Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

El problema del dinero y las relaciones económicas en la actualidad, una visión desde la Teoría Marxista

Resumen: Hay quien afirma que el dinero mueve el mundo. Otros en cambio, lo consideran como el causante de todos los problemas de la humanidad. Pero la gran mayoría reconoce al dinero como un medio necesario, y la conveniencia de aprender la forma de manejarlo adecuadamente es hoy en día una pregunta sin respuesta.
3,189 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Lic. Carlos Miguel Brito Peña

INTRODUCCIÓN
Hay quien afirma que el dinero mueve el mundo. Otros en cambio, lo consideran como el causante de todos los problemas de la humanidad. Pero la gran mayoría reconoce al dinero como un medio necesario, y la conveniencia de aprender la forma de manejarlo adecuadamente es hoy en día una pregunta sin respuesta.

Es difícil pensar que hubo una época en que no existía el dinero. Lo cierto es que hace miles de años nadie lo usaba. Las personas en la antigüedad, para obtener los bienes que necesitaban, empleaban el trueque, es decir, cambiaban una cosa por otra. Esta forma de intercambio no siempre funcionaba bien, pues era necesario que cada persona fuera poseedora de algo que resultara de utilidad para otro. Aunque el trueque continúa usándose, la economía en la actualidad es principalmente monetaria.

Con el fin de facilitar el comercio, la gente comenzó a usar monedas hechas de metales valiosos para pagar por los bienes y servicios que necesitaban. Y fueron los chinos, que inventaron el papel y la tipografía, los primeros en usar el papel moneda. El valor de éste era garantizado por el oro y la plata del gobierno chino, con la gran ventaja de no ser tan pesado como las monedas.

El papel moneda apareció en Europa durante el siglo XVI y su valor dependía de los depósitos en oro que poseía cada país. En el presente, la mayoría de los países tienen su propio sistema monetario e imprimen su propio dinero, que por estar hecho de papel tiene muy poco valor por si mismo. Los billetes de papel representan un valor monetario decretado por el gobierno de cada país.

Existe una gran variedad de monedas en el mundo. Algunas de las más conocidas son: la libra esterlina de Inglaterra, el marco de Alemania, el yen japonés, el rublo de Rusia, la peseta de España, el dólar estadounidense y el euro que comenzó a circular recientemente.

Entre las formas para pagar con que contamos ahora, están el dinero en efectivo, los cheques y las tarjetas de crédito. Además las tarjetas de los cajeros automáticos, que permiten obtener efectivo rápidamente y también se usan en algunos comercios como forma de pago.

Las monedas continúan cambiando y evolucionando, algunas de ellas desaparecen y otras nuevas las sustituyen. 

Nos encontramos hoy en la era del dinero digital, en forma de bits y bytes. Este desarrollo tecnológico en el sector bancario ha hecho que los bancos pasen de realizar sus operaciones en dinero real a operar con información, lo que contribuye al desarrollo y auge de la especulación financiera. Viéndonos en esta situación se hace necesario preguntarnos ¿qué nos espera en el futuro?

La respuesta a esta cuestión está en el propio análisis del dinero apoyado en la teoría Marxista. El estudio de su desarrollo y posterior evolución hasta nuestros días genera interrogantes que esperan ser respondidas, basándonos en estas podemos formular como problema fundamental de nuestra investigación: ¿Por qué el papel moneda cumple la función de equivalente universal de todas las mercancías? A partir de este problema podemos formular otras interrogantes como son: ¿Tiene el papel moneda el valor material para cumplir la función de equivalente de todas las demás mercancías?. ¿Qué determina el respaldo y el valor del papel moneda?.

Alrededor de estas interrogantes girará el curso de nuestra investigación, que tiene como objetivo fundamental Analizar el sistema monetario internacional a partir de la contradicción entre el dinero y el papel moneda.

Este problemático tema que constituye el sustento material original de esta investigación plantea la necesidad de realizar una actualización de la teoría del dinero marxista que se pueda adecuar a las necesidades del sistema monetario actual y en general a las particularidades actuales de la ciencia económica. Esperamos que los aportes teóricos que plantearemos en este trabajo contribuyan aunque sea muy modestamente al entendimiento y tratamiento de este difícil tema. 

DESARROLLO
El problema del dinero y el papel moneda
Como ya se conoce en la teoría marxista del dinero se plantean las principales cuestiones históricas y económicas a cerca del dinero, cuestiones relacionadas con su surgimiento y evolución. En su teoría del dinero, Marx, describe que su surgimiento está dado por la necesidad planteada en el proceso de intercambio de mercancías de encontrar una mercancía especial que tuviera la cualidad de expresar el valor de todas las demás mercancías a partir de su valor material. Es decir, que cumpliera la función histórica de equivalente general y universal de todas las demás mercancías, y es el oro la genuina mercancía que cumple esta cualidad. No siempre fue el oro quien actuó de intermediario en el intercambio mercantil, la historia conoce cómo el hombre empleó otros productos, (por ejemplo la sal), los cuales cumplieron anteriormente esta función hasta el surgimiento del dinero, quien no apareció como resultado de ningún acuerdo consciente entre los hombres o de algún decreto o ley del estado. 

El análisis realizado por Marx de una enorme cantidad de materiales históricos, le permitió probar que el desarrollo del cambio y por consiguiente, de la forma del valor, pasó por cuatro formas, a saber: 
1) La forma simple, concreta o fortuita. 
2) La forma total o desarrollada. 
3) La forma general. 
4) La forma de dinero del valor. 
Cada una de las formas de valor supone una etapa del desarrollo de la producción mercantil y de sus contradicciones. 

