Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

Valoración sobre la Personalidad Histórica de Fidel Castro

Resumen: Fidel Castro, que difícil tener que valorar las acciones de un líder como Fidel, dudo existan palabras para describirle, ni frases aún ideadas para un hombre como él.
7,037 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Oscar Couto Carballo

Fidel Castro, que difícil tener que valorar las acciones de un líder como Fidel, dudo existan palabras para describirle, ni frases aún ideadas para un hombre como él.

“Fidel, que tiene Fidel que los americanos no pueden con él”

Esta incógnita masiva que aún trasciende, unida al gran pensamiento político, internacionalista y patriota que le caracterizan hacen de Fidel una figura altamente reconocida en el mundo entero por su continua lucha contra el mayor imperio existente en la actualidad.

Una vez derrocado el dictador Fulgencio Batista, a la entrada de Fidel en la Habana en 1959, se constituyó no el final de la lucha sino el comienzo de una guerra a combatir con sangre, sudor e ideas. Pues el gobierno del norte tras su inaceptable derrota en suelo cubano, tras notar como de entre los dedos se le escapaba vencido su títere Batista, tras notar el fulgor del pueblo unido y seducido por la naciente Revolución, dedicó todos sus esfuerzos a la guerra económica, a atentar contra la vida de líderes políticos, a la guerra química y otros innombrables sucesos, que me tomaría demasiado mencionar, con el fin de destruir la Revolución. A partir del 1959 comenzó una guerra visible a los ojos de muchos, un creciente diferendo entre la pequeña Cuba y el imperio Estadounidense.

La Revolución comenzaba y tenía muchas cosas que hacer, muchas promesas que cumplir. La ley de Reforma Agraria constituyó una de esas primeras tareas que llevó a cabo la revolución, así como la alfabetización de toda Cuba y la conversión de cuarteles en escuelas. Pero en Especial la Ley de Reforma Agraria llevada a cabo en La Plata, en honor a la importante batalla librada allí, sella de irreversible los enfrentamiento entre Cuba y los Estados Unidos; y es también esta la que dio el paso que provocó que el Imperio impusiera el bloque económico a la Isla. Bloqueo que se ha ido recrudeciendo a través de los años con nuevas reformas. También producto de la ira estadounidense y de una serie de intrigas políticas llevadas a cabo por el mismo Estados Unidos, este logra que la OEA aísle a Cuba de su organización.

Sin embargo en Cuba las masas populares por aquel entonces se aferraban aún más al sentimiento revolucionario y patriota que la Revolución llevaba en sus entrañas. El pueblo unido en una concentración en la Plaza vota a favor de Fidel como Primer Ministro el 26 de julio de 1959. Con la figura de Fidel a la cabeza, y la unión y total convicción del pueblo, la Revolución no tenía frenos.

En 1962, en el mismo año del Bloqueo Total a la isla, se llega a un acuerdo militar entre Cuba y la URSS, y se transportan a Cuba una serie de armamentos con el fin de abastecer a la isla de una defensa contra su enemigo inmediato: los Estados Unidos. En Octubre del mismo año aviones Norteamericanos fotografían desde la altura a Cuba y descubren bases donde descansaban armamentos del tipo nuclear, así se da comienzo a la llamada Crisis de Octubre o Crisis de los Misiles el 27 de octubre de 1962. Con la llegada de esta noticia a la Casa Blanca y al Pentágono se crea una crisis política entre los países Estados Unidos, Cuba y la URSS. Los soviéticos alegan que si se intervenía a Cuba militarmente ellos participarían en la guerra a favor de la isla. Los Estados Unidos exigían por su parte el retiro de las Armas Nucleares de Cuba para seguridad propia. Muchos llegaron a pensar que dicha crisis desembocaría en una tercera guerra mundial, pero finalmente se concertó una reunión entre la URSS y los Estados Unidos donde se acordó que los soviéticos retirarían el armamento nuclear de Cuba y los norteamericanos no atacarían militarmente a Cuba pues de ser así la Unión Soviética intervendría. En esta reunión Cuba no fue participe de nada, ni siquiera de las decisiones tomadas en ella, una vez más se repetía la historia, como diría el Profesor Marchante: “como mismo decidieron nuestro futuro muchos años atrás entre España y Estados Unidos sin la participación de Cuba, volvía a suceder ahora entre URSS y Estados Unidos.”

Fidel ante toda esta polémica permaneció firme e incluso desafiante. En pleno discurso, después de cesada la crisis aparentemente, planteó que Cuba no quedaba indefensa, que muchas armas aún reposaban en la isla aunque no fueran de poder nuclear y que no habría fuerza foránea capaz de intervenir en Cuba sin encontrarse con un pueblo dispuesto a morir por su patria y a luchar por su verdad; ante las miradas iluminadas de muchos cubanos el líder de la Revolución en aquella ocasión terminó con estas palabras: “Patria o Muerte, Venceremos”

Realmente la llamada Crisis de los Misiles desembocó en una supuesta paz, pues aunque nunca se llegó a agredir el suelo cubano militarmente si continuo la guerra económica y demás. En una ocasión en un discurso el Comandante en Jefe dijo con estas palabras: “si hacen un bloqueo van a engrandecer a nuestra patria” algo que nunca a dejado de ser cierto pues mientras más crudo ha sido dicho bloqueo y mientras más sanguinaria ha sido la política estadounidense, más aferrado a estado el hombre cubano a la Revolución. 

