Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

El juego en la educación sensorial de los preescolares con deficiencias auditivas

Resumen: A partir del análisis de definiciones de diferentes autores y épocas ,entre los que se destaca los postulados de L.S. Vigotsky, acerca del juego como potencial lúdico, se refleja el papel tan importante que este desempeña en la educación de niñas y niños de 3 a 5 años con deficiencias auditivas.
5,284 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Lic. Kenia Noguera Núñez

RESUMEN 
A partir del análisis de definiciones de diferentes autores y épocas ,entre los que se destaca los postulados de L.S. Vigotsky, acerca del juego como potencial lúdico, se refleja el papel tan importante que este desempeña en la educación de niñas y niños de 3 a 5 años con deficiencias auditivas. Se demuestra cómo en la conceptualización pedagógica de este tipo de niños, el juego desempeña un rol activo en la educación sensorial como estrategia educativa, que permite corregir y/o compensar funcional u orgánicamente el defecto a partir del aprovechamiento de las potencialidades que posee cada niño o niña. Se ofrecen ejemplos de algunos juegos que se han empleado para este fin, resultado de la experiencia pedagógica de la autora en 5 años de trabajo con este tipo de niños.

Se propone la forma en que deben estar distribuidas las diferentes áreas de juego destinadas a los preescolares con pérdidas auditivas, que permita crearles condiciones de educación sensorial favorables de desarrollo social, estimulación del lenguaje oral y nivel de aprendizaje, con el objetivo de integrarlos a la escuela primaria en estas edades y se logre potenciar mediante el juego periodos importantes de desarrollo de niñas y niños comprendidos en estas edades.

INTRODUCCIÓN
La vida infantil en el devenir histórico se nutre de experiencias, intercambios y vivencias que el niño adquiere a través de la actividad lúdica. En ella cada niña o niño descubre con su propia curiosidad un mundo lleno de imaginación. Muchos niños establecen una comunicación con sus pares, a veces sin apenas conocerse improvisan un juego, se establece una comunicación y nace una nueva amistad.

En esta nueva amistad, en este juego, se intercambian ideas, opiniones, se imitan acciones de los adultos, se desarrolla el lenguaje activo del niño, se establece un ambiente favorable y agradable para el desarrollo de los procesos psíquicos y la formación multilateral de los mismos.

Al asociar estos elementos en niños preescolares con deficiencias auditivas no ocurre este intercambio fluido y enriquecedor. Estos carecen o tienen disminuido el funcionamiento de uno de los sensoriales más importante como es el oído. Este es el órgano encargado de establecer la comunicación con el medio ambiente, es sinónimo de todo lo que a nuestro alrededor ocurre.

Según Basova A.G. (1991): “El sonido es conductor del pensamiento, mientras que el oído es el órgano más importante del conocimiento.”

Muchos investigadores y docentes encargados de la educación de niños con pérdidas auditivas han buscado y buscan métodos, vías, alternativas para el éxito de esta función. La lectoescritura, la efectividad del trabajo de los intérpretes en lengua de señas y los modelos comunicativos, son temas controvertidos y polémicos que aún no satisfacen las necesidades reales de estos niños.

A nuestro modo de ver y al orientar nuestro objetivo de investigación a partir de ver al niño o niña con pérdidas auditivas como niños con necesidades educativas especiales y no como discapacitados, centramos la atención en su integración educativa en el contexto de la escuela primaria cubana. Siendo pertinente establecer en un rango atareo un nivel de preparación de este niño para que pueda vivir y adaptarse a partir de sus potencialidades en un mundo desconocido para él.

Estos niños tienen como característica la timidez, inseguridad, carencia de afecto, pocas experiencias del mundo que le rodea, y según los postulados de Vigotsky acerca del juego, este trabajo se orienta a profundizar en el tema y las ventajas que proporcionaría a los preescolares deficientes auditivos.

