Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

Repercusión de los factores de riesgo sobre la desnutrición en pacientes pediátricos

Resumen: La desnutrición proteico energética (DPE) es un estado anormal, inespecífico, sistémico y potencialmente reversible, que se origina como resultado de la deficiente utilización, por las células del organismo de los nutrientes esenciales; se acompaña de las diversas manifestaciones clínicas de acuerdo con los factores ecológicos y presenta distintos grados de intensidad y evolutividad, lo que le confiere el carácter de complejo sindrómico. Constituye un importante problema de salud no solo en los países en vías de desarrollo, si no también en los sectores más pobres, explotados y discriminados de los países industrializados.
1,948 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Carlos Javier Perdomo Rivera y Otros Autores

INDICE

INTRODUCCION                                                                                                4

OBJETIVOS                                                                                                      7

MATERIAL Y METODO                                                                                  8

RESULTADOS                                                                                      9

DISCUSION                                                                                                      17

CONCLUSIONES                                                                                             21

RECOMENDACIONES                                                                          22

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS                                                       23

ANEXOS                                                                                                          26

 

RESUMEN Y PALABRAS CLAVES

Se realizó un estudio descriptivo retrospectivo seleccionando una muestra de 40 niños menores de 2 años ingresados en la sala F del Hospital Pediátrico Docente del Cerro en el periodo comprendido entre los años 1998 y 1999  cuya valoración nutricional se encontraba por debajo del 3er percentil. Se evaluó diversas variables como posibles factores de riego de la desnutrición proteico energética. Para el procesamiento estadístico se utilizó el cálculo porcentual y la distribución de frecuencia de los datos recogidos de las historias clínicas registrados en una sabana. Los resultados obtenidos se presentaron en tablas. Observamos que en relación con los factores individuales resultan como riesgo para la desnutrición: el grupo etario menor de 6 meses, los nacidos del primer parto, los antecedentes patológicos personales de Enfermedad Diarreica Aguda e Infecciones Respiratorias Agudas, y la inadecuada lactancia materna y ablactación. De los factores relacionados con los padres el bajo nivel escolar y el trabajo solo del padre, además se valoró la visita de médico de la familia a dichos pacientes.

 

AGRADECIMIENTOS

Agradecemos a todas las personas que ayudaron a que este estudio fuese posible, especialmente al personal encargado del archivo del hospital.

   

INTRODUCCION

 

La desnutrición proteico energética (DPE) es un estado anormal, inespecífico, sistémico y potencialmente reversible, que se origina como resultado de la deficiente utilización, por las células del organismo de los nutrientes esenciales; se acompaña de las diversas manifestaciones clínicas de acuerdo con los factores ecológicos y presenta distintos grados de intensidad y evolutividad, lo que le confiere el carácter de complejo sindrómico. Constituye un importante problema de salud no solo en los países en vías de desarrollo, si no  también en los sectores más pobres, explotados y discriminados de los países  industrializados.

La desnutrición proteico energética esta estrechamente ligada a distintos factores de riesgo y su alta prevalencia en una comunidad determinada esta íntimamente ligada al subdesarrollo económico y tecnológico, a la injusticia social, a la incultura y al analfabetismo.

Entre los factores de riesgo nutricional en niños pequeños están relacionados con el individuo, los padres, con el medio familiar y el medio ambiente en general.

La DPE es el resultado de una privación no solo alimentaría sino también social, donde interactúan factores psicológicos y sociales que repercuten sobre el desarrollo normal del individuo al impedir la plena manifestación de sus potenciales genéticas (1) e impedir el normal crecimiento y desarrollo de los niños y limitan la capacidad de aprendizaje y la productividad, tanto de los niños como de los adultos (2) La malnutrición temprana en la vida esta ligada a deficiencia en el desarrollo intelectual de los niños que persisten en perjuicio de la escolaridad y deterioran sus habilidades de aprendizaje de acuerdo a un estudio en Filipinas.  La desnutrición no causa directamente un pobre desarrollo intelectual en los niños, más bien los mismos factores subyacentes que causan desnutrición probablemente lo deterioran.  (3)  Se considera que un tercio de los adultos de países en vía de desarrollo tienen trastornos cognitivos relacionados con la malnutrición  cuando eran niños. (4)  Entre las causas encontradas en dicho estudio se incluye el bajo peso al nacer, la insuficiente lactancia materna, los alimentos nutricionalmente inadecuados dados para complementar o reemplazar la leche materna y la frecuencia de diarreas e infecciones respiratorias. (3) Para la Organización Mundial de la Salud (OMS) es evidente que tanto los niños con desnutrición severa como con déficit nutricionales leves o moderados están en un alto riesgo de muerte. (5)

