Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

El Método Científico

Resumen: Dada la necesidad de bibliografía para la asignatura Informática Medica II se concibió este Material de Apoyo a la Docencia cuyo contenido forma parte del programa analítico de la asignatura. En el mismo se expone el sumario siguiente: La ciencia y la actividad científica. El método científico. Etapas del método científico. El problema científico. Formulación de objetivos. Formulación de hipótesis. Planificación de la verificación de las hipótesis. Características e importancia. La observación científica. Importancia. Errores. Relación del método científico con los métodos de las ciencias particulares (método clínico y método epidemiológico).
11,066 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Dra. Nelsa María Sagaró del Campo y Dra. Meydis María Macías Navarro

Resumen

 Dada la necesidad de bibliografía para la asignatura Informática Medica II se concibió este Material de Apoyo a la Docencia cuyo contenido forma parte del programa analítico de la asignatura. En el mismo se expone el sumario siguiente: La ciencia y la actividad científica. El método científico. Etapas del método científico. El problema científico. Formulación de objetivos. Formulación de hipótesis. Planificación de la verificación de las hipótesis. Características e importancia. La observación científica. Importancia. Errores. Relación del método científico con los métodos de las ciencias particulares (método clínico y método epidemiológico). 

La ciencia y la actividad científica. 

El vocablo Ciencia es en nuestros días un término de amplio uso, tanto por la población en general como por los profesionales, lo que nos permite pensar que la mayoría de las personas tenga una idea más o menos correcta de su significado. No obstante, es conveniente precisar en los aspectos formales y de contenido que entrañan esta definición y otras conexas a ella.

Muchas han sido las definiciones que se han dado de ciencia, algunas más abarcadoras, otras menos, cada una de ellas matizada por la cosmovisión del autor. 

En general todos concuerdan en que la Ciencia es un Sistema de conocimientos racionales y ciertos o probables sobre la naturaleza, la sociedad y el pensamiento (PRINCIPIOS, TEORÍAS, LEYES, CONCEPTOS) obtenidos como resultados de la investigación empleando el método científico y que encierra todo el desarrollo de la humanidad en un momento histórico determinado.

El método científico.

Varios son los atributos que diferencian al conocimiento científico del no científico, pero sin duda la discrepancia más sustancial radica en que el primero se adquiere aplicando el denominado Método Científico, mientras que el segundo se obtiene de forma coyuntural.

Para el Diccionario Actual de la Lengua Española, el método es un «modo ordenado de proceder para llegar a un resultado o fin determinado, especialmente para descubrir la verdad y sistematizar los conocimientos.»

El Método Científico se define como una regularidad interna del pensamiento humano, empleada de forma consciente y planificada como un instrumento para explicar y transformar al mundo.

De la definición anterior se desprende que el método es el modo en que se actúa para conseguir un propósito, lo cual lleva implícito la aplicación de un sistema de principios y normas de razonamiento que permiten establecer conclusiones de forma objetiva, es decir, explicaciones de los problemas investigados sobre cierto objeto de estudio.

Un verdadero método científico de obtención de conocimiento da la dirección correcta al trabajo del investigador, le ayuda a escoger el camino más corto para el logro de auténticos conocimientos.

Con vistas a clasificar al Método Científico han surgido numerosos ejes taxonómicos, de los que abordaremos dos. El primero lo clasifica en: un método universal, métodos generales y métodos particulares. Esta clasificación parte de los límites de las áreas de aplicación de los métodos en el proceso cognitivo.

El método universal de la ciencia —para los autores que han dado en llamarlo así— está constituido exclusivamente por el Materialismo Dialéctico. Los métodos generales resultan útiles para la obtención de conocimiento científico de varias ciencias, en tanto que los métodos particulares son aquellos que se usan especialmente en la investigación en las diversas ramas de la ciencia (ciencias particulares). (Cuadro 1.1).