Teniendo en cuenta que en el juego según Vigotsky se crea una zona de desarrollo potencial y que nuestra pedagogía ha dejado atrás la terapéutica para convertirse en una pedagogía humanista, con un enfoque Histórico – Cultural se dirige el análisis del juego como potencial lúdico en niños preescolares deficientes auditivos. A partir de la conceptualización de este tipo de niños, el juego desempeña un rol activo en la educación sensorial como estrategia educativa que permite corregir y/o compensar funcional u orgánicamente el defecto teniendo en cuenta el aprovechamiento de las potencialidades de estas.

De esta forma el docente estará en condiciones de alcanzar el éxito en la integración educativa de estos niños como escalón superior en el proceso de enseñanza aprendizaje del modelo educativo cubano.

DESARROLLO
El niño desde las edades más tempranas realiza una de las actividades más placenteras: el juego. A través de él se establece el intercambio con el mundo exterior y a la vez se desarrolla los valores morales. Para el niño el juego lo alegra, lo estimula, lo complace, le permite ser creativo e imaginativo. Sin embargo no todos los juegos poseen el mismo grado de potencial educativo, pero todos permiten que se enriquezcan el mundo interior del individuo.

Según Froebel (1926): “El valor del juego radica en las oportunidades que ofrece para las experiencias sensoriales que a su vez, constituyen el fundamento del desarrollo intelectual.”

Para DES (1967):” El juego es el principal medio de aprendizaje en la primera infancia...Los niños desarrollan gradualmente conceptos de relaciones causales, el poder descubrir, de establecer juicios, de analizar y de sintetizar, de imaginar y formular.”

Para Petrovski (1973): “El juego provoca cambios cualitativos en la psiquis infantil: se van conformando en ella las bases de la actividad escolar que pasa a ser la principal en los años posteriores.”

Para Lee (1977):” El juego el la actividad principal en la vida del niño, a través del juego aprende las destrezas que le permiten sobrevivir y descubre algunos modelos en el confuso mundo en el que ha nacido.”

Sin embargo Lewis (1982) distingue juego y conductas lúdicas:
El juego: lo interno, afectivo y natural.
Conductas lúdicas: manifestaciones externas del niño.
Como se aprecia estos investigadores le atribuyen una importancia excepcional al juego en el posterior desarrollo del niño y a la vez ven la influencia de este en el aprendizaje y en los procesos psíquicos fundamentalmente del desarrollo del lenguaje y las experiencias sensoriales.

El mundo de los juegos en las edades tempranas es extenso y muy rico. A estos investigadores se suman teorías como la psicogenética defendida por Jean Piaget que sostiene que el juego es la expresión y condición del desarrollo del niño. De igual forma analiza diferentes etapas vinculadas al tipo de juego que realiza el niño.

Otra teoría es la psicoanalítica freudiana que ve el juego vinculada con otras actividades que realiza el niño fundamentalmente con el sueño. Esta teoría sostiene que el juego es el encargado de disminuir las tensiones nacidas de la imposibilidad de realizar los deseos de los niños. Establece además una diferencia entre el sueño y el juego. Le concede a este último una transacción entre lo imaginario y lo real.

La teoría Vigotskiana con su enfoque histórico- cultural analiza los orígenes y las funciones del juego en el desarrollo del niño de edad preescolar. Para él durante el juego el niño está siempre por encima de su edad promedio, por encima de su conducta diaria, en el juego es como di fuese una cabeza más alta de lo que en realidad es.

Para Vigotsky la vida infantil no puede verse alejada del juego, pues esta constituye su principal actividad y ella responde precisamente a las necesidades y deseos que experimentan los niños de tocar, mirar, crear, soñar, inventar, comunicar, experimentar, expresar, curiosear, es como hacerse dueños del mundo que le rodea.

El juego constituye a nuestro modo de ver un abanico de posibilidades para la educación y el aprendizaje de los niños. Estas posibilidades se engrandecen al referirnos a los preescolares con deficiencias auditivas. Estas van a desarrollar en ellos los procesos cognoscitivos.

