Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

Características morfofuncionales de la Glándula Hipófisis

Resumen: El siguiente trabajo recoge una síntesis actualizada de las características anatómicas y del desarrollo de la glándula hipófisis. Este material se realiza con el objetivo de facilitar el estudio del tema a los estudiantes de medicina. Primero se hace una reseña de los aspectos del desarrollo más importantes de la hipófisis, le continúa una explicación de las características anatómicas e histológicas más relevantes y las afecciones congénitas y funcionales de dicha glándula.
4,305 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Dra Náyadet Mederos Ramos y Otras Autoras

ÍNDICE
Índice 
Resumen 
Introducción
Objetivos
Desarrollo
Anomalías del desarrollo y función
Bibliografía consultada.

RESUMEN
El siguiente trabajo recoge una síntesis actualizada de las características anatómicas y del desarrollo de la glándula hipófisis. Este material se realiza con el objetivo de facilitar el estudio del tema a los estudiantes de medicina. Primero se hace una reseña de los aspectos del desarrollo más importantes de la hipófisis, le continúa una explicación de las características anatómicas e histológicas más relevantes y las afecciones congénitas y funcionales de dicha glándula.

INTRODUCCIÓN
El sistema endocrino tiene gran importancia para el desarrollo fetal y para el posterior funcionamiento de las demás glándulas del organismo. Fue en 1921 que Evans y Long le atribuyeron a la adenohipófisis una función endocrina al descubrir la hormona somatotropa o del crecimiento (STH ó GH), en 1926 Zondek y Smith descubrieron la hormona gonadotropa o folículo estimulante (FSH) y la hormona gonadotropa luteinizante (LH), en 1931 Riddle y cols descubrieron la hormona galactotropa (ACTH), en 1929 Aron descubre la hormona tireotropa (TSH), la hormona melanógena (MSH) ha sido descrita en animales de inferiores y en humano.
La importancia que revela para el estudiante de medicina el conocimiento de las características morfológicas y del desarrollo de la hipófisis son de gran importancia por las funciones que realiza dicha glándula. Por esta razón nos decidimos a resumir en este material los aspectos más importantes del desarrollo y morfológicos de la hipófisis como una herramienta de trabajo para el estudiante de medicina.

OBJETIVO
Profundizar y facilitar el estudio independiente de las características anatomofuncionales y del desarrollo de la glándula hipófisis mediante el estudio de este material.

DESARROLLO
ORIGEN DE LA HIPOFISIS
La hipófisis se origina de la hoja germinativa ectodérmica, aunque se plantea que tiene doble origen ya que se desarrolla de dos esbozos independientes.
La porción cefálica de la notocorda induce la aparición de estos dos esbozos. En el techo ectodérmico del estomodeo (boca primitiva del embrión), inmediatamente por delante de la membrana bucofaríngea aparece un engrosamiento en forma de placoda llamado bolsa hipofisaria o de Ratkhe, la cual se evagina en sentido dorsal hacia el diencéfalo.

En el piso del diencéfalo se forma una evaginación por proliferación del neuroectodermo del diencéfalo llamado Infundíbulo la cual se dirige en sentido caudal hacia el estomodeo. 

4ta semana: La bolsa de Rathke o hipofisaria se proyecta en forma dorsal hacia el diencéfalo. El tallo de la bolsa de Rathke pasa entre los centros de condrificación de los cartílagos de la base del cráneo presfenoides y basisfenoides que originarán el hueso esfenoides. Esta interrelación entre el ectodermo del estomodeo y el mesénquima que formará los huesos (relación epitelio mesénquima) es necesaria para el desarrollo de la glándula.

El infundíbulo penetra en el mesodermo subyacente al crecer hacia la bolsa de Rathke (relación epitelio mesénquima). Este es invadido por fibras nerviosas procedentes de neuronas ubicadas en la región hipotalámica del diencéfalo. La luz del infundíbulo se oblitera, pero persiste una depresión del orificio en el suelo del tercer ventrículo, llamado Receso Infundíbular. 

5ta semana. La unión de la bolsa de Rathke con el epitelio de la cavidad bucal se adelgaza y esta se pone en contacto con el Infundíbulo.

6ta semana: Degenera la conexión de la bolsa de Rathke con la cavidad bucal.

