Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

Principales métodos anticonceptivos: Historia y Actualidad

Resumen: Los Métodos Anticonceptivos han sido usados por el hombre desde la prehistoria, algunos son muy antiguos como el condón y otros más recientes como los hormonales.
6,668 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Dra. Lin Santana Yllobre y Otros Autores

RESUMEN
Los Métodos Anticonceptivos han sido usados por el hombre desde la prehistoria, algunos son muy antiguos como el condón y otros más recientes como los hormonales. En nuestros días antes de recomendar un método anticonceptivo a nuestros usuarios debemos tener en cuenta tanto los conocimientos recientes sobre estos temas, las latitudes en que estamos prestando nuestros servicios y la situación epidemiológica de nuestros días en relación a las Enfermedades de Transmisión Sexual. 
Descriptores DeCS: métodos anticonceptivos, control de la natalidad, planificación familiar, salud reproductiva, calidad de vida.
Abstract: The Birth-control Methods have been used by the man from the prehistory, some are very old as the condom and other more recent ones as the hormonal ones. In our days before recommending a birth-control method to our users should keep so much in mind the knowledge recent envelope these topics, the latitudes in that we are lending our services and the epidemic situation of our days in relation to the Illnesses of Sexual Transmission. 
Describers DeCS: birth-control methods, control of the natality, family planning, reproductive health, quality of life.

Fueron variados los métodos anticonceptivos que desde épocas remotas el hombre a usado para el control de la natalidad y la planificación familiar. Hoy enfocamos su uso teniendo en cuenta el concepto de salud reproductiva y calidad de vida.
La anticoncepción fue considerada durante muchos años como algo obsceno y relacionado con la prostitución ; se considera a Condorcet el “padre de la planificación familiar” por sus argumentos demográficos y a Margaret Sanger la “madre” por sus argumentos relacionados con la salud reproductiva y los derechos humanos; ha sido dura la historia de la anticoncepción desde que surgieron los primeros conceptos hasta nuestros días; no fue hasta después de la segunda guerra mundial que los políticos y gobernantes comenzaron a prestar atención al programa de planificación familiar y ello motivado por el desmedido crecimiento que experimentó la población mundial.(1)

Coitus interruptus y reservatus:
Este método es mencionado en la Biblia y despreciado por cristianos y judíos debido a que Dios castigo a Onán por eyacular fuera, el Talmud prohíbe la eyaculación intravaginal en los primeros años después del parto, en la antigua China era utilizado al creerse que beneficiaba al cuerpo y al alma, el texto Tao Te-King plantea que la reducción y regulación de las eyaculaciones a un mínimo absoluto, fortalece el cuerpo, agudiza la mente y mejora la vista y el oído; entre los años 581-682 Ssu-Mo escribió: “si consigues hacer el amor cien veces sin eyacular, disfrutaras de una larga vida”. (2, 3)
Hoy este método es clasificado dentro de los fisiológicos o naturales y considerado dentro de los primitivos, ofrece más desventajas que ventajas por lo que no se recomienda; entre sus ventajas: que no requiere procedimientos complicados y está siempre a mano, entre los inconvenientes se encuentran su pobre eficacia (10-20%), requiere de un estricto autocontrol y dominio, puede ser causante de sentimientos de frustración en el hombre y llevarlo a una impotencia así como a insatisfacción sexual en la mujer. (4,5,6)

Método de la temperatura basal:
Surge a partir de los estudios de Squire y Jacobo en 1808, quienes argumentaron que en la segunda mitad del ciclo menstrual había un aumento de la temperatura basal corporal. Van De Velde demuestra en 1928 la relación entre el cambio de temperatura y la función del cuerpo lúteo y pasados unos 10 años se relaciona con los cambios hormonales; la popularización de este método se le atribuye en Francia a Palmer y a Marshall en Inglaterra y Estados Unidos. (2,3)

