Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

Variación poblacional de la chicharrita Dilobopterus costalimai, vectora de la bacteria Xylella fastidiosa, con relación a las brotaciones de cítricos y a las características climáticas de Bella Vista

Resumen: La Clorosis Variegada de los Cítricos (CVC), es una enfermedad que afecta principalmente naranjas dulces, cuyo agente causal es la bacteria Xylella fastidiosa Wells, transmitida por insectos, “chicharritas” (Hemiptera: Cicadellidae, Cicadellinae), vectores que usualmente se encuentran sobre las ramas de plantas y se alimentan de vasos del xilema de brotes jóvenes. La chicharrita Dilobopterus costalimai Young, es una especie considerada clave en la transmisión de la enfermedad en Brasil.
3,986 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Darío Rubén Taiariol


INTRODUCCIÓN

La Clorosis Variegada de los Cítricos (CVC) es una enfermedad que afecta principalmente a plantas de naranjo dulce. Fue encontrada en Brasil en 1987 (De Negri, 1990, Rossetti et al, 1990) y la expresión de los síntomas fue asociada con la bacteria Xylella fastidiosa (Chang et al., 1993). En Argentina, fue primero detectada en Misiones (1984) (Contreras, 1992) y más tarde (1990) en Corrientes en el litoral del río Paraná y áreas centrales. Ahora la enfermedad esta expandiéndose hacia el sur de Corrientes (Diamante et al., 1999). En Brasil es considerada una de las más serias enfermedades que afecta la citricultura.
La presencia de Xylella fastidiosa en el xilema de las plantas afectadas en Brasil y en Argentina fue observada (Beretta et al, 1992) y confirmada en Francia (Chang et al., 1993) y en EE.UU. (Beretta, 1993).
Los síntomas de CVC son detectados en hojas maduras de plantas jóvenes y adultas como pequeñas manchas amarillentas en la parte superior de la hoja; en el envés, aparecen lesiones de color pardo; en estados avanzados se observan lesiones en ambos lados de la hoja, defoliación en la parte superior de la planta y reducido tamaño de fruta, que algunas veces aparece con quemaduras provocadas por el sol (Diamante et al., 1997). Los síntomas se pueden confundir con deficiencias de zinc (Fundecitrus, 1998).
La bacteria es transmitida por insectos (chicharritas) vectores (Hemiptera: Cicadellidae, Cicadellinae) (De Coll et al., 2000; Lopes, 1996; Young, 1968), que usualmente son encontradas sobre las ramas de las plantas, alimentándose de los vasos del xilema de brotes jóvenes (Milanez, 2003). Estos vectores tienen bien desarrollado una cámara de succión que les permite consumir bajo fuerte presión negativa los nutrientes del xilema (Purcell, 1989), principalmente aminoácidos y ácidos orgánicos (Andersen et al., 1989) excretando el exceso de líquido a través del ano. Como los aminoácidos se encuentran en baja concentración en el xilema, estos insectos deben ingerir grandes cantidades de líquidos (Purcell, 1989; Raven, 1993).
La temperatura es uno de los factores ambientales de mayor influencia sobre la biología de los insectos, pudiendo alterar el metabolismo, la reproducción, la longevidad y el comportamiento alimentario de las chicharritas. También la temperatura influye sobre la velocidad de desarrollo y sobrevivencia de los insectos, dentro de ciertos límites; cuanto mayor es la temperatura, mayor será la tasa de desarrollo (Haddad et al., 1984; Milanez et al., 2002). Otro factor importante son las precipitaciones, cuando éstas son abundantes puede aumentar el número de insectos atrapados (Roberto et al., 1998).
Trabajos sobre la influencia de la temperatura mostraron que el desarrollo (duración) de la fase de huevo fue inversamente proporcional al aumento de la temperatura, en la franja de 18 a 32ºC, y en el desarrollo ninfal fue inversamente proporcional al aumento de temperatura, en la franja de 20 a 25ºC, mientras que no hubo desarrollo a temperaturas constantes de 30 y 32ºC. Es probable que esto ocurra solamente en condiciones de laboratorio, donde la temperatura se mantiene constante. En la naturaleza, es perfectamente posible que los insectos vivan en regiones mas cálidas, con temperaturas que se alternan durante el día y la noche. Además las chicharritas pueden refugiarse en el interior de las copas de los árboles en las horas mas cálidas del día (Milanez et al., 2002).
Observaciones poblacionales realizadas en la región de Bella Vista, mostraron que las especies de chicharritas predominantes en las plantas cítricas fueron Dilobopterus costalimai Young, Molomea lineiceps Young y Frenquenamia spiniventris Linnavuori & De Long, 1978. La especie D. costalimai, es una especie considerada clave en la transmisión de la enfermedad en Brasil (Milanez et al., 2003), y se la encuentra también en Misiones (Remes Lenicov, 1999). Las especies del género Molomea son consideradas como potenciales vectores.
Así, las chicharritas vectoras ganan status de plaga en cultivo de las variedades de naranja dulces y el control de estos insectos pasa a ser una estrategia recomendada de manejo de CVC.
El objetivo de este estudio fue determinar los factores que ejercen influencia sobre la abundancia estacional de D. costalimai en naranja Valencia Late.
 

