Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

Relaciones de pareja e identidad

Resumen: Se realiza en este artículo una breve exposición sobre el tema de la Identidad, viendo esta como un proceso que se gesta en el individuo y que está presente además a nivel macro y micro social. Exponemos criterios de algunos autores con respecto a este fenómeno y analizamos la relación que existe entre este tema y las relaciones de pareja, así como también las influencias de los cambios sociales sobre la misma en nuestro contexto cubano, matizando el producto identitario que se origina en el vículo amoroso.
2,196 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Miosotis Hidalgo Font

Resumen
Se realiza en este artículo una breve exposición sobre el tema de la Identidad, viendo esta como un proceso que se gesta en el individuo y que está presente además a nivel macro y micro social. Exponemos criterios de algunos autores con respecto a este fenómeno y analizamos la relación que existe entre este tema y las relaciones de pareja, así como también las influencias de los cambios sociales sobre la misma en nuestro contexto cubano, matizando el producto identitario que se origina en el vículo amoroso.

Hablar de relaciones de pareja hoy día resulta tan interesante y controvertido como la relación misma. Este vínculo tan tratado por los diferentes estudiosos del tema supera en la realidad toda la complejidad con que se le trata en la teoría. Filósofos, sociólogos, antropólogos, psicólogos, artistas entre otros han mirado desde sus puntos de vista a la relación de pareja y a uno de sus frutos más preciados: el amor.

La relación de pareja es una construcción que se enriquece o no día a día, donde se mezclan dos subjetividades formando un producto único e irrepetible como cada uno de sus miembros. Esta singularidad de cada pareja , que la identifica y diferencia, es tema interesante y promueve reflexión y por supuesto que no solo queda en el limite de la diferenciación.

Pretendemos acercarnos al tema de la identidad con relación a la pareja, dos temas amplios y complejos.

Se impone entonces hacer un breve recorrido por el basto tema de la Identidad, donde mucho se ha escrito, encontrándose referencias incluso desde la antigüedad.

Se trata el tema de la Identidad desde muchos aristas, a nivel individual, micro, y macro social y nos preocupa en primer lugar como se va gestando la misma en el individuo a través del desarrollo ontogenético y de la personalidad. Desde que el niño nace se le identifica con un nombre que lo distinguirá de otros, pero incluso desde antes y determinado por sus progenitores tiene asignado sus ropas, lugares en donde se relacionará y desarrollará e incluso como se le educará. En el plano de lo psicológico alrededor de los 3 años el niño empieza a referirse a él mismo y no en tercera persona, con el desarrollo de su conciencia hasta ese momento y con la mediación del adulto el niño es capaz de saber cuales son sus ropas, sus juguetes, su nombre, quienes son sus padres, sus parientes, sus amiguitos e incluso donde vive.

Autores como la Doctora Lescy Tejeda comenta al respecto que cuando el niño alcanza la edad de 3 años y continua durante toda la vida, especialmente durante la adolescencia, en le permanente y cada vez más consciente proceso de autovaloración y apreciación de sus cualidades y de los demás, apoyado por la orientación del adulto, además le atribuye importancia al proceso de enriquecimiento de la personalidad en las primeras etapas del desarrollo a través de instituciones como la familia, el circulo infantil, la escuela, y otras en la conformación de las cualidades que conforman el modelo propuesto por la sociedad de la cual es miembro(1). Creemos que es oportuno mencionar la importancia en la conformación de la identidad personal, la formación de la identidad de género(convicción intima de ser hombre o mujer), en lo cual intervienen diversos factores y que sin dudas influirá en los roles de genero y las expectativas sociales respecto a los mismos.(2)

Coincidimos además con las reflexiones de esta autora que plantea que cada persona en su paso por la vida y en continua relación con el mundo natural y social, y desde una posición activa asume una consciencia de si misma y una concepción sobre ella, acorde a un sistema de valores, que se inclinan hacia un conjunto de propósito a partir de sus motivaciones, sentimientos, actitudes, intereses, conocimientos y otras formaciones psicológicas, que la conducen a determinados comportamientos, lo cual comúnmente se conoce como modo de ser, por eso la imagen de si mismo en su intersección con su con su propia concepción del mundo integra la consciencia de identidad, que constituye el centro de la personalidad con la gran complejidad y originalidad que implica la combinación de múltiples rasgos psicológicos, por lo que tal diversidad genera una forma singular de apreciar la realidad y dentro de ella diseñar su propio espacio.