A diferencia del niño con capacidad auditiva normal, hay que enseñarlos a jugar. A esta enseñanza debe ir dirigida a una orientación adecuada de la educación sensorial. Esto quiere decir que para el logro exitoso del desarrollo cognitivo del niño debe concedérsele al juego un valor superior del que realmente tiene.

Los docentes que laboran en instituciones encargadas de instruir y educar a niñas y niños con deficiencias auditivas deben dominar algunas cuestiones importantes referidas a esta educación sensorial. A estos conocimientos hay que dar prioridad a la sensibilidad que poseen los analizadores. En tal caso la sensibilidad del analizador auditivo es muy alta. Sin embargo la sensibilidad visual varía por las influencias del estímulo auditivo.

La sensibilidad del analizador auditivo es muy alta. Sin embargo la sensibilidad visual varía por las influencias del estímulo auditivo. Los estímulos sonoros débiles elevan la sensibilidad cromática del analizador visual. De ahí que las personas con pérdidas auditivas desarrollen considerablemente la capacidad de sensaciones visuales como vía de compensación del defecto. Esto ocurre por la ley reguladora general:

“Los estímulos débiles elevan y los fuertes disminuyen la sensibilidad de los analizadores en su interacción.” (Petrovski 1980: 219)

Al interpretar esta ley y su influencia sobre el funcionamiento de los analizadores permite entender que el sentido de la vista envía al cerebro tantas sensaciones como el resto de los sentidos juntos. 

Por lo que estos fundamentos teóricos constituyen una de las condiciones necesarias para la educación sensorial y un complemento de los indicadores que inciden en el desarrollo cognitivo del niño. Estos se interrelacionan con una adecuada orientación y ejecución de la actividad lúdica en estas edades. Se establece una relación directa entre ellos. 

FIGURA 2
Relación de la educación sensorial con la actividad lúdica y el desarrollo cognitivo

Es oportuno antes de explicar cómo ocurre esta relación, establecer una definición que esclarezca la terminología anteriormente abordada: educación sensorial y que a nuestro modo de ver sustituye la terminología tradicionalmente utilizada en la literatura y en el contexto pedagógico y es el de trabajo correctivo compensatorio.

Este ultimo termino responde a una pedagogía terapéutica, centra la atención en el
defecto y no en las potencialidades, por el contrario la terminología educación sensorial responde a la pedagogía especial y tiene sus sustentos en posiciones humanistas, no se limita solo al trabajo de los analizadores conservados sino que además se orienta hacia las potencialidades del individuo. La educación sensorial se orienta a la correcta elaboración de representaciones y no al aumento de la capacidad sensorial. (Pascual N. 2001). Entonces ¿qué se entiende por educación sensorial?

La educación sensorial: constituyen las estrategias educativas apoyadas en el desarrollo de las sensaciones que permiten corregir y/o compensar funcional u orgánicamente el defecto a partir del aprovechamiento de las potencialidades que posee el individuo.

Después de analizar esta nueva conceptualización que orienta el trabajo en la escuela y en el contexto de la clase hacia las potencialidades del niño se puede abordar la relación existente entre educación sensorial – actividad lúdica- desarrollo cognitivo.

Para llegar a este análisis se abordará la relación cognoscitiva que existe entre el hombre y el mundo a partir de la actividad psíquica del cerebro como órgano para relacionarlo con lo que le rodea.
“El conocimiento es el reflejo del mundo como realidad objetiva. La sensación, la percepción, la conciencia, son la imagen del mundo exterior”. (Rubinstein S.L 1979:47)

“Nuestras sensaciones se desarrollan por la influencia de las condiciones de vida y las exigencias de la actividad práctica laboral”. (Petrovski 1980:222)

De este análisis se infiere que la información que se recibe de forma sensorial es esencial para la construcción de los procesos cognitivos, por lo que al perderse esta información ante la presencia de un órgano sensorial afectado, se dificulta su proceso de construcción y desarrollo. Los órganos sensoriales proporcionan informaciones importantes que inciden en un desarrollo evolutivo adecuado de la persona, hay que considerar que el aislamiento y la falta de información a que se ve sometida esta por el déficit auditivo pueden representar implicaciones importantes para el desarrollo intelectual, lingüístico, social y emocional.

