Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

La formación laboral a partir de talleres pedagógicos: Una vía para lograr la preparación de los docentes de la escuela de conducta

Resumen: El presente trabajo investigativo está dirigido a la superación de los docentes que laboran en escuelas de conducta. En él se diseñan diez talleres pedagógicos relacionados con la formación laboral, que enriquecerán los conocimientos y elevarán la preparación necesaria que deben tener los maestros para lograr la integración socio laboral de estos escolares. Se seleccionaron como muestra a los docentes de la escuela especial para trastornos de la conducta de Camagüey, a quienes se les aplicaron entrevistas, cuestionarios, guías de observación, inventarios de necesidades sentidas y una versión de la escala de Likert. La posterior implementación de los talleres mostrará, cómo integrar adecuadamente los componentes académico y laboral, a vincular el contenido de su asignatura con la vida práctica y con el medio en que se desenvuelve el escolar.
2,418 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: M.Sc. Luisbel Porvent Rovirosa, Lic. Viviana Teygid González

RESUMEN

El presente trabajo investigativo está dirigido a la superación de los docentes que laboran en  escuelas de conducta. En él se diseñan diez talleres pedagógicos relacionados con la formación laboral, que enriquecerán los conocimientos y elevarán la preparación necesaria que deben tener los maestros para lograr la integración socio laboral de estos escolares. Se seleccionaron como muestra a los docentes de la escuela especial para trastornos de la conducta de Camagüey, a quienes se les aplicaron entrevistas, cuestionarios, guías de observación, inventarios de necesidades sentidas y una versión de la escala de Likert. La posterior implementación de los talleres mostrará, cómo integrar adecuadamente los componentes académico y laboral, a vincular el contenido de su asignatura con la vida práctica y con el medio en que se desenvuelve el escolar. Se propone por los autores, pautas interventivas que con carácter laboral se pueden realizar para cada trastorno de conducta, las que permitirán, además de corregir y compensar el trastorno, educar en el amor al trabajo, despertar en el escolar la satisfacción por el disfrute colectivo del producto del trabajo.

INTRODUCCION

Los documentos emitidos en los congresos del Partido Comunista de Cuba (PCC) definen claramente los objetivos de la Educación en función de desarrollar plenamente las capacidades físicas y espirituales del hombre que se desea formar. En  todos los congresos del PCC ha quedado bien definido para nuestro Sistema Educacional el objetivo a seguir, sobre todo, por la necesidad de lograr una formación integral desde la niñez y que abarque todas las enseñanzas, en la que se incluye con mucho interés la Educación Especial.

En el artículo 29 de la Ley N º 16 del Código de la niñez y la juventud, el Estado ha implementado el cumplimiento de esta garantía constitucional, cuando expresa: “…porta especial atención el desarrollo de las escuelas especializadas para niños con limitaciones físicas, mentales o con problemas de conducta, a fin de facilitarle, en la mayor medida posible y según sus aptitudes individuales, que además de valerse por sí mismo, se incorporen a la vida en sociedad.” (1)

Por tanto, si se desea lograr la integración de estos alumnos a la vida escolar y social mediante la creación de patrones de conductas adecuados, deben eliminarse aquellas deficiencias que se presentan en la conducta mediante medios y técnicas educativas y reeducativas, así como ofrecerles una preparación general, politécnica y laboral de acuerdo con las características y escolaridad de los menores. No obstante, para poder lograr esta aspiración e insertarlos a la sociedad, se requiere indiscutiblemente de buenos maestros, de un colectivo pedagógico muy entusiasta, creativo, bien preparado, y sobre todas las cosas, que ame su profesión.

A partir de esta observación, se considera oportuno reflexionar sobre lo siguiente:

¨ ¿Se aprovechan a plenitud las potencialidades que brindan las actividades laborales para corregir y compensar los trastornos conductuales que presentan estos menores?

¨ ¿Saben los docentes cómo contribuir a la formación laboral de los alumnos, a partir del contenido de las asignaturas que ellos reciben?

¨ ¿Conocen los docentes las diferentes actividades laborales que realizan los alumnos, como parte del proceso docente educativo?