MATERIALES Y MÉTODOS

El ensayo se realizó en un lote experimental de evaluación de densidad de plantación y de riego de Valencia Late (Citrus sinensis L. Osbeck) sobre Lima Rangpur, plantada en agosto de 1990 en la Estación Experimental Agropecuaria INTA Bella Vista (coordenadas: 1: 28º26.913`S - 58º58.852`W; 2: 28º26.931`S - 58º58.765`W; 3: 28º27.005`S - 58º58.783`W, y 4: 28º26.987`S - 58º58.872`W.
El diseño consistía en dos bloques principales, con riego (riego por goteo, con fertirriego) y sin riego (fertilización tradicional). Cada bloque principal estaba replicado en otro, y tenía 15 tratamientos, de diferentes distancias de plantación: 4, 5, 6 y 7 m entre hileras, y 2, 3, 4 y 5 m entre plantas de la hilera (4 plantas por tratamiento). En el bloque con riego, el agua fue suministrada con nutrientes 2 veces en la semana; se aplicó una tercera vez cuando fue necesario corregir déficit de precipitaciones. En el bloque sin riego, los nutrientes se aplicaron manualmente bajo los árboles sobre la superficie del suelo, una mitad de la dosis en octubre-noviembre y la otra en marzo-abril. La dosis de fertilización fue la misma para todos los tratamientos.
La evaluación comenzó en diciembre de 2002, y se analizaron datos hasta diciembre 2005. Se colocaron al azar y distribuidas uniformemente 20 trampas pegajosas amarillas (12 x 7 cm), una por planta, por cada bloque de riego (con fertirriego y sin riego), a una altura de 1,5 m desde el suelo y en el lado Norte de la planta (Fundecitrus, 1997).
Las tarjetas eran reemplazadas por otras nuevas después de 30 días de exposición. Las tarjetas recolectadas se llevaron al laboratorio donde se procedió a la identificación y conteo de vectores atrapados, bajo microscopio estereoscópico. Las chicharritas se separaron y se mantuvieron en frascos con alcohol 70 %. Para la clasificación se utilizó el Manual Técnico de Identificación de Chicharritas de los Cítricos (Fundecitrus, 1997) y se enviaron especimenes a Rodney Cavichioli (Universidad Federal de Parana, Curitiba, Brasil) y Remes Lenicov (Museo de La Plata, Buenos Aires, Argentina) para confirmación de la especie. Las chicharritas desconocidas fueron almacenadas para futura identificación.
Se utilizaron datos climáticos de la Estación Experimental Agropecuaria INTA- Bella Vista, de precipitaciones mensuales y temperatura media mensual.
Se realizaron observaciones de brotaciones durante el período estudiado, registrándose el crecimiento de brotes en cm y el tiempo en días en que creció en cada brotación estudiada. Para ello se midieron brotes desde que tenían 0.5 a 1 cm de largo, hasta que dejó de observarse cambios en la longitud de los mismos. La medición se realizó desde la base hasta el ápice del brote. Se midieron 10 brotes una vez por semana, de 4 plantas de las densidades 7x5, 7x2, 4x4 y 4x2, de ambos bloques de riego con sus repeticiones, en total 64 plantas. Con los datos registrados se realizó el análisis de la variancia para cada longitud, días de crecimiento de brotes y porcentaje con síntomas de CVC, comparándose los distintos tratamientos por el test de rango múltiple de Duncan al 5%.

