Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

Impacto de la revolución científico técnica en las Ciencias Médicas

Resumen: La ciencia es un polifacético fenómeno social que incluye factores materiales y espirituales, los cuales se reflejan en diferentes definiciones. En ella se valora objetivamente la naturaleza y la sociedad, es decir, una actividad cognoscitiva del género humano, donde se dan abstracciones, generalizaciones, etc. en estrecha vinculación con la práctica. La Revolución Científico-Técnica (RCT) por su parte, es un fenómeno complejo y multifacético que en su desarrollo pone de manifiesto nuevos aspectos y descubre cada vez más su contenido. Es un cambio cualitativamente radical del sistema íntegro de las fuerzas productivas, provocado por el único proceso de desarrollo de la ciencia, la técnica y las tecnologías, condicionado económica y socialmente, lo cual ha repercutido sobre los impetuosos avances de las ciencias médicas. Palabras claves: Revolución Científica –Técnica, Ciencia, Ciencias Médicas.
2,790 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Dr. Roberto Francisco Corredera Guerra y Otros Autores

Resumen:

La ciencia es un polifacético fenómeno social que incluye factores materiales y espirituales, los cuales se reflejan en diferentes definiciones. En ella se valora objetivamente la naturaleza y la sociedad, es decir, una actividad cognoscitiva del género humano, donde se dan abstracciones, generalizaciones, etc. en estrecha vinculación con la práctica. La Revolución Científico-Técnica (RCT) por su parte, es un fenómeno complejo y multifacético que en su desarrollo pone de manifiesto nuevos aspectos y descubre cada vez más su contenido. Es un cambio cualitativamente radical del sistema íntegro de las fuerzas productivas, provocado por el único proceso de desarrollo de la ciencia, la técnica y las tecnologías, condicionado económica y socialmente, lo cual ha repercutido sobre los impetuosos avances de las ciencias médicas. En tal sentido nos hemos propuesto profundizar en algunos de los contenidos teóricos de la ciencia, la RCT y su repercusión en las ciencias médicas.

Palabras claves: Revolución Científica –Técnica, Ciencia, Ciencias Médicas.

 

Introducción:  

El desarrollo social, está íntimamente unido a la existencia y desarrollo de la ciencia, dada su vinculación estrecha con la vida material y espiritual de la sociedad. Independientemente de que es ciencia, cada acción del hombre orientada a esclarecer la verdad de un fenómeno o proceso, la ciencia desde el punto de vista conceptual, nace cuando la sociedad humana alcanza cierto nivel de desarrollo y madurez, constituyendo por tanto un índice de progreso social.  

Conceptualmente la ciencia ha sido definida como un polifacético fenómeno social que incluye factores materiales y espirituales, los cuales se reflejan en diferentes definiciones. Por ejemplo la mayoría de los teóricos coinciden en que la ciencia es un sistema de conocimientos, teorías, leyes, hipótesis, conceptos y principios. En ella se valora objetivamente la naturaleza y la sociedad, es decir, una actividad cognoscitiva del género humano, donde se dan abstracciones, generalizaciones, etc. en estrecha vinculación con la práctica.  

Por otro lado la ciencia es un sistema de conocimientos objetivamente verdaderos, que sintetizan la práctica, son obtenidos de ella y confirmados por ella. La ciencia puede abarcar todos los fenómenos de la realidad y proporciona un conocimiento verdadero de la esencia de los procesos y fenómenos que se generan, de las leyes de la naturaleza y de la sociedad en una forma lógica y abstracta.  

Para la mayoría de los teóricos, la ciencia es un sistema de conocimientos, teorías, leyes, hipótesis, conceptos y principios. Es una valoración verdadera acerca de la naturaleza y la sociedad, es decir, una actividad cognoscitiva del género humano. Es un sistema de conocimientos verdaderamente objetivos, que se sintetizan en la práctica, son obtenidos de ella y confirmados por ella, que puede abarcar todos los fenómenos de la realidad, y brinda un conocimiento verdadero de la esencia de los fenómenos y procesos que se producen, de las leyes de la naturaleza y de la sociedad en una forma lógica y abstracta. La ciencia nace como consecuencia directa del creciente poderío de la práctica humana sobre las fuerzas ciegas de la naturaleza y de la sociedad. Al respecto Engels señaló que la razón del hombre se desarrolló a medida que el hombre aprendió a cambiar la naturaleza para satisfacer sus necesidades más perentorias.  

La Revolución Científico-Técnica (RCT) por su parte, es un fenómeno complejo y multifacético que en su desarrollo pone de manifiesto nuevos aspectos y descubre cada vez más su contenido. Es un cambio cualitativamente radical del sistema íntegro de las fuerzas productivas, provocado por el único proceso de desarrollo de la ciencia, la técnica y las tecnologías, condicionado desde el punto de vista económico-social, y como un largo proceso histórico, lo cual ha repercutido sobre los impetuosos avances de las ciencias médicas. En tal sentido nos hemos propuesto profundizar en algunos de los contenidos teóricos de la ciencia, la RCT y su repercusión en las ciencias médicas.

 

Desarrollo:  

Algunas consideraciones teóricas sobre los componentes de la ciencia.  

La ciencia contiene conocimientos empíricos los cuales están dados esencialmente por la ciencia, por vía experimental, mediante observaciones y experimentos, los cuales dan origen a nuevas esferas de la teoría en la ciencia. De esta forma los diferentes descubrimientos en la física, la química, la medicina, etc., han impulsado el desarrollo de la teoría.  