¨ ¿Saben los docentes seleccionar las actividades laborales y las condiciones en que estas deben desarrollarse para cumplir su objetivo?


El Ministerio de Educación, en los últimos cursos escolares (03-04) y (04-05) ha indicado como PRIORIDADES para las escuelas de conducta:

Lograr: “Transformaciones en la preparación laboral de los estudiantes “ y “Sistematizar la estrategia de preparación laboral y ubicación laboral de los estudiantes”, considerando como DEBILIDADES entre otras:

·   “Falta de precisión en la estrategia de preparación laboral y en consecuencia no todos los egresados: salen preparados en un oficio útil para su desarrollo personal y para la sociedad” (2)

·   “Diseñar sistema de superación para capacitar a los profesores de preparación laboral,  de conjunto con el ISP y la  Enseñanza Técnica Profesional. (3)

Entre las limitaciones e insuficiencias que hoy tienen los docentes de este tipo de centro, para poder enfrentar la formación laboral que se desea lograr en estos escolares, se encuentran:

Ø Las actividades laborales que se organizan, en su mayoría no tienen correspondencia con las motivaciones, necesidades, e intereses del escolar, atendiendo a sus individualidades.

Ø Las actividades laborales que se realizan, no siempre forman parte del proceso docente educativo y en consecuencia no tienen objetivos y contenidos precisos, atendiendo al grado, ciclo y nivel.

Ø Las actividades laborales que se realizan, por lo general, no tienen un carácter correctivo-compensatorio.

Ø No se logra la integración entre la formación académica y laboral.

Ø No todos los profesores se sienten responsabilizados, desde el punto de vista docente, con el desarrollo de la actividad laboral.

Ø La actividad académica está valorada en una jerarquía mayor que la laboral.

Ø Poca creatividad por parte de los docentes para enfrentar este proceso con un enfoque interdisciplinario, a partir de las limitaciones que en el orden económico y material tienen nuestros centros.

A partir de las dificultades señaladas con anterioridad, se pretende como objetivo: Diseñar un sistema de talleres que preparare al docente que labora en este tipo de centro, para que sea capaz de formar laboralmente al estudiante y este pueda integrarse a la sociedad en el menor tiempo posible, teniendo como base el diagnóstico. Ello propiciará que el docente sea más capaz, una vez que domine los tipos de trastornos, las causas que los provocan y los elementos que los caracterizan, y pueda determinar, con mayor precisión qué actividades interventivas con carácter laboral pueden realizarse  con el agresivo, el hiperactivo, el retraído y el que hace rechazo a la escuela.

 

FUNDAMENTACIÓN Y MODELACIÓN DE LOS TALLERES PEDAGÓGICOS.

En el contexto de los cambios que se producen en el sistema de educación cubano con la puesta en práctica de diversos Programas de la Revolución , la preparación y superación de los docentes no ha quedado excluida, ni olvidada; más bien ocupa un lugar significativo en cada uno de ellos, brindando las posibilidades de intercambiar, de reflexionar, de superarse y autosuperarse mediante cursos, seminarios, tele clases y otras vías que aportan conocimiento, desarrollan habilidades y transforman modos de pensar y actuar en los docentes.

Actualmente resulta necesario que las escuelas de conducta se transformen, den un cambio y mejoren la calidad de la educación que vienen proporcionando, para ello, tiene que existir como premisa fundamental: contar con  un personal docente capacitado, e idóneo para poder enfrentar y resolver de inmediato las dificultades que se vienen presentando en este tipo de centro, donde a pesar del esfuerzo realizado, y de existir la voluntad, de reconocer y priorizar la formación y superación de los docentes, los resultados expresados en términos de calidad del proceso de aprendizaje, del tránsito y egreso, y en el orden formativo y transformador de la conducta, siguen siendo insuficientes.

Los autores consideran que existe un gran desconocimiento en el personal docente de qué puede aportar la formación laboral y cómo implementarla en función de lograr mejores resultados en la formación y desarrollo de la personalidad de estos escolares.

Dificultades detectadas en el  centro a partir del diagnóstico que se aplicó:

¨ Desconocimiento en los cuadros de dirección y personal docente de aspectos elementales relacionados con la formación laboral y las vías para su implementación.