El dinero que por su esencia material es el oro, cumple determinadas funciones las cuales se resumen, como ya hemos planteado, en ser el equivalente general y universal de todas las demás mercancías. La evolución histórica y el propio desarrollo humano hicieron posible que para facilitar la circulación monetaria y dar la posibilidad al desarrollo dinámico del comercio de mercancías, surgiera en la esfera de la circulación un representante del oro, el papel moneda y los signos de valor. Estos por su esencia material son limitados a representar en la circulación una determinada cantidad de dinero, es decir una cantidad de papel moneda está respaldada por una cierta cantidad de dinero. Lo que el papel moneda representa en esencia es una promesa sustancial de convertibilidad en dinero. Esto fue cambiado debido a la emisión de papel moneda divorciada de la cantidad de dinero para respaldarlo. Lo que trajo como consecuencia que se eliminara definitivamente la convertibilidad del papel moneda en oro, es decir el patrón oro-divisa, y se sustituyera por el patrón divisa haciendo al papel moneda inconvertible. 

Si se realiza un análisis superficial de esta cuestión no podríamos percatarnos de la contradicción que se desprende de este problema, solo un minucioso estudio de la esencia de este fenómeno basándonos en la teoría del valor de Marx, podría sacarla a flote, la cuestión es que el papel moneda al no estar respaldado por el oro carece de valor material, pero sin embargo cumple la función de equivalente general y universal de todas las mercancías. 
Actualmente el papel moneda solo está respaldado jurídicamente y por la riqueza nacional de cada país emisor, y en nuestra opinión en el valor que subjetivamente le imprime el hombre. Todo lo cual nos permite concluir que ya no es necesaria la presencia efectiva del dinero en el proceso de intercambio de mercancías.

Por lo tanto, aquí vemos que el dinero se ha desligado de su función de medio de circulación. Sin embargo, su necesidad como medida de valor sigue tan presente como al principio. Las mercancías que se compran y se venden aún tienen un precio expresado idealmente. Si una manzana vale una onza de oro, ése será su valor de cambio sin importar el momento en que sea pagada la transacción. Sin embargo, la segunda función del dinero ya no aparece como necesaria. Así llegamos a una conclusión curiosa: el dinero ha dejado de cumplir la función para la que fuera creado: permitir la circulación de las mercancías. 

Sustitución del patrón Oro por el patrón dólar: un enigma por resolver
El análisis del valor y su relación con las funciones del dinero, realizado en él capitulo anterior nos sirve de sustento teórico para sostener que el dinero por su esencia es el oro, no por su componente físico, sino por el trabajo materializado en su cuerpo que es quien crea el valor que le sirve a su vez para representar el valor de todas las demás mercancías. De no ser por el valor que crea el trabajo socialmente necesario, el oro solo sería un montón de metal sin valor propio en su sustancia. 

Al papel moneda sustituir al oro en la circulación no cumplió por si solo las funciones de dinero, todo lo contrario el papel moneda solo estaba haciendo una representación jurídica del dinero. Esto quería decir que el papel moneda expresaba en su cuerpo el valor de una determinada cantidad de dinero. 
En esta parte nos proponemos realizar un análisis que consideramos clave en esta investigación, que nos llevará a comprender cómo el papel moneda dejó de poseer en su cuerpo material el respaldo en oro, pero a pesar de esto continuó cumpliendo con las funciones del dinero y en la actualidad es visto como este sin que se intente resolver el enigma que le rodea.

El sistema de Breton Woods evolución y colapso (1944 – 1971)
El Sistema Bretton Woods tenía como objetivo impulsar el crecimiento económico mundial, el intercambio comercial entre las naciones y la estabilidad económica tanto dentro de los países como a nivel internacional. Los Estatutos de Convenio planteaban entre los países afiliados al FMI los siguientes requerimientos:
¨ Promover la cooperación monetaria internacional 
¨ Facilitar el crecimiento del comercio 
¨ Promover la estabilidad de los tipos de cambio 
¨ Establecer un sistema multilateral de pagos 
¨ Crear una base de reserva.

El Sistema de Bretton Woods se basaba en tres instituciones:
¨ El Fondo Monetario Internacional ( FMI ) debía garantizar el cumplimiento de las normas acordadas en lo referente al comercio y las finanzas internacionales y establecer facilidades de crédito para los países con dificultades temporales de balanza de pagos.
¨ El Banco Mundial fue creado para financiar el desarrollo a largo plazo.
¨ El Acuerdo General sobre los Aranceles Aduaneros y el Comercio ( GATT ) tenía por meta la liberación del comercio mundial. 
¨ El Sistema establecido como Bretton Woods es conocido como el patrón oro de cambio. Según este régimen, cada país fija el valor de su moneda en términos del oro ( o dólares ) y mantiene su tipo de cambio dentro de un rango de variación de 1% de su paridad en oro. 

Funcionamiento y evolución del sistema Bretton Woods
Las principales monedas europeas adoptaron la convertibilidad en 1961. Hasta 1971, los aranceles nominales sobre los bienes manufacturados bajaron a 7% y los efectivos a 12%, lo que estimuló el crecimiento del comercio internacional. La liberalización comercial no fue seguida de inmediato por la liberalización de los flujos de capital. Se permitieron restricciones a las transacciones en la cuenta de capital para evitar movimientos desestabilizadores del dinero caliente.
A pesar de su enorme éxito inicial el Sistema Bretton Woods padecía de algunos defectos de diseño que hacían inevitable su colapso, no todo funcionaba tal como había sido previsto. En materia de ajuste de los tipos de cambio, los países industrializados en desequilibrio fundamental se oponían a modificar el valor de sus monedad. En cambio, los países en vías de desarrollo devaluaban con demasiada frecuencia.
Para resolver los problemas que se presentaban constantemente, el FMI tuvo que hacer ajustes y modificaciones a su funcionamiento. Las más importantes se referían a una ampliación de la capacidad de préstamos por parte del FMI, una mayor flexibilidad en la modificación de los tipos de cambio y la creación de las reservas mundiales. Hubo varios aumentos de cuotas al fondo, se renovaron los Acuerdos Generales para Solicitar Crédito 
( GAB ) y los préstamos normales fueron complementados por los acuerdos stand by y swap. 
Para resolver el problema de la escasez de oro, en 1970 se crearon los Derechos Especiales de Giro ( DEG ) como unidad alternativa de reserva. El valor de un DEG es el promedio ponderado de las cinco monedas más importantes: el marco alemán, el franco francés, el yen japonés, la libra esterlina y el dólar estadounidense.