La persona encargada de organizar el proceso docente – educativo en instituciones educacionales dirigidas a niños con pérdidas auditivas debe conocer la particularidad de cada uno de ellos, es decir, establecer un diagnóstico fino a partir del tipo de hipoacusia que posee, su etiología, grado de pérdida auditiva, potencial auditivo, entre otros elementos de tipo pedagógico, psicológico y social que permitirán encontrar las verdaderas respuestas educativas que demandan estos, así como explotar adecuadamente sus potencialidades.

Establecer las estrategias educativas dirigidas a la educación sensorial implica conocer:
1. las condiciones auditivas, fundamentalmente las posibilidades de aprovechamiento de la audición residual
2. cual es la modalidad comunicativa más habitual ( oral, gestual, signada) y el nivel de complejidad lingüística en los intercambios comunicativos tanto en lo referente a la producción como a la comprensión
3. cómo dirigir la actividad lúdica a partir del nivel de experiencias que a acumulado el niño en el intercambio con el medio que le rodea.

El personal docente que labora en este tipo de instituciones educativas debe dominar los sustentos teóricos de cómo y porqué ocurre las sensaciones y la relación de estos con los analizadores. Sobre esta base determinar la forma más adecuada en la selección de actividades prácticas a partir de vivencias reales de objetos y fenómenos que enriquecerán la educación sensorial en función del aprendizaje, teniendo en consideración la necesidad de mayor información de lo que sucede en el entorno de la persona con determinada pérdida auditiva, en consecuencia estas personas tendrán un menor acceso a la información auditiva que constantemente rodea al ser humano.

“Para paliar esta situación, el entorno debe proporcionar de forma intencional información de todo tipo, incluyendo la referida a normas, valores y actitud”. (Valmaseda, 1994: 9) 

En el proceso de enseñanza – aprendizaje, para seleccionar las estrategias educativas hay que determinar cual es el canal sensorial en el que los alumnos acceden a la información, identificando para ello dos grupos:
1. Los que por el grado de pérdida auditiva pueden acceder a la información a través del canal auditivo.
2. Los que por el grado significativo de la pérdida auditiva deben apoyarse fundamentalmente en la visión.
Esto permitirá que la educación sensorial sea diferencial para cada niño respetando las características de sus intercambios comunicativos, la modalidad del lenguaje que utiliza, el trabajo dirigido a la percepción auditiva y al entrenamiento de la lectura labio facial. Es en este momento que el juego forma parte e interviene como medio para educar al niño, así como lograr en ellos el alcance de su seguridad.

Es de vital importancia que unido a estos elementos el docente interiorice cuáles son las necesidades de sus alumnos a partir de las vivencias experimentadas por estos en su contexto familiar, social y educativo. 
” La necesidad es simplemente la promotora de la búsqueda”. Detrás de esta necesidad los niños con pérdidas auditivas adquieren un caudal de información cognitiva, social, y afectiva a partir de la educación sensorial que efectuará el docente en el contexto pedagógico a partir de la búsqueda que realiza de aquello que realmente constituyen para el sus necesidades teniendo en cuenta que”: Parte de las sensaciones permanecen fuera del campo de la conciencia (son inconscientes)”. (Álvarez D.Y. 2003:34)

