Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

Estilos y Estrategias de aprendizaje, una visión integradora

Resumen: Las autoras establecen la relación existente entre estilos y estrategias de aprendizaje a partir de su definición y de sus manifestaciones en la práctica pedagógica. Se reconoce la existencia de tres tendencias fundamentales en el estudio del tema y se destaca que a través del enfoque personológico se pueden encontrar puntos comunes entre diferentes teorías y líneas de investigación. 
2,903 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Eleanne Aguilera Pupo y Graciela Sánchez Rodríguez

RESUMEN
Las autoras establecen la relación existente entre estilos y estrategias de aprendizaje a partir de su definición y de sus manifestaciones en la práctica pedagógica. Se reconoce la existencia de tres tendencias fundamentales en el estudio del tema y se destaca que a través del enfoque personológico se pueden encontrar puntos comunes entre diferentes teorías y líneas de investigación. 

TITLE: STYLES AND STRATEGIES OF LEARNING, AN INTEGRATIVE VISION
ABSTRACT:
The authors establish the existent relationship between styles and learning strategies starting from their definition and of their manifestations in the pedagogic practice. The existence of three fundamental tendencies is recognized in the study of the topic and stands out that through the personological approach they can be common points between different theories and investigation lines.

El reto de estos tiempos consiste en formar personas capaces no solo de procesar el gran volumen de información actual, sino que también desarrollen su propia manera de comprender y actuar, con conocimiento de la esencia y de las causas, con un estilo personal y una gran independencia y responsabilidad en la solución de los problemas que se presentan en la vida cotidiana, de forma tal que puedan ayudar a resolver las necesidades crecientes de la comunidad en que viven, apropiándose de manera paulatina de todo el acerbo cultural de la humanidad.

Para lograr lo expresado anteriormente, es preciso comprender algunas ideas básicas: enseñanza-aprendizaje constituyen una unidad dialéctica. La enseñanza se realiza en el aprendizaje, aunque no a la inversa. En el concepto de enseñanza está incluido el de aprendizaje. Enseñanza sin aprendizaje no es enseñanza, no tiene razón de ser. Sin embargo, durante mucho tiempo la enseñanza pasó a cobrar autonomía respecto al aprendizaje, creó sus propios métodos, sus criterios de evaluación y autoevaluación, se daba por enseñado en la medida que se completaba el programa, se cumplía con las horas clases planificadas, entre otros aspectos y no en la medida que el estudiante aprendía efectivamente.

De esta forma de lo que se trata en cuestión es de restituir la unidad perdida entre enseñanza y aprendizaje, de volver a juntar lo que nunca debió separarse, de comprender el sentido de la enseñanza que es enseñar a aprender, pero ¿Cómo se aprende? Esta interrogante se responde fácil, “de diferentes formas.” Lo difícil es lograr caracterizarlas en cada estudiante y adentrarse en el estudio de los estilos y las estrategias de aprendizaje. 

Las autoras de este trabajo consideran que estos términos aunque están muy relacionados entre sí hacen referencia a dos aspectos diferentes del aprendizaje y en la actualidad existe una fuerte polémica entre los investigadores en relación con su definición. 

Los estilos de aprendizaje (denominación que surge en los años 70 del pasado siglo como término alternativo, sustituto del estilo cognitivo utilizado por Allport desde 1937 y que posee implicaciones de carácter educativo y práctico) se caracterizan por ser formas específicas y relativamente estables de procesar la información, se trata de rasgos de la personalidad que reflejan modos específicos de abordar las tareas de aprendizaje. 

Otros investigadores plantean que el estilo de aprendizaje está directamente relacionado con las estrategias que se utilizan para aprender algo y que una manera de entenderlo sería pensar en el estilo de aprendizaje cómo la media estadística de todas las distintas estrategias que se utilizan. En este caso, el estilo de aprendizaje se corresponde por tanto con las grandes tendencias, con las estrategias más usadas. Pero naturalmente, la existencia de una media estadística no impide las desviaciones, o dicho de otro modo, el que alguien pueda ser en general muy visual, holístico y reflexivo no impide, sin embargo, el que pueda utilizar estrategias auditivas en muchos casos y para tareas concretas

En este sentido, De la Orden (1983) distingue formalmente entre estilo y estrategia, considerando al primero como una forma general de pensamiento y la segunda como un modo de funcionamiento mental aplicado a una gama limitada de problemas y situaciones. 