IMÁGENES DEL DESARROLLO DE LA HIPÓFISIS





De la bolsa de Rathke se origina: 
Parte distal (Pars distalis). Se forma por proliferación activa de las células de la pared anterior hacia el mesénquima. Presenta células cromófobas, acidófilas y basófilas.
Parte intermedia (Pars Intermedia). Se forma de la pared posterior que no prolifera.
Parte Tuberal (Pars Tuberalis). Se forma por crecimiento de una extensión del tallo infundibular.

Del Infundíbulo se forma:
Eminencia media.
Tallo infundíbular.
Parte nerviosa (Pars nervosa). Presenta pituicitos.
En un inicio las paredes del Infundíbulo son delgadas, posteriormente el extremo distal se torna sólido por proliferación de las células del neuroepitelio, las cuales se diferencian en Pituicitos, que semejan células de sostén (Glias). Las fibras nerviosas crecen hacia la parte nerviosa desde el área hipotalámica uniéndose al tallo infundíbular.
La cápsula de la hipófisis deriva de la duramadre, esta se interpone entre la silla turca y la glándula.

Función 
Las dos porciones de la hipófisis se hacen funcionalmente activos cerca de la mitad de la vida fetal, permitiendo al feto regular su propio sistema endocrino.

Las hormonas secretadas por la Adenohipófisis funcionan a inicios del segundo trimestre, antes de esta fecha posiblemente sean las hormonas y factores de crecimientos placentarios los que estimulen el desarrollo, lo que no quiere decir que cantidades muy pequeñas de hormonas hipofisarias fetales puedan ser efectivas si en la célula blanco hay suficiente números de receptores. El sistema Porta- Hipofisario ayuda a transportar los factores liberadores del hipotálamo a la pars distal de la adenohipófisis, aumentando rápidamente entre las semanas 11 y 16 sin necesidad de pasar a la circulación general. La adenohipófisis fetal secreta las siguientes hormonas.

Adrenocorticotropa (ACTH). Se detecta en sangre fetal a las 9 semanas, se reconoce su actividad a mediados de la gestación. Se ha demostrado su efecto en el desencadenamiento del parto, pues se detecta aumento de esta hormona y del cortisol en sangre fetal preparto y estimula la secreción de algunas hormonas de la glándula suprarrenal.

Somatotropa (STH). Aparece a partir de la 9na semana aumentando rápidamente entre las semanas 11 y 16. Su concentración al final del embarazo es mayor en el plasma fetal que en el materno, aumenta ante altas concentraciones de glicemia. Su función de controlar el crecimiento corporal en el feto se ejerce en el tercer trimestre.

Tireotropa (TSH). El eje hipotálamo-hipofisario madura precozmente y a las 12 semanas se detectan concentraciones de TSH la que comienza a aumentar llegando a ser doble la concentración en el plasma fetal que en el materno. Estimula la actividad de la glándula tiroides.

Prolactina (PRL). Se detecta en sangre fetal a las 19 semanas. Otros plantean que su secreción comienza durante la segunda mitad de la gestación. Sus concentraciones aumentan a lo largo del embarazo, juega un importante papel en el metabolismo fetal y estimula el crecimiento fetal.

Folículo estimulante (FSH) y Luteotrófica (LH). El estímulo gonadal fundamental es a partir de las Hormona Gonadotropina Coriónica Humana. Se ha detectado en cultivos de hipófisis fetal de 10 a 19 semanas FSH y LH en pequeñas cantidades, sus niveles séricos en plasma fetal son muy bajos, de 15 a 150 veces menor que en plasma materno, considerándose que este estímulo selectivo preserva la gónada de un excesivo estímulo gonadotrópico. 

Melanotropa (MSH). Participa en la pigmentación de la piel.

El papel regulador del eje hipotálamo-hipofisario va siendo paulatinamente sustitutivo de la acción de las hormonas placentarias. Las curvas de niveles de una y otra hormona inducen a pensar que es a partir de las 20 semanas cuando hay una franca regulación del metabolismo por parte de las hormonas hipofisarias fetales, correspondiendo con la maduración del eje hipotálamo-hipofisario. 
La neurohipófisis comienza a funcionar junto con el hipotálamo a mediados de la vida prenatal. Los mediadores químicos secretadas por células neurosecretoras del hipotálamo son almacenadas en la neurohipófisis para ser excretados a través de dos vías: 1- A través de la sangre por el sistema porta-hipofisario.
2- A través de los cilindroejes, por lo que se acepta que también constituye una neurosecresión.