Estudios sostienen profundas implicaciones a nivel global: de 226 millones de niños menores de 5 años en países en vía de desarrollo, cerca del 40% sufren de moderada o severa desnutrición, (3) siendo uno de los factores principales de la muerte de más de seis millones de niños por año, lo que representa un 55% de las muertes anuales de este grupo de edad. (5,6)

Para la OPS más de 480000 niños menores de 5 años continúan muriendo cada año de la región de las Américas y cerca de 15200 (3,1%) debido a deficiencias nutricionales. Las enfermedades infecciosas y la desnutrición representan  entre el 40% y 70% de las hospitalizaciones y entre el 60 y 80 % de las consultas en este grupo de niños. (7)  

A pesar de los grandes avances que se han logrado en la prevención y tratamiento de la desnutrición proteico-energética, ésta sigue constituyendo un problema de salud en el mundo y en particular en América. (8)  

Ahora bien, se plantea que es más probable que se produzca una nutrición adecuada allí donde exista un crecimiento económico, especialmente un crecimiento igualitario; cuando los servicios sociales sean asequibles y accesibles; y donde se realicen las inversiones adecuadas en los recursos humanos, (9) características que busca el sistema socialista cubano, lo cual puede verse reflejado al comparar sus estadísticas en materia de nutrición con las anteriormente mencionadas.  

El presente estudio tiene como objetivo identificar los posibles factores de riesgo de desnutrición proteico energética en un grupo de niños menores de 2 años de edad en el HPDC y contribuir de este modo a su mejor dominio lo cual esperamos se considere para corregirlos en un futuro y así mejorar el estado nutricional infantil en la población atendida por esta institución.

 

OBJETIVOS

GENERAL

Determinar los factores de riesgo que influyeron en la desnutrición proteico energética de los pacientes estudiados.  

ESPECIFICOS

1. Relacionar los factores de riesgo individuales con la desnutrición proteico energética.

2. Demostrar la repercusión directa de la inadecuada lactancia materna y ablactación en el estado nutricional de los niños.

3. Definir la edad materna, escolaridad, ocupación y condición marital de los padres en relación con el estado nutricional de los niños.

4. Evaluar la actividad de la APS tomando como referencia la visita del médico de familia a los pacientes ingresados.  

 

 MATERIAL Y METODO  

Se realizó un estudio observacional descriptivo retrospectivo. De un total de 350 historias clínicas revisadas del archivo de pacientes ingresados en la sala F del Hospital Pediátrico Docente del Cerro en el periodo comprendido entre los años 1998 y 1999 se seleccionó una muestra de 40 casos de niños menores de 2 años   cuya valoración nutricional se encontraba por debajo del 3er percentil según las tablas cubanas de referencia.   

Diversas variables fueron evaluadas como posibles factores de riesgo para la desnutrición proteico energética:

·         Relativo al individuo: grupo etario al que pertenece (hasta 6  meses, de 7 meses a 12 meses y mayores de 12 meses), antecedentes prenatales y perinatales, orden que ocupa al nacimiento,  lactancia materna exclusiva, ablactación, antecedentes patológicos personales y enfermedades concurrentes.

·         Relativo a los padres: edad materna, escolaridad, condición marital y trabajo.

·         Visita por médico de familia.

Para el procesamiento estadístico se utilizó el cálculo porcentual y la distribución de frecuencia de los datos recogidos de las historias clínicas registrados en una sábana. Los resultados obtenidos se presentaron en tablas, para su confección se hizo uso de una computadora portátil.

 

RESULTADOS  

A continuación exponemos  por medio de tablas los datos obtenidos en nuestro estudio.  

Tabla 1  

Pacientes con desnutrición proteico- energética, según grupos de edades.

Sala F del Hospital  Pediátrico Docente del Cerro,  1998-1999.  

