Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

El aborto y la anticoncepción vistos desde una perspectiva histórica

Resumen: Ningún aspecto en el campo de la salud ha desatado una controversia tan grande a nivel mundial como el tema del aborto y la anticoncepción. Para poder comprender el papel que juega esta problemática en muchos países y en particular en Cuba se hace necesario hacer un poco de historia. La práctica del aborto y la anticoncepción acompañó a la humanidad desde épocas inmemoriales, dado que el control de la natalidad constituyó una preocupación para el hombre en todos los tiempos. En las sociedades primitivas se practicaba con frecuencia porque los hijos constituían una desventaja para la población nómada.
3,060 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Lic. Rafael Castillo Vargas y Otros Autores

Ningún aspecto en el campo de la salud ha desatado una controversia tan grande a nivel mundial como el tema del aborto y la anticoncepción. Para poder comprender el papel que juega esta problemática en muchos países y en particular en Cuba se hace necesario hacer un poco de historia.

La práctica del aborto y la anticoncepción acompañó a la humanidad desde épocas inmemoriales, dado que el control de la natalidad constituyó una preocupación para el hombre en todos los tiempos. En las sociedades primitivas se practicaba con frecuencia porque los hijos constituían una desventaja para la población nómada. 

Se conoce que en las islas Marquesas se realizaba el aborto con astillas de Bambú. En China era practicado desde la época del Emperador Chen-Nang (2737-2696 a.n.e.).En Egipto una de las cunas más importantes de la civilización antigua es donde encontramos las prescripciones más remotas de la anticoncepción en algunos de sus papiros como el Petric o Kahun, Berlín y con mucha más información en el Ebers. 

El famoso papiro Ebers fue encontrado en 1873 y contenía una serie de recetas médicas, entre las cuales se recomendaba el tapan de hilaza medicado. Se trituraba la Acacia con una medida de miel y una vez humedecía la hilaza se colocaba en la vulva de la mujer. Esta formula según los egipcios tenían como objeto que una mujer dejara de concebir durante un año o mas. Los propios egipcios utilizaban diversas formas de preparados intravaginales que servían como barrera o espermicidas. “Muy popular resulto ser el uso del excremento de cocodrilo o de elefante y los pesarios de miel con goma arábica obtenida del árbol de la acacia y que libera ácido láctico al fermentarse. La combinación de la miel, que tiene propiedad adhesiva y de barrera, con la acción espermicida del ácido láctico producía el efecto anticonceptivo.” (1) 

Los antiguos griegos usaron pastas y aplicaciones locales como aceite de mitro, miel, corteza de pino, granada pulverizada y tapones de lana impregnados con vinos y otros extractos. Tanto Aristóteles y con posterioridad Dioscórides recomendaba una serie de hierbas mezcladas con miel, así como el aceite de cedro. Hoy se conoce que el aceite reduce la movilidad de los espermatozoides. Otro método practicado por esta civilización como anticonceptivo era el poscoital, que consistía en sentarse la mujer en cuclillas, lo que aumenta la presión intrabdominal, para intentar expulsar el semen de la vagina. Otro método conocido era el coito interrupto. 

El aborto era también utilizado tanto en la civilización griega como en la romana. La inserción de sustancias a través del cuello del útero utilizando tubos de plomo huecos, fue descrita por Hipócrates. Los romanos utilizaban plumas de pato con estos fines. 

Los hebreos antiguos por su parte practicaban la continencia sexual y la utilización de pesarios de barrera como el tapón de algodón llamado Mokh. 

La antigua China no fue ajena a esta problemática, aunque con un sentido más bien filosófico relacionado con la salud del hombre, practicaban el coito reservatus o coito sin eyaculación, también llamado Karezza. El Tao sostiene que si el hombre reduce las eyaculaciones a un mínimo absoluto, el cuerpo se fortalece su mente se agudiza y mejora su vista y el oído. Otra variante del coito interrupto era el coitos abtractus, que consistía en provocar una eyaculación retrograda y que fue recomendado en un texto Ming del año 1598. 