El problema de la balanza de pagos de Estados Unidos
Hasta 1957 había una fuerte escasez de dólares. Estados Unidos utilizaba el dólar de manera liberal para impulsar sus objetivos estratégicos. El Plan Marshall contribuyó a reconstruir Europa Occidental. Además, Estados Unidos armó a sus principales aliados y construyó en todos los continentes una extensa red de muy costosas bases militares.

Estados Unidos gozaba del privilegio del señoriaje, esto por un lado le permitía financiar sus crecientes déficit comerciales con su propia moneda, pero por otro lado limitaba su libertad de utilizar la política monetaria para lograr el equilibrio interno.

En la década de los sesenta Estados Unidos implantó políticas fiscal y monetaria expansivas con el afán de financiar la poco popular guerra de Vietnam sin aumentar los impuestos. Como consecuencia, la escasez de dólares se convirtió en abundancia. Conscientes de su responsabilidad como país emisor de la moneda de reserva, Estados Unidos, sin introducir políticas restrictivas, tomó las siguientes medidas:
¨ Estimular sus aportaciones 
¨ Reducir los gastos militares 
¨ Condicionar la ayuda externa 
¨ Gravar la compra de títulos y valores extranjeros 
¨ En 1968 estableció estrictos controles sobre su inversión extranjera directa 

Todas estas medidas resultaron tardías e insuficientes para evitar la crisis del sistema monetario internacional.

El colapso del sistema bretton woods
A medida que Estados Unidos demostraba incapacidad para reducir sus déficit y que una gran cantidad de dólares no deseados se acumuló en manos extranjeras, se perdió la confianza en el dólar y el sistema se derrumbó.

En 1971 las expectativas de devaluación del dólar provocaron una gran fuga de capitales de Estados Unidos. Algunos bancos centrales europeos intentaron convertir sus reservas de dólares en oro. Ante ello, Estados Unidos suspendió la convertibilidad del dólar en oro e impuso una sobretasa de 10% a las importaciones.

En un intento por salvar al sistema Bretton Woods, los 10 países más grandes del mundo firmaron el Acuerdo Smithsoniano ( 1971 ). Los principales puntos del acuerdo fueron:
· Devaluar el dólar ( el precio de la onza de oro pasó de 35 a 38 dólares ) 
· Revaluar de otras monedas fuertes 
· Suspender la convertibilidad del dólar a oro 
· Ensanchar de la banda de fluctuación de los tipos de cambio de 1% a 2.25% alrededor de las nuevas paridades. 

El acuerdo Smithsoniano, resultó insuficiente para reestablecer la confianza. El dólar siguió sujeto a fuertes presiones hasta que en 1973 se liberaran los tipos de cambio que hasta hoy permanecen fluctuantes, con algunas intervenciones de las autoridades monetarias para mantener el orden en los mercados.

Entre las principales causas del derrumbe del sistema Bretton Woods podemos mencionar las siguientes:
El sistema patrón de oro cambio, que dependía de la confianza internacional en un solo país, desde su inicio contenía la semilla de la crisis de convertibilidad. 
Los costos de ajuste de los tipos de cambio entre las principales monedas resultaron muy elevadas. 
Las políticas expansivas ( inflacionarias ) estadounidenses crearon el fenómeno de exportación de la inflación, y para otros países la única alternativa a importar la inflación de Estados Unidos fue la libre flotación de sus monedas. 

El actual sistema monetario internacional
El Sistema Monetario Internacional siempre pretende ajustarse a las cambiantes condiciones de la economía mundial. Durante los últimos 20 años el ritmo de los cambios se aceleró considerablemente. Ningún sistema de cambios fijos hubiera soportado transformaciones tan dramáticas. En ningún mundo se experimenta un proceso de cambio estructural profundo, la única opción es el sistema de tipos de cambios flexibles.

Resulta imposible resumir todos los cambios que ocurren en el mundo. Mencionaremos sólo algunos:
Cambia el poder económico relativo de los distintos países y continentes. El peso relativo de la economía norteamericana en la economía mundial decrece. Este fenómeno no se debe a una supuesta decadencia de Estados Unidos, sino al increíble ascenso económico de los países del sudeste asiático: primero Japón, después los cuatro tigres ( Hong Kong, Taiwán, Corea del Sur y Singapur ) y recientemente China. 

Se producen desequilibrios comerciales crecientes, relacionados con el cambio de poder económico. Debido a sus enormes déficit comerciales, Estados Unidos se ha convertido en la "locomotora" de la economía mundial. Una recesión grave en este país puede tener consecuencias incalculables para los países exportadores. 

Se modifican constantemente los precios relativos internacionales ( petróleo, metales, café, semiconductores, etc. ). Un deterioro brusco de los términos de intercambio puede convertir rápidamente un país superavitario en una deficitario. Los términos de intercambio son la relación entre el índice de precios de los productos que el país exporta y el índice de precios de los productos que importa. 