GRUPOS DE EDADES

CANTIDAD

PORCENTAJE

HASTA 6 MESES

17

42,5

DE 7 MESES A 12 MESES

12

30

MAYORES DE 12 MESES

11

27,5

TOTAL

40

100

 

 

 

     

Nota: Fuente: Historias Clínicas del archivo del hospital  

Como podemos apreciar en la tabla 1 el número de niños ingresados con DPE es mayor en las primeras etapas de la vida decreciendo a medida que aumenta la edad. Representando los menores de 6 meses el 42,5 %, seguido de los mayores de 6 meses pero menores de 1 año. (gráfico 1)  

 

Tabla 2  

Antecedentes patológicos prenatales y perinatales en pacientes con DPE.  

ANTECEDENTE PRENATAL Y PERINATAL

CANTIDAD

Abortos

 23

Embarazo con hipertensión arterial y anemia

13

Gemelar

6

Pretérmino

5

Hipotrófico

1

Crecimiento intrauterino retardado (CIUR)

1

Nota: Fuente: Historia Clínicas del archivo del Hospital.  Los datos acerca de los antecedentes prenatales se toman en base a 38 madres ya que se repiten los datos para dos grupos de gemelares.  

En la tabla 2 se reflejan los antecedentes patológicos prenatales y perinatales de los cuales las historias obstétricas con abortos anteriores fue el dato de mayor frecuencia con 23 madres de las 38 estudiadas, seguido por enfermedades asociadas a la gestación (hipertensión arterial y anemia) con 13 madres, además otros datos como el ser gemelar, pretérmino, hipotrófico y CIUR que se encontraron en algunos casos no fueron sobresalientes. (gráfico 2)

 

Tabla 3  

Orden que ocupa al nacimiento de los pacientes con DPE.  

ORDEN QUE OCUPA

CANTIDAD

PORCENTAJE

PRIMERO

19

47,5

SEGUNDO

16

40

TERCERO

5

12,5

TOTAL

40

100

Nota: Fuente: Historia Clínicas del archivo del Hospital.  

La tabla 3 muestra el orden de nacimiento en los pacientes, siendo los nacidos en el primer parto los de mayor frecuencia con 19 casos (47,5%), seguidos de los nacidos en el segundo orden (40%). (gráfico 3)

 

Tabla 4  

Lactancia materna exclusiva en pacientes con DPE.  

Lactancia Materna Exclusiva

CANTIDAD

PORCENTAJE

SI

14

35

NO

26

65

TOTAL

40

100

Nota: Fuente: Historias clínicas del archivo del hospital  

La tabla 4 expresa los resultados obtenidos con respecto a los pacientes que recibieron lactancia materna exclusiva en los primeros 4 meses, cuantificando que solo 14 (35 %)  de los niños la recibieron  exclusivamente.

Tabla 5  

Ablactación adecuada en pacientes con DPE.  

ABLACTACION ADECUADA

CANTIDAD

PORCENTAJE

SI

16

40

NO

24

60

TOTAL

40

100

Nota: Fuente: Historias clínicas del archivo del hospital  

La tabla 5 enuncia los resultados con respecto a los niños que tuvieron una correcta ablactación hasta su ingreso hospitalario,  los cuales fueron 16  (40%) en contraposición a los que no la recibieron correctamente (60%).  

 

Tabla 6  

Antedecentes patológicos personales y enfermedades concurrentes de pacientes con DPE.  

Antecedente personal y/o enfermedad concurrente

CANTIDAD

PORCENTAJE

Infección Respiratoria Aguda  y Enfermedad Diarreica Aguda

20

50

Enfermedad Diarreica Aguda

13

32,5

Infección Respiratoria Aguda

4

10

Otras

3

7,5

TOTAL

40

100

Nota: Fuente: Historias clínicas del archivo del hospital  

La tabla 6 nos muestra la cantidad de pacientes que tuvieron el antecedente personal o enfermedad asociada al ingreso hospitalario, siendo las infecciones respiratorias agudas asociadas a las enfermedades diarreicas agudas las más comunes con 20 casos (50%) seguido de las enfermedades diarreicas con un 32,5%. (gráfico 4)

 

Tabla 7  

Edad de las madres de pacientes con DPE.  