Aunque no se puede precisar el origen exacto del preservativo, datos científicos ubican su uso en épocas prehistóricas. Investigadores descubrieron en una cueva francesa el esbozo de un dibujo, donde aparecen una pareja practicando el acto sexual y  el hombre parece tener cubierto el pene con alguna forma de funda. Por su parte los romanos utilizaban una funda fabricada de vejiga de macho cabrío que al mismo tiempo que le servia de anticonceptivo los protegía de enfermedades. 

Los egipcios desde el año 1350 a.n.e usaban vainas sobre sus penes y los antiguos japoneses el caparazón de tortuga para cubrir el  glande. Los pueblos americanos, antes de la conquista no eran tampoco ajenos a las prácticas abortivas y la anticoncepción. 

 De forma general las antiguas civilizaciones no castigaron el aborto y la anticoncepción. En Grecia se consideraba al feto como parte de la madre y ella podía disponer al arbritio de su cuerpo. Fue en Roma donde comienza a aparecer la represión del aborto, producto de de que en determinadas sustancias abortivas ponían en peligro la vida de las mujeres que se sometían a este método. A pesar de esa situación  la antigua legislación romana no condenaba la libre practica del aborto, pues se consideraba al feto parte del propio ser, por tanto este estaba desguarnecido de asistencia legal alguna. Por su parte los romanos pensaban en relación con el aborto que este más bien afectaba los intereses particulares de la comunidad, por lo que no le dieron demasiado relieve a esta problemática.

 Como se ha podido apreciar la punibilidad del aborto y la anticoncepción a marchado durante la historia de la humanidad desde la plena libertad de la mujer por ser considerado el vientre de la misma una prolongación de su cuerpo, hasta las concepciones cristianas que dan una nueva valorización del tema.

 

El aborto y la anticoncepción desde la óptica del cristianismo.  

La Edad Media en el mundo europeo se caracteriza por un dominio absoluta en lo político, económico y social por parte de la Iglesia Católica Romana y como consecuencia el tema de la anticoncepción y el aborto estuvieron matizados por lo religioso. 

Cuando surge el cristianismo como se ha demostrado, ya se conocían tanto la anticoncepción como el aborto. Los cristianos tenían conocimiento de esto y aunque algunos líderes religiosos intentaron  suprimirlo no tuvieron el éxito deseado que esperaban. 

En Europa, incluso antes de llegada del cristianismo, el aborto y la anticoncepción no eran las formas más comunes de limitar la fertilidad. El infanticidio era el método principal, al igual que en el resto del mundo. A pesar de que el cristianismo reacciono contra el infanticidio, existen evidencias de que continúo practicándose. En documentos del medioevo se observan una gran incidencia de muerte infantil por accidente, causado por niños que se habían dado la vuelta, se habían ahogado o niños nacidos muertos. Como señalara la teóloga y profesora Chistine Gudorf, estudiosa de fama internacional: “ la cantidad de niños aplastados no podía ser solo por accidentes.” (2)

Otro método era el abandono de los hijos que no podían mantener, por parte de los padres, a los que dejaban en los cruces de caminos, puertas de las casas, en el mercado, etc. Para buscarle una solución la Iglesia ofrecía la oblación, que consistía en que los padres ofrecieran los niños a las autoridades religiosas y crecieran en los monasterios. Muchos de ellos optaron por hacerse monjas y monjes célibes. Otra forma fueron las inclusas que tenían un torno giratorio donde se depositaban los niños de forma anónima (similar fue la versión cubana de la Casa de Beneficencia). Sin embargo los recursos económicos no eran abundantes y en oportunidades hasta el 90% de estos niños morían a los pocos meses.

Como es conocido en la Biblia no se condena el aborto. Cuando más se aproxima es en el Éxodo 21:22: “Si unos hombres el curso de una pelea, dan un golpe a una mujer embarazada provocándole un aborto, sin que muera la mujer, serán multados conforme a lo que imponga el marido ante los jueces” (3). El problema aquí esta relacionado con el derecho del padre a tener descendencia y no con la muerte del feto. Como señalara el teólogo conservador John Connery: “…el feto no tenía la misma categoría de la madre en las leyes hebreas” (4). En otras palabras no tenia la categoría moral de persona, al menos eso es lo que se interpreta de lo que dice la Biblia al respecto.