Se crean bloques económicos regionales ( Europa, América del Norte, Asia ). 
Se desplomó el socialismo real en europa del este y los países que lo aplicaron están tratando de integrarse a la economía global. 
En la actualidad, la mayoría de los países tienen algún sistema de flotación controlada. Las autoridades monetarias no pretenden defender ningún nivel particular de tipo de cambio, pero intervienen en los mercados de divisas para suavizar las fluctuaciones especulativas de corto plazo. Si un banco central se opone a las tendencias del mercado, ello sólo aumenta la especulación y al final de cuantas tiene un efecto opuesto al deseado.

Después del derrumbe definitivo del sistema Bretton Woods en 1973, el Fondo Monetario Internacional tuvo que buscar un nuevo papel para justificar su existencia. Este nuevo papel incluye:
Supervisar la política económica de los países miembro. 
¨ Promover políticas fiscales y monetarias responsables. 
¨ Impulsar el desarrollo del sector privado y de los mercados libres. Ayudar a los gobiernos a crear un entorno institucional y político en el que el sector privado pueda crecer. 
¨ Señalar los puntos débiles en cada economía nacional ( prender los focos rojos ) y exigir medidas correctivas. 
¨ Organizar paquetes de rescate para los países en problemas: El país que acepta el rescate está obligado a firmar una carta de intenciones en la cual se compromete a resolver los problemas que provocaron la crisis. 
¨ Promover las reformas de los sistemas financieros en los países miembros. 
¨ Coordinar los esfuerzos internacionales para perfeccionar el sistema monetario internacional. 

La imparable crisis financiera internacional 
Las transformaciones monetarias están demostrando que la visión «metalista» aristotélica es incapaz de permitir un equilibrio entre mercancías crecientes y moneda material limitadora. La visión «nominalista» platónica se refuerza en la práctica de la creciente abstracción de los sistemas monetarios actuales.

Las letras de cambio, los billetes de banco convertibles en metal y el papel moneda totalmente inconvertible actual han sido ensayos prácticos para desvincularse del supuesto yugo que representa el oro. Las anotaciones, manuales o electrónicas, en cuentas corrientes, acaban imponiendo la total abstracción de la moneda como reconocimiento de deuda y unidad de cuenta. 

Sólo a partir de 1914 cuando, debido al agotamiento de las reservas de oro, la guerra tiene que terminar en tres meses, se decide aprovechar la ocasión para introducir el papel moneda desvinculado del oro. Así se abre un nuevo camino de penetración y de explotación sutil con el uso del papel moneda oficial, soporte legal del super-uso del dinero bancario. La Segunda Guerra servirá para que empiece el fin del oro a nivel internacional. Los acuerdos de Bretton Woods firmados aceptaban que el dólar americano fuera convertible en oro. Pero en 1971 el presidente Nixon denunció dichos acuerdos unilateralmente. Desde entonces el papel moneda no tiene nada que ver con el oro ni con ninguna mercancía, no representa ninguna cantidad de oro ni puede ser convertido en él, ni en el interior de cada Estado ni a escala internacional. 

El papel moneda se basa en la convención social, que ha hecho de él el instrumento necesario de los actos de intercambio mercantil, y en la confianza que se le da en tanto que instrumento que cumple adecuadamente su función. Se trata de un valor auxiliar y abstracto. El sistema monetario ha recuperado la teoría nominalista de Platón. Y los hechos posteriores -cheques y tarjetas- todavía aumentan más su abstracción. 

Las dificultades para controlar la inflación monetaria y para liberarse del peligro de la recesión; los gravísimos problemas derivados de la hegemonía del dólar en el comercio internacional y, especialmente, la deuda externa impagable; la dictadura del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial ejercida a favor de los estados fuertes que los controlan; el divorcio entre la especulación financiera y la economía real; el destructor olvido del sistema ecológico por parte del sistema económico... son unos hechos importantísimos para la vida de las personas y del planeta. Parece que estos hechos son suficientemente graves como para intentar buscar en un nuevo sistema monetario un instrumental más preciso con el fin de enfrentarnos a ello con más eficacia. 

Peter Drucker, prestigioso economista norteamericano, plantea muy claro: Necesitamos una nueva síntesis simplificadora de la realidad que recoja la actual realidad económica. Si no aparece, podemos encontrarnos al final de la teoría económica; es decir, no existirán fundamentos para la acción del Gobierno que dirige el ciclo de los negocios y las condiciones económicas . La economía transnacional es conformada y dirigida por los flujos financieros que tienen su propia dinámica. La economía «real» de bienes y servicios no domina ya la economía transnacional. Sí lo hace, en cambio, la economía simbólica del dinero y del crédito. Cada día, el mercado interbancario de Londres gira de diez a quince veces el montante de divisas transnacionales...de las que son precisas para financiar los intercambios mundiales de bienes y servicios». «El noventa por ciento o más de las transacciones financieras de la economía transnacional no sirven a lo que los economistas considerarían una función económica. Sirven puramente a funciones financieras y especulativas» es la economía simbólica la que controla ampliamente a la economía real . 

Todos somos conscientes de que vivimos en una era en que la tecnología cambia muy rápidamente. Muchos creen que esto es 'alta tecnología'. Actualmente, los cambios tecnológicos se producen más en áreas consideradas de 'tecnología baja' o de 'no tecnología' que en áreas de alta tecnología. Los cambios tecnológicos más grandes de los últimos años no se han producido ni en el área de los ordenadores ni en el de la biotecnología, sino en el campo de la banca y las finanzas. De hecho, la banca está pasando rápidamente de ser algo relacionado con el dinero a algo relacionado con la información . 

El papel moneda y las leyes de su circulación
El movimiento del dinero, en efectivo y no efectivo para la circulación de las mercancías, la prestación de servicios y la realización, de diferentes pagos, en la economía interna, se denomina circulación monetaria. 