Otro aspecto a considerar es la ciencia como campo de conocimientos teóricos. En tal sentido la formación de un sistema único implica, la explicación teórica de los hechos en su conjunto y la acción de las leyes que les corresponden, conduciendo finalmente a un sistema de conocimientos, dando origen a diferentes ciencias particulares, como son la Termodinámica, la Mecánica,  la Economía Política y la Sociología, por solo citar algunos ejemplos. Así, las leyes ocupan un lugar central en todo sistema teórico y la comprensión de cada una de ellas es solo posible si se tiene presente la concatenación de estas leyes como parte integrante del sistema de conocimientos científicos, ya que refleja los nexos sociales y objetivos de los procesos y fenómenos de la realidad.  

La ciencia en sus bases y deducciones filosóficas y cognoscitivas del mundo, es un campo donde la teoría se continúa y concluye. A medida que la teoría científica se universaliza y se generaliza, más se acerca a la filosofía; razón por la cual muchas teorías sintéticas de la ciencia se distinguen por su carácter filosófico. Por lo que al esclarecerse los problemas filosóficos de la eternidad e infinitud de la materia, del movimiento, de su indestructibilidad cuantitativa y cualitativa, sea la base fundamental para comprender esas ciencias y en mayor medida las ciencias sociales; es así que surgen los aspectos ideológicos, por los cuales, los ideólogos burgueses pretenden depurar de ideología a la ciencia, pretendiendo eliminar el marxismo y subordinarla por completo a la ideología burguesa, incluso pretenden liberar a las ciencias naturales, de la filosofía, empobreciendo estas ciencias y restringiendo sus funciones.  

La Ciencia ha incursionado por importantes etapas en su desarrollo.

Durante la primera etapa del desarrollo de la ciencia, las crecientes necesidades sociales y su solución, requirieron desde su génesis, de las nuevas tecnologías. La Ciencia se convierte de esta manera en una respuesta a esas demandas por lo que surgen la Astronomía las Matemáticas, y la Mecánica por citar algunos ejemplos. Federico Engels planteo al respecto: “Vemos, pues, que ya desde el primer momento se hallaron el nacimiento y el desarrollo de las ciencias condicionadas por la producción”, aunque solo son los primeros estadios de su desarrollo.  

La Ciencia transcurre desde sus inicios lentamente y con escasa significación social. En la Edad Media por estancamiento de la producción, se perdieron conquistas científicas de la antigüedad. La ganadería, la agricultura, la construcción y la artesanía se realizaban mediante la utilización de herramientas manuales y rudimentarias y con conocimientos empíricos tradicionales. El gobierno de la sociedad, usa la ciencia, básicamente para el comercio, la imposición de impuestos y la aplicación del derecho, etc. Para ello eran necesarios las Matemáticas, la ciencia Jurídica, etc. aunque en la Roma Antigua, alcanzaron un alto nivel los Tratados Políticos y filosóficos.

En una segunda etapa del desarrollo de la ciencia surge y se desarrollan las Ciencias Naturales experimentales modernas así como el desarrollo impetuoso de las ciencias sociopolíticas y la Filosofía. El régimen burgués viene barriendo las prohibiciones existentes en el feudalismo, impuestas por la religión al desarrollo de la producción y la sociedad. Engels expresó: … cuando después de la oscura noche del medioevo renacen de pronto las ciencias con una fuerza inesperada y empiezan a desarrollarse con una rapidez maravillosa, este milagro se lo debemos también a la producción y  agregó: “…ganó en fuerza, podría decirse, con relación al cuadrado de la distancia (en el tiempo) de su punto de partida”.  

En una tercera etapa, las necesidades de la producción, la navegación y el comercio en desarrollo, implicaron el aumento de los conocimientos científicos en los siglos XVI al XVIII, dando origen a la Revolución Industrial del siglo XVIII en Inglaterra, donde el paso a la producción mecanizada dio a la ciencia una base técnica y un potente impulso. Las ciencias naturales y técnicas, tienen como función principal, mostrar a la sociedad conocimientos en relación con la naturaleza y los dispositivos técnicos creados, que permiten inventar nuevos medios técnicos.  

Las diferentes clases de la sociedad utilizan de igual forma las mismas leyes de las ciencias naturales y tecnológicas en función de los intereses productivos. Esto implica que estas ciencias, en su esencia, no tienen un carácter clasista, solamente lo tienen en cuanto a sus problemas filosóficos y cosmovisivos.  

En las ciencias sociales, otra situación se presenta, su objeto de estudio y esencia, afecta directamente los intereses de las distintas clases. Su contenido es esencialmente de carácter clasista pues conforma un sistema de conocimientos en función de la clase que ostenta el poder político. La lucha de opiniones es una tribuna de la lucha de clases y los intereses de clase ejercen una gran influencia en ella. Su progreso y desarrollo está vinculado directamente con las relaciones de producción. Se produce un proceso de diferenciación de las ciencias, surgiendo diversas y nuevas ramas del saber, cada vez más complejas. Surgen campos que colindan con diferentes ramas como la Bioquímica, la Geofísica, la Físico-química, etc. A la vez que se produce una integración del saber científico, dado por el hecho de que las Matemáticas se integra en la física, la química, etc. La teoría marxista sirve de base metodológica para la Sociología, la Historia, etc. Las Matemáticas sirven como base de cálculo para los resultados estadísticos de las sociales y las sociales como metodologías a las ciencias exactas, se produce una síntesis, de las ciencias naturales y sociales, ramas fundamentales del saber.