EDAD (años)

CANTIDAD

POCENTAJE

MENOS DE 20

4

10,52

20 -25

16

42,11

26- 30

3

7,89

>30

15

39,47

TOTAL

38

100

Nota: Fuente: Historias clínicas del archivo del hospital. Los datos se toman en base a 38 madres ya que se repiten los datos para dos grupos de gemelares  

La tabla 7 expresa los resultados con respecto a las edades de las madres de los pacientes ingresados, observándose que la edad más frecuente es la comprendida entre 20 a 25 años con un 42,11%,  a continuación le siguen el grupo cuyas edades superan los 30 años con 15 madres (39,47%). (gráfico 5)

 

Tabla 8  

Escolaridad de las madres de pacientes con DPE.  

ESCOLARIDAD

CANTIDAD

PORCENTAJE

Secundaria

17

44,7

Preuniversitaria

16

42,1

Universitaria

4

10,5

Técnico medio

1

2,6

TOTAL

38

100

Nota: Fuente: Historias clínicas del archivo del hospital. Los datos se toman en base a 38 madres ya que se repiten los datos para dos grupos de gemelares  

La tabla 8 nos presenta la escolaridad de las madres de los pacientes ingresados siendo mas frecuente el nivel secundario con 17 madres (44,7 %), en segundo lugar el preuniversitario (42,1%). (gráfico 6)

 

Tabla 9  

Escolaridad de los padres de pacientes con DPE  

ESCOLARIDAD

CANTIDAD

PORCENTAJE

Secundaria

19

50

Preuniversitaria

11

28,9

Universitaria

5

13,1

Técnico medio

3

7,8

TOTAL

38

100

Nota: Fuente: Historias clínicas del archivo del hospital. Los datos se toman en base a 38 padres ya que se  repiten los datos para dos grupos de gemelares.  

La tabla 9 nos muestra la escolaridad de los padres de los niños ingresados siendo mas frecuente el nivel preuniversitario (50%), seguido de los que realizaron estudios hasta secundaria (28,9%). (gráfico 7)

 

Tabla 10  

Condición marital de padres de pacientes con DPE.  

CONVIVENCIA

CANTIDAD

PORCENTAJE

JUNTOS

31

81,5

SEPARADOS

7

18,5

TOTAL

38

100

Nota: Fuente: Historias clínicas del archivo del hospital. Los datos se toman en base a 38 padres ya que se  repiten los datos para dos grupos de gemelares.

La tabla 10 expresa la condición marital de los padres de los niños ingresados observándose que 31 padres convivían juntos (81,5%) y 7 de ellos estaban separados (18,5%).  

 

Tabla 11

Trabajo de padres de pacientes con DPE.  

TRABAJA

CANTIDAD

PORCENTAJE

PADRE

20

52,6

PADRE Y MADRE

14

36,8

NINGUNO

3

7,8

MADRE

1

2,6

TOTAL

38

100

Nota: Fuente: Historias clínicas del archivo del hospital. Los datos se toman en base a 38 padres ya que se  repiten los datos para dos grupos de gemelares.

En la tabla 12 vemos el número de padres de los niños ingresados que trabajan siendo el grupo donde solo trabaja el padre el de mayor cantidad con 20 casos (52,6%) seguido del grupo donde trabajan ambos padres con 14 casos (36.8%). (gráfico 8)

 

Tabla 12

Visita del médico de familia a pacientes con DPE  

VISITA

CANTIDAD

PORCENTAJE

SI

17

42,5

NO

23

57,5

TOTAL

40

100

Nota: Fuente: Historias clínicas del archivo del hospital  

La tabla 12 muestra el número de pacientes que fueron visitados por el médico de familia, de los cuales solo 17 la recibieron (42,5%).

 

DISCUSION  

El grupo etario más afectado por DPE fue el de los menores de un año con respecto al comprendido entre el año y los dos años, lo que ratifica esta como una edad vulnerable para padecer este trastorno, confirmando el hecho de que el primer año de vida posnatal se caracteriza por los rápidos cambios corporales y de maduración, siendo resultado de la interacción entre los factores genéticos y ambientales, destacándose las etapas de lactancia, transición y adulto modificado (1).  Esta rápida velocidad de crecimiento y desarrollo impone necesidades nutricionales únicas que se suman a sus necesidades de mantenimiento, ya relativamente elevadas (10). Así, las prácticas alimentarías  en el primer año de vida representan uno de los pilares básicos para la promoción de la salud y prevención de enfermedades. (1)  