En nuestros días este método se clasifica como fisiológico o natural, considerado dentro de los tradicionales; también cuenta con más desventajas que ventajas, entre las primeras encontramos las tomas de temperaturas en las condiciones requeridas (vía bucal, rectal o vaginal, inmediatamente al levantarse, preferentemente a la misma hora y sin levantarse de la cama después de un sueño no menor de 6 horas, con un mismo termómetro que permanezca en la misma posición durante 5 minutos si es oral y 3 minutos si es rectal o vaginal, anotar y confeccionar gráfico), dificultad en la interpretación de los gráficos, restricción sexual a los 8-10 días del ciclo, afectación de los gráficos por (fiebre, estrés y viajes), no puede aplicarse a mujeres que laboran de noche; la ventaja del método consiste en su buena eficacia cuando se aplica de forma correcta. (4,5,6)

Método del ritmo, del calendario o de Ogino-Knauss:
El hecho de que la ovulación se produzca entre las menstruaciones y no durante ellas fue demostrado en 1930 por Ogino, de Japón y en 1933 por Knauss, de Austria, ambos estuvieron de acuerdo en que había un tiempo relativamente constante entre la ovulación y la menstruación siguiente y discrepaban en relación a la duración del periodo fértil, para el primero era de 8 días y para el segundo de 5 días. (2,3)
Ahora este método es clasificado dentro de los fisiológicos o naturales y considerado tradicional; es un método predictivo y por ello no es seguro, la discrepancia entre Ogino y Knauss ya esta resuelta, considerándose que el óvulo tenga una vida limitada de 24 a 36 horas (actualmente se reduce a 6- 12 horas) y una vida temporal limitada del espermatozoide de 48 horas, por tanto, se deduce que el período fértil dura como mínimo 3 días cada ciclo: 48 horas previas a la ovulación y 24 horas después que esta ocurra; la ventaja de este método consiste en que es inocuo físicamente y sus desventajas en que tiene una alta tasa de fracasos (2-30%), poco aceptado por limitaciones sexuales y dificultad en su aprendizaje, no es aplicable a mujeres con ciclos irregulares. (6,7)

Método de lactancia y amenorrea (MELA).
Desde épocas antiguas a sido un método de limitación de la natalidad que a logrado pasar exitosamente las pruebas del tiempo; con la introducción de las leches artificiales a finales del siglo XIX se produjo una recuperación más rápida de la ovulación después del parto, con la supuesta recuperación de la fertilidad, reduciendo de forma considerable las posibilidades de utilización de este método; a pesar que desde hace tiempo se suponía que la lactancia materna retrazaba la fertilidad, no es hasta hace unos 35 años en que se comienza a comprender por qué afecta la actividad ovárica. (2,3)

Actualmente es clasificada como método fisiológico o natural y considerado como primitivo, para tener una eficacia mayor del 98% se requiere que:
_Exista amenorrea desde el parto.
_Se mantenga un patrón de lactancia regular (nunca mayor de 3 horas) durante todo el día y en cualquier circunstancia.
_El lactante tenga menos de 6 meses de edad.

Este método tiene una elevada eficacia y gran número de ventajas, entre las que se encuentran su disponibilidad, protección inmediata después del parto, ofrece beneficios adicionales a la madre y al recién nacido, no requiere de instrumental ni suministros, se puede usar mientras se desee en los primeros 6 meses después del parto y es eficaz en más de un 98%; no obstante como cualquier método también tiene desventajas, entre ellas: no protege de las enfermedades de transmisión sexual, es un método temporal de uso limitado y puede ser difícil mantener una lactancia materna completa o casi completa. (8,9)

Métodos de barrera.
Estos métodos entre los que se encuentran el preservativo o condón, los espermicidas, el capuchón cervical, el diafragma, la esponja vaginal y el condón femenino han evolucionado con el tiempo, pueden ser tan antiguos como desde la época prehistórica hasta muy recientes como es el caso del condón femenino; desde la antigüedad y por diferentes culturas y civilizaciones fueron usados tanto como método anticonceptivo como para protegerse de enfermedades de transmisión sexual. (2,3)

En nuestros tiempos reviste una particular importancia el uso de estos métodos teniendo en cuenta la aguda y dramática situación epidemiológica que vive el mundo de hoy con el azote de las enfermedades de transmisión sexual y en particular el SIDA; recomendándose en aquellos métodos que impidan un contacto directo entre la vagina y el pené. (10)