Marx definía la esfera monetaria como la más superficial y más abstracta… De la sociedad burguesa y donde se revelan las contradicciones que le son inherentes. Esto está condicionado porque la base objetiva de la circulación monetaria es la producción mercantil, lo que da lugar a que el mundo de las mercancías se divida en mercancía y dinero, y se generen contradicciones entre ambos.

La circulación monetaria no solo sirve al movimiento de las mercancías sino además al capital de préstamo y al capital ficticio.
Marx señalaba la existencia material del equivalente universal y las formas funcionales del dinero: el metálico, papel moneda, dinero crediticio.
Se diferencian las siguientes formas históricas de dinero: dinero real y su sustituto. Engels apuntaba: las diferentes formas del dinero…indica la diversidad de niveles del proceso de la producción social. 

Necesidad y posibilidad del surgimiento del papel moneda
La necesidad del papel moneda está vinculada al desarrollo de la producción mercantil, motivada por la profundización de la división social del trabajo en el capitalismo. La circulación pura en metálico se hace muy costosa e imposible, ya que la extracción de metales preciosos siempre va a la zaga del crecimiento de la necesidad de la economía en medios de circulación. La sustitución del dinero metálico por papel moneda contribuye a la economía de los gastos de circulación. 

A primera vista, parece que el papel moneda como sustituto del dinero real, fue creado por el Estado. En realidad, el papel moneda surge de la propia circulación del dinero en metálico, en la medida en que se divorcia el valor nominal de su peso real.

La posibilidad para el surgimiento del papel moneda está condicionada por la forma ideal en que se cumplen las funciones del dinero como medida de valor y la brevedad de su funcionamiento como medio de circulación.

Karl Marx señalaba tres etapas en la transformación del dinero de pleno valor en signos de valor 
Primera etapa: el desgaste de las monedas que funcionaban como representantes del dinero real. 
En Europa de 1809 hasta 1829, como resultado del desgaste desaparecieron de la circulación monedas por valor de 10 y 9 millones de libras esterlinas (380 millones de libras esterlinas).

Segunda etapa: la emisión de dinero de valor incompleto, por parte del estado y de particulares (falsificadores) como resultado del deterioro de las monedas.
El deterioro de las monedas entorpecía el proceso de cambio y motivaba el descontento popular, ya que los campesinos, artesanos y pequeños mercaderes cargaban con las pérdidas producto a la desvalorización del dinero.

Tercera etapa: el divorcio entre el contenido nominal y real del dinero vinculado a la emisión del papel moneda para cubrir los gastos del estado. Karl Marx subrayaba “bajo su aspecto de mediador de la circulación sufrió toda clase de afrentas, fue roído , aplastado hasta el extremo de llegar a ser un pedazo de papel simbólico” 

El papel moneda apareció por primera vez en China en 1260-1263. Marco Polo señala el año 1286 como fecha de la segunda edición. El papel moneda podía ser cambiado por metal mediante un permiso especial. En el capitalismo el papel moneda se emitió en Suecia en el siglo XVII (1644), en América del Norte, en el Estado de Massachussets (1690); en Francia (1701) y en Rusia en 1769. Para el financiamiento de la guerra de independencia se emitió tal cantidad de “dinero continental” que por una carreta de provisiones se entregaba una carreta de papel moneda. También durante la Revolución Francesa de 1789 se emitieron certificados.

La aparición del papel moneda está condicionada por las leyes objetivas de la circulación del dinero metálico y las necesidades en dinero de la economía, determinadas por el desarrollo del capitalismo. 

El papel moneda como forma acabada de los signos de valor 
Como resultado de la desviación paulatina del contenido nominal y real del dinero, surgió el papel moneda, que es la forma acabada de los signos de valor. “La existencia monetaria del oro se disocia radicalmente de su sustancia de valor” , apuntaba C Marx. 

El papel moneda constituye un signo monetario (signo nominal del valor) de curso forzoso, generalmente no es convertible en metal y se emite por el estado para cubrir sus gastos. Históricamente, el papel moneda surgió como símbolo del oro y de la plata.

La esencia del papel moneda, como forma acabada de los signos de valor, consiste en que no posee valor propio, ya que los gastos de trabajo para su impresión son insignificantes, lo que determina que fuera de la circulación no sea más que papel.

El papel moneda adquiere su valor representativo solo en el proceso de circulación a diferencia del oro, que circula por su valor propio. El curso forzoso que establece el estado al papel moneda, le otorga una significación social dentro de los limites de un país. 

El estado, en beneficio de las clases dominantes, puede establecer arbitrariamente el valor nominal de la unidad monetaria y emitir cantidades ilimitadas de cualquier denominación. Precisamente es en este punto donde termina la ilusión del poder del Estado sobre la circulación del papel moneda ya que este último al penetrar en la circulación se subordina a las leyes propias de este proceso.

Debido a que el papel moneda surgió históricamente como símbolo del oro y de la plata las leyes de la circulación metálica son las que sirven de base a su circulación, aunque con características específicas, que se manifiestan sobre todo después de la abolición de monometalismo del oro. Independientemente de la masa de papel moneda puesta en circulación y de su curso forzoso, su valor real no viene dado por el cuño del estado, como afirman algunos economistas burgueses, sino por condiciones objetivas, la ley del valor y las leyes de circulación monetaria. 

Durante la circulación paralela de dinero en metálico y de papel moneda, el valor de la masa de papel moneda estaba determinado por el valor del oro y la plata que el sustituía en la circulación, de ahí que el valor de la unidad de papel moneda se podía determinar dividiendo al cantidad de dinero necesario para la circulación, entre la cantidad de papel moneda en circulación.

La salida del oro de la circulación distorsionó el vínculo entre el papel moneda y el oro. La caída del rol monetario del oro hizo mayor la distancia entre el papel moneda y su substrato metálico, en condiciones del capitalismo monopolista de estado, el contenido en oro oficial de la unidad monetaria no determina su valor y desde 1975 dejo de fijarse por el FMI. Por consiguiente, el papel moneda existe aislado de su sustrato metálico, aunque solo sea extraordinariamente, como señala Marx. 