Cuadro 1.1. Clasificación del Método Científico

Universal

 

Se emplea en todas las esferas e la realidad y todas las etapas del proceso (Filosofía)

Materialismo Dialéctico e Histórico

Generales

Empleado por todas las ciencias pero solo en determinadas etapas

Empíricos

Observación

Medición

Experimentación

Teóricos

Hipotético- Deductivo

Análisis y síntesis

Deducción e Inducción

Histórico y Lógico

Generalización y  Abstracción

Particulares

Empleado en una sola ciencia para investigar determinado fenómeno de la realidad

Inducción Matemática

Ensayo Clínico

Intervención Comunitaria

Etc.

 

La relación entre estos tres tipos de métodos es estrecha. Así, el método dialéctico señala la orientación general del proceso cognoscitivo, revela los principios metodológicos del conocimiento[1][1], pero no puede sustituir, ni mucho menos, a todos los métodos particulares. Cada objeto concreto del conocimiento exige, además de la metodología general, un enfoque especial de análisis, una metodología particular de estudio y procesamiento de los datos obtenidos en el proceso de investigación.

Por otra parte, los métodos generales del conocimiento científico muestran una gran similitud con el método universal, no solo porque muchos de ellos se utilizan con ese carácter, sino porque algunos de ellos —como los de análisis y síntesis, inducción y deducción, histórico y lógico— no operan al margen de la Dialéctica, sino estrechamente ligada a ella. La acción directa de la Dialéctica Materialista se concreta a través de estos procedimientos cognitivos, que pueden considerarse elementos integrantes de este método universal.

Otra clasificación interesante es la que agrupa los métodos generales según su naturaleza: empírica o teórica, algunos ejemplos aparecen en el cuadro 1.1.

Los métodos empíricos permiten la obtención y elaboración de los hechos fundamentales que caracterizan a los fenómenos, a la par que facilitan confirmar hipótesis y teorías. Por su parte, los métodos teóricos constituyen el enfoque general para abordar los problemas científicos, de ahí que posibiliten profundizar en las regularidades y cualidades esenciales de los fenómenos.

En los últimos años, han surgido criterios divergentes en torno al uso de los métodos teóricos, lo que ha dado en llamarse el «problema de los llamados métodos teóricos». Consiste en la poca utilización de algunos de estos métodos en la investigación, dado que son procesos generales del pensamiento, cuyo grado de generalidad dificulta su aplicabilidad, pues no se acompañan de procedimientos claros de cómo utilizarlos en la práctica, ni de los diferentes usos que pueden tener en la investigación.

La  observación se encuentra en la base de todos los demás procedimientos empíricos y constituye la forma más elemental del conocimiento científico. Tanto la medición como el experimento incluyen la observación, aunque esta última puede ser realizada sin los primeros. La observación se utiliza en las ciencias para la obtención de la información primaria acerca de los objetos investigados o para la comprobación de las consecuencias empíricas de la hipótesis.

   

Etapas del método científico.

El método científico tiene tres etapas en todas las cuales está presente la observación (Esquema 1.1). Mas sobre la observación encontrará en el desarrollo de la conferencia de Recolección de la Información.

Esquema 1.1. Etapas del Método Científico.

 

El sentido común nos diría que es casi imposible dividir una actividad humana, del carácter más complejo y creativo, en pasos o etapas estrictamente delimitadas. No obstante, tal como hacen la mayoría de los autores, es evidente que pueden establecerse estadios o momentos fundamentales, y de cierta manera consecutivos, en el proceso que, como ya se ha mencionado, va desde el surgimiento del problema hasta su solución por el camino de la inves­tigación.

 El proceso de Investigación Científica puede resumirse —con un propósito didáctico— en varias etapas, aunque no necesariamente exista una total precedencia de una respecto a la otra, sino que en algún momento pueden coexistir unas y otras.

Mario Bunge distingue ocho pasos que denomina "serie ordena­da de operaciones" y que pueden considerarse como la expresión más concreta de la aplicación del método científico a la labor de investigación. Tienen por tanto un carácter general y resumen el camino que debe guiar el pensamiento y acción del investigador en el proceso de la investigación.