El orden que ocupa al nacimiento fue un factor determinante encontrado en nuestro estudio, siendo el primero al nacer el de mayor riesgo de adquirir DPE, relacionado esto la inexperiencia materna en el manejo del niño y por tanto influenciando en su inadecuado desarrollo nutricional. Esto respecto a que no puede admitirse de manera automática que el aporte de leche materna sea siempre adecuado y constante, sobre todo si se trata del primer hijo (10) y a la poca experiencia y desconocimiento de las técnicas de amamantamiento, lo cual en una madre mal preparada y orientada puede llevar al abandono de la lactancia materna, resultado similar obtenido en otro estudio. (11)  

La mayoría de los niños no tuvo lactancia materna exclusiva. Sabemos que esta hasta los 4 meses representa un factor protector, siendo el riesgo de desnutrirse mayor para los niños que no la reciben. Las ventajas de este proceder son conocidas: mejor funcionamiento digestivo y metabólico, mejor estado de nutrición, mayor protección inmunológica, menor riesgo de sensibilización alérgica, mejor desarrollo psíquico, y otras razones, lo que trae aparejado menor morbilidad y mortalidad infantil, como fue encontrado en un estudio similar (13) por lo cual debe ser el único alimento que reciba en este período. (1)  

En cuanto a la ablactación se observó la alta proporción de casos que no tuvo una ablactación adecuada, siendo este un importante factor de riesgo encontrado.  La introducción adecuada de los alimentos hacia los 4 meses de edad constituye un proceso crítico en el desarrollo del niño (1)  Si bien la introducción de la alimentación complementaria no debe estar determinada por criterios rígidos, se recomienda que la misma se produzca lo más cercanamente posible al sexto mes y nunca antes del cuarto mes, periodo en que recién se alcanza la adecuada madurez neurológica, gastrointestinal y renal que permite recibir otros alimentos distintos a la leche materna.  Igualmente resulta inadecuado la incorporación más allá de los 6 meses ya que puede traer aparejado trastornos en el crecimiento debido al insuficiente aporte nutricional, así como alteraciones de la conducta alimentaría (12)  

Acerca de los antecedentes patológicos personales y enfermedades concurrentes en esta investigación se encontró asociación perjudicial de las enfermedades diarreicas agudas (infecciosas o parasitarias) y de las infecciones respiratorias agudas con la desnutrición proteico-energética. Las enfermedades diarreicas agudas son frecuentes en los desnutridos y está demostrada la existencia de interacción entre desnutrición, infección y disminución de la inmunidad.  También se encontró asociación con las infecciones respiratorias agudas, la cual constituye un factor de mal pronóstico, ya que la duración de la infección y la mortalidad por ella es mucho mayor en los desnutridos, resultado igualmente hallado en estudio similar. (13)  

En cuanto a la escolaridad de los padres se observó el bajo nivel de escolaridad tanto materna como paterna constituyendo este un importante factor de riesgo ya que la educación se relaciona directamente con la salud, porque ayuda a elegir estilos de vida más sanos y permite comprender mejor la relación entre el comportamiento y la salud, lo cual ha sido igualmente hallado por otros autores en un estudio semejante (13)  

Con respecto a la ocupación de los padres encontramos que en la mayoría de los casos solo trabajaba el padre, constituyendo un factor de riego importante a tener en cuenta ya que se considera relacionado con alguna variable económica (mejor salario, por ejemplo), o que aumente la eficiencia productiva, visto igualmente por otros autores (13)  

A pesar de que esta normado en el programa de salud cubano que se visite por el médico de familia los pacientes hospitalizados, mayor aún siendo estos menores de 1 año y sobre todo desnutridos, pudimos observar en nuestro estudio que esto no se efectuó en la mayoría de los casos. La Atención Primaria de Salud impone como obligación su visita para poderse así efectuar un seguimiento mas acorde del paciente y en pos de su recuperación.    

Acerca de los antecedentes patológicos prenatales se destacó la frecuencia de madres que habían abortado antes de gestar al niño desnutrido, cabe considerar los antedecentes al embarazo de hipertensión arterial y anemia, que ciertos autores consideran como elementos que pueden afectar directamente la nutrición intraútero y por tanto la posterior en el lactante, sin embargo no se vio influenciado sobre el producto de la gestación al no ser notoria la frecuencia de los antecedentes patológicos perinatales de ser hipotrófico o CIUR, por lo cual no consideramos significativas estas variables.  