Se manifiesta con fuerza la ley, un aumento progresivo de la independencia relativa de cada ciencia, cuanto mayor es la suma de conocimientos acumulados, mayor es la posibilidad de señalarse nuevas tareas, tomando lo mejor de todo lo creado antes de él.  

La independencia que posee la ciencia es relativa, no solo por las relaciones imprescindibles y necesarias existentes entre los sistemas de conocimientos de las diferentes ramas, sino, porque su desarrollo estaría en dependencia de las demandas de la producción, del gobierno de la sociedad, de las necesidades militares, de la lucha de clases, de las necesidades de protección a la salud, etc. así como la lucha de opiniones, de ideas, pues sin estas, la ciencia puede dogmatizarse, estancarse, sin libertad de crítica puede aminorar su ritmo de desenvolvimiento. Pero la realidad es otra, se observa un acrecentamiento de la función de la ciencia en la sociedad,  expresada en el aumento constante de los trabajadores científicos, los mayores presupuestos o asignaciones para la ciencia, el crecido número de instituciones científicas, la influencia del quehacer científico en los países, etc.. Son miles los obreros y especialistas de todo tipo, ocupados en tareas y encargos de la ciencia, en la producción de equipos y aparatos, promoción y divulgación de trabajos científicos, etc.  

En los países capitalistas en la actualidad, una gran parte de las fuerzas científicas se concentran en los centros de investigación ramal, dirigidos a temas como la medicina, la agricultura, la técnica, etc. y en laboratorios de las fábricas con tareas directamente dirigidas a la producción. En general son los monopolios y las corporaciones quienes crean y dirigen estas instituciones, cuyos resultados están encaminados a resolver las necesidades económicas limitadas de los grandes capitales y con el fin en primer lugar de obtener ganancias económicas para unos pocos sin tener en cuenta, de forma directa, a las grandes mayorías, muy por el contrario de los países que defienden un proyecto socialista, en los cuales se trabaja principalmente en la selección de los problemas claves del progreso científico-técnico a escala de toda la sociedad y la solución de los problemas globales que atañen a las grandes masas.  

Al igual que en el campo económico y militar, la ciencia se ha incorporado al campo de la competencia entre países capitalistas, por obtener la primacía en tales o cuales inventos, descubrimientos, etc. El poderío militar e industrial hoy en día, está determinado, en gran medida por los gastos en la ciencia, por el nivel de su eficacia y su insuficiencia, por los ritmos de la Revolución Científico Técnica y por la capacidad de aplicar rápidamente los resultados a la producción y los servicios.

 

Consideraciones en torno a la Revolución Científico Técnica (RCT).  

La RCT, se asocia con grandes realizaciones como la creación de la primera línea automática de producción, la técnica nuclear, las calculadoras electrónicas, el lanzamiento del primer satélite artificial de la Tierra, la síntesis química de materiales con propiedades establecidas previamente, el surgimiento de la microelectrónica, etc.  

La RCT es el núcleo del progreso científico técnico y se caracteriza por cambios cualitativos en el desarrollo de la ciencia y la técnica, y sus relaciones recíprocas con la producción. El siglo XX se caracterizó por la creación de múltiples inventos y descubrimientos científicos. Se hicieron más descubrimientos en una década del siglo XX que en los 100 años anteriores y la producción los asimiló de manera inusitada, observándose que las actividades experimentales de los científicos cada día, tienen un nexo más estrecho y directo con la tecnología industrial.  

El ritmo de desenvolvimiento de la producción, hoy en día, está determinado por el ritmo del progreso de la ciencia, puesto que las ramas científicas de la industria, cada vez adquieren una importancia mayor comparándolas con las ramas tradicionales. Es por ello, que la ciencia debe resolver un doble problema: Perfeccionar los métodos de producción existentes y descubrir otros nuevos.  

La RCT actual no está relacionada  con unos u otros descubrimientos científicos o adelantos tecnológicos, sino con el rápido progreso general de todo el saber científico, impulsado por las demandas productivas. En el pasado tuvieron lugar revoluciones en la ciencia y en la técnica, pero ambos procesos no coincidían en el tiempo, no formaban un todo único. Por ejemplo, en la segunda mitad del Siglo XV se liberó a la ciencia del escolasticismo, y se dio inicio a las ciencias naturales modernas y no hubo revolución técnica, pues en ese periodo se producía el desarrollo a partir de éxitos empíricos. A fines del Siglo XIX y principios del XX, se produce otra revolución científica: se descubre el electrón, la conversión de los átomos de un elemento en los de otro elemento y la interrelación entre la masa y la energía, pero tampoco hubo revolución técnica.  

Las revoluciones actuales en la ciencia y la técnica no solo coinciden en el tiempo, sino que se caracterizan por una profunda relación recíproca interior, por la independencia y las profundas transformaciones cualitativas que se producen en todas las ramas más importantes de la ciencia, la técnica y la producción.