¨ Dificultades en el trabajo metodológico desplegado en los últimos tres cursos, donde no se consideró la formación laboral como una necesidad vital e impostergable. Una prioridad tanto en el orden formativo, como en el orden correctivo compensatorio, excluyéndola de los planes metodológicos, planes de superación y de posibles proyectos de investigación a realizar en el centro.

¨ Pobre aprovechamiento de las actividades laborales (trabajo socialmente útil, autoservicio, brigadas de apoyo, entre otras) para dar tratamiento a los trastornos de la conducta que presentan los escolares, atendiendo al diagnóstico y  la caracterización individual.

¨ Insuficiente aprovechamiento de todas las posibilidades que brinda el centro, en su carácter de centro interno, para influir, desde los dormitorios, en la transmisión y formación de hábitos laborales, tales como la disciplina, la puntualidad, la organización, la limpieza, la colectividad, la exigencia, así como el respeto y cuidado de las propiedades de los miembros del colectivo. 

¨ Los talleres de preparación laboral que se realizan en el centro, son insuficientes y no aportan lo necesario a la formación laboral, ni contribuyen a la corrección y compensación de los trastornos de la conducta de los escolares, por la forma en que están concebidas.

¨ Insuficiente vínculo con empresas y entidades cercanas a la escuela para fomentar el desarrollo de hábitos, habilidades y actitudes laborales y potenciar el desarrollo de estas en el centro.

¨ Insuficiente trabajo con la familia, las organizaciones de masas, e instituciones del estado dentro de la comunidad, en la elaboración de acciones y estrategias que permitan en conjunto, encontrar soluciones que apoyen el trabajo de la escuela y viceversa.

¨ No se aprovechan las potencialidades que ofrece la formación laboral para lograr la evolución de la conducta de estos menores, y posibilitar con esta, su tránsito y egreso hacia la enseñanza general.


Por estas razones es imprescindible dar un cambio a los métodos, estilos y formas tradicionales de organización, en que se ha venido trabajando con y por los docentes. Es preciso revitalizar entonces vías de superación que estimulen el diálogo, la creatividad, la autenticidad de la actuación, la interacción entre los docente y la reflexión entre los miembros del grupo.

La forma de organización del proceso que más puede aportar en la preparación y superación de los docentes de las escuelas con trastorno de la conducta (desde el punto de vista de los autores) en el tema de la formación laboral es el taller, visto como: “La vía idónea para formar, desarrollar y perfeccionar hábitos, habilidades y capacidades que le permiten al individuo operar con el conocimiento y al transformar el objeto, cambiarse a sí mismo” (4)

Por lo tanto, en la medida que los talleres preparen mejor a los docentes, en temas relacionados con la formación laboral, la formación laboral de los estudiantes tendrá una calidad superior y les permitirá llevar, una vez egresados, una vida socio laboral activa e independiente. Se trata entonces de dar a los docentes las herramientas e instrumentos para que puedan operar y actuar sobre el alumno, transformarlo e integrarlo a la sociedad.

Entre los diferentes autores que han abordado el tema del Taller como forma organizativa, encontramos a Ana Cristina García, Luz Fawde, Manden Cardona, Kemly Jiménez Falla, María Jústiz Guerra, Rogelio Regual Callado y Fátima Addine. Estos últimos ofrecen una definición que se ajusta a lo que se desea hacer, mucho más completa, explícita y que coincide plenamente con las ideas que dieron origen a la propuesta que se presenta. La definen:

      “Como una forma de avanzada en la que a través del enriquecimiento de la experiencia individual, motivado entre otros factores por la preparación previa, la vinculación de la teoría con la práctica y la investigación, mediante un proceso de reflexión individual y colectiva que tiene que llegar en pequeños grupos y posteriormente en plenaria, se arriba a conclusiones colectivas conducentes a la creación o producción de conocimientos y/o perfeccionamiento cognoscitivo o profesional.”(5)

Los talleres que se proponen tienen como objetivo general:

Proponer un sistema de talleres que contribuya, mediante la vinculación de la teoría con la práctica y la investigación, a la preparación que necesitan los docentes para poder enfrentar de manera óptima la formación laboral de sus escolares y lograr a través de la misma la corrección y compensación de los trastornos conductuales que estos presentan.