Todos los métodos de barrera tienen ventajas y desventajas, las que debemos considerar al momento de recomendarlos, si se usan sistemática y correctamente tienen una buena eficacia para prevenir embarazos y algunas enfermedades de transmisión sexual, el grado de eficacia varía según el tipo de método utilizado, son muy seguros y tienen escasos y leves efectos colaterales, no tienen efecto sistémico, pueden ser controlados por el usuario, se inician y descontinúan con facilidad y la fertilidad regresa inmediatamente, no requieren de consulta médica previa con excepción del diafragma y el capuchón cervical; presentan desventajas como cualquier otro método, entre las que se encuentran: la posibilidad de que no sean tan eficaces como otros métodos, deben usarse en todo acto sexual, requiere de gran motivación, precisa de la participación de la pareja sexual y de que tengan buena comunicación, la manipulación de los genitales pueden ser tabúes y obstáculos para determinadas culturas y pueden resultar costosos en algunas latitudes en comparación con otros métodos. (11)

El condón, tanto masculino como femenino es una opción particularmente buena en jóvenes y adolescentes, sobre todo para evitar las enfermedades de transmisión sexual , más que como método anticonceptivo; así como en personas de alto riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual y personas que tienen relaciones sexuales infrecuentes e imprevistas. (12,13) En este campo nuestra principal actividad de promoción y prevención debe ir dirigida a estimular el uso de estos métodos.

Dispositivos intrauterinos. (DIU)
Aunque es poco creíble por las características anatómicas de las camellas, existen documentos que hablan de cómo los camelleros beduinos tenían por costumbre introducir una piedra redonda y liza del tamaño de una almendra en el útero de las camellas, evitando así su embarazo durante las travesías por el desierto, es importante conocer entonces que desde muchos años antes de nuestra era se decía que si algo estaba dentro del útero se podía prevenir una gestación; posteriormente en el siglo XIX se dice que se usaron unos pesarios en forma de botón que se colocaban frente al orificio cervical cubriéndolo por completo, tan temprano en el siglo XX como en 1902 se utilizó un nuevo pesario que se introducía en la cavidad uterina con fines anticonceptivos, eran autoincertables y fue descrito por Holleweg en Alemania, dejándose de usar por las infecciones que producía; durante los primeros 20 años de este mismo siglo se continuaron realizando diseños que posteriormente dejaron de usarse por la misma causa que los primeros, hasta que en la década del 20 el alemán Ernst Graefemberg desarrollo un anillo flexible para inserción intrauterina, reportando su experiencia en 1930, pero sufrió la política nazi de anticoncepción, fue llevado a la cárcel y murió sin reconocimiento alguno en Nueva York en 1955; basados en el diseño inicial de Graefemberg, tanto W. Oppenheimer como Teneri Takeo Ota, de Israel y Japón respectivamente realizaron modificaciones al diseño original del alemán y promovieron su uso, pero también ellos fueron víctimas de la política durante la segunda guerra mundial, no obstante el anillo se siguió usando; en 1959 logran publicar sus experiencias en la American Journal of Obstetrics and Gynecology, lo que estimulo el desarrollo de nuevos diseños en Norteamérica; en 1960 aparece el primer DIU diseñado en Estados Unidos, el más parecido a los actuales se conoce en 1962 y es presentado por el doctor Jack Lippes, este dispositivo ya contaba con diferentes tamaños y un filamento para su extracción; basados en la idea original de J. Lippes (plástico, aplicador e hilo tractor), se desarrollaron muchos modelos más; los DIU perdieron popularidad en la década del sesenta motivado por el aumento de las infecciones pélvicas; en la década del setenta se inicia una nueva era con la introducción de los DIU medicamentados apareciendo la adición del cobre, dado por la demostración que realizara Zipper en Chile de sus poderes anticonceptivos; posteriormente se desarrollan otros DIU medicamentados como el liberador de levonorgestrel; en la década del ochenta es ideado el Gynefix por el doctor Wildemeersch, el cual carece de armazón rígida y se fija al fondo del útero y parece ofrecer solución a la incompatibilidad entre las estructuras de los DIU y la cavidad uterina. (2,3)