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

La chicharrita D. costalimai, fue encontrada en mayor cantidad tanto en el bloque con riego como en el sin riego desde diciembre de 2002 hasta mayo de 2003. Este período coincidió con abundantes precipitaciones (noviembre 212 mm, diciembre 329 mm y en total 1216 mm). Los promedios de temperatura mensual fueron adecuados para la chicharrita, entre 20 y 28 ºC.
En igual período en 2004/05, los picos poblacionales fueron similares aunque inferiores, tal vez debido al menor crecimiento y duración de las brotaciones (sexta: 5,43 cm y 21,75 días, y séptima: 6,2 cm y 24,21 días, ver Tabla 1) y menores precipitaciones (716 mm).
Desde junio 2003 hasta noviembre 2004 D. costalimai fue atrapada en baja cantidad (ó no atrapada como en agosto de 2003, si se compara con el período antes citado), observándose menores niveles de precipitaciones que en el período de estudio (diciembre 2002- mayo 2005) (Figura 1).
En el bloque sin riego D. costalimai no fue atrapada en junio, agosto, septiembre y octubre de 2003, coincidiendo con meses de bajas precipitaciones y menores temperaturas, donde además se produjo la segunda brotación que fue la de menor crecimiento (0,76 cm y 17,30 días, ver Tabla 1), en el bloque con riego no fue atrapada en agosto. En trabajos realizados en Brasil se encontró que cuando se producen deficiencias de agua en áreas no irrigadas usualmente hay menor producción de brotes jóvenes en las plantas y probablemente, se alteran los niveles de nutrientes y la tensión en el xilema, lo cual podría afectar la alimentación y preferencia de las chicharritas (Garcia et al., 1997).
Los insectos atrapados no alcanzaron a 0,5 por trampa por mes desde noviembre de 2003 hasta noviembre de 2004, en ambos bloques, coincidentemente con bajas precipitaciones hasta septiembre de 2004 (excepto noviembre de 2003). En diciembre de 2004, se observó un incremento de insectos en el bloque sin riego, coincidentemente con un aumento de precipitaciones en este y en los dos meses anteriores.
Con respecto a las brotaciones, se estudiaron nueve (Tabla 1). En la primera brotación estudiada (noviembre y diciembre de 2002), se registró el mayor crecimiento vegetativo y la mayor duración del crecimiento (11,66 cm y 24 días) (Tabla 1), dato clave considerando que los adultos se alimentan principalmente en las hojas nuevas y ramas tiernas (Paiva et al., 2001); se observó el mayor porcentaje de ramas con síntomas (3,83 %) en el bloque con riego y (6,80 %) en el bloque sin riego (Tabla 2). En la segunda (agosto-septiembre de 2003), tercera (diciembre de 2003 y enero de 2004), cuarta (abril-mayo de 2004) y quinta brotación (julio-agosto de 2004), se observó menor crecimiento en longitud y duración más breve que en la primera brotación, siendo la menor la segunda brotación. La tercera brotación (3,33 cm y 16,8 días) (Tabla 1) fue coincidente con la primera en la época, pero con menor crecimiento, circunstancia que pudo influir en la cantidad de insectos atrapados.
El porcentaje de brotes con síntomas de CVC disminuyó, coincidentemente con picos poblacionales menores de las chicharritas 6 meses antes. Los síntomas de CVC se manifiestan 6 meses después que una chicharrita se alimenta de los brotes. En la segunda brotación, todavía se observó un considerable porcentaje de brotes con síntomas en el bloque con riego (3,33 %, Tabla 2). En la tercera y cuarta brotación los porcentajes de brotes con síntomas fueron menores (Tabla 2), coincidentes con picos poblacionales bajos de chicharritas. En la quinta brotación se observó un aumento en el porcentaje de brotes con síntomas, 2,13 % y 2,90 % en los bloques con y sin riego, respectivamente; 6 meses antes se había observado un leve aumento en el número de chicharritas en ambos bloques.
Entre enero y marzo de 2005 se registró un ligero aumento en el número de insectos recolectados. En estos meses y en los 3 anteriores mejoraron las precipitaciones y se produjo una brotación (sexta, 5,43 cm y 21,75 días, Tabla 1) similar a la cuarta. En los meses de febrero, marzo y abril de 2005 se produjo la séptima brotación (6,20 cm y 24,21 días, Tabla 1), en abril fue observado un gran incremento de insectos recolectados y se produjeron abundantes precipitaciones (258 mm, Figura 1) y en mayo se observó el mayor número de chicharritas atrapadas, con buenas precipitaciones y promedio de temperatura adecuado (20ºC). En los meses posteriores disminuyo el número de insectos, con un aumento en diciembre de 2005, coincidente con aumento de precipitaciones y temperatura (Figura 1). Durante este último periodo se produjeron dos brotaciones, la octava brotación (junio-julio 2005) con reducida longitud de brotes y menor tiempo de crecimiento, y la novena brotación (agosto-septiembre 2005) con mayor longitud de brotes (6,18 cm) y el mayor tiempo de crecimiento de los brotes (30,21 días).
 