La propuesta de los talleres pedagógicos se sustenta en:

Ø La necesidad de superar, preparar y hacer más eficiente y científico el trabajo del personal docente en temas de formación laboral.

Ø El análisis teórico realizado a partir de la constatación real del problema y los resultados de los instrumentos aplicados.

Ø Las posibilidades que ofrecen los talleres para dar cumplimiento a las exigencias y prioridades de este curso escolar: formar laboralmente a los escolares de las escuelas de conducta, a partir de la preparación que reciban los docentes.

Ø Las posibilidades excepcionales que brindan las actividades laborales, para formar y desarrollar la personalidad de los escolares con trastornos de la conducta (trabajo correctivo – compensatorio).

De manera general los talleres se apoyan en dos principios fundamentales de la Educación Avanzada que están muy relacionados con el mejoramiento profesional y humano de los docentes:

1.             La relación entre teoría–práctica y formación ciudadana.

2.             La racionalidad–creatividad–calidad de los resultados.

El primero expresa la necesidad de formar y preparar mejor a los docentes que actualmente laboran en este tipo de centro a partir de la vinculación de la teoría con la práctica, teniendo como punto de partida sus experiencias y vivencias, las que indudablemente enriquecerán y contribuirán no solo a su formación como ciudadano, sino también a la formación que necesitan sus estudiantes.

El segundo principio parte de la necesidad de optimizar y racionalizar el tiempo dedicado a los talleres, sin atentar contra la creatividad y frescura que estos necesitan para alcanzar el resultado que se desea. Se trata entonces de dedicar el tiempo necesario con todo el análisis y profundidad que el tema lo requiera, transformando actitudes y modificando la visión que el docente tiene de su misma práctica.

Para la evaluación de los talleres serán tenidos en cuenta algunos de los criterios que ofrece Dalia García Leal, quien declara tres niveles a los que denomina: individual, del programa, y el integral.

El primer nivel tiene que ver con la evaluación sistemática (oral o escrita) y la de una tarea final. Los autores de esta investigación coinciden con la evaluación sistemática (primer momento) y propone para el segundo momento, no solo la realización de una tarea final, sino también evaluar a través de observaciones a clases y a actividades extradocentes (Taller 9 y 10), los elementos teóricos y prácticos tratados en los talleres

Se coincide además, con el segundo y el tercer nivel de evaluación que se propone por la investigadora. Con el segundo porque la propuesta es consecuente con estas categorías donde se evalúan los resultados parciales o graduales del programa, al ser evaluados en el Taller N° 5, con la finalidad de hacer cambios que se precisen en función del logro de los objetivos generales propuestos para cada taller, y con el tercer nivel, porque en él se presupone la intervención de los participantes y el criterio de personas reconocidas de la comunidad y de la especialidad de que se trate.

La tarea final consistirá en la elaboración por los participantes de una ponencia que recoja con espíritu crítico y profundo:

1. Una autovaloración de cómo él ha avanzado y mejorado en su preparación, a partir de la implementación  de los contenidos recibidos en cada taller.

2. El resultado alcanzado por sus estudiantes, tanto en el orden instructivo (resultados en el aprendizaje), como correctivo-compensatorio (en lo individual y colectivo).

Se sugiere para implementar estos talleres y garantizar el éxito de la actividad tener en cuenta los siguientes aspectos organizativos:

En cuanto a los participantes:

Ø Deben conocer con antelación el momento en que se desarrollará el taller, el tiempo con que cuentan para su preparación, los objetivos, la temática del mismo y la bibliografía que deben buscar o consultar.

Ø Conocer a partir del autodiagnóstico y sobre la base de los objetivos de los talleres, qué potencialidades y limitaciones tienen para cada tema, y sobre todo cuáles son sus principales dificultades.

Ø Participar de forma activa en los debates y análisis de los temas que se presenten, a través de sus reflexiones y consideraciones.

Ø Lograr en cada una de las actividades de autopreparación que se indique, la creatividad y la iniciativa propia según sus vivencias y experiencias personales.