Teniendo en cuenta los elementos antes abordados es pertinente antes de ser seleccionados las actividades lúdicas para el desarrollo de la educación sensorial, que el docente establezca un adecuado diagnóstico que le permita luego dirigir la atención a la diversidad a partir de:
1. Establecer el diagnóstico audiométrico que le permita conocer y ubicar adecuadamente el tipo de hipoacusia según el grupo o nivel a que corresponde
2. Grado de profundidad de la pérdida auditiva de ambos oídos, con estos datos se determinará el residual auditivo aprovechable
3. Potencial auditivo: esta dimensión permitirá establecer el canal apropiado para la educación sensorial en función del desarrollo cognitivo, es decir, si el potencial auditivo es mínimo el canal a potenciar es el viso- gestual. Si por el contrario el potencial auditivo está situado entre 40 y 70 dB o 20 – 40 dB el canal a potenciar es el auditivo (percepción acústica de sonidos del lenguaje y sonidos onomatopéyicos que permitirá entrena sus restos auditivos). Hasta este momento el docente solo cuenta con los elementos generales que le permiten clasificar el tipo y grado de hipoacusia. Sin embargo esto es insuficiente si realmente se quiere efectuar una educación sensorial que permita contribuir al desarrollo cognitivo del niño a través del juego.
¿Qué otros elementos se deben tener en cuenta?
4. Experiencias del mundo físico y social, a partir de establecer qué conoce y las características de ese conocimiento (esto contribuirá al enriquecimiento tanto visual como manual que supla las deficiencias audio verbal y ayude a la comprensión simbólica y conceptual de la realidad.
5. Gustos, preferencias, motivaciones, intereses del niño, y capacidades.
6. Forma en que el niño se comunica: lenguaje oral, lengua de señas o ambos.
7. Condiciones que favorezcan el proceso cognitivo a partir de crear las condiciones necesarias tanto de iluminación del aula como las acústicas.
8. Ubicación de los alumnos teniendo en cuenta los resultados del diagnóstico y la actividad que se va a realizar.
9. Siempre que las condiciones lo permitan la información debe ser presentada de manera visual, utilizándose objetos reales, de lo contrario emplear videos, esquemas, secuencia de láminas, excursiones virtuales, textos escritos, dramatizaciones, etc.

Todo esto y la creatividad del maestro les brindarán un caudal de vivencias y de conocimientos que enriquecerán su aprendizaje. 
¿Cómo potenciar el juego y la educación sensorial en los niños con pérdidas auditivas que permita su desarrollo cognitivo?

Para dar respuesta a esta interrogante es pertinente analizar un modelo que permite arribar a su comprensión:
Las imágenes mentales llegan al niño a través de la interacción voluntaria o involuntaria de objetos, fenómenos, sociedad, y la familia. Esto permite, que se adquieran determinados conocimientos que le van a permitir que al iniciar su vida escolar cuente con experiencias previas que se enriquecerán o se irán formando en el contexto pedagógico y dentro de este la clase como eslabón fundamental. 

A través de la estimulación de las sensaciones, teniendo en consideración que existen sensaciones no conscientes (aquellas imágenes que le interesan al niño, que no son significativas y que ocurren sin que este lo desee, sin percatarse de ello), y sensaciones conscientes (que tienen un fin consciente), a través de la atención voluntaria y formará parte de la memoria visual del objeto.

Este trabajo a realizar no puede estar circunscrito solo en el contexto de la clase. La edad preescolar le brinda al maestro la posibilidad de usar su ingenio y creatividad y de la búsqueda de alternativas para recrear la vida espiritual y cognoscitiva de sus niños. En consecuencia una educación sensorial con atención a la diversidad a partir del juego debe ir orientado a las potencialidades de cada niño que permita el logro de un desarrollo cognitivo donde intervengan y sean estimulados todos los procesos psíquicos (pensamiento, percepción, memoria, imaginación, lenguaje, atención, y sensaciones) como un todo único donde el niño puede alcanzar su meta cognición.

Es realmente importante para el logro de estos elementos brindar algunas sugerencias de juegos empleados en la educación de los preescolares con deficiencias auditivas y la distribución de las áreas de juegos dirigidas a estos niños.

Existen diferentes clasificaciones de los juegos, de los cuales seleccionamos aquellos que han brindado a esta investigadora mayores logros:
· Juegos de movimiento
· Juegos didácticos
· Juego de roles
· Dramatizaciones en los juegos

JUEGOS DE MOVIMIENTO: Son aquellos que se efectúan en el horario de recreo, en el patio, etc. Aquellos que los niños improvisan, algunos son libres y otros dirigidos. En este caso los niños con deficiencias auditivas dominan el desarrollo y objetivo del juego. Estas reglas se demuestran a los niños y se explican durante el desarrollo del juego.

