomado como suya.

Los antillanos mantienen sus bailes típicos  y cantos de Calixo desde su llegada a Baraguá, donde también esta presente el baile de la cinta, el cual es un orgullo del Municipio.(entrevista con Guillermina Campbell Tross. Ciego de Ávila año 2000 )

 

8 La vida de los inmigrantes en el campo o la colonia, donde residían.

No todos los inmigrantes pudieron asentarse en el batey del central, por lo que se diseminaron por las distintas colonias, donde estaban los cañaverales que pertenecían a los colonos y en este territorio casi todas estas colonias tenían nombre de santos católicos y curiosamente los dueños eran españoles de la Península Ibérica o de las islas Canarias, generalmente los de la España continental eran de Galicia y el pueblo les llamaban cariñosamente gallegos, aunque no fueran de ese lugar, los nombres de estas fincas  indican la devoción de sus dueños por el catolicismo, entrevista con Arístides Álvarez Cusa, Gaspar, enero de 1999.

 

9 Causas del asentamiento en las áreas rurales de los braceros.

1- La falta de adiestramiento laboral.

2- La saturación de fuerza de trabajo de los centrales.

3- El temor a ser afectado por un accidente en la industria.

4- No estar recomendado para trabajo del central.

Estos hombres tenían que trabajar largas jornadas que se extendían entre 10 y 14 horas cada día en el corte y alza de la caña, en el tiempo muerto realizaban labores como:

1.      Riego de abono.

2.      Riego de agua.

3.      Virar paja.

4.      Limpiar guardarrayas.

Estas labores eran esporádicas y generalmente los braceros deambulaban de una colonia a otra para hacer un trabajo ajustado, de un día, una semana y a lo sumo un mes.

10  Fuera de la labor agrícola de la caña los inmigrantes realizaban otros trabajos como:

Cortar arroz, chapear potreros, recoger café, recoger cacao, servir de peón de ganadería, otros servían como estibadores en los puertos, u otros almacenes, recogida de cítricos, hacer carbón, ayudante de cocina, corte de leña, corte de guano, ayuda a paisanos y vecinos en la construcción o reconstrucción de sus casas, hacer servicio de limpia botas, se dedicaban a la albañilería, la carpintería, el pintado de casas el barnizado de mubles, o la incorporación a la cuadrilla que higienizaba el batey, la cual fue dirigida por muchos años por el padre de los Fraser, fallecido en el 2004.

En el tiempo de zafra no quedaba espacio para prácticamente nada, mientras que en el tiempo muerto podían hacer distintas actividades, por la noche jugaban dominó, hacían cuentos y recordaban canciones de la patria añorada generalmente se lavaban sus ropas, se cocinaban y realizaban visitas a casa de  parientes, paisanos y amistades, en los ratos de ocio, atendían el sitio que los proveía de alimentos generalmente sembrados en una guardarraya con autorización del mayoral, previa consulta con el colono, criaban algunas gallinas, cerdos, cabras, ovejas, poseían un caballo como medio de locomoción y raras veces bicicleta para trasladarse.

 En el campo se sembraban plantas de sazón, el árbol del pan, seso vegetal, calabaza, fríjol gandul y fríjol caballero, plátano de fruta y vianda, yuca, maíz, boniato, malanga, existían árboles frutales, en esa arboleda nunca faltaban el mango, el aguacate, y el coco también.

 En el campo y en las ciudades no faltaban, en las casas de estas personas, las plantas medicinales, sobre las cuales ellos tenían muchos conocimientos acerca de sus propiedades curativas. Se cocinaba con leña lo que afectó los bosques, de hecho también los inmigrantes al igual que el resto de la población cubana contribuía al deterioro medioambiental.

Algunos escapaban de la vida del barracón cuando se casaban o aún solos decidían construir bohíos de techo de guano con paredes de tabla de yagua o tabla de palma las cuales tenían una letrina fuera de la casa, habían en estos lugares un pozos comunes para el agua potable, las casas eran de piso de tierra y de una o dos habitaciones.

Se hizo muy común entre esas personas que en dúos o tríos construyeran viviendas separadas del barracón, otros se insertaban en casa de algunos paisanos que lograban hacer familia, otros eran asimilados por familias blancas de estos bateyes o ciudades, así dicha familia tenía alguien que los ayudaba económicamente y en las duras faenas del hogar, predominaban, intereses de ambos lados, después del triunfo de la revolución esa practica fue más sistemática y otros inmigrantes asumieron los asilos de ancianos como morada definitiva.