Para Schmeck (1983) los estilos de aprendizaje expresan la predisposición que el sujeto tiende a adoptar en el uso de una estrategia particular de aprendizaje independientemente de las demandas específicas de la tarea. Para este autor, el estilo sería por tanto una estrategia que se usa con cierta sistematicidad y las estrategias en cambio, procedimientos para realizar tareas particulares. Ello quiere decir que pueden experimentar variaciones de una situación a otra y a diferencia de los estilos pueden ser aprendidas y desarrolladas Mientras que el estilo parece referirse a la persona la estrategia está en función de la tarea. 

Los estilos de aprendizaje se someten también a otros análisis, al reconocerse por algunos estudiosos como una estructura, otros lo consideran como un proceso y una tercera posición que lo asume a ambos a la vez. Las implicaciones en uno y otro caso son diferentes. Si se entiende como estructura supondrá verlo como algo a lo largo del tiempo, no susceptible de modificaciones en el marco educativo. Si se considera como proceso interesaría ver como evoluciona puesto que es dinámico y no fijo. Finalmente si se considera estructura y proceso se considera el estilo relativamente estable aunque puede modificarse al estar en un flujo constante, en cuyo caso su estructura se ve continuamente afectada por los acontecimientos circundantes. Esta última posición parece ser la más flexible y ofrece mayores posibilidades para influir en el perfeccionamiento de los estilos de aprendizaje. 

Resulta necesario destacar que los estudios de los estilos de aprendizaje se agrupan tentativamente en dos líneas de investigación que han dado lugar a instrumentos de medida de las conductas que realizan los sujetos cuando aprenden:
1- Línea cuantitativa que enfatiza en el factor persona. ( Kolb, 1976 y Schmeck, 1977, Lassi Weinstein, 1988) que se fundamenta en teorías previas concebidas a partir de investigaciones de laboratorio y tiende a utilizar diseños de investigación preconcebidos. 
2- Línea cualitativa que enfatiza en el factor situación (Entwistle y Ramsden, 1983) se fundamenta en descripciones cualitativas obtenidas de las percepciones que verbalizan los sujetos sobre el aprendizaje. Se apoya en elementos más próximos a los contextos reales que al laboratorio y tiende a utilizar diseños de investigación emergentes, orientados al descubrimiento, no directivos. 

De esta forma, en la presente investigación se considera la existencia de tres grandes tendencias que poseen a su vez coincidencia en época y que se relacionan entre sí. Es importante para comenzar realizar el análisis histórico del tema que se investiga, lo que posibilitará arribar a una organización de autores y contenidos planteados por ellos en diferentes momentos, que si bien algunos no han sido investigados ni desarrollados en la práctica en relación directa con esta temática en cuestión, son perfectamente adecuables para tal fin, por su valor teórico y metodológico. La primera tendencia denominada:
FRAGMENTADA : en ella se fragmenta o parcializa el fundamento de los estilos de aprendizaje y prevalecen instrumentos de medición de las conductas durante el proceso de aprender, es la primera en surgir por lo que ha cobrado fuerza entre los investigadores, llegando a prevalecer durante largos años, lo que se aprecia en los estudios de diferentes investigadores entre los que se destacan: Pask y Scott (1972), Stemberg(1988), Jiménez Torres (1997) Howard Gardner (1983), Norman y Rumelhart (1975). Esta etapa se caracteriza por agrupar estudios con un fuerte basamento orgánico, con énfasis:
· En el predominio de los hemisferios cerebrales (P. Casaus 2002)
· En los cuadrantes cerebrales (P. Casaus 2002)
· En la programación neurolínguística (P. Casaus 2002)
· En el predominio de los diferentes analizadores.
· En el predominio de los procesos cognoscitivos.
· En el predominio de un tipo de inteligencia ( (H. Gadner) 

Una segunda tendencia, SEMIESTRUCTURADA: en ella se parte de una dimensión particular en la que para su análisis se incluyen elementos de ambos subsistemas de regulación de la personalidad, pero sin arribar a una adecuada integración, de forma tal que aún no se puede hablar de una tendencia personológica plenamente, solo intentos para ello.