El docente debe velar por la actuación de los niños durante el juego. Estos contribuyen al establecimiento de relaciones amistosas y a que no se cansen. Para ello se debe buscar el espacio para aquellos niños más tímidos, que sean capaces de ejecutar papeles protagónicos durante el juego.

JUEGOS DIDÁCTICOS: Están encaminados a que los niños asimilen en la práctica el léxico estudiado y la fraseología empleada en ella. Estos recrean a la vez que enseñan. Requieren de la creatividad de cada maestro en el uso de láminas, maquetas, juguetes, libros y otros materiales confeccionados por el maestro. Estos juegos son muy empleados en los niños con deficiencias auditivas en las actividades de educación auditiva, y habilidades comunicativas.

Este tipo de juegos permiten establecer la comunicación dentro del proceso de trabajo, al favorecer el aprendizaje del nombre de las cosas y sobre todo de las acciones y el uso de sus fantasías. Los niños en este caso se familiarizan con las propiedades y cualidades de los objetos, se precisan las representaciones del mundo circundante, se van estableciendo la correspondencia lengua de señas – lenguaje oral. Se descubren nuevas experiencias y se consolidad las experiencias vividas.

JUEGOS DE ROLES: Son aquellos en los cuales los niños son capaces de representar e imitar la vida de los adultos, así como su modo de actuación. Se utilizan objetos y juguetes. Estos surgen por la necesidad de participar en la vida de las personas mayores. En ella se establecen relaciones mutuas entre los niños. Estos permiten establecer comparaciones, abstraerse, utilizar su imaginación y la creatividad al ser utilizados diferentes objetos en calidad de otros. De igual forma se contribuye al desarrollo del pensamiento, imaginación, sensaciones, percepciones, y el desarrollo del lenguaje.

DRAMATIZACIONES EN LOS JUEGOS:
Muchas Situaciones de la vida cotidiana pueden ser dramatizadas. Estos le van a permitir al niño con deficiencias auditivas adquirir vivencias de un mundo que muchas veces es desconocido por él. En este tipo de juego el niño gana confianza en sí mismo y en sus capacidades, así como en situaciones sociales y a conseguir empatía con otros niños.

Ejemplo de juegos que pueden ser utilizados con preescolares deficientes auditivos:
1. El mundo del silencio: participan entre cinco y diez niños en edades comprendidas de tres a cinco años. Este juego favorece la utilización del cuerpo para la comunicación, la imaginación, y la atención.
Objetivo: Conseguir mirar al “rey” sin reírse.
Los niños se agrupan y cada uno realizará una actividad diferente, según sus gustos, preferencias, creatividad. Mientras el rey va interactuando con los niños y al levantar una bandera todos los niños deben quedarse quietos en la posición en que quedaron. Luego el rey pasará por los lugares tratando que los niños se rían y pierdan, el que pierde le toca reconocer determinado objeto con los ojos vendados y decir en lengua de señas que objeto es.

2. Ensalada de palabras: participan diez niños en edades comprendidas entre cuatro y cinco años. Este juego favorece el desarrollo de los componentes de enseñanza de los deficientes auditivos: lengua de señas, lenguaje oral, lectura labio facial, percepción auditiva y voz.
Objetivo: Conseguir que el niño sea capaz de reconocer objetos, juguetes y láminas según cada componente de los mencionados anteriormente.

3. Veo, Veo: Participan todos los que quieran. En iguales edades.
Favorece el reconocimiento de los colores, las figuras geométricas, la atención y el desarrollo del lenguaje.
Objetivo: Adivinar el color de los objetos escondidos, así como su forma
Se esconden varios objetos que deben ser buscados, reconocerlos, nombrarlos en lengua de señas y lenguaje oral, decir su color y forma. Un niño dirige la búsqueda, al encontrar el objeto algún niño debe informarlo y tratar de decir veo, veo, el otro niño preguntará ¿qué vez?