También se caracteriza por ser universal y se ha extendido a la mayoría de las ciencias naturales y técnicas así como a las ciencias humanísticas; carácter universal que  se manifiesta en la influencia de estos en la producción, la administración, el transporte, la construcción, las comunicaciones, el arte militar, los medios de información, etc. ; en el hombre y su preparación profesional e intelectual, su educación, vida y cultura, en la estructura social, en la política interior y exterior de los Estados, en las relaciones internacionales y en la esencia económica del Capitalismo y el Socialismo.  

La Ciencia ha dejado de ser especulativa para convertirse en activa, práctica y productiva, el conocimiento como fuerza productiva, tiene una peculiaridad singular: por mucho que se utilice en la producción, su volumen no disminuye. Las ideas científicas no mueren y no se echa en la basura como maquinaria anticuada, continúan su vida productiva en combinación con nuevas ideas o como base para elaborar nuevas concepciones y principios teóricos.  

Los descubrimientos hechos por Newton y Galileo, por Faraday y Maxwell, por Rutherford y los esposos Curie, por Lobachevski y Einstein, siguen estando al servicio de la ciencia y la producción, y son instrumentos para hacer nuevos descubrimientos teóricos que se materializan en los ordenadores, robots, satélites artificiales, naves cósmicas, automóviles, maquinas herramientas, etc.  

La técnica y la ciencia son medios que le permiten al hombre aumentar la fuerza de sus manos y de su intelecto. El progreso histórico de la técnica y la ciencia, no es más que un aspecto del desarrollo histórico del ser humano como la principal fuerza productiva de la sociedad. La técnica influye tanto en la imaginación, que pudiera pensarse que es una fuerza autónoma del desarrollo de la civilización humana a escala global, así, este carácter global, es el rasgo distintivo más importante de la RCT en comparación con las revoluciones del pasado en la ciencia y la técnica.  

La RCT se inició en los Estados más desarrollados, se fue extendiendo a nuevos países, y de una forma u otra, sus resultados se hacen patrimonio de todos los pueblos del planeta, convirtiéndose en un potente acelerador del progreso social. Las principales ramas de las ciencias del siglo XX, ofrecen al hombre posibilidades potenciales para resolver tareas de actualidad, aunque se plantean problemas, surgidos de la propia influencia que la RCT ejerce en la vida de la sociedad moderna.

 

Los rasgos fundamentales de la RCT fueron señalados por Fidel Castro al plantear:(4)  

1.      La ciencia pasa ha ser un factor rector del proceso tecnológico, del desarrollo de la producción y el perfeccionamiento administrativo.

2.      La ciencia se expande rápidamente, se transforma en una profesión masiva, lo que influye en la división social del trabajo. Se incrementa la proporción de empleados que se ocupan de la actividad científica. Su estructura se vuelve más compleja.

3.      Creación de nuevos tipos y fuentes de energía.

4.      Proceso de automatización de la producción.

5.      Producción de materiales artificiales con propiedades prefijadas.

6.      Se eleva el nivel intelectual, cultural de los trabajadores y se establecen las premisas materiales para superar la dicotomía entre el trabajo físico y el intelectual.

7.      Cambio en el carácter y contenido del trabajo.

8.      Desarrollo acelerado de los medios masivos de comunicación y aumento de la significación social y económica de la información científica.

9.      El hombre rebasa sus límites terrestres: se desarrolla la conquista del espacio y se ponen al servicio del hombre los recursos del océano a escalas muy superiores a las de antes.  

Estos rasgos nos muestran que la RCT, si bien no pierde su pertenencia a la esfera de la producción espiritual, si deviene en fuerza productiva directa, por su, cada vez, más estrecha relación con el proceso productivo.  

La RCT tiene una función general y es que la Ciencia y la Técnica modernas deben ser capaces de garantizar el futuro de la humanidad. Además la Ciencia tiene también una función productiva (económica) importante al elevar la productividad del trabajo. No menos importante es la función ecológica pues debe contribuir a eliminar las consecuencias negativas que el uso de la tecnología avanzada pueda tener sobre el medio ambiente natural y socio-cultural; y una función cognoscitiva al enriquecer los conocimientos humanos.

 

La RCT y  su papel en el desarrollo social.  

La Ciencia es expresión del sistema de conocimientos históricamente formados y ordenados, y cuya veracidad es comprobada continuamente por la práctica social. Su fuerza radica en su carácter general, universal, necesario y objetivo. Es una forma de la conciencia social, y como tal, parte de la vida espiritual que se desarrolla bajo las exigencias de la producción material.  

La Ciencia en la actualidad, se ha transformado, en fuerza productiva directa, que en sus  inicios se asocia, con la creación de la primera línea automática de producción, la técnica nuclear, y  las calculadoras electrónicas. El cambio cualitativo radical, que se produce en las fuerzas productivas, provocado por el desarrollo de la ciencia, la técnica y la tecnología como proceso único ha sido denominado: Revolución Científico Técnica, fenómeno complejo, condicionado económica y socialmente, es reflejo y manifiesta la estrecha interrelación que existe en la sociedad, entre la esfera  material y espiritual.  

La RCT actual, ha sido el resultado del desarrollo de los conocimientos  teóricos, la revolución operada en las Ciencias naturales  a fines del siglo XIX e inicios del XX, relacionada con la penetración de los conocimientos, en el micro mundo, las ideas sobre la estructura de la materia, sobre nuevas concepciones acerca de la composición del átomo, los adelantos en las matemáticas, la biología y otras ramas del saber que sirvieron además para fundamentar los principios de la  dialéctica materialista.  