CARACTERÍSTICAS ANATÓMICAS 
La glándula pituitaria o hipófisis es un cuerpo ovoide de color gris rojizo, con alrededor de 12 mm de diámetro transversal y 8 mm de diámetro antero posterior y un peso aproximado de 500 g. Se continúa con el infundíbulo, una prolongación inferior cónica hueca del tuber cinéreum del hipotálamo. Situada dentro de la fosa hipofisaria del hueso esfenoides, cubierta por arriba por la tienda de la hipófisis o diafragma selar o de la silla turca; estructura circular de duramadre perforada en su centro por una abertura para el infundíbulo.

La hipófisis se encuentra flanqueada por los senos cavernosos y las estructuras contenidas en ellos. En la parte inferior separada del suelo de la fosa por un seno venoso que comunica con el seno circular.

La hipófisis se compone de dos partes principales con origen, estructura y función diferente: una es una prolongación descendente del diencéfalo conectada con el hipotálamo, la otra es un derivado ectodérmico del estomodeo. Se conocen respectivamente como Neurohipófisis y Adenohipófisis. Ambas incluyen partes del infundíbulo. El infundíbulo tiene un tallo infundibular central que contiene las conexiones nerviosas de la hipófisis y se continúa con la eminencia media del tuber cinereum. Así pues el término de Neurohipófisis incluye la eminencia media, el tallo infundibular y el lóbulo neural o parte posterior (pars nervosa) de la hipófisis.

La masa principal de la Adenohipófisis puede dividirse en una porción anterior o distal (pars distalis) y una parte intermedia (pars intermedia), separadas en la vida fetal y al comienzo de la vida post natal por la hendidura hipofisaria, un vestigio de la bolsa de Rathke, a partir de la cual se desarrolla y alrededor del tallo infundibular se encuentra la parte tuberal (pars tuberalis). La parte intermedia es rudimentaria, debido a que también puede encontrarse parcialmente desplazada en el lóbulo neural ha sido incluida en las partes anterior y posterior por diferentes observadores.

Neurohipófisis incluye la parte posterior (parte nerviosa, lóbulo posterior o neural) tallo infundibular y eminencia media.
Adenohipófisis incluye la parte anterior ( parte distal o glandular) la parte intermedia y la parte tuberal.

Las divisiones de la hipófisis difieren respecto a los tipos y la disposición de las células y los detalles de su vascularización e inervación.

Control de la secreción de la Adenohipófisis:
La liberación de hormonas adenohipofisaria hacia la circulación tiene lugar al parecer mediante exocitosis del contenido de las vesículas en los espacios perivasculares de los sinusoides vecinos. Estos sinusoides están tapizados por un endotelio fenestrado, lo que facilita la difusión hacia la sangre.

Una señal importante para la secreción consiste en la liberación de factores liberadores por las neuronas de la eminencia media, el núcleo infundibular y otros núcleos hipotalámicos hacia el lecho capilar superior del sistema venoso portal, que transporta dichos factores hasta la Adenohipófisis donde actúa sobre sus células endocrinas.

Estas células nerviosas son transductores neuroendocrinos que reciben señales nerviosas y hormonales y responden mediante secreción de hormonas. Algunas células secretoras de prolactina que no responden a los factores liberadores hipotalámicos sí lo hacen a citocina como el factor de necrosis tumoral alfa, quizás liberado localmente disminuyendo la tasa de liberación de prolactina. 

Las células adenohipofisarias son capaces de controlar su propio funcionamiento a través de otros factores paracrinos producidos localmente; por ejemplo se ha descubierto un sistema colinérgico en las células corticotropa, la acetil colina liberada por ellas, ejerce una acción inhibidora tónica sobre la liberación de hormona del crecimiento y prolactina. Al parecer estas señales paracrinas se encuentran bajo el control regulador de las hormonas tiroideas y glucocorticoideas.