Como uno de los representantes de esta tendencia se señala a Curry (1983) que ha propuesto agrupar a los estilos de aprendizaje en tres tipos principales o estratos que se asemejan a las capas de una cebolla.

Según Curry el corazón de la cebolla representaría los estilos cognitivos, la capa siguiente los estilos de procesamiento de la información, la otra los estilos de interacción social y la última las preferencias institucionales. Es evidente al analizar la estructura y funcionamiento que propone este autor de los estilos de aprendizaje, que aunque realiza un intento de integración de algunos elementos externos e internos para la conformación de los estilos de aprender desde una posición personológica, no rebasa la fragmentación ni la parcialidad entre lo cognitivo y lo afectivo-motivacional al considerar que: “el corazón de la cebolla” representa solo “los estilos cognitivos” y para concluir considera que las influencias educativas resultarían efectivas en las capas exteriores y su efectividad sería nula en la medida en que se acerquen al corazón de la cebolla.

Una posición más avanzada dentro de esta tendencia es la que defienden Marton y Svensson (1979) quienes plantean que el aprendizaje se compone de tres dimensiones:
1. La conciencia que del aprendizaje tiene el estudiante. (relacionadas con estrategias metacognitivas)
2. Contenido de la materia (dado en la posibilidad de adoptar una estrategia holística, entendido por el autor como un procesamiento profundo o una estrategia atomística que supone un procesamiento superficial del aprendizaje.)
3. Demandas características del contexto ( dado en el sistema de evaluación, el estilo de enseñanza, las expectativas, las experiencias de aprendizaje previas y los tipos de materiales de aprendizaje.)

Estos autores ( Marton y Svensson unidos a Säljó) conforman el llamado grupo de Gotemburgo) y definen que los rasgos de un enfoque de aprendizaje descansan sobre todo en las intenciones mostradas por los estudiantes, así el estudiante adopta un enfoque profundo o superficial en el aprendizaje: el enfoque profundo parece tener raices en una orientación de carácter educativo intrínseco, los que lo adoptan parecen interaccionar críticamente con el contenido, relacionándolo con sus conocimientos previos y evaluando los pasas lógicos que llevan a una determinada conclusión, el enfoque superficial en cambio deriva de una orientación extrínseca y una concepción simplista del aprendizaje como es la memorización. En este enfoque el aprendizaje es visto por el estudiante como una imposición externa distante de sus intereses personales.

Casi en paralelo a estos trabajos surge el grupo de Edimburgo representado por Entwuistle (finales de los 70 y comienzo de los 80) quien establece un tercer enfoque denominado estratégico, caracterizado por un método de estudio organizado y una motivación de logro. Este enfoque pudiera ocupar un lugar intermedio entre los enfoques descritos por el grupo de Gotemburgo, sin embargo al realizar el análisis de las subescalas descritas por el autor no existen diferencias esenciales entre el enfoque estratégico y el superficial, dado en la motivación predominantemente extrínseca y el método de estudio desorganizado.

Aún cuando estas investigaciones aportan elementos teóricos de relevancia, son cuestionables los métodos de investigación empleados para arribar a los resultados por estar centrados en extensos inventarios de preguntas (106 y 64 ) items.

En esta tendencia se incluyen los estudios de David Ausubel que define y trabaja dos tipos de aprendizaje: memorístico y significativo. Muy relacionados con estos trabajos se encuentra Jerone Bruner con dos tipos de aprendizaje, por recepción y por descubrimiento, elementos que han sido retomados por múltiples investigadores hasta la actualidad.