La iglesia católica en su historia temprana sigue el ejemplo de las escrituras respecto al aborto y se refiere solo a este tema de manera accidental o esporádica, no existe ningún estudio sistemático de esta cuestión hasta el siglo XV. Tertuliano uno de los escritores tempranos de la iglesia se refirió a lo que hoy llamaríamos aborto de urgencia en la última parte del embarazo y que consiste en desmembrar el feto para sacarlo, llamándole a esta medida “Crudelitas Necesarias”, una crueldad necesaria. Sin dudas esta reflexión equivale a la aprobación moral del aborto.

Durante los gobiernos de Séptimo Severo y Caralla, doscientos años después de Cristo, se promulgaron leyes rigurosas en contra del aborto, que incluían la pena de muerte, castigos corporales y el exilio. El fundamento principal para tales medidas era que la mujer no tenía derecho a arrebatarle al marido su descendencia.

Tempranamente se desarrollo en la cristiandad como tradición dominante la teoría de la homonización tardía o de la llegada del alma. Esta interpretación fue tomada de los griegos y señalaba que el alma no llegaba al feto hasta los tres meses del embarazo, por tanto la vida que se desarrolla en el vientre de la madre hasta esta fecha no era humana. Tomas de Aquino (1225-1274) uno de los paradigmas del pensamiento cristiano (en la actualidad su doctrina es la oficial de la iglesia católica expresada en la forma de neotomismo) señalo que el feto en los primeros tiempos, primero estaba habitado por un alma vegetativa, luego un alma animal y solo cuando estaba formado, por un alma espiritual humana. A pesar de algunos intentos de apuntar que el alma masculina llegaba mucho más pronto, como regla para decidir cuando un feto alcanzaba la categoría de alma humana era de tres meses e incluso más tarde. Como se puede apreciar teológicamente era  moral eliminar un feto que no tuviese el tiempo para alcanzar esta ultima categoría.

El teólogo medieval Aurelio Agustín (354-430) cuyas ideas dominaron durante algunos siglos la doctrina del catolicismo y en la actualidad ejerce todavía influencia en algunos círculos religiosos, se preguntaba si los fetos tempranos resultado de los abortos se levantarían en la resurrección de todos los muertos y su respuesta fue negativa, añadiendo que tampoco se levantaría toda la esperma de la historia.

En el siglo XVI el influyente Antonino de Córdova señalo que se podía tomar medicina abortiva incluso avanzado el embarazo para salvar la vida de la madre. A pesar de sus ideas fue canonizado más tarde y se convirtió en modelo para todos los católicos. En el siglo XVII el teólogo jesuita Thomas Sanchos señalo que la mayoría de los contemporáneos suyos estaban a favor del aborto para salvar la vida de la madre.

Durante la Edad Media en Europa, especialistas de diferentes disciplinas (Teología, Filosofía, Medicina y Derecho) se adhirieron por unanimidad a la teoría de la animación mediática. Los teólogos y juristas del derecho canónico fijaron el momento de la animación del feto de modo ambivalente. Cuarenta días para los varones y noventa para las hembras (5). Ninguno de estos teólogos y obispos fue condenado por sus opiniones.

El Código de Carlos V en 1533 marco una pauta en relación a la mitigación del castigo del aborto. Fijo el punto medio del embarazo en el momento de la animación del feto o sea desde que la madre percibe sus movimientos. En 1588 el Papa Sixto V toma posiciones  más radicales y en su Bula Effraenautum, declarando a todos los abortos como ilegales y que se castigaban con la excomunión. Aunque esta Bula no tuvo gran repercusión entre los creyentes, en Francia, Enrique II promulgó una ordenanza donde revivía la pena de muerte para la mujer que abortara.

Al no lograrse los beneficios esperados el pontífice Gregorio XIV adopto nuevamente el criterio de la animación y el alma. Esta teoría restablecida, se mantuvo en reposo durante tres siglos hasta que en 1869 el Papa Pío IX  suprimió la diferencia entre el aborto en la primera fase del desarrollo del embrión y el realizado posteriormente. Estableció la excomunión automática para toda mujer que aborta voluntariamente. No esta muy claro cual fue su motivación, aunque es significativo que en esta época un gran número de católicos influyentes vieron el aborto como una amenaza que resulto de la tendencia por parte de las mujeres ricas a no tener hijos. Esta era la Época Victoriana y la iglesia participaba con otros sectores de la sociedad en el rechazo de las libertades de la mujer. Desde nuestro punto de vista la justificación invocada por la iglesia de los derechos del feto, fue un pretexto para la restricción de las libertades de la mujer incluyendo el aborto.