También en cuanto a la definición del término Identidad encontramos importante la propuesta de la Doctora Carolina de la Torre, para quien el establecimiento de identidades puede ser entendido de manera general, como una forma del proceso cognitivo de categorización que ayuda al sujeto a comprender, ordenar, regular y hacer predecible el mundo en que vive, siendo para ella categorizar: agrupar bajo un mismo nombre objetos que son de alguna forma diferentes.(3)

Para esta autora la Identidad es una necesidad cognitiva, practica y existencial, por lo tanto se refiere a poder conocernos y hacernos a nosotros a mismos (poder construir y expresar nuestra identidad individual que es social) como en lo vinculado a nuestras afiliaciones y pertenencias (poder participar con otros en la asimilación creativa, desarrollo y construcción de las identidades colectivas, que son también personales). Continua expresando que en el caso de las identidades subjetivas habría que añadir que la Identidad no solo supone que un individuo (o un grupo) es el mismo y no otro, sino sobre todo, que tiene consciencia de ser el mismo en forma relativamente coherente y continua a través de los cambios, además de que la identidad es un límite que se construye a partir de las diferencias y no solo de las semejanzas.

De todo lo anterior se desprende que conforme se va produciendo el desarrollo de la personalidad, a su vez se va produciendo un proceso de construcción de identidades: personal, familiar, y otras grupales, cultural, donde como plantea Erikson: “ se pone de manifiesto la identidad como sentimiento de pertenencia y como elemento regulador del comportamiento”.

Es preciso no dejar de detenerse en la importancia en lo relativo a lo social cultural, lo cual acuña nuestro “modo de ser “ al decir de Lescy Tejeda, y para esto continuo apoyándome en las reflexiones de Carolina de la Torre para quien la Identidad, o los procesos de Identidad, han sido y siguen siendo una necesidad para las personas y los grupos humanos, y ve esta necesidad como cognitiva y cultural(política, ideológica, económica y social) y lo cognitivo, como subjetividad al fin y al cabo construida culturalmente. Así, los propios criterios – según esta autora- , que permiten dibujar los contornos de una identidad, las fronteras ( que permiten distinguir que una cosa es ella y no otra), solo pueden ser entendidos en los propios contextos en que esos atributos han sido construidos, objetivados, definidos.

En nuestro contexto cubano observando el fenómeno desde lo más general o social hasta lo más particular personal viene ocurriendo un proceso identitario donde convendría recordar a Don Fernando Ortíz en cuanto a lo transculturado que hemos sido y que en la actualidad con los constantes cambios socioeconómicos y el desarrollo de la ciencia y la técnica, nos va dando un matiz que sin perder la esencia de nuestra cubanía va imponiendo peculiaridades a nuestra identidad.

Este tema es amplio y complejo y sobre esto - y retomo nuevamente a la Doctora Tejeda – quien afirma que “ La formación y desarrollo de la Identidad personal y su proyección social como Identidad cultural o nacional, implica el autorreconocimiento o conocimiento de un conjunto de cualidades que identifican a una persona, a un grupo o a un pueblo y le permiten reflexionar sobre su propia existencia y explicarse a si misma su concepción y sentido de la vida”.

La sociedad se presenta en su aspecto identitario como resumen de lo adquirido en tiempos pasados, mezclándose con el presente y proyectándose al futuro, matizando así a los grupos que la componen, dejando su sello en los individuos y viceversa. Sin dudas uno de los grupos más importantes en la sociedad es la familia, seno donde se forma la personalidad y la Identidad del individuo, familia que a su vez tiene identidad propia, resumen de una identidad nacional y cultural, pero que la hace distintiva e irrepetible ante otras.

La familia es poseedora de códigos emocionales o sentimientos propios, valores, costumbres y hábitos, y un sin número de elementos que en gran medida se forman en el individuo, aunque no de forma pasiva; también en ella se satisfacen parte de las necesidades del mismo. Cada familia también tiene sus propias denominaciones, así como celebraciones y ritos, heredados de la cultura o creados por ella.

En la Familia cubana de hoy se producen cambios, donde viejos modelos de autoridad y funcionamiento van quedando atrás para dar paso a otros, lo cual algunos aprovechan para afirmar que la misma esta en crisis, pero que la realidad demuestra lo contrario, pues al decir de la Doctora Patricia Arés: “ A pesar de las grandes transformaciones del mundo contemporáneo, la familia continua siendo el hábitat natural del hombre y nada apunta hacia su desaparición como grupo humano, a pesar de que surgen valores emergentes que tienden a sustituir los valores de la familia tradicional.(4)(5)

De esta forma el impacto de los cambios que se producen a nivel social y familiar, se proyectan también sobre lo que constituye la cimiento de la familia: la pareja.

Es la relación de pareja el punto de confluencia de numerosas identidades: las de las familias y parejas que le antecedieron, las propias identidades, y la de la pareja en si como vinculo. Es también el punto a partir del cual se transmiten los patrones de relación de pareja aprendidos y a partir del cual se transmitirán los patrones construidos a las parejas venideras de hijos, nietos y otros, en todo lo cual no solo tiene importancia el aprendizaje quizás por vía de la observación- imitación , sino también la narración de las crónicas de vida y que indudablemente influyen en el producto que se va formado como relación de pareja.