En nuestros días existen dos tipos fundamentales de DIU medicados, los que liberan cobre y los que liberan hormonas; esta evidenciado que los DIU inertes no reportan ningún beneficio sobre los medicados, para su aplicación debe tenerse en cuenta:
_Selección adecuada de la usuaria.
_Asesoramiento informativo.
_Inserción aséptica y cuidadosa por personal capacitado y con experiencia.
_Seguimiento apropiado.

Los DIU tienen indicaciones, contraindicaciones y complicaciones, pero no por eso se deja de reconocer que es un método reversible, seguro, eficaz y conveniente; son de duración prolongada, efectivos en función de los costos, fáciles de usar y no requieren de la participación de la pareja sexual; pero debemos recordar que no protegen de las enfermedades de transmisión sexual, flagelo de nuestros tiempos y también dentro de sus desventajas se encuentran las complicaciones de su uso. (14,15,16)

Métodos hormonales
Desde hace muchos años se sabe que la extirpación de los ovarios podía llevar a la atrofia uterina, pero no fue hasta que Brown-Squard recomendaron el uso de los extractos gonadales en 1889 que comenzó a trabajarse en ello; a principios de los años 20 un austriaco llamado Ludwing sugiere el uso de extractos de ovario como anticonceptivos orales, pero no fue tomado en cuenta, en 1932 el químico alemán Henrich descubre la estructura básica de los esteroides y se comienza a sintetizar la testosterona y la progesterona, en 1933 es sintetizado el primer estrógeno artificial por Cooke y la primera progesterona activa por vía oral es sintetizada por Hans justo antes del comienzo de la segunda guerra mundial; en las próximas décadas fueron obtenidos diferentes compuestos sintéticos, hasta 1966 en que surge la píldora de progestágeno sólo, en 1972 comienza el uso de productos orales combinados y en 1980 la píldora trifásica; también en la década del sesenta comienza el uso de anticonceptivos hormonales por vía parenteral. (2,3)
Después que en 1960 se puso por vez primera a disposición de la mujer un método eficaz y reversible al que le fueron reconocidos sus beneficios obvios en la prevención de embarazos no deseados, posibilidad de planificar la familia y separación de la libertad sexual del deseo de un embarazo, entre otros; es el método más usado en la actualidad sobre todo en los países en desarrollo y se estiman los utilizan cerca de 100 millones de mujeres en el mundo; en estos momentos existen fundamentalmente dos tipos de anticonceptivos orales, las píldoras o combinadas (estrógenos y progestina) y las que solo contienen progestina o minipíldoras. (17)
También son de amplio y aceptado uso los anticonceptivos hormonales inyectables, según su tiempo de acción se dividen en: mensuales, bimensuales y trimestrales, son 100% eficaces si se usan correctamente. (18) 