Durante  su historia, las revoluciones en la ciencia y en la técnica, generalmente  no han coincidido en el tiempo, pues en el siglo XV  se inició la primera revolución científica que duró hasta el siglo XVIII y no estaba acompañada de revolución técnica. A fines del siglo XIX e inicios del XX, se produjo una nueva revolución, asociada al descubrimiento del electrón, la conversión de los átomos de un elemento a otro y la transformación entre la masa y la energía, este descubrimiento tuvo una significativa influencia en el desarrollo de la técnica pero no fue acompañada por ella. La RCT actual no está relacionada con uno u otro descubrimiento científico,  o adelanto tecnológico, sino que está relacionada  con el rápido progreso de todo el saber científico impulsado por las demandas de la producción; a diferencia de las revoluciones anteriores, ésta, hace coincidir en el  tiempo la revolución científica y la revolución técnica, lo que se caracteriza por la  interrelación recíproca e interdependencia entre los adelantos científicos y los tecnológicos. Su carácter universal, pues se extiende a la mayoría de las ciencias naturales,  técnicas y sociales.

Este carácter universal se manifiesta en su influencia en la producción, la administración, el transporte, la construcción, las comunicaciones, el arte militar, los medios de información, etc. en el hombre y su preparación profesional e intelectual, en su educación, vida y cultura, en la estructura social, en la política interior y exterior de los estados, en las relaciones internacionales y en la esencia económica del capitalismo y del socialismo.

 

La RCT y su impacto en la salud.

La RCT, es consecuencia  del desarrollo alcanzado por la ciencia, la tecnología y las fuerzas productivas en el siglo XX, lo cual implicó transformaciones en la esfera material y espiritual, en la producción y en los servicios, en el hombre y su vida. El hombre está inmerso como sujeto y como objeto en este proceso de desarrollo técnico, en tal medida, que crea y construye para su bienestar, a la vez que, pone en riesgo su vida, la de la sociedad y la de la existencia misma del género humano.

Los avances tecnológicos, constituyen un elemento de vital importancia para la vida y la salud humana, pues ellos condicionan, el incremento  de la calidad y el nivel de vida de los hombres y estos factores, son indicadores fundamentales de la salud humana; sin embargo, una  parte considerable de la población mundial se ve privada de estos indicadores, pues el desnivel y desproporción en ese desarrollo científico-técnico, de los distintos países,  entre las distintas clases y sectores  de estos países lo impide.  

La aplicación de políticas neoliberales, el debilitamiento de las funciones  del Estado en la esfera social, que limitan su capacidad para garantizar un desarrollo sostenible, con equidad, justicia social y participación popular, es el impacto de la globalización en la esfera político social.  

En América Latina, después de diez años de aplicación de modelos neoliberales, los resultados para casi la generalidad de los países han sido que al lado del crecimiento económico y la relativa estabilidad macro económica que exhiben como éxitos del neoliberalismo; se ha producido un deterioro de las condiciones de vida de las inmensas mayorías empobrecidas del continente, ensanchándose cada vez más la brecha social, y acelerándose el deterioro de la naturaleza. La  falta de industrialización, pues el desarrollo científico – técnico que ha alcanzado el mundo hoy no llega a nuestros países, condenados a carecer de tecnología de punta, al atraso tecnológico y el desempleo y la informatización de las economías se profundiza, descomponiendo la sociedad, afectando sus valores de solidaridad y justicia social.  

Es en América Latina, donde puede observarse el abismo insuperable que abren al interior de  los países las tendencias reinantes de la globalización neoliberal,  y exponen  al total olvido a las masas, de quienes dadas sus nuevas funciones en la actualidad, se ha desentendido el Estado. Las tendencias privatizadoras se asentaron también en  la esfera de los servicios de salud, convirtiendo a los médicos en mercaderes y los servicios médicos en instrumentos de comercialización. Este fenómeno no es privativo solo de los países del Sur, sino que incluso, en países altamente desarrollados en los hospitales públicos la calidad y rapidez del servicio, depende de cuanto pueda pagar el paciente.  

En el campo de la salud, el ejercicio libre, la clínica privada, constituyen resultados legítimos del proceso que se desarrolla en el campo de la economía, que busca a toda costa la vía de obtener ganancias con el servicio.  

La RCT ha contribuido a la agudización de las contradicciones, desigualdades sociales y enfrentamientos políticos entre los diversos países, e incluso, en los procesos internos de cada país, puesto que al encontrarse las fuerzas productivas controladas por el capital privado en su mayoría, el resultado de la RCT y las mejoras que esto pueda surtir en la producción, van a manos de ese capital privado. De esta manera les resulta más difícil a los más pobres, garantizar su salud por no disponer de los recursos necesarios para enfrentar los gastos de hospital, el médico y otros medios auxiliares.  

El impacto en los sistemas de salud de los diferentes países, de estas políticas públicas manifiesta las siguientes contradicciones fundamentales:  

1-. El paciente  como cliente consumidor, como objetivo de la propaganda del sistema de salud.

2-. La enfermedad es la base que sostiene el sistema de salud. Ella impulsa a la empresa que en forma de grandes consorcios internacionales manejan hospitales, promocionan servicios, comercializa medicamentos, etc.

3-. La mercancía que se ofrece es el servicio de salud que puede ser adquirido por quienes posean recursos y la calidad estará en dependencia de la cantidad de recursos que posea el consumidor o cliente.  