Anteriormente comentábamos que a nivel social se producen cambios que impactan al sistema familiar y conyugal y que dejan su huella en la formación de su identidad: la incorporación de la mujer al trabajo, el aumento de la divorcialidad y los segundos y terceros matrimonios, el uso de la anticoncepción, el encarecimiento de la vida, disminución de la natalidad, le incremento de una cultura psicológica en cuanto a la crianza de los hijos.

Ambos sistemas se denotan por una diversificación en sus tipologías al igual que no solo se habla de familias extendidas o nucleares con o sin hijos, ya se habla de familias de estructura compleja donde hijos de los matrimonios actuales conviven con los hijos de matrimonios anteriores y donde se establecen nuevas, complejas y difíciles relaciones, así también se encuentran en la realidad los matrimonios formales o los vínculos consensuales , además de parejas homosexuales solos o involucrados en la crianza de hijos.

Como se puede apreciar la pareja de hoy se distingue por la diversidad en sus formas y nuevas practicas de amor, a pesar de lo cual no deja de seguir siendo “ la opción más elegida a lo largo de toda la historia de la humanidad”.

A nuestro modo de ver el fenómeno los cambios que se producen van dejando su sello en la identidad en sentido general y en la pareja pensamos que repercuten aquellos operados en la libertad sexual y el rol de mujer y el impacto que esto ha tenido en los modelos de relación, también han influido los profundos cambios operados en los conceptos del amor y la estructura de poder en la pareja, unido a la eliminación progresiva de los sostenedores externos del matrimonio- los cuales mantenían la durabilidad de la misma a través de las dependencias económicas o prescripciones religiosas y morales- que también son causas del aumento de la divorcialidad no solo en Cuba sino a nivel mundial.(6).

La pareja hoy se va caracterizando por los cambios que se producen en cuanto a los roles sexuales y parentales y el aumento de los conflictos entre lo asignado y lo asumido con respecto a esto. A propósito la Doctora Arés afirma que en tiempos pasados lo asignado al rol de hombre, mujer, Madre, padre era asumido sin conflicto, ni culpa, con resignación o como algo natural, no asi en la actualidad, pues hay rompimiento en las asignaciones culturales que han producido cambios en las formas tradicionales de asumir los roles.

La identidad de la pareja de hoy, vislumbra sus cambios desde los modelos de la relación de pareja, donde, la libertad sexual, el derecho a la autorealización personal, la ruptura de las dependencias económocas, los cambios en los roles sexuales, han producido cambios en las formas tradicionales de relación de pareja, pasando por los modelos cerrado de relación o fusional-dependiente, heredados del amor romántico, donde se funden en uno como las dos mitades de la naranja, para pasar a otro más abierto donde exista un mayor equilibrio entre el yo y el nosotros y haya más espacio para la realización individual.

El producto intersubjetivo que emerge de la relación de pareja es en sí mismo lo que la tipifica a nivel individual y específico, y la distingue o diferencia de otras parejas. Pensamos que en esta confluencia de identidades que se produce cuando la pareja se forma, existe un reacomodamiento de lo aprendido, arraigado y asumido, pues recordando a la Doctora de la Torre, la igualdad y la diferencia, la homogeneidad y la heterogeneidad, la continuidad y la ruptura, son dimensiones básicas de las identidades. En cada momento que vive la pareja desde su formación y más aún si esta llega a constituirse familia y a través de las diferentes etapas de su ciclo vital, se van produciendo cambios que le incorporarán matices a su identidad, enrriqueciéndola o no, pero distinguiendola de otras desde lo externo y conformando una subjetividad auténtica que se legitimisa en el comportamiento para sí y para o ante los demás ,que conforman a su vez parte de otras identidades, pues el procesos de formación de identidad e identidades no es estático. Al igual que la identidad de la familia es una construcción, donde existe una representación por parte de sus miembros y una forma de autoetiquetarse por parte de estos, conformando así una Identidad colectiva, con sus respectivos sentimientos de pertenencia, también ocurre para la pareja; así en la vida cotidiana observamos expresiones que lo testifican donde al igual que muchas familias se consideran que son “ unidos” o son “ un desastre”, muchas parejas se califican como “el ying y el yang” o “el aceite y el vinagre” en las peores de las autodenominaciones.

Estas autocategorizaciones, son también parte de las representaciones que tiene la familia o la pareja sobre sí mismas y que pensamos son resultado de reflexiones por parte de estos sobre sí mismos como grupo o pareja y que conforman según creemos parte de la conciencia de Identidad.