Era casi una regla que la unión en pequeños grupos casi siempre era para la convivencia entre paisanos o por el contrario entre personas que hablaran la misma lengua, no lo hacían con los haitianos ya que consideraban que estos no hablaban su misma lengua, no tenían el mismo nivel cultural y sus costumbres ancestrales diferían.

Se destacaban en el batey la casa del colono, la tienda, y la grúa que transportaba la caña de la carreta, y los camiones hacia los carros del ferrocarril que  llevaban al central esta materia prima.

Las tiendas de las colonias y la comercial del batey del central trabajaban en contubernio con la oficina del colono, y la oficina del central en su defecto, la primera daba crédito a los antillanos y le robaba a su antojo entonces las oficinas también robaban a estos hombres que a veces sabiendo que les engañaban preferían callar para no ser expulsados del lugar y tener que verse en la necesidad de reiniciar un largo peregrinaje en busca de otro trabajo, cuestión que era muy difícil en aquellas condiciones económicas.

Esas tiendas y la comercial eran las únicas que vendía alimentos y ropas en cada colonia, si había enfermo el colono emitía un vale para la consulta médica y el pago de las medicinas que luego había que retribuir,con la lógica alteración de los vales que hacía que estos hombres tuvieran deudas de por vida.

 Estos  hombres iban a los centros urbanos en caso de necesidad extrema, utilizando para el traslado trenes, motores de líneas, caballos, o máquinas de alquiler que cumplían estos servicios, generalmente el traslado lo hacían a pie porque muchas veces no se tenían dinero ni para el pasaje. (entrevista a Inés Allín Enero 2005 Central Ecuador)

11. Hábitos alimentarios.

Los antillanos tenían un modo diferente de alimentación a los españoles, cubanos y otros grupos étnicos asentados en la isla y en particular en este territorio, fundamentalmente consumían:

Harina de maíz, la cual se podía preparar en dulce y salada, la del dulce solían echarle coco, constituyendo un planto muy delicioso y a la salada solían echarle chicharrones, u otros tipos de carne.

Con la harina de trigo hacían empanadillas, galletas, pan, pero eran muy común preparar el domplín que es una bola de harina que se introduce en los caldos de cualquier tipo incluso se puede cocinar aparte y luego echarle la salsa, preferían esto mas que el arroz, generalmente estos hombres compraban la harina de trigo por saco era una fuente de alimentación segura y muy barata.

Solían ingerir infusiones con plantas de su patio las que usaban para desayunar, o en cualquier otro momento del día, era frecuente su uso antes de acostarse. También preparaban café el acompañaban  con leche de vaca que compraban o alguien les regalaba, muchos tenían chivas y por tanto aprovechaban su leche para desayunar, consumían el clásico pan dulce de guayaba y queso, conocido por los cubano como pan con timba.

Fabricaban dulce de coco y maní los cuales le tenían en reserva para brindarle a los visitantes y comer ellos con frecuencia.

En ocasiones especiales hacían el arroz con gris que ellos preparaban mezclando el fríjol con leche de coco y arroz que es un plato típico de ellos.

Solían sembrar con las lluvias de mayo una planta llamada por ellos saril, y en la literatura biológica conocida como la Flor de Jamaica, la misma se cosecha en diciembre, a su fruto se le arrancan los pétalos los cuales se cocinan con azúcar y jengibre preparando una bebida refrescante que se puede envasar por un buen tiempo, esta también puede ser guardada de forma natural como el te y elaborar la bebida cuando uno deseé es común su uso en las fiestas de bodas, cumpleaños, fin de año, año nuevo, también la guardan para brindar ante la llegada de un pariente que este fuera del país o viva lejos de la familia, es una tradición que se mantiene hasta nuestros días.

De la oveja y la cabra lo aprovechan todo y hacen una gama de platos  muy importantes, como se dice en buen cubano lo único que se pierde es el grito, lo mismo sucede con la vaca y el cerdo en estas comunidades.

También son grandes consumidores de vegetales como tomate, ají, col, lechuga, acelga, rábano, remolacha, zanahoria, hierba mora, flor de calabaza, pepinillo silvestre, pepino, cundiamol, estropajo, verdolaga, bledo, habichuela, y otras legumbres.  Preparaban la harina con fríjol o el fideo con fríjol que simulan un congris,(esta información se obtuvo en entrevista con Priscilla Tross Small en octubre de 1999.)