En otro orden de cosas el hambre, las guerras, las sequías y las inundaciones, son peligros que amenazan directamente al mundo material y espiritual de la personalidad. Todo eso guarda estrecha relación con el desarrollo de la ciencia y la técnica. El desarrollo de la RCT en tanto que cambio tecnológico de nuestra época conduce ineludiblemente al establecimiento de unas relaciones de producción que se corresponde con la nueva calidad de las fuerzas productivas. La RCT se nos presenta como parte inalienable de este profundo cambio social.  

Este proceso, que acelera el desarrollo social, influye grandemente en la organización de la actividad científica, lo cual conduce, necesariamente, a cambios en la posición que asume el Estado y una parte importante de la comunidad científica, así mismo, este cambio en el desarrollo de las fuerzas productivas, condicionan un cambio en la fisonomía de la producción social, el contenido y carácter del trabajo, la división social del trabajo, modificaciones en la estructura clasista de la sociedad, en las comunicaciones humanas, orientándose hacia nuevas estructuras para el trabajo científico y sus relaciones con el sistema social en su conjunto.

 

Algunos de los grades descubrimientos en las Ciencias Médicas.  

Los grandes descubrimientos en el campo de las ciencias médicas han tenido un vertiginoso desarrollo. Aunque en nuestro trabajo no pretendemos profundizar en cada uno de ellos ni en todos ellos, sí consideramos oportuno destacar algunas de las principales esencialidades presentes en aquellos de gran impacto en las ciencias médicas, y que han sido fruto precisamente de la RCT con una repercusión muy positiva en la salud humana, independientemente de las grandes diferencias que imponen los modelos neoliberales.  

Los orígenes de la medicina se remontan a tiempos inmemoriales. Las enfermedades, así como sus remedios, han cambiado a lo largo de la Historia, y al contrario de lo que se suele pensar, no siempre para bien. Las transformaciones económicas no sólo han resultado ser bendiciones para la forma de vida de la gente, sino que en ocasiones han tenido efectos colaterales devastadores para la vida humana.  

Con el establecimiento de asentamientos, a menudo masificados, se difundieron enfermedades como la tuberculosis y la fiebre tifoidea. Las ratas, en busca de los desechos humanos, transmitieron la peste. Por otro lado ha sido demostrado que las sociedades cazadoras-recolectoras estaban mejor alimentadas, y tenían una talla más alta, que las comunidades agrícolas o ganaderas; en definitiva, su salud era considerablemente mejor. Con la llegada de las formas de vida sedentarias, la salud sufrió un rápido deterioro: la esperanza de vida disminuyó. Ello puede ser debido a las primitivas técnicas de cultivo (todavía no se había inventado el arado), a la variabilidad del clima, o a las enfermedades transmitidas por la domesticación de animales (la lepra o la difteria, entre otras).  

El primer tratado de medicina conocido son los llamados "papiros Eber", escritos en Egipto hacia el 1550 (ANE) Éstos describen las prácticas terapéuticas de su tiempo. Se dice que el faraón egipcio Imhotep, contemporáneo del faraón Zóser, hacia el 2630 (ANE), es el primer médico de la Historia.  

En la cirugía se registran antecedentes remotísimos: operaciones craneales conocidas como "trepanación" se remontan a hace al menos 10.000 años. Los egipcios y los mesopotámicos practicaban operaciones simples, sin embargo, las infecciones a menudo resultaban fatales y las operaciones eran contempladas como un último recurso. Los egipcios empleaban cuchillas y agujas de cobre. Los mesopotámicos usaban instrumentos similares, a los que hemos de añadir sierras para cortar hueso. Los cretenses, hace 3.500 años, disponían de fórceps, taladros y escalpelos. Los babilonios operaban cataratas ya hacia el 1800 (ANE). Durante muchos años, lo que ocurría dentro del cuerpo humano era un misterio para los médicos, cuyos diagnósticos se basaban tan sólo en la palpación y auscultación del paciente.  

La cirugía tiene orígenes antiquísimos, pero  con la invención de la anestesia, la asepsia, y los antisépticos, esta práctica fue decisivamente facilitada. Los primeros anestésicos, consistían en narcóticos del tipo de la mandrágora. Durante la Edad Media, los dentistas utilizaban el beleño asimismo como anestesia local. El primer anestésico general, el éter, fue empleado por primera vez en Estados Unidos. Al dentista William Morton se le atribuye el descubrimiento de la anestesia, en 1844. Morton construyó un aparato para administrar éter y lo probó con un paciente al que, luego de dormir, le extrajo una muela sin que sufriera ningún dolor. El primer empleo del cloroformo como anestésico tuvo lugar en el séptimo parto de la reina Victoria de Inglaterra. La anestesia peridural fue empleada por primera vez en 1885.

La asepsia, nació con la práctica, establecida por el microbiólogo francés Louis Pasteur, de esterilizar los instrumentos quirúrgicos a través de su ebullición. El austriaco Ignaz Philipp Semmelweis, mediante el sencillo procedimiento de "obligar a los médicos a lavarse las manos", consiguió disminuir la mortalidad tras y durante los partos de forma dramática. La antisepsia tiene origen en 1865, cuando el cirujano británico Joseph Lister roció un quirófano con ácido carbónico para matar sus gérmenes.