CONCLUSIONES

Los picos poblacionales de D. costalimai fueron coincidentes con épocas de elevadas precipitaciones y promedios de temperatura de 20 a 28ºC.
Se observaron picos poblacionales altos cuando hubo mayor crecimiento de los brotes y las brotaciones fueron prolongadas (mayor cantidad de tiempo en crecimiento: 24 días).
Los mayores picos poblacionales se registraron desde diciembre hasta mayo.
Picos poblacionales elevados determinaron mayor porcentaje de síntomas seis meses después.

AGRADECIMIENTOS

Los autores agradecen a Gustavo Cardozo, Héctor Franco, Antonio Lezcano, Ramón Monzón, Albina Pessoa y Diomede Torres por la asistencia técnica brindada.
 

BIBLIOGRAFÍA CITADA

Andersen, P. C., B. V. Brodbeck, and R. F. Mizell. 1989. Metabolism of amino acids, organic acids and sugars extracted from the xylem fluid of four host plants by Homalodisca coagulata. Entomol. Exp. Appl. 50:149-159.
Beretta, M. J., J. Contreras, R.F. Lee, C. M. Chagas, L. Marmelics, J. De Negri, and K.S. Derrick. 1992. Similarity between citrus variegated chlorosis (CVC) in Brazil and pecosita en Argentina. Summa Phytopathologica 18(1):3.
Beretta, M.J, G. Jr. Garcia, R.F. Lee, K. S. Derrick, G. Bartle, J. Tome Neto. 1993. Observation on citrus variegated chlorosis in Brazil. Proc. of the 12th Conference of the International IOCV, India. p. 291-293.
Chang, C.J., M. Garnier, L. Zreik, V. Rosseti and J.M. Bové. 1993. Culture and serological detection of the xylem-limited bacterium causing citrus variegated chlorosis and its identification as a strain of Xylella fastidiosa. Current Microbiology 27:137-142.
Contreras, J. del V. 1992. “Pecosita” ou “Falsa mancha grasienta” na Argentina. Laranja e Cía. Matão. V.31, n. 6.
De Coll, O. R.; A. M. M. Remes Lenicov, J. P. Agostini and S. Paradell. 2000. Detection of Xylella fastidiosa in Weeds and Sharpshooters in Orange Groves Affected with Citrus Variegated Chlorosis in Misiones, Argentina. 14th IOCV Conference-Insect Transmitted Procaryotes p. 216-221.
De Negri, J.D. 1990. Clorose variegada dos citros: nova anomalia afetando pomares en São Paulo e Minas Gerais. Com. Tec. n. 82, Ext. Rural, CATI, Campinas. 6 p.
Diamante A., D. Docampo, H. M. Zubrzycki and R. Haeltelman. 1997. Citrus Variegated Chlorosis in Argentina. IOCV Newsletter. Vol.14 Nº 3 p. 28.
Diamante A., H.M. Zubrzycki, D. Docampo y R. Haelterman. 1999.- Clorosis Variegada de los Cítrus. Una nueva enfermedad que afecta la citricultura comercial. Serie Mejoramiento Cítrico. Inf. Téc. N° 2.
Fundecitrus. 1997. Manual técnico de identificación de cigarrinhas dos cítros.
11 p.
Fundecitrus. 1998. Manual de convivencia com a CVC (2ª edição). 15 p.
Garcia, A. Jr., J.R.S. Lopes e M.J.G. Beretta. 1997. Population survey of leafhopper vectors of Xylella fastidiosa in citrus nurseries, in Brazil. Fruits, vol 52, 371-374.
Haddad, M.L. and J.R. Parra. 1984. Métodos para estimar os limites térmicos e a faixa ótima de desenvolvimento das diferentes fases do ciclo biológico de insetos. Piracicaba, Fundação de Estudos Agrarios Luiz de Queiroz, 12 p.
Lopes, J.R.S. 1996. Mecanismos de transmissão de Xylella fastidiosa por cigarrinhas. Laranja 17:79-92.