Neurohipófisis:
Se desarrolla a partir del suelo del diencéfalo y durante los primeros estadios de la vida fetal contiene una cavidad que se continúa con el III ventrículo que persiste en algunos animales como en los gatos. Los axones procedentes de algunos grupos de neuronas hipotalámicos (núcleo supraóptico y paraventriculares) entre otros terminan en la Neurohipófisis. Algunos son cortos y acaban en la eminencia media y el tallo infundibular entre los lechos capilares superiores de la circulación venosa portal y posiblemente ejerzan control nervioso sobre la función adenohipofisaria. Los axones más largos pasan a la masa principal de la Neurohipófisis, donde forman el haz hipotálamo–hipofisario que termina cerca de los sinusoides. Las hormonas almacenadas en la parte principal de la Neurohipófisis son: la vasopresina ( ADH, hormona antidiurética) que controla la reabsorción de agua por los túbulos renales y la oxitocina que favorece la contracción del músculo liso uterino y mamario. Se han descrito sus lugares de producción en el pericarion neuronal, recorren los axones del haz y son liberadas en terminaciones nerviosas.

Las hormonas son liberadas probablemente por exocitosis desde las terminaciones con grandes vesículas densas. Es posible que la excitación o la inhibición de la liberación esté mediada por otros tipos de terminaciones o por potenciales de acción trasmitidos a lo largo del axón de la propia célula secretora.

Anomalías del desarrollo y de la función
1. Hipófisis Faríngea. Remanente del tallo de la bolsa hipofisaria (Rathke), en el techo de la membrana bucofaríngea.
2. Conducto Basifaríngeo Estrecho. Remanente del tallo de la bolsa hipofisaria en la silla turca del esfenoides.
3. Craneofaringeoma. Remanente del tallo de la bolsa hipofisaria en la faringe, en el tallo hipofisario, encima de la silla turca o en la parte posterior del esfenoides (porción basisfenoides). A veces son causas de hidrocefalia y disfunción hipofisaria, produciendo diabetes insípida y retardo del crecimiento.
4. Canal Craneofaríngeo. Es un canal vascular formado durante la osteogénesis del esfenoides y persiste como un pasaje a través del hueso esfenoides.
5. Cordoma. Es un aumento de volumen de tipo notocordal parecido a una lámina de tejido dental, que queda atrapado en el desarrollo de la evaginación adenohipofisaria. 

Al considerarse clínicamente los estados patológicos hipofisarios debe considerarse que las lesiones primarias de esta glándula pueden producir síntomas de dos maneras: mecánica y hormonalmente.

Como la hipófisis es origen de muchas hormonas tróficas las lesiones que aumentan o disminuyen la producción de las mismas producen inevitablemente efectos sobre las glándulas endocrinas que dependen de ella. Los tumores hiperfuncionales de la hipófisis provocan actividad excesiva en tiroides, suprarrenales y gónadas. A la inversa la destrucción de la Hipófisis con desaparición de hormonas tróficas se manifestará por cambios regresivos en estas glándulas.

La función hipofisaria puede ser trastornada por diversos estados patológicos que incluyen inflamaciones, infiltraciones, insuficiencia vascular y tumores.

Sea cual sea el mecanismo, los síntomas de insuficiencia hipofisaria sólo se tornan patentes cuando se ha destruido el 70 % o más del lóbulo anterior.

Síndromes clínicos adenohipofisarios:
Las lesiones de la hipófisis pueden ser asintomáticas y descubrirse accidentalmente en la necropsia.
1. Síndrome de baja talla endocrino: Hipopituitarismo:
Constituye una de las causas menos frecuentes del síndrome de baja talla y es la de más difícil diagnóstico durante la niñez. El hipopituitarismo permanece con retraso del desarrollo sexual, excepto en aquellos en que existe un déficit aislado de la hormona del crecimiento.

Los sujetos con retraso constitucional del crecimiento y desarrollo muestran una adolescencia tardía, aunque normal por lo demás. Algunos pacientes presentan lesiones de tipo orgánico como tumores o quistes que pudieran ser diagnosticados basándose en estudios radiológicos de la silla turca.