Al formarse la pareja se enriquece el número de relaciones de los miembros; así cada uno entra en contacto con familias, amigos, vecinos, grupos de estudios o laborales de la pareja, los cuales pueden pertenecer a otra parte de la localidad, otra parte del país u otro país y es entonces que consciente o inconscientemente se van produciendo las asimilaciones correspondientes que van modificando o arraigando hábitos, costumbres, tradiciones, etc. y que la pareja va incorporando para conformar su propio estilo de vida. Todo esto nos reafirma lo que decíamos antes acerca de que la pareja es el punto de confluencia de varias identidades.

Es oportuno comentar el hecho de que al igual que en el ámbito clínico en ocaciones se nos presentan individuos con crisis existenciales, que han perdido sus objetivos en la vida, que se presentan confusos acerca de lo que quieren, lo que buscan y quienes son, y que sin dudas presentan crisis de identidad, también encontramos parejas en la practica asistencial, que comienzan a disfuncionar y en cuyo centro de su crisis gravita – y así lo vemos- un deterioro de la representación del vínculo amoroso y aflora en estos un cuestionamiento o duda que se presenta en sus argumentos con expresiones como “ qué nos pasó”, “ cómo nos pudo suceder esto”, “ quien es esta persona que creí conocer” o “ esta no es la persona que lleva conmigo tantos años”.

No se puede pasar por alto en este tema además el hecho de que la relación de pareja en su unidad esta atravezada por el fenómeno del género, el cual está siempre permeando la misma y la representación que de dicha relación tengan sus miembros. En la confluencia de identidades individuales que se produce en la relación de pareja esta implícita la identidad de género ,desde la cual funcionan los miembros de dicha relación en este vinculo.

Definitivamente Identidad es todo, es el color de la piel, la forma de vestir, hablar, pensar y pensarse. Coincidimos con otros autores y vemos con acierto el tema de la Identidad desde lo teórico y lo práctico como el proceso en el cual es de suma importancia la relación dialéctica que se produce entre lo cognitivo ,lo afectivo y lo comportamental, y que interviene en la regulación de este comportamiento y por tanto es punto esencial en la personalidad.

Entonces estudiar y reflexionar sobre el tema de la Identidad y las relaciones de pareja es interesante y convendría prestarle atención, sobre todo en estos momentos, donde la crisis en los valores, la aparición de enfermedades asociadas al sexo como el SIDA, los acelerados cambios sociales entre otros factores amenazan con sacudir la relación de pareja.

Bibliografía
1- Tejeda del Prado, L. Identidad y crecimiento humano.Gente nueva. La Habana, 1999.
2- Masters William H, Johnson Virginia E, kolodny Robert C.La sexualidad humana. Editorial Científico Técnica.La Habana.1987.
3- De la Torre Molina C.Las identidades:una mirada desde la Psicología. Centro de Investigaciones y desarrollo de la cultura. La Habana,2001.
4- Arés Muzio, P. Mi familia es así.Ciencias Sociales.La Habana, 1990.
5-Colectivo de autores. Selección de lecturas de Psicologia de las edades y la familia.Editorial Félix Varela.La Habana, 2003.
6- Enciclopedia de la Sexualidad Oceano, 2002
7- Colectivo de autores. La familia desde las Ciencias Sociales.La Habana,2004.

Autor:
Miosotis Hidalgo Font.
Profesor Instructor.Dpto Psicología.
Universidad de Holguín “Oscar Lucero Moya”.
e-mail: mhidalgo@fh.uho.edu.cu

Articulos relacionados:
La ciencia y la interdisciplinariedad
Resumen:
Es hoy irrebatible el hecho de que la humanidad vive el período histórico de la gran Revolución Científico acompañada de profundos cambios en Técnica, la esfera de la pro...
Capacitación de las comunidades para la gestión integrada de las zonas costeras. Contradicciones, realidades y retos
Resumen:
Enfrentar la problemática de la capacitación ambiental desde la comunidad es hoy en día un reto, ya que estamos llamados a reelaborar nuestra interpretación teórica de...
Gestión pública y participación ciudadana en áreas de crecimiento desigual. Sector V. San Fdo. del valle de Catamarca
Resumen:
Si bien el Proyecto de Investigación al que pertenece este análisis se acota al ámbito local, surge a través de la indagación teórica de los textos profundamente examinad...
Accidentes en las edades pediátricas, problema social de la ciencia
Resumen:
La Pediatría es rama de la medicina que atiende y trata las enfermedades de la infancia y el estudio del crecimiento normal. La pediatría se convirtió en especialidad en ...
Diferencias legitimadas. Género y relaciones de poder en la pareja conyugal
Resumen:
Este trabajo analiza las relaciones de poder establecidas en los vínculos familiares desde una perspectiva de género. Esta perspectiva permite visualizar conductas de so...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©