La relación interna del papel moneda con el oro está determinada porque el papel moneda surgió históricamente como signo del oro y asumió de este último su valor representativo. Esta relación se manifiesta en que el oro cumple las funciones de medida de valor, de atesoramiento y de dinero mundial.

A través de las operaciones cambiarias en el mercado del oro se establece el valor de la mercancía dinero y el valor representativo de sus sustitutos de papel.

El papel moneda, al no poseer valor propio, no puede de manera independiente cumplir las funciones de medida del valor, atesoramiento y dinero mundial, pero sirve de medio de circulación y de pago. Después de la eliminación del oro de la circulación y en períodos de estabilidad relativas dentro de determinados límites ha cumplido la función de medio de acumulación de ahorros, aunque en la práctica el papel moneda no deja de ser un “ídolo falso”, ya que puede ser devaluado.

El concepto de devaluación del papel moneda y sus causas
Al circular el papel moneda, el mecanismo del atesoramiento, como regulador espontáneo de la circulación monetaria no funciona. Cuando se viola la ley de la circulación monetaria, la reacción espontanea de la economía es: la devaluación del dinero. En las condiciones del monometalismo del oro el signo de valor, cualquiera que sea la ley del oro que represente al entrar a la circulación, queda reducido en el interior de la misma al signo del quantum de oro que podría circular en su lugar. 

C. Marx señalaba tres causas de la devaluación del papel moneda: 
Primero, el exceso en la emisión del dinero a la circulación. Frecuentemente se emite dinero en exceso para cubrir el déficit presupuestario, los gastos bélicos y otros gastos no productivos. La diferencia entre el valor nominal de la emisión del papel moneda y los gastos para su impresión, representa el ingreso de la emisión para el estado.

Segundo, el papel moneda se devalúa en el caso que la población pierda confianza en el gobierno y no lo acepte en calidad de pago. 

Tercero, durante el monometalismo del oro, el carácter pasivo de las balanzas de pago incrementaba la demanda de oro como dinero mundial y con ello la devaluación del papel moneda en relación con el oro. Producto de la desmonetización, el oro se utiliza para cubrir el déficit de la balanza de pagos solo en caso extremo, ya que puede venderse previamente en el mercado a cambio de la divisa necesaria para efectuar los pagos. La demanda de oro como activos reales de la reserva, es consecuencia de la inestabilidad del capitalismo la inflación y las crisis monetarias, y actúa la devaluación del papel moneda.

La imposibilidad de una circulación estable del papel moneda
El papel moneda por su naturaleza no es estable. En primer lugar, no tiene valor propio. En segundo lugar, la emisión del papel moneda no está vinculada solamente a las necesidades reales de la rotación del dinero, sino a los crecientes gastos no productivos ante todo a los gastos militares y a los gastos del estado burgués.
En tercer lugar, no existe un mecanismo espontáneo que regule la circulación monetaria, ya que el papel moneda no cumple con la función de medio de atesoramiento. 

El respaldo y el valor del papel moneda.
Los valores del papel moneda
Al analizar el papel moneda desde una óptica subjetivista podemos atribuirse ciertos valores, cada uno de los cuales determinan un uso o función que le es propio, y tiene límites imprecisos y se relaciona con el resto. 

Iniciaremos nuestro análisis de los valores del papel moneda partiendo del valor numérico, en nuestra consideración el más concreto, objetivo y cuantitativo. Los siguientes se vuelven cada vez más abstractos, emocionales y subjetivos, a medida que se pasa de uno al otro.

Por lo pronto, el papel moneda tiene un "valor numérico"". Éste consiste en que todos los que recurren a él, reconocen en el papel moneda un valor numérico explícito que remite siempre a un nombre (pesos, rublos, euros, etc.) y a un valor inicial definido (1, 10, 50, etc.), impreso, grabado o escrito. Es un contenido cuantitativo que se le asigna al papel moneda en su uso comercial, para expresar las equivalencias de las mercancías u otras monedas que se pueden intercambiar por su intermedio. Se trata de un valor que no es estable.

Concretamente, en el nivel inconsciente, el psiquismo le atribuye al papel moneda un contenido de poder. En efecto, el dinero es la más auténtica y eficaz expresión del instinto de poder, tanto instintivo como concreto y potencial, que permite ir en pos de la fantasía inconsciente del Poder Absoluto. Por eso es necesario referirse al "valor podérico" del papel moneda, en general.

Por lo que acabamos de decir, el valor podérico general se subdivide en dos. El primero es el "valor podérico adquisitivo", que se relaciona tanto con el poder concreto como con el poder potencial de la moneda, es decir, se refiere a lo que habitualmente se conoce como "poder adquisitivo" –concreto o potencial–, del dinero. El segundo es el "valor podérico instintivo".

Nos ocuparemos ahora del valor podérico adquisitivo. El valor podérico adquisitivo depende de los precios y no es fijado por el individuo que, precisamente, puede hacer uso del dinero gracias a que existe un sistema de precios, establecidos no por él sino por otros. Por eso, análogamente al valor numérico del dinero, el valor podérico adquisitivo tiene un contenido eminentemente cuantitativo –y, por lo tanto, objetivo–, que resulta de aplicar a las cosas el valor numérico convencional del papel moneda. De esta manera se constituye el sistema de precios de las cosas (bienes y servicios).

Si bien el valor numérico es fijado por la autoridad monetaria, el valor podérico adquisitivo (o sea el precio de las cosas) es fijado por los mercados, mediante un complejo sistema de consenso gradual que deriva en un aceptable equilibrio.