Del análisis de estas dos tendencias se pueden hacer las siguientes valoraciones:
-Se constatan las influencias de las teorías y los enfoques más contemporáneos sobre el aprendizaje, tales como el de la psicología cognitiva, el enfoque del procesamiento de la información, los aportes en las investigaciones neurolingüísticas y neuropsicológicas, así como de la psicología de la inteligencia.
-Se constata la aplicación del Principio de la Unidad de lo Cognitivo y lo Afectivo al no contraponer las características intelectuales y motivacionales.
-De manera acertada no intentan fundamentar ningún estilo de aprendizaje ideal en detrimento de los demás, así como la importancia del contexto escolar y el papel del profesor en su determinación y perfeccionamiento.
-Cada modelo basa su análisis desde uno de los aspectos o elementos que intervienen en el desarrollo de los estilos de aprendizaje y sobre la base de ellos desarrolla su teoría. Por lo que carecen del necesario enfoque holístico y sistémico.
-Más que posiciones teóricas que intentan explicar la naturaleza de los estilos de aprendizaje, son más bien modelos funcionales de clasificación de los diferentes estilos con sus características peculiares, así como su salida metodológica para la elaboración de indicadores que permitan diagnosticarlos, de acuerdo con el criterio particular que asumen.
-El carácter personológico que poseen intrínsecamente los estilos de aprendizaje son obviados, en su intento de determinar una tipología específica.

Por ello, resulta imprescindible plantear una tercera tendencia, que se denomina PERSONOLÓGICA: la misma se erige sobre los mejores resultados de investigaciones y estudios realizados en las investigaciones anteriores que se relacionan directamente con estilos de aprendizaje, esta tendencia asume además trabajos realizados internacional y nacionalmente que no han sido concebidos para este fin pero que sirven de sustento para arribar a un enfoque personológico e integrador en el estudio de los estilos de aprendizaje. Los autores de que se habla son entre otros: S. L. Rubinstein, L.S. Vigotsky, A.N. Talízina, L. I. Bozhovich, P. Ya. Galperin, A. V. Petrovsky, A.N. Leontiev, Ana P de Quiroga, Fernando González Rey, Albertina Mitjans Martínez, Margarita Silvestre Oramas, José Zilberstein Toruncha, Alberto Labarrere Sarduy, Doris Castellanos Simons.

En esta tendencia el aprendizaje es concebido como un proceso que incluye a la personalidad toda, donde se realza el papel protagónico del estudiante en la búsqueda, la indagación reflexiva y la construcción de sus propios conocimientos acerca de la naturaleza, la sociedad y sobre sí mismo y donde los estilos y estrategias de aprendizaje son potenciados como la forma, el modo o manera en que cada sujeto organiza y significa el universo de su experiencia, de sus vivencias y acontecimientos donde se incluyen los conocimientos de la ciencia y su concepción del mundo. El estilo de aprendizaje constituye un concepto integrador dentro de la configuración de la personalidad, al ser la concreción, en la individualidad, de la estrecha relación entre las categorías personalidad y aprendizaje.

El contenido del concepto estilo de aprendizaje incluye un conjunto de fenómenos y procesos de la personalidad que incluyen a las capacidades, habilidades, la autovaloración, la autorregulación, la motivación, las particulares de la memoria y del pensamiento. Alcanza un mayor nivel de desarrollo cuando implica también a la autoconciencia, es decir, que el sujeto sea capaz de conocer e identificar por sí mismo su propio estilo de aprendizaje, lo que le permite a la persona autodeterminarse como sujeto activo del aprendizaje, estimulando un mayor autodesarrollo de la personalidad.

Su formación y desarrollo atraviesa la propia ontogenia del hombre, por lo que es relativamente estable, no es fácil de modificar de inmediato, pero si es educable como lo es la personalidad en general. El estilo de aprendizaje, como resultado de un aprendizaje anterior, está influido por las experiencias pasadas referidas a frustraciones y éxitos en el estudio, las cuales adquieren un peso decisivo en la conformación del estilo. Desde la infancia se va desarrollando, en la edad juvenil adquiere mayor nitidez y en la adultez se hace más estable, aunque no con un carácter definitivo.