El siglo XX por su parte, originó un enorme número de avances en el campo de los medicamentos, del instrumental, métodos diagnósticos, y nuevos tratamientos que hoy día, han incrementado grandemente el bienestar y la expectativa de vida de las personas.  

Luis Pasteur descubrió una vacuna para el cólera de las aves y el ántrax del ganado. En 1881 comenzó sus experimentos contra la rabia, enfermedad viral mortal que transmitían los animales (especialmente perros y gatos) al hombre a través de heridas por mordeduras. Hacía sus experiencias en animales, pero el día en que recibió al joven Joseph Meister con una mordedura de un perro rabioso, no tuvo más alternativa que aplicar su suero en un ser humano. La vacuna tuvo éxito. Después de este hecho, se fundó en Paris el Instituto Pasteur que sigue siendo un lugar de constante investigación contra las enfermedades.


En el siglo XVIII, se descubrió uno de los pilares básicos de la nutrición humana: las vitaminas. La aspirina, como tantos otros remedios, tiene un antecedente remoto en la Antigüedad: los médicos griegos recetaban a sus pacientes, para combatir el dolor de cabeza. La aspirina propiamente dicha fue introducida en 1854 por el químico alemán Karl Frederich von Gerhardt, descubridor del ácido acetilsalicílico. Sin embargo, este analgésico (y antiinflamatorio) cayó pronto en el olvido, siendo redescubierto por un químico de la casa Bayer en 1893.
 

Una de las drogas de mayor impacto fue la Penicilina, importante droga medicinal del siglo XX y probablemente de la historia de la humanidad. En 1944 Alexander Fleming recibió en Inglaterra el título de Sir por sus aportes a la ciencia y la medicina y al año siguiente, en 1945, se entregó el Premio Nóbel de Fisiología o Medicina a Alexander Fleming, Howard Walter Florey y Ernst Boris Chain por sus contribuciones al desarrollo de la Penicilina. En la actualidad, sin embargo, varias bacterias han desarrollado resistencia a la penicilina y a otros medicamentos y antibióticos, causando preocupación entre médicos y científicos por un posible regreso a nuestra vulnerabilidad del pasado frente a las enfermedades e infecciones.  

Desde el punto de vista instrumental el microscopio, el estetoscopio, los rayos X y la tomografía axial computarizada revolucionaron el panorama médico.  

El ser humano posee el sentido de la vista desarrollado. Sin embargo, no se pueden ver a simple vista cosas que midan menos de una décima de milímetro. Y muchos de los avances en química, biología y medicina no se hubieran logrado si antes no se hubiera inventado el microscopio. Estos primeros microscopios aumentaban la imagen 200 veces.  En la actualidad los de efecto túnel los amplían 100 millones de veces. En el Siglo XX llegó el gran cambio, con el microscopio electrónico, que sustituyó la luz por electrones; y las lentes por campos magnéticos. El primer microscopio electrónico lo construyó el físico canadiense James Hillier en 1937 y podía ampliar las imágenes hasta 7000 veces. Se continuó perfeccionando hasta llegar a aumentar unos dos millones de veces. En 1981 surgió el microscopio de efecto túnel (MET), que surgió aplicando la mecánica cuántica, y logrando atrapar a los electrones que escapan en ese efecto túnel, para lograr una imagen ultradetallada de la estructura atómica de la materia con una espectacular resolución, en la que cada átomo se puede distinguir de otro, y que ha sido esencial para el avance -a su vez- de la microelectrónica moderna.  

El estetoscopio fue inventado por el médico francés Theophile René Hyacinthe Laënnec, y aunque su prototipo no era precisamente complejo, se trataba de un simple tubo de papel. En un principio, la manera de auscultar el corazón o los pulmones era asimismo la más lógica: colocar la oreja en el pecho del paciente. El endoscopio fue inventado en 1881, pero el moderno endoscopio es una invención que fue diseñado en 1955 y dispone de fibra óptica, lo que le permite llegar más lejos dentro del cuerpo humano, con menores molestias.

Los rayos X son un subproducto de las investigaciones del físico alemán Wilhelm Roentgen, en 1895, lo que revolucionó el diagnóstico de las enfermedades, especialmente de los huesos y de órganos como los pulmones o los intestinos. En 1972 Gedfrey Hounsfield inventó un escáner que utiliza rayos X de baja intensidad para obtener radiografías. Los escáneres, por este motivo, son menos dañinos que los rayos X, y su uso está creciendo. La resonancia magnética nació en 1980 y la tomografía axial computarizada (TAC), es presentada al mundo en 1971, una de las más formidables armas del siglo para el diagnóstico de las enfermedades. La resonancia magnética por imágenes (1972) es decisiva para el diagnóstico. Su versión en tres dimensiones es clave para la cirugía.

Más recientemente se impone la biología molecular que avanza de modo imparable, y pone ante nuestros ojos un mundo fascinante, constituido por mecanismos microscópicos que funcionan con una precisión asombrosa. Los progresos más recientes llevan a los biólogos a hablar de un funcionamiento inteligente. La física fue la primera disciplina que se consolidó como ciencia rigurosa en el sentido moderno. Desde el siglo XVII hasta bien entrado el siglo XX, la física era el paradigma del pensamiento científico y proporcionaba las bases de la imagen científica de la naturaleza. En las últimas décadas la situación ha cambiado. No es que la física haya perdido su importancia; sigue siendo la disciplina básica, pues estudia las leyes del nivel fundamental de la naturaleza. Pero la biología está consiguiendo éxitos espectaculares que descubren una organización de la naturaleza mucho más rica que la de la física. Es lógico, pues los seres humanos son la especie más sofisticada que existe en el ámbito de la naturaleza.