 Los ocho pasos de Bunge son en esencia los siguientes:  

 

  Los pasos enunciados por Bunge quedan resumidos en el esquema 1.2.  El problema científico se sitúa dentro del conocimiento hasta el momento disponible. De este conocimiento es que  pueden surgir las hipótesis se entiende explicativas del problema y las técnicas necesarias para la prueba de las mismas.

 

En general, en el desarrollo de una investigación se aceptan las etapas que a continuación mencionamos:

Etapas de una investigación

 

         La planificación.

        La ejecución.

         El procesamiento y análisis de los resultados.

         La confección del informe final.

       La publicación de los resultados e introducción de logros en la práctica social.

La planificación es la fase más importante en la investigación, pues ésta, como toda tarea realizada con un fin, logrará mejores resultados en la medida en que sea mejor su planificación.

Realmente, toda labor investigativa debe ser planificada, garantizando así una adecuada optimización del proceso, es decir, permite obtener resultados válidos y fiables con costos razonables.

 En esta etapa se realizan las siguientes tareas:  

El problema científico.
 

Un problema de investigación puede ser definido como una laguna en el conocimiento del investigador —que, dicho sea de paso, es el sujeto de la investigación— la cual provoca en éste la necesidad de resolverla mediante el desarrollo de una actividad que le permita transformar la situación existente, solucionando así el problema.

Por otra parte, debemos hacer notar que una situación problémica constituye un problema científico cuando posee determinados requisitos:

 

La formulación del problema debe basarse en un conocimiento científico previo del mismo.

La solución que se alcance del problema estudiado debe contribuir al desarrollo del conocimiento científico, o sea, al desarrollo de la ciencia.

Debe resolverse aplicando los conceptos, categorías y leyes de la rama del saber que se investigue, algunos de los cuales los aporta el investigador durante su trabajo.

La delimitación del problema halla sus bases en los siguientes aspectos (Silva, 1993):

 

Su expresión nítida a través de preguntas e hipótesis.

Conformación del marco teórico-práctico en que se inserta.

Su justificación, o sea, la fundamentación de la necesidad de encarar el problema.

 

El problema científico, es una laguna cognitiva, la cual se concreta a través de preguntas e hipótesis,

Donde:

las preguntas son expresión de lo desconocido,

 mientras que:  

las hipótesis son afirmaciones o conjeturas que se hacen para contestar dichas preguntas.

Tanto las preguntas como las hipótesis deben poseer algunos atributos que posibiliten abordarlas en un trabajo de investigación. De ellos los fundamentales son la especificidad, que sean empíricamente contrastables y la fundamentación científica.

De la especificidad con que se hayan declarado las hipótesis y preguntas depende en gran medida el éxito de la investigación. De hecho, si una investigación es un intento concreto de resolver cierto problema científico, entonces la misma debe estar en función de una pregunta/hipótesis lo suficientemente específica como para permitir abordarla.

Decir que hipótesis y preguntas sean contrastables empíricamente equivale a diseñar una investigación científica que las resuelva utilizando datos de la práctica, lo que se logra planteándolas de tal suerte que se puedan realizar observaciones que corroboren las consecuencias obtenidas.

Al mismo tiempo, la formulación de las preguntas e hipótesis halla sustrato en el conocimiento científico existente, puesto que el problema científico emerge del análisis de ese conocimiento, y el investigador se limita a formularlo correctamente y a buscar las vías para solucionarlo. Enunciar una pregunta/hipótesis sin un basamento científico es, ante todo, violar la ética de la investigación, a la vez que puede conducirnos al desarrollo de un proceso de improductivos resultados.

Una hipótesis es una conjetura o suposición que explica tentativamente las causas, características, efectos, propiedades y leyes de determinado fenómeno en una ciencia dada, basándose en un mínimo de hechos observados.

Esta suposición debe ser comprobada por los hechos, ya sea en la experimentación o en la práctica; el no comprobarla significa que es falsa, conllevando esto a que los fenómenos que pretende explicar deben ser observados nuevamente con miras a reformular la conjetura.