Esto sucede tanto cuando se compra algo (recurriendo al valor podérico concreto del papel moneda), como cuando se guarda el dinero para utilizarlo en la ocasión en que se quiera o decida hacerlo (en cuyo caso el papel moneda tiene un valor podérico potencial). Ambos casos están incluidos en el valor podérico adquisitivo.

Igual que el valor numérico, en condiciones "normales" –inexistencia de inflación, por ejemplo–, el valor podérico adquisitivo es relativamente estable, es decir, en cada situación o circunstancia en que se usa el papel moneda, el valor podérico adquisitivo de éste se mantiene, con sólo ligeras fluctuaciones, a lo largo del tiempo.

Cuando el papel moneda se valora desde la perspectiva del poder instintivo que intrínseca y necesariamente contiene, se puede hablar del "valor podérico instintivo". Lo que se tiene en cuenta, en este caso, es en qué medida el papel moneda le sirve a cada individuo como expresión de su respectivo instinto de poder.

En este sentido, el valor podérico instintivo atribuido a las monedas es más subjetivo y personal que los dos anteriores, y carece prácticamente de contenido cuantitativo.

Esto es así porque, frente a la distancia infinita que separa del Poder Absoluto a cualquier cantidad de poder, por grande que sea el poder del papel moneda acumulado, éste sólo puede ser valorado como "mucho" o "poco". Aunque al aumentar la suma de dinero que se posee crece también el poder conferido por su posesión, distintos valores podéricos instintivos sólo pueden compararse entre sí –uno es "mayor" o "menor" que otro–, pero no pueden medirse numéricamente.

Por lo tanto, al carecer de un contenido cuantitativo estricto, el valor podérico instintivo del papel moneda no es algo objetivo; por el contrario, es eminentemente subjetivo, ya que tiene su origen en el inconsciente, está cargado de un fuerte contenido emocional y posee características sumamente personales.

El papel moneda tiene también un "valor simbólico", que no alude directamente a este sino a "otra cosa". Este valor es un contenido eminentemente afectivo que el psiquismo le asigna. También puede significar el esfuerzo, el sufrimiento e incluso la humillación asociada a la obtención de ese papel moneda. Lo que éste simboliza puede ser consciente, pero generalmente no lo es.

En síntesis, lo que se valora simbólicamente en el papel moneda no es el papel moneda como tal sino lo que él representa para la autoestima de su poseedor. Cuando al ganador de un torneo deportivo profesional se le entrega un objeto como trofeo se lo suele acompañar con un premio monetario. Este es un buen ejemplo de cómo la sociedad suele reconocer y diferenciar los distintos valores del papel moneda.

El valor psíquico del papel moneda esta determinado de un valor esencialmente dinámico y enteramente subjetivo, que se establece por referencia a una especie de "moneda psíquica". 

Por decirlo de otra manera: a partir del valor numérico del papel moneda, que es totalmente objetivo, al ascender en la escala de los distintos valores del dinero cada valor siguiente resulta más subjetivo que el anterior, hasta llegar al último –el valor psicológico–, que es totalmente subjetivo. Así como va aumentando éste, también aumenta al contenido afectivo, que incorpora un contenido subjetivo creciente al carácter objetivo del dinero tal como se lo utiliza en economía. 

El respaldo del dinero en la riqueza nacional y las leyes de cada país
Hasta aquí se ha analizado los valores del papel moneda de lo cual se ha podido concluir que el valor del papel moneda esta marcado puramente por el enfoque subjetivista del propio hombre y no por la relación social que expresa cuantitativa y cualitativamente el trabajo social de los productores de mercancías, presente en el cuerpo del dinero.

En esta parte pretendemos concluir el análisis de los valores del papel moneda para lo cual pretendemos demostrar, lo que a nuestro juicio es el respaldo jurídico del papel moneda, y el respaldo en la riqueza nacional de cada país.

El respaldo jurídico y político de cada estado hacia el papel moneda es un echo evidente desde el surgimiento de este. Recordemos que el papel moneda surgió como representante del dinero como consecuencia del desarrollo de las funciones de este y el evidente desarrollo del sistema monetario marcado por este echo.

Al aparecer como representante del dinero, el papel moneda no solo representaba a este sino que también constituía una promesa de convertibilidad en dinero, es decir en oro. Lo que constituía para el poseedor del papel moneda una garantía legal de tener en su poder una determinada cantidad de dinero representada en un trozo de papel, y para el emisor del papel moneda una obligación de pagar en el momento necesario por la cantidad de dinero imprimida en este.

Por otro lado al desaparecer esta convertibilidad del papel moneda y ser retirado el oro de la circulación, el respaldo legal del papel moneda paso a una fase nueva de desarrollo. Ahora los países emisores más poderosos política y militarmente son ayudados por organismos internacionales creados con el fin de engendrar mecanismos para la imposición de medidas que plantean la dominación de los mas poderosos sobre los mas pobres, los cuales crean las condiciones propicias para el desarrollo de la especulación y de la llamada economía ficticia sobre la economía real.

Un ejemplo claro de esto es la utilización del Fondo Monetario Internacional (FMI) por las superpotencias imperialistas para el esparcimiento de las políticas económicas neoliberales. Estas plantean claramente que el dominio de las denominadas monedas fuertes, como son, el dólar norteamericano y la más reciente creación del sistema monetario capitalista: el euro sobre las otras monedas, se basa en el poder político y jurídico de estos centros de poder imperialistas.
Desde el punto de vista del respaldo del papel moneda en la riqueza nacional de cada país sucede algo semejante a lo anteriormente planteado. Los piases con un mayor desarrollo económico, reflejado por supuesto en las ramas industriales, agrícolas y los recursos naturales. Sometan a las monedas de los países pobres.