Referencias bibliográficas
1. Peláez Mendoza, J. Métodos anticonceptivos. Actualidad y perspectivas para el nuevo milenio. Ed. Científico-técnica, Ciudad Habana, 2001. 
2. Gómez Sánchez PI, et al. Historia de la planificación familiar, en Planificación familiar: Una visión integral. Universidad Nacional de Colombia. Facultad de medicina. Departamento de Ginecología y Obstetricia. Bogotá. 1998.
3. Ruoti AM. Historia de la planificación familiar, en planificación familiar y salud. EFACIM. Asunción. Paraguay. 1994. 25-28.
4. Billings JJ.Two methods of natural familiy planning. Am J Gynecol, 1980; 36(5): 136-142.
5. Dexeus, S. Anticoncepción. Ed Salvat, Barcelona, 1989.
6. Molina R. Anticoncepción: Guía practica. Ed Mediterráneo, Santiago de Chile. 1990.
7. The Population Council: Simposio Latinoamericano de Planificación Familiar. Ed. Guillermina Herrera, México, 1993.
8. Family Health International: Método de amenorrea de la Lactancia, en Serie de actualización en tecnología anticonceptiva, Estados Unidos, 1995.
9. Kennedy K.I, Labbok M.H, Van Look P.F. Lactational amenorrea mathod for family planning. Int J Gynec Obst, 1996; 53:55.
10. Cates W. Contraceptive choice, sexually transmitted diseases, HIV infection and future fecundity. J Br Fertil Soc, 1996; 1(1): 18-22.
11. Método de Barrera, en Serie de actualización en tecnología anticonceptiva. FHI-UDAID, NC-USA, 1997, 2-33.
12. Zekeng, L, et al. Barrier contraceptive use and HIV infection among high-risk women in Camerun. AIDS, 1993; 7(5): 725-773.
13. Molina, C.R. Vaginales y de Barrera, en Anticoncepción: Guía practica, Parte III Anticonceptivos. Ed Mediterráneo, Santiago de Chile, 1990; 26-39.
14. Family Health International: Dispositivos intrauterinos. FLASOG. Vol I Ginecologia, fertilidad, salud reproductiva. Ed ATEPROCA. Caracas, 1996; 589-605.
15. IPPF: Dispositivos intrauterinos, en Pautas médicas y de prestación de servicios para planificación familiar. Publicaciones Medicas de IPPF, Londres, 1991; 102-108.
16. Organización Mundial de la Salud: Dispositivos intrauterinos. Directrices y técnicas de gestión para servicios asistenciales, WHO, Ginebra, 1998.
17. Thorogood M. Oral contraceptives and Herat diseases. Adv Contracept, 1993; suppl 1: 19.
18. Beksinska M.E, et al. Compliance and use behavior: An issue in injectable as well as oral contraceptive use in Johannesburg. Br J Fam Plann, 1998; 24: 21-23.

ISCM-H
FACULTAD DE MEDICINA “Dr. MIGUEL ENRRIQUEZ”
POLICLÍNICO DOCENTE “JULIO A. MELLA”

AUTORES:
Dr. Gerardo Fernández Álvarez. 
Especialista de I grado en MGI.
Profesor Asistente. Facultad de Ciencias Médicas “Dr. Miguel Enríquez”
Diplomado en Ultrasonografía Diagnóstica.
Correo: gerafer@infomed.sld.cu

Dra. Lin Santana Yllobre. 
Especialista de I grado en MGI.
Profesora Asistente. Facultad de Ciencias Médicas “Dr. Miguel Enríquez”
Correo: lins@infomed.sld.cu

Dra. Martha Torres Zamora. 
Especialista de I grado en MGI.
Profesora Asistente. Facultad de Ciencias Médicas “Dr. Miguel Enríquez”

Articulos relacionados:
Repercusión de la diabetes en la morbilidad materno perinatal
Resumen:
Se realizó un estudio analítico, tipo caso control, en el municipio Las Tunas, en el período de julio/04 a julio/05 para determinar la repercusión de la diabetes en la mo...
Cáncer colorrectal. Estudio del período de cinco años del 2000 al 2005 (Tesis)
Resumen:
Cada año en el mundo mueren más de 5 millones de seres humanos por neoplasias, que constituyen el 20% de todas las defunciones en los países desarrollados. El carcinoma c...
Retrospectiva de la mortalidad materna en un Municipio de la capital
Resumen:
Se realizó un estudio descriptivo retrospectivo del comportamiento cronológico de la mortalidad materna en el municipio Cerro desde 1991 hasta 2005. El universo del estud...
Análisis epidemiológico de la morbilidad materna. Año 2005
Resumen:
Con la finalidad de analizar el comportamiento de la morbilidad en las pacientes obstétricas críticas se realizó una investigación retrospectiva – descriptiva en el Hosp...
Esclerodermia e Insuficiencia Renal Crónica Terminal- Presentación de un caso
Resumen:
La esclerodermia sistémica es una inflamación del tejido conectivo que es aproximadamente cuatro veces más frecuente en la mujer que en el hombre encontrándose la forma s...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©