 Con respecto a la construcción del marco teórico y conceptual, la misma se caracteriza, ante todo, porque no termina en un momento determinado de la investigación, sino que implica una revisión constante a lo largo de todo el proceso con el fin de perfeccionarlo continuamente. Esto significa un continuo ir y venir dentro de las líneas generales que encuadran al marco teórico y conceptual, persiguiendo la finalidad de revisarlo a la luz de nuevas elaboraciones teóricas y descubrimientos empíricos. De esto dependerá la ocurrencia o no de ajustes considerables en las hipótesis planteadas a priori.

La elaboración del marco teórico y conceptual incluye una exhaustiva revisión de la literatura existente, de la cual se obtendrá el bagaje teórico sobre el problema y la información empírica procedente de documentos publicados, así como del aporte que expertos en la materia pudieran hacer en aras de esclarecer si una situación problémica deviene o no en problema de investigación.

Este momento demanda del investigador una revisión crítica de todo lo existente, publicado o no, en torno a la problemática abordada.

La elaboración del marco teórico no es meramente reunir información: conjuntamente implica relacionarla, integrarla y sistematizarla a partir del análisis crítico de la teoría, contribuyendo en cierta medida a la conformación de una hipótesis de trabajo.

Por último, se debe justificar el problema, lo cual consiste en argumentar las razones que generan el estudio de la problemática en cuestión, ya sean puramente científicas o que obedezcan a motivos de índole económico o social, por citar algunos.

  Formulación de objetivos

A partir del problema, el investigador plantea el resultado que se espera lograr como consecuencia de un mejor conocimiento del objeto: el objetivo de la investigación.

El problema expresa el estado inicial del objeto, a la vez que el objetivo expresa el estado final deseado del mismo.

El objetivo es la aspiración, el propósito, el resultado a alcanzar con la investigación, y debe cumplir ciertas condiciones:

 

 Es orientador, puesto que resulta ser el punto a partir del cual se desarrolla la investigación, a su logro se dirigen todos los esfuerzos del personal investigador.

Debe ser declarado de forma clara y precisa: no puede dar cabida a dudas con respecto al resultado esperado de la investigación.

 Al formularlo debes dejar explícito, de forma sintética y totalizadora a la vez, el resultado concreto y objetivo del proceso.

Está supeditado a los recursos humanos y materiales disponibles.

Debe ser mensurable o evaluable, ya que la evaluación de toda investigación debe estar encaminada a la solución o no del problema formulado.

Debe ser alcanzable, o sea, que todo objetivo debe tener una salida concreta en la investigación, no se puede plantear un objetivo que no se lleve a vías de hecho.

Formulación de hipótesis.

Una hipótesis es una conjetura o suposición que explica tentativamente las causas, características, efectos, propiedades y leyes de determinado fenómeno en una ciencia dada, basándose en un mínimo de hechos observados.

Las hipótesis deben poseer algunos atributos que posibiliten abordarlas en un trabajo de investigación. De ellos los fundamentales son la especificidad, que sean empíricamente contrastables y la fundamentación científica.

De la especificidad con que se hayan declarado las hipótesis  depende en gran medida el éxito de la investigación. De hecho, si una investigación es un intento concreto de resolver cierto problema científico, entonces la misma debe estar en función de una pregunta ó hipótesis lo suficientemente específica como para permitir abordarla.

Decir que las hipótesis  sean contrastables empíricamente equivale a diseñar una investigación científica que las resuelva utilizando datos de la práctica, lo que se logra planteándolas de tal suerte que se puedan realizar observaciones que corroboren las consecuencias obtenidas.

Al mismo tiempo, la formulación de las hipótesis halla sustrato en el conocimiento científico existente, puesto que el problema científico emerge del análisis de ese conocimiento, y el investigador se limita a formularlo correctamente y a buscar las vías para solucionarlo. Enunciar una hipótesis sin un basamento científico es, ante todo, violar la ética de la investigación, a la vez que puede conducirnos al desarrollo de un proceso de improductivos resultados.