Prisilla nos señaló "…Mi papá Víctor Tross,proveniente de las islas de San Cristóbal y Nieves y se asentó en San Rafael, por varios años, esta era una colonia de Baraguá,fue el primero en cultivar verduras para su venta en los campos de ese Municipio, recuerdo que los hijos lo ayudábamos en tal empeño, el nos enseñó al consumo de vegetales, tradición que mantenemos hasta nuestros días…"

El árbol del pan, y el seso vegetal son complementos dietéticos de gran valor sirven como acompañantes de carnes y caldos, al igual que el ñame esto no faltaba en la comida caribeña, siendo común su uso hasta la actualidad.

12. Uso de la medicina natural y tradicional entre los inmigrantes.

Los caribeños solían traer consigo muchos secretos de la medicina natural y tradicional, adquiridos de sus ancestros africanos y adaptados al contexto caribeño el cual distaba mucho del africano en particular por la no existencia de una flora tan abundante, lo cual obligó a estas comunidades a reconceptualizar los usos de la medicina verde.

En el batey del central se destacó una inmigrante por sus prácticas curativas a lo largo de varias décadas, ella vino de las islas de San Cristóbal Y Nieves a inicios del siglo XX y murió aquí con más de 90 años, su nombre era Lilian Griffin Bronw.

En entrevista con sus hijos: John y Martha, nos contaron que su mamá era amiga del médico del pueblo, de apellido Menguria ellos, intercambiaban acerca de  la cura de conjunto a personas que no tenían recursos para adquirir las medicinas de laboratorio.

Nos señalaron que su mamá hacía curas de empacho, tifo, sarna, males de estómagos, bajaba la fiebre con una combinación de paños húmedos en la cabeza y la nuca, sabía curar el catarro utilizando una combinación de agua fría en la cabeza y los pies puestos en una palangana de agua caliente.

Para acortar los efectos del catarro y sacar las flemas de este le ponía a los enfermos trapos de agua caliente en el pecho y les daba vaporizaciones, preparaba jarabes especiales con plantas medicinales y aguardientes para curar el asma y  estimular a las mujeres a que cayeran en estado de gestación ya que se planteaba que tenían frialdad en los ovarios. (5)(Entrevista efectuada a Jhon y Martha Small Griffin el 28 de abril de 2000)

Según la investigación realizada las principales plantas medicinales utilizadas fueron las siguientes:

Hitamorreal, Salvia, Hierba mora, Piña de Ratón, Almacigo, Cundeamor, Caña Santa, Aní de España, Tilo, Toronjil, Apasote, Caisimón de Aní, Colonia, Hierba buena, Guásima, Copal, Bejuco vi, Guanina, Azafrán Menta, Manzanilla, Mastuerzo ,Sábila, Albahaca, Quita dolor, Llantén, Apasote, Romerillo, Ruda, Anamú, Marabú, Güira, Anón, Granada, Palo de caja. 

 

Conclusiones

Tras el inicio de estudio del proceso migratorio del Caribe Anglófono hacia Baraguá podemos señalar lo siguiente:

·     Los caribeños de habla inglesa se asentaron en Baraguá definitivamente después de 1916.

·     Ellos emigraron por la difícil situación económica y social que tenían en sus países.

·     Los colonos, la burguesía nacional y los dirigentes de los monopolios azucareros hacían ofertas engañosas a los inmigrantes acerca de la buena paga y las posibilidades del regreso al concluir el período de zafra.

·     Estas personas engañadas y abandonadas a su suerte rara vez regresaron a sus países de origen.

·     Algunos braseros antes de venir a Cuba habían estado en la construcción del Canal de Panamá donde recibieron adiestramiento laboral.

·     Al no poder regresar los braseros se acomodaron para una estancia larga, lo que los obligó a crear sus instituciones culturales, deportivas, religiosas y de tipo social, sobre todo de  ayuda y solidaridad.

·     En el territorio se mantienen tradiciones alimentarías musicales, idiomáticas, medicinales, deportivas y de otros tipos que llegan hasta nuestros días.

·     Los descendientes de estos caribeños se han integrado a la sociedad de forma activa y hoy ocupan responsabilidades políticas, económicas y sociales importantes en le municipio y fuera de este.

