Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

¿Posibilidad y realidad del Capitalismo Monopolista de Estado Global?

Resumen: Desde los finales del siglo XX hasta los principios del siglo XXI ha sido un período de grandes transformaciones del capitalismo mundial. Dígase por ejemplo: La transición de la etapa del Capitalismo Monopolista de Estado (CME) nacional a la etapa del CME transnacional, que ameritan su estudio y análisis para la determinación de sus matices y tendencias que permita dar respuestas a determinadas interrogantes tales como: ¿El imperialismo en su etapa de CME transnacional transitará hacia la conformación de un Estado Global Capitalista? ¿Hoy existe dicho Estado? De no existir ¿Cuándo surgirá, cuál será su estructura, composición y funciones?
2,376 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Lic. Walterio Frías Polo y Lic. Migdalia Sánchez León

 R E S U M E N

Desde los finales del siglo XX  hasta los principios del siglo XXI ha sido un período de grandes transformaciones del capitalismo mundial. Dígase por ejemplo: La transición de la etapa del Capitalismo Monopolista de Estado (CME) nacional a la etapa del CME transnacional,  que ameritan su estudio y análisis para la determinación de sus matices y tendencias que permita dar respuestas a determinadas interrogantes tales como: ¿El imperialismo en su etapa de CME transnacional transitará hacia la conformación de un Estado Global Capitalista? ¿Hoy existe dicho Estado? De no existir ¿Cuándo surgirá, cuál será su estructura, composición y funciones?

Los resultados aquí expuestos constituyen una amplia búsqueda de información bibliográfica, su análisis crítico (aportes y limitaciones) y los criterios personales de los autores a partir de las conclusiones que han arribado hasta el momento sobre el tema en cuestión. Por tanto este trabajo es sólo un peldaño del largo camino que queda por andar para la demostración de la veracidad de las tesis que aquí se sustentan. Siendo las fundamentales las siguientes:

 1.      El proceso de metamorfosis del CME Nacional está determinado por la transnacionalización de la fusión Estado / Oligarquía financiera donde ha jugado un importante papel el F.M.I., B.M. y la O.M.C. como organismos internacionales y el gobierno de los EEUU junto a los restantes dos bloques más poderosos del mundo quedando representado así el denominado Estado Mundial.

2.      En términos de política económica el neoliberalismo se ha convertido en la corriente de pensamiento que reformula el papel del Estado en los marcos de la globalización fundamentando así el proceso de transnacionalización de la fusión Estado / Oligarquía financiera.

INTRODUCCIÓN

La Teoría Leninista acerca del Capitalismo Monopolista  constituye la aprehensión conceptual de las determinaciones esenciales de la fase imperialista del sistema capitalista y expresa la esencia del movimiento del capital y su relación con el trabajo en toda su diversidad lógica e histórica. Además, como metodología permite comprender que el capitalismo  solo puede existir  a través de la transformación de sus condiciones de existencia. Lo antes expuesto es válido para emprender cualquier investigación y/o estudio del capitalismo en los momentos actuales.

Desde los finales del siglo XX  hasta los principios del siglo XXI ha sido un período de grandes transformaciones del capitalismo mundial. Dígase por ejemplo: La transición de la etapa del Capitalismo Monopolista de Estado (CME) nacional a la etapa del CME transnacional,  que ameritan su estudio y análisis para la determinación de sus matices y tendencias que permita dar respuestas a determinadas interrogantes tales como: ¿El imperialismo en su etapa de CME transnacional transitará hacia la conformación de un Estado Global Capitalista? ¿Hoy existe dicho Estado? De no existir ¿Cuándo surgirá, cuál será su estructura, composición y funciones?

Muchos han sido los autores que han fundamentado sus respuestas a estas y otras interrogantes relacionadas con el tema. Precisamente estas líneas están dedicadas a un estudio acerca de la posibilidad y realidad del Capitalismo Monopolista de Estado Global (CMEG) en los momentos actuales (Finales del siglo XX y principio del XXI) y su tendencia en los marcos de la globalización neoliberal.

Con este trabajo se pretende aportar a dicho estudio elementos que permitan enriquecer el debate de tan polémico tema y contribuir así en la búsqueda de argumentos a partir de las manifestaciones actuales del capitalismo que fundamentan la necesidad insoslayable de su sustitución por un régimen social más justo y humano: El Socialismo.

Los resultados aquí expuestos constituyen una amplia búsqueda de información bibliográfica, su análisis crítico (aportes y limitaciones) y los criterios personales de los autores a partir de las conclusiones que han arribado hasta el momento sobre el tema en cuestión. Por tanto este trabajo es sólo un peldaño del largo camino que queda por andar para la demostración de la veracidad de las tesis que aquí se sustentan.

DESARROLLO

En su caracterización actual del imperialismo, hace apenas dos años (2003), el profesor Meter Goman consideraba que existen cuatro fuerzas impulsoras detrás del imperialismo:

  1. La expansión, centralización y concentración del capital.
  1. Aplastar cualquier proyecto de modernización alternativo al capitalismo imperial.
  1. Trasladar las tenciones del núcleo imperial al mundo sub-desarrollado a través del programa de expansión imperial, el racismo y el militarismo como herramienta para mantener el dominio político.
  1. Que EEUU mantenga su dominio sobre otros centros imperiales.

 Los autores del presente trabajo consideran que hay otra fuerza impulsora a tener en cuenta: Posibilidad y realidad del Capitalismo Monopolista de Estado Global (CMEG).

Por otra parte y relacionado con los nuevos retos de las ciencias sociales un investigador del centro “Juan Marinello” nombrado Fernando Heredia puntualiza en su artículo: “Imperialismo, guerra y resistencia” que es  necesario que los estudios y análisis sobre el imperialismo deben incluir el grado en que la naturaleza actual del sistema capitalista favorece o debilita su propia estrategia.

Agregaríamos a este importante y válido criterio  desde el punto de vista metodológico que por su esencia contradictoria el sistema capitalista posee, también de manera contradictoria, aspectos que favorecen y debilitan su estrategia y que por tanto de lo que se trata es de neutralizar y frenar las acciones que fortalecen su estrategia a través de alternativas rebeldes, al decir del propio autor, y en esa misma medida tomarán fuerzas los elemento que debilitan su estrategia y por ende su existencia.

Martínez, Heredia aboga además, por la necesidad urgente de un trabajo de identificación y análisis de los rasgos fundamentales del imperialismo contemporáneo. Al respecto pensamos que nuestro trabajo aportará su grano de arena.

 Luis Suárez Salazar autor del artículo: “La globalización: ¿última fase de la última fase?” (Revista “Temas” # 33-34/Abril – Septiembre del 2003) refiriéndose también a los nuevos retos expone:

“…Considero imprescindible que el pensamiento social, económico y político marxista, en particular el cubano, profundice sus conocimientos acerca de cuáles son las similitudes y diferencias, las continuidades y los cambios entre  <el imperialismo clásico> (definido por Lenin) y <el imperialismo globalizado> que impera en la actualidad …” (1).

Y a continuación define los problemas en los que habría que profundizar:

1.      El mundo de hoy se caracteriza por la transición entre los actuales Estados nacionales y los llamados <Estados regionales o continentales> que otros especialistas llaman supermercado mundial. Dado en que el proceso de consolidación de los tres centros imperiales del mundo y el propio proceso de conformación de la Unión Europea demuestran que las fronteras nacionales son más molestas para la expansión del capital.

2.      La base de ese proceso está en la inconclusa transformación del Capitalismo Monopolista de base nacional y predominantemente industrial-financiero, hacia un neocapitalismo centrado en el mega monopolio/mega oligopolio transnacional, parasitario y especulativo, sustentado fundamentalmente en los sectores terciarios (servicios) y cuartenarios (científicos-técnicos) de la economía.

3.      La  actual Revolución Científica-Técnica ha llevado a que la Oligarquía Financiera en estrecha alianza con los Estados Imperialistas no solo monopolizan el capital financiero, sino también el conocimiento científico-técnico.

Precisamente en el camino hacia el alcance de la meta antes señalada uno de los últimos estudios acerca de la etapa del Capitalismo Monopolista de Estado (CME) de la fase imperialista da cuentas de que el CME nacional ha sufrido una metamorfosis en la que ha ocurrido una transformación del CME en Capitalismo Monopolista Transnacionalizado, no incluyendo así en el término que define esa nueva etapa del imperialismo la palabra Estado, no porque halla desaparecido, sino porque al decir de los autores ya no es elemento esencial en el proceso de transformación y solo lo son las empresas transnacionales.

 De lo expuesto anteriormente nos referimos a la obra: ”Transnacionalización y Desnacionalización” de un colectivo de autores cubanos dirigido por Rafael Cervantes donde además se expresan elementos que fundamentan la existencia de la fusión de los Estados Nacionales Imperialistas con las Oligarquía Financieras Internacionales y una fusión entre los Estados Nacionales Capitalistas Dependientes y las oligarquías Financieras Transnacionales.

Por ejemplo, los autores exponen:

“(…). Fundidos con los poderes igualmente transnacionales de los Estados imperialistas, los monopolios son portadores de un poderoso impulso hacia la superación de las naciones.” (2).

Más adelante se refieren a que:

“… la transnacionalización del monopolio no significa, en modo alguno, que este haya perdido toda base nacional y haya adquirido una total independencia con respecto a las naciones. Incluso aquellos monopolios transnacionales que pueden  prescindir virtualmente de sus naciones de origen y de la protección de sus Estados Nacionales permanecen fundidos con la fuerza política, (…) y en medida variable, de los restantes Estados en cuyos límites geográficos tienen invertido capital. Los monopolios mantienen su fusión plena con los Estados Imperialistas, pero ahora se trata, (…) monopolios transnacionales, y esa fusión se realiza como momento del proceso de transnacionalización y desnacionalización.” (3).

De las ideas expuestas por Rafael Cervantes y el resto del colectivo de autores se infiere que:

1.- En el estudio del CME hay que tener en cuenta que existen dos momentos de su evolución: Un momento de carácter netamente nacional y otro transnacional.

2.- Se expresa la existencia de la fusión de los  Estados Nacionales Imperialistas con los monopolios transnacionales y los Estados Nacionales Dependientes también con los monopolios transnacionales. Por tanto habrá que tener en cuenta que hay una metamorfosis del CME hacia un Capitalismo Monopolista Transnacionalizado de Estado.

Otro criterio a tener en cuenta es el del profesor Fernando Coronil quien en el análisis conceptual del imperialismo en la actualidad realiza una crítica al post-modernismo y a la vez expone su propia definición de las modalidades que ha manifestado el imperialismo en su evolución y dentro de ellas identifica la Global donde las redes transnacionales ejercen su poder por medio de un mercado mundial sustentado en los Estados metropolitanos, donde EEUU juega un papel dominante y el mercado mundial ejerce un dominio sobre los Estados en su conjunto, donde la política territorial se integra a lo económico-global.

Concluye el profesor Coronil expresando que  el imperialismo global se apoya en  el Estado metropolitano y que la globalización del mundo va unida a la redefinición del Estado y sus relaciones con lo económico y no a la desaparición del Estado. Por tanto se infiere la siguiente pregunta. ¿Qué tipo de Estado corresponderá  a ese imperialismo global?

Sin dudas la respuesta es que a ese imperialismo global le debe corresponder un Estado Global, pero… ¿Existe dicho Estado? ¿Realmente el imperialismo global cuenta hoy con un Estado Global que nos permita afirmar que el CME Nacional transita hacia un CME Global pasando por un CME Transnacional?

De no existir ¿Cuándo llegará a ser realidad? ¿Qué características tendrá?

 Sobre estas interrogantes ya en 1998 nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en su Discurso en la reunión Cumbre de la Organización Mundial del Comercio en el Palacio de las Naciones, Ginebra, Suiza expuso que:

“…, lo entiendo perfectamente, el mundo marcha hacia formas de gobierno internacional, de gobierno mundial. Hay un cierto esquema. La ONU es el primer embrión; claro que ahora limitada por Estados Unidos.” (4).

“El mundo necesitará un gobierno, el siglo XXI necesitará un gobierno. ¿Quién va impedir que no acaben de destruir lo que queda de la naturaleza, de los mares o del aire? Si el mundo se globaliza y si todas las economías se entrelazan totalmente, ¿quiénes van a gobernar, ellas están en guerra unas con otras, competencias, fusiones, de todo.” (5).

Precisamente el profesor emérito de la Universidad de Nueva York  James Petras junto a otros tres autores, profesores e investigadores de reconocido prestigio internacional en su obra “Imperio con Imperialismo la dinámica globalizadota del capitalismo neoliberal” expone que hoy el mundo ha cambiado de una situación bipolar a la existencia de diferentes actores caracterizados por profundas contradicciones y modificaciones en sus Estados siendo el protagonista principal  EEUU y donde la ONU junto a la OMC, la OTAN, el FMI y el BM se ha convertido el lugar para que los actores internacionales discutan sus relaciones de poder recíprocas y muy desiguales. 

Dichos autores también se refieren que en la época actual de competencia global entre los principales actores internacionales como polos geoeconómicos tendrá que agudizarse para dar nacimiento a un “imperio” único dominado por las empresas multinacionales y que por tanto la estructura de la dominación internacional de capital ha dejado de basarse en un Estado nacional y se basa en polos que coordinan sus acciones bajo la hegemonía de EEUU.

Pero el Estado, puntualizan los prestigiosos investigadores, no ha dejado de ejercer funciones determinantes en dependencia de su naturaleza: “Estado Fuerte” o Estado Débil”. Estos últimos responden a los intereses de instituciones financieras internacionales (FMI y BM), mientras que las funciones de los otros, “Estados Fuertes” no se limita a los aspectos geopolíticos y a la conquista de mercados internacionales su función es decisiva en el nivel de acumulación del capital pues el Estado es el único que hoy por hoy puede garantizar a los grandes monopolios sus inversiones en la investigaciones y el desarrollo a través de su respaldo legislativo para obstaculizar la penetración de firmas competidoras.

En otro orden de cosas los Estados cargan con una gran parte del costo social, dicen los investigadores antes mencionados, de la formación de un capital humano apropiado y funcional independientemente del carácter privado de la docencia.

Por último, se refieren los autores citados, el Estado juega un papel determinante en la garantía de la estabilidad del mercado interno pues los flujos de la demanda interna exigen una intervención estatal elevada para garantizar los márgenes de ganancias a la acumulación de capital. Como tampoco hay que olvidar el papel jugado por los estados nacionales en el fracaso de las negociaciones de la OMC en Seattle o la presión del interés nacional de estado norteamericano sobre las dudas de las multinacionales petroleras de EEUU en cuanto a la ruta que debían seguir los oleoductos del Mar Caspio.

Otros profesores e investigadores como Leo Panitch y Sam Gindin consideran que en las discusiones contemporáneas sobre la globalización en el contexto de las políticas neoliberales  “… se pone de manifiesto una incapacidad para darse cuenta del papel crucial del Estado en la creación y puesta en funcionamiento de los =mercados libres=. Tal como el llamado laissez-faire, bajo el capitalismo industrial de mediados del siglo XIX contemplaba un Estado altamente activo que realizara la separación formal entre lo político y  lo económico, y que definiera y patrullara las relaciones sociales internas de un orden plenamente capitalista, así también la política exterior de libre mercado contempló una extensión del papel imperial del Estado junto con todas estas dimensiones” (6).

Ambos autores también exponen que el capitalismo global de hoy no es la expansión territorial del imperialismo formal sino, más bien la reconstitución formal de Estados Nacionales como vehículos primarios de los Estados Imperiales para  que las relaciones, instituciones de clase, moneda, mercado capitalistas se reprodujeran;  y para que la acumulación internacional del capital se llevara a efecto.

Gindin y Panitch reconocen, además que el imperialismo global norteamericano del siglo XX e inicios del siglo XXI  se venían gestando desde 1947 cuando el presidente de los EEUU Truman declaró que el sistema norteamericano podría sobrevivir sólo si se convertía en un sistema mundial y esto fue recogido en el documento de seguridad nacional NSC-68 en 1950 donde se definió el objetivo de construir un ambiente mundial donde el sistema norteamericano sobreviviera y se fortaleciera.

Hoy podemos afirmar que ese objetivo se ha cumplido utilizando todo tipo de métodos, formas hasta llegar a la fuerza más brutal e inhumana como las invasiones, guerras con alta tecnología, y amenazando al mundo de que quien no se subordine a los intereses norteamericanos será sometido.

Sobre la existencia o no de un gobierno mundial el profesor de la Universidad de París X  George Labica en su conceptualización del imperialismo coincide con varios autores cuando expresa que hoy las instituciones internacionales, dígase FMI, BM y OMC bajo los dominios del monopolio transnacional, sobre todo norteamericano ejercen la función de un gobierno planetario.

Sobre lo anterior también nuestro Comandante en Jefe en una Rueda de prensa en Oporto, Portugal tras la Clausura de la VIII Cumbre Iberoamericana en octubre de 1998

expuso que el BM no constituye una institución totalmente independiente pues Estados Unidos tiene derecho al veto en virtud de que es el país que posee más del 15 % de las acciones. Y lo mismo sucede con el FMI donde dispone del 17,5 % de los votos.

Al referirse  a los rasgos actuales del imperialismo el profesor István Mészáros lo hace desde una óptica diferente a los autores citados anteriormente pues considera que existen dos aspectos de importancia capital a tener en cuenta:

  1. La tendencia material y económica final del capital es ir hacia la integración mundial que no puede obtenerse en el nivel político. Esto se debe, según el autor, en gran medida a que el sistema capitalista mundial se desarrolló en el curso de la historia como multiplicidad de Estados nacionales divididos y, de hecho, antagónicamente opuestos.
  1. A pesar de todos los esfuerzos, el capital no logró reproducir el estado del sistema capitalista como tal. Esto sigue siendo la más grave complicación independientemente de la globalización. Puntualiza el autor que  el imperialismo hegemónico mundial  dominado por EEUU es un intento que fracasará y que quiere superponerse a todos los demás Estados Nacionales como Estado Internacional del Sistema Capitalista.

De lo anteriormente expuesto se deduce que es una realidad la integración económica capitalista mundial y la imposibilidad de una integración política capitalista mundial por intereses capitalistas antagónicos. Pero nos preguntamos ¿Por qué es posible en lo económico y no en lo político, si también en lo económico existen intereses antagónicos por su propia naturaleza capitalista?

Consideramos que al igual que en la integración económica bajo el dominio de las poderosas transnacionales y multinacionales ha devenido un proceso de globalización neoliberal, en lo político el imperialismo estará obligado a  integrarse bajo el dominio de las oligarquías financieras internacionales fusionadas con los Estados imperialistas como mecanismo de defensa en el urgente proceso actual de neutralizar las contradicciones interimperialistas lo que le permitirá el sustento del régimen capitalista.

En tal sentido la profesora e investigadora del Instituto de Filosofía de Cuba Dra Isabel Monal en su artículo: “Terrorismo y amenazas imperialistas” expone:

“…No se debe seguir repitiendo la ya manida historia del fin (anticipado) de los Estados nacionales, mientras que, en realidad, los centros imperiales refuerzan las funciones de políticas exteriores de sus propios Estados y el empleo de la fuerza militar para conseguir sus objetivos (…). En etapas anteriores el dominio del capital monopolístico financiero se correspondía con un Estado-nación en particular. Hoy no existe una figura política internacional que se corresponda de manera equivalente con las transnacionales, aunque estas tengan un país base fundamental. El Estado-nación del imperio, es decir los Estados Unidos, busca llenar entonces las funciones del estado necesario para la buena marcha de la mundialización; esto es, un estado nacional en particular que funcionaría como Estado mundial para cumplir, sobre todo, las funciones políticas y militares inherentes al buen funcionamiento del sistema mundo. Así, el Estado imperio se adjudica funciones de Estado político mundial…” (7).

De lo expresado anteriormente podemos preguntarnos: ¿Definiríamos entonces al estado global capitalista como el Estado-nación que se adjudica funciones internacionales?

Independientemente de la respuesta positiva o negativa que pudiéramos dar a esa interrogante preguntamos: ¿Qué importancia tienen las ideas de la Dra Isabel Monal? Sin dudas, nos expone que en el estudio de la evolución histórica del surgimiento del Estado Global Capitalista hay que tener en cuenta que sus embriones están en la existencia de ese Estado-nación que se adjudica funciones globales y agregaríamos que es un proceso que tiene su base en la internacionalización del capital manifestado a través de la transnacionalización y la multinacionalización. Y que la manifestación concreta de ese embrión de  nuevo tipo de Estado la constituye EEUU.

Sobre tal manifestación concreta el propio Fidel Castro manifestó en mayo de 1998 en Ginebra, Suiza en su Discurso en la reunión Cumbre de la OMC que en los últimos años EEUU aprobó más de 40 leyes y decisiones ejecutivas, para aplicar sanciones económicas unilaterales contra 75 naciones que representan el 42 % de la población mundial. ¿Puede algún otro estado ejercer esas acciones unilateralmente?

Visto así nos permitiría comprender, al decir de la propia Monal, a la fase imperialista del sistema capitalista como una unidad sistémica, coherente de lo económico y lo político siguiendo la tradición  Marxista-Leninista.

Tal conclusión es semejante a los criterios expuestos  en el artículo: “Imperialismo, fundamentalismo y los usos del <terror>” por el economista Jayati Gohsa de la Universidad de Nebru, Nueva Delhi, al decir que uno de los elementos que tipifican  a  la economía capitalista mundial es precisamente que las características que hoy expone el imperialismo son diferentes a las expuestas por Lenin pero que son resultado de la historia de la evolución histórica de las instituciones y procesos del capitalismo.

Puntualiza, además, que en lo económico y lo político las potencias capitalistas tienden a actuar juntas, apoyando implícitamente las posiciones de EEUU sobre todo en las negociaciones con el FMI, la OMC y el tratamiento a los llamados <Estados maleantes>.

Al hablar del momento histórico que marca el inicio del embrión del estado Global Capitalista hay que tener en cuenta el criterio de  Noam Chomsky cuando expresó en un encuentro con Alfredo Prieto González que la red de corporaciones extraordinariamente poderosas y ricas vinculadas al estado incrementa el grado en que el poder privado gobierna a los países y que este fenómeno adquiere un carácter multinacional desde 1960.

En tal sentido hay que tener en cuenta que no solamente data de la década de 1960 y que si bien EEUU ha llevado la delantera no ha sido el único país imperialista  que ha desarrollado esa extraordinaria maquinaria del poder imperial, pues no podemos perder de vista que según expertos ya en 1996 existían mas de 200 multinacionales repartidas en 10 países, siendo Japón con 62, EEUU con 53, Alemania con 23, Inglaterra con 11, los más representativos.

Francia a pesar de contar solamente con 10  ya en 1959 en la llamada V República el General Charles de Gaulle (su presidente) creó la Compañía ELF (Grupo Industrial Francés dedicado a la petroquímica) como brazo seglar del Estado con una triple misión: Controlar a África francófona, asegurar el abastecimiento energético a Francia y trabajar como servicio de espionaje fiel al gaullismo.

 Sobre lo planteado por Noam Chomsky  queda revelado también en el hecho de que el volumen de la actividad económica de las grandes corporaciones transnacionales sobrepasa el de casi todos los países. Al comparar los valores de las grandes empresas al PNB nacional de los países del mundo, vemos que 51 de las 100 economías más grandes del planeta son corporaciones nacionales.

Por ejemplo: El ingreso de Wat Mart es más grande que el PNB de Indonesia, la General Motors tiene más o menos el mismo ingreso que Irlanda, Nueva Zelandia y Hungría juntos.

Sobre esa gran red de corporaciones transnacionales unida a la maquinaria estatal puede decirse que ya en el 2001, 40  de ellas con 270 mil filiales representaban el 65 % del PIB, mas de la  ⅔ del comercio del comercio mundial se realiza intra e interempresas transnacionales, las 200 más grandes empresas en 1982 participaban en 1982 en el 24% del PIB mundial y en el 2000 ya era el 35%.

En la década del 90 muchos Estados actuaron en defensa de los intereses del sector privado. Según el historiador,  politólogo y presidente del Comité por la Deuda del Tercer Mundo Eric Toussaint en su relevante obra titulada “La bolsa o la vida” expone que en 1997 la intervención del FMI y del BM se hizo efectiva en la crisis del sudeste asiático para asegurar el pago de la deuda privada de las instituciones financieras asiáticas a sus acreedores privados internacionales y el monto ascendente a 100 millardos· de dólares fue aportado en gran parte por los Estados miembros.

Toussaint también se refiere que en 1998 el gobierno japonés fue capaz de nacionalizar una parte de la deuda del sistema financiero privado por un monto de 500 millardos  de dólares.

Tomando como base precisamente estos y otros datos el mencionado autor plantea su tesis de la imposibilidad de que las multinacionales en los marcos de la globalización logren emanciparse de los Estados porque incluso el BM y el FMI son instituciones que se han visto controladas por las principales potencias capitalistas para intervenir en la vida política de los países endeudados.

·1 millardo = 1000 millones.

“La bolsa o la vida” de Eric Toussaint también revela que la globalización no solamente puede ser vista como un proceso en que las multinacionales a través de las transformaciones tecnológicas logran dominar económicamente el mundo, sino que sin la intervención activa de los gobiernos hubiera sido imposible que las multinacionales mantuvieran su dominio y que esa intervención activa de los gobiernos ha estado sustentada bajo cuatro objetivos principales: la liberalización del capital a escala internacional, la privatización de las empresas y servicios públicos, la desregulación de las relaciones laborales y la competitividad.

Otro aspecto a tener en cuenta en el estudio de la posibilidad y realidad del Capitalismo Monopolista de Estado Global es el hecho de los cambios sustanciales que han operado las instituciones internacionales dado en que:

  1. El FMI y el BM eran reguladoras de la circulación monetaria internacional, ahora diseñan, dictan, imponen, y condicionan políticas económicas.
  1. La OMC amplió su alcance a los servicios, agricultura, relaciones comercio-medio ambiente, propiedad intelectual, examen de relaciones comercio-normas salariales y sociales de los trabajadores.
  1. Si bien las anteriores organizaciones han fortalecido y ampliado sus funciones   otras han declinado como las organizaciones de la ONU vinculadas al desarrollo, dígase: UNCTAD, OMPI, y la ONUDI.
  1. Unido a la declinación del papel de las organizaciones del ONU, otras han elevado su protagonismo como son: Foro de Davos, Grupo de los Siete (7), y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

 Preguntamos: ¿El nuevo papel de estas instituciones puede materializarse al margen del Estado?

Sin lugar a dudas ese nuevo papel de esas organizaciones ha fortalecido al sistema capitalista mundial. Junto a ellas otro importante instrumento de la política imperial no debería dejar de estar presente. Nos referimos al llamado Consenso de Washington.

CONCLUSIONES

A modo de conclusión podemos decir  que en el estudio de la metamorfosis del CME Nacional el elemento esencial lo constituye el proceso de transnacionalización del capital donde la Oligarquía Financiera Nacional a pasado a ser Transnacional, por tanto la fusión Estado/Oligarquía Financiera que se daba solamente a lo nacional, también se ha transnacionalizado, donde han jugado un importante papel fundamentalmente las organizaciones internacionales: FMI, BM  y la OMC.

En los principios del siglo XXI. Estamos en presencia del germen de un CME Global donde el Estado Mundial queda representado en el dominio que realizan los tres bloques más poderosos del mundo sobre los organismos internacionales para garantizar, a pesar de sus antagonismos, su poderío y donde el papel hegemónico y protagonista lo ejerce EEUU.

Y en términos de política económica decir que la fusión Estado/Oligarquía Financiera a lo nacional se sustentaba en el keynesianismo como la corriente de pensamiento que definía el papel activo del Estado en la economía y ahora el proceso de transnacionalización de esa fusión se fundamenta en el neoliberalismo como la corriente que reformula ese papel del Estado en los marcos de la globalización.

REFERENCIAS

(1) Temas: Revista # 33-34. Abril – Septiembre. 2003. Pág. 143.

(2) “Transnacionalización y Desnacionalización” Rafael Cervantes Martínez y Colectivo de Autores. Edit. Félix Varela, La Habana, 2002. Pág. 137.

            (3)  Ibidem. Pág. 142.

       (4) Castro, Fidel: Globalización Neoliberal y Crisis Económica Global. Oficina       de Publicaciones del Consejo de Estado, La Habana, 1999.  Pág. 37.

            (5)  Ibidem. Pág. 39.

(6) Temas: Revista # 33-34. Abril – Septiembre. 2003. Pág. 31.   

(7)   Ibidem. Pág. 125.

BIBLIOGRAFÍA

1.      Castro, Fidel: Capitalismo Actual. Características y Contradicciones. Neoliberalismo y Globalización. Selección temática (1991- 1998). Editora Política, La Habana, 1999.

2.      Castro, Fidel: Globalización Neoliberal y Crisis Económica Global. Oficina de Publicaciones del Consejo de Estado, La Habana, 1999.

3.      Cervantes M., Rafael., Felipe G. Chamizo, Roberto Regalado Alvarez, Rubén Zardoya Loureda. “Transnacionalización y Desnacionalización” Editorial “Félix Varela”, La Habana, 2002.

    4.      George, Susan: Breve historia del neoliberalismo: veinte años de economía de élite y las oportunidades emergentes para un cambio estructural. Conferencia Económica en un Mundo Globalizado. Bangkok. Tailandia. 1999.

5.      Petras, James., L. Vasapollo, H. Veltmeyer, M. Casadio: Imperio con imperialismo. La dinámica del capitalismo neoliberal. Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 2004.

6.      Temas: Revista # 29. Abril – Junio. 2002.

7.      Temas: Revista # 33-34. Abril – Septiembre. 2003.

8.      Temas: Revista # 35. Octubre – Diciembre. 2003.

9.      Toussaint, Eric: La bolsa o la vida. Las finanzas contra los pueblos. Editorial Ciencias Sociales, La Habana, 2003.

INSTITUTO SUPERIOR PEDAGOGICO

“BLAS ROCA CALDERIO”

GRANMA

CUBA

Autores:

Lic. Walterio Frías Polo.

 Lic. Migdalia Sánchez León.

NOVIEMBRE/2005

Articulos relacionados:
Suiza
Resumen:
Referencia geográfica. Marco Histórico. Tradiciones populares suizas. De la división de poderes. Cantones. Partidos políticos. Con la investigación que dio lugar a este t...
Programa de sistematización de demanda espontánea Gubernamental
Resumen:
El análisis de las necesidades sociales es imprescindible
en el diseño de políticas modernas y universales. Así entendemos este proceso que lleva, mediante la utilizac...
Mensaje Sociológico Film Vittorio de Sica
Resumen:
Comprender un Film es decodificar su mensaje.Impacto social y cultural del Film. Análisis del Argumento.
Perspectivas de la mujer del nuevo siglo XXI
Resumen:
La mujer del Nuevo Siglo se enfrenta a retos cada vez mayores, toda vez que es más exigente su presencia en el proceso de empoderamiento que se ha ganado a través de la h...
Sociodrama sobre fenómeno de la migración como fundamento de rasgos de la Cultura Dominicana
Resumen:
Trabajo que muestre la importancia histórica del fenómeno migratorio sobre la cultura, sociedad, Psicología social, economía y costumbre del pueblo dominicano.
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©