Aunque se considera que la edad materna representa un factor de riesgo para la DPE en niños al igual que su condición marital inestable, nosotros no encontramos dichas variables como determinantes en nuestro estudio, lo cual nos inclina a recalcar los hallazgos anteriormente encontrados.  

Finalmente, cabe destacar que no se deben ver por separado estos factores, pues la desnutrición no es el resultado de la acción de sólo uno de ellos, sino de su conjunto, y es así como ha de enfocarse este problema de salud para contribuir a un mejor dominio de los mismos.

 

CONCLUSIONES

1. En relación con los factores de riesgo individuales resultan como riesgo para la DPE el grupo etario menor de 6 meses, los nacidos del primer parto y los antecedentes personales de enfermedad diarreica aguda e infecciones respiratorias agudas.

2. La suspensión de la lactancia materna exclusiva antes del tiempo requerido y la inadecuada ablactación tienen gran repercusión sobre la DPE representando importantes factores de riesgo.

3. La baja escolaridad tanto materna como paterna y el trabajo solo del padre  fueron factores que se encontraron relacionados con el riego de adquirir DPE, sin definirse como tal la edad materna ni su condición marital inestable.

4. La mayoría de los pacientes hospitalizados no fueron visitados por su médico de familia a pesar de constituir esta una obligación a nivel de la APS.

 

RECOMENDACIONES

 Están dirigidas especialmente a tratar de modificar los factores de riesgo susceptibles de mejorar encontrados en nuestro estudio y se orientan a la zona que incluye el universo de nuestra investigación, aplicables a nivel de la APS.

- Incrementar la difusión masiva de información a las madres sobre la lactancia materna exclusiva hasta los 4 meses haciendo énfasis en las ventajas, costos y repercusiones sobre el estado nutricional de sus hijos, igualmente rescatar la orientación sobre el momento correcto a la hora de introducir otros alimentos a la dieta de sus hijos instruyéndolas con respecto a la madurez del organismo del niño para asimilar estos nuevos componentes.

- Cumplir con lo establecido sobre la estrecha vigilancia sobre aquellas madres que representen riesgo social por su estatus educacional bajo, al igual que aquellas que son primíparas.

Finalmente es necesario insistir que la historia clínica es un documento médico legal importante, por tanto la recolección de datos en las mismas es un requisito fundamental, sobre todo en lo que respecta a la historia psico - socio ambiental de estos pacientes,  ya que observamos que esto no se efectuaba con la integridad pretendida.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

1. Amador García M, Canetti Fernández S, Cobas Selva M, Hermelo Treche M, Jordán Rodríguez J et. al. Pediatría Tomo 2. Ciudad de La Habana: Pueblo y Educación; 1996.

2. Oficina de Relaciones con los Medios de Comunicación de la FAO. Un curso para enseñar a los niños y niñas de todo el mundo a comprender el problema del hambre y la desnutrición [en línea]. 01/60  Roma 2 de octubre de 2001. [fecha de acceso 20 de febrero de 2004]. URL disponible en:

<http://www.fao.org/WAICENT/OIS/PRESS_NE/PRESSSPA/2001/prsp0160.htm>

3. Panel 3 Stunting linked to impaired intellectual development. The State of the World's Children 1998 [en línea]. [fecha de acceso 19 de abril de 2004] URL disponible en:

<http://www.unicef.org/sowc98/panel3.htm>

4. Richardson V. Global Healthcare for Children and the Role of the Pediatric Nurse Practitioner [en línea].  National Association of Pediatric Nurse Practitioners 2003 Annual Meeting. 2003 [fecha de acceso 2 de marzo de 2004]. URL disponible en:

<http://www.medscape.com/viewarticle/455836>

5. Gallardo S. Malnutrición y sistema inmune. Salud & Sociedad [en línea].  5 de enero de 2004 [fecha de acceso 20 de febrero de 2004]. URL disponible en:

< http://www.bioetica.org/.>

6. Desnutrición: las causas. Estado Mundial de la Infancia 1998[en línea]. [fecha de acceso 27 de abril de 2004] URL disponible en:

<http://www.unicef.org/spanish/sowc98sp/fs01sp.htm>

7. Programa especial de Análisis de Salud (OPS/SHA) y Programa de Enfermedades Transmisibles (OPS/HCP/HCT). Gráficas sobre la situación de morbilidad de niños menores de cinco años en la Región de las Américas [en línea].  2001. [fecha de acceso 22 de febrero de 2004]. URL disponible en:

 

<http://www.fao.org/>  

8. Sanchez Alvarez V.  Actualización Inmunocompetencia en la malnutrición proteico energética. Revista Cubana Aliment Nutr [en línea] 1999 [fecha de acceso 20 de febrero de 2004];13(2):129-36. URL disponible en:

<http://www.infomed.sld.cu/revistas/ali/vol13_2_99/alisu299.htm>

9. De una buena nutrición a una mayor productividad. Estado Mundial de la Infancia 1998[en línea]. [fecha de acceso 27 de abril de 2004] URL disponible en:

<http://www.unicef.org/spanish/sowc98sp/fig3.htm>

10. Ziegler E, Filer L. Editores. Conocimientos actuales sobre nutrición. 7ª ed. Washington, D.C.: OPS; 1997

11. Prendes Labrada M, Vivanco del Río M, Gutiérrez González R, Guibert Reyes W. Factores maternos asociados a la duración de la lactancia materna en Santos Suárez. Revista Cubana Med Gen Integr [en línea] 1999 [fecha de acceso 26 de febrero de 2004];15(4):397-402. URL disponible en:

<http://www.infomed.sld.cu/revistas/mgi/vol15_4_99/mgi09499.htm#*>

12. Alvarez Sintes R, Díaz Alonso G, Salas Mainegra I, Lemus Lago E, Batista Moliner R. Temas de Medicina General Integral Vol. 1. La Habana: Ciencias Médicas; 2001.

13. Velázquez Pérez A, Larramendy Pita J, Rubio Batista J. Factores de riesgo de desnutrición proteico energética en niños menores de un año de edad. Revista Cubana Aliment Nutr [en línea] 1998 [fecha de acceso 20 de febrero de 2004];12(2):82-5. URL disponible en:

<http://www.infomed.sld.cu/revistas/ali/vol12_2_98/alisu298.htm>

 

9. ANEXOS  

GRAFICO 1  


GRAFICO 2  

 

GRAFICO 3  


GRAFICO 4  


GRAFICO 5  


GRAFICO 6  


GRAFICO 7  


GRAFICO 8  

 

INSTITUTO SUPERIOR DE CIENCIAS MEDICAS FACULTAD DR. SALVADOR ALLLENDE

Autores:

Nelly Mercedes Erazo Enríquez

Carlos Javier Perdomo Rivera

Yeslie Hernández Smith

Colaboradora: Eivis Martínez Lima

Tutores:

Dr. Pedro Flores Anahua.  Especialista en segundo grado en Pediatría

Profesor asistente, profesor principal de Pediatría

Dra. Raquel Jorge Gonzales.  Especialista en primer grado en Pediatría

Profesor asistente    

2004

Articulos relacionados:
Prevalencia de Hipertensión Arterial en un área del barrio Los Rosales
Resumen:
Se realizó un estudio descriptivo y transversal en una población rural del municipio Urdaneta estado Miranda país Venezuela con los adultos mayores de 18 años con la fina...
Un procedimiento sencillo para tener dientes blancos
Resumen:
La odontología moderna tiene hoy en día muchas herramientas para lograr sonrisas perfectas. La industria de los materiales dentales invierte millones de dólares en invest...
La familia, celula fundamental de la sociedad
Resumen:
La familia se puede definir como un grupo de personas que comparten vínculos de convivencia, consanguinidad, parentesco y afecto, y que está condicionado por los valores ...
Colecistectomía endoscópica nuestra experiencia
Resumen:
Se realizó un estudio con los primeros 100 pacientes colecistectomizados por cirugía endoscópica en el Hospital Dr. Salvador Allende, durante los primeros 8 meses de la p...
Caracterización clínico epidemiológica de los hipertensos atendidos en una consulta de atención secundaria
Resumen:
Se realizó un estudio descriptivo, prospectivo, con el objetivo de caracterizar a los pacientes de la consulta de Hipertensión Arterial del Hospital Celia Sánchez Mandule...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©