 

Bibliografía

1.      Blent, Judith. Fidel Castro of Cuba. Imprenta del congreso de EE.UU. 1991

2.      Breve diccionario politico, Editorial progreso Moscú 1983.

3.      Caribbean migration as a structural reality. Latin American and Caribbean center 1983.

4.      Coloquio Inter. Disciplinario sobre el Caribe, Berlín 1984. Colectivo de autores

5.      Estadísticas de Carr Sunders  año 1936.

6.      Guerra Ramiro. Azúcar y población en las antillas Editorial Lex, La Habana 1961.

7.      Historias de Barbados.

8.      Historia de Cuba en VI tomos, de Julio Leriverend. Editorial Pueblo y Educación. La Habana. 1973.

9.      Historia economía y sociedad en los pueblos de habla inglesa del Caribe. Editorial de Ciencias sociales, La Habana 1982.

10. inmigration and emigration. Academia de ciencias de Cuba estudios etiológicos. Maria Magdalena Pérez Álvarez. La Habana 1991

11. Inmigración y Extranjería. Secretaria de hacienda de la república de Cuba. La Habana. 1958.

12. La inmigración en Cuba; estudios lingüístico – histórico Valdez Bernal Sergio. La Habana 1998.

13. Revista Caribean estudies volumen 30. # 2 diciembre 2002. Instituto de estudios del Caribe. Facultad de ciencias sociales Universidad de Puerto Rico.

14. Caribbean migration as a estructura  relity. Latin America and Caribbean center. – 1983.

15. Charanda López, Fernando. El mercado azucarero. --- La Habana. Editorial Ciencias sociales, 1987.

16.  Conversación con Manuel Moreno Fraginals. VI (15), 1989, 103 – 106.

17. Estrategias étnicas en las diásporas. Migración y étnicidad en América Latina. Michael Band. Kees Kooningr. Pert Ostindle. Arij Onweneel. Patricio Silva. Revista del Caribe, No 30, 1999. --- Pág. 14 – 22.

18.  Guerra, Ramiro. Azúcar y población de las antillas. --- La Habana: Editorial Lex, 1961.

19. Historia local de lo municipios de la provincia de Ciego de Ávila. Periodo 1899 – 1925. Colectivo de autores.

20. Investigaciones sobre la escuela de habla inglesa en Baraguá, década de 1940 – 1950. Colectivo de autores ISP Manuel Ascunce Doménech.

21.  Pérez Álvarez , Magdalena. Inmigración y emigración. Academia de Ciencias de Cuba: estudios etnológicos. --- La Habana, 1991.

22. Periódico Camagüeyano “Prensa libre”.

23.  Periódico El sol de Morón. Etapa 1914 – 1925.

24.  Periódico “El pueblo”, Ciego de Ávila. Período 1909-1930.

25.  Periódico “La región”, Ciego de Ávila. Período 1909-1930.

26.  Pichardo Viñal, Hortensia. Ley de la inmigración: tomo II. Documentos para la Historia de Cuba. --- Agosto 3, 1917. Pág. 421 – 422. Editorial  pueblo y educación.

27.  Revista “Bohemia” 3 – 6, 1977.

 

Universidad de Ciego de Ávila

Facultad de Humanidades

Unión de historiadores de Cuba

Autores:

                Roberto Samuel Campbell Tross.

                Isidro Campbell Tross.

                Víctor Mackchaser Sivright.

                Raquel Campillo Hernández.

                Dinardo Thomas Campbell.

                Oscar Fernández Naranjo.

Junio  2005

Articulos relacionados:
La Revolución Francesa y el Período Napoleónico
Resumen:
Revolución Francesa: Introducción. Las razones históricas de la Revolución. El inicio de la Revolución. La redacción de una constitución. Radicalización del gobierno. La ...
El Valle de Elqui según cronistas y viajeros (s. XVI al XIX)
Resumen:
El valle de Coquimbo (Siglo XVI). Elqui en el Silgo XVIII. Un valle de Chile a comienzos del Siglo XIX. Palabras finales. Notas.
O arquivo e arquivística evolucão histórica
Resumen:
No presente trabalho traçar-se-á em síntese a evolução histórica do Arquivo e da Arquivística desde a sua origem até aos dias de hoje. Assim na base deste trabalho estarã...
Irlanda: historia de una opresión
Resumen:
Los orangistas. Represión y respuesta global. La batalla por el "Home rule". Pascuas sangrientas. El hijo de un español. Negociaciones. El Estado libre de Irlanda. Los so...
La arquitectura Tallan el centro administrativo, político y religioso de Narihuala
Resumen:
El departamento de Piura, esconde muchos enigmas para los historiadores y estudiosos, los cuales son un verdadero reto para establecer conclusiones históricas. El territo...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©