En este sentido Ana P de Quiroga plantea: “esta matriz o modelo es una estructura interna compleja y contradictoria que se sustenta en una infraestructura biológica, está socialmente determinada e incluye no solo aspectos conceptuales, sino también afectivos, emocionales y esquemas de acción”. Estas consideraciones de la autora definen elementos esenciales necesarios para entender los complejos mecanismos de los estilos de aprendizaje.

El término estilo de aprendizaje como ya se había señalado, se refiere al hecho de que cuando se quiere aprender algo, cada uno utiliza su propio método o conjunto de estrategias y aunque las estrategias concretas que se utilizan varían, cada uno tiende a desarrollar preferencias globales. Que no todos aprenden igual, ni a la misma velocidad no es ninguna novedad.

En cualquier grupo en el que más de dos personas empiecen a estudiar una materia todos juntos y a partir del mismo nivel, se puede encontrar al cabo de muy poco tiempo grandes diferencias en los conocimientos de cada miembro del grupo y eso a pesar del hecho de que en apariencia todos han recibido las mismas explicaciones y hecho las mismas actividades y ejercicios. Cada miembro del grupo aprenderá de manera distinta, tendrá dudas distintas y avanzará más en unas áreas que en otras. 

Esas diferencias en el aprendizaje son el resultado de muchos factores, como por ejemplo la motivación, el bagaje cultural previo y la edad. Pero esos factores no explican porque con frecuencia alumnos con la misma motivación y de la misma edad y bagaje cultural, aprenden de distinta manera, de tal forma que, mientras a uno se le da muy bien redactar, al otro le resultan mucho más fácil los ejercicios de gramática. Esas diferencias si pueden deberse, a su distinta manera de aprender. 

El concepto de los estilos de aprendizaje está directamente relacionado con la concepción del aprendizaje como un proceso activo. Si se considera que el aprendizaje equivale a recibir información de manera pasiva lo que el alumno haga o piense no es muy importante, pero si se entiende el aprendizaje como la elaboración por parte del receptor de la información recibida parece bastante evidente que cada uno elabora y relaciona los datos recibidos en función de sus propias características. 