 Planificación de la verificación de las hipótesis.

Esta suposición debe ser comprobada por los hechos, ya sea en la experimentación o en la práctica; el no comprobarla significa que es falsa, conllevando esto a que los fenómenos que pretende explicar deben ser observados nuevamente con miras a reformular la conjetura.

La exigencia de la comprobación empírica, constituye uno de los criterios que dan la posibilidad de eliminar de las ciencias experimentales cualquier tipo de proposición especulativa, así como las generalizaciones inmaduras y superficiales y las suposiciones arbitrarias.

Características e importancia.

Las hipótesis deben cumplir requisitos,  al igual que los objetivos y éstos son:

 

Deben ser conceptualmente claras y fáciles de comprender, acompañado de un nivel de precisión y rigor que eviten ambigüedad.

Los términos utilizados en ellas deben permitir la observación de las cualidades que denotan.

Deben ser susceptibles de verificación.

Deben ser específicas o susceptibles de especificación.

Deben estar conectadas a la teoría, en nuestro caso debemos velar que se correspondan con nuestros principios  Marxista Leninista.

Antes que la hipótesis se convierta en una verdad científica e incluso en una proposición verosímil, está obligada a pasar por una fundamentación y comprobación previas. Esta fundamentación deberá ser tanto teórica como empírica, puesto que cualquier hipótesis en las ciencias experimentales se apoya tanto en los conocimientos teóricos previos como en su correspondencia con los hechos exigentes. Los hechos o datos empíricos deberán ser suficientemente confiables y tener una relación directa con la hipótesis. Sin embargo, los datos por sí solos no condicionan una hipótesis: para la explicación de unos mismos datos se puede proponer una magnitud de diferentes hipótesis. 

Para separar de esta multitud la hipótesis que el científico puede someter a un análisis ulterior, es necesario hacerles ciertas exigencias cuyo cumplimiento mostrará si se trata de suposiciones arbitrarias o sí constituye hipótesis científica verosímiles. Esto, naturalmente, no significa que dicha hipótesis resultarán verdaderas o incluso probables. El criterio decisivo de su verdad será la experiencia y la práctica. Pero esta etapa previa de fundamentación resulta necesaria para poder eliminar aquellas hipótesis que no son científicas, resultan inaplicables o tienen muy baja probabilidad.  

La observación científica.

 La observación es un proceso perceptual mediante el cual se dirige la atención sobre determinado asunto. La observación se utiliza en las ciencias para la obtención de información primaria acerca de los objetos investigados y para la comprobación de las consecuencias empíricas de las hipótesis. En ella intervienen determinados factores:

El observador.

El método ó medio de observación.

El elemento (objeto o individuo) observado.

 

Importancia.

La  observación se encuentra en la base de todos los demás procedimientos empíricos y constituye la forma más elemental del conocimiento científico. Tanto la medición como el experimento incluyen la observación, aunque esta última puede ser realizada sin los primeros. La observación se utiliza en las ciencias para la obtención de la información primaria acerca de los objetos investigados o para la comprobación de las consecuencias empíricas de la hipótesis.

Errores.

Los errores que se producen en el proceso de observación son dependientes de cada uno de los factores que la integran, así podemos ver los siguientes:


           


Relación del método científico con los métodos de las ciencias particulares

El método científico es la única vía apropiada para la obtención del conocimiento científico por los método de cada rama particular de la ciencia estarán basados en este método, especialmente, en la investigación.

Los métodos clínico y epidemiológico no son más que los métodos aplicados por la clínica y la epidemiología, respectivamente, en la obtención del conocimiento en cada una de estas ramas particulares de las ciencias médicas y como todo método particular se apoyan en el método científico, o sea, al fijarnos en el cuadro 1.1 nos percatamos que estos métodos no son mas que un nivel de expresión del método científico.

Un ejemplo, son los ensayos clínicos como método particular para la adquisición de nuevos conocimientos en el área de la medicina clínica.