Estos y otros juegos han sido utilizados con este tipo de niños. Es importante tener en cuenta que los niños con deficiencias auditivas en esta edad no tienen las mismas destrezas, ni el nivel de comunicación que los niños oyentes. Esto quiere decir que el trabajo debe ser paciente, y debe estar ubicado diferentes áreas que vallan preparando y desarrollando a los niños.

Estas áreas son:
· Área de desarrollo de la lengua de señas
· Área de desarrollo del lenguaje oral
· Área para la memoria 
· Área para la imaginación
· Área para la educación sensorial 

CONCLUSIONES
El juego en la Educación sensorial de los preescolares deficientes auditivos:

· Permite el desarrollo de todos los procesos psíquicos.

· La comunicación con sus pares se enriquece.

· Adquieren confianza y seguridad en ellos mismos.

· Se logra una integración educativa a la escuela primaria eficiente y exitosa.

· Se alcanza una comunicación bilingüe óptima.

BIBLIOGRAFÍA
1. Álvarez D, Y.- Nuevo enfoque teórico y metodológico desde una visión sistémica de la Psicología: Propuesta de un modelo, Revista Cubana de Psicología. Universidad de la Habana, Suplemento 1(2003), páginas 24- 37.
2. Basova A, G.- Historia de la surdo pedagogía, Editorial Vneshtorgizdat,1991. 

3. Del Barrio, C.- Desarrollo cognitivo y motor. Edita: Secretaria General Técnica. 1999. 

4. Massone, Ma, I. -Problemática del sordo y su influencia en la Educación, Cuadernos de Investigación #6, Facultad de Filosofía y Letras. Universidad de Buenos Aires,(1990)

5. Petrovski, A- Psicología General, Editorial Progreso,1980.

6. Pascual N.-Educación sensorial. Mundobaby.com. 2001

7. Rubinstein, S,L.- El ser y la conciencia, Editorial Pueblo y Educación ,1970
8. Valmaseda, M.- Los niños con discapacidad en la escuela, Revista CL&E No 22/(1994), páginas 7-10.

9. Villar, S, M. – Manual de otorrinolaringología.. Editorial Pueblo y Educación, Primera reimpresión 1987.

AUTORA: 
Lic. Kenia Noguera Núñez.

DATOS DE LOS AUTORES
Lic: Kenia Noguera Núñez. Licenciada en educación especial, especialización Logopedia. Integrante del proyecto de integración educativa para niños, adolescentes y jóvenes con NEE. Profesora del departamento de educación especial. Universidad Pedagógica “José de la Luz y Caballero”. Facultad de Educación Infantil. Holguín. Cuba.

Articulos relacionados:
La Educación Polimodal en Argentina . Marco legal, Situación actual y propuestas para mejorar
Resumen:
La Ley Federal de Educación N° 24.195, en su Título XII (Disposiciones transitorias y complementarias), Artículo 66, inciso b), establece que el Consejo Federal de Cultur...
Diseño de ramas diversificadas o currículo diversificado en la Reforma Educativa de Bolivia
Resumen:
Como parte del nuevo currículo escolar de Bolivia tenemos a las Ramas Diversificadas, que responden a las necesidades básicas de aprendizaje locales o regionales. El curr...
Dossier de Metodología de la Investigación
Resumen:
Con el presente Dossier, que en lo adelante podrá ser enriquecido con la experiencia investigativa desarrollada en la Facultad de Medicina Calixto García en el Dpto. de M...
Repercusión de la Revolucion Científico – Técnica en la Educación a Distancia
Resumen:
Hemos prestado especial atención al tema de la educación a distancia dada la importancia, que tiene a nivel mundial y porque la educación continua del individuo resulta s...
Diagnóstico psicopedagógico del desarrollo de los valores ‘’honradez’’ y ‘’responsabilidad’’
Resumen:
La atención a la problemática de la educación en valores en Cuba, constituyó desde el mismo comienzo del triunfo de la revolución una prioridad básica en la educación de ...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©