Milanez J.M., J.R. Parra, I.A. Custódio, D.C. Magri e C. Cera. 2002. Biología e exigências térmicas de três espécies de cigarrinhas vetoras da bacteria Xylella fastidiosa. LARANJA, Cordeirópolis, v.23, n.1, p.127-140.
Milanez J.M., J.R. Parra, I.A. Custódio, D.C. Magri, C. Cera and J. R. Lopes 2003. Feeding and survival of citrus sharpshooters (Hemiptera: Cicadellidae) on host plants. Dep.de Entomol., Fitop. e Zool. agrícola, ESALQ/Univ. De São Paulo. Brazil. Florida Entomologist 86(2), June 2003.
Paiva, P.E.B., S. R. Benvenga, e S. Gravena. 2001. Aspectos Biológicos das Cigarrinhas Acrogonia gracilis (Osborn), Dilobopterus costalimai Young e Oncometopia facialis (Signoret) (Hemiptera: Cicadellidae) em Citrus sinensis L. Osbeck. Neotropical Entomology 30(1):25-28.
Purcell, A.P. 1989. Homopteran transmission of xylem-inhabiting bacteria, pp. 243-266. In H.K. Harris (ed.), Advances in Virus Vector Research, v.6. Springer-Verlag, New York.
Raven, J.A. 1983. Phytophages of xylem and phloem: a comparison of animal and plant sap-feeders. Adv. Ecol. Res. 13:135-395.
Remes Lenicov A.M; S. Paradell; O. De Coll and J. Agostini. 1999. Cicadelinos asociados a citrus afectados por clorosis variegada de los citrus (CVC) en la República Argentina (Insecta: Homoptera: Cicadellidae). Rev. Soc. Entomol. Argent. 58(3-4):211-225.
Roberto, S.R. and P.T. Yamamoto. 1998. Flutuação populacional e controle químico de cigarrinhas em citros. LARANJA. Cordeirópolis. v. 19, n. 2, p. 269-284.
Rossetti, V., M.B. Garnier, M.J.G. Beretta, A.R.R. Teixeira, J.A. Quaggio, D. De Negri. 1990. Presénce de bactéries dans le xyléme d´oranges atteints de chorose variegée, une noevelle maladie des agrumes au Brésil. Paris: C.R.S. Acad. Sci., 345-349. (Séries, 3).
Young, D.A. 1968. Taxonomic study of the Cicadellidae (Homoptera: Cicadellidae). Part.1 287p, Proconiini. U. Nat. Mus. Bull 261, 287 p., (Bull, 261).
 

Articulos relacionados:
Evaluación de los efectos en la aplicación de ácido giberelico y etileno en la calidad del fruto de maracuyá amarillo (Pasiflora edulis sims variedad flavicarpa)
Resumen:
El maracuyá amarillo (Pasiflora Edulis Sims variedad Flavicarpa), también conocida como fruta de la pasión, debe este nombre a la semejanza encontrada por un monje españo...
Compost y Vermicompost
Resumen:
En el marco de políticas de reducción de los volúmenes de residuos así como de aprovechamiento de los residuos reutilizables, se han emprendido en nuestro país diversos p...
Borrador del perfil: Proyecto de fortalecimiento forestal comunitario (FFORCOM)
Resumen:
Promover el manejo forestal sostenible en comunidades prioritarias ubicadas dentro y fuera de áreas protegidas ubicadas en las sub-regiones VIII-2 y VIII-3 de INAB, con e...
Ecología de la producción agraria
Resumen:
Historia. Cambios. Tenencia de la tierra, observaciones. Ecosistema. Hipotecando el futuro. Comentarios sobre argentina. Estudio de un ecosistema agrario.(V)
Sistemas de Soporte a la Decisión en la agricultura
Resumen:
La agricultura es la principal actividad en la mayoría de las naciones y su importancia radica en el suministro de alimentos para la creciente población. La preocupación ...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©