Son generalmente de talla normal al nacer y presentan un ritmo de crecimiento que ya empieza a hacerse más lento aún desde el primer año de vida. El desarrollo óseo se encuentra retrasado en un 50 % de los pacientes; este retraso de la edad ósea es siempre menor que el retraso en talla y esta disociación se acentúa más con la edad. No presentan en su habito o fascies característica especial excepto sus rasgos juveniles que lo hacen aparentar menor edad.

El llamado hipopituitarismo funcional constituye una categoría propuesta por Talbot hace años e incluye a los niños con déficit intenso de crecimiento que proceden de hogares perturbados, privados de cariño y con una historia anormal de relaciones entre padres y el niño; sufren de una insuficiencia hipofisaria de tipo transitorio. Muestran sorprendente polifagia y polidipsia, lenguaje y comportamiento inmaduro, estos problemas desaparecen cuando el niño es separado de su hogar.

La hipótesis de que la malnutrición disminuye la producción de hormona de crecimiento se ha demostrado. Efectos de la pérdida de la madre sobre la producción de hormona se han demostrado.

2. Síndrome de alta talla endocrino: Gigantismo hipofisario:
El niño produce cantidades exageradas de hormonas de crecimiento, por tanto presenta una talla alta para su edad y una tasa de crecimiento excesiva. La maduración esquelética no está acelerada y evidencia engrosamiento de la cortical, así como del crecimiento excesivo de los tejidos blandos y rasgos acromegaloides. En los casos de tumores hipofisarios este se pondrá de manifiesto en el estudio radiológico de cráneo o por pericampimetría visual.

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA
_Endocrinología de la mujer.
_Gücil R. Temas de Endocrinología infantil. En: organismo eds. 1998. 17-52.
_Hib J. Cara-Naríz-Boca. En: Interamericana.Mc Graw Hill eds. Embriología Médica. 172-194.
_Larsen W J. Development of the brain and cranial nerves. En: Churchill-Livingstone eds. Human Embryology. Hong Kong. 1997. 413-436.
_Moore KL , Persaud TVN. Sistema Nervioso. En: Mac Grau-Hill Interamericana eds. Embriología Clínica. México. 1999. 477-518.
_Moore KL, Persau T.V.N. El Sistema Nervioso. Atlas de Embriología Clínica. En: Médica Panamericana eds. España. 1996. 105-119.
_Müller F, O Rahilly R. Sistema Nervioso. En: Wiley_Liss eds. Human Embriology Teratology. Estados Unidos de América. 1996. 361-416.
_Williams P.L. Bannister L. H. Anatomía de Gray. Bases Anatómicas de la Medicina y la Cirugía. En: Harcourt Brace eds. España. 2001. 1183_1886.

Facultad de Ciencias Médicas Dr. “ Salvador Allende”

Autores: 
Dra Lidia Yamilé Mederos Ramos
Dra Diana Castillo Abreus
Dra Náyadet Mederos Ramos
Dra Liliam Barrios Herrero
Lic. Odalys Vázquez Naranjo

Abril, 2003

Articulos relacionados:
El Adulto Mayor Postrado. Caracterizacion y manejo.CMF # 52 (Dos áreas). Enero-Abril 2006.
Resumen:
El envejecimiento individual no es un fenómeno exclusivo de las sociedades modernas, ha estado presente en todas las épocas y es de interés para la filosofía, el arte y l...
Envejecimiento, género y profesión
Resumen:
l envejecimiento, o proceso normal de cambios relacionados con el paso del tiempo, se inicia con el nacimiento y continúa a lo largo de la vida. La ancianidad es la fase ...
Presión Intra abdominal y Síndrome Compartimental Abdominal en la Unidad de Cuidados Intensivos Polivalente.
Resumen:
RESUMEN
Se realizó un estudio prospectivo, descriptivo y longitudinal con 56 pacientes que presentaban riesgo de sufrir síndrome compartimental abdominal que ingresaro...
Síndrome de Angina de pecho (ppt)
Resumen:
Síndrome caracterizado por dolor paroxístico de localización retroesternal, con irradiación característica, que se desencadena con ejercicios, emociones u otros estados ...
Diabetes y embarazo. Resultados en Las Tunas. 2004
Resumen:
Se realizó un estudio epidemiológico descriptivo longitudinal y prospectivo en la maternidad del Hospital General ¨Dr. Ernesto Guevara de la Serna¨ en Las Tunas, durante...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©