Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

Participación de la enfermera en el programa de Prevención y Control de las Enfermedades Cerebro vasculares en Cuba

Resumen: La evolución de la enfermería en nuestro país se ha caracterizado por el aumento progresivo del nivel científico-técnico y del papel activo evidenciado en las acciones independientes de enfermería en los distintos niveles de atención. Por lo tanto es de esperar que nuestras licenciadas y técnicas jueguen un papel preponderante en el cumplimiento de los objetivos de nuestro programa de prevención y control de las ECV.(E)
2,011 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Dr. Héctor Andrés Morales González y Otros Autores

RESUMEN:

La enfermedad crebrovascular (ECV) se incluye dentro de las enfermedades crónicas no transmisibles y constituyen un problema de salud relevante en un país con un sistema de salud como Cuba. Ocupan la tercera causa de muerte sólo precedida por las enfermedades isquemicas cardiacas y las neoplasias. La  mortalidad ha venido elevándose desde finales de la década de los años setenta y la tasa de mortalidad reportada en 1999 fue la más alta en la historia con 75,4/100 000 habitantes.

La atención de salud lleva a cabo en equipo, este se conforma por profesionales y técnicos que le dan un carácter multidisciplinario. Un componente esencial de estos equipos lo constituye el personal de enfermería.

La evolución de la enfermería en nuestro país se ha caracterizado por el aumento progresivo del nivel científico-técnico y del papel  activo evidenciado en las acciones independientes de enfermería en los distintos niveles de atención. Por lo tanto es de esperar que nuestras licenciadas y técnicas jueguen un papel preponderante en el cumplimiento de los objetivos de nuestro programa de prevención y control de las ECV.

Palabras Claves: Enfermedad Cerebro vascular, Niveles de Atención, Morbilidad, Mortalidad, Proceso de Atención de Enfermería.

 

INTRODUCCIÓN:

La enfermedad cerebrovascular (ECV) es una de las principales causas de morbilidad, mortalidad e invalidez funcional en países desarrollados y entre los que se incluyen países con un sistema de salud tan desarrollado como el nuestro, lo que conlleva un costo económico y una carga social elevadas. En los países occidentales después de las enfermedades cardiovasculares y las neoplasias, la patología vascular cerebral constituye la tercera causa y para algunos países la cuarta e incluso la quinta causa de mortalidad (1).

En Cuba estas entidades se incluyen en el programa nacional de enfermedades crónicas no transmisibles y constituyen un problema de salud revelante. En nuestro país ocupan la tercera causa de muerte precedida por la cardiopatía isquémica y las neoplasias, la mortalidad por esta causa se ha incrementado progresivamente desde finales de la década  de los años setenta y la tasa de mortalidad reportada en 1999 fue de 75,4/100 000 habitantes (2).

Con el objetivo de disminuir la mortalidad y la morbilidad por estas afecciones se ha elaborado un programa de alcance nacional que se dirige fundamentalmente hacia su prevención con base comunitaria, pero también con la participación activa de los niveles de atención secundario y terciario (3).

Esta atención se lleva a cabo en equipo, este se conforma por profesionales y técnicos que le dan carácter multidisciplinario, y un componente esencial de este equipo lo constituyen el personal de enfermería.

En el mundo y en nuestro país en particular, la evolución de la enfermería se ha caracterizado por el aumento progresivo del nivel científico – técnico y del papel activo evidenciado en las acciones independientes de enfermería en los diferentes niveles de atención (3). Por lo tanto es de esperar que nuestras licenciadas y especialistas jueguen un papel preponderante en le cumplimiento de los objetivos de nuestro programa de prevención y control de las ECV (4).

 

DESARROLLO:

El papel que juega la enfermera como miembro del equipo de salud incluye un grupo de acciones que contribuyen a lograr las estrategias del programa nacional de prevención y control de las enfermedades cerebrovasculares. Con el fin de exponer estas acciones vamos a utilizar la división por niveles que tiene nuestro sistema de salud.

El nivel de atención primario es la puerta de entrada de la población al sistema nacional de salud, presta atención medica al paciente dirigida a la promoción de salud, a la prevención de las enfermedades en los individuos con factores de riesgo, asiste al paciente ante los primeros síntomas para remitirlo sin demora al nivel secundario, es decir a los hospitales, y al alta del enfermo participa en la profilaxis secundaria de la ECV y en su rehabilitación, es decir que sólo deja de participar en el periodo de ingreso del enfermo.

Si pudiésemos organizar las actividades del equipo de salud y en particular de las licenciadas y técnicas de enfermería que deben llevarse a cabo en el nivel primario de salud lo resumiríamos, de la siguiente forma:

  • Desarrollar actividades de promoción de salud dirigidas a la prevención de factores de riesgo, como dieta inadecuada, hipercolesterolemia, obesidad, tabaquismo, alcoholismo y sedentarismo para promover estilos de vida saludables y fomentar su modificación.
  • Educación a pacientes con riesgo de ECV, fundamentalmente a los hipertensos, para desarrollar hábitos adecuados y cumplimientos de la terapéutica.
  • Pesquisa de la ECV asintomática (encuesta puerta a puerta), a partir de los pacientes dispensarizados como riesgo en el diagnóstico de salud.
  • Dispensarisar a todo paciente con antecentes de ataque transitorio isquémico (ATI), para su correcta evaluación y seguimiento.
  • Pesquisa a todo paciente de riesgo, mediante un correcto y adecuado examen físico integral y en particular la auscultación del soplo carotídeo asintomático a nivel cervical.
  • Promover la rehabilitación  de pacientes con ECV, utilizando la rehabilitación con base comunitaria y la familia como apoyo.
  • Sospechar ante todo paciente joven con síntomas premonitorios o de aviso (cefalea centinela o warning leak), la hemorragia subaracnoidea para su diagnóstico precoz y tratamiento oportuno.
  • Lograr el control de los pacientes con hipertensión arterial y enfermedades cardiovasculares, por ser los principales factores de riesgo de la ECV.
  • Brindar la información necesaria al sistema de vigilancia de estas enfermedades a través del registro correcto, oportuno y con calidad, de la hoja de cargo.

El nivel de atención secundaria esta representado básicamente por los hospitales que no constituyen institutos. Estos cuentan con un servicio de urgencias médicas donde se recibe al paciente que acude espontáneamente o remitido del área de salud. En el servicio de urgencia se encuentran las unidades de cuidados intensivos especiales de estancia muy transitoria de los pacientes pues de ellas pasan en minutos a horas a las salas de cuidados intermedios o intensivos según el caso concreto, las unidades de ictus tienen categoría de unidades de cuidados intermedios pero cuentan con personal de varias especialidades medicas y de enfermería entrenados en la atención de la enfermedad cerebrovascular. En las condiciones de desarrollo actual de la atención de urgencia de la ECV en fase aguda no existen medidas terapéuticas individuales que hallan demostrado un efecto importante en la disminución de la mortalidad por ictus (5).

Aunque la trombolisis con factor tisular activador del plasminogeno utilizado en las primeras tres horas de inicio del cuadro clínico si es útil (6), este recurso terapéutico por muy diversas razones se logra aplicar a un escaso número de pacientes con ictus isquémicos. Sólo la creación de unidades de ictus con un equipo multidisciplinario donde participa el personal de enfermería ha logrado disminuir la mortalidad y frecuencia de las complicaciones (7).

Las acciones de enfermería se dirigen fundamentalmente a la profilaxis de las complicaciones intrahospitalarias del ictus (8), entre estas acciones se mencionan:

  • Preparación psicológica de pacientes y familiares.
  • Realizar el proceso de acción de enfermería en el paciente ingresado.
  • Mantener las medidas de asepsia y  antisepsia en todas las técnicas y procedimientos.
  • Cumplir con exactitud el tratamiento médico y observar y reportar reacciones adversas.
  • Observar que la dieta que se le oferte tenga los requisitos nutricionales según sus necesidades.
  • Identificar precozmente para su atención cualquier signo de infección nosocomial o de úlceras por presión.
  • Realizar sistemáticamente los cambios de posición según el estado del paciente y la movilización de la cama al sillón.

El nivel terciario de atención médica es brindado por institutos de investigación y servicios muy especializados. En el caso de la atención a la ECV se tiene planificado en nuestro país la creación de los centros de referencia de ECV. Estos centros podrán ubicarse en los hospitales que logren una serie de requisitos que llevan implícito un alto nivel de especialización del personal de enfermería que lo conforma.

En el nivel terciario la atención de enfermería incluye además de las acciones señaladas para el nivel secundario, otras enfocadas fundamentalmente hacia la rehabilitación del paciente una vez pasada la fase aguda de la enfermedad.

 ·         Brindar apoyo psicológico al paciente en su rehabilitación en su adaptación a determinadas dificultades ocasionadas por su discapacidad.

·         Deben conocer las principales investigaciones como la tomografía axial computarizada (TAC), ecodoppler y pruebas diagnósticas contrastadas para su explicación al paciente y preparación psicológica.

·         Interpretar las cifras de los complementarios como el hemograma, hematocrito, glicemia, monograma, así como el resto de las investigaciones realizadas.

·         Establecer relación enfermera-paciente-familia.

·         Debe dominar además las acciones del nivel secundario.

El proceso de atención de enfermería (PAE) establece el método de actuación profesional de enfermería en Cuba y su aplicación contribuye a elevar el nivel científico de la atención que presta el sistema nacional de salud (9). Los diagnósticos, objetivos y acciones de enfermería contemplados en el PAE cubren perfectamente todos el espectro de la actuación profesional de la enfermera en los tres niveles de atención antes mencionados y son aplicables casi todos en algún momento de la historia natural de la ECV , es decir desde el periodo de presunta salud hasta el que sigue al evento agudo. Una línea de trabajo fundamental de la sociedad cubana de enfermería es lograr la aplicación dialéctica del PAE, lo que complementaria todos los esfuerzos dirigidos a mejorar la atención al paciente con patología cerebrovascular.  

Los autores de este articulo somos todos del criterio de que el papel de la enfermería en este caso es fundamental y abarcador, pues es imprescindible en todo momento y además de tener un componente centifico técnico importante, aporta algo que lo distingue de la actuación profesional del médico y es la prioridad que se la da al acercamiento empático al paciente y a su familia.

Muchos teóricos de la enfermería reconocen la preferencia de cuidar del paciente por encima del enfoque del tratamiento de la enfermedad que todavía persiste en la mayor parte de los médicos. La enfermería entre el resto de los profesionales y técnicos de los servicios de la salud enfatizan el desarrollo en su personal de la sensibilidad, la compasión y la empatía, como valores priorizados (10 -13).

 

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

  1. alip. R, Matías- Guiu.J, Epidemiología de las enfermedades vasculares cerebrales, en Manual de enfermedades cerebrovasculares, Edic Prous.1995; 33-35.
  1. Anuario Estadístico, disponible en: http.//www. infomed.sld.cu
  1. Marjorie M, Jackson, La Ampliación de la profesión de enfermería. En “Métodos para el examen Físico en la Práctica de Enfermería”. Edición Revolucionaria.1989; 3-5.
  1. Colectivo de autores. Programa Nacional de Atención, Prevención y Control de las Enfermedades Cerebro vasculares en Cuba, 2000.
  1. Castillo. J, Martínez –Villa E, Naviero. J, Vázquez C. Trombólisis y Neuroprotección en Isquemia cerebral. Perspectivas futuras. En Revista Clínica Española 1996, Monográfico 3, Nov.1996; 29-34.
  1. Martínez – Vila E, Egido A. Castillo J. Tratamiento citoprotector en la isquemia cerebral. Neurología 1996; 11 (Suppl 3): 78- 86.
  1. Colectivo de autores. Programa Nacional de Atención, Prevención y Control de las Enfermedades Cerebro vasculares en Cuba, 2000; 9-14.
  1. Goderich, Roca, et al. Temas de Medicina Interna, Tomo I.1988; 25 – 27.
  1. Donabedian, A.  Part II some issues in evaluating the quality of nursing care. American Journal of public Health 1969 (59):1834.
  1. Margie J. Van Meter. Documentación sobre los cuidados de enfermería con orientación a la solución de problemas. En “Métodos para el examen Físico en la Práctica de Enfermería”. Edición Revolucionaria.1989; 27- 30.
  1. Joyce Crane. El examen físico: Un aspecto en la evaluación clínica de enfermería. En “Métodos para el examen Físico en la Práctica de Enfermería”. Edición Revolucionaria.1989; 11-12.
  2.  Regan Report on Nursing Law (Vol. 14 No. 1) Providence, R.I: Medical Press, 1973.
  1. Cleland V. Nurse Clinicans and Nurse Specialist: An Overview in three Challenges to the nursing Profession–selected papers from the 1972. ANA Convention, New York. American Nurses Association.

 

AUTORES:

Dr. Héctor Andrés Morales González.*

Dr. Miguel Ángel Blanco Aspiazú. **

Lic. Beatriz M. Hernández Izaguirre. ***

Dra. Birsy Suárez Rivero. ****

*Especialista de primer Grado en Medicina Interna. Profesor Asistente.ISCM-H.
 
Dir: Ave 23# 41 apto 26, Playa, Cuba. E-MAIL:hector.redhard@gmail.com.

 **Doctor en Ciencias Médicas, Especialista de 2do Grado en Medicina Interna. Profesor Auxiliar.ISCM-H
   Dir: Calle 26# 3714, Playa. Cuba. E-Mail: aspiazú@infomed.sld.cu

***Licenciada en Enfermería. Master en Psiquiatría. Profesora Asistente.ISCM-H. Dir: 16 #314, Playa. Cuba. E-Mail Betty@infomed.sld.cu

**** Especialista de Primer Grado en Medicina Interna. Dir: 53# 9206 Marianao. Telef. 260 00 81.

INSTITUTO DE CIENCIAS MÉDICAS DE LA HABANA

FACULTAD “FINLAY-ALBARRÁN

Articulos relacionados:
Epidemiología de las cardiopatías congénitas en el municipio de Puerto Padre. Estudio preliminar
Resumen:
Se realizó una investigación retrospectiva y transversal de 34 pacientes con Cardiopatías Congénitas del municipio de Puerto Padre a los que se le aplicó una encuesta...
Asma Bronquial y su Terapéutica
Resumen:
Para este trabajo se recolectó la información proveniente de tres consultorios ubicados en el Municipio Cerro, utilizando la información contenida en las fichas familiare...
Pericia médica en un caso de lisencefalia
Resumen:
La cuidadora, señora …, ante todo nos informó a los presentes que el niño J acababa de padecer una crisis epiléptica de “mediana” duración, informando que la misma duró u...
Tuberculosis pulmonar (ppt)
Resumen:
Es una enfermedad crónica, sistémica e infectocontagiosa, causada por Mycobacterium Tuberculosys (MTH), que se caracteriza por la formación de granulomas, en los tejidos ...
Neumonía Nosocomial en pacientes ventilados de las Unidades de Atención al Grave del HDCQ Dr. “Salvador Allende “
Resumen:
Las infecciones adquiridas en las Unidades de Cuidados Intensivos representan una parte importante en el contexto de la sepsis nosocomial. Dentro de estas se encuentra la...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©