En el siglo XIX se produjo un debate en el Vaticano relacionado con el desmembramiento de un feto para salvar la vida de la madre. Sin embargo el 2 de septiembre de 1869 el Vaticano renuncio a pronunciarse sobre el caso y lo traslado a los teólogos.

A pesar de las contradicciones la iglesia no  cesó en condenar el aborto. Pió XI en 1930 señalo que la vida de la madre y el feto son igualmente sagrados, que nadie tiene poder ni autoridad para destruirlos, dándole normas de rigidez a la posición de la iglesia. En 1954 el Papa Pío XII preparó el camino para un cambio en la doctrina de la iglesia, cuando permitió el método de ritmo (actualmente el único autorizado por el catolicismo) señalando que un matrimonio tiene más que una razón para no tener hijos fuera de planificación.

El Papa Pablo VI en 1968 en la Encíclica Humanae Vitae continúo condenando el aborto y la anticoncepción, poniendo su autoridad en contra de la inmensa mayoría de los católicos y clérigos. Era la época Post-Concilio Vaticano II donde se habían dado pasos para cambiar sustancialmente los dogmas de la iglesia. El Papa había nombrado una comisión de obispos para el estudio del control de la natalidad, la cuál recomendó su uso.  Estas conclusiones fueron rechazadas por el Vaticano. Muchos católicos se sintieron traicionados y ofendidos, entre ellos los obispos de catorce países que se sintieron libres moralmente de desobedecer a la máxima autoridad de la iglesia, informándoles a los fieles que no eran pecadores si no podían aceptar esta doctrina papal.

En la actualidad la iglesia católica se rige por la carta encíclica de Juan Pablo II Evangelium Vitae. Valor y Carácter Inviolable de la Vida Humana, a la cual nos referiremos en otro artículo.

 

ANTICONCEPCION Y CRISTIANISMO.

El tema de la anticoncepción solo se menciona en una vaga referencia en la Biblia en Génesis 38 1-10 y esta relacionada con el coitus interruptus. La historia se refiere a Onán que es el segundo de los tres hijos varones de Juda. El primogénito, Er, que había sido casado por su padre con una mujer llamada Tamar, es muerto por Dios (Yahvé) como castigo porque se había portado mal. Entonces el padre le pide a Onán que tome a la mujer de su hermano como era la tradición y le de un hijo varón, para que así lleve el nombre de su hermano muerto y pueda conservar el nombre y los bienes de la familia…"Onán sabiendo que la prole no sería suya, cuando entraba la mujer de su hermano se derramaba en tierra para no dar prole a su hermano. Era malo a los ojos de Yahvé lo que hacia Onán, y le mato también a él.” (6).

Aunque muchos han interpretado el onanismo como masturbación en realidad es práctica del coito interrumpido antes de la eyaculación del semen, para evitar la fecundación. Escasamente mencionado hasta comienzo del siglo XIV, la práctica del coitus interruptus se extendió y multiplico a partir del siglo XVII. Para comienzos del 1900, su práctica era tan común que Sigmud Freud creador del psicoanálisis la asocio a la neurastenia y la neurosis de angustias.

Durante la Edad Media en que el acto sexual solo era aceptado bajo el prisma del cristianismo como un medio para la reproducción humana, las mujeres recurrían a brujas y parteras  para conseguir brebajes o sahumerios que evitaran el embarazo o provocaran el aborto, muchos de ellos inútiles y que  no en pocos casos conducían a enfermedades y a la muerte.

En 1665 aparece por primera vez la palabra “condón” de origen desconocido. Se supone que proviene del Dr. Condom, quien había diseñado el primer preservativo a Carlos III, utilizando intestinos secos de carnero, a los que engrasaba para darle flexibilidad. Sin embargo se sabe que muchos siglos antes de Cristo los chinos hacían condones con papel de seda engrosado y los romanos lo hacían con los músculos de enemigos muertos. Las distintas epidemias de sífilis durante el medioevo hicieron que su uso se popularizara.

A principios de 1800 los condones se hacían con el intestino de animales; se sumergían en una solución alcalina, se alisaban, desinfectaban, lavaban y secaban para dejarlo de un tamaño aproximado de 18cm. El Papa prohibió su uso en 1826 pero en 1839 un nuevo vuelco tecnológico los perfeccionaría: Charles Goadyear logró vulcanizar la goma y se suplantaron los profilácticos de tripas por los de látex y antes que terminara el siglo los condones se utilizaron de manera masiva a pesar de la prohibición, sobre todo para prevenir enfermedades.

A finales del siglo XIX surge la ginecología como especialidad médica. Debido a la gran popularidad que alcanzaran las técnicas de anticoncepción en EE.UU. se logró en 1873 una ley en el Congreso que consideraba obscena la propaganda anticonceptiva aún en el seno del matrimonio y prohibieron su difusión por el principal medio masivo de la época: El Correo. La lucha contra esta ley fue el comienzo de la batalla por la libre expresión en ese país.

En 1914 la norteamericana Margaret Sanger, una activista por los derechos de las mujeres y pionera de los métodos anticonceptivos, utiliza por primera vez la expresión “control de la natalidad”, afirmando que el cuerpo de la mujer le pertenece solamente a ella. En 1920 se descubre el método de ritmo, único aprobado por la iglesia católica. En 1951 se pone en marcha las investigaciones y desarrollo de los anticonceptivos femeninos, en especial la píldora, cuya fórmula fue lograda en 1955 por la bióloga norteamericana Gregory Pincus y la empresa farmacéutica G.D. Searle. Estos descubrimientos constituyeron una revolución que a pesar de la oposición de los más conservadores dentro del seno de la iglesia no ha podido detenerse hasta hoy día.

 

     BIBLIOGRAFÍA

1.      Rodríguez Machado Héctor. Historia de la Anticoncepción.En: Métodos Anticonceptivos. Actualidad y Perspectivas para el Nuevo Milenio.Editorial Científico Tecnica; 2001.p 10-23.

2. Manguire C. Daniel. La Actitud Moderada Respecto a la Anticoncepción y el Aborto. Disponible en: http: // www.secredchoices.org/spanish/20 traslation.htm. 4-3-04.

3. La Biblia Latinoamericana. Edición Pastoral; i972.Éxodo 22:21. P-112.

4.      Manguire C. Daniel. La Actitud Moderada Respecto a la Anticoncepción y el Aborto. Obra Citada-5.

5.      Sgambatti Sonia. El Aborto. Aspectos Historiográficos, Legales, Éticos y Científicos. Universidad Central de Venezuela. Ediciones de la Biblioteca. Caracas 1986.P-36.

6.      La Biblia Latinoamericana.Genesis 38.1-10. Obra Citada.p-75.

 

Autores:

                Profesor Rafael Castillo Vargas.

               Dr. Rafael Castillo Duranza.

               Dr. Maria del C. Martínez Torres.

               Dr. Marcelino Pérez Cárdenas.

                 

Articulos relacionados:
Magia y Religión: Los "jardines" de Adonis
Resumen:
Escrito en el que resumo más tradiciones, fiestas y ritos en honor de Adonis, con especial referencia a la cristianización que hizo la Iglesia de estas conmemoraciones, s...
Mateo 28:19 y el Bautismo en el nombre
Resumen:
Dentro de la Cristinadad existen diversas opiniones respecto al bautismo pero el bautismo bíblico es por inmersión y en el nombre de Jesús. La Biblia enseña que el bautis...
Restauración Cristiana
Resumen:
Dar a conocer los mecanismos destructivos a nivel emocional que utiliza la persona para evadir el dolor, lo que le impide superarlos y conocer la respuesta bíblica a cada...
Magia y Religión: Bálder, roble
Resumen:
Escrito en el que doy una interpretación racional al mito de Bálder, refiriéndome a Noruega desde el neolítico a finales del siglo XVIII. Y si Bálder fue el dios-hombre n...
Maestros Espirituales
Resumen:
Almas en purificación. Antiguo Testamento. Palabras olvidadas. China. La eternidad inconclusa. Culturas arcaicas. Los tiempos del origen. Egipto o la traición de los dios...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©