BIBLIOGRAFÍA:
§ Aguilera, E. (2001) Caracterización de diversos estilos de aprendizaje en estudiantes universitarios. Tesis en opción al título académico en Master en Ciencias de la Educación, IPLAC, Ciudad de La Habana (inédita).
§ Álvarez, H. (2004) Influencias de la comunicación no verbal en los estilos de enseñanza y en los estilos de aprendizaje, pp. 21-32. Revista de Educación, No. 334. España.
§ Arias, H. (1998) El problema de la anticipación en Psicología. Servicio de Publicaciones de la Universidad de Córdova, España.
§ Anónimo ¿Qué son los estilos de aprendizaje? galeon.hispavista.com/aprenderaaprender/vak/queson.htm (julio 2002).
§ Benthan, S. (2002) Psychology and Education. Routledge, New York.
§ Bincley, D. y otros Estilos de Aprendizaje. www.urbanext.uiuc.edu/succeed_sp/ 04-learningstyles-sp.html (julio 2002).
§ Blackmore, J. (1996) Pedagogy: Learning Styles. http://www.cyg.net/~jblackmo/diglib/ (Julio 2002).
§ Carretero, M. y Palacios, J. (1982) Los estilos cognitivos. Introducción al problema de las diferencias cognitivas individuales, p. 20-28. Infancia y Aprendizaje, No. 17, España.
§ Cazau, P. (2002a) Los estilos de aprendizaje. Generalidades. http://www.galeon.hispavista.com/pcazau/guia_esti01.htm (julio 2002).
§ Chevrier, J. y otros (2000) La construcción del estilo de aprendizaje. Le style d'apprentissage, Volume XXVIII Numéro 1, printemps été. Association canadienne d'éducation de langue française (ACELF). www.acelf.ca/revue/XXVIII/resums.html (julio 2002).
§ Diaz, M. Los estilos de aprendizaje y su impacto en el proceso de enseñanza-aprendizaje http://cuhwww.upr.clu.edu/~ideas/Paginas_htm_espanol/marrero.pdf (julio 2002).
§ Domínguez, L. (1995) Algunas consideraciones acerca del problema de la periodización del desarrollo psíquico. En Selección de Lecturas de Psicología Infantil y del Adolescente. Tercera Parte. Editorial Pueblo y Educación, La Habana.
§ Glosario. Curso de mejora de la calidad de la Enseñanza a Distancia. Instituto Universitario de Educación a Distancia. Universidad de Educación a Distancia, España. www.iued.uned.es/users/socrates/glosario.htm (julio 2002).
§ González Rey, F. y Mitjáns M., A. (1989) La personalidad. Su educación y desarrollo. Editorial Pueblo y Educación, La Habana.
§ Hederich, C. y Camargo, A. (2000) Estilo cognitivo en la educación. Itinerario Educativo, No. 36. Santa Fe de Bogotá.
§ Labarrere, A. (1996) Pensamiento. Análisis y autorregulación de la actividad cognoscitiva de los alumnos. Editorial Pueblo y Educación, La Habana.
§ Mills, D. W. (2002) Applying What We Know Student Learning Styles (http://www.primechoice.com/cgi- bin/adcycle/adclick.cgi?manager=adcycle.com&gid=3&cid=5&mid=10&id=586) Julio 2002.
§ Patiño, S. (2003) Las inteligencias múltiples y los estilos de aprendizaje, dos teorías complementarias p. 81-92. Itinerario educativo. -- Bogotá. -- 15, n. 42. 
§ Revilla, D. (1998) Estilos de aprendizaje. Temas de Educación. Segundo Seminario Virtual. Facultad y Departamento de Educación. Pontificia Universidad Católica del Perú. www.pucp.edu.pe/~temas/estilos.html (julio 2002).
§ Vox (1991) Diccionario General de la Lengua Española, Bibliograf, S.A., España.

Autoras: 
Eleanne Aguilera Pupo
Profesora Asistente. Máster en Ciencias de la Educación. Departamento de Educación Especial del ISP José de la Luz y Caballero, Holguín.
Correo electrónico: eleanne@isphlg.rimed.cu 

Graciela Sánchez Rodríguez
Profesora Auxiliar. Máster en Ciencias de la Educación. Departamento de Formación Pedagógica General del ISP José de la Luz y Caballero, Holguín.
Correo electrónico: gracie@isphlg.rimed.cu

Articulos relacionados:
La Educación en el siglo XXI
Resumen:
Algunas veces olvidamos que lo esencial en la educación es el ser humano que tenemos al frente, que nuestra principal misión es la de potenciar las habilidades y capacida...
Metodología de trabajos científicos
Resumen:
En este capítulo se expone la metodología del artículo científico, a saber: las partes de que consta, las clases de artículos y la manera de presentarlos. Será útil para ...
Propuesta de un Programa de Crecimiento Personal dirigido a los alumnos del 5to.Semestre de la Escuela Técnica “Germán Celis Saune” CADAFE del Municipio Libertador Estado Carabobo
Resumen:
El presente trabajo tuvo como propósito fundamental elaborar una propuesta de un programa orientado al crecimiento personal de los del 5to semestre de la Escuela Técnica ...
Pasos para elaborar una tesis de grado
Resumen:
¿Qué es una tesis? ¿para quien se escribe? ¿cómo debe estar escrita?. Algunas sugerencias prácticas. Una estructura sugerida de tesis. Aspectos preliminares. La Revisión ...
La preparación de los maestros en formación de tercer año del curso regular diurno de la Licenciatura en Educación Especial para el trabajo con la familia
Resumen:
En las condiciones contemporáneas del desarrollo social, inciden sobre la educación de la personalidad de las nuevas generaciones todo el conjunto de influencias de la so...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©