Basados en este respaldo internacionalmente se le imprime mayor o menor confianza a las monedas de los estados según su respaldo económico. Este es el caso de la moneda norteamericana sin ningún respaldo que no sea el respaldo en la riqueza de ese enorme país colmado de recursos naturales tanto dentro del territorio nacional así como dentro de las fronteras de otros piases que son sometidos por esta enorme superpotencia para ser saqueados y despojados de sus riquezas naturales.

En síntesis y en aras de resumir lo planteado hasta aquí podemos afirmar que todas las monedas nacionales comparadas cuantitativamente entre sí solo representan pedazos de papel sin valor material. Solo cuentan con en valor del subjetivismo del hombre y el valor de las leyes y la riqueza nacional de cada estado imponiéndose la ley del mas fuertes a escala de las relaciones monetarias internacionales. 

CONCLUSIONES
Después de analizar la problemática podemos arribar a las siguientes conclusiones:
· El papel moneda como forma acabada de los signos de valor surge como resultado de la desviación paulatina del contenido nominal y real del dinero. Este por su esencia no encierra la relación social que expresa el trabajo de los productores de mercancías, por lo tanto no contiene en su aspecto material la cualidad de expresar el valor de todas las mercancías. 
· El papel moneda adquiere su valor representativo solo en el proceso de circulación a diferencia del oro, que circula por su valor propio. El curso forzoso que establece el estado al papel moneda, le otorga una significación social dentro de los limites de un país.
· La circulación del papel moneda desvinculado de la circulación del dinero y la emisión desmedida de este ha provocado que la taza de interés fluctúe inestablemente.
· La circulación del papel moneda hace a las economías dependientes de algo que no tiene valor material y que no representa ninguna garantía material estable. Lo que contribuye al desarrollo de la economía ficticia sobre la economía real.
· El respaldo del papel moneda esta marcado por el valor que le atribuye a este la subjetividad del hombre, las leyes y la riqueza nacional de cada país.
· Se hace necesario buscar un mecanismo que apartir de las condiciones del sistema monetario actual permita resolver este problema no solo desde el plano teórico sino que también desde la practica. 

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

[1] Drucker, Peter F., Las nuevas realidades, Edhasa, Barcelona, 1989, páginas 230-231.

[1] Ibidem, páginas 188-189.

[1] Drucker, Peter F., Gestión de la tecnologia, discurso pronunciado en la Universidad de Barcelona, 1990. 

[1] C. Marx,  Contribución a la crítica de la economía política,  Ed Ciencias Sociales, 1975, pp. 139-140

[1] C. Marx F. Engels,  Obras Completas,  T16,  pp. 308. 

[1] C. Marx,  Contribución a la crítica de la economía política,  Ed Ciencias Sociales, 1975, pp. 139-140

[1] C. Marx,  El capital, T I,  Ed Pueblo y Educación, 1983, pp. 91

[1] C. Marx, fundamentos a la crítica de la economía política, TI Ed Siglo XXI, 1976, pp.56-57

[1] C. Marx,  Contribución a la crítica de la economía política,  Ed Ciencias Sociales, 1975, pp. 135

[1] L.N. Krasavina,  Circulación Monetaria y Crédito en los Países Capitalistas,  Ed Pueblo y Educación,  1990, pp. 102

BIBLIOGRAFIA

Federico Ast Valor y unidad de las funciones del dinero disponible en: http://www.monografias.com/trabajos11.shtml

MARX, CARLOS. El Capital, tomo I , II, III. Editorial de Ciencias Sociales, La habana, Cuba, 1973

C. Marx F. Engels,  Obras Completas,  T16 

C. Marx,  Contribución a la crítica de la economía política,  Ed Ciencias Sociales, 1975

C. Marx, fundamentos a la crítica de la economía política, TI Ed Siglo XXI, 1976

L.N. Krasavina,  Circulación Monetaria y Crédito en los Países Capitalistas,  Ed Pueblo y Educación,  1990

A Petrovski,  Psicología general.  Ed Pueblo y Educación,  La Habana, Cuba 1990

Eduardo del Llano, Imperialismo capitalismo monopolista, Ed Pueblo y Educación, La Habana, Cuba

Colectivo de Autores,  Relaciones económicas internacionales, CIEI Ed Pueblo y Educación, La Habana, Cuba.

Drucker, Peter F., Las nuevas realidades, Edhasa, Barcelona, 1989, páginas 230-231.

Drucker, Peter F., Gestión de la tecnologia, discurso pronunciado en la Universidad de Barcelona, 1990.

AUTOR: 
Lic. CARLOS MIGUEL BRITO PEÑA
Profesor de Economía Política y pensamiento Económico.
email: cmbrito@ult.edu.cu

Articulos relacionados:
Hipótesis o funciones de consumo
Resumen:
Teoría de la funcion de consumo de renta permanente. Hipótesis de la función de consumo de renta absoluta. Hipótesis del ciclo de vida. Hipótesis del ingreso relativo o d...
Las mujeres frente a los Tratados de Libre Comercio (TLC)
Resumen:
La propuesta de firmar un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, responde al objetivo de ampliar el mercado de este país hacia nuestra región, con lo cual se...
Argentina y el mundo actual
Resumen:
Datos básicos de nuestro país. Economía. Política. Población. Nuestra intención al elaborar esta monografía, es la de brindar al lector una amplia visión acerca de la pos...
Orígenes y alcances del Plan Puebla Panamá: una visión desde Centroamérica
Resumen:
Para intentar ubicar la naturaleza y los alcances de lo que se conece como Plan Puebla Panama, se considera importante tener presente la forma en que han evolucionado las...
Canon Minero
Resumen:
Las normas del Sector Energía y Minas se sitúan en un marco global de plena estabilidad jurídica, libertad económica, garantías, promoción a las inversiones y la pacifica...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©