Mientras Fidel seguía conquistando los corazones de miles de millones de personas sobre la tierra con su veraz valentía, los intentos de eliminarle físicamente no cesaban. Los propios asesinos que atentaron en muchas ocasiones contra su vida expusieron que “Castro parecía estar rodeado por un encantamiento especial”, cuando los intentos de asesinarle ya enumeraban los 629.

A la llegada de los años setenta Fidel y la Revolución vaticinaron la oportunidad de lograr el estatus económico que necesitaba el país para llevar a cabo todas los obras que soñaba lo Revolución por lo que la nación entera se lanzó a la zafra cañera que sería más tarde históricamente reconocida como “La Zafra de los Diez Millones”

La Revolución de pronto se vio sumergida en los planes de la zafra y el año entero se intento llegar a la cifra acordada, más una serie de tropiezos no dejaron que se llegara a su meta. Fidel ante el pueblo reunido en la Plaza anunció que no se había llegado a los diez millones, pero que la batalla no la había perdido el pueblo, sino sus líderes que no habían estado a la altura de los diez millones, el pueblo si que estuvo a la altura de los diez millones y hasta de once. Con esto se vio reflejado el carácter autocrítico de Fidel y su total devoción hacia la fuerza motriz de la Revolución: el pueblo.

En 1972 se llevó a cabo la Reforma Universitaria por Fidel, y el plan de becas y preuniversitarios en el campo le dio la oportunidad de estudio a millones de jóvenes. La figura de Fidel seguía conquistando los corazones de todas las edades, de todas las razas, de todos los géneros; se me hace imposible olvidar la voz de la señora que de entre las masas que abrazaban y vitoreaban a Fidel salió y le dijo: “Comandante, le diste educación gratuita a mis dos hijos, ya me puedo morir.”

En diciembre del año 1989 una nueva crisis abrumó al mundo: la caída del Campo Socialista Soviético. Más tarde en 1991 producto de lo anterior se desintegró totalmente la hermana Unión Soviética, esto producía para Cuba una desilusión total que solo fue opacada por las palabras del Comandante y por la total convicción de que el camino del Socialismo aún seguía siendo el correcto: 

“Socialismo es una necesidad histórica” 
Fidel Castro

Años difíciles pasaron por Cuba después de dichos hechos, pero la isla resistió decidida a tantos obstáculos se interpusieron en el camino, cinco años más tarde la carismática figura sonriente de Fidel nos felicitaba por estar aún en pie y combatiendo por una Cuba Socialista: “quien podría decir que cinco años después de la caída de la URSS Cuba estaría aún aquí: Revolucionaria, Socialista”.

Y a pesar de los advenimientos, de los obstáculos, del bloqueo, de las patrañas enemigas, Cuba aún hoy mientras tecleo estas líneas sigue en pie y revolucionaria.

La figura de Fidel siempre carismática, decidida, a veces grave, desafiante, sigue hoy en día guiando un camino que tomamos millones de personas, guiando un rumbo en la historia del mundo, guiando una Revolución que a través de los años sigue brillando. Como dije al comenzar el trabajo, dudo existan palabras dignas de valorar a Fidel, más si piden mi opinión personal mi admiración hacia su figura reside por sobre todas sus virtudes en la valentía de sus acciones.

Fidel hoy, mañana y siempre ha de ser un ejemplo de valor a seguir por cualquier y cubano y aún más, por cualquier patriota.

AUTOR:
Oscar Couto Carballo

Articulos relacionados:
Manuel Scorsa
Resumen:
Poeta y Novelista de extraordinaria vitalidad y lucidez frente a los más acuciantes problemas de nuestra sociedad.
Es uno de los más altos narradores de tendencia neor...
Winston Churchill (1874-1965) Político Inglés
Resumen:
Nació en Woodstock, condado de Oxford, el 30 de noviembre de 1874 , en el castillo de Blenheim. Hijo de lord Randolph y de Jeannete Jerome y educado por una institutriz, ...
Fernando Alonso
Resumen:
Fernando Alonso Díaz (Oviedo, 29 de julio de 1981) es un piloto español de Fórmula 1 que pertenece a la Scuderia Ferrari. Ha ganado dos veces el Campeonato Mundial de Pil...
Florencio Sánchez
Resumen:
Considerado una de las mayores figuras del teatro rioplatense, al escribir trazó pinceladas únicas sobre la vida social de principios del siglo XX. Sus obras M'hijo el do...
Alfred Joseph Hitchcock (1899 - 1980) Director de cine
Resumen:
Uno de los máximos exponentes de las tramas de suspenso en el cine y la televisión. Hitchcock nació en el seno de una familia católica dueña de una frutería. Cursó sus pr...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©