Lo cierto es que existen leyes en la naturaleza y los científicos trabajan por conocerlas, con un éxito creciente. En este sentido, no se trata de sustituir las explicaciones científicas o las leyes naturales por la acción divina. La naturaleza tiene una autonomía propia; la experiencia ordinaria lo atestigua y la ciencia conduce a un conocimiento mucho más profundo de las leyes naturales.

 

Conclusiones.                                                                                                                  

Los cambios tecnológicos, específicamente en las ciencias médicas en la época actual se desarrollan de forma acelerada con un impacto positivo en la salud humana. En las actuales condiciones, la brecha entre los países desarrollados y subdesarrollados es cada vez más grande, sobretodo con la implementación de las políticas neoliberales, reflejándose en los cambios tecnológicos de esta manera la Revolución Científico–Técnica es en el mundo actual, generadora de tecnologías susceptibles de ser aplicadas para potenciar el desarrollo de cualquier rama de la actividad humana, una de ellas en particular: las Ciencias Médicas, lo que permitirá lograr incrementos sustanciales en la productividad y el mejoramiento de la calidad y la eficiencia en toda la actividad tanto industrial como de servicios. Las nuevas tecnologías en el campo de la salud pública tienen una amplia aplicación y son necesarias para brindar una mejor atención médica.

 

Bibliografía consultada.  

1.      Andreiev, l. La ciencia y el progreso social. Editorial progreso Moscú, 1979.

2.      Bernal, J.: La ciencia  en su historial. Dirección general de publicaciones. UNAM. México. 1954.

3.      Castro Diazvalar, F. “Ciencia, tecnología y sociedad”, Tomos I y II. Editora. Política, La Habana, 1990-91.

4.      Castro Ruz, Fidel: Un grano de maíz. Pág. 199.

5.      Compilación de Temas para la asignatura Filosofía y Salud. Primera Parte. Colectivo de Autores.

6.      Diccionario Filosófico.

7.      Engels, F.: Dialéctica de la naturaleza”, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana 1982.

8.      Funge, M.: Paradigmas y revoluciones en la ciencia y técnica.

9.      Núñez, J.: Selección de lecturas de Problemas de teoría y metodología del conocimiento. Ediciones Universidad de la Habana. 1985.

10. González, G. F.: La Revolución Científico - Técnica. Sus consecuencias en la esfera de la salud.

11. Kedrov, B. “Acerca del desarrollo de la ciencia”. Editorial de Ciencias Sociales.  La Habana 1976.

12. Lecciones de Filosofía Marxista Leninista. Tomo II. Colectivo de Autores.

13. Sáenz-Emilio T., G. Capote.: Ciencia y tecnología en Cuba.

14. Marx C.; Engels, F.: Obras Escogidas en 3 tomos. Tomo III. Editorial. Progreso. Moscú 1986.

15. Biblioteca de consulta  Microsoft Encarta 2004.

 

Datos de los autores:  

  • Dr. Roberto Francisco Corredera Guerra.

Especialista de 2do. Grado en Fisiología Normal y Patológica.

Profesor Asistente de Fisiología. Facultad de Ciencias Médicas Dr. Salvador Allende. Ciudad de la Habana

E-mail: roberto.corredera@infomed.sld.cu

 

  • Prof. Reynel A. Llanes Belett.

Licenciado en Filosofía

Prof. asistente de Filosofía en la Facultad de Ciencias Médicas Dr. Salvador Allende. Ciudad de La Habana

E-mail: reynel.llanes@infomed.sld.cu

 

 

  • Dra. Olga Lidia Corredera Guerra.

Estomatóloga general. Filial de estomatología.

E-mail: olguita@villazul.ltu.sld.cu *

Articulos relacionados:
Comparación de la fístula arteriovenosa en pacientes diabéticos y no diabéticos con insuficiencia renal crónica terminal en Holguín. Octubre 2004-Febrero 2005.
Resumen:
Se realizó un estudio prospectivo, descriptivo de serie de casos sobre el comportamiento de la fístula arteriovenosa interna (FAVI) en pacientes diabéticos y no diabético...
Comportamiento de las Intoxicaciones Agudas en San José de las Lajas. Tendencia actual y futura en él y en Provincia La Habana.
Resumen:
En el último decenio se constata un gran aumento de las Intoxicaciones Agudas (IA) en el mundo; para conocer en cada momento y lugar la realidad toxicológica conviene rea...
Evaluación del embarazo gemelar en el momento del parto
Resumen:
Se realizó un estudio epidemiológico observacional de tipo transversal en 64 nacimientos de 32 partos gemelares ocurridos en el Hospital General Docente Dr.¨ Ernesto Guev...
Micobacterias Ambientales estudio de 10 años
Resumen:
Las Micobacterias Ambientales (MA) pueden producir enfermedad pulmonar indistinguible clínicamente de las producidas por el bacilo tuberculoso. Recientemente el aislamien...
Paro cardiorespiratorio (ppt)
Resumen:
Cese del trabajo útil del corazón. Pérdida súbita e inesperada de la actividad funcional cardiocirculatoria y respiratoria, provocada por diversas causas.
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©