Ø Tener dominio de la caracterización de sus escolares, la familia y la comunidad para la modelación de actividades prácticas y laborales.

Ø Asistir con la documentación de las asignaturas que imparten, inclúyase programa de la asignatura, planes de clases, orientaciones metodológicas y planes de actividades (esto último para los maestros para el  trabajo educativo.)

Ø Prepararse en la temática general o en la tarea asignada, a partir de la bibliografía orientada y la que por propia iniciativa considere  necesaria.

En cuanto al responsable que dirige los talleres:

Ø Tendrá en cuenta las particularidades de los participantes, sus vivencias y experiencias, así como también las habilidades que poseen y las que se pretenden ejercitar.

Ø Considerará las condiciones del local y los medios de enseñanza necesarios, con énfasis en las tecnologías de información y comunicación.

Ø Se preparará conscientemente, de manera tal que posibilite las intervenciones y actuaciones de los participantes y cree un clima de seguridad, confianza y camaradería.

Ø Usará métodos y técnicas eminentemente participativas que propicien el trabajo individual y la dinámica grupal.

Ø Estimulará la actividad creadora y la independencia, buscando que los participantes presenten sus ejercicios con iniciativas en los que pueden utilizar: artículos, láminas, retrotransparencias, sofwares educativos, poemas, dibujos, gráficos, cuadros, entre otros.

Ø Tendrá en cuenta el tiempo total de duración de los talleres (40h), con una frecuencia quincenal, de solo 4 horas para cada encuentro.

Ø Controlará la calidad de la discusión, de las acciones e interpretaciones, interviniendo si es imprescindible.

Ø Evaluará a los participantes empleando formas cualitativas y cuantitativas, prestará especial atención al impacto de cada tema en el grupo de docentes y posteriormente en los estudiantes.

Ø Prestará especial atención a al aspecto investigativo, específicamente a partir del tratamiento correctivo-compensatorio, basado en las características que presentan los menores.

A continuación se presentan los temas de los talleres que se proponen, partiendo de las necesidades que tienen los docentes de este tipo de centro y de los resultados recogidos en la aplicación de los instrumentos. Se incluyen, además, temáticas que son esenciales, básicas para poder llegar a comprender los restantes temas y que servirán de sustento teórico para su puesta en práctica.

 

TEMAS DE LOS TALLERES:

1. La combinación e integración del estudio con el trabajo, su actualidad.

2. La formación laboral y la preparación laboral. Conceptos básicos. Vías para su implementación.

3. La formación laboral y su influencia en la personalidad de los escolares con trastornos de la conducta.

4. La formación laboral a partir del contenido de  las asignaturas que se imparten en el ciclo.

5. La orientación vocacional y profesional. Su contribución a la formación laboral a través del proceso docente educativo.

6. Contribución de las actividades extradocentes y extraescolares a la formación laboral.

7. La formación laboral a partir del contenido de los talleres de preparación laboral y su integración con el componente académico.

8. La formación laboral y su desarrollo en el contexto del hogar y la familia.

9. y 10. Talleres prácticos de control y evaluación de los conocimientos, a partir de observaciones a clases y otras actividades.

Según el criterio de los autores la manera en que se conciben estos talleres cobra una particular significación, no solo por el espacio que dedica a la reflexión, revisión, valoración y proyección crítica de los vínculos entre la teoría y la práctica, partiendo de lo vivencial, empírico o investigativo para arribar a conclusiones colectivas, sino también porque a partir de todo ese análisis que se realiza y ese enriquecimiento que se logra a través de las vivencias y experiencias, estará incluido el trabajo correctivo compensatorio.

Es propósito de los autores enseñar al maestro a trabajar la formación laboral con un enfoque correctivo compensatorio, desde el primer tema que se aborda en el Taller N° 1 hasta el último, en facilitarle la manera de cómo trabajar con los menores,  proporcionándoles las armas y las herramientas para que puedan operar con efectividad, demostrarles las potencialidades y ventajas que tiene la formación laboral, presente en todas las actividades que se desarrollan en el centro, y que no se aprovechan y explotan a plenitud, por inexperiencia, desconocimiento y falta de interés. Convencerlos en la práctica, de que es muy útil el empleo de las herramientas y todo el equipamiento de un taller para desarrollar con calidad y efectividad las actividades laborales, pero que estos no son imprescindibles. En muchas ocasiones se cuenta con las variantes y alternativas a nuestro alcance y no tenemos la suficiente visión y orientación para llevarlas a cabo y de eso tratan los talleres, de mover el pensamiento del maestro para alcanzar ese objetivo.

 

VALORACIÓN DEL SISTEMA DE TALLERES A TRAVÉS DEL CRITERIO DE LOS ESPECIALISTAS.

Los talleres que se proponen para el personal docente de la escuela con trastorno de la conducta, categoría I, fueron concebidos, primero a partir de la identificación de las dificultades que existen y afectan el desarrollo de la formación laboral en el centro, y segundo por la necesidad de corregir y compensar los trastornos de conducta que presentan los escolares a partir de las actividades laborales.

Para la selección de los especialistas se encuestó a un total de 27 posibles. De ellos fueron descartados 7, a partir de la determinación del coeficiente (Kc) y 20 fueron los seleccionados, 10 del Departamento de Educación Laboral del ISP José Martí y el resto profesores de preparación laboral de la enseñanza primaria y especial. El promedio de años de experiencia de trabajo en la asignatura es de 31 años, destacándose entre los profesores del ISP José Martí, 2 Doctores en Ciencias Pedagógicas, 4 Máster en Investigación Educativa y el resto con categoría docente entre asistente y auxiliar. Todos con reconocida trayectoria investigativa en materia de formación laboral e integrantes de un Proyecto de Investigación relacionado con el tema.

Para la selección de los especialistas se tuvieron en cuenta, entre otros: nivel universitario, especificando la especialidad, categoría docente, grado científico, años de experiencia en la profesión, cursos impartidos relacionados con la temática, publicaciones realizadas sobre esta temática, etc.

Para la valoración de los talleres y su fundamentación, se tuvieron en cuenta los siguientes aspectos:

1. Relación entre los objetivos de los talleres y propósitos de la política educacional en relación con la formación laboral.

2. La estructura de los talleres.

3. Relación que existe entre el objetivo y las actividades que se proponen para cada taller.

4. Eficiencia de las vías de evaluación y control.

5. Posibilidades reales que tienen las actividades diseñadas, para incorporarse al proceso docente educativo.

6. Contribución que hacen los talleres a la preparación de los docentes para enfrentar la formación laboral que necesitan estos escolares.

7. Contribución de los talleres a la elevación de la cultura laboral en la escuela, la familia y la comunidad.

8. Contribución que brindan los talleres a la corrección y compensación de los trastornos de conducta y como resultado, el tránsito y egreso de estos escolares.

En la evaluación de cada uno de estos aspectos se utilizaron cinco categorías: Muy adecuada (C1), Bastante adecuada (C2), Adecuada (C3), Poco adecuada (C4) e Inadecuada (C5).  

Para su análisis los especialistas debían señalar (según su criterio), entre las cinco categorías antes mencionadas, para una vez procesada la información, diseñar las tablas de frecuencias, de frecuencias acumuladas, de frecuencias relativas acumuladas y de valores de abscisas. Y que permitieron obtener el valor promedio otorgado a cada aspecto consultado. Los cálculos y otros análisis correspondientes fueron realizados conforme al paquete estadístico Microsoft Excel.

De manera general se puede señalar que los Talleres están valorados como Muy Adecuados, dada las posibilidades que brindan:

¨ En la preparación de los docentes para enfrentar con éxito la formación laboral de estos estudiantes.

¨  En el aporte y contribución que hace esta en el orden correctivo-compensatorio, a partir de las pautas de intervención.

Al consultar a los especialistas sobre la propuesta de los talleres, el 80% la consideró Muy Adecuada, un 10% Bastante Adecuada y el resto como Adecuada (10%).

De modo general, entre los aspectos que se evaluaron, uno solo fue considerado por un especialista como Poco Adecuado, y está relacionado con la eficiencia de las vías de control, específicamente con la evaluación de cada taller. En la actualidad y a partir de los  señalamientos y recomendaciones hechas por los especialistas a la propuesta, se especifica para cada taller y actividad, la forma de evaluación, tanto individual como por equipos (orales y práctica).

La totalidad de los aspectos puestos a consideración de los especialistas, se ubican en la categoría C1, lo que evidencia su correcta concepción no solo dentro del proceso docente-educativo, sino también por el trabajo que se desarrolla con la comunidad y la familia.

Por lo antes explicado, y dado el criterio que tienen los especialistas, el autor considera que resulta confiable su aplicación práctica, pues responde a las necesidades e intereses que hoy tienen los docentes de este tipo de centro.

A partir de los resultados descritos, puede arribarse a las siguientes conclusiones:

1. Es insuficiente el nivel de preparación que tienen los docentes para enfrentar la formación laboral que requieren los alumnos con trastornos en la conducta.

2. Considerando el desconocimiento y las insuficiencias que tiene el personal docente para enfrentar la formación laboral en este tipo de centro, los talleres pedagógicos que se proponen pueden favorecer la elevación de la preparación de los docentes y cuadros de dirección de la escuela con trastorno de la conducta, al aportarles métodos, procedimientos y vías para implementar la formación laboral en este tipo de centro.

 

CITAS Y REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS.

1.    Ley No 16.Código de la niñez y la juventud. Artículo 29. p. 8.

2.    Artículo de revista en formato electrónico: Reunión preparatoria del nuevo curso escolar 2003-2004.  http://www.rimed.cu/noticias/preparatoria.htm.

3.    Ibídem (2).

4.    G. Mirabent Perozo. Revista pedagogía cubana. No 6/90. p. 64.

5.    Y. Sarduy Monteagudo, Yunairis Torres García. Los talleres como vía de reflexión grupal: una opción para preparar al personal docente encargado de la educación sexual de los deficientes auditivos. p 12.

 

BIBLIOGRAFÍA.

·   ÁREAS BEATÓN, GUILLERMO y otros: La atención a menores con trastorno de la conducta en Cuba. Editorial Cosolis, México, 1992.

·   BELL RODRÍGUEZ, RAFAEL: Prevención, Corrección-Compensación e Integración. En Educación. No 94. La Habana , 1995.

·   CALZADILLA RODRÍGUEZ, IRAIDA: Prioridades de la Educación Especial para el venidero curso. En Periódico Granma. Órgano Oficial del PCC. La Habana , 15 de julio del 2003.

·   CASTRO  RUZ,  FIDEL: La Educación. En Revolución N° 47/84. La Habana , 1984.

·   CEREZAL MESQUITA, JULIO, J. FIALLO RODRÍGUEZ y otros: La formación Laboral de los alumnos en los umbrales del siglo XXI. Editorial Pueblo y Educación, Ciudad de la Habana , 2000.

·   Código de la niñez y la juventud. Artículo 29. Editorial Pueblo y Educación, Ciudad de la Habana , 2000.

·   Constitución de la República de Cuba. Editorial Pueblo y Educación, Ciudad de la Habana , 1992.

·   GARCÍA LEAL, DALIA: El taller como forma de Educación Avanzada en la superación profesional de los docentes de la Educación Primaria para la enseñanza de la Geometría , Tesis de Maestría(Tesis en opción al título de máster en Educación Avanzada) ISP “Enrique José Varona”, La Habana ,1997.

·   JÚSTIZ GUERRA, MARÍA: El taller: una alternativa pedagógica avanzada. Tesis de Maestría (Tesis en opción al título de máster en Educación Avanzada) ISP “Enrique José Varona”, La Habana , 2000.

·   LÓPEZ MACHÍN, RAMÓN: Actualidad en educación de niños con necesidades educativas especiales.  (s.e. s.l., s.a.)

·   MAKARENKO, ANTON: La colectividad y la educación de la personalidad”. Editorial  Progreso, Moscú, 1979.

·   MARTÍ PÉREZ, JOSÉ: Obras completas. t. 8 y 13. Editorial Pueblo y Educación, La Habana , 1975.

·   MINED: Carta Circular 01/2000, La Habana , 2000.

·   __________: Documentos Normativos sobre la prevención y atención a los problemas de trastornos de la conducta en menores. Decreto Ley 64/82. La Habana , 1982.

·   ___________: Primer Seminario Nacional para el personal docente. Editorial Pueblo y Educación, Ciudad de la Habana , 2000.

·   ___________: Programas: Educación de alumnos con trastornos en la conducta. Editorial Pueblo y Educación, Ciudad de la Habana , 1988.

·   MIRABENT PEROZO, GLORIA: ¡Aquí, talleres pedagógicos!, En Pedagogía Cubana, No 6, La Habana , 1990.

·   ORTEGA RODRÍGUEZ, LEOVIGILDO: Visión actual y perspectiva de las escuelas para alumnos con trastornos de la conducta. Tesis de Maestría (Tesis en opción al título de máster en Educación Especial) I SP “Enrique José Varona”, La Habana , 2001.

·   ___________: Acerca de la labor reeducativa en las escuelas para la educación de alumnos con trastornos de la conducta. Editorial Pueblo y Educación, Ciudad de la Habana , 1988.

·   PCC: Tesis Y Resoluciones: Primer Congreso del Partido Comunista de Cuba, Editorial Ciencias Sociales, La Habana , 1978.

·   PEÑA CRUZ, GUILLERMO: Factores que influyen en la involución de alumnos egresados de escuelas de conducta. Tesis en opción al grado académico de Master en Investigación Educativa. Camagüey,  1999.

·   ________: Alternativa teórico – metodológica para  el  perfeccionamiento del proceso de evaluación psicopedagógica de la  escuela para la educación de alumnos con trastornos de la conducta  de categoría  1. Tesis en opción al grado científico de Doctor en ciencias pedagógicas. Camagüey,  2005.

·   Reunión Preparatoria del curso escolar 2003-2004, Disponible en:  http://www.rimed.cu/noticias. Consultado: septiembre 23, 2003.

·   SARDUY MONTEAGUDO, YAQUELÍN, YUNAIRIS TORRES GARCÍA: Los talleres como vías de reflexión grupal: una opción para preparar al personal docente encargado de la educación sexual de los deficientes auditivos. En Trabajo de Diploma (Licenciatura en Educación Especial) ISP “José Martí “, Camagüey, 2001.

·   SCRICH VÁZQUEZ, ALDO: Propuesta metodológica para desarrollar actitudes laborales en los escolares de la enseñanza media. Tesis de Maestría (Tesis en opción al título de máster en Investigación Educativa) ISP ”José Martí”, Camagüey, 2003.

 

 

Autores:

M.Sc. Luisbel Porvent Rovirosa

Instituto Superior Pedagógico de Camaguey. Cuba.

Profesor del Dpto de Educación Especial. Investigo temas que aborden la Formación laboral en esta enseñanza.
e-mail
: luisbel@ispcmw.rimed.cu / porvent@yahoo.com  

Lic. Viviana Teygid González.

Articulos relacionados:
Implicación de la escuela y la familia en la orientación profesional de los adolescentes con retraso mental. Algunas vías para su ejecución
Resumen:
El trabajo enfatiza en la necesaria unidad de la escuela y la familia en la orientación profesional de los adolescentes con retraso mental. Ofrece algunas vías para propi...
El profesor Universitario dentro del nuevo modelo pedagógico
Resumen:
Conocemos que la ciencia es un saber que parte de lo objetivo y que se expresa subjetivamente en categorías, leyes y teorías, se unen lo universal y lo particular en el c...
La evaluación en el proceso de enseñanza-aprendizaje
Resumen:
Un ejemplo en el Balonmano. La evaluación y sus fundamentos. El objeto de la evaluación en el alumno/a y en el profesor/a. Tendencias que ha seguido la evaluación. Difere...
¿Cómo aprenden los niños y las niñas con necesidades educativas especiales? (ppt)
Resumen:
El niño epsecial, al igual que cualquier otro niño o niña, aprende de una manera idiosincrática, construyendo el nuevo conocimiento a partir del conocimiento previo, proc...
Cuarenta años de educación especial en Durango (1958-!998)
Resumen:
En el presente trabajo se aborda el desarrollo histórico de la educación especial en el estado de Durango, para esto se tomaron como ejes de análisis las categorías: acto...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©