Bibliografía:

1. Horsford Saing R, Bayarre Vea H. Métodos y técnicas aplicadas a la investigación en Atención Primaria de Salud. La Habana: Ediciones Finlay, 2000.

2. Álvarez C, Sierra V. La Investigación Científica en la Sociedad del Conocimiento. MES. En preparación 1998.

3. Jiménez R. Metodología de la Investigación. Elementos básicos para la investigación clínica. La Habana:ECIMED; 1998.

4. Eng A, Cantero M, Vergara D. Metodología de la Investigación. La Habana:MICONS; 1987.

5. Rizo C. Taller de Metodología de la Investigación. Panel acerca de los desafíos o problemas actuales de la investigación educativa. La Habana:ICCP-MINED. En preparación 1999.

6.  Bunge,M. La investigación científica. Su estrategia y filosofía. La Habana: Ciencias Sociales 1991.

7. Colectivo de autores. Academia de Ciencias de Cuba y la URSS. Metodología del conocimiento científico. Editorial Pueblo y Educación. 1977

8. Diccionario Actual de la Lengua Española. 1995 Bibliograf, Barcelona.

9. García A. Introducción a la metodología de la investigación Científica. 2ª ed. México DF:Plaza y Valdés; 1997.

10.  Pineda EB, Alvarado EL, Canales FH. Metodología de la Investigación. Manual para el desarrollo del personal de salud. 2ª ed. Washington DC:OPS; 1994.

11.    Andréiev I. La ciencia y el progreso social. Moscú:Progreso; 1979.

12.    Silva LC. Muestreo para la investigación en salud. Madrid:Díaz de Santos; 1993.

13.    Day RA. Cómo escribir y publicar trabajos científicos. Washington DC:OPS; 1990. (Pub. Cient. No. 526).

14.    Núñez Jover J. La ciencia y la tecnología como procesos sociales. Lo que la educación científica no debería olvidar. La Habana: Félix Varela, 1999.

15.    Martínez M. Comportamiento humano. Nuevos métodos de investigación. México: Trillas, 1996. (Cap 1 pag 17 a 22)

16.    Pérez G. Investigación Cualitativa. Retos e Interrogantes.  Madrid: La muralla,  1994(Pagina 15 a la 40.)

Autoras:

  • Dra. Nelsa María Sagaró del Campo
  • Dra. Meydis María Macías Navarro



[1][1] Dentro de ellos se incluyen, entre otros, el principio de la concatenación universal de los fenómenos, el de flexibilidad y movilidad de los conceptos y representaciones, el de historicismo, el de la objetividad y la multilateralidad en el análisis del objeto de investigación. Puedes encontrar una exposición detallada en Andréiev, capítulo VII, op. cit.

Articulos relacionados:
La Salud y la Guerra
Resumen:
La relación entre guerra y medio ambiente siempre ha existido. Hace cinco mil años, durante los primeros conflictos bélicos entre las ciudades de la Mesopotamia, como est...
Tratamiento preventivo de las Várices en el Embarazo
Resumen:
Las várices se encuentran entre las afecciones que deben considerarse frecuentes. Del 10 al 17 % de la población es portadora de ellas y aún más se presenta durante el em...
Reflexiones sobre algunos indicadores fármaco epidemiológicos de la Estreptoquinasa Recombinante en el tratamiento del Infarto Agudo del Miocardio
Resumen:
En el período comprendido Diciembre de 2001 a Diciembre de 2003, se realizó en el Hospital Dr. Ernesto Guevara de la Serna, de las Tunas, un estudio analítico de interven...
Vecindarios Caminables
Resumen:
Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (2009), un vecindario caminable es un lugar donde las personas de todas las edades y habilidades pueden di...
Mivacurio infusión continua versus bolos en procederes quirúrgicos de corta duración
Resumen:
Los relajantes musculares son fármacos de uso necesario en la mayoría de los procederes quirúrgicos que requieran relajación muscular. Su uso en